Connect with us

Nacionales

Hackeo a Migraciones: los archivos robados incluían información sobre los pedidos de asilo de cubanos y sirios

Publicado

on

Uno de los documentos que se hicieron públicos ayer, cuando venció el plazo que los ciberdelincuentes le habían dado al Gobierno, develó la diferencia de criterios al momento de recibir a los ciudadanos de esos dos países

Uno de los archivos que fueron hackeados a la Dirección Nacional de Migraciones por el grupo de ciberdelincuentes que pretendieron extorsionar al Gobierno de Alberto Fernández contiene información detallada sobre los pedidos de asilo de ciudadanos de Cuba y de Siria durante el mandato presidencial de Mauricio Macri.

Según puede observarse en uno de los documentos que se hicieron públicos ayer, cuando venció el plazo que los extorsionadores le habían dado a las autoridades para que abonaran 4 millones de dólares, el 15 de enero de este año el Departamento de Análisis de Información de Migraciones elaboró la actualización de un informe para ratificar los datos que se habían volcado en mayo del año anterior sobre los pedidos de refugio de ciudadanos cubanos en Argentina. Entre los motivos se menciona el incremento de solicitudes de ese tipo en los últimos años, los del Gobierno de Macri, teniendo en cuenta las estadísticas proporcionadas por la Comisión Nacional para los Refugiados (CONARE).

En el período 2015-2019, se habían solicitado 997 refugios por parte de personas de nacionalidad cubana. Se produjo una disminución de peticiones del 25% entre 2018 y 2019, siendo 2018 el año que tuvo el pico máximo de solicitudes anuales (252) dentro de los cuatro años que se evaluaron. Según trascendidos, desde el Gobierno de Estados Unidos le habían sugerido a sus pares argentinos que cobijaran a la mayor cantidad posible de opositores al régimen comunista que rige en la isla caribeña.

Además, como sucedió con el informe original, Migraciones confirmó una tendencia que venía en aumento: la de solicitar refugio en la frontera como método de ingreso al país, “patrón recurrente que podría estar asociado a personas que alientan este tipo de mecanismo a cambio de algún beneficio, como así también, en otro orden, el ingreso ilegal por pasos no habilitados”.

En marzo de este año, Migraciones elaboró otro reporte interno para evaluar la situación de los refugiados incluidos en el denominado “Programa Siria”, que permitió comprobar su escaso resultado entre 2015 y 2019. En estos cuatro años apenas 628 personas habían pedido asilo, de las cuales 616 eran sirias, 8 palestinas y 4 egipcias, ya que el programa también incluía a estas dos últimas nacionalidades. De ese total, casi la mitad, el 48% exactamente, todavía permanecía en el territorio nacional. En tanto, el 25% ya se había marchado con otro rumbo y otro 27% (172 personas) aún no había arribado al país.

Mauricio Macri visitó al Papa Francisco en octubre de 2016 y allí se acordó que nuestro país iba a recibir a 3.000 inmigrantes sirios que deseaban huir de la guerra civil desatada en ese país asiático. La intención del ex primer mandatario era continuar con el Plan Siria, un programa Especial de Visado Humanitario para Extranjeros afectados por el conflicto en la República Árabe de Siria que se había iniciado en 2014, cuando Cristina Fernández de Kirchner era la presidenta argentina: hasta diciembre de 2015 ingresaron 1.448 refugiados. Macri ratificó la intención de ayudar a los ciudadanos sirios ante la reunión anual de la ONU el 19 de septiembre de 2016, con la presencia de líderes mundiales como Barack Obama, Angela Merkel y Francois Hollande. Y un mes después lo hizo frente al papa Francisco en el Vaticano.

Desde el Ministerio de Seguridad que entonces conducía Patricia Bullrich, aseguraron que la identificación que se hacía de las personas para evitar infiltrados terroristas era muy difícil y que eso complicaba las autorizaciones para radicarse aquí. Pretendían evitar ataques como los que se produjeron contra la embajada de Israel en marzo de 1992 y contra la mutual judía de la AMIA en julio de 1994.

Aunque el departamento de Seguridad de Estados Unidos también intervenía en el plan y tenía acceso a los datos de quienes solicitaban asilo, así como también a la cantidad de ciudadanos que ingresaban y salían de nuestro país, el plan no cumplió los objetivos trazados por el temor de las autoridades de que se infiltraran terroristas en ese plan de refugiados.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Nacionales

Después de dos años, el Gobierno ya definió que volverán a subir las tarifas de los servicios públicos

Publicado

on

Por

El ministro de Economía, Martín Guzmán, adelantó que ajustarán por inflación, pero que no habrá cambios hasta diciembre. En el sector se preguntan qué pasará con el atraso y advierten que la situación es crítica

“Es necesario tener niveles de tarifas de servicios públicos justos en términos distributivos y productivos, sostenibles y equitativos en materia fiscal, alineados con un uso eficiente de los recursos no renovables que alienten un proceso de inversión alineado con las necesidades de crecimiento de la economía”, dice el mensaje del proyecto de Presupuesto 2021.

La iniciativa que fue enviada esta semana al Congreso y que defenderá Martín Guzmán la semana próxima, no hace especial alusión a cómo será el reacomodamiento tarifario en 2021, pero cuando presentó los principales lineamientos del proyecto a los medios, el ministro dijo que “las tarifas deben actualizarse de una manera que acompañe el crecimiento de los precios”. Y la inflación proyectada para el año próximo asciende al 29 por ciento.

“Las decisiones tarifarias se tomarán en el resto del año, pero creemos que deben ajustarse de acuerdo a la inflación. Apuntamos a que los subsidios en relación al PBI no crezcan. En 2020, hubo un congelamiento nominal; lo que esperamos para 2021 es un congelamiento real”, dijo Guzmán el martes, cuando recibió a los periodistas para hablar del Presupuesto.

Hoy la demanda está pagando un 40% de lo que sale generar la electricidad; el resto lo afronta el Estado.
En esa oportunidad, el ministro también dijo que se redefinirá el esquema de tarifas “buscando una transición ordenada, en la cual haya incentivos a la inversión y sustentabilidad fiscal”. Además, dijo Guzmán, lo que pagan los hogares debe estar alineado con la situación económica y social. “Ese esquema para 2021 se va a estar informando más adelante. Hasta el 31 de diciembre no va a haber cambios”, remarcó.

De acuerdo con el informe de julio de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), la ejecución acumulada en los fondos presupuestados para transferencias corrientes dirigidas al sector energético, que reúne la mayor parte del presupuesto vigente anual destinado a subsidios económicos, alcanzó $218.522 millones (84,9% del crédito anual), que se destinaron principalmente a las empresas CAMMESA ($152.061,2 millones) y, en menor medida, a Integración Energética Argentina S.A. ($33.526,3 millones), al Plan de Gas No Convencional ($15.611,8 millones), al Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de GLP de Sectores de Bajos Recursos y para la Expansión de Redes de Gas Natural ($5.219 millones), a Yacimientos Carboníferos de Río Turbio ($3.450 millones) y a Yacyretá ($3.368 millones).

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anticipó que las tarifas se ajustarían por inflación en 2021
El ministro de Economía, Martín Guzmán, anticipó que las tarifas se ajustarían por inflación en 2021
El congelamiento tarifario ya lleva 18 meses y en las empresas ya tenían asumido que no habría cambios por lo menos hasta fin de año, menos aún en el actual contexto de pandemia. Por otra parte, la Secretaría de Energía pasó a depender de Economía y todavía el nuevo titular del área, Darío Martínez, ni siquiera tiene oficializado el nombramiento. Por ende, la discusión se demorará. “Da la sensación de que otra vez se lo vuelve a postergar al sector respecto del valor estratégico que tiene. Estamos muy cerca de colapsar y si no ingresa dinero, la calidad del servicio empeorará en el mediano plazo”, dijeron en una de las distribuidoras eléctricas.

“Tuvimos el último aumento en abril del año pasado y luego se fue postergando la recomposición. Tenemos reuniones con el Enargas y hay una comprensión de la situación y de los números del sector, que necesita un ajuste urgente, pero no tenemos ningún indicio de nada”, dijeron en otra compañía.

En las empresas aseguran que los costos suben, que acumulan la inflación de un año y medio, y tienen la expectativa de poder iniciar una renegociación del esquema tarifario con el Gobierno. El gran interrogante es que se habilitará a las empresas a aumentar lo que no pudieron hacer en estos meses, lo cual pareciera difícil en el actual contexto, en el que se están pisando fuertemente todos los aumentos y aspiran a una desaceleración de la inflación para el año próximo.

El secretario de Energía, Darío Martínez, junto al presidente Alberto Fernández.
El secretario de Energía, Darío Martínez, junto al presidente Alberto Fernández.
En una de las empresas de servicios públicos afirmaron que el sector está muy complicado y que es un rubro en el que todos los años hay que invertir para mantener el servicio. Y si no ingresa dinero, la inversión baja, y se sentirá en el mediano y largo plazo, como ya ocurrió en el pasado. En el caso de las distribuidoras, no sólo no tuvieron actualización de tarifas, sino que sufrieron un crecimiento en la mora. Al principio de la cuarentena, se frenó el cobro porque las oficinas estaban cerradas y si bien luego se normalizó y los usuarios comenzaron a abonar vía Internet o en los locales de pago, “también hubo que darles planes de pago a distintos clientes que estaban con inconvenientes, y lo mismo pasó con los comercios, lo cual agravó la situación”, dijo la fuente.

Si bien en las compañías no quieren hacer especulaciones y prefieren mantener el bajo perfil para evitar futuras complicaciones en la etapa de negociación que se avecina, en una de las firmas consultadas se animaron a afirmar que sólo el segmento de la distribución requiere de un aumento del 60%, lo que implicaría un aumento del 20% para el usuario. Pero también debería agregarse el costo de la generación, ya que un tercio de la factura de luz es el costo de la compra de la energía a CAMMESA; otro tercio es el valor agregado de la distribución y el otro, los impuestos. Hoy la demanda está pagando un 40% de lo que sale generar la electricidad; el resto lo afronta el Estado.

(Visited 6 times, 2 visits today)
Seguir leyendo

Nacionales

Glovo se va de la Argentina: la empresa dueña de PedidosYa compró sus operaciones

Publicado

on

Por

La plataforma tiene 70 empleados directos y 3.000 repartidores y fue comprada por Delivery Heroe, dueña de Pedidos Ya. A partir del 1 de octubre deja de funcionar.

“Te comunicamos que Glovo ha tomado la decisión de cerrar sus operaciones en la Argentina en las próximas semanas. La compañía tratará de enfocar los recursos en otros mercados en donde Glovo cuenta con una posición de liderazgo”.

Este es el encabezado del mensaje de Whatsapp que la plataforma de delivery comunicó a sus repartidores la decisión de abandonar su operación del país. Y se conoce justo en la misma semana en la que Falabella comunicó su salida del país. El mensaje de Glovo finaliza diciendo que todos los trabajadores “recibirán la totalidad de los pagos pendientes“, y que brindarán todos los detalles en un mail personalizado.

Repartidor de la aplicación Glovo

Repartidor de la aplicación Glovo

Las comunicaciones a los trabajadores de la compañía comenzaron a circular esta mañana, en paralelo con un comunicado del gigante alemán Delivery Heroe, que anuncia la compra de todas las operaciones de Glovo en latinoamérica por 230 millones de euros. “La transacción cubrirá todos los países de América Latina en los que Glovo opera, incluidos la Argentina, Perú, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Honduras, Guatemala y República Dominicana”, señaló la compañía, que también es dueña de Pedidos Ya. “Dicha transacción se hará efectiva a partir del 1 de octubre“, aclararon desde Glovo, sin dar más detalles.

Fundada en 2015 en Barcelona, Glovo tiene presencia en 650 ciudades de 22 países. En la Argentina tiene 70 empleados directos y 3.000 repartidores “a los que se les ofreció inscribirse en Pedidos Ya”. En el mercado interpretan que l }a salida de Glovo implica una fusión virtual con Pedidos Ya, que lidera el negocio a nivel local y que compite con Rappi, de nacionalidad colombiana. Según trascendió, a los repartidores de Glovo (casi todos monotributistas sin relación de dependencia) se les ofrecería continuar trabajando para la otra empresa del mismo grupo.

El cese de operaciones de Glovo tiene otras aristas por develar. Por caso, que ocurrirá con los dos locales propios que tienen en Capital (Belgrano y Palermo) desde el cual venden y entregan a domicilio su propios productos básicos, lo que representa una competencia directa con almacenes, tiendas y supermercados. Conocidos en la jerga como dark stores, están localizados en puntos de alta demanda, con un radio de cobertura para las entregas de hasta 6 kilómetros de distancia. En junio pasado, la estrategia de la empresa era expandir el formato. “En un futuro tenemos pensado desarrollar otros darkstores”, pero no precisaron ni fecha ni lugar. Ahora habrá que ver cómo sigue la historia.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

8 provincias mantendrán cuarentenas estrictas y crece la preocupación por la crisis sanitaria

Publicado

on

Por

A diferencia del AMBA, en el interior no logran bajar los niveles del contagios y hay colapso de hospitales o falta de médicos. La nueva etapa de cuarentena seguirá con limitaciones de circulación para evitar la propagación de casos

Una certeza existe hoy entre el Gobierno nacional y al menos 8 provincias de cara al nuevo esquema de cuarentena por el COVID-19: los esquemas de confinamiento social, aislamiento restringido o incluso Fase 1 continuarán desde el lunes que viene.

Esta vez, la nueva etapa de cuarentena que decretará el presidente Alberto Fernández desde el domingo aparece más complicada para el interior del país que para el AMBA. Es que tanto en la ciudad de Buenos Aires como en el territorio bonaerense ya se dieron indicios de una mayor apertura de actividades desde la semana que viene.

Ayer lo admitió el mismo ministro de Salud, Ginés González García, al detallar que hay al menos 10 ciudades que preocupan mucho a la Casa Rosada por el incremento de contagios de coronavirus, la ocupación en aumento de camas de terapia intensiva y la falta de médicos.

El ministro de Salud habló de “reportes realmente dramáticos” que le llegan a su despacho de la situación que se está viviendo en el interior del país. Mencionó que las zonas que más preocupan al Gobierno son las de las localidades de Río Grande (Tierra del Fuego), Río Gallegos (Santa Cruz), Alto Valle (Río Negro), Mendoza capital, Venado Tuerto (Santa Fe), Rosario (Santa Fe), Resistencia (Chaco), Jujuy capital y Orán (Salta), además del conurbano de la provincia de Buenos Aires.

Sin embargo, en el Ministerio de Salud destacaron a Infobae que hay más contagios en el interior y coincidieron en señalar que la nueva etapa de cuarentena deberá continuar el esquema de restricciones y aislamiento en muchas localidades. Incluso se mencionó eventuales “esquemas mixtos” de confinamiento que se podrían dar en algunas provincias donde la Fase 1 se mantenga los fines de semana y durante el resto de la semana haya más flexibilidad de movimiento o actividades.

Durante los próximos días los Comité de Emergencia de cada provincia mantendrán reuniones con el Ministerio de Salud para definir finalmente con cada jurisdicción la nueva etapa de cuarentena.

De esta manera, se puede observar un mapa complicado para el interior en los siguientes distritos:

Santa Fe. Ayer se registraron 1.056 casos nuevos en esta provincia que superó los 20.000 contagios de COVID-19. El gobernador Omar Perotti que dialoga permanentemente con el presidente Alberto Fernández planteó la necesidad de seguir adelante con un esquema de cuarentena restringida en localidades como Santa Fe, Rosario o Venado Tuerto. Voceros del gobernador Perotti dijeron a Infobae que allí se contempla para la nueva etapa la continuidad de aislamientos restringidos, movimientos de trabajadores esenciales y apertura muy limitada de actividades.

Tierra del Fuego. Si bien la cantidad de casos en esta provincia no es elevada (2.800 hasta ayer), lo cierto es que están concentrados en Río Grande donde hay contagios comunitarios aunque el gobernador Gustavo Melella no cree que haya un colapso del sistema sanitario. Por esto, desde Tierra del Fuego pedirán al gobierno nacional que mantenga el aislamiento obligatorio en Río Grande para ir flexibilizando gradualmente. Según un informe del estado de situación al que accedió Infobae, en Río Grande creció sustancialmente el nivel de contagios aunque la tasa de fallecidos bajó sustancialmente en los últimos 10 días y el 39% de los casos son de contagios comunitarios.

Santa Cruz. En la provincia manejada por Alicia Kirchner la situación más crítica sigue siendo la localidad de Río Gallegos donde el gobierno provincial estima que desde la semana que viene seguirá igual e incluso se evalúa un retroceso en el nivel de cuarentena. Es que los niveles de contagios siguen aumentado en Río Gallegos y en la totalidad de la provincia llegó a 3.192 casos. Ayer se difundió un mensaje del Ministerio de Salud donde Rolando Nervi, médico del servicio de terapia intensiva del Hospital Regional de Río Gallegos, alertó que la ocupación de camas de terapia allí es total y que hay una falta de recursos humanos en el área de la salud.

Río Negro. Ayer se registraron 375 contagios nuevos y se llegó a 9.200. Estos casos se encuentran concentrados en el Alto Valle y la gobernadora Arabela Carreras cree que seguirá desde la semana que viene el esquema de aislamiento restringido en muchas localidades de esa zona afectada por el COVID.19. El problema que se presenta en el futuro inmediato para Río Negro es que se hace difícil planificar un protocolo para reactivar el turismo para el verano con los niveles de contagio que hay en el Alto Valle.


Mendoza. El gobierno de Rodolfo Suárez definirá en estos días con los intendentes un nuevo esquema de cuarentena a partir del lunes y en función de la cantidad de casos que hay registrados la idea es continuar con los niveles de aislamiento en ciudades como Mendoza capital e incluso aumentar los espacios de circulación de gente. Ayer, Mendoza llegó a los 15.700 casos de COVID-19 y crece el nivel de alerta sanitario.

Jujuy. Los niveles de restricción y aislamiento se mantendrían desde la semana que viene en las localidades de San Salvador, San Pedro, Papalá o Humahuaca donde la curva de contagios no ha bajado. Según informaron ayer a Infobae desde el Comité Operativo de Emergencia lo más probable es que en la capital provincial sigan en Fase 1 para evitar la propagación del virus.

Salta. Ayer se registraron 309 casos en esta provincia que suma un total de 7.300 y no logra bajar la curva de contagios de COVID. Desde la administración salteña, el ministro de Salud, Juan Esteban, admitió que “hay un sistema sanitario al borde del colapso. Los contagios están creciendo más rápido de lo esperado, por lo que necesitamos que los salteños tomen conciencia de la situación epidemiológica que estamos atravesando porque de lo contrario no se va a poder dar respuesta”. Así, se adelantó desde la gobernación de Sáenz que seguirán con medidas restrictivas en la cuarentena.

Chaco. En esta provincia que superó los 6.800 contagios hay varias ciudades que están en Fase 3 de cuarentena y con la posibilidad de abrir nuevas actividades. Aunque en Resistencia, Barranqueras y Fontana los niveles de contagio no bajaron y todo indica que seguirán con una cuarentena estricta según lo deslizan desde la administración de Jorge Capitanich que mantiene un diálogo permanente con la Casa Rosada.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas