Connect with us

Salud

Se triplicaron los casos de sífilis en el país: menos temor al sida, sexo sin compromiso y drogas recreativas

Publicado

on

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual producida por una bacteria (Treponema Pallidum), que se transmite por relaciones sexuales (vaginales, anales u orales) sin preservativo con una persona infectada. También existe lo que se denomina transmisión vertical, que es la que ocurre de madre a hijo durante la gestación.

“Se trata de una enfermedad que tiene cura pero está en aumento desde 2013. Vemos que bajaron los casos de sida pero aumentaron los de sífilis, y eso quiere decir que la gente no se cuida”, dijo a Télam el infectólogo Jorge Lattner.

Lattner, quien trabaja en infectología perinatal desde 2000 y como pediatra desde 1986, explicó que el aumento tiene varias causas.

 Hay costumbres distintas que fueron apareciendo en los últimos cinco o seis años y hacen que los jóvenes tengan un sexo mucho más libre y con menos compromiso

“Hay un conjunto de situaciones que están haciendo que los casos aumenten: por un lado, la disminución de la tasa de infecciones por HIV que venimos viendo en los últimos años, ya sea porque hay diagnósticos precoces o por los tratamientos de alta eficiencia de la actualidad, que hacen que la gente se asuste mucho menos y empiece a no cuidarse“, aseguró el médico del Sanatorio Otamendi.

Por otro lado, “hay costumbres distintas que fueron apareciendo en los últimos cinco o seis años y hacen que los jóvenes tengan un sexo mucho más libre y con menos compromiso, y a eso hay que sumarle también el hecho de que hay drogas recreativas que se usan en las previas o en reuniones donde la gente baja las inhibiciones y tiene sexo”, puntualizó el especialista, quien también trabaja en el hospital Fernández.

La sífilis se diagnostica a partir de un análisis de sangre (Shutterstock)

La sífilis se diagnostica a partir de un análisis de sangre (Shutterstock)

Se diagnostica a partir de un análisis de sangre y se trata con un antibiótico (penicilina). Los síntomas aparecen 20 días después de que la bacteria entre al organismo y presenta varios estadios. “La sífilis primaria se diagnostica por la presencia del chancro -o llaga- que se puede ubicar en el pene, ano, vagina o boca. Es importante puntualizar que el chancro no duele, de ahí que en algunas ubicaciones puede pasar inadvertido. En la sífilis secundaria aparecen lesiones en la piel que ocupan todo el cuerpo y que son contagiosas, al igual que el chancro”. Así lo explicó a Infobae el médico infectólogo Javier Altclas (MN 61105), quien insistió: “Si no se trata en estos estadios mencionados, pasa a otros llamados latentes tempranos y tardíos, al continuar la enfermedad sin tratamiento luego de un tiempo prolongado, que pueden ser varios años, aparece la sífilis terciaria, que en este estadio presenta complicaciones graves”.

Sobre el aumento de casos, el director médico de IPTEI médica -investigación, prevención y tratamiento de las enfermedades infecciosas- destacó que “el registro de la situación nacional en los años 2017 y 2018 muestra que las tasas de sífilis en varones superan a las de mujeres“, al tiempo que resaltó: “Sin lugar a dudas se está registrando un aumento significativo en los casos de sífilis en todos los estadios descritos. Es importante destacar que si bien la sífilis es una enfermedad de denuncia obligatoria, en pocos centros asistenciales y consultorios se denuncia y esto genera un subregistro muy importante”.

 Si bien la sífilis es una enfermedad de denuncia obligatoria, en pocos centros asistenciales y consultorios se denuncia y esto genera un subregistro muy importante

“El fenómeno se podría adjudicar a la falta de educación sexual en forma sostenida y al concepto erróneo sobre que el preservativo debe usarse solo para evitar el embarazo”, sostuvo el experto, quien enfatizó que “no debe estimularse el uso de preservativo únicamente durante el Día mundial del Sida, si no ser un tema a tratar sin tabúes y explicando que con esta medida simple se evitan esta y otras enfermedades de transmisión sexual tales como hepatitis B, gonorrea y otras”.

El médico clínico Esteban Chilelli señaló que “en 2011 había unos 4.000 casos de sífilis, mientras que en 2017 hubo 11.700”.

“Hay varias causas: el poco uso del preservativo, tener múltiples parejas o sexo casual y el uso de drogas, que hacen que se tenga menos control”, coincidió el profesional en diálogo con Télam, y precisó que la población joven es la más afectada.

La bacteria Treponema Pallidum se transmite por relaciones sexuales sin preservativo y de madre a hijo durante la gestación (Shutterstock)

La bacteria Treponema Pallidum se transmite por relaciones sexuales sin preservativo y de madre a hijo durante la gestación (Shutterstock)

Según datos del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, la tasa de casos de sífilis reportados en varones y mujeres jóvenes y adultos se triplicó entre 2013 y 2017, ya que pasó de 11,7 a 35,2 por cada 100 mil habitantes.

Asimismo, la proporción de positividad en las pruebas de rutina que se realizan a embarazadas pasó del 2% al 3,2% en el mismo lapso.

“Según las mediciones, en 2018 tuvimos una tasa de 50,3 por 100 mil habitantes, y la mayoría de los casos se dieron en población de 15 a 24 años“, precisó a Télam Claudia Rodríguez, directora de Sida, ETS, Hepatitis y Tuberculosis de la Secretaría de Gobierno de Salud.

La funcionaria aseguró que el tratamiento de la enfermedad es “fácil, accesible y gratuito”.

 La sífilis es de carácter sistémico, curable y exclusiva del ser humano

Puede causar complicaciones a largo plazo o la muerte si no se trata de manera adecuada y se contrae por contacto directo con una llaga de sífilis en relaciones sexuales anales, vaginales u orales. Las llagas se pueden encontrar en el pene, la vagina, el ano, el recto o los labios y la boca.

La Secretaría de Salud de la Nación afirmó que “también puede propagarse de una madre infectada a su bebé en gestación”. Y que otra de las tasas que aumenta año a año es la de sífilis congénita.

“En el período 2013-2017 la tasa a nivel nacional muestra un ascenso año a año. Mientras que en 2013 era de 1 caso cada 1.000 nacidos vivos, en 2017 había trepado casi a 1,7”, detalla el boletín epidemiológico sobre VIH, Sida y ETS publicado en diciembre de 2018.

La falta de uso -o el mal uso- del preservativo trae como consecuencia el regreso de enfermedades que se creían controladas (Shutterstock)

La falta de uso -o el mal uso- del preservativo trae como consecuencia el regreso de enfermedades que se creían controladas (Shutterstock)

“Hace muchos años que hago infectología, pero en los últimos dos vi una cantidad de sífilis congénita muy importante, con bebés que han muerto intraútero y otros que son tratados cuando nacen”, retomó Lattner.

El médico infectólogo Gustavo Cañete (MP 220769) forma parte del staff del Hospital Iriarte de Quilmes y consultado por Infobae confirmó que “desde hace unos años aumentó francamente el número de casos de sífilis”. “Sobre todo en embarazadas se observa un incremento importante cuando hacemos a las mujeres los controles para detectar enfermedades que podrían transmitir al bebé”, aseguró, y subrayó que intentan tratarlas “para evitar sífilis congénita”.

Y tras aclarar que “no se trata solo de una enfermedad de pobres”, Lattner remató: “Trabajo en el Otamendi hace casi 10 años y en los últimos dos también vimos un aumento de sífilis congénita, cosa que antes no ocurría y ahora sí. En el Fernández estamos poniendo de 10 a 15 penicilinas por día, y eso tampoco pasó nunca“.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Salud

Problemas financieros, provisión limitada y dificultades con los trámites de aduana: Otra vez la falta de vacunas

Publicado

on

Por

La preocupación por la falta de vacunas para garantizar la cobertura sanitaria en todo el país sigue estando a la orden del día. En las últimas horas se conoció un documento de la última reunión de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn) en donde el propio secretario del organismo, Cristian Biscayart, reconocía los problemas que existieron con el abastecimiento y la distribución de las vacunas que forman parte del plan obligatorio de vacunación. Ante la difusión del acta, el funcionario reconoció que existieron tales irregularidades pero buscó llevar tranquilidad y aseguró sólo persisten los problemas con la vacuna contra el meningococo.

El acta difundida responde a la reunión del CoNaIn citada el 9 de abril. Allí, frente a la preocupación de la Sociedad Argentina de Pediatría por la falta de insumos, Biscayart, quien además es director del área de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, admitió que existían una serie de factores que afectaban el suministro de vacunas.

Los factores señalados por el funcionario fueron: “problemas financieros, circuitos de compra complejos, provisión limitada y dificultades con los trámites de aduana, entre otros”. La misma explicación que brindó la Secretaría de Salud el año pasado, cuando 23 jefes de programas de vacunación de todos el país denunciaron el faltante.

Este año la advertencia por la situación irregular en la provisión de las vacunas la hizo también la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE), que advirtió que el exministerio de Salud no estaba cumpliendo con la entrega de vacunas incluidas en el calendario obligatorio, lo que podría significar un riesgo en la cobertura sanitaria de la población.

En el acta de la reunión del 9 de abril, que se conoció recién ahora, quedaron plasmadas también las preocupaciones de los expertos por la “falta de transparencia” en la información, “sumada a la discontinuidad en la entrega”, elementos que provocan “pérdida de credibilidad y genera decenas de miles de oportunidades perdidas de vacunación”.

Entre las vacunas que se declaraban con faltantes se encontrarían las que se aplican contra la difteria y el tétanos (dTpa), la meningitis (cmeningocócica) y la poliomielitis (Sabin), entre otras. En esa misma reunión, los representantes del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) solicitaron información por escrito acerca de la adquisición y provisión de vacunas para poder transmitirlas a las autoridades provinciales.

“Lo venimos diciendo hace mucho tiempo. La Comisión Nacional de Inmunizaciones lo reconoce: faltan vacunas, muchos niños están quedando con esquemas incompletos”, compartió el médico sanitarista y exministro de Salud, Daniel Gollán.

En el mismo sentido opinó el médico sanitarista y vicepresidente de la fundación Soberanía Sanitaria, Federico Kaski. Según él, lo afirmado por Biscayart, que quedó plasmado en el documento, refuerza lo que vienen denunciando desde la fundación en los últimos años ante cada caso de faltantes que dan a conocer. “Justamente reconocen que lo que dicen y presentan como un error o una casualidad en realidad responde a toda la política pública de inmunizaciones de este gobierno, que viene generando faltantes de vacunas en distintos lugares del país”, puntualizó.

Para Kaski, los problemas de abastecimiento hacen que sea imposible “garantizar el derecho de inmunizar a la población”. “Cuando una familia va al centro de salud, sobre todo en una región poco accesible, y falta alguna dosis, lo que tenemos es una oportunidad perdida en cuanto a la vacunación. Posiblemente esa familia no vuelva”, aclaró el médico.

 

“Ellos lo llaman errores o problemas de abastecimiento pero a esta altura es raro. Uno puede entender los errores en el primer año de gestión porque no conocen los procedimientos administrativos pero después de tres años ya no son errores… Habla de un nivel de ineficiencia y de irresponsabilidad muy grande”, finalizó Kaski.

Gollán remarcó que el acta dejó en evidencia “lo que el Gobierno está tapando”. “La Comisión siempre es muy moderada pero están desbordados por la cantidad de denuncias de faltantes de vacunas y de otros materiales como los descartables. La dosis no están llegando en tiempo y forma”, agregó el exfuncionario.

La mayor sospecha del exministro de Salud es que los problemas en la distribución y el abastecimiento de las vacunas sea la puerta de entrada a la descentralización del programa, algo que perjudicaría seriamente en la compra de las dosis.

 

“Están reduciendo cada vez más las responsabilidades de los programas nacionales. Al no financiarlas las obliga a las provincias a salir a comprar y es un problema porque no todos los distritos tienen los recursos”, agregó el médico sanitarista. El problema con esto último, según Gollán, es que de esta forma las provincias pagarán por las vacunas hasta 20 veces más del precio que puede conseguir la nación a través de la compra vía la Organización Panamericana de la Salud.

Consultado por este diario, Biscayart reconoció que las irregularidades expuestas en el acta realmente existieron aunque aclaró que el 95 por ciento de los problemas fueron resueltos desde aquella reunión realizada el 9 de abril. “Fue tal cual se manifestó y hasta el propio secretario de Salud lo reconoció públicamente. Pero hoy es diferente, estamos a punto de terminar el cien por ciento de cobertura en muchos casos con excepción de la vacuna contra el meningococo”, aclaró el funcionario.

 

Sobre este último caso, que describió como más complejo, el próximo jueves se realizará una reunión para evaluar posibles vías de normalización. Biscayart negó que exista la posibilidad de que las provincias tengan que comparar las dosis en el futuro. “No hay ninguna posibilidad, la compra va a seguir en manos del Estados nacional”, afirmó por último.

 

 

Seguir leyendo

Salud

Desarrollaron un simple test de sangre que detecta de forma temprana siete tipos de cáncer

Publicado

on

Por

El análisis halló “con precisión” la presencia de ADN canceroso de mama, colorrectal, pulmón, ovario, páncreas, estómago y conducto biliar.

Los investigadores del Centro Oncológico Kimmel, del hospital universitario Johns Hopkins desarrollaron un análisis de sangre con el que se puede detectar al menos siete tipos de cáncer en lo que es conocido como “biopsia líquida”.

El análisis recibió el nombre de “DELFI” por sus siglas en inglés: “DNA evaluation of fragments for early interception”, o evaluación de fragmentos de ADN para la detección temprana.

Victor Velculescu, autor principal del estudio, explicó que los tests de este tipo “por lo general buscan mutaciones en las secuencias de ADN que ocurren adentro de las células cancerosas o metilación, una reacción química en la que hay una transferencia de grupos metilos a algunas de las bases del ADN”.

Pero “no todos los pacientes tienen cambios que puedan detectarse empleando esos métodos”, según Velculescu, por lo que “hay una necesidad acuciante de encontrar formas mejores de detección precoz de los marcadores genéticos del cáncer“.

En el caso de DELFI, el análisis detectó “con precisión” la presencia de ADN canceroso en un 57% a 99% de las muestras de sangre de 208 pacientes en distintos estadios de cáncer de mama, colorrectal, pulmón, ovario, páncreas, estómago y conducto biliar en los Estados Unidos, Dinamarca y Holanda.

“Delfi tiene un enfoque diferente, ya que analiza cómo el ADN va empaquetado adentro del núcleo de la célula cancerosa. Lo hace mediante la observación del tamaño y la cantidad de ADN en las distintas regiones del genoma, que revelan las claves de dicho empaquetamiento”, señaló el autor principal del proyecto.

En los núcleos de las células sanas el empaquetamiento de ADN es “como una valija bien organizada en la que los artículos similares se agrupan, pero en secciones diferentes”, como describió Alessandro Leal, aspirante a la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins.

Pero cuando se trata de los núcleos de las células cancerosas, “el empaquetamiento es más como una valija desorganizada y desordenada, donde los elementos de todas las regiones del genoma se esparcen aleatoriamente”, convino.

“Por muchas razones, el genoma del cáncer está empaquetado de una manera desordenada, lo que quiere decir que cuando las células cancerosas mueren, liberan su ADN dentro del torrente sanguíneo de forma caótica”, explicó también la doctora Jillian Phallen, becaria posdoctoral del Centro Kimmel.

“Nos sentimos muy alentados con el potencial que ofrece Delfi, ya que puede analizar una serie de características del ADN del cáncer que no tienen nada que ver con las que han planteado dificultades en los últimos años”, completó Velculescu.

Seguir leyendo

Salud

Unicef: el suicidio es la segunda causa de muerte de los adolescentes argentinos

Publicado

on

Por

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) presentó en Buenos Aires un estudio que registra al suicidio como la “segunda causa de muerte de los chicos argentinos que tienen entre 10 y 19 años”.

El informe de Unicef advirtió que detrás de cada caso de suicidio de adolescentes hay “determinantes múltiples”, como la ausencia de adultos referentes, el abuso sexual y la sensación de fracaso. Es la segunda causa de muerte de los adolescentes argentinos.

“Desde principios de la década de 1990 hasta la actualidad la mortalidad por suicidio en adolescentes se triplicó considerando el conjunto del país”, reveló el estudio, y puntualizó que las provincias con “tasas de muerte autoprovocada más elevadas entre 2015 y 2017 fueron Salta, Catamarca y Jujuy”.

“Hace tiempo que los números avisan este aumento. Sin embargo, no tienen lugar suficiente en la agenda”, dijo Fernando Zingman, director del estudio.

Y, agregó: “Con este trabajo, queremos contribuir al diseño de políticas públicas desde la racionalidad”.

LA INVESTIGACIÓN

Para cumplir con sus objetivos, los investigadores del área de salud y sociólogos de Unicef Argentina entrevistaron a diez expertos en el tema y seis funcionarios nacionales y provincialesque “registran y elaboran estadísticas sobre mortalidad”.

También entrevistaron a 38 allegados de 27 casos de suicidio para hacer lo que se llama “autopsia psicológica”, es decir una “reconstrucción a través de familiares, amigos, convivientes, docentes y referentes sociales”, explicó Zingman, quien es médico y especialista en salud de Unicef.

Además, se hicieron otras 28 entrevistas a adolescentes que tuvieron tentativas de suicidio.

Es un “estudio inicial, sus resultados no son extrapolables”, advirtió el médico, y destacó que se diseñó una muestra “representativa con los datos a los que se pudo acceder”.

Los datos disponibles en los certificados de defunción, por ejemplo, permitieron concluir que “entre los chicos con menores niveles de educación se observan mayores tasas de suicidio”, agregó.

Y, en este sentido, advirtió sobre la importancia de retener a los adolescentes en el colegio, sobre todo en contextos de “pobreza y mayor vulnerabilidad”.

LOS FACTORES DE RIESGO

Por otro lado, Zingman hizo hincapié en que detrás de un caso de muerte autoprovocada hay“determinantes múltiples”.

Entre esos factores “de riesgo o precipitantes” destacó la pérdida o ausencia de adultos que cumplan el rol de soporte, la sensación de fracaso por un “desfasaje” entre las expectativas y los logros alcanzados, el abuso sexual, la violencia intrafamiliar y las patologías mentales no tratadas.

“El abuso sexual, que tiene una altísima prevalencia en toda nuestra sociedad, explica muchos casos confirmando una hipótesis que ya teníamos desde la práctica”, comentó Zingman, quien hizo parte de su carrera médica en guardias de hospitales.

“Es importante vencer la resistencia a registrar los intentos de suicidio o los casos consumados. En las guardias existe el temor a enfrentar causas judiciales o a etigmatizar al chico o a la familia de ese chico que ya no está”, comentó.

Y, luego, también mencionó el consumo problemático de sustancias psicoactivas como factor desencadenante.

Mientras tanto, en las “tipologías por tentativas”, es decir aquellas que resultaron del análisis de casos de intentos de suicidio que no llegaron a concretarse, mostraron factores de riesgo similares pero con una diferencia: “Hubo un adulto o una institución que cumplió, aunque sea parcialmente, el rol de soporte”, remarcó el médico.

Y agregó que en las escuelas y en las familias se intenta resolver el problema “puertas adentro”, por lo que es necesario “sensibilizar a la sociedad sobre que este tema existe”.

El estudio de Unicef planteó que la muerte autoprovocada es un problema social y de salud pública, y advirtió que mientras no exista un registro adecuado de los casos, resulta difícil diseñar e implementar políticas públicas de asistencia y prevención.

Aunque en Argentina hay una ley de prevención del suicidio (la 27.130), aprobada en 2015, a la fecha no ha sido reglamentada y no puede implementarse.

Voceros de Unicef también indicaron que la primera causa de muerte de niños y adolescentes está provocada por accidentes viales.

Seguir leyendo

Más Visitadas