Sign in / Join

La Vicegobernadora celebró la aprobación de la Ley de Acceso a la Información Pública

Tras ser sancionada por unanimidad en la Cámara de Diputados, la  vicegobernadora de la Provincia y presidenta del Senado, Laura Montero, celebró que Mendoza ya cuente con la Ley de Acceso a la Información Pública.

La Ley aprobada es un gran paso para garantizar el pleno ejercicio del derecho que tiene la ciudadanía de acceder a la información pública. Es un gran impulso a las políticas de transparencia, que ya están implementadas en distintos estamentos del Estado, como en la Legislatura de Mendoza, por ejemplo. De hecho los tres ejes de nuestra gestión legislativa tienen que ver con transparencia, calidad en la gestión legislativa y más participación ciudadana”, declaró la funcionaria.

Recordemos que a nivel nacional, existe esta iniciativa de Acceso a la Información Pública, ley 27275, publicada el 29 de setiembre de 2016.

Las leyes de Ética Pública y Acceso  a la Información son herramientas valiosas, generadas en esta gestión de gobierno y apunta a procedimientos administrativos claros, órganos de aplicación responsables y mecanismos de control independientes”, dijo Montero.

Y agregó: “Si con la norma aprobada –y ya en marcha- de Ética tendimos puentes con la ciudadanía; con la de Acceso a la información, fortaleceremos el esquema de participación ciudadana y trabajaremos en un estado abierto que contribuye al desarrollo político, social y humano. Esto proporciona una democracia de calidad que genera vasos comunicantes con la gente”.

Por otro lado, Montero felicitó a los y las legisladoras por su labor en las comisiones, y en particular a los autores de la norma aprobada, la senadora Daniela García y el senador Ernesto Mancinelli: “Ahora la ciudadanía dispondrá de datos, información y del contenido de las decisiones y políticas públicas, como así también conocerán cómo nos manejamos y cuáles son los resultados de nuestra tarea. Es poner a disposición de la ciudadanía la información que les pertenece; es un sano ejercicio que muchos practicamos desde hace tiempo y que sin dudas, podrá en valor la tarea de quienes ocupamos un cargo en la función pública a partir de nuestra vocación de servicio”.

Deja una respuesta