Connect with us

Espionaje ILEGAL

La declaración del prefecto Marcos Luffi: Más víctimas de la banda de D’Alessio

Publicado

on

Página/12 accedió a la indagatoria en la que el agente negó ser parte de la red de inteligencia ilegal y dijo que usaron su nombre. El juez constató que hubo al menos cinco personas más hostigadas por el falso abogado.

El juez Alejo Ramos Padilla, que investiga la red de espionaje paraestatal, constató que hubo más personas hostigadas por la banda de Marcelo D’Alessio. La información se obtuvo a partir de documentos informáticos que fueron desclasificados y analizados por la Comisión Provincial por la Memoria, que está colaborando a pedido del juzgado. Se trata de archivos creados bajo el nombre de usuario “Luffi”, lo que generó la detención del Prefecto Principal Marcos Antonio Luffi.

El mendocino de 46 años fue indagado ayer por Ramos Padilla y negó todas las acusaciones. Lejos de querer ingresar al régimen de imputado colaborador, aseguró desconocer los archivos y al resto de los imputados. El argumento central de la defensa, a cargo de Juan Martín Cerolini, es que el nombre Luffi y el usuario fue utilizado por otros .

En la declaración, a la que Página/12 accedió en exclusiva, le informaron a Luffi que “se le imputa haber formado parte de una organización delictiva” para efectuar “actividades de inteligencia expresamente prohibidas por la ley de inteligencia” y detalla que esas actividades delictivas están “vinculadas con el espionaje político, judicial, empresarial y periodístico”. En particular se lo acusa de haber llevado a cabo el “almacenamiento de datos de personas por su opinión política o empresarial lícita” a través de la “realización de informes de inteligencia por fuera del marco legal correspondiente”. Según el juez, el Prefecto Luffi “realizó seguimientos de personas, informes de inteligencia” y la averiguación de “comunicaciones telefónicas que eran requeridas de manera indebida a las empresas prestatarias de telefonía celular”. Además de “detalles de movimientos migratorios obtenidos de manera indebida en la Dirección Nacional de Migraciones e Informes contables y financieros – con fuente en Afip, Anses, bancarios, BCRA”.
Lo novedoso es que en esos archivos aparecen mencionadas más personas de las que se conocían hasta el momento, que fueron víctimas de la organización delictiva. Según la documentación de las carpetas del usuario “Luffi” también fueron seguidos, fotografiados e investigados Mariano Colombo, Sung Ku Hwang, Bernardo Marcelo Yungman, Diego Alejandro Disipio y Lucas Mariano Conte. Además, vuelve a aparecer como “investigado” el empresario aduanero Gabriel Traficante. 

Quiénes son las nuevas víctimas: 

-Sung Ku Hwang: Conocido como “Mister Korea” se convirtió en arrepentido en la causa conocida como “la mafia de la aduana”. Casualmente se lo había mostrado por la señal de cable TN en un video donde aparecía sacando dinero del Banco Patagonia con el empresario Mariano Martínez Rojas. La banda de D’Alessio había elaborado sobre Hwang informes personales con su CUIT, domicilio, vehículos que posee y datos de su chofer. También se encontraron fotografías y un informe con el título “Artículos relacionados con Juan Pablo (el coreano). Investigan por presunto lavado de dinero al empresario correntino Martínez rojas”. 

-Bernardo Marcelo Yungman: Involucrado en la causa “de los contenedores” y vecino de Marcelo D´Alessio en el Country Saint Thomas. Sobre él, se hallaron carpetas con informes de datos personales y el seguimiento de las causas judiciales en su contra que cursan en la Argentina y en Brasil. 

– Diego Alejandro Disipio. Se trata de un presunto narcotraficante arrestado en 2008 por integrar una red internacional que introducía toneladas de cocaína en Italia a través de España, con escalas habituales en Ibiza. Se encontraron artículos sobre su situación personal y judicial. 

– Lucas Mariano Conte: Mencionado en la causa de la mafia de los medicamentos y en la investigación por el triple crimen de General Rodrígez. Causa que, casualmente, fue investigada por el fiscal Juan Ignacio Bidone, hoy imputado por Ramos Padilla y en plena negociación para convertirse en imputado colaborador. Según la información que el juez le mostró en la indagatoria a Luffi, se encontró una carpeta con un registro del teléfono de Conte con llamadas entrantes y salientes.
-Mariano Colombo: Según las pruebas obtenidas del allanamiento a la casa de D´Alessio, le había elaborado informes de sus llamadas entrantes y salientes. .

De Traficante, otro de los hombres que están siendo sometidos a juicio en la causa de la mafia de los contenedores y denunciante contra D’Alessio en el juzgado de Luis Rodrígez, en Comodoro Py, ahora se conoce que en las computadoras del falso abogado había una carpeta de información sobre el empresario aduanero con el logo de la embajada de EE.UU y del Ministerio de Seguridad de Israel. También se encontraron fotografías de la víctima, o sea que lo estaban siguiendo.

Además, según se desprende de la indagatoria a Luffi, se hallaron carpetas bajo el título “Mi sangre”, con información del “ciudadano colombiano Henry de Jesús López Londoño” y otra mencionada como “Caso Islas”.
Marcos Luffi, el cuarto detenido en la causa que cursa en Dolores, negó todas las acusaciones. Declaró que desde que ingresó a la Prefectura, en 1993, prácticamente no estuvo en Buenos Aires y vivió en diferentes lugares del país debido a su actividad. Vivió prácticamente a bordo todos esos años, en Puerto Madryn, Bahía Blanca, Mar Del Plata, Ushiaia, Zárate y Vicente Lopez.
Durante la indagatoria le mostraron los archivos y dijo desconocerlos. Aseguró que no sabe porqué esos archivos estaban con su nombre y aclaró que su usuario en los dos sistemas informáticos que utiliza es “Maluffi” y no “Luffi”, como aparece en las carpetas secuestrados en la casa de D’Alessio.
Ante la pregunta del juez, afirmó que no conoce a Marcelo D’Alessio. Tampoco a los ex policías detenidos Bogoliuk y Degastaldi. Consultado además si conocía a Carlos Stornelli y a Rolando Barreiro respondió que no.
Luffi explicó que su trabajo en la actualidad, en el edificio de Guardacostas de la Prefectura, es administrativo. Detalló que en ese lugar “se utilizan dos sistemas informáticos” donde “se registra y habilita a todo el personal de la marina mercante”. Ante la consulta del fiscal, declaró que desde esas computadores sólo puede acceder a esos dos sistemas y que cada uno de ellos funciona con un usuario designado por la dirección de Comunicaciones de Prefectura y una contraseña elegida por cada usuario.
Luffi expresó además que nunca fue asignado a tareas de inteligencia y quiso expresamente informarle al juez que dos de sus cinco hijos están enfermos y que la detención y la causa no solo lo están afectando a él sino a toda su familia.
Su abogado defensor pidió que sea trasladado a una unidad de Prefectura y se descuenta que solicitará la excarcelación.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Espionaje ILEGAL

Tras los vínculos de la AFI y la banda de D’Alessio, Ramos Padilla tomó medidas para investigar la responsabilidad del organismo oficial

Publicado

on

Por

El juez de Dolores Alejo Ramos Padilla busca determinar los vínculos de la AFI con el espionaje ilegal y le pide a esa agencia oficial que informe si mantuvo comunicaciones con el falso abogado Marcelo D’Alessio, con los expolicías Aníbal Degastaldi y Ricardo Bogoliuk y con el exespía Rolando Barreiro.

El juez de Dolores busca determinar si la banda de D’Alessio actuaba a espaldas de la ex Side o si hubo algún tipo de responsabilidad en las altas esferas del organismo para extorsionar, hostigar, perseguir e investigar a las víctimas y armar causas judiciales.

En una resolución de 78 páginas emitida esta mañana y a la que accedió Página/12, el juez que investiga la red ilegal de espionaje judicial hizo lugar a nuevas medidas de prueba pedidas por el fiscal. Entre ellas, la solicitud formal a las autoridades de Inteligencia para que digan si se contactaron con los hoy detenidos y procesados en el expediente a su cargo. Además, solicita “que se proporcione la mayor cantidad de datos posibles en relación al tenor de esas comunicaciones”.

Respecto de los expolicías Bogoliuk y Degastaldi aclara que los datos requeridos no incluyen el período en el que se desempeñaron en el organismo. El magistrado busca esclarecer el vínculo de la organización ilegal con la AFI. Por eso, le pregunta directamente a las autoridades de la Agencia si se comunicaron telefónicamente con los integrantes de la asociación ilícita.

El fiscal de la causa, Juan Pablo Curi, había solicitado más de cuarenta medidas de prueba la semana pasada. Muchas de ellas fueron consideradas atinadas por el juez. La nueva actitud de Curi sorprendió en Dolores. El funcionario se mostró hasta el momento alineado con Comodoro Py y quiere que le saquen el expediente a Ramos Padilla. Además de haber planteado la incompetencia -resolución aún pendiente en la Cámara de Mar del Plata- puso trabas para que los imputados se conviertan en arrepentidos.

Respecto de Rolando Barreiro, nunca llegó a fijar una audiencia para tal fin; mientras que el fiscal suspendido e imputado en la causa Juan Ignacio Bidone se reunió en tres oportunidades y no logró que avance el trámite. Por ese motivo, su defensa lo recusó. Hoy habrá una audiencia en donde se tratará esa recusación contra Curi y otras dos que también están pendientes. Allegados al expediente se sorprendieron con el repentino intento del fiscal para que avance la investigación. Especulaban con que las medidas de prueba solicitadas por Curi podrían ser una herramienta para defenderse hoy y buscar evitar que avancen la recusaciones en su contra.

Seguir leyendo

Espionaje ILEGAL

Exclusivo: la declaración completa del fiscal Bidone, acusado de integrar la banda de espías del falso abogado D’Alessio

Publicado

on

Por

Llegó recusando al fiscal de la causa por no haberlo aceptado como “arrepentido” y con un pedido para apartarlo del expediente y se fue acusando a las autoridades de la AFI de haber promovido la infiltración de Marcelo D’Alessio en su fiscalía. El suspendido fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone habló ante el juez de Dolores Alejo Ramos Padilla en una declaración indagatoria inundada de  explicaciones, justificaciones y tiros por elevación.

El funcionario judicial deslizó incluso que Carlos Stornelli habría conocido al falso abogado detenido antes de lo que él mismo lo reconoció públicamente. También le habría sugerido que omitiera ese dato en su declaración testimonial.  En el ínterin, también dejó por escrito que, según D’Alessio, la diputada Elisa Carrió “insistía en involucrar en el tráfico ilegal de la efedrina” al ex jefe de Gabinete kirchnerista Aníbal Fernández.  Habló también del malestar que su investigación por el triple crimen y sus sospechas en torno a que había más responsables libres había generado en algunos sectores de inteligencia.

Quiero que se entienda en qué contexto cayó esta gente. Yo caí como un chorlito”,afirmó tras señalar al también falso agente de la DEA de haberle arruinado su vida laboral. En ese sentido,  se quejó porque en las últimas semanas parece haberse convertido en el único funcionario judicial con problemas por su ligazón con D’Alessio. Sus palabras sonaron a una queja sobre el rol en el que logró ubicarse el fiscal Stornelli, declarado en rebeldía por juez Ramos Padilla después de cuatro ausencias a su indagatoria.

La declaración de Juan Ignacio Bidone –a la que accedió Infobae– era una de las más esperadas en la causa. Acusado de haber facilitado datos oficiales a D’Alessio que luego fueron usados para distintas extorsiones en el marco de una red de espionaje político-judicial, el fiscal que tuvo en sus manos la investigación por el triple crimen de General Rodríguez  llegó a su indagatoria después de un frustrado intento de declarar como arrepentido. Precisamente, su defensa apuró al fiscal Curi a definir si lo aceptaba o no bajo esa figura , en medio de las demoras y las vueltas del Ministerio Público.

El intento de ser arrepentido y el pedido para apartar al fiscal de Dolores

Bidone y su abogado defensor (Federico Zabalete)

Bidone y su abogado defensor (Federico Zabalete)

Aunque ese acuerdo quedó en la nada, la defensa de Bidone, a cargo de Diego Alvarez Bognar, reveló el aporte que prestó y que –a su criterio- demostraba que su cliente cumplía las condiciones para ser aceptado como imputado-colaborador. “De ese aporte no puede dudarse si se tiene presente que se sindicó, entre otras cosas, a las dos autoridades más relevantes de la AFI como promotoras de la infiltración que en mi fiscalía concretó Marcelo D’Alessio; se aportaron distintos datos que comprometen información con la que se contaba en la causa, como es el caso de la doctora Robles (…); se precisó que D’Alessio insistía, según él a pedido de la doctora Carrió, para que involucrara en los hechos relacionados al tráfico ilegal de la efedrina al doctor Aníbal Fernández; y que el Dr. Stornelli conocería a D’Alessio mucho antes de lo que admitió públicamente”, dijo la defensa.

Se afirmó que “sin lugar a dudas” el fiscal de Mercedes “precisó eventos agregando datos que no eran conocidos hasta ese momento por la instrucción, colaborando de este modo a esclarecer el hecho objeto de la investigación”. Y opinó que “siendo tan contundente lo expuesto no puede dudarse que el doctor Curi excedió las amplias facultades discrecionales” e incurrió en una “postura totalmente arbitraria” que “muestra la pérdida de objetividad” en la causa.

Pidió así al juez Ramos Padilla que lo aparte de la investigación. El tema deberá ser resuelto por el magistrado de Dolores. El juez y el fiscal  han tenido cruces previos no solo por la posibilidad de aplicar la ley del arrepentido en la causa (un espía ya quiso declarar bajo esa figura) sino también por la polémica de la competencia entre Dolores y Comodoro Py para llevar adelante la investigación.

Infiltrados, confianzas y un ego manipulado: la versión de Bidone 

Con la expresa aclaración de que no iba a responder las preguntas del fiscal, Bidone declaró durante horas ante el juez Ramos Padilla sobre sus vínculos con D’Alessio y su convicción de que ese hombre, al que siempre creyó un funcionario de la AFI, fue en realidad un “infiltrado”. “Hoy estoy convencido que con esa investigación del triple crimen he molestado o he incomodado a algún sector de la agencia Federal de inteligencia y eso derivó en una clara infiltración que no advertí sino hasta que tome conocimiento del presente caso”,afirmó.

Tras justificar que es un “hombre de pueblo” y “una persona abierta que brinda confianza enseguida a la gente ignorando que en muchas ocasiones la finalidad que persigue (esa gente) no se  corresponde con las expectativas que uno tiene”, Bidone insistió en que siempre creyó que D’Alessio era “funcionario”  con el que se prestaban “colaboración mutua”. Lo confundió su ego (“que ya no lo tengo más”, remarcó) cuando el falso abogado lo adulaba diciéndose que podía convertirse en juez federal y pensaba en que podía descubrir algo más en el caso del triple crimen, que ya había dejado de estar en sus manos.

Yo siempre tomé como un desafío, yo siempre supe y lo dije que ese crimen no terminaba en esas cuatro personas condenadas sino que había una situación o cuadro relacionado con la política y con los servicios de inteligencia que debían ser investigados. Entiendo que generó malestar o incomodidad en algunas personas de la agencia Federal de inteligencia que son las que me terminan infiltrando”, insistió.

Arribas y Majdalani, titulares de la AFI

Arribas y Majdalani, titulares de la AFI

Cuando el gobierno de Mauricio Macri llegó a la Casa Rosada hubo una reunión –a la que él no fue- en donde la gobernadora María Eugenia Vidal, los ministros de Seguridad Patricia Bullrich (Nacion) y Cristina Ritondo (provincia) y el director de la AFI Gustavo Arribas se pusieron a disposición para avanzar con la causa. Pocos días después ocurrió la fuga de los tres acusados y su cinematógrafica captura a principios de enero de 2016 y Bidone fue convocado a la sede de la AFI, a metros de la Casa Rosada, para una reunión “con la doctora (Silvia) Majdalani y el doctor Arribas (…) En esa reunión se me preguntó si podía informarle sobre la situación procesal y un poco las circunstancias de la causa del triple crimen de la que según ellos no estaban al tanto y de la captura pendiente de (Ibar) Pérez Corradi. Los puse al tanto de la situación que me pedían y ellos me dijeron que contara con la colaboración de la agencia para esta investigación”.

En junio sin yo haber llamado ni convocado a nadie aparece el señor Rolando Barreiro diciendo que lo había enviado la agencia para colaborar. Hoy estoy convencido que su única intención era meterlo o introducirlo al señor Marcelo D’Alessio”. Tras remarcar que el falso abogado sabía de narcotráfico, afirmó: “No sospechaba que D’Alessio me estuviera engañando. Lo pude detectar recién cuando yo mismo me pregunté después de quedar él detenido ‘Quién era Marcelo D’Alessio'”. Habló de sus palabras sobre vinculación con la DEA y de cómo, haciéndole creer que era una pista del triple crimen, le pidió intervenir informes de salidas y entradas del país de Pedro Etchebest, el empresario agropecuario que dio origen a la causa de Dolores. “Hoy maldigo el momento”, dijo.

Cuando detuvieron a D’Alessio, “completamente desorientado por lo que había pasado”, Bidone contó que se presentó en la fiscalía a cargo de Alejandra Mangano, en Comodoro Py, la fiscal que intervenía en la denuncia de Stornelli contra el falso abogado. “¨Pensé que podía ser el órgano judicial más adecuado. Hoy entiendo que me equivoqué porque pasé a ser el foco principal de atención al menos en lo que respecta a miembros del poder judicial”, dijo.

Como al pasar, afirmó que antes de ir a lo de Mangano se presentó en la fiscalía de Stornelli. “En esa charla él me preguntó qué era lo que me había pasado (…) Hablando con Stornelli él me dijo algo así como que ‘a mí me embaucó o me cagó’.” Según sus palabras, el fiscal quiso saber desde cuándo D’Alessio había dicho que lo conocía. Bidone respondió que desde la causa de gas licuado.

“Stornelli me dijo ‘yo lo conozco hace dos o tres meses nada más’ como contradiciendo esta afirmación (…) Se retiró, fue a hablar con la doctora Mangano para que me reciba, volvió a los pocos minutos y antes de yo salir de su despacho me hizo una referencia que me llamó la atención y por eso la quiero manifestar. Me hizo un gesto como inclinando la cabeza de un lado a otro y me dijo ‘fijate si no te preguntan desde cuándo me conocía, por ahí no hace falta que lo digas’. Yo me quedé sorprendido porque no tenía un grado de confianza para él me dijese algo así”, afirmó.

Seguir leyendo

Espionaje ILEGAL

Espionaje ilegal: Finalmente declara Bidone ante Ramos Padilla

Publicado

on

Por

Con la de hoy, ya son cuatro las veces que el fiscal Juan Ignacio Bidone pisa el juzgado de Dolores. Exactamente la misma cantidad que su colega Carlos Stornelli se ausentó a cada llamado de la Justicia. A diferencia del fiscal de la causa de las fotocopias de los cuadernos, que sigue en rebeldía, Bidone se sentará finalmente hoy ante el juez Alejo Ramos Padilla y aceptará la indagatoria. Tras haber intentado infructuosamente convertirse en arrepentido por la trabas y dilaciones impuestas por el fiscal de la causa Juan Pablo Curi, Bidone quiere “contar todo lo que sabe”, según adelantaron desde su defensa a Página/12. Se espera una extensa jornada en Dolores.

Bidone, suspendido en sus funciones, muy probablemente va camino a ser procesado como integrante de la asociación ilícita que espió, extorsionó y coaccionó a partir de sus vínculos con el aparato del Estado, en especial la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Según lo investigado hasta ahora por Ramos Padilla, la banda que integraban, entre otros, Marcelo D’Alessio, los ex comisarios Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi y el ex espía Rolando Barreiro obtenía información de Migraciones y de empresas telefónicas a través de Bidone. Esos datos se usaron para extorsionar al menos a dos personas: al aduanero Gabriel Traficante y al empresario y denunciante en esta causa Pedro Etchebest. El fiscal Bidone dice que lo hizo de buena fe porque pensaba que D’Alessio era un funcionario de la AFI, por lo que creyó que estaba colaborando con una investigación oficial. Sin embargo hay indicios y declaraciones que afirman que a Bidone le pagaron o que recibió dádivas a cambio de esa información, entre ellos pasajes a Cancún para él y toda su familia.

Stornelli y Bidone son los dos fiscales involucrados en esta causa. Mientras que el primero no quiso entregar su teléfono celular -prueba clave para determinar sus vínculos con la organización- ni comparecer ante el juez, el funcionario judicial de Mercedes intentó “colaborar con todo lo que se pueda en la causa”, según señaló el propio Bidone. Por eso quiso convertirse en arrepentido. Sin embargo, tras dos extensas audiencias mas una reunión, el fiscal Juan Pablo Curi rechazó incluirlo en el régimen de imputado colaborador.

Curi se mostró desde el principio del expediente alineado con la postura de su par en rebeldía Carlos Stornelli y del propio Marcelo D’Alessio, al intentar empujar la causa a los tribunales de Comodoro Py y sacarla del juzgado de Dolores. La competencia aún no está resuelta y se espera al respecto la definición de la Cámara Federal de Mar Del Plata.

Curi también puso trabas para que el ex espía detenido Rolando Barreiro pueda arrepentirse y nunca habilitó una audiencia para tal fin alegando que no está relevado del “secreto” por parte del Poder Ejecutivo; que la competencia en la causa aún no está resuelta y que aún no se pudo relevar toda la prueba. En su momento, el juez Ramos Padilla le respondió en duros términos a través de un escrito y le dijo que sus argumentos no resistían “ni el más mínimo test de racionalidad”. Mientras Bidone enfrenta hoy lo que seguramente será una extensa jornada ante el juez para ejercer su defensa, Stornelli hasta ahora sólo aceptó responder el escueto pedido de explicaciones por parte del Procurador Eduardo Casal, respecto de porqué no fue a declarar en cuatro oportunidades, lo que le valió la declaración en rebeldía por parte de Ramos Padilla. Stornelli tenía diez días hábiles para responderle a Casal. Al filo de vencerse el plazo presentó su descargo en un extenso escrito, que incluyó dos anexos, en donde insiste con que Ramos Padilla no es el juez natural de la causa y con que el expediente de dolores es una operación para afectar su desempeño en la causa de los cuadernos. Mientras que Bidone se ajustó a derecho y fue inmediatamente suspendido por el Procurador provincial Julio Conte Grand, Stornelli permanece en rebeldía y respaldado por Casal, jefe del Ministerio Público designado de manera interina por el Presidente Mauricio Macri. Stornelli nunca fue suspendido en sus funciones ni intimado a comparecer ante la Juticia y recién ahora un comité evaluador de la Procuración está estudiando el caso y deberá emitir dictamen respecto de si habría que iniciarle juicio político por mal desempeño en sus funciones. Dicho dictamen no es vinculante, por lo que las posibilidades de un jury son remotas.

Seguir leyendo

Más Visitadas