Connect with us

Medio Ambiente

Groenlandia registró una pérdida récord de capa de hielo en 2019: 1 millón de toneladas por minuto

Publicado

on

Los datos señalan que solo en julio del año pasado se registró una pérdida de unas 223 gigatoneladas y en el conjunto de 2019 fue de 532, un descenso “sin precedentes” en el periodo 1948-2019. El derretimiento es uno de los mayores contribuyentes al aumento del nivel del mar

Groenlandia sufrió el año pasado una pérdida anual de masa de hielo cifrada en unas 532 gigatoneladas, lo que supone un 15 % más que lo registrado en 2012 y revierte la tendencia de menor pérdida observada en el periodo 2017-2018, según un estudio que publica este jueves la revista Communications Earth & Environment.

La capa de hielo de Groenlandia es uno de los mayores contribuyentes al aumento del nivel del mar y se asocia con unos 0,76 milímetros por año, del total de unos 3,5 milímetros anuales de aumento medio entre de 2005 a 2017, recuerda la revista del grupo Nature.

Un equipo de expertos encabezado por Ingo Sasgen, del Instituto alemán Alfred Wegener de Investigación Polar y Marina, usó datos de 2013 a 2019 procedentes de las misiones espaciales GRACE (Experimento Climático y de Recuperación de la Gravedad) y GRACE-FO para cuantificar la pérdida de masa de hielo.

El glaciar Helheim cerca de Tasiilaq (REUTERS/Lucas Jackson/archivo)El glaciar Helheim cerca de Tasiilaq (REUTERS/Lucas Jackson/archivo)

Los datos señalan que solo en julio del año pasado se registró una pérdida de la capa de hielo de unas 223 gigatoneladas y en el conjunto de 2019 fue de 532, un descenso “sin precedentes” en el periodo 1948-2019.

Se trata de 1 millón de toneladas de hielo por minuto en 2019.

Este récord rompe la tendencia de los dos años previos, cuando el nivel de fusión fue “anormalmente bajo” y la pérdida de hielo fue un 58 % menos que el promedio de 2003 a 2018.

El equipo atribuye ese menor nivel a dos veranos anormalmente fríos en el oeste de Groenlandia y a la cantidad de nevadas en otoño e invierno en el este del territorio.

Sin embargo, en el verano de 2019, las condiciones se invirtieron en gran medida, con el dominio de las condiciones anticiclónicas sobre la capa de hielo y el avance de masas de aire cálido de latitud media hacia el noroeste Groenlandia, lo que se combinó con bajos niveles de nevadas.

A pesar de la desaceleración registrada en 2017 y 2018 y la gran variabilidad de un año a otro, la rápida pérdida en 2019 indica que la capa de hielo de Groenlandia “ha permanecido en una trayectoria de creciente pérdida de masa desde finales de los años 90 en respuesta al calentamiento del Ártico”, escriben los autores.

Entre 2003 y 2016, la capa de hielo de Groenlandia fue uno de los mayores contribuyentes al aumento del nivel del mar, ya que perdió cerca de 255 gigatoneladas de hielo por año.

(Visited 29 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Medio Ambiente

Tras 70 años extintos, los yaguaretés volvieron a andar libres en Corrientes

Publicado

on

Por

Gracias al proyecto que busca salvar a la especie, dos cachorros junto a su madre fueron liberados el 7 de enero en el Parque Nacional Iberá. Cómo es el proyecto que tiene el propósito de salvar a la especie que sigue en “peligro crítico de extinción”

Karai y Porã, nacidos a mediados de septiembre del 2020, y su madre, Mariua, ya corren libres en medio de los Esteros del Iberá, el lugar del que la especie fue arrancada hace siete décadas, víctima de cazadores y del avance del hombre, que la sacó de su hábitat para dejarla expuesta en las carreteras donde muchos yaguaretés murieron atropellados.

Pero gracias a un proyecto único e inédito, por primera vez en el mundo se intenta devolver a este gran felino a un ambiente donde el hombre lo había exterminado, no sin antes hacer una ardua labor de concientización para que toda la provincia de Corrientes sea protectora de la especie con la que se siente identificada y a la que hoy promete cuidar.

Los cachorros de 4 meses y su madre dejaron el pasado 7 de enero el lugar donde vivían, un corral de 30 hectáreas que pertenece al Centro de Reintroducción de Yaguareté y que está dentro del gran Parque Nacional Iberá. Ahora, los tres se desplazan a sus anchas en el humedal correntino donde alguna vez la especie reinó y donde, se espera, vuelva a dominar el paisaje.

El mérito, en este caso, es del gobierno de Corrientes y de la Fundación Rewilding Argentina, que ya había logrado reintroducir en ese parque a otras especies como el venado de las pampas, el oso hormiguero gigante, el guacamayo rojo, la nutria gigante o el pecarí de collar. “Y gracias al compromiso del pueblo correntino en general y los habitantes del Iberá en particular”, le destaca a Infobae Marisi López, directora del Proyecto Iberá.

7 de enero - 04:25. Momento en que Mariua, Karai y Porã salen del lugar donde los cachorros nacieron y vivieron por 4 meses. 7 de enero – 04:25. Momento en que Mariua, Karai y Porã salen del lugar donde los cachorros nacieron y vivieron por 4 meses.

Cómo es el plan que buscar salvar a los yaguaretés y que acaba de reintroducir dos cachorros a la vida salvaje

“Un proyecto como este, me animo a decirlo, es único en el mundo”, anticipa Mirisi López sin ocultar su emoción cuando cuenta que toda la Fundación Rewilding Argentina siguió a través de las cámaras el momento en que madre e hijos pasaron las rejas que los separaba de la vida salvaje, la que la especie nunca debió perder.

En Corrientes la especie estaba absolutamente extinta: el último registro tiene de un yaguareté superaba los 70 años. “Hace 10 años empezamos con el proyecto que hoy está dando frutos, no solamente por el reciente nacimiento de dos nuevos cachorros que se produjo en noviembre (ya suman seis) sino, sobre todo, por la apertura de puertas de los corrales en los que esos felinos nacieron y que hoy pueden correr libres”, resumen emocionada López.

La premisa que tienen quienes participan de este proyecto es clara: que los cachorros no sean cautivos y que desde su nacimiento vivan de manera “casi silvestre, porque si bien estaban en los grandes jaulones no tenían contacto con humanos”, agrega López y explica que esos espacios “tienen varias entradas por las que nosotros introducíamos a las presas para que ellos mismos, al verlas, se encargaran de cazarlas y así alimentarse”.

Tras 70 años extintos, los yaguaretés volvieron a caminar libres en Corrientes.Tras 70 años extintos, los yaguaretés volvieron a caminar libres en Corrientes.

Ahora los cachorros junto a su madre experimenten la libertad aunque la madre tiene un collar que emite señal constantemente de modo que podemos saber dónde están ella y sus hijos que al ser tan pequeños siempre están a su lado. Así será hasta el año y medio o dos y luego se independizarán, pero no se moverán muy lejos de donde sepan que hay otros de su especie”, explica López y asegura que además del collar que lleva Mariua en la zona donde fueron liberados hay cámaras dispuesta en diferentes lugares. “Son cámaras-trampas que cuando registran algún movimiento sacan fotos; así podemos ver dónde están”.

Pese a los esfuerzos de la fundación y de los propios animales para subsistir, lo fundamental para lograr los objetivos planteados es que los pobladores aprendan a convivir con la especie y respeten su lugar en el ecosistema y las nuevas vidas.

“A los vecinos de los pueblos más cercanos a San Alonso (donde los animales viven) se les entregó paneles de energía solar y radios handy para que puedan comunicarse con nosotros y contarnos cuando los vean cerca. Esto va más allá de que nosotros sepamos por dónde andan sino que es para que estén atentos y nos avisen que está todo bien. Si los ven y no pasa nada, dejamos que se queden ahí, pero en caso de que se genere un conflicto se los va a buscar para llevarlos a otras zonas”.

Para lograr un mayor acercamiento y compromiso, la fundación invitó algunos vecinos para conocer por cámara a los recién nacidos y poder interiorizarse en el trabajo que allí realizan y la importancia de los cuidados que todos puedan darles.

Hay campañas en videos, charlas educativas y todo tipo de acciones con la comunidad, las escuelas y con los intendentes que involucra a un montón de actores para están aprendiendo cómo cuidar a los yaguaretés”, asegura López.

Los dos cachorros que se convirtieron en los primeros de los nacidos bajo el proyecto de conservación que ya experimentan la libertad
 (Matías Rebak - Rewilding Argentina)Los dos cachorros que se convirtieron en los primeros de los nacidos bajo el proyecto de conservación que ya experimentan la libertad (Matías Rebak – Rewilding Argentina)

Apenas enterado de la noticia, Gustavo Valdés, gobernador de Corrientes, resaltó la importancia del proyecto y vio al regreso de la especie como favorable para la economía local ya que “el yaguareté es sinónimo de desarrollo local, de empleo genuino, de economías pujantes que reviven gracias al turismo de naturaleza en el Gran Parque Iberá”.

También contento se manifestó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Argentina, Juan Cabandié, quien oficializó el anuncio: “Hemos dado otro gran paso para la preservación del yaguareté en Iberá. Mariua, Karai y Porã fueron liberados y ya se encuentran en su hábitat natural. Cuidar al yaguareté es una responsabilidad de todos y de todas”.

Por su parte, Sofía Heinonen, directora ejecutiva de la Fundación Rewilding Argentina señaló que “la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha declarado al período 2021-2030 como la Década de la Restauración, y en Argentina no podría haber comenzado de mejor manera: reintroduciendo por primera vez en Latinoamérica a un depredador tope que habíamos hecho desaparecer. El daño que hemos hecho a los ecosistemas naturales es de tal envergadura que la ONU nos señala que ya no alcanza con la conservación tradicional, con resguardar lo que aún queda en pie.

El yaguareté es el mayor carnívoro sudamericano y ha sufrido una retracción alarmante en los últimos dos siglos. En Argentina, perdió más del 95% de su área de distribución y hoy solo sobreviven al menos 250 individuos y sigue siendo una especie catalogada “en peligro crítico de extinción”.

Asumiendo la importancia del proyecto que busca devolver a la especie, Sebastián Di Martino, director de Conservación de la Fundación Rewilding Argentina dijo que “los depredadores tope son especies clave en los ecosistemas. Cuando desaparecen, los ambientes naturales se degradan e incluso colapsan. Devolver al yaguareté allí donde se ha extinguido tiene que ver con nuestra propia supervivencia”.

Ajenos a la repercusión de lo que su llegada a la vida libre significa, la familia integrada por Karai, Porã y Mariua deambula por los salvajes dominios donde una vez su especie reinó y donde hoy está retornando.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Medio Ambiente

Gendarmería rescató una cría de guanaco con signos de desnutrición en San Juan

Publicado

on

Por

Dos efectivos rescataron a una pequeña hembra en una zona seca y afectada por cazadores furtivos que buscan adultos para la venta de su carne. La especie está protegida en la zona. Cómo fue el operativo y qué pasará con la cría

La patrulla ambiental a cargo de la subalferez Débora Caballero realizaba su habitual recorrida a pie en el sector posterior de Pampa de El Leoncito, también conocida como Barreal Blanco, cuando vieron a una pequeña cría de guanaco sola y con aparentes signos de desnutrición.

Sin dudarlo, y cumpliendo con su tarea diaria, fue junto con el gendarme Aurelio Olivera a su salvataje. La protegieron y con los cuidados necesarios la trasladaron hasta la sede próxima de la Unidad de la Fuerza para su hidratación y para que fuera atendida por personal especializado.

Tras comunicarse con el delegado de medio ambiente local, la “lama guanicoe” (guanaco) fue dejada en guarda con una familia nodriza que la ayudará y cuidará por unos meses hasta lograr su reinserción a su hábitat natural.

El rescate fue en una zona afectada por cazadores furtivos

El delegado de Medio Ambiente de Calingasta recibe a la guanaca rescatadaEl delegado de Medio Ambiente de Calingasta recibe a la guanaca rescatada

“Es una zona de sendas, no hay caminos y no llegan los vehículos por lo que los patrullaje se hacen a pie, caminando durante horas, o a lomo de mula”, explicó el comandante Adrián Guillermo Aliaga sobre las inclemencias a la que su grupo ambiental se enfrenta cada día en protección de la zona y su fauna.

La pequeña guanaco, de no más de 10 días, apareció desorientada, sola, apenas podía caminar. No hay seguridad ni rastros hallados, aún, que lo comprueben, pero las hipótesis apuntan a que su madre fue atrapada por cazadores furtivos que disparan desde lejos para hacerse del cuerpo moribundo de las madres y dejan de lado a sus crías, débiles y asustadas ya que su escaso peso está lejos de las pretensiones de quienes la comprarán por su carne, consumida en la zona, sobre todo en Mendoza.

“El hallazgo ocurrió en la parte trasera de la Pampa El Leoncito. Por el hallazgos podemos sospechar que se trata de la caza furtiva porque estos animales se manejan a manadas y la cría está siempre al lado de la madre. Es del tamaño de un bambi, muy tierna de ver, todavía está lactante”, dijo el comandante a Infobae tras compartir unas fotografías de la pequeña huérfana que ya está al cuidado de especialistas.

Al detallar sobre el momento del rescate del que participaron la subalferez Caballero y el gendarme Olivera, dice: “El animal, que apareció a 10 kilómetros del camino, estaba reticente al acercamiento de las personas, pero pudieron hacerlo para darle los primeros auxilios. En este tipo de patrullajes ambientales, uno de los gendarmes siempre es enfermero veterinario”.

En las instalaciones del Grupo Vial sobre la RN 149, en San JuanEn las instalaciones del Grupo Vial sobre la RN 149, en San Juan

Luego se lo trasladó al Departamento de Calingasta y de allí pasó a la mencionada casa nodriza donde estará “tres o seis meses, depende del animal y cuánto tiempo le lleve valerse por sí mismo. Luego se la retornará a su medio en el interior del Parque Nacional”, avisó el comandante.

Por el grado de desnutrición observada, los especialista creen que la cría estuvo al menos dos días sola.

En caso de que el cazador sea descubierto, dependerá la zona en la que se lo atrape para saber cuál la causa que se le inicie: si se lo ve dentro del Parque Nacional se le iniciará una causa federal y en caso de ser fuera del área nacional, le corresponde a Medio Ambiente y el Juzgado de Falta de la provincia. En ese caso, su detención será inmediata y se le iniciará una causa por faltar a la ley de Protección al Medio Ambiente de San Juan.

En la zona, seca y con riego artificial, “el trabajo de la Patrulla Ambiental es muy arduo. Podemos trasladarnos con vehículo hasta determinada zona y luego seguir a pie en una caminata de entre 6 y 8 horas”, finaliza el comandante.

Sobre el guanaco

infobae-image

Los guanacos son una de las especies más representativas de San Juan, un mamífero perteneciente a la familia de los camélidos propia de Sudamérica. Si bien muchas veces se lo confunde con la llama, es algo más chico y posee una apariencia distinguida debido a sus largas patas y cuello.

La especie habita, sobre todo, en las regiones áridas, semiáridas y montañosas; y sus hábitats tienden a ser abiertos, como pastizales desérticos, praderas y matorrales en donde encuentra su alimento preferido por tratarse del herbívoro más grande de las zonas áridas de América del Sur.

Como animal social, vive en manadas compuestas regularmente por hasta 30 hembras, sus crías y un macho que ejerce el papel de dominante y que defiende su grupo de machos intrusos. Las crías reciben el nombre de chulengos.

(Visited 2 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Medio Ambiente

Increíble: una especie de focas mantienen charlas ultrasónicas bajo el hielo

Publicado

on

Por

Las focas de Weddell, el mamífero más austral del mundo, emiten vocalizaciones ultrasónicas únicas bajo el hielo de la Antártida a frecuencias que son inaudibles para los humanos.

Las focas de Weddell, el mamífero más austral del mundo, emiten vocalizaciones ultrasónicas únicas bajo el hielo de la Antártida a frecuencias que son inaudibles para los humanos.

Dos años de grabaciones de biólogos de la Universidad de Oregón en un observatorio submarino de transmisión en vivo en el Estrecho de McMurdo han capturado nueve tipos de vocalizaciones de sellos ultrasónicos tonales que alcanzan los 50 kilohercios.

Los seres humanos escuchan en el rango sónico de 20 a 20.000 hercios, o 20 kilohercios. El descubrimiento se detalla en Journal of the Acoustical Society of America.

Las focas de Weddell (Leptonychotes weddelii) prosperan bajo el hielo marino del continente y utilizan sus grandes dientes para crear agujeros de aire. Pueden sumergirse a 600 metros en busca de presas y permanecer sumergidos durante 80 minutos. Los investigadores identificados por primera vez 34 tipos de llamadas de focas en frecuencias sónicas en 1982, vinculando los sonidos a las interacciones sociales.

Las focas de Weddell, el mamífero más austral del mundo, emiten vocalizaciones ultrasónicas únicas bajo el hielo de la Antártida a frecuencias que son inaudibles para los humanos (EFE).

Las focas de Weddell, el mamífero más austral del mundo, emiten vocalizaciones ultrasónicas únicas bajo el hielo de la Antártida a frecuencias que son inaudibles para los humanos (EFE).

El autor principal del estudio, Paul Cziko, profesor investigador visitante en el Instituto de Ecología y Evolución de la Universidad de Oregón, dijo que los trabajadores de la estación McMurdo a menudo se quedaban dormidos escuchando las transmisiones de los sonidos sónicos de las focas provenientes de abajo.

“Las llamadas de las focas de Weddell crean un paisaje sonoro casi increíble y de otro mundo bajo el hielo”, dijo Cziko en un comunicado. “Realmente parece que estás en medio de una batalla espacial en ‘Star Wars’, con rayos láser y todo”.

Durante los siguientes dos años, el hidrófono digital de banda ancha del observatorio, más sensible que el equipo utilizado en grabaciones anteriores, recogió las vocalizaciones de alta frecuencia durante el monitoreo pasivo de las focas.

El hielo en el Mar de Weddell. Allí vive esta especie de foca (DPA).

El hielo en el Mar de Weddell. Allí vive esta especie de foca (DPA).

Se desconoce qué significan las vocalizaciones ultrasónicas en el repertorio de las focas de Weddell. Las focas se encuentran entre las 33 especies de mamíferos de patas-aletas agrupadas como pinnípedos. Hasta ahora, se creía que los pinnípedos, que también incluyen leones marinos y morsas, vocalizaban solo a niveles sónicos.

Podría ser, dijo Cziko, que los sellos produzcan los sonidos simplemente para “destacar sobre todo el ruido de baja frecuencia, como cambiar un canal diferente para comunicarse”.

No se sabe cómo navegan las focas de Weddell y encuentran presas durante los meses de oscuridad casi absoluta en el invierno antártico. El estudio no proporciona evidencia de ecolocalización.

“Nos gustaría saber quién está produciendo las llamadas ultrasónicas: machos, hembras, jóvenes o todos”, dijo Cziko. “¿Y cómo utilizan las focas estos sonidos cuando están en aguas más profundas, buscando peces? Necesitamos grabar en más lugares para poder correlacionar los sonidos con los comportamientos”.

(Visited 8 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas