Connect with us

Ciencia

¿Hay vida en las nubes de Venus? Un debate que divide a los científicos

Publicado

on

Una investigación señaló que era posible. Pero cinco meses después, tras giros inesperados y dudas persistentes, los científicos no están muy seguros de qué pasa allí.

Un equipo de astrónomos hizo una relación de gran impacto hace unos meses. Dijeron que habían descubierto pruebas convincentes que apuntaban a la vida flotando en las nubes de Venus.

De ser cierto, sería asombroso. La gente ha mirado el cosmos durante mucho tiempo y se ha preguntado si hay algo vivo ahí fuera. Si una respuesta afirmativa aparece en el planeta en la órbita próxima a la de la Tierra, sugeriría que la vida no es rara en el universo, sino un lugar común.

Los astrónomos, dirigidos por Jane Greaves de la Universidad de Cardiff en Gales, no pudieron ver venusinas microscópicas con sus telescopios en la Tierra. Más bien, en un artículo publicado en la revista Nature Astronomy, informaron sobre la detección de una molécula llamada fosfina y dijeron que no podían encontrar una explicación plausible de cómo podría formarse allí, excepto como producto de desecho de los microbios.

Cinco meses después, tras giros inesperados y dudas persistentes, los científicos no están muy seguros de qué hacer con los datos y qué podrían significar. Podría impulsar un renacimiento en el estudio de Venus, que en gran medida se ha pasado por alto durante décadas. Podría apuntar a vulcanismo exótico y nuevos acertijos geológicos. De hecho, podrían ser extraterrestres. O podría no ser nada en absoluto.

El doctor Greaves y sus colegas están seguros sobre sus hallazgos incluso cuando han reducido sus estimaciones de la cantidad de fosfina que creen que hay. “Estoy muy seguro de que hay fosfina en las nubes”, dijo Greaves.

Clara Sousa-Silva, científica investigadora del Centro de Astrofísica en Cambridge, Massachusetts, y una de las autoras del artículo de Nature Astronomy, dijo: “Creo que el equipo en general todavía se siente bastante seguro de que es la fosfina, que la señal es real y que no hay explicaciones abióticas reales”.

Pero el Dr. Sousa-Silva agregó que “hay mucha incertidumbre en todos nosotros”.

En el círculo más amplio de científicos planetarios, muchos son escépticos, si no incrédulos. Algunos piensan que la señal es solo un movimiento de ruido, o que podría explicarse por el dióxido de azufre, una sustancia química que se sabe que se encuentra en la atmósfera de Venus. Para ellos, hasta ahora no hay evidencia convincente de fosfina, y mucho menos de microbios que la producirían.

Una vista de Venus, a la izquierda, tomada el año pasado por Atacama Large Millimeter / submillimeter Array en Chile. Derecha, otra fotografía reciente de Venus, tomada por la misión BepiColombo en su camino a Mercurio en octubre. Foto: Observatorio Europeo Austral, izquierda; Agencia Espacial Europea, vía Associated Press / NYT

Una vista de Venus, a la izquierda, tomada el año pasado por Atacama Large Millimeter / submillimeter Array en Chile. Derecha, otra fotografía reciente de Venus, tomada por la misión BepiColombo en su camino a Mercurio en octubre. Foto: Observatorio Europeo Austral, izquierda; Agencia Espacial Europea, vía Associated Press / NYT

“Sea lo que sea, será débil”, dijo Ignas Snellen, astrónomo de la Universidad de Leiden en los Países Bajos, que se encuentra entre los escépticos. Si la señal es débil, dijo, “no está claro si es real y, si es real, si será fosfina o no”.

El debate podría persistir, sin resolverse, durante años, al igual que las reclamaciones disputadas del pasado sobre evidencia de vida en Marte.

“Cuando salió la observación, pensé, ‘Oh, eso es interesante’”, dijo Martha S. Gilmore, profesora de geología en la Universidad Wesleyan en Middletown, Connecticut. El Dr. Gilmore es el investigador principal de un estudio que ha propuesto a la NASA una ambiciosa misión robótica “insignia” a Venus que incluiría una aeronave volando a través de las nubes durante 60 días.

“Creo que somos escépticos”, dijo el Dr. Gilmore. “Pero personalmente no siento todavía que querramos descartar esta observación en absoluto”.

La superficie de Venus hoy es un lugar infernal donde las temperaturas superan los 800 grados Fahrenheit. Pero al principio de la historia del sistema solar, podría haber sido mucho más parecido a la Tierra actual, con océanos y un clima moderado. En esta era temprana, Marte, que ahora es frío y seco, también parece haber tenido agua fluyendo por su superficie.

“Potencialmente, hace cuatro mil millones de años, teníamos entornos habitables en Venus, la Tierra y Marte, los tres“, dijo Dirk Schulze-Makuch, profesor de la Universidad Técnica de Berlín en Alemania. “Y sabemos que todavía hay una biosfera viable y próspera en nuestro planeta. Entonces, en Venus, hizo demasiado calor. En Marte, hizo demasiado frío “.

Pero la vida, una vez que surge, parece aguantar obstinadamente, sobreviviendo en entornos hostiles. “Podría tener potencialmente, en nichos ambientales, vida microbiana pendiente”, dijo el Dr. Schulze-Makuch.

Los subsuelos

Para Marte, algunos científicos creen que es posible que la vida persista hoy bajo tierra, en las rocas. Pero el subsuelo de Venus está demasiado caliente, dijo el Dr. Schulze-Makuch, quien hace dos décadas examinó si alguna parte de ese planeta todavía era habitable.

En cambio, dijo, la vida de Venus podría haberse movido hacia las nubes. Treinta millas más arriba son temperaturas de manga corta, alrededor de 85 grados Fahrenheit. Los microbios en esa parte de la atmósfera permanecerían en el aire a esa altitud durante varios meses, el tiempo más que suficiente para reproducirse y mantener una población viable.

Pero incluso las nubes no son un lugar sereno y benigno. Están llenos de gotas de ácido sulfúrico y bañados por la radiación ultravioleta del sol. Y es seco, con solo una pizca de agua, un ingrediente esencial para la vida tal como la conocemos.

Impresión de un artista de la misión Pioneer acercándose a Venus, izquierda; y una vista de Venus tomada por la nave espacial Pioneer en 1988. Foto: ARC / NASA, izquierda; Pionero / ARC / NASA

Impresión de un artista de la misión Pioneer acercándose a Venus, izquierda; y una vista de Venus tomada por la nave espacial Pioneer en 1988. Foto: ARC / NASA, izquierda; Pionero / ARC / NASA

Aún así, si ese era el entorno en el que los microbios de Venus tenían que sobrevivir, era posible que hubieran evolucionado para hacer precisamente eso.

La fosfina es una molécula simple: una pirámide de tres átomos de hidrógeno unidos a un átomo de fósforo. Pero se necesita una energía considerable para juntar los átomos, y las condiciones para tales reacciones químicas no parecen existir en la atmósfera de Venus.

La fosfina podría crearse en el calor y la presión aplastante del interior de Venus. Incluso con las cantidades más bajas de fosfina que ahora estima el grupo del Dr. Greaves, sería inesperado y sorprendente si las erupciones volcánicas de Venus resultaran ser tan violentamente voluminosas que arrojaron suficiente fosfina para ser detectadas donde el equipo del Dr. Greaves dijo que estaba: en las nubes, a más de 30 millas de altura.

“No podemos descartar fácilmente el vulcanismo para explicar esta nueva abundancia de fosfina más baja”, dijo Paul Byrne, profesor de ciencia planetaria en la Universidad Estatal de Carolina del Norte en Raleigh, quien señaló las muchas incógnitas sobre el planeta y su sistema. “Probablemente no sea vulcanismo. Pero no podemos decirlo con certeza “.

La fosfina

En la Tierra, la fosfina es producida por microbios que prosperan sin oxígeno. Se encuentra en nuestros intestinos, en las heces de tejones y pingüinos, y en algunos gusanos de aguas profundas.

En 2017, el Dr. Greaves encontró indicios de fosfina utilizando el telescopio James Clerk Maxwell en Hawái. Diferentes moléculas absorben y emiten longitudes de onda de luz específicas, y estas forman una huella digital que permite a los científicos identificarlas desde lejos. Las mediciones encontraron lo que los científicos llaman una línea de absorción en una longitud de onda que corresponde a la fosfina. Calcularon que había 20 partes por mil millones de fosfina en esa parte del aire de Venus.

Las observaciones de seguimiento en 2019 utilizaron el Atacama Large Millimeter Array, o ALMA, un radiotelescopio en Chile que consta de 66 antenas. Los que volvieron a aparecer en la misma línea oscura correspondiente a la fosfina, aunque en concentraciones más bajas, alrededor de 10 partes por mil millones.

Un mosaico coloreado de la superficie de Venus, visto a través de sus nubes por la nave espacial Magellan a principios de la década de 1990. Foto: USGS Astrogeology Science Center

Un mosaico coloreado de la superficie de Venus, visto a través de sus nubes por la nave espacial Magellan a principios de la década de 1990. Foto: USGS Astrogeology Science Center

Pero otros científicos como el Dr. Snellen no encontraron el análisis de los científicos y las sugerencias de una fuente biológica tan convincentes.

Los datos de ALMA, que registraron el brillo de la luz de Venus en un rango de longitudes de onda, contenían muchas ondulaciones y la correspondiente a la fosfina no era particularmente mayor que ninguna de las otras. La Dra. Greaves y sus colegas utilizaron una técnica llamada ajuste polinómico para restar lo que creían que era ruido y extraer la señal de fosfina. La técnica es común, pero también usaron un polinomio con un número inusualmente grande de variables: 12.

Eso, dijeron los críticos, podría generar una señal falsa: ver algo cuando no había nada allí.

“Si su señal no es más fuerte que su ruido, entonces simplemente no puede tener éxito”, dijo el Dr. Snellen.

Otros científicos sostienen que incluso si hubiera una señal, era mucho más probable que provenga del dióxido de azufre, que absorbe la luz en casi la misma longitud de onda.

El Dr. Greaves argumentó que los críticos no entendieron las precauciones tomadas para descartar “líneas falsas”. Dijo que la forma específica de la línea de absorción era demasiado estrecha para coincidir con la del dióxido de azufre.

Mientras los científicos debatían una y otra vez, hubo una sorpresa inesperada en octubre: el observatorio ALMA había proporcionado datos calibrados incorrectamente al Dr. Greaves y contenía ruido espurio. Durante semanas, los investigadores de Venus esperaron en el limbo.

Cuando los datos reprocesados ​​de ALMA estuvieron disponibles en noviembre, los ruidosos meneos alrededor de la línea de absorción de fosfina disminuyeron, pero ahora también parecía haber menos fosfina, aproximadamente 1 parte por mil millones en total, con lugares que podrían llegar a ser de hasta 5 partes por mil millones. mil millones.

El concepto de un artista de las moléculas de fosfina en la atmósfera de Venus, a la izquierda, y el concepto de un artista en 1977 de la superficie de Venus. Foto: Observatorio Europeo Austral, vía Science Source, izquierda; Rick Guidice / ARC / NASA

El concepto de un artista de las moléculas de fosfina en la atmósfera de Venus, a la izquierda, y el concepto de un artista en 1977 de la superficie de Venus. Foto: Observatorio Europeo Austral, vía Science Source, izquierda; Rick Guidice / ARC / NASA

“La línea que tenemos ahora tiene un aspecto mucho más agradable”, dijo el Dr. Greaves, aunque no fue tan pronunciado. “Pero es lo que es. Ahora tenemos un mejor resultado”.

Bryan Butler, astrónomo del Observatorio Nacional de Radioastronomía en Socorro, Nuevo México, dijo que él y otros habían mirado los mismos datos de ALMA, tanto la versión original como la reprocesada, y no vieron ningún signo de fosfina.

“Afirman que todavía lo ven, y todavía afirmamos que no está allí”, dijo el Dr. Butler. “Desde el punto de vista puramente científico de datos, nadie los respalda porque nadie ha podido reproducir sus resultados”.

Un nuevo artículo de un equipo de astrónomos, dirigido por Victoria S. Meadows en la Universidad de Washington, dice que un modelo más detallado de la atmósfera de Venus desarrollado en la década de 1990 muestra que la fosfina en la capa de nubes ni siquiera crearía una línea de absorción detectable desde Tierra. El equipo descubrió que la fosfina tendría que ser unas 15 millas más alta para absorber la luz. La investigación se publicará en The Astrophysical Journal Letters.

“Lo que estamos mostrando es que el gas de arriba básicamente no se enfría hasta el punto de que pueda absorber hasta que llega a unos 75 u 80 kilómetros”, dijo el Dr. Meadows. “Que está muy por encima de la plataforma de nubes”.

Otros científicos profundizaron en observaciones más antiguas de Venus para ver si podría haber signos de fosfina escondidos allí.

En 1978, una nave espacial de la NASA, Pioneer Venus, lanzó cuatro sondas en la atmósfera del planeta. Uno de ellos incluso continuó enviando datos desde la superficie durante más de una hora después del impacto.

Volviendo a los datos de Pioneer Venus, Rakesh Mogul, profesor de química en la Universidad Politécnica del Estado de California en Pomona, detectó señales reveladoras del elemento fósforo en las nubes de Venus . “Hay una sustancia química, probablemente un gas, que contiene fósforo”, dijo el Dr. Mogul. “Los datos apoyan la presencia de fosfina. No son las cantidades más altas, pero están ahí “.

Sin embargo, los científicos que analizaron los datos de Venus Express, una nave espacial de la Agencia Espacial Europea que orbitó Venus entre 2006 y 2014, no encontraron fosfina .

También lo hicieron los astrónomos, incluidos el Dr. Greaves y el Dr. Sousa-Silva, que estaban tratando de identificar una línea de absorción diferente de fosfina en observaciones infrarrojas de un telescopio de la NASA en Hawai.

El Dr. Greaves dijo que el Venus Express y las observaciones infrarrojas en Hawai no observaron tan profundamente la atmósfera de Venus y, por lo tanto, no debería sorprender que no detectaran fosfina.

Los niveles de fosfina, si está allí, también podrían cambiar con el tiempo.

Eso haría más difícil encontrar respuestas definitivas, al igual que el misterio perdurable del metano en Marte. Hace más de una década, los telescopios de la Tierra y una nave espacial europea en órbita informaron de la presencia de metano en el aire marciano. En la Tierra, la mayor parte del metano es producido por organismos vivos, pero también se puede producir en sistemas hidrotermales sin ninguna biología involucrada.

Pero las lecturas de metano fueron débiles y luego las observaciones posteriores no pudieron confirmarlo. Quizás las lecturas fueron ruido malinterpretado. Cuando el rover Curiosity de la NASA llegó a Marte en 2012, llevaba un instrumento que podía medir cantidades diminutas de metano. Los científicos miraron y miraron, y no midieron ninguno.

Pero entonces, Curiosity detectó una explosión de metano que persistió durante semanas antes de disiparse. Más tarde, detectó un estallido aún más fuerte, pero luego desapareció nuevamente.

Los científicos de Marte siguen perdidos en cuanto a la rápida aparición y desaparición del metano.

El debate sobre la fosfina de Venus permanecerá estancado hasta que haya más observaciones. Pero la pandemia de coronavirus ha cerrado tanto a ALMA como al Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja de la NASA, o SOFIA, un telescopio a bordo de un 747 modificado que puede estudiar la luz infrarroja desde lo alto de la atmósfera terrestre.

(Visited 10 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciencia

Preocupación por el hallazgo de una nueva mutación híbrida de coronavirus que surgió de la combinación de otras dos variantes

Publicado

on

Por

Las cepas de Reino Unido y California parecen haberse combinado en una fusión que podría marcar el inicio de una nueva fase de la pandemia

Las alarmas están encendidas en California por el descubrimiento de una mutación nueva del coronavirus SARS-CoV-2 que se produjo por la fusión de los genomas británicos y californianos haciendo una versión “híbrida del virus”.

El evento de “recombinación” fue hallado en una muestra del virus en California, informó NewScientist, levando advertencias entre la comunidad científica sobre una probable nueva fase de la pandemia.

El virus híbrido es una recombinación de la variante B.1.1.7 altamente transmisible descubierta en el Reino Unido y la variante B.1.429 que se originó en California y que puede ser responsable de una ola reciente de casos en Los Ángeles porque porta una mutación que lo hace resistente a algunos anticuerpos.

Bette Korber, del Laboratorio Nacional de Los Alamos en Nuevo México, fue la descubridora del recombinante. Ella afirmó el pasado 2 de febrero en reunión organizada por la Academia de Ciencias de Nueva York que había visto evidencia “bastante clara” de la nueva mutación en su base de datos de genomas virales estadounidenses.

De confirmarse su hallazgo, la mutación combinada de los dos genomas sería el primer caso de una variante recombinada desde que empezó la pandemia.

Francia registró el primer caso confirmado de la variante británica de la covid-19 en un ciudadano que regresó a su país el pasado día 19 procedente de Londres, informó el ministerio de Salud.
EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo
Francia registró el primer caso confirmado de la variante británica de la covid-19 en un ciudadano que regresó a su país el pasado día 19 procedente de Londres, informó el ministerio de Salud. EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo

Sin embargo, todavía no está claro que esto haya sucedido. En diciembre y enero, por ejemplo, dos grupos de investigación informaron de forma independiente que no habían encontrado ninguna evidencia de recombinación, a pesar de que la comunidad científica la esperaba desde hace tiempo, pues es algo común en los coronavirus.

A diferencia de la mutación regular, donde los cambios se acumulan uno a la vez, que es como surgieron variantes como B.1.1.7, la recombinación puede unir múltiples mutaciones de una vez. La mayoría de las veces, estos no confieren ninguna ventaja al virus, pero en ocasiones sí.

La recombinación puede ser de gran importancia evolutiva, según François Balloux del University College London. Muchos consideran que es la forma en que se originó el SARS-CoV-2.

La recombinación podría conducir a la aparición de variantes nuevas e incluso más peligrosas, aunque todavía no está claro qué grado de amenaza podría representar este primer evento de recombinación.

Mutaciones del nuevo coronavirus SARS-CoV-2: Variante británicaMutaciones del nuevo coronavirus SARS-CoV-2: Variante británica

Korber solo ha visto un único genoma recombinante entre miles de secuencias y no está claro si el virus se transmite de persona a persona o es solo una vez.

La recombinación ocurre comúnmente en los coronavirus porque la enzima que replica su genoma es propensa a salirse de la cadena de ARN que está copiando y luego volver a unirse donde la dejó. Si una célula huésped contiene dos genomas de coronavirus diferentes, la enzima puede saltar repetidamente de uno a otro, combinando diferentes elementos de cada genoma para crear un virus híbrido.

La reciente aparición de múltiples variantes del nuevo coronavirus puede haber creado la materia prima para la recombinación porque las personas pueden infectarse con dos variantes diferentes a la vez.

“Es posible que estemos llegando al punto en que esto está sucediendo a un ritmo apreciable”, dice Sergei Pond de la Universidad de Temple en Pensilvania, quien está atento a los recombinantes comparando miles de secuencias del genoma cargadas en bases de datos. Él dice que todavía no hay evidencia de una recombinación generalizada, pero que “todos los coronavirus se recombinan, por lo que es una cuestión de cuándo, no si”.

Una persona se somete a una prueba de covid-19 en Hayward, California (EE.UU.). EFE/John G. Mabanglo/Archivo
Una persona se somete a una prueba de covid-19 en Hayward, California (EE.UU.). EFE/John G. Mabanglo/Archivo

Las implicaciones del hallazgo aún no están claras porque se sabe muy poco sobre la biología del recombinante. Sin embargo, tiene una mutación de B.1.1.7, llamada Δ69 / 70, que hace que el virus del Reino Unido sea más transmisible, y otra de B.1.429, llamada L452R, que puede conferir resistencia a los anticuerpos.

“Este tipo de evento podría permitir que el virus se haya acoplado a un virus más infeccioso con un virus más resistente”, dijo Korber en la reunión de Nueva York.

Lucy van Dorp, del University College de Londres, dice que aún no había oído hablar del recombinante, pero “no se sorprendería demasiado si se comenzaran a detectar algunos casos”.

(Visited 8 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Ciencia

La primera imagen enviada por el rover Perseverance desde Marte

Publicado

on

Por

El “rover” se posó con éxito sobre la superficie marciana y se convirtió en el quinto de estos vehículos que explora el planeta vecino

“Hola, mundo. Mi primer vistazo a mi hogar para siempre”. Con ese mensaje la NASA publicó en sus redes sociales la primera imagen del robot rover Perseverance, apenas unos minutos después de su exitoso aterrizaje en Marte.

El “rover” tocó suelo marciano sobre las 15.56 horas del este de Estados Unidos (20.56 horas GMT), según la agencia espacial estadounidense, y se convirtió en el quinto de estos vehículos que explora el planeta vecino.

El Perseverance ingresó a la atmósfera de Marte a una velocidad de más de 19.000 km/h y logró reducir la velocidad en 7 minutos para descender con éxito, minutos en los que el rover se separó de la nave que lo transportó y desplegó un “paracaídas supersónico”.

La NASA publicó en la cuenta de Twitter de Perseverance una foto en blanco y negro tomada desde el dispositivo, que muestra la superficie granulosa del cráter de Jezero, en el hemisferio norte de Marte. “Estoy a salvo en Marte. Perseverance te llevará a cualquier parte”, agregó en otro tuit.

Tras aterrizar en Marte, el rover Perseverance envió un par de imágenes desde el planeta rojoTras aterrizar en Marte, el rover Perseverance envió un par de imágenes desde el planeta rojo

Cinco minutos después de aterrizar en Marte, Perseverance se encontraba ya listo para iniciar su exploración.

Concretamente, el rover, de 6 ruedas, cerca 3 metros de largo y de 1.025 kilogramos, rastreará signos de vida microbiana antigua en Marte, recolectará y almacenará rocas y regolitos marcianos (roca y polvo) para que futuras misiones los traigan a la Tierra. Asimismo, está equipada con un brazo robótico de dos metros y tiene 19 cámaras, dos micrófonos e instrumentos de tecnología de punta.

Perseverance se embarca ahora en una misión de varios años para buscar las biofirmas de los microbios que podrían haber existido allí hace miles de millones de años, cuando las condiciones eran más cálidas y húmedas que las actuales.

A partir del verano, intentará recoger 30 muestras de roca y suelo en tubos sellados, que serán enviados a la Tierra en algún momento de la década de 2030 para su análisis en el laboratorio.

El rover Perseverance llegó al cráter Jezero de Marte este 18 de febrero a las 20.55 UTC, según lo previstoEl rover Perseverance llegó al cráter Jezero de Marte este 18 de febrero a las 20.55 UTC, según lo previsto

“La cuestión de si hay vida más allá de la Tierra es una de las más fundamentales y esenciales que podemos plantear”, dijo la geóloga de la NASA Katie Stack Morgan. “Nuestra capacidad para plantear esta pregunta y desarrollar las investigaciones científicas y la tecnología para responderla es una de las cosas que nos hacen únicos como especie”, agregó.

La NASA también quiere llevar a cabo varios experimentos llamativos, incluido el intento de realizar el primer vuelo con motor en otro planeta, con un dron helicóptero llamado Ingenuity que tendrá que conseguir elevarse en una atmósfera que tiene un 1% de la densidad de la Tierra.

“Qué equipo tan increíble para trabajar a través de todas las adversidades y desafíos que conlleva el aterrizaje de un rover en Marte, además de los desafíos de covid”, señaló poco después del amartizaje el administrador interino de la NASA Steve Jurczyk.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Ciencia

Expectativa entre científicos chinos por el hallazgo de una roca extraña en el lado oscuro de la Luna

Publicado

on

Por

El descubrimiento fue realizado por el rover Yutu-2, que se encuentra explorando la superficie del satélite terrestre. Expertos en la materia consideraron que el fragmento podría haber llegado allí como consecuencia del impacto de un meteorito

El rover chino Yutu-2, que explora la superficie de la Luna, encontró una extraña roca que tiene emocionados a los científicos que trabajan en el proyecto, quienes describieron el hallazgo como un “hito”.

Según publicó el portal Our Space, el canal de divulgación científica en idioma chino afiliado a la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA), el equipo analizó la roca en cuestión con el instrumento Visible and Near-Infrared Imaging Spectrometer (VNIS) de Yutu-2, que detecta la luz que se dispersa o se refleja en los materiales y usa esa información para revelar su composición.

Esta foto tomada por el vehículo lunar chino Yutu 2 muestra la roca alargada "hito" en la superficie lunar.
(Imagen: © CNSA)Esta foto tomada por el vehículo lunar chino Yutu 2 muestra la roca alargada “hito” en la superficie lunar. (Imagen: © CNSA)

Los científicos han utilizado el VNIS para investigar varias otras rocas y muestras de regolitos durante la misión de Yutu-2, que se desplaza por el cráter Von Kármán. Muestras anteriores incluyen trozos de vidrio fundido inusuales y potencialmente material del manto lunar.

El hallazgo ha generado interés entre la comunidad especializada. “Parece tener una forma de fragmento y sobresale del suelo. Eso es definitivamente inusual”, dijo a Space.com Dan Moriarty, becario del programa postdoctoral de la NASA en el Centro de Vuelo Espacial Goddard en Greenbelt, Maryland.

“Los impactos repetidos, las tensiones de los ciclos térmicos y otras formas de meteorización en la superficie lunar tenderían a romper las rocas en formas más o menos ‘esféricas’, con el tiempo suficiente”, dijo Moriarty. “Piensa en cómo las playas rocosas desgastan las piedras hasta convertirlas en formas suaves y redondas con el tiempo debido a los repetidos golpes de las olas”, agregó para graficar la razón por la que el hallazgo es inusual.

Moriarty dijo que tanto la forma de fragmento como la pronunciada “cresta” que corre cerca del borde de la roca parecen indicar que es geológicamente joven y que está allí hace un tiempo relativamente breve.

Una imagen de la cámara de navegación de la roca alargada "hito" detectada en el lado lejano de la luna por el rover Yutu 2 de China. (Crédito de la imagen: CNSA)Una imagen de la cámara de navegación de la roca alargada “hito” detectada en el lado lejano de la luna por el rover Yutu 2 de China. (Crédito de la imagen: CNSA)

“Definitivamente especularía con que su origen fue una eyección consecuencia de un impacto en algún cráter cercano. Es posible que una roca con esta forma se haya generado por un proceso conocido como espalación, donde fragmentos intactos de roca son expulsados de la superficie cercana sin experimentar la mismo grado de presiones de choque que sufre el objetivo inmediato “, dijo Moriarty, quien agregó que su evaluación inicial es solo una suposición.

Los datos de VNIS proporcionarán una cantidad de información mucho mayor. Clive Neal, un destacado experto lunar de la Universidad de Notre Dame, está de acuerdo en que, según las imágenes, las muestras son eyecciones de impacto en lugar de lechos de roca expuestos. “La pregunta que tengo es ¿son de origen local? Ojalá los datos espectrales permitan una evaluación del origen como local o exótico, es decir, desde fuera de esta zona”, dijo.

Yutu-2 y el módulo de aterrizaje Chang’e 4 ya han superado en gran medida su vida útil de diseño: 90 días terrestres y un año, respectivamente. El rover ha cubierto un total de 628 metros (2,060 pies) desde su despliegue desde el módulo de aterrizaje, el 3 de enero de 2019.

(Crédito de la imagen: CNSA)(Crédito de la imagen: CNSA)

En noviembre del año pasado, China lanzó su misión de retorno de muestras lunares Chang’e 5. La misión recabó 3,81 libras. (1,73 kilogramos) de muestras que se enviaron a la Tierra poco más de tres semanas después. La CNSA publicó el mes pasado los procedimientos para solicitar muestras para análisis científico.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas