Connect with us

Justicia

Una jueza que no investiga el curreo de los Macri

Publicado

on

Una situación insólita atraviesa al expediente concursal sobre el Correo Argentino, de la familia Macri, que le debe al Estado 4000 millones de pesos. A pesar de la orden de la Cámara Comercial, la jueza de primera instancia, Marta Cirulli, se niega a avanzar en la investigación de maniobras de vaciamiento denunciadas por la fiscal de Cámara Gabriela Boquín. El tribunal de alzada había respaldado el pedido de la fiscalía para profundizar medidas de prueba sobre retiros de fondos en favor de las empresas controlantes de Correo, SOCMA y SIDECO, que son pilares del Grupo Macri, y sobre investigación más reciente que mostró el desvío de al menos 35 millones de pesos hacia estudios de abogados, consultoras y agencias de publicidad, algunos vinculados al gobierno actual. Correo es una empresa declarada inactiva, por lo que no tendrían explicación semejantes movimientos de dinero.

El viernes último, apenas recibió el expediente de la Cámara Comercial, la jueza Cirulli firmó una resolución –a la que accedió Página/12— en la que dice que no hay nada nuevo en lo planteado por Boquín ni las camaristas (María Lilia Gómez de Díaz Cordero y Matilde Ballerini) y que no ve la necesidad de impulsar nuevas medidas. La postura coincide con los planteos del Correo, que incluso a fines de abril se volvió a negar a que sean revisados los libros contables de SOCMA y SIDECO, y presentó un recurso para pedirle a la Corte Suprema que impida esa pesquisa. Lo cierto es que a dos años de la primera denuncia de Boquín sobre vaciamiento, en primera instancia no se tomó ni una sola medida de prueba.

En una decisión de la Cámara del 25 de abril la Cámara dejó en claro que había gran cantidad de hechos nuevos por investigar. Eso fue después de la última denuncia de Boquín que mostraba pagos injustificados por ejemplo a los estudios del actual diputado de Cambiemos Pablo Tonelli (con pagos de casi 4,5 millones de pesos), el de Pablo Clusellas, secretario legal y técnico de la presidencia (que tuvo pagos por 150.000 pesos), el de Jaime Kleidermacher, abogado histórico de los Macri, que recibió 9,6 millones de pesos, y el de Jaime Cibils Robirosa, actual titular de Correo, que cobró honorarios anticipados por 722.000 pesos. Actuaban asesorando en el concurso de acreedores del Correo, con pagos por sobre los límites establecidos por la ley de concursos y quiebras. Hay que tener en cuenta que son operaciones de los años 2004 a 2007, por lo cual las cifras tenían mucho más valor que hoy.

Otra de las situaciones que denunció Boquín muestran que miembros del os estudios a su vez eran apoderados de acreedores del Correo, en nombre de los cuales votaban y así como se logró aval al acuerdo que se hizo en 2016, que quedó abortado, después que la fiscalía mostró que licuaba prácticamente la totalidad de la deuda. Lo habían firmado representantes del Gobierno de Macri y del Correo. Del estudio Kleidermacher, por caso, Sebastián Lebenglik figura como apoderado de 19 acreedores. Lo mismo pasaba con otros dos miembros del estudio, en cuyo domicilio a la vez se constituyeron sociedad que recibieron pagos de Correo (Supergol SA y Be Good SA). Junto con otras empresas, también vinculadas a la misma trama de nombres, recibieron cera e 7 millones de pesos de Correo. El estudio de Tonelli, a la vez, tenía entre sus miembros a directores de Correo: Pablo Sarín, que sigue en funciones, y Margarita Conti. Otra parte del equipo representaba a 55 acreedores.

En su momento Boquín también pidió investigar el papel del actual secretario de Modernización, Andrés Ibarra, que fue director de Correo y ahora toma decisiones sobre el tema. También le apuntó al procurador Bernardo Saravia Frías.

Las denuncias previas hablaba de retiros de fondos de las cuentas del concurso del Correo, con anuencia de la jueza Cirulli, por 10 millones de pesos justo antes de que se firmara el acuerdo por la deuda, durante el gobierno de Mauricio Macri. Luego se detectó la compra de acciones de la empresa Neficor para un negocio automotriz, que no le dio rédito alguno al Correo.

La jueza Cirulli es una de las denunciadas en Comodoro Py, por maniobras dilatorias en favor de la empresa, durante años. Su negativa a profundizar la investigación sobre vaciamiento es llamativa y beneficia al Correo, pero es una situación atípica, ya que existe una disposición de la Cámara que estaría pasando por alto.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Justicia

Bonadio dio por cerrada parte de la investigación de la causa de los cuadernos

Publicado

on

Por

El juez federal dio por agotada la investigación de cinco casos de presunto cohecho que estaban enmarcados en la causa de los cuadernos.

El juez federal Claudio Bonadio dio por agotada la investigación de cinco casos de presunto cohecho que estaban enmarcados en la causa de los cuadernos.

La decisión tiene como objeto encaminar la causa contra la ex presidente Cristina Kirchner por el supuesto pago de coimas en la obra pública entre el 21 y el 23 de julio de 2010.

La causa de los cuadernos está construida sobre las anotaciones de Oscar Centeno, el chofer del ex funcionario del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, y ya está en trámite para ser elevada a juicio oral.

Los cinco casos de presunto cohecho tienen como imputados a Baratta, a la ex presidenta, al ex director de Energías Renovables del Ministerio de Planificación, Fabián García Ramón, y a los empresarios Gerardo Ferreyra, Osvaldo Acosta, Jorge Neira y César De Goycoechea.

La causa se inició a partir de la confesión de Centeno, quien fue aceptado por el fiscal federal Carlos Stornelli como imputado colaborador (el primer “arrepentido”) en la causa que investiga una supuesta red de pago y cobro de coimas.

Tal como consta en la causa, el dinero habría sido recibido por Baratta y por el secretario privado de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz, quienes a su vez la habrían entregado en efectivo en la quinta de Olivos o en el departamento de los Kirchner en Recoleta.

Hace algunos días la ex mandataria pidió que la causa fuera enviada a juicio oral con críticas a Bonadio por la investigación en la que está procesada como jefa de una organización ilícita.

(Visited 3 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Justicia

El abogado de la familia de Débora Pérez Volpin apelará la absolución de la anestesista

Publicado

on

Por

Diego Pirota aseguró que recurrirá la absolución de Nélida Puente y también el plazo de inhabilitación para el endoscopista Diego Bialonkier. “No debe ejercer más la medicina”, aseguró.

El abogado de la familia de la periodista Débora Pérez Volpin, fallecida el 6 de febrero de 2018 mientras le realizaban una endoscopía en el Sanatorio La Trinidad de Palermo, apelará la semana próxima la absolución de la anestesista Nélida Puente y la pena fijada para el endoscopista Diego Bialolenkier, una vez que analice los fundamentos del fallo que serán difundidos este viernes.

“Vamos a recurrir la absolución de Puente porque entendemos que, si bien no tiene la misma responsabilidad que Bialolenkier, ella también es responsable. Así lo entendimos nosotros y también la fiscal”, aseveró el abogado Diego Pirota en declaraciones a la agencia Télam.

Además, detalló que otro de los aspectos de la sentencia que apelará será el plazo de inhabilitación para ejercer la profesión que se le impuso al endoscopista, fijado por el Tribunal en siete años y medio, dado que la familia de la periodista entiende que Bialolenkier “no debe ejercer más la medicina”.

El viernes último, el Tribunal condenó por “homicidio culposo” al endoscopista Bialolenkier a tres años de prisión condicional y siete años y medio de inhabilitación y absolvió a la anestesista Puente.

Tal como había adelantado a la prensa cuando todavía se desarrollaba el juicio, el abogado de la familia de la periodista y legisladora porteña Pérez Volpin tiene decidido también querellar criminalmente a las autoridades de Galeno, empresa dueña del Sanatorio La Trinidad, por los presuntos delitos de “encubrimiento” y “falso testimonio”.

En el veredicto dado a conocer el viernes último, en la octava y última jornada del juicio, el juez Anzoátegui habilitó extraer los testimonios de la instrumentista Miriam Frías, el endoscopista Sebastián Cechi, el director médico de La Trinidad de Palermo, Roberto Martignano, y el director general de Galeno, Eduardo Cavallo, quienes podrían ser investigados por presunto falso testimonio

(Visited 5 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Afip

Echegaray responsabilizó a Abad por haber impedido el cobro de la deuda de Oil Combustibles

Publicado

on

Por

El ex titular de la AFIP señaló que luego de la pericia de la Corte se demostraba que a diciembre de 2015, los planes de pago estaban al día y que fue su sucesor quien empujó a la quiebra a la petrolera.

Durante el juicio oral por la causa “Oil Combustibles” el ex titular de la AFIP Ricardo Echegaraypuntualizó que fue su sucesor, Alberto Abad quien, según detallaron los expertos en su informe, generó el contexto para que cayeran todos los planes de con los que había refinanciado su deuda por el Impuesto a la Transferencia de Combustibles.

Según el periodista de Ámbito FinancieroGabriel Morini, el ex AFIP dejó una serie de mensajes políticos y técnicos en su declaración que incluyeron la mención a varias empresas o personas que habían recibido idéntico beneficio por los planes del Artículo 32, entre las que estaban desde la constructora del primo de Mauricio Macri, IECSA, hasta el propio Consejo de la Magistratura, encargado de administrar el dinero del Poder Judicial.

Me jodieron la vida. Soy un muerto civil”, se definió el ex administrador quien reconoció que él mismo se financió recientemente con un plan de facilidades de la AFIP sobre el pago de IVA que debía afrontar.

La anécdota tuvo otro dardo teledirigido: acusar al abogado (externo) Ricardo Gil Lavedra –quien dirigió la estrategia jurídica de la gestión Abad en el caso Oil- y al fiscal Gerardo Pollicita de haber ignorado en su acusación una serie de elementos de funcionamiento interno de la AFIP que impedirían considerar el otorgamiento de planes de pago un delito, como es el eje del debate oral y de la causa que instruyó el juez Julián Ercolini.

Me adjudicaron la autoría, no de un delito que no pueden probar, sino que no existe”, lanzó. “Soy blanco de una persecución política con ropaje judicial”, subrayó, al apuntar que quizás el objetivo final de la “serie de disparates jurídicos y técnicos” que tiene la causa podría haber sido “arrebatarles las empresas” a Cristóbal López y Fabián De Sousa.

Para Echegaray se ignoraron auditorías hechas por su gestión donde no se mostraron objeciones al procedimiento interno para autorizar planes de pago; se desconoció que desde hace años no se les exige a las empresas que presenten documentación para acreditar una situación económica o financiera que les impida pagar con normalidad porque esos datos ya se encuentran en las bases informáticas de AFIP; y que hubo una cadena de 8 escalones previos de funcionarios de carrera que convalidaron el procedimiento para Oil –pero están siendo investigados en un proceso aparte que desmembró la causa madre-, en especial de su ex mano derecha Guillermo Mitchell (hoy asesor de Miguel Pichetto) quien dio el último visto bueno a los planes.

Pero en las falencias técnicas sobre la investigación, Echegaray apuntó a un asunto clave para desentrañar en el juicio: por su naturaleza, el “destinatario del impuesto” ITC era Oil Combustibles –no los consumidores de nafta a quienes se le traslada o no ese costo- por lo que como un impuesto indirecto (similar al IVA) podía ser susceptible de ser financiado a través de planes porque no es una percepción ni una retención, algo que la querella rechaza. “¿Qué le sirve a la AFIP, cobrar en plan de pagos o no cobrar? ¿Quién le cobró más, nuestra gestión o la que la liquidó (a Oil)?”, se preguntó en base a la pericia. Esas preguntas fueron fue para Abad. “¿Por qué no está Abad acá si también le dio planes generales al Grupo Indalo?”, inquirió.

La AFIP ya afila su estrategia de intentar esquivar la pericia y sus conclusiones para sostener que lo importante no era el monto de la deuda de la empresa de Cristóbal López y Fabián De Sousa a 2015, sino que hubo irregularidad en los planes. Por lo pronto tiene que resolver un problema que ayer generó cruces: el mandato del abogado Alejandro Carrió para representar a la parte acusatoria, con una contratación directa para continuar la labor de Gil Lavedra. La AFIP tiene algunas restricciones para contratar externos ya que cuenta con un cuerpo de más de mil abogados. El requisito es que no representen “intereses contrapuestos”. Carrió es abogado de Alfonso Prat Gay en un juicio paralelo en el que se acusa a Echegaray como ex titular de la AFIP. Cuando se insinuó el tema en la audiencia, hubo protestas. La cuestión del mandato seguirá rodeada de controversia.

Echegaray pidió puntualmente que se incorpore la nota que la mayor parte de jerárquicos de la AFIP le dirigió a Leandro Cuccioli quejándose de que estaban siendo judicializados por haber cumplido con sus funciones con Oil como caso emblemático. Deslizó varios nombres como el del intendente Mestre con quien se reunió para otorgarle un artículo 32 a la Municipalidad de Córdoba. Dijo que con López y De Sousa apenas se había saludado alguna vez. Y mencionó a IECSA. Pareció jugar al misterio sobre si hubo un pedido de un dirigente político para que la constructora de Ángelo Calcaterra acceda. Prometió más nombres propios.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas