Connect with us

Deportes

Murió Alejandro Sabella, un símbolo de la sobriedad y la jerarquía en la elite del fútbol

Publicado

on

Brilló como jugador en River, Estudiantes y el fútbol inglés. Como técnico llevó al equipo platense a ganar la Copa Libertadores. Y a la Selección Argentina, a la final del Mundial 2014. Tenía 66 años. Sus restos serán velados en el predio de la AFA en Ezeiza.

La noticia dura dirá que Alejandro Sabella murió este martes a los 66 años por un virus intrahospitalario que complicó una cardiopatía aguda. El Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA), donde Pachorra se encontraba internado desde el 25 de noviembre, el día de la muerte de Diego Maradona, emitió un comunicado en el que informó que el ex jugador y entrenador de la Selección falleció a las 15:30 “como consecuencia de su diagnóstico de cardiopatía dilatada secundaria a enfermedad coronaria y cardiotoxicidad de larga data”.

Su cuerpo será velado el miércoles y el jueves en horario reducido y con visitas limitadas en el predio de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en Ezeiza, se informó oficialmente. “El último adiós al ex entrenador de nuestro seleccionado se realizará este miércoles, desde las 12 hasta las 20 y el jueves desde las 8 hasta las 10”, precisaron desde AFA. Explicaron que debido a la pandemia de coronavirus sólo podrán concurrir “familiares, amigos y personalidades del deporte cercanas al querido Alejandro”.”Los restos de Alejandro Sabella serán inhumados, el día jueves, en el Cementerio Campanario” de La Plata”, detallaron.

Su salud había empeorado el sábado. Detrás quedará el legado del último técnico que llevó a la Argentina a la final del mundo: fue en 2014 ante Alemania. La derrota no le permitió coronarse como Carlos Salvador Bilardo, uno de sus mentores, ni César Luis Menotti. Y también es otro duro golpe para La Plata. Hacía apenas dos semanas había muerto Maradona, que era el entrenador de Gimnasia. Ahora, Sabella, símbolo de Estudiantes.

Se apaga otra vida del fútbol y se encienden los recuerdos. Aquellos que marcaron a la persona en el día a día, independientemente de esa pelota que fue su vínculo con la notoriedad. Sabella fue un buen padre, esposo y amigo, pero fundamentalmente, un gran profesional. Fue ese “10” elegante que se destacó en River, muy a pesar de jugar bajo la sombra del Beto Alonso; que triunfó en Inglaterra antes de la Guerra y dejó una huella imborrable en Estudiantes. También, un notable entrenador que se dio el gusto de ganar la Copa Libertadores y estuvo muy cerca de igualar a uno de sus maestros, Carlos Salvador Bilardo.

Alejandro Sabella con la camiseta de la Selección, que años más tarde lo tuvo como entrenador. Foto: Archivo

Alejandro Sabella con la camiseta de la Selección, que años más tarde lo tuvo como entrenador. Foto: Archivo

Su salud no estaba bien. A tal punto, que después del Mundial de Brasil 2014, el que la Selección Argentina estuvo a minutos de ganar pero sucumbió contra Alemania en el Maracaná, no volvió a dirigir. Por más que no le hayan faltado ofertas, claro. Y lo llora el país futbolero.

Pudo ser abogado y darán fe aquellos jóvenes que transitaban la Facultad de Derecho en la década del setenta sin imaginar que, muy pronto, llegarían los años de plomo. Eran los tiempos del pantalón Oxford y el cabello largo, el look dominante. Sin embargo, a Sabella le tiraba más la pelota que los libros y se sentía más cómodo con shortcitos y botines, sobre el verde césped que lo consagraría como futbolista. Fue en 1975, nada menos, cuando cambió el mapa del fútbol para River y para el Cabezón, apodo que arrastraba desde que era un niño inquieto de Barrio Norte. Ya había debutado con la banda roja, pero la esperada consagración después de 18 años aciagos lo motorizó.

Había llegado a Núñez a través de un delegado amigo del papá de un compañero de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires. Del club insignia de los bosques de Palermo se hizo socio a los 4 años. Su padre, Luis, alias Toto, jugaba el torneo senior, pero al menor de sus hijos lo acompañaba en los campeonatos internos. Era común verlo a Don Sabella anotar en su planilla, detrás del arco, las estadísticas de cada partido. Junto al líder de la familia estaba Nelly, la mamá. Su hermano mayor, Marcelo, jugaba al fútbol, aunque más tarde sería ingeniero agrónomo como su papá.

Sabella era diestro, pero “como todos los 10 eran zurdos” aprendió y nunca dejó de patear con la izquierda. Lo probó Bruno Rodolfi, histórico volante central mendocino, diez veces campeón con River. Quedó, claro. Porque era de físico chiquito, pero talentoso. Y pensar que era fanático de Boca y admirador de Rojitas.

2010. El Estudiantes de Sabella. El DT y  Juan Sebastián Verón. Foto: Télam

2010. El Estudiantes de Sabella. El DT y Juan Sebastián Verón. Foto: Télam

Ya era Pachorra, apodo con el que el relator Marcelo Araujo lo bautizó en el Sudamericano Juvenil de 1974 porque le gustaba dormir la siesta. Roberto Perfumo le decía el “Mago”. Fueron 4 años en River y decidió emigrar. No había lugar para Alonso y para él. Ubaldo Rattín, representante del Sheffield United en la Argentina, le ofreció jugar en Inglaterra. Ya le había dicho “no” Mario Zanabria, figura de Boca, y Sabella no dudó. Los ingleses quedaron encantados con su juego después de un Superclásico y lo ficharon.

Con Sheffield se fue al descenso, pero en el año 2000 fue elegido como uno de los mejores futbolistas del siglo por el club del condado de Yorkshire del Sur. A bordo de su talento fue transferido al Leeds United. Jugó 23 partidos y marcó 2 goles hasta que llegó Carlos Salvador Bilardo para convencer a los ingleses de que le dieran el pase por… ¡2 mil dólares!

En Estudiantes no sólo jugó tres temporadas; hizo de La Plata su nueva casa. Allí conoció a Silvana, su señora y madre de dos de sus cuatro hijos en segundas nupcias. Se consagró en el Metropolitano de 1982 y del Nacional de 1983. En 1985 recaló en Gremio y fue bicampeón gaúcho. Regresó a La Plata. Ferro e Irapuato de México marcaron el final de su carrera.

De River se había llevado una amistad grande con Daniel Passarella. Y a Núñez volvió junto al Kaiser como ayudante de campo. Con perfil bajo, también acompañó al entrenador en la Selección Argentina. Fue una revancha personal para Sabella, que no había podido jugar el Mundial ’86. Competía con Diego Maradona y Ricardo Enrique Bochini, ni más ni menos.

1997. Alejandro Sabella y Américo Rubén "El Tolo" Gallego, ayudantes de Daniel Passarella, en su paso como DT de la Selección. Foto: AP

1997. Alejandro Sabella y Américo Rubén “El Tolo” Gallego, ayudantes de Daniel Passarella, en su paso como DT de la Selección. Foto: AP

Con su amigo también estuvo en el Parma de Italia, la Selección de Uruguay, Monterrey de México, Corinthians de Brasil y de nuevo en River. Passarella optó por la política y se candidateó a presidente en Udaondo y Figueroa Alcorta y Sabella recibió un llamado inesperado, el de Juan Ramón Verón. El papá de la Brujita le hizo un contacto con Estudiantes. Y después de 15 años como segunda guitarra, asumió el rol estelar. Lo que siguió fue una de las páginas más gloriosas de la historia pincha: la cuarta Copa Libertadores en 2009.

Aquel equipo quedó en la historia: Mariano Andújar; Cristian Cellay, Rolando Schiavi, Leandro Desábato, Germán Ré; Enzo Pérez, Rodrigo Braña, Juan Sebastián Verón, Leandro Benítez; Gastón Fernández y Mauro Boselli tocaron el cielo del Mineirao con las manos y bañaron de gloria a Estudiantes ante Cruzeiro. Apostó a la mística y tuvo su resultado. De hecho, la primera charla técnica la dio con una camiseta rojiblanca en la mano.

Sabella reconoció llegar “al Olimpo”. Y qué cerca estuvo de llegar a la cima mundial en Abu Dhabi, nada más ni nada menos que ante el Barcelona de Pep Guardiola. Ganaba con un gol de Boselli. Lo empató Pedro en el minuto 89. En el alargue, cuando la posibilidad de los penales era seria y un premio a tanto esfuerzo, apareció Lionel Messi y clavó una daga que derrumbó las ilusiones platenses.

Maradona dejó la Selección después del Mundial y Sabella pudo darse el gusto de dirigir a Messi y le dio vuelo a los que, por entonces, eran los cuatro fantásticos: Leo, Sergio Agüero, Angel Di María y Gonzalo Higuaín. Condujo la mejor versión de la generación de subcampeones. Para Pachorra, Messi era Picasso. De corte progresista, citó a Mahatma Gandhi, Manuel Belgrano, Perón y Saint-Exupery.

Mundial de Brasil 2014. Lionel Messi y Alejandro Sabella. Foto: AFP

Mundial de Brasil 2014. Lionel Messi y Alejandro Sabella. Foto: AFP

Lo esencial era invisible a los ojos, decía el escritor y aviador francés. Sabella escondía detrás de su mirada a un tipo noble, leal. “Personas como vos nos dejan mucho más que glorias deportivas… Sos el orgullo de un equipo con corazón”, fue la leyenda del pasacalle que sus amigos le colgaron en la puerta de su casa de Tolosa cuando volvió del Mundial.

Los alemanes le quitaron la posibilidad de subirse al pedestal de César Luis Menotti y el propio Bilardo, uno de sus mentores. Los otros fueron Angel Labruna, su primer entrenador; Valdir Espinoza, el estratega que en Gremio le enseñó que “el fútbol es una lucha por los espacios, el que mejor y más rápido los ocupa, gana”; Rubens Minelli, otro brasileño; Harry Haslam, entrenador en Sheffield; y Eduardo Luján Manera.

Nunca volvió a ver aquella final en el Maracaná que lo marcó. “Quiero creer que es como un acto de defensa del ser humano, de la mente: no lo querés ver de nuevo para no amargarte. Me parece que hay un poco de eso”, confesó.

No pudo cruzar el Rubicón, como había dicho después de vencer a Holanda por penales. Julio César había dicho, cuando se metió en el río junto a sus tropas para recuperar Roma, “la suerte está echada”. Sabella lo sabía, por eso no quiso volver a dirigir.

“El día a día es demasiado exigente”, dijo hace dos años, cuando se pudo recuperar de un cáncer. Entonces, aseguró: “Cuando yo estaba peleando para ver si seguía acá con ustedes o me iba para el otro lado, me acordé lo que les decía a mis alumnos, a mis jugadores: ‘No pueden dar menos del 100%’. Y si se los pedía a ellos, yo tenía que luchar para mantenerme con vida”. Y luchó hasta el final, claro. Hasta que el corazón le falló y dijo basta.

(Visited 66 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

Erró un penal y sus compañeros le pegaron una brutal golpiza: “Le daban una patada más y lo mataban”

Publicado

on

Por

Ocurrió en Neuquén. La victima tiene 15 años. Debió ser operado de urgencia y perdió el bazo.

Facundo es un adolescente de 15 años que está internado en grave estado en la Ciudad de Neuquén tras recibir una fuerte golpiza de sus compañeros de equipo porque erró un penal en un torneo de fútbol amateur.

El hecho ocurrió el fin de semana en una cancha de Valentina Sur. Los padres de la víctima y de los victimarios cruzaron denuncias que ya están en manos del fiscal Germán Martín, de la fiscalía de Delitos Juveniles.

“En circunstancias propias del partido, estaban jugando un grupo de chicos de entre trece y quince años, y parece que la víctima erró un penal, empezaron a discutir, a pelearse entre ellos, se metió un adulto también a defender a sus hermanos, pero después quedó todo ahí y siguieron jugando”, relató Martín.

Familiares de Facundo, el adolescente de 15 años al que debieron extirparle el bazo a raíz de una brutal golpiza, reclaman justicia.

Familiares de Facundo, el adolescente de 15 años al que debieron extirparle el bazo a raíz de una brutal golpiza, reclaman justicia.

Según contó la tía del adolescente, Florencia Díaz, tras el penal uno de los agresores “lo empezó a pechear” y otro “le hizo una zancadilla” por lo que cayó al piso. Entonces, según su relato, lo empezaron a patear.

“Estos animales que le pegaban a mi sobrino se reían. Él ni los conocía. Lo dejaron sin aire”, contó la mujer en diálogo con TN. Contó que sólo dejaron de golpearlo por la intervención de un familiar del chico, con el que los agresores también se pelearon.

Luego de la golpiza, Facundo manifestó sentir dolores en el pecho, en el sector de las costillas, y fue así que su familia lo llevó al hospital para que recibiera atención médica.

Ya internado, los médicos detectaron que el bazo del joven se encontraba comprometido producto de los golpes recibidos y debió ser intervenido quirúrgicamente para que se lo extrajeran.

A Facundo le extrajeron el bazo y está internado en el hospital Castro Rendón.

A Facundo le extrajeron el bazo y está internado en el hospital Castro Rendón.

Los familiares de Facundo se reunieron en el Monumento a San Martín y marcharon hasta el hospital regional en reclamo de justicia. “No le pueden arruinar la vida a un chico que no hacía nada malo”, expresó su tío Pablo Quesada al diario La Mañana de Neuquén.

“Quedó internado y más tarde lo derivaron al Castro Rendón por una hemorragia interna. Los golpes que él recibió le provocaron la rotura del bazo, entonces lo llevaron de urgencia. Supuestamente estaba estable y después, a la madrugada dijeron que lo iban a operar de urgencia porque estaba con taquicardia y se podía morir. Le daban una patada más y lo mataban“, contó angustiado el tío de Facundo, que agregó que el adolescente orinaba sangre por la lesión.

Facundo Díaz tiene 15 años y este sábado fue a jugar a la canchita de su barrio Valentina Sur, en Neuquén.

Facundo Díaz tiene 15 años y este sábado fue a jugar a la canchita de su barrio Valentina Sur, en Neuquén.

Su familia confió que Facundo “no es problemático, no anda metido en quilombos y no tiene muchos amigos”. Por eso es que no entienden el porqué de “la violencia desmesurada” contra él.

“Los vecinos de Valentina ya conocen a estos chicos y dicen que siempre hacen lo mismo y saben cómo manejarse cuando se mandan una cagada”, contó su tío.

“Mi sobrino no la está pasando bien y va a quedar con secuelas de por vida, perdió una base de defensas muy importante. Da una impotencia verlo cómo sufre. ¿Cómo puede ser que esta gente sea así y no les importe nada?”, reclamó indignado el tío del chico.

En cuanto a la investigación, ahora se espera conocer el informe médico del joven, que está evolucionando favorablemente. Cuando el adolescente reciba el alta, los fiscales continuarán con la causa para determinar la participación de cada uno de los agresores.

El fiscal destacó que la agresión llegó a la Justicia a través de las denuncias que recibió la Comisaría 44, aunque quienes son sindicados como victimarios fueron los primeros en reportar lo ocurrido.

Si bien los implicados son inimputables por ser menores de 15 años, hay un joven de 18 años que quedó bajo investigación, aunque en manos de otra fiscalía.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Deportes

Marcelo Bielsa habló sobre su continuidad en Leeds y reconoció cuál es su principal defecto desde que llegó a Inglaterra

Publicado

on

Por

El dueño del club, el italiano Andrea Radrizzani había asegurado que hay una “voluntad común” para que el argentino siga. Pero el DT dejó claro su pensamiento en la última rueda de prensa.

Marcelo Bielsa está a punto de culminar su tercera temporada en Leeds United, el club al que llevó de las oscuridades del Championship de Inglaterra al brillo de la Premier League. Todos quieren saber sobre si se quedará o no. Y más todavía después de que el presidente y dueño del club de Yorkshire, Andrea Radrizzani, asegurara que hay una “voluntad común” para que el DT argentino siga otra campaña al frente del equipo.

Bielsa habló este jueves en conferencia de prensa en la previa del duelo contra Brighton and Hove del próximo sábado y dejó en claro su parecer sobre las declaraciones de su patrón. Y tiró una gambeta larga.

“Cualquier referencia a este tema prefiero hacerla una vez terminada la competición. Agradezco las palabras del presidente respecto a mi posible continuidad”, señaló el Loco.

Bielsa da instrucciones durante el partido entre Leeds y Manchester United. Foto: AFP

Bielsa da instrucciones durante el partido entre Leeds y Manchester United. Foto: AFP

Sin embargo, dejó una pequeña hendija abierta al hablar de la necesidad de Radrizzani de avanzar en las negociaciones. “Pero también estoy de acuerdo con lo que dijo de que el prestigio del Leeds está por encima de cualquier otro. Por la solidez de esta organización tienen la facilidad de tomar decisiones correctas”, advirtió.

Por otro lado, fiel a su estilo, Bielsa fue muy autocrítico a la hora de hablar de uno de sus grandes defectos: no hablarles en inglés a sus jugadores.

“Uno de mis grandes déficits en mi paso por el fútbol inglés es no poder comunicarme en el idioma que todos hablan. En cierto modo me debilita el hecho de no haber aprendido a hablar inglés”, sostuvo el Loco.

Bielsa explicó que siente como un gran déficit no haber aprendido inglés. Foto: AFP

Bielsa explicó que siente como un gran déficit no haber aprendido inglés. Foto: AFP

Y siguió: “Una de las grandes herramientas que tiene un entrenador es transmitir su mensaje a través de sus palabras. Una de las cosas a las que más me he dedicado como entrenador es a hablar bien… a aprender el significado o la definición de las palabras y a decirlo de la manera más sencilla sin perder la riqueza”, se lamentó.

Pero también entregó una explicación. Remarcó que ya es bastante difícil explicarse en español, por lo que tomó la decisión de no comunicarse en otro idioma y ofreció sus disculpas a quienes tienen que escucharlo hablar en otro idioma.

Por otro lado, el DT argentino se enfocó en el duelo contra Brighton del sábado y adelantó que el español Rodrigo Moreno volverá a estar disponible al tiempo que el brasileño Raphinha, lesionado, seguirá sin estar convocado.

Y sobre lo que resta de la temporada en la Premier League, en la que ya se garantizó la permanencia y todavía puede aspirar a clasificarse para alguna competencia continental, el rosarino señaló que la premisa será “mantener la intensidad en lo que resta de la temporada”.

“Leeds es un equipo. Si no estamos comprometidos cien por ciento para cada partido, el nivel cae. Estamos buscando continuar en el mismo nivel de intensidad en los partidos que nos quedan”, concluyó

(Visited 7 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Deportes

Alejandro Fantino anunció el final de su programa en ESPN y explicó los motivos

Publicado

on

Por

El conductor se despidió de ESPN FC, ciclo en el que compartía mesa con Ruggeri, Latorre y Closs, entre otros.

El periodista Alejandro Fantino contó que el programa ESPN FC que llevaba a cabo con Diego Latorre, Miguel Simón, Oscar Ruggeri y Mariano Closs, tuvo que finalizar debido a una decisión del canal de conformar burbujas de trabajo para cuidar la salud de los empleados.

En su última emisión, Fantino expresó: “El FC se discontinúa. Es muy raro, por lo menos en televisión, discontinuar un programa que mide muy bien. Es utilitario. La lógica es que mide y gusta. La gente se enganchó con las discusiones y conversaciones. Le va bien a la señal y la gente se enganchó”

Luego, apoyó la medida y explicó cómo trabajarán en adelante: “El concepto de burbuja es brillante, cómo lo aplica esta señal. La señal considera una cosa, que debemos trabajar en burbujas, y está buenísimo. Ruggeri trabaja a la tarde, Mariano tiene su propio envío. Miguel lo mismo, relata. Diego lo mismo. Tenemos que laburar con burbujas, todos trabajamos con nuestra gente. Se supone, Dios no lo permita, que no haya ningún contagio en la burbuja de la tarde. Si hubiese uno acá, frenás todos los demás programas”.

La mesa completa de ESPN FC.
Foto: ESPN

La mesa completa de ESPN FC. Foto: ESPN

Y cerró con la esperanza de volver a verse: “El concepto de estar charlando y debatiendo 7 u 8 (personas) ya no tiene razón de ser. No estoy triste ni apenado, al contrario, me da mucho orgullo y fue hermoso el reencuentro con ustedes. Ojalá que podamos volver en un tiempo, cuando esto pase, y si está la Copa América”.

“Este es el final de la primera temporada. Hay parates, descansos. La pasamos tan bien acá…”, comentó Miguel Simón. Y agregó: “Para mí fue un desafío. Yo estaba más acostumbrado a lo estructurado. Ya a partir del segundo o tercer programa, pasó a ser un desafío saber qué podía tocar Alejandro y qué responder en determinadas situaciones y en cada tema. Es muy interesante como desafío periodístico”.

A propósito de esa intervención de Simón, Fantino aprovechó para pedirle disculpas al relator sobre un pequeño cortocircuito que tuvieron en una de las primeras emisiones de ESPN FC.

“Me parece que está bueno decírtelo públicamente: yo te pido disculpas por mi mala reacción con vos”, le dijo Alejandro a Miguel, quien tendrá su propio programa junto a Latorre.

Por último, cerró Fantino: “Son burbujas, no podemos jugarnos a estar permanentemente cruzando de programa a programa y que mañana queden aislados varios compañeros. El país está muy complicado, la situación lo amerita. Si esto es mejor como todos creemos, les diría que para dentro de un par de meses volvemos a estar acá”.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas