Connect with us

Internacional

El régimen de Irán reconoció que la dictadura de Nicolás Maduro paga los envíos de gasolina a Venezuela con aviones repletos de oro

Publicado

on

Yahya Safavi, mayor general de la Guardia Revolucionaria Islámica persa, sostuvo que los lingotes son llevados a Teherán en aviones “para evitar cualquier incidente durante el tránsito”

Venezuela e Irán ya no esconden su estrecha relación política, económica y militar. Y lo que se venía denunciando hasta hace un tiempo, ahora fue confirmado por Teherán: la dictadura de Nicolás Maduro paga la gasolina iraní que llega a Venezuela para hacer frente a la crisis energética con aviones repletos de lingotes de oro.

Así lo confirmó Yahya Safavi, mayor general de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, quien además dio detalles de los movimientos entre ambos países para concretar las transacciones.

“Le dimos gasolina a Venezuela y recibimos lingotes de oro que trajimos en aviones a Irán para evitar cualquier incidente durante el tránsito”, dijo el asesor del comando general de la milicia iraní durante una ceremonia denominada “Continuación de la Sagrada Defensa en el Frente de Resistencia”, que se llevó a cabo el domingo en Teherán.

Safavi subrayó que la colaboración con la dictadura venezolana no se limita al sector petrolero, sino, también, se da en el ámbito militar, tal como ha venido denunciando la comunidad internacional: “Queremos trasladar la experiencia de guerra santa no solo a las naciones islámicas, sino, también, a otras naciones como Venezuela”.

“Hoy los venezolanos son comunistas, pero ellos se han enfrentado a los estadounidenses, y por eso los ayudamos dándoles softwares e ideas, por ejemplo, diciéndoles cómo movilizar a la gente y cómo repeler ciberataques”, agregó, de acuerdo con las declaraciones recogidas por la agencia local Mehr.

Yahya Safavi, mayor general de la Guardia Revolucionaria Islámica de IránYahya Safavi, mayor general de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán

El mayor general de la Guardia Revolucionaria aclaró, no obstante, que toda colaboración que presta Teherán, independientemente de la afinidad ideológica, no es gratuita: “Todas las veces que hemos ayudado a los iraquíes, hemos recibido pago de dólares en efectivo (…) Estamos trabajando para profundizar la defensa de Irán contra nuestros enemigos transregionales, como Estados Unidos y los sionistas”.

El pasado mes de abril, Estados Unidos denunció estos pagos con oro de Caracas a Teherán. “Estamos viendo a Irán enviando más y más aviones a Venezuela, particularmente esta semana. Y creemos que se les paga con oro, que los aviones que vienen de Irán que están trayendo cosas para la industria petrolera están regresando con los pagos por esas cosas: oro”, afirmó Elliott Abrams, principal funcionario estadounidense para asuntos venezolanos.

Además de los aditivos, piezas y técnicos de gasolina que han llegado a suelo venezolano en vuelos de la aerolínea persa Mahar Air -sancionada por Washington- para ayudar a recuperar el sector petrolero, el régimen persa también ha enviado buques con combustible. Entre mayo y junio pasado, envió cinco buques con 1,5 millones de litros de gasolina. Y se espera que en los próximos días arriben al país sudamericano los tanqueros Forest, Faxon y Fortune con más barriles.

“Están pagando esa gasolina con oro de sangre, sin contratación y sin aprobación del Parlamento nacional”, expresó el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, en mayo. Ese mes, los funcionarios del régimen venezolano cargaron unas nueve toneladas de oro, una cantidad equivalente a unos USD 500 millones a bordo de aviones con destino a Teherán.

El régimen de Irán colabora con la dictadura de Nicolás Maduro para abastecer el sector petrolero de Venezuela (Reuters)El régimen de Irán colabora con la dictadura de Nicolás Maduro para abastecer el sector petrolero de Venezuela (Reuters)

Para Irán, los buques representan una forma de recolectar dinero para su régimen y de contrarrestar la presión de Estados Unidos, cuyo presidente Donald Trump ha llevado a cabo campañas contra ambas naciones.

Aunque Venezuela tiene las mayores reservas probadas de crudo del mundo, su industria petrolera está seriamente afectada por la corrupción y la falta de inversión en mejoras y mantenimiento, según analistas y la oposición venezolana. Los envíos desde de Teherán y la escasez crónica de combustible ilustran la imposibilidad del régimen de Nicolás Maduro de producir combustible.

El año pasado, Estados Unidos impuso sanciones a la petrolera estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) como parte de los esfuerzos de la administración Trump para golpear a Maduro, a quien más de 50 países dejaron de reconocer como mandatario legítimo luego de que orquestara unas elecciones presidenciales fraudulentas. En ese contexto, Estados Unidos y docenas de otras naciones reconocieron a Guaidó como presidente interino.

(Visited 31 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

Horror en Dinamarca: los visones sacrificados para prevenir un brote de COVID-19 están emergiendo de la tierra

Publicado

on

Por

Los gases de los cuerpos en descomposición están haciendo que los animales salgan a la superficie, algo que según las autoridades no representa un riesgo de contagio.

Millones de visones que las autoridades de Dinamarca sacrificaron en las últimas semanas para prevenir que una cepa mutante del coronavirus se expandiera por la población humana están emergiendo nuevamente a la superficie.

Así lo han reportado medios locales, que afirman que ello es consecuencia de los gases que se producen durante la descomposición de los restos. Por ende, en West Jutland, región donde se sacrificaron millones de especímenes, han tenido que volver a enterrar los cadáveres.

Las autoridades afirman que no hay riesgo de contagio, pero las impactantes imágenes ya circulan por las redes danesas donde internautas no han dudado de calificar este suceso como el despertar de los ‘visones zombies’ y bromear con que pronto habrá películas sobre el hecho.

Según los funcionarios daneses el problema ocurrió porque algunos de los pozos donde enterraron los visones solo tenían un metro de profundidad, lo que facilitó que los cuerpos se llenaran de gases y salieran a la superficie. Dijeron que se está agregando más tierra a los pozos para evitar que ello vuelva a suceder.

Cientos de visones son enterrados en una fosa en un área militar cerca de Holstebro, en Dinamarca. EFE/Morten Stricker/Dagbladet Holstebro Struer/Jysk Fynske/Archivo Cientos de visones son enterrados en una fosa en un área militar cerca de Holstebro, en Dinamarca. EFE/Morten Stricker/Dagbladet Holstebro Struer/Jysk Fynske/Archivo

De acuerdo con Thomas Kristensen, portavoz de la Policía Nacional, el suelo arenoso en el oeste de Jutlandia es en parte responsable de lo sucedido, porque no es lo suficientemente pesado para detener los cuerpos de los visones.

En relación con la descomposición se forman gases, lo que hace que el visón se expanda un poco (…) De esa manera, en el peor de los casos, son empujados fuera del suelo”, dijo Kristenser en declaraciones entregadas a la emisora DR y citadas por The Daily Mail.

En Dinamarca se tomó la determinación de sacrificar a toda la población de visones del país, unos 17 millones, los cuales en su mayoría son reproducidos en granjas especializadas en el comercio de sus pieles, que son muy preciadas para la industria de la moda.

Los pequeños animales quedaron en la mira de las autoridades luego de que se confirmara que habían contraído el COVID-19. El virus mutó en su organismo y luego infectó de vuelta a los humanos, con una nueva cepa que según afirmaron los científicos podría bajar la efectividad de todas las vacunas que se están desarrollando para combatir la pandemia hasta hacerlas inútiles.

Este riesgo era tal que Dinamarca ordenó matar a todos sus visones y para garantizar la efectividad de la medida. Incluso llegó a pagar a los agricultores por cada animal que mataran, junto con una bonificación si los animales eran sacrificados durante los 10 primeros días de emitida la orden.

No ha sido un proceso fácil, y además ha despertado toda suerte de críticas a nivel nacional y mundial por organizaciones animalistas.

También han habido problemas logísticos. Por ejemplo, el derramamiento de miles de visones muertos de la parte trasera de un camión que los llevaba a su lugar de entierro, quedando esparcidos a lo largo de 12 millas de la carretera. Esa situación se ha repetido en distintas ocasiones, lo que ha llevado a los conductores a enfrentar acusaciones por no asegurar bien su carga.

Visones sacrificados en Farre, Dinamarca. La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, ha ordenado el sacrificio de todos los visones en todas las granjas del país al encontrar que en algunas granjas, los visones habían contraído una mutación del coronavirus. EFE/ Mette Moerk Visones sacrificados en Farre, Dinamarca. La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, ha ordenado el sacrificio de todos los visones en todas las granjas del país al encontrar que en algunas granjas, los visones habían contraído una mutación del coronavirus. EFE/ Mette Moerk

Además, los daneses que viven cerca de los lugares de entierro de los animales se han quejado por los olores de los cuerpos en descomposición. Según las autoridades, no representan ningún peligro, pero ahora que los cuerpos están resurgiendo a la superficie, el actuar rápido para rellenar los pozos y reiterar que no hay riesgos de infecciones ocupa a las autoridades danesas.

Según la policía, las personas deben evitar a toda costa entrar en contacto con estos cuerpos, ya que existe una baja posibilidad de contraer COVID de un animal muerto.

Visones en la granja de Hans Henrik Jeppesen cerca de Sorø, Dinamarca, 5 noviembre 2020. REUTERS/Jacob Gronholt-PedersenVisones en la granja de Hans Henrik Jeppesen cerca de Sorø, Dinamarca, 5 noviembre 2020. REUTERS/Jacob Gronholt-Pedersen

Pese a las críticas y los problemas, las autoridades y políticos que apoyaron la decisión la reclaman como una victoria, pues desde el pasado 15 de septiembre no hay reportes de contagios con la nueva mutación del virus.

(Visited 15 times, 3 visits today)
Seguir leyendo

Internacional

Un hombre estrelló su automóvil contra la sede del gobierno de Angela Merkel en Alemania

Publicado

on

Por

El vehículo tenía pintadas con las leyendas “Malditos asesinos de niños y ancianos” y “Detened la política de globalización”. El suceso ocurrió mientras en el interior se celebraba un Consejo de Ministros

Un automóvil irrumpió este miércoles en la zona de seguridad de la Cancillería alemana hasta chocar contra una valla que da acceso al edificio, en lo que parece haber sido un acto de protesta, ya que tenía pintadas contrarias a la globalización plasmadas en el vehículo.

En el coche, de color negro, se podían leer las consignas estampadas con pintura blanca “Malditos asesinos de niños y ancianos” y “Detened la política de globalización”. (REUTERS/Fabrizio Bensch)En el coche, de color negro, se podían leer las consignas estampadas con pintura blanca “Malditos asesinos de niños y ancianos” y “Detened la política de globalización”. (REUTERS/Fabrizio Bensch)

El vehículo iba conducido por un hombre, que fue de inmediato detenido por los servicios de seguridad, mientras se investigan sus motivaciones, informaron fuentes policiales en su cuenta en Twitter.

El hombre fue de inmediato detenido por los servicios de seguridad, (REUTERS/Fabrizio Bensch)El hombre fue de inmediato detenido por los servicios de seguridad, (REUTERS/Fabrizio Bensch)

El suceso ocurrió mientras en el interior de la sede gubernamental se celebraba un Consejo de Ministros, al que seguirá la reunión entre la canciller Angela Merkel y los líderes regionales, en la que se espera se prolonguen las restricciones por la pandemia.

De acuerdo con el canal de televisión ntv, el automóvil, con matrícula de Renania del Norte-Westfalia (oeste del país), no resultó apenas dañado, según se aprecia en las imágenes captadas inmediatamente después del incidente.

Al auto apenas fue dañado (REUTERS/Fabrizio Bensch)Al auto apenas fue dañado (REUTERS/Fabrizio Bensch)

En el coche, de color negro, se podían leer las consignas estampadas con pintura blanca “Malditos asesinos de niños y ancianos” y “Detened la política de globalización”.

De acuerdo con las primeras informaciones, el automóvil se dirigió intencionadamente contra la valla de seguridad de la Cancillería, zona cortada al tráfico rodado y solo accesible a medios de comunicación y delegaciones oficiales.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Internacional

Huracanes y coronavirus, el cóctel que desata una nueva ola migratoria de América Central a EE.UU.

Publicado

on

Por

Además de la pobreza y la violencia, la pandemia y la destrucción de las tormentas Iota y Eta en las últimas semanas expulsa a miles de personas de Honduras y Guatemala.

La imagen de la gente subida a los techos de las casas de comunidades inundadas por el huracán Eta en Honduras y Guatemala y la demora de las autoridades para llegar a los lugares más recónditos y marginados de estos países, era un mal presagio. Para los conocedores de la región, sugería más migración.

La llegada poco después de Iota, que azotó con más fuerza, confirmó sus temores.

“En Honduras es muy difícil rehacer lo que a mí, cuando menos, me costó 10 años”, se quejó Lilian Gabriela Santos, instalada en uno de los refugios de San Pedro Sula, en el norte de Honduras, después de haber perdido todo. “Si hay una caravana me voy”, dijo. El destino: Estados Unidos.

Según la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (IFRC, por sus siglas en inglés), más de 4,3 millones de centroamericanos -3 millones de ellos hondureños- fueron afectados por Eta. Con el impacto de Iota en la misma zona dos semanas después, la cifra se multiplicó.

La destrucción comenzó cuando Eta tocó tierra en Nicaragua el 3 de noviembre. Ese mismo día, en medio de la pandemia del nuevo coronavirus, Estados Unidos elegía a su próximo presidente, el demócrata Joe Biden, quien podría tener una política menos restrictiva sobre la migración.

Carpas improvisadas para defenderse de la furia del huracán Iota, en la localidad de La Lima, en el norte de Honduras, la semana pasada. Foto: AFP

Carpas improvisadas para defenderse de la furia del huracán Iota, en la localidad de La Lima, en el norte de Honduras, la semana pasada. Foto: AFP

“Panorama desolador”

“Esto va a ser mucho más grande de lo que hemos estado viendo”, dijo Jenny Argüello, una socióloga de San Pedro Sula. Esta estudiosa de los movimientos migratorios auguró que “comunidades enteras van a salir” porque a la falta de empleo y la inseguridad estructural se sumó el impacto del coronavirus y la destrucción por las tormentas. “El panorama es desolador”, describió.

Las ya inestables economías de la región quedaron dañadas por la pandemia y la tormenta sólo empeoró las cosas. Entre las zonas más afectadas se encuentra el norte de Honduras, la región más productiva del país. El Valle de Sula tuvo pérdidas masivas de cultivos, lo que ha hecho que varias organizaciones no gubernamentales hayan empezado a temer una escasez de alimentos. Y al quedar muchas empresas dañadas, también se espera una oleada de despidos.

Miles de casas han quedado afectadas mientras continúa la violencia de las pandillas. Algunos residentes de San Pedro Sula dijeron que las maras estaban cobrando un impuesto a las barcas que iban a rescatar gente de las comunidades inundadas.

Para muchos que ya vivían al límite, migrar se presenta casi como la única opción.

Mauro Verzzeletti, director de la Casa del Migrante en Ciudad de Guatemala, advirtió que las tormentas aumentarán la pobreza y el éxodo.

El huracán Eta causó inundaciones y gran destrucción en la localidad de La Lima, en el norte de Honduras, la semana pasada. Foto: AFP

El huracán Eta causó inundaciones y gran destrucción en la localidad de La Lima, en el norte de Honduras, la semana pasada. Foto: AFP

“Ya empezaron a venir”, aseguró la semana pasada tras recibir al primer grupo de ocho hondureños que se quedaron una noche en su albergue y continuaron rumbo al norte.

Otra caravana

Para Jarlin Antonio Lorenzo, que lleva viviendo varios días bajo un paso elevado de San Pedro Sula, en un campamento sin baños, es sólo cuestión de tiempo. Su casa se inundó y no le queda otra que migrar. La idea de cómo hacerlo va tomando forma en su cabeza. “Van a ver a todas estas caras en la caravana”, dijo en referencia a los que estaban allí como él. “Nos vamos porque ya no aguantamos la pobreza, el hambre”.

Felipe del Cid, jefe continental de operaciones de IFRC en las Américas, habló de una “triple emergencia” en referencia a Eta, la pandemia y la sequía que lleva un año y ha hecho imposible hasta la agricultura de subsistencia. Por eso, tanto esta organización como otras muchas se preparan para posibles desplazamientos internos o hacia otros países.

La llegada de Iota cuando estaban acabando la fase de rescate de Eta empeoró las cosas. Según el vicepresidente de la Cruz Roja en San Pedro Sula, Mauricio Paredes, las inundaciones fueron más severas porque los diques que protegían las ciudades ya estaban dañados.

El razonamiento de muchos hondureños es sencillo, explicó la socióloga Argüello. “Si ya no te queda nada, hay que buscar y la gente mira a Estados Unidos”, que es donde tiene amigos o familia.

Expectativas en Joe Biden

Además, hay grandes expectativas en el presidente electo de Estados Unidos. Muchos creen que habrá un cambio inmediato de tono -menos agresividad contra los migrantes- y que es posible que Biden revoque algunas de las medidas más controvertidas de Donald Trump, como la devolución a México de los solicitantes de asilo para que esperen ahí su proceso.

Pero otras iniciativas, sobre todo las relativas al asilo, podrían llevar más tiempo.

La semana pasada, la legisladora federal Nydia Velázquez, una demócrata de Nueva York, presentó un proyecto de ley que otorgaría un estatus de protección temporal -conocido como TPS, por sus siglas en inglés- a los guatemaltecos, hondureños y nicaragüenses que viven en Estados Unidos para evitar que sean deportados aunque hayan ingresado al país de forma irregular. Trump había intentado eliminar este tipo de prerrogativas.

TOPSHOT - A girl is seen in a small house in front of the beach in Bilwi, Puerto Cabezas, Nicaragua, on November 16, 2020 as Hurricane Iota -- upgraded to Category 5 -- moves over the Caribbean towards the Nicaragua-Honduras border. - Hurricane Iota strengthened into a "catastrophic" Category 5 hurricane and was set to slam into Central America late Monday, threatening areas devastated by a powerful storm just two weeks ago, the US National Hurricane Center (NHC) warned. (Photo by STR / AFP)

TOPSHOT – A girl is seen in a small house in front of the beach in Bilwi, Puerto Cabezas, Nicaragua, on November 16, 2020 as Hurricane Iota — upgraded to Category 5 — moves over the Caribbean towards the Nicaragua-Honduras border. – Hurricane Iota strengthened into a “catastrophic” Category 5 hurricane and was set to slam into Central America late Monday, threatening areas devastated by a powerful storm just two weeks ago, the US National Hurricane Center (NHC) warned. (Photo by STR / AFP)

Pero los expertos coincidieron en que Biden será cuidadoso y evitará medidas que puedan disparar nuevas oleadas migratorias.

“El cambio de gobierno no significa que Estados Unidos va a debilitar sus fronteras”, explicó César Ríos, director ejecutivo del Instituto Salvadoreño del Migrante. “El hecho de que (Biden) se haya comprometido con un abordaje de respeto a los derechos humanos no significa que se van a facilitar las migraciones”, agregó.

Ríos también cree que el flujo crecerá por la pandemia, los huracanes y hasta por la creciente corrupción en los gobiernos de la región. “Vamos a entrar a una realidad muy dolorosa… nuestros países en Centroamérica van a aumentar su pobreza y las familias van a tener más necesidades”, lamentó.

Entre todas estas carencias y el “sueño americano” está México, país de origen, tránsito y acogida de refugiados.

Una familia con lo que pudo rescatar de su casa en Puerto Cabezas, Nicaragua, arrasada por la tormenta Iota, el 18 de noviembre. Foto: AFP

Una familia con lo que pudo rescatar de su casa en Puerto Cabezas, Nicaragua, arrasada por la tormenta Iota, el 18 de noviembre. Foto: AFP

El gobierno de Trump ejerció el año pasado una presión sin igual sobre su vecino del sur para que frenara el flujo de migrantes. El resultado fue el despliegue de la Guardia Nacional y que el gobierno mexicano aceptara la devolución a su territorio de decenas de miles de solicitantes de asilo de otras nacionalidades.

“México persistirá en la contención porque se interiorizó, hay inercia y porque es un mandato que ya tiene por ley la Guardia Nacional”, señaló Tonatiuh Guillén, ex jefe del Instituto Nacional de Migración (INM).

Guillén consideró que pasará lo mismo con el ejército y la policía de Guatemala, que en octubre cerraron el paso a la última caravana de migrantes y mantienen el libre tránsito suspendido por el coronavirus.

Pero en los albergues de San Pedro Sula la gente no piensa en esas dificultades.

Lilian Gabriela Santos entendió ahora mejor que nunca por qué sus compatriotas se marcharon de Honduras. “Cuando se van, es que ya la angustia ya los abarca, no pueden mas”, comentó. “Por allá voy yo también”.

Por Claudio Escalón y María Verza, The Associated Press

(Visited 9 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas