Connect with us

Coronavirus

Alberto Fernández y Pfizer acercaron posiciones para cerrar un contrato que garantizaría 1.500.000 de vacunas entre enero y marzo

Publicado

on

La Casa Rosada analiza una cláusula contractual que preserva los derechos del Estado Nacional y al mismo tiempo intenta satisfacer ciertos reclamos jurídicos exigidos por el conglomerado farmacéutico

Alberto Fernández y Pfizer-BioNTech acortaron las distancias legales para cerrar un contrato comercial que permita la provisión urgente de 1.500.000 vacunas contra el COVID-19 entre enero y marzo.

El Presidente y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, exploraron las posibilidades jurídicas para encontrar una solución a los planteos de Pfizer y a su vez preservar los derechos propios del Estado Nacional. Ibarra propuso una nueva ley que Alberto Fernández rechazó por sus costos políticos. Y a la inversa, el mandatario sugirió un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que la secretaria Legal descartó por razones normativas.

En este contexto, el camino del acuerdo comercial con Pfizer será a través de un artículo específico que explicitará los alcances jurídicos de la negligencia atribuible al conglomerado farmacéutico que ya vende vacunas en Estados Unidos, Europa y América Latina.

Alberto Fernández e Ibarra conocen muchísimo de derecho penal y de la responsabilidad jurídica del Estado, y acordaron diseñar una norma que proteja al país de la eventual negligencia de Pfizer y que a su vez reconozca los derechos propios de la compañía que opera desde hace décadas a nivel global.

“Lo voy a poner en dos ejemplos para que quede claro qué pienso al respecto: si Pfizer me entrega suero en lugar de vacuna contra el COVID-19, ellos son responsables y negligentes. En cambio, si ellos me dan la vacuna impecable, y yo la aplicó vencida, la responsabilidad es mía. Ahí hay negligencia de nuestra parte, hay negligencia del Estado Nacional”, explicó el Presidente en Olivos cuando le preguntaron sobre las diferencias con Pfizer.

Alberto Fernández, Vilma Ibarra y Sergio Massa caminan desde la Casa Rosada al CCK cuando se recordó los 10 años de la muerte de Néstor KirchnerAlberto Fernández, Vilma Ibarra y Sergio Massa caminan desde la Casa Rosada al CCK cuando se recordó los 10 años de la muerte de Néstor Kirchner

Vilma Ibarra terminó su debate jurídico con Alberto Fernández y convocó a los representantes de Pfizer en la Argentina. El cónclave ocurrió ayer en la Casa Rosada, duró una hora y Ginés González García envió a su abogado de confianza en el Ministerio de Salud. Ginés González estaba en su despacho analizando la posibilidad de cerrar las fronteras con los países limítrofes, y por eso no concurrió a la reunión liderada por Ibarra.

La clave de la encrucijada jurídica está en el artículo 4 de la Ley de Vacunas que el Congreso sancionó a instancias del Poder Ejecutivo. Ese artículo establece que Pfizer no será responsable por sus dosis en la Argentina ”con excepción de aquellas (acciones) originadas en maniobras fraudulentas, conductas maliciosas o negligencia”.

Esta norma fue impuesta por la diputada opositora Graciela Camaño y en la Casa Rosada están de acuerdo con su hermenéutica y espíritu doctrinario. Sin embargo, Alberto Fernández intenta demostrar que hay buena fe en la negociación y le pidió a la secretaria Ibarra que encuentre un punto de contacto jurídico entre los intereses nacionales y las pretensiones de Pfizer.

“Malinterpretan nuestras intenciones. Yo quiero todas las vacunas del mundo. Quiero las vacunas de Pfizer, de China, de Rusia y de AstraZeneca. Las quiero todas. Pero no voy a firmar un contrato de impunidad. Quiero que cada uno sea responsable por su parte”, opinó el Presidente.

Alberto Fernandez y Gines Gonzalez GarciaAlberto Fernandez y Gines Gonzalez Garcia

Cuando terminó su encuentro con las autoridades de Pfizer, Ibarra chateó con el Presidente para contar los avances de la negociación. Ya no habrá ley, ni DNU. Sería un contrato que firmaría Ginés González García como ministro de Salud. Todo puede ocurrir antes de fin de año. Y si así sucediera, Pfizer podría entregar 1.500.000 de vacunas entre enero y marzo de 2021.

En este escenario de negociación, Pfizer desembarcaría su cargamento en Ezeiza a través de DHL. Ya no habrá participación de Aerolíneas Argentinas, y el costo de la vacuna -dos dosis- será de 20 dólares.

El nudo jurídico comenzó a desatarse y hay voluntad política y comercial en ambas partes. Anoche Alberto Fernández y Vilma Ibarra eran optimistas. Igual que en Pfizer, aunque por otras razones: no tenían intenciones de perder el mercado argentino.

(Visited 23 times, 1 visits today)

Coronavirus

Confirmaron 150 muertos y 12.112 nuevos contagios en las últimas 24 horas

Publicado

on

Por

El total de infectados asciende a 1.831.681 y las víctimas fatales suman 46.216

El Ministerio de Salud de la Nación informó este miércoles 20 de enero que, durante las últimas 24 horas, se registraron 150 muertes y 12.112 nuevos casos positivos de COVID-19. Con estos datos el total de infectados asciende a 1.831.681 y las víctimas fatales suman 46.216

De acuerdo con el parte epidemiológico, del total de muertes contabilizadas en el día de la fecha: 85 son hombres (36 residentes de la provincia de Buenos Aires, 11 de la Ciudad de Buenos Aires, 3 de Chaco, 2 de Chubut, 3 de Córdoba, 1 de Corrientes, 6 de Entre Ríos, 1 de La Pampa, 3 de Mendoza, 3 de San Luis, 3 de Santa Cruz, 7 de Santa Fe, 1 de Tierra del Fuego y 2 de Tucumán) y 60 son mujeres (30 residentes de la provincia de Buenos Aires, 11 de la Ciudad de Buenos Aires, 1 de Chaco, 3 de Córdoba, 1 de Entre Ríos, 3 de La Pampa, 1 de Mendoza, 1 de Misiones, 1 de Río Negro, 1 de Santa Cruz, 5 de Santa Fe, y 2 de Tucumán).

“Cinco personas, tres residentes en la provincia de Buenos Aires, una residente de la provincia de Rio Negro y una en la provincia de Santa Fe fueron registradas sin dato de sexo”, apunta el parte.

Actualmente son 3.605 las personas internadas en Unidades de Terapia Intensiva (UTI). En lo que respecta a los porcentajes de ocupación, a nivel nacional es del 55%, mientras que en el AMBA es de 61,1%.

Entre el martes 19 de enero y este miércoles fueron realizados 54.998 testeos y desde el inicio del brote se realizaron 5.697.210 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 125.553 muestras por millón de habitantes.

De los 12.112 casos, registrados en el día de la fecha, 4.898 son de la provincia de Buenos Aires, 1.272 de la ciudad de Buenos Aires, 88 de Catamarca, 178 de Chaco, 341 de Chubut, 123 de Corrientes, 694 de Córdoba, 548 de Entre Ríos, 16 de Formosa, 39 de Jujuy, 121 de La Pampa, 30 de La Rioja, 198 de Mendoza, 193 de Misiones, 533 de Neuquén, 442 de Río Negro, 77 de Salta, 96 de San Juan, 104 de San Luis, 494 de Santa Cruz, 1.222 de Santa Fe, 166 de Santiago del Estero, 91 de Tierra del Fuego y 148 de Tucumán.

Este miércoles por la mañana, en el reporte diario que se emite desde la sala de situación del Comité Ejecutivo Sanitario Nacional para combatir al coronavirus, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, compartieron un información acerca de la situación epidemiológica actual en relación al coronavirus en Argentina.

Según detalló Alejandro Alejandro Costa, el promedio de casos diarios de los últimos 7 días es de 10.695. Al día de la fecha, dijo el subsecretario de Estrategias Sanitarias, se han recuperado 1.604.373 personas de COVID-19, lo cual representa el 88,2% del total de casos confirmados.

“A su vez, en este momento, se mantienen activos 169.130 casos. Por otro lado, han sido descartados más de tres millones de casos: 3.024.618 específicamente. Y, en el transcurso de la pandemia, se han realizado un total de 5.642.212 testeos”, sostuvo Costa.

Carla Vizzotti, por su parte, habló acerca de la distribución e inicio de aplicación de la segunda dosis de Sputnik V durante la tercera semana de la Campaña de Vacunación.

Del primer componente de la vacuna se han distribuido 299.655 dosis a las 24 jurisdicciones y se han reportado, en el sistema nominal de dosis aplicadas, 241.850. Esto representa casi el 81% de las dosis distribuidas que han sido notificadas como aplicadas. Respecto al segundo componente, como dijimos, se inició la distribución a las 00 horas del día lunes 18 de enero, a las 24 jurisdicciones, y ya han recibido 52.900 dosis que se están distribuyendo en los hospitales. En el día de ayer, martes 19, se han notificado 2.081 dosis, es decir que 2.081 personas han completado su esquema de vacunación contra COVID-19 en nuestro país”, sostuvo la Secretaria de Acceso a la Salud.

De acuerdo con las últimas declaraciones efectuadas por el ministro de Salud, Ginés González García, el Gobierno tiene aseguradas 51 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus, según los contratos firmados con Rusia (Sputnik V), Inglaterra (Oxford-AstraZeneca) y la ONU (COVAX).

“Todos saben los inconvenientes que hay en todo el mundo para acceder a la vacuna y vacunar y, hasta ahora, nosotros no hemos tenido ninguno de esos inconvenientes. Muy por el contrario, seguimos accediendo a la vacuna según los contratos que hemos firmado y tenemos aseguradas más de de 51 millones de dosis”, enfatizó González García.

Por otro lado, se refirió a la posibilidad de vacunar a los docentes antes del inicio del ciclo lectivo para asegurar el regreso de las clases presenciales. “No son grupos de riesgo, pero es voluntad del Presidente que sean incluidos como prioridad dentro del esquema de vacunación”, afirmó. “Está la voluntad política y la posibilidad de hacerlo”, agregó.

Como siempre, desde la página web del Ministerio de Salud de la Nación, piden a la población que está de viaje en la Costa Atlántica o en el interior del país que sostenga las medidas de seguridad e higiene implementadas desde marzo 2020.

“Cuando viajes, seguí respetando las normas de prevención y distanciamiento social. Mantené la distancia de 2 metros. Usá barbijo casero en lugares públicos. Lavate las manos con agua y jabón. Tosé y estornudá en el pliegue del codo”, indican.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Dudas sobre la efectividad de la vacuna Pfizer: en Israel se contagiaron más de 12 mil personas tras recibir la primera dosis

Publicado

on

Por

Uno de los encargados de la campaña de vacunación asegura que la dosis es menos efectiva de lo que asegura el laboratorio.

Uno de los funcionarios del gobierno encargado de diseñar la estrategia de vacunación en Israel aseguró que la primera dosis de Pfizer tiene menos efectividad que lo que indica el propio laboratorio y advirtió que puede que no proteja contra las nuevas cepas del virus.

Así lo afirmó Nachman Ash, quien afirmó que mucha gente se infectó entre la primera y la segunda dosis de la vacuna de Pfizer.

Según indicó la Agencia AJN, el Ministerio de Salud de ese país admitió que más de 12.400 personas dieron positivo en el test de coronavirus después de recibir las vacunas. Esto incluye a 69 personas que recibieron la segunda dosis.

Hasta el momento, más de 2 millones de israelíes recibieron la primera dosis de Pfizer y más de 400.000, la segunda.

Desde el laboratorio dicen que vacuna, producida con BioNTech, tiene una efectividad de alrededor del 52% después de la primera dosis, y aumenta a alrededor del 95% un número de días después de la segunda dosis.

Según informó la jefa del Departamento de Salud Pública del Ministerio de Salud, Sharon Alroy-Preis, la información inicial señala que la vacuna frena las nuevas infecciones en un 50%, unos 14 días después de que se administra la primera de las dos inyecciones, según consigna The Times of Israel.

Los datos, dijo, son preliminares y se basan en los resultados de las pruebas de covid-19 entre quienes recibieron la vacuna y quienes no.

Al mismo tiempo desde algunas organizaciones israelíes informaron otros datos algo contrarios. Según las cifras publicadas por Clalit, el mayor proveedor de servicios de salud de Israel, la probabilidad de que una persona se infecte con el coronavirus disminuyó en un 33% dos semanas después de haber sido vacunada.

Durante sus conversaciones con funcionarios de salud este martes martes, Ash agregó que no era seguro que la vacuna pueda proteger contra las nuevas cepas del coronavirus.

Es que ​a un mes de la campaña de vacunación de Israel, la mas avanzada del mundo, con más de 2 millones de personas (lo que representa casi el 25% de su población), los funcionarios del Ministerio de Salud esperaban ver una disminución de las infecciones diarias y de los casos graves, pero todavía eso no ocurre.

Los expertos culpan a las variantes más contagiosas del virus, en particular la cepa británica, de la dificultad para reducir las tasas de enfermedad y aliviar la pesada carga de los hospitales, a pesar del cierre de las fronteras y las vacunaciones masivas.

Según medios israelíes, el encargado de diseñar la estrategia de vacunación dijo que la cepa británica está detrás del 30% o 40% de las infecciones actuales y que se convertirá en la cepa dominante en Israel dentro de semanas.

El Ministerio de Salud de Israel informó que este lunes se confirmó un récord de 10.021 infecciones en un día, lo que eleva el total de casos del país desde el inicio de la pandemia a 562.167, incluyendo 81.059 casos activos.

Consultado por este tema, el infectólogo Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital Ricardo Gutiérrez, sostuvo: “No se entiende la información. Si 2 millones de personas se dieron la primera dosis y 12.331 se contagiaron quiere decir que el margen de protección es muy razonable. Por estos datos, estamos hablando de que se contagió el 0,7% cuando podría infectarse hasta el 48% después de recibir la primera dosis”.

Advierte que, además, “la vacuna no genera anticuerpos de un día para el otro. Se necesita, como mínimo, 14 días”.

El especialista también analiza la eficacia de la segunda dosis, según los datos disponible. “Si hubo 69 infectados entre los 400.000 que recibieron la segunda dosis, la efectividad sería mayor al 99% con una incidencia de infectados del 0,02%”, agrega López.

(Visited 2 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

China lanzó una peligrosa venganza por los reportes sobre la eficacia de una de sus vacunas

Publicado

on

Por

El régimen de Xi Jinping cree que los resultados de la fase 3 publicados en Brasil sobre Sinovac perjudican la reputación de sus desarrollos contra el coronavirus

Fantasmas por todos lados. Desde el inicio de la pandemia de coronavirus originada en WuhanHubei, hasta estos días, el régimen conducido con mano de hierro por Xi Jinping cree que existe una campaña internacional para desprestigiar al gigante económico mundial. Es el argumento que esgrimen para justificar la agresividad diplomática que mostraron durante todo 2020 y que parece continuar en el inicio de este año. Ahora, ese fantasma se originó en América Latina. Más específicamente en Brasil.

Fue luego de que autoridades sanitarias y científicas del país sudamericano informaran que la vacuna de producción china Coronavac mostrara una eficacia del 50,38 por ciento, muy por debajo de otros desarrollos occidentales y de lo que había sido comunicado previamente en China. Lo anunciaron el pasado 12 de enero los científicos del Instituto Butantan de San Pablo -uno de los más prestigiosos de la región- a la hora de solicitar la aprobación de emergencia del inoculante.

Sin embargo, ese informe enfureció al régimen de Beijing. De inmediato, el presidente del laboratorio SinovacYin Weidong, afirmó que el antídoto era altamente efectivo, contradiciendo al examen brasileño. Yin sostuvo que los ensayos en Brasil habían encontrado que era 100% eficaz para prevenir casos graves de COVID-19 y que la empresa estaba ampliando su capacidad de producción para satisfacer la demanda nacional y extranjera.

Pese a estos esfuerzos corporativos, la conducción del país asiático pretendía limpiar “el honor” de su desarrollo. No encontró mejor forma que desplegando su “diplomacia del Wolf Warrior”, es decir, atacando a sus rivales. En este caso, a las otras vacunas y las empresas que están detrás de ellas. Resulta particularmente llamativo –tal como destacó la cadena de noticias CNN– luego de que Xi Jinping pidiera “solidaridad y cooperación” entre las naciones del mundo para lograr que las vacunas lleguen a todo el mundo.

Un trabajador de la salud recibe la vacuna Sinovac contra el coronavirus en el Hospital das Clínicas de San Pablo, Brasil (Reuters)Un trabajador de la salud recibe la vacuna Sinovac contra el coronavirus en el Hospital das Clínicas de San Pablo, Brasil (Reuters)

La diplomacia y el aparato propagandístico chino hizo blanco en PfizerModerna AstraZeneca. Comenzaron a bombardear con información de que sus desarrollos eran más fácil de almacenar, distribuir y aplicar que los otros hechos en Estados Unidos Europa. E insistieron en que sus vacunas tienen una eficacia cercana al 80 por ciento. Los números son poco claros: para Turquía la eficacia de CoronaVac es del 91,25 por ciento; para Indonesia es del 65,3%, mientras que para China es del 78 por ciento. Nadie sabe cuál es el número verdadero.

Algunos países que habían preadquirido las dosis, solicitaron a Sinovac más información y frenaron los envíos por el momento. La solicitud tiene un asterisco para tener en cuenta: los datos sobre el desarrollo están bajo control del régimen de Beijing. ¿Qué documentos enviarán a los países que buscan certezas en torno a las inoculaciones chinas? Misterio.

Mientras tanto, delegados de Xi Jinping comienzan a atacar a Occidente y a sus medios. Uno de sus voceros es el editor en jefe del diario Global TimesHu Xinjin. El medio es un órgano del Partido Comunista Chino (PCC). “Si miras los sitios web de los principales medios de comunicación de Estados Unidos y occidente, casi todas las noticias que lees sobre la vacuna fabricada en China son negativas. La prensa quiere destruir la reputación de la vacuna china, con la esperanza de que el mundo espere a que Pfizer y otras compañías estadounidenses y occidentales produzcan excedentes de vacunas y finalmente se vacunen”, acusó Hu. La victimización es una de las herramientas que usa el régimen para activar el nacionalismo entre sus seguidores.

Hu ha liderado el camino en la defensa de las vacunas producidas en China, no a establecer su efectividad, sino al tratar de derribar la reputación de otros candidatos, en particular las producidas por la empresa estadounidense Pfizer”, dijo James Griffiths, analista de la CNN.

El editorialista del diario del PCC escribió además un editorial en el que acusó a los medios occidentales de no publicar nada sobre las muertes en Noruega que habrían sido producto de la inoculación con las dosis de Pfizer. Sin embargo, luego de una investigación interna, los oficiales noruegos establecieron que no había vínculo alguno entre los decesos y la vacunación de esas personas mayores. “Todos estos pacientes han tenido serias enfermedades subyacentes”, dijo Steinar Madsen, director médico de la Agencia Noruega de Medicamentos. “No podemos decir que la gente muera por la vacuna. Podemos decir que puede ser una coincidencia. Es difícil probar que la vacuna es la causa directa”.

La conspiración que agitaba Beijing no existía.

El canal estatal chino CGTN se encargó de mancillar los desarrollos occidentales y acusar a los medios de comunicación de EuropaEstados Unidos y el resto del mundo de no hablar sobre lo que ocurría en Noruega. Uno de los principales impulsores de las acusaciones contra Pfizer fue uno de los más altos portavoces del ministerio de Relaciones Exteriores de BeijingXhao Lijian. Para denunciar el supuesto complot utilizó la red social Twitter, prohibida para el resto de los habitantes de su país. Xhao compartío una decena de mensajes de la presentadora Liu Xin de aquella cadena del Gobierno.

Liu se indignaba por lo que creía era falta de cobertura sobre las muertes en Noruega y otras en Alemania. Acusaba directamente a los medios, agencias internacionales de noticias y a Pfizer de estar detrás de la campaña y del supuesto ocultamiento. Uno de los tuits decía: “No se puede verificar de forma independiente, pero es preocupante: 10 muertos en Alemania pocos días después de recibir las vacunas de Pfizer y BioNTech”. Extraño comportamiento para un periodista que da información reconociendo que no ha sido verificada. El vocero de la cancillería de Beijing retuiteó esa temeraria publicación.

¿Alguno de los principales medios de comunicación estadounidenses o europeos recogió la historia? Imagínese si se determina que 13 personas han muerto a causa de las vacunas fabricadas en China, ¡habría sido noticia en todas partes!”, volvió a indignarse Liu, sentimiento compartido por Xhao con sus casi 900 mil seguidores.

El tuit de la periodista Liu Xin de la cadena estatal china CGTN sobre la vacuna Pfizer y las muertes en Noruega. El mensaje fue compartido por un alto vocero de la cancillería del régimen (Twitter)El tuit de la periodista Liu Xin de la cadena estatal china CGTN sobre la vacuna Pfizer y las muertes en Noruega. El mensaje fue compartido por un alto vocero de la cancillería del régimen (Twitter)

Para el analista de la CNN, las noticias sobre muertes y reacciones graves por inoculaciones deben ser tomadas con responsabilidad por los medios. Incluso, la noticia debería ser confirmada antes de ser publicada. “Los periodistas, ya sea en China, Estados Unidos o en cualquier parte del mundo, tienen una muy buena razón para no apresurarse a informar sobre muertes supuestamente relacionadas con las vacunas. De hecho, algunos medios han sido criticados por exagerar las reacciones alérgicas a las vacunas o informar sobre las muertes de personas recientemente inoculadas sin evidencia de ningún vínculo con la inyección”, dijo Griffiths. Esas autocríticas se dieron en medios libres, no dependientes del estado.

Griffiths también citó a un experto en la materia. Derek Lowe, es experto en la industria farmacéutica. Recientemente escribió que “si toma a 10 millones de personas, en los próximos dos meses esperaría ver alrededor de 14.000 muertes por ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, cáncer y otras causas habituales de mortalidad”.

Si bien los artículos sobre reacciones alérgicas y muertes relacionadas con las vacunas pueden poner el asunto en el contexto adecuado, a menudo es difícil para los titulares hacerlo. Esto crea el riesgo de que la gente solo vea que ha habido muertes y tenga la falsa impresión de que las vacunas contra el coronavirus son peligrosas”, remarcó el analista de la cadena de noticias norteamericana.

Xi Jinping ve en esa posible mesura una conspiración contra sus propias vacunas. Y su respuesta y venganza no se hizo esperar.

(Visited 3 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas