Connect with us

Espionaje ILEGAL

Los siete mails que guionaron a Fariña

Publicado

on

Los siete mails enviados a Leonardo Fariña para guionarle su declaración como arrepentido salieron de la casilla de un servidor suizo, protonmail, pero se puede acceder al contenido y por lo tanto a la verdadera fecha y a la autenticidad de los textos a través de las contraseñas. Si bien Fariña por ahora niega la existencia de esos mails, las pruebas colectadas son abrumadoras y el juzgado contaría con las contraseñas. Todo indica que la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), con mano de obra de un fiscal y un ladero, escribió todo lo que Fariña debía decir, principalmente en su ampliación de indagatoria que entregó, por escrito, el 1 de agosto de 2016. La copia es grotesca. En el mail del 29 de marzo, le decían a Fariña que diga: “El ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Enrique Wagner, titular de Esuco y Safuco, antiguo empleado del arquitecto De Vido en las obras del sur, era el encargado de la recolección y cobranza entre las distintas empresas asociadas a esa entidad beneficiadas con esas obras. Fundamentalmente con la Dirección Nacional de Vialidad”. En su ampliación de indagatoria, Fariña puso eso, sin cambiarle ni un punto ni una coma. Y, en total, hay 25 párrafos –algunos de una página– de textuales copiados de los mails.

Toda la maniobra salta a la vista revisando los siete mails con el guión de lo que Fariña debía decir. El gobierno de Cambiemos necesitaba involucrar a Cristina Fernández de Kirchner en la llamada causa de lavado de dinero y, además, el expediente de la obra pública también naufragaba. La auditoría que se hizo en Vialidad Nacional demostraba que no hubo irregularidades en la construcción de rutas en Santa Cruz y que entre lo construido y lo pagado apenas había 0,1 por ciento de diferencia. Por lo tanto usaron a Fariña en una doble maniobra: le hicieron decir al arrepentido que la plata que Lázaro Báez sacó al exterior provenía de la obra pública –fijando un delito precedente– y le dieron el guión para que diga que había maniobras de corrupción en esas obras. Tenían un grave problema: Fariña no entendía nada de nada ni de construcciones ni de rutas ni de Santa Cruz. Por eso le tuvieron que mandar el guión completo.

En el mail originado en catajor@protonmail.com el 13 de abril dice: “Esta cartelización de la obra pública sólo fue posible por la estructura cómplice que armara Carlos Wagner en la Cámara Argentina de la Construcción”. En la ampliación de la indagatoria de Fariña se lee en el cuarto párrafo: “Esta cartelización de la obra pública sólo fue posible por la estructura cómplice que armara Carlos Wagner en la Cámara Argentina de la Construcción”.

En ese mismo mail del 13 de abril instruyen a Fariña para que diga: “esos contratos viales tenían mayormente un anticipo financiero del 25 % que era el primer retorno a abonar”. En la declaración de Fariña dice: “esos contratos viales tenían mayormente un anticipo financiero del 25 % que era el primero retorno a abonar”.

La impunidad fue tan grande que ni siquiera se tomaron el trabajo de cambiar alguna palabra. Donde decía mayormente dejaron mayormente, donde pusieron el símbolo % dejaron eso mismo. O sea copiaron y pegaron sin pudor alguno.

En el mail del 14 de abril le dan instrucciones a Fariña sobre la estación aeroespacial de Neuquén, un punto de interés para Estados Unidos en el sentido de que Washington quería torpedear ese proyecto. Le dicen a Fariña que diga: “la encargada de la obra era CHINA HARBOUR ENGINEERING COMPANY (CHEC). Esa empresa necesitaba un subcontratista local. Y fue el arquitecto Julio De Vido quien acercó a las partes. Efectivamente presentó al ingeniero Carlos Wagner presidente de ESUCO para que fuera el contratista asociado de CHEC. Recuérdese que era una obra de U$S 50.000.000”. Fariña amplía su indagatoria y dice: “la encargada de efectuar la obra era la empresa CHINA HAROBUR ENGINEERING COMPANY (CHEC)”. Como se ve, ni siquiera le cambiaron las mayúsculas. Si en el mail estaba en mayúsculas en la declaración la copiaron en mayúsculas. Y, por supuesto, a continuación todo el resto: “esa empresa necesitaba un subcontratista local…”, palabra por palabra hasta la cifra, 50.000.000.

En el mail del 18 de abril, vuelven a decirle a Fariña lo que tenía que decir y lo meten en un tema técnico sobre el que el arrepentido no tenía ni idea. Sin embargo, tal como se lo mandan en el mail, con puntos y comas, Fariña declara: “Estos sub grupos se dividían en los llamados vivienderos, los viales, obras del conurbano. Esta última se reunía en la sede de La Plata y no en el edificio de Paseo Colón e Independencia. Obras públicas, concesiones, privatizaciones, legales”. Entre el mail y la declaración no hay la menor diferencia, es un armado grotesco.

Por supuesto que desde la AFI no se privaron de ensuciar la construcción del Centro Cultural Néstor Kirchner. Así que le mandaron decir en el mail del 18 de abril la siguiente frase: “En el caso del Centro Kirchner las redeterminaciones de precios eran a veces tan burdas que el Director General de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Planificación, Pablo Campi, se negaba a dictaminarlas, optando por pedir licencias y que firmara otro”. En realidad, las redeterminaciones de precios –producto de la inflación– tenían reglas estrictas dictadas por una ley de la época del gobierno de Eduardo Duhalde.

El tema central es que la declaración de Fariña es tan fraudulenta que desnuda la manipulación en las causas judiciales. Un perito que realizó un peritaje falso en el expediente del Gas Natural Licuado fue reemplazado rápidamente por un testigo trucho, el mismísimo Marcelo D’Alessio; un expediente como el de la obra pública que hacía agua por todas partes, fue apuntalado por una falsa declaración de Fariña.

Todo esa trama hace poner la lupa sobre las fotocopias de los cuadernos y le da otra perspectiva. Los expertos marcan que los textos de las fotocopias hasta 2008 son las normales de un remisero haciendo anotaciones sobre viajes. Desde entonces, aparecen cifras, bolsos, una secuencia guionada que se parece demasiado a los mails.


 

 

(Visited 20 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Espionaje ILEGAL

La Justicia rechazó un pedido de Stornelli para ir a la Corte por su rebeldía

Publicado

on

Por

Lo decisión la tomó la Cámara de Casación en relación al caso por espionaje ilegal que se lleva adelante el juez Alejo Ramos Padilla.

La Cámara de Casación rechazó un recurso extraordinario con el que el fiscal Carlos Stornelli pretendía llegar a la Corte Suprema para que el alto tribunal revierta la declaración de rebeldía en el caso por espionaje ilegal que se lleva adelante en Dolores.

Stornelli fue declarado rebelde por no presentarse a declarar en la indagatoria ante el juez Alejo Ramos Padilla. En julio, la defensa del fiscal interpuso un recurso extraordinario ante la Sala II de Casación que ahora fue rechazado, cerrando la posibilidad de ir a la Corte.

Los jueces Ángela Ledesma y Guillermo Yacobucci declaró “inadmisible” el recurso del fiscal por cuestiones formales. De todas maneras, el funcionario judicial aún tiene la posibilidad de ir en queja, es decir un recurso directo al máximo tribunal, aunque con pocas chances de prosperar.

“El recurso extraordinario federal deducido no cumple con los recaudos establecidos por los arts. 14 y 15 de la ley Nº 48 y el art. 3º, incisos d) y e) de la Acordada nº 4/2007 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (art. 11 de la mencionada acordada), y de conformidad con lo expuesto por el representante del Ministerio Público Fiscal, corresponde declarar inadmisible la vía intentada”, dice el fallo.

(Visited 9 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Espionaje ILEGAL

Daniel Santoro fue procesado por coacción y extorsión

Publicado

on

Por

El juez Alejo Ramos Padilla procesó por los delitos de “coacción y extorsión” al periodista Daniel Santoro en el marco de la causa que investiga la red de espionaje político . El magistrado, que en cambio le dictó la falta de mérito del periodista en orden al delito de asociación ilícita, dictó el procesamiento de Santoro por considerar que estaba al tanto de las actividades delictivas de Marcelo D’Alessio y que no solo utilizó al falso abogado como una simple fuente, sino que tuvo un papel clave para llevar a cabo sus maniobras.

“Ha quedado claro que Santoro sabía que D´Alessio realizaba labores de inteligencia, espionaje e investigación criminal sin poseer ningún tipo de facultad legal para ello y, en lo que concierne al caso concreto, y se servía de ellas pese al notorio conocimiento de su origen ilícito”, afirmó Ramos Padilla.

El juez de Dolores le prohibió a Santoro salir del país. También le trabó un embargo por tres millones de pesos.

En una resolución de 258 páginas firmada este miércoles, Ramos Padilla hizo un pormenorizado detalle de las extorsiones en las que participó Santoro. El texto está acompañado de numerosas notas firmadas por el periodista, fotos y chats que acreditan su participación en la organización ilegal.

El juez procesó a Santoro “por encontrarlo prima facie penalmente responsable de los delitos de coacción y extorsión -este último en grado de tentativa- en perjuicio de Gonzalo Brusa Dovat y Mario Víctor Cifuentes”.

Ramos Padilla consideró que Santoro fue “partícipe necesario” en el apriete a Brusa Dovat para que declare ante el fiscal Carlos Stornelli supuestas irregularidades en la empresa venezolana Pdvsa, lo que habilitaría luego a Estados Unidos para trabar embargos a Venezuela. Al empresario Cifuentes, en tanto, le exigieron 1.200.000 dólares para permitirle acuerdos con la AFIP y alivianar una supuesta difícil situación judicial.

(Visited 12 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Espionaje ILEGAL

D’Alessio admitió sus trabajos como espía

Publicado

on

Por

El operador judicial declaró ante el juez Ercolini y aseguró que le ofrecieron un cargo como Director de Investigaciones Complejas a cambio de “un trabajo ad referendum”: sacarle información al empresario agropecuario Pedro Etchebest.

El falso abogado y operador judicial Marcelo D’Alessio aseguró ante la Justicia que trabajaba para la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y señaló a Pablo Pianamonti, un alto directivo de la ex SIDE, como la persona que lo habría promovido en ese organismo. Además, afirmó que algunos de los mensajes que cruzó con el fiscal en rebeldía Carlos Stornelli fueron alterados y otros armados con emuladores de voces.

D’Alessio hizo esas afirmaciones durante una declaración brindada al inicio de la feria judicial de invierno ante el juez federal Julián Ercolini, quien tiene una causa análoga a la de la Justicia de Dolores y que también lleva un expediente abierto por Stornelli en el que acusa al falso abogado de utilizar su nombre para “extorsionar”.

El falso abogado dijo que estaba de vacaciones cuando recibió un llamado del excomisario detenido por el Juzgado de Dolores, Ricardo Bogoliuk, para ofrecerle un cargo en la AFI a cambio de “un trabajo”. Ese trabajo sería sacarle información al empresario agropecuario Pedro Etchebest.

“Está lo de tu nombramiento como Director de Investigaciones Complejas de la AFI pero piden que hagas un trabajo ad referendum de tu nombramiento”, le habría dicho Bologiuk por teléfono el 27 de diciembre de 2018, según declaró el operador judicial.

Precisamente, fue Etchebest el que inició la denuncia en Dolores contra D’Alessio, a quien acusó de haberle pedido dinero a cambio de no involucrarlo en la causa de los cuadernos. Estos hechos fueron registrados en videos y fotografías.

A partir de algunos mensajes que cruzaron D’Alessio y Stornelli es que radica la sospecha de que había un intercambio de información entre ambos, y que incluso D’Alessio le hacía saber a Stornelli sobre tareas de espionaje y el “apriete” con fines judiciales.

Al declarar y limitándose en las preguntas, D´Alessio despegó al fiscal Stornelli: “Jamás conoció como tal al señor Pedro Etchebest, tampoco tuvo una conversación vinculada a una solicitud de datos, dinero o cualquier tipo de actitud espuria conmigo. No conocía la situación de la pareja de Stornelli, y él jamás me pidió migraciones e información referida al marido de su exmujer”, concluyó.

(Visited 14 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas