Connect with us

Economia

El Banco Mundial diagnostica desaceleración económica, entre otras razones, por la crisis argentina

Publicado

on

David Malpass, titular del BM, anticipó que la economía global no alcanzará este año el crecimiento del 2,6% previsto, “dada la sustancial retracción en Argentina, India y México”, entre otros factores.

La crisis económica argentina, junto a la retracción de las economías de India y México, fue señalada por el Banco Mundial como causa principal de la revisión a la baja de las perspectivas de crecimiento de la economía global para este año. “La desaceleración es evidente”, dijo David Malpass, presidente del Banco Mundial, durante una conferencia de prensa que ofreció en Washington. “Ya rebajamos nuestras perspectivas económicas globales para 2019 a un crecimiento real del 2,6 por ciento, (pero) dados los últimos acontecimientos, espero que el crecimiento sea menor que eso”, agregó.

David Malpass mencionó, entre los factores que tiran para abajo el crecimiento global, “la desaceleración en China, los sustanciales parates en Argentina, la India y México” y, en general, la decepcionante evolución de gran parte del mundo en desarrollo. Subrayó que “algunas partes de Europa están en rececsión o cerca de caer en recesión; Alemania y el Reino Unido han  experimentado un trimestre de recesión, e Italia y Suecia llevan varios trimestres de estancamiento”.

“La desaceleración del crecimiento global es de base amplia”, enunció Malpass durante la conferencia de prensa que brindó en el Instituto Peterson de Economía Internacional de la capital estadounidense, refiriéndose a los múltiples focos de conflicto.  Este es el primer discurso político de Malpass desde que asumió al frente del BM, en abril, tras haber sido nominado para el cargo por Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

Malpass, de algún modo, anticipó la agenda de la reunión anual conjunta del Banco Mundial y el FMI prevista para mediados de octubre, al señalar que una de las cuestiones preocupantes era la “gran cantidad de capitales encerrados en bonos de bajo rendimiento, tasas históricamente insustanciales de inversión que implican que el crecimiento, especialmente en los países en desarrollo, seguirá siendo lento”. “Esto es un reto para el Banco Mundial”, agregó. “Los bancos centrales en todo el mundo han tratado de encontrar la forma de responder a un crecimiento más débil en un entorno donde las disputas comerciales del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se suman a la incertidumbre que enfrentan los consumidores y las empresas”, comentó la agencia Bloomberg al hacer la crónica de la conferencia de prensa.

“Se necesitan con urgencia reformas estructurales bien diseñadas para desbloquear el crecimiento y sentar la base de la prosperidad futura”, subrayó Malpass, que instó a los países a priorizar las buenas políticas en temas como el precio basado en el mercado, la sincronización del préstamos y la inversión, la transparencia de la deuda y la participación en las cadenas de valor global.

China es el mayor receptor de préstamos del organismo internacional, seguido por la India e Indonesia. Malpass remarcó que el gigante asiático ha realizado “un gran progreso económico” en las últimas décadas, por lo que no puede mantener la misma vinculación. Indicó que la “relación” de la institución con China ha “evolucionado”, por lo que debe pedir prestado menos y aumentar su aportación de cara al futuro. De hecho, destacó que el último plan estratégico del BM con China hace énfasis en “el desarrollo de servicios y medidas para encarar los desequilibrios medioambientales y sociales, establecer objetivos para reducir la contaminación, aumentar la eficiencia energética y mejorar el acceso a educación y salud”.

(Visited 22 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economia

Black Rock y otro grupo de bonistas presentaron una nueva oferta pero para Martín Guzmán es insuficiente

Publicado

on

Por

Estaría valorizada en 53 dólares, contra los US$ 45 que está ubicado el Gobierno. Prometen un ahorro al Gobierno de US$ 36.000 millones. “Resta un camino importante por recorrer”, dijo el ministro de Economía

Dos grupos de bonistas, Ad Hoc Bondholder Group, el grupo que lidera el fondo de inversión Black Rock, y Exchange Bondholder Group, los principales dueños de bonos de los canjes 2005-2010, anunciaron esta tarde que presentaron conjuntamente una nueva contraoferta a la Argentina que le proporcionaría al país un alivio de flujo de caja de más de $ 36 mil millones durante nueve años.

Un tercer grupo, Argentina Exchange Bondholder, estaría alineado con la oferta, con lo que esta propuesta estaría respaldada por un importante porcentaje de bonistas. Los bonos canjeables suman 66.000 millones de dólares.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Economia

Alberto Fernández presentará una nueva oferta a los bonistas si achican sus condiciones para cerrar un acuerdo en junio

Publicado

on

Por

El Presidente evalúa con Martín Guzmán “enmendar” la propuesta inicial ante gestos conciliatorios de ciertos fondos de inversión que prefieren un rápido canje de títulos antes que un larguísimo juicio por default en los tribunales de Manhattan

Alberto Fernández avanzó a una nueva fase en la negociación con los fondos para cerrar un acuerdo de reestructuración de la deuda externa por 66.000 millones de dólares. A través de su ministro Martín Guzmán, el Presidente explicó a los acreedores privados que “enmendará” su oferta inicial si aplacan sus condiciones financieras y se logra que la adhesión al canje de los bonos alcance un porcentaje “significativo” del total de los títulos soberanos bajo reestructuración.

La iniciativa presidencial significa que los bonistas tienen que aplanar sus expectativas y Guzmán presentar ciertas opciones que permitan sumar adhesiones de los fondos de inversión que aún resisten la primera oferta oficial. “Mejorá la oferta. No quiero el default”, fue la instrucción que bajó Alberto Fernández al ministro de Economía.

Guzmán cumplió la orden del jefe de Estado y mejoró un diez por ciento el Valor Presente Neto (NPV) que aparecía en la propuesta del 8 de mayo. El ministro pasó de 40 dólares promedio a 45 dólares por cada lámina de 100 dólares, como reveló Infobae en exclusiva hace un par de días.

Oferta mejorada que Martín Guzmán hizo a los tres grupos de bonistas que negocian la deuda externa con la Argentina

Oferta mejorada que Martín Guzmán hizo a los tres grupos de bonistas que negocian la deuda externa con la Argentina

Junto a la mejora del Valor Presente Neto (NPV), Guzmán adelantó que incluiría un endulzante a esa oferta que podría apoyarse en un eventual crecimiento de la economía nacional. Si el Producto Bruto Interno (PIB) crece desde 2021, las acreencias de los fondos también tendrían posibilidades de incrementarse con el correr de los semestres.

Entonces, hasta anoche, el ministro había enmendado su propuesta con el 10 por ciento del NPV y la posibilidad de un anabólico económico atado a un esperable rebote de la economía post crisis COVID-19.

Sobre esta hipótesis de trabajo, los acreedores privados tienen la obligación de modelizar sus propias propuestas para conciliar con las pautas de negociación que explicitó Alberto Fernández. Es decir: achicar las condiciones financieras previstas en sus contraofertas y traer al cierre del deal un número portentoso de bonistas que aceptarían el canje propuesto por la Argentina.

No se trata de una condición u otra. Los fondos tienen que pedir menos de intereses a pagar y de la quita de capital establecida en la iniciativa oficial, además de sumar un porcentaje mayúsculo de acreedores privados que se acerque a los niveles de las Cláusulas de Acción Colectivas (CAC´s) previstas en los prospectos de los títulos que se pretenden reestructurar.

Cuando venció el primer plazo de la propuesta inscripta en la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC), Argentina sólo obtuvo un adhesión al canje de bonos por debajo del 20 por ciento del total de los acreedores privados. Un canje se considera exitoso cuando está por encima del 70 por ciento de los títulos soberanos que se intentan reestructurar.

Como se trata de una negociación por 66.000 millones de dólares, y el país ya está en default, Alberto Fernández y su ministro también tendrán que conceder a los acreedores privados ciertos agregados a la oferta inicial que deberían sumarse al aumento del NPV y al anabólico económico basado en el eventual rebote del PIB.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, asisten a una conferencia en Ciudad del Vaticano

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, asisten a una conferencia en Ciudad del Vaticano

El número mágico es 50 dólares de NPV, o quizás 51. Guzmán aún no tocó el flujo para llegar a 50/51 de NPV. Sólo aumento el 10 por ciento neto, pero no ofreció elevar el interés, ni bajar la quita de capital (haircut), o achicar el período de gracia de tres años.

Una modelización que defienda el concepto de sostenibilidad de la deuda acordada con Kristalina Georgieva -directora gerente del FMI- y que no implique un nuevo plan de ajuste, pondría a la Argentina y los bonistas a centímetros del acuerdo.

Por ahora, Guzmán ofertó 45 dólares de NPV, y los acreedores contra ofertaron 53 dólares de NPV. Si se parte la diferencia, Argentina escapará a la aceleración del default y los fondos a perder tiempo en los tribunales en Manhattan.

Hoy es un día clave. La negociación reservada puede derivar en la redacción final de la propuesta mejorada del Gobierno, en su inmediata registración en la SEC, y en la extensión del plazo de la oferta que vence el próximo 2 de junio.

Toca mover a los bonistas. La Casa Blanca y el FMI ya hicieron su faena.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Economia

IFE: ¿hay que anotarse para cobrarlo por segunda vez?

Publicado

on

Por

El Gobierno define el monto del nuevo pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Se pagará después del 3 de junio.

En el marco de ayudas para morigerar los efectos negativos de la cuarentena por el coronavirus, el Gobierno lanzó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), un bono de $10.000 que paga ANSES, para monotributistas de las categorías más bajas, trabajadores informales y otros sectores vulnerables. La primera ronda se abona hasta este 3 de junio y ahora se viene un refuerzo, que según anticipó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, será seguramente del mismo monto.

El organismo previsional anunciará en los próximos días cuando se empezará a pagar el refuerzo de junio, que en principio está previsto para después del 3 de ese mes, cuando se termina de pagar la primera ronda del IFE.

(Visited 9 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas