Connect with us

Medio Ambiente

El Caballito de Mar patagónico está en peligro de extinción

Publicado

on

Habita en las aguas de la bahía de la localidad rionegrina de San Antonio Oeste. Está en peligro de extinción a causa del comportamiento humano que desarrolla procesos industriales, pesqueros y turísticos en el área natural protegida que también contiene a Las Grutas y El Puerto del Este.

El Hippocampus Patagonicus, más conocido desde 2004 como Caballito de Mar Patagónico y que habita en las aguas de la bahía de la localidad rionegrina de San Antonio Oeste, se encuentra en peligro de extinción a causa del comportamiento humano que desarrolla procesos industriales, pesqueros y turísticos en el área natural protegida que también contiene a Las Grutas y El Puerto del Este.

El director de ambiente de la municipalidad de San Antonio Oeste, Diego Luzzato, dijo a Télam que “el primer individuo de la especie descrito para la ciencia venía de allí, pero luego descubrimos que tiene una distribución territorial bastante más amplia e incluso llega hasta Brasil”.

En ese país había sido clasificado como otra especie, “pero tuvieron que cambiarle el nombre porque es la misma que tenemos nosotros y eso implicó mucho trabajo en ecología y en trabajos de conservación en la bahía”.

Ese es un lugar muy particular por sus características geográficas, “las amplias mareas que allí se despliegan permiten el desarrollo de un ecosistema bastante distinto al de la parte externa, que posee características propias de la Patagonia”, aclaró el ex investigador del Conicet.

En esa zona la población de caballitos de mar está siendo cada vez más afectada por la presión del comportamiento humano con “el desarrollo de procesos industriales por parte de la empresa Alcadis de la Patagonia (Alpat), las empresas pesqueras que muchas veces arrojan residuos al agua, la urbanización que desplaza áreas naturales y la visitas de turistas que se dio durante los últimos años”, precisó Luzzato.

Todo eso hace que el hábitat de estos animales se vaya desplazando, y que la población de la especie disminuya de manera alarmante, según estimó, “durante los últimos diez años se redujo en un 90%”.

Para el municipal, “el primer factor que afecta la existencia del caballito es la pesca, porque no es como cualquier pez al que se le puede diagramar una estrategia de pesca, cuando se levanta uno ya no quedan más, entonces la densidad poblacional disminuye automáticamente”.

Según explicó, al caballito se lo puede encontrar durante las mareas bajas cuando el agua llega a los tobillos, en cambio en otros lugares del norte se los encuentra a unos 20 o 30 metros de profundidad.

La distribución territorial es desde la Bahía de San Antonio hasta Río de Janeiro, y las principales características físicas es que tienen la cabeza a 90° respecto del cuerpo, y la cola es una modificación de la aleta caudal de los peces comunes, con la que se sujeta a los sustratos.

“Tienen roles sexuales intercambiados, el macho es el que recibe los huevos, sufre un embarazo y tiene un parto, luego de un cortejo que suele iniciar en septiembre, durar varios días hasta que la hembra le transfiere los huevos a una bolsa especial de su cuerpo, y allí los embriones comienzan a desarrollarse y crecer hasta unos 7 milímetros”, precisó.

El período de gestación dura unos 20 días y pueden nacer hasta mil embriones, pero el promedio es de unos 300 que en su mayoría son consumidos por otros organismos, por lo que la probabilidad de que uno llegue a ser adulto es muy baja, pueden llegar a crecer hasta unos 18 centímetros a lo largo de unos 4 o 5 años de vida.

Otro problema es que al ser tan grandes y habitar aguas poco profundas, tienen pocas probabilidades de camuflarse y son más visibles para la gente que suele recorrer la zona.

En la costumbre local se los saca del agua y una vez que el caballito de mar muere, se seca al sol para que conserve el aspecto y se los integra a alguna artesanía, en el mercado son más apreciados y valiosos, llama mucho la atención a los turistas.

El municipio local durante el último verano lo declaró “Monumento Natural”, la máxima categoría de conservación que puede tener una especie animal.

Y desde la provincia desde hace pocos días se lo está protegiendo, mediante un proyecto ingresado por los legisladores Marilin Gemignani y Facundo Montesino Odarda, al parlamento rionegrino.

Lo importante de esa iniciativa es que se lo saca de categoría de pez y se lo pasa a la órbita de fauna, con lo que se logra una protección más efectiva.

La recomendación para todas las personas “es que si alguien se encuentra con un caballito de mar, no lo moleste y sólo lo mire desde lejos y nada más, porque todo lo demás está prohibido y penado”, remarcó Luzzato.

Los caballitos de mar, durante todo el año están en la bahía, y en invierno buscan un poco más de profundidad en el área natural protegida que abarca Las Grutas, San Antonio y el Puerto del Este.

(Visited 27 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Medio Ambiente

Dinamarca sacrificará más de 15 millones de visones por una mutación del coronavirus que infectó a humanos

Publicado

on

Por

Se trata de una variación del Covid-19 que surgió en esos animales y que ya pasó a 12 personas. Matarán a todos los ejemplares que tiene el país

Dinamarca, primer productor mundial de piel de visón, sacrificará más de 15 millones de esos animales criados en su territorio. La decisión fue tomada por una mutación de Covid-19 que ya habría pasado a 12 personas, lo que significaría una amenaza para la eficacia de una futura vacuna contra la enfermedad.

“El virus mutado a través de los visones podría representar un riesgo de que futuras vacunas (contra el coronavirus) no funcionen como deberían“, declaró el miércoles la primera ministra Mette Frederiksen, durante una rueda de prensa con funcionarios de salud.

“Hay que sacrificar a todos los visones”, añadió, lo que representa entre 15 y 17 millones de animales.

La mutación de un virus es normal, y una mutación no significa que se comportará de manera diferente, según los científicos. Además, determinar las consecuencias concretas de una mutación es complejo.

Pero aunque esta mutación no agrava las complicaciones causadas por el coronavirus en el ser humano, las autoridades danesas consideran que se caracteriza por una menor eficacia de los anticuerpos humanos, lo que amenaza el desarrollo de una vacuna de coronavirus.

El lunes, las autoridades ya habían sacrificado más de 1,2 milón de visones. Foto EFE

El lunes, las autoridades ya habían sacrificado más de 1,2 milón de visones. Foto EFE

“Seguir con la cría de estos visones supondría un riesgo muy elevado para la salud pública, tanto en Dinamarca como en el extranjero”, advirtió el responsable de la Autoridad Danesa de Control de Enfermedades Infecciosas (SSI), Kåre Mølbak.

El virus mutado que se encontró en visones “no responde tanto a los anticuerpos como el virus normal. Los anticuerpos siempre tienen un efecto, pero no tan eficaz”, afirmó.

Según el ministro de Salud, Magnus Heunicke, “las investigaciones han demostrado que las mutaciones pueden afectar los actuales proyectos para una vacuna contra el Covid-19”.

“Es una amenaza para el desarrollo de vacunas contra el coronavirus, por eso debemos llevar a cabo una campaña nacional”, insistió.

Esta mutación se identificó en cinco granjas. Los 12 casos de transmisión en humanos del virus fueron detectados en el norte de Jutlandia (oeste), donde se concentran la mayoría de criaderos. Sin embargo, ya no son portadores, según SSI.

Dinamarca es el mayor exportador mundial de pieles de visón, una actividad que ha hecho la fortuna de más de 1.000 granjas en el pequeño reino nórdico.

Después de que se detectaran los primeros casos de coronavirus en estos animales, el Gobierno lanzó una extensa campaña de sacrificio de visones este verano en los criaderos infectados, que se extendió en octubre debido al brote de la epidemia de coronavirus en numerosos criaderos.

El lunes, las autoridades ya habían sacrificado más de 1,2 millón de ejemplares. El Gobierno prometió compensaciones a los criadores. El sector emplea a unas 6.000 personas en este país de 5,8 millones de habitantes.

Es un día negro para todos nosotros y para Dinamarca“, afirmó Tage Pedersen, presidente de la Asociación de Criadores de Visones, en un comunicado.

“Por supuesto, no queremos ser la causa de una nueva pandemia (…) pero la decisión del Gobierno es un desastre para nuestra industria y para Dinamarca. Se trata de hecho de un cierre y una liquidación permanentes de la industria de las pieles”, dijo.

Peligro en las granjas de visones de Dinamarca. Foto EFE

Peligro en las granjas de visones de Dinamarca. Foto EFE

Buen alumno de la gestión de la pandemia con 729 decesos por ahora, Dinamarca se enfrenta a un fuerte aumento de casos y endureció de las medidas desde fines de octubre.

Las autoridades señalaron que el jueves anunciarán nuevas restricciones en la zona afectada por esta mutación para frenar su avance.

El rastreo de los nuevos casos en la región permitió identificar un criadero de visones como el origen de la contaminación, según las autoridades.

Desde inicios de la pandemia se registraron varios casos sospechosos de transmisión del visón a los seres humanos, en particular en los Países Bajos, donde se ha matado a más de un millón de estos mamíferos.

En España también fueron sacrificados visones en julio, pero no hubo una campaña nacional.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “en algunos casos, los visones infectados por humanos transmitieron el virus a otras personasFueron los primeros casos notificados de transmisión del animal al hombre“, explicó la institución a la AFP, sin pronunciarse en detalle sobre la mutación en Dinamarca.

Según la Policía, los animales deben ser sacrificados “lo antes posible”, pero no se indicó plazos.

(Visited 31 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Medio Ambiente

Un buque venezolano se hunde en el Caribe con más de un millón de barriles de petróleo que podría causar un desastre ambiental

Publicado

on

Por

Grupos ambientalistas expresaron esta semana su preocupación por el derrame de crudo a bordo de la instalación petrolera “Nabarima”, parte de la empresa conjunta Petrosucre, entre PDVSA y la italiana Eni SpA

Un petrolero operado por la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) se acercó el martes a una instalación de almacenaje flotante de crudo, donde se espera que reciba en el mar una transferencia del producto en medio de preocupaciones ambientales, mostraron los datos de Refinitiv Eikon.

Grupos ambientalistas expresaron esta semana su preocupación por un posible derrame de los 1,3 millones de barriles de crudo a bordo de la instalación petrolera “Nabarima”, parte de la empresa conjunta Petrosucre, entre PDVSA y la italiana Eni SpA, después de que las imágenes mostraran el barco inclinado de un lado.

El buque petrolero se inclinó hacia un costado frente a una costa remota de Venezuela y desató renovados llamados internacionales para que se impida un derrame colosal de proporciones históricas.

Después de años de abandono, el FSO Nabarima, un monstruo oxidado de la petrolera venezolana Pdvsa que transporta más de un millón de barriles de crudo pesado, se encuentra en un peligroso estado de deterioro. A pesar de que se desconoce la magnitud de los daños, si no es reparado pronto podría hundirse y desencadenar un desastre ambiental gigantesco, contaminando las aguas azul turquesa a lo largo de las costas venezolanas y de varias naciones vecinas del Caribe, aseguran expertos marítimos y críticos del régimen de Caracas.

Pdvsa ahora planea descargar parte del crudo a bordo a través de una transferencia de barco a barco (STS, por su sigla en inglés) que involucra al Icaro, un barco Aframax de su flota, dijo el lunes a Reuters una persona familiarizada con el asunto.

Los datos de Eikon de Refinitiv mostraron que el Icaro se acercó al Nabarima a las 14:37 hora local (1837 GMT).

El Nabarima presenta una hundimiento a la derecha de 5 grados de inclinación El Nabarima presenta una hundimiento a la derecha de 5 grados de inclinación

También se esperaba que la barcaza con bandera venezolana, Inmaculada, participara en la operación STS, que conlleva sus propios riesgos, según una persona familiarizada con el asunto y un documento visto por Reuters.

Para agudizar las preocupaciones, el régimen chavista no realizó declaraciones sobre sus planes con respecto al navío. Y solo envió barcos para inspeccionar el área.

La situación que sufre el buque Nabarima no es nueva, pero el riesgo de que zozobre en modo inminente ha hecho levantar todas las alarmas. Fotos recientes de la embarcación muestran cómo, día a día, va sumergiéndose un poco más.

Trabajadores petroleros opuestos al régimen, como Eudis Girot, director de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela, iniciaron una campaña para que el dictador Nicolás Maduro preste atención a la situación. “Invito al presidente de la República a que se monte en un helicóptero, que vaya hasta el Nabarima, que haga él mismo una inspección”, dijo Girot en un video publicado en internet hace unos días. También publicó tres fotografías de lo que asegura es la sala de máquinas del buque inundada. “Yo quisiera estar equivocado, por Dios”, afirmó.

El Nabarima, de bandera venezolana, es un navío de 264 metros de eslora (largo) que se cree está lleno casi a su capacidad máxima con 1,4 millones de barriles de crudo, una cantidad casi cinco veces mayor a la que derramó el Exxon Valdez en 1989.

El buque se utilizaba como plataforma estacionaria anclada en el Golfo de Paria con el objetivo de ayudar a la exportación de petróleo venezolano, pero quedó inactivo tras el reciente desplome en la demanda de energía a nivel mundial a causa de la pandemia y de las sanciones de la Casa Blanca contra el régimen de Maduro, las cuales han ahuyentado a posibles compradores del crudo pesado que produce Venezuela.

Los críticos de la deteriorada petrolera estatal señalan que el buque de doble casco -construido en 2005 por la surcoreana Samsung para ConocoPhillips- es sólo un ejemplo de la corrupción y malas gestiones del chavismo que han llevado a la quiebra a la industria petrolera, que por décadas brindó prosperidad al país.

“Ese barco no estaría en este estado de no ser por la negligencia y la estupidez”, dijo Russ Dalle, director de Caracas Capital Markets, una compañía que monitorea de cerca a la industria marítima de Venezuela. Un ejecutivo de la industria, que habló con la agencia periodística The Associated Press (AP) con reserva de anonimato por temor a represalias, dijo que la falta de mantenimiento dañó válvulas en el sistema de lastre utilizado para estabilizar al barco.

Se trata del barco Nabarima, una unidad flotante de almacenamiento de crudo que se encuentra en el Golfo de Paria, frontera entre el estado venezolano de Sucre (noreste) que pondría en riesgo la vida de muchas aves Se trata del barco Nabarima, una unidad flotante de almacenamiento de crudo que se encuentra en el Golfo de Paria, frontera entre el estado venezolano de Sucre (noreste) que pondría en riesgo la vida de muchas aves

Actualmente, el buque presenta una peligrosa inclinación de más de 5 grados hacia su costado derecho, señaló el ejecutivo. Datos de rastreo marítimo indican que también se ha hundido unos 14,5 metros, justo hasta la línea de flotación, un indicio de exceso de peso.

Un posible derrame en el mar poco profundo que Venezuela comparte con Trinidad y Tobago podría dañar los frágiles manglares, al igual que santuarios marinos y de aves. La situación ha causado alarma en Trinidad y las cercanas islas holandesas de Aruba, Bonaire y Curacao.

Esta sería la segunda emergencia marítima reciente para Venezuela luego de un derrame en la refinería El Palito, producido en agosto pasado, que cubrió de crudo un tramo de 15 kilómetros de playas prístinas en el Caribe, a unas cuantas horas de distancia de la capital Caracas.

(Visited 58 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

La vacuna contra el COVID-19 podría matar a medio millón de tiburones

Publicado

on

Por

Algunas vacunas para combatir el coronavirus contienen escualeno, una sustancia extraída de los tiburones, que ahora corren peligro de producirse estos medicamentos de manera masiva

Algunas vacunas contra el COVID-19 contienen escualeno, una sustancia extraída de los tiburones, los cuales ahora corren un serio peligro de producirse estos medicamentos de manera masiva.

La organización Shark Allies, organización dedicada a la conservación de tiburones, precisó que hasta tres millones de ejemplares son capturados cada año tan solo para obtener la mencionada sustancia. Se estima que se necesitarían alrededor de medio millón de ejemplares para obtener una cantidad suficiente como para producir las vacunas necesarias que permitirían inmunizar con dos dosis a toda la población del planeta.

El escualeno es una sustancia orgánica usada como adyuvante o suplemento de fármacos para incrementar la reacción inmune del organismo, obtenida del aceite de hígado de tiburón. En este marco, y a partir de la puesta en conocimiento de su uso para la producción de algunas de las vacunas en proceso de testeo para combatir el COVID-19, los activistas hicieron un llamamiento para desarrollar métodos alternativos de producción que permitan reemplazar el escualeno de los tiburones, por otros que pueden ser elaborados a partir de otras fuentes, como el azúcar de caña o las aceitunas.

En un comunicado oficial, Stefanie Brendl, fundadora de Shark Allies, aseguró que no prvilegia la seguridad de los tiburones sobre la pandemmia: “De ninguna manera estamos dando prioridad a los tiburones sobre la salud humana, pero simplemente tenemos que preguntarnos por qué las fuentes de escualeno más sostenibles no se están considerando como una opción”.

Indice de flotación

Este componente en el hígado del animal lo ayuda a controlar su flotabilidad (REUTERS)Este componente en el hígado del animal lo ayuda a controlar su flotabilidad (REUTERS)

En muchas especies de tiburones, del 50% al 80% del peso de su hígado es escualeno. Esto permitiría a obtener unos 300 gramos de esa sustancia con un único espécimen. Una cantidad suficiente como para unas 30.000 dosis de vacunas.

Este componente en el hígado del animal lo ayuda a controlar su flotabilidad. Las empresas que van en su busca lo hacen en aguas profundas porque de los tiburones que allí se encuentran se obtiene una mayor concentración de escualeno. En este terreno Shark Allies ha detectado más de 50 especies que son target perfecto por el valor de sus hígados. Todas ellas vulnerables o en peligro de extinción de acuerdo a la enumeración publica que realiza la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Según cifras provistas por estas entidades, previo a la pandemia, se pescaban alrededor de 3 millones de tiburones por año, sólo con el objetivo de hacer uso de sus hígados. Shark Allies aventura que, según sus cálculos, se necesitará al menos medio millón más de capturas para poder cubrir las necesidades que la industria de la salud expresa con el fin de satisfacer la demanda surgida del COVID-19.

Este conteo se ha hecho bajo la estimación de que cada sujeto deberá recibir, al menos, dos dosis de la futura vacuna que contendrá como adyuvante el escualeno a base de tiburón. Cierto es que, de todos modos, son excepcional los prospectos de vacunas que oficialmente lista la Organización Mundial de la Salud que contienen ese tipo de agente estimulante de la inmunidad. Esto implicaría que los cálculos estimados, en el caso de que esos medicamentos sean los que efectivamente al final se utilicen, las unidades de animales necesarios serían significativamente menores.

Hacer mejor

De la lista que publica la OMS sobre los proyectos en testeo, el liderado por la empresa GSK es uno de los pocos que utiliza el escualeno surgido del hígado de tiburón como adyuvante para su posible vacuna (REUTERS)De la lista que publica la OMS sobre los proyectos en testeo, el liderado por la empresa GSK es uno de los pocos que utiliza el escualeno surgido del hígado de tiburón como adyuvante para su posible vacuna (REUTERS)

De la lista que publica la OMS sobre los proyectos en testeo, el liderado por la empresa GSK es uno de los pocos que utiliza el escualeno surgido del hígado de tiburón como adyuvante para su posible vacuna. En virtud de las declaraciones de los activistas en pos de los animales, le compañía indicó oficialmente que “la cantidad de escualeno que se necesitará para fabricar los mil millones de dosis previstos de su sistema adyuvante representa una proporción muy pequeña del escualeno de origen animal utilizado en todo el mundo; la gran mayoría del escualeno producido es utilizado por otras industrias, incluida la industria cosmética”, cuestión que coincide, de todos modos, con lo expresado por Shark Allies. Aunque, Brendl sostuvo que escudarse en ser el mal menor no es un solución deseable, “especialmente cuando es posible cambiar aquello que está bajo nuestro control”.

Un estudio llevado a cabo por BLOOM, una organización sin fines de lucro destinada a relevar las preocupaciones ambientales en torno a la vida marina, confirma lo antedicho. En su documento indica que cerca del 90% de la producción mundial de aceite de hígado de tiburón tiene como destino la industria cosmética. Los productos de belleza suelen aplicar esta substancia para obtener un beneficio antiinflamatorio para la piel que, a su vez, disminuye el enrojecimiento o la rosácea.

Según expresa la propia OMS, el escualeno no actúa como adyuvante por sí mismo, pero su adición a sustancias tensioactivas mejoran la respuesta inmunitaria de los antígenos. El MF59, un adyuvante patentado que contiene escualeno, se incluye en una vacuna antigripal estacional de subunidades cuya comercialización fue autorizada por el organismo de reglamentación italiano en 1997 y después por varios países más. La vacuna contiene aproximadamente 10 mg de escualeno por dosis. Desde la fecha mencionada, se han distribuido más de 22 millones de dosis.

A la par, algunas empresas de cosmética que hacen uso de este producto lo obtienen con la fermentación de la caña de azúcar. Una de ellas es Amyris, pionera de la biotecnología sintética, compañía que actualmente está entregando muestras a las compañías farmacéuticas de una alternativa sostenible y escalable a los adyuvantes de vacunas a base de tiburón que se utilizan hoy en varias vacunas, incluidas las dirigidas a la influenza y COVID-19. La entidad espera poder comercializar y producir su escualeno alternativo para adyuvantes para este fin de año.

“Nuestra tecnología patentada y nuestros procesos de fabricación ya han producido una serie de aplicaciones para, entre otras cosas, crear un tratamiento escalable para la malaria y una variedad de productos e ingredientes limpios de origen sostenible que son mejores para las personas y nuestro planeta”, dijo John Melo, presidente y director ejecutivo de Amyris.

(Visited 25 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas