Connect with us

Entretenimiento

Habló el abogado del chef Pablo Massey sobre la acusación de una ex empleada por acoso: “Si ella continúa este desprestigio gratuito vamos a emprender una querella”

Publicado

on

Trinidad Benedetti aseguró que el cocinero la tocó cuando trabajaron juntos. Rafael Cúneo Libarona señaló que su cliente nunca tuvo una “denuncia” de este estilo en 30 años de trayectoria

Incluso, el abogado señaló que podrían iniciar acciones legales contra Trinidad. “El testimonio de ella alcanza para desprestigiarlo y lo hizo. Eso alcanzó y es más que suficiente para cualquier trabajador, el desprestigio es realmente lapidario. Lo que no alcanza es para una condena penal, para un procesamiento. La palabra contra la palabra, no. Tiene que tener contenidos, pruebas, chats, testigos para poder acreditar cualquier situación. Si ella continúa este desprestigio gratuito vamos a emprender una querella penal en orden por calumnias e injurias”.

 

Por último, explicó que las redes sociales no son el lugar correspondiente para hacer este tipo de acusaciones. Según su punto de vista, la joven pastelera debería haber recurrido a la Justicia penal para contar este episodio ante un juez. Ahora resta esperar cómo seguirá este caso, si solo se queda como una acusación en redes sociales o termina en la Justicia.

(Visited 10 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entretenimiento

A tres días de haber recibido el alta, Jorge Lanata volvió a ser internado en la Fundación Favaloro

Publicado

on

Por

El periodista ingresó en la noche del domingo a la institución, en la que había permanecido hasta el jueves pasado, para realizarse una serie de estudios

Tras haber sido dado de alta el jueves pasado, Jorge Lanata volvió a ser ingresado a la Fundación FavaloroEl señor Jorge E. Lanata se internó esta noche en forma programada, para la adecuada preparación del tratamiento de una arritmia cardíaca, y evaluación angiográfica de una enfermedad arterial de miembros inferiores, que tendrá lugar en las primeras horas de mañana lunes. La duración de la internación hospitalaria estará sujeta a los hallazgos diagnósticos de los procedimientos a efectuarle, y los tratamientos que se establezcan oportunamente”, reza el comunicado que dio a conocer la institución médica.

El comunicado de la Fundación FavaloroEl comunicado de la Fundación Favaloro

El martes de la semana pasada, el periodista había sido trasladado a ese hospital para realizarse estudios de rutina. A modo de precaución, también se le efectuó el hisopado correspondiente para descartar que haya contraído coronavirus, el que finalmente dio negativo. “Se ha descartado infección por COVID-19 y el paciente recibe tratamiento antibiótico debido a una infección de la piel en el miembro inferior izquierdo. La evolución clínica es muy satisfactoria”, se informó en ese momento. Lanata es paciente de riesgo por el trasplante de riñón que se realizó en 2015.

El día miércoles, fue Gonzalo Sánchez quien lo reemplazó en la conducción de su ya clásico programa Lanata sin filtro, por Radio Mitre. “Acá estoy, bancando los trapos. Acá, mi jefe está con sus chequeos y cuestiones y soy una especie de (Sergio) Goycochea, tengo el buzo preparado y cuando está Lanata sin filtro, estoy haciendo el precalentamiento. Como buen Goycochea periodístico voy a dejar todo, como lo hice en el verano mientras mi jefe hace lo que tiene que hacer”, dijo haciendo una analogía con el desempeño del ex arquero en el mundial de Italia 90, en el que era segundo suplente e ingresó haciendo un gran desempeño. En el arranque del programa propiamente dicho y antes de comenzar con la actualidad, el conductor había explicado: “Jorge está en la Favaloro para someterse a una serie de estudios y chequeos preventivos, vamos a ir informando. Jorge está bien y estamos todos en contacto con un chat”.

En el 2019, Lanata estuvo internado en cinco oportunidades. La primera vez permaneció 15 días en el hospital, debido a una gastroenteritis. Después contrajo otros virus (conjuntivitis y gripe A). Y en septiembre de ese año sufrió una caída en la puerta de la radio que fue determinante para que pusiera en pausa su actividad laboral. En los primeros días del 2020, en tanto, fue operado con éxito de una cifoplastía en el Hospital Presbiteriano de Nueva York. Fue una intervención corta y ambulatoria, con anestesia local, por lo que rápidamente recibió el alta y regresó al país.

Lanata y su novia Elba MarcovecchioLanata y su novia Elba Marcovecchio

Por lo pronto, el periodista cuenta con los cuidados de la abogada Elba Marcovecchio, con quien mantiene una relación sentimental desde hace unos meses. En los últimos días, hubo rumores de casamiento, que el mismo periodista se encargó de aclarar. “Tenemos que hablar seriamente. ¿Es verdad que te casás?”, quiso saber María Isabel Sánchez en el tradicional pase de Radio Mitre, esperando una respuesta afirmativa. “No. No está en mis planes inmediatos”, respondió el conductor, quien también aseguró que odia las fiestas. Hace un tiempo, la letrada habló del noviazgo con el conductor, pero sin entrar en muchos detalles: “Nos conocimos por una cuestión profesional mía, por un tema que estoy trabajando mucho, que es un tema de imagen, los derechos de imagen”.

(Visited 2 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Entretenimiento

Murió el actor Geoffrey Scott, quien participó en las series Dinastía y la película Hulk, entre otras realizaciones

Publicado

on

Por

Con una sostenida presencia en la televisión estadounidense entre los años ’70 y ’90, fue el esposo del personaje interpretado por Linda Evans en la exitosa tira. Padecía Mal de Parkinson.

Nacido en Los Ángeles el 22 de febrero de 1942, Geoffrey Scott era hijo de Reed, gerente de la potente compañía aeronáutica Lockheed, y de Jayne, ama de casa. Se crió en el Valle de San Fernando, donde tuvo, si se quiere, su primer contacto con el mundo del espectáculo, al tener como vecinos a dos estrellas del cine estadounidense: John Wayne Clark Gable

El entonces pequeño Scott vivía en la misma calle en la que estaban las casas de ambos actores, y según cuenta la historia solía usar la pileta de natación de a casa de Gable como propia, aunque sin pedirle permiso a su dueño.

A los 18, el legendario agente Dick Clayton, que también llevó al mundo de la actuación a figuras de la talla de Jane Fonda y James Dean, lo reclutó para su agencia. De su mano, Scott llegó a ser el editor de periódico Sky Rumson en el drama fantástico Dark Shadows, en 1970; Jeffrey Jordan en Where the Heart Is, en 1972; David McAllister en General Hospital en 1989; y Billy Lewis en Guiding Light en 1994.

Geoffrey Scott tuvo una presencia sostenida en la televisión estadounidense a lo largo de tres décadas.

Geoffrey Scott tuvo una presencia sostenida en la televisión estadounidense a lo largo de tres décadas.

Scott tuvo también un rol protagónico como un jugador de fútbol americano en la sitcom de HBO 1st & Ten, durante los años 80, apareció en aproximadamente unas 100 publicidades -es recordada su estampa de cowboy en una de cigarrillos Marlboro– y también participó como estrella invitada en distintas series, a lo largo de los años ’70, ’80 y ’90.

También dio vida a un detective en Concrete Cowboys, serie en la que reemplazó como protagonista a Tom Selleck, y en Cliffhangers interpretaba a un militar enfrentado con extraterrestres.

Clayton además le consiguió a Scott un contrato en exclusiva con Universal. Una vez establecido ese vínculo, interpretó numerosos papeles en series televisivas como Kojak, antes de aparecer en 1982 en la citada Dinastía, donde su personaje, Mark Jennings, era un jugador de tenis profesional y representó al primer esposo de Krystle Carrington, que estaba a cargo de la recordada Linda Evans.

Casado con Tanya Thompson, su novia del instituto, Geoffrey Scott se divorció para unirse, en 1975, a Caron Engelhart Scott, de quien también se divorció. En 1988 Scott sufrió un accidente callejero, cuando fue embestido por un automóvil mientras circulaba en bicicleta, y sufrió heridas de consideración en ambas piernas. Sin embargo, el actor logró recuperarse por completo.

Finalmente, en 1993 se casó por tercera vez, con Cheri Catherine Scott, con quien tuvo dos hijos, Christopher y Matthew. Fue precisamente Cheri quien confirmó la noticia de la muerte del actor, quien padecía Mal de Parkinson y murió un día después de haber cumplido 79 años.

Geoffrey Scott se había retirado del cine en 2003, tras interpretar al presidente de Estados Unidos, en Hulk, una de superhéroes Marvel dirigida por Ang Lee.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Entretenimiento

Murió Carlos Sánchez: el humorista tenía 68 años y enfrentaba un cáncer

Publicado

on

Por

Llevaba un mes internado en el Sanatorio Otamendi, donde le practicaban cuidados paliativos

El humor argentino acaba de perder a una de sus risas más emblemáticas: la de Carlos Sánchez, a su vez responsable de tantas carcajadas en un público que supo deleitarse con sus ocurrencias. En la mañana de este martes 2 de marzo, más precisamente a las 6.45, el corazón de este hombre de 68 años dejó de latir en el Sanatorio Otamendi, según informó su agente de prensa, Silvia Puga. Se encontraba internado desde el 2 de febrero como parte de su tratamiento por un cáncer que en las últimas semanas, después de años de lucha inquebrantable, no le ofreció tregua alguna.

Hasta hace no mucho más de dos meses, Sánchez había compartido encuentros con sus amigos. Si bien su semblante no siempre había sido el mejor, sus familiares no habían notado signos que pudieran encender las alarmas, aun cuando en el último tiempo lo acompañaron en los vaivenes anímicos que enfrentaba como consecuencia de su enfermedad.

Moria Casán, Silvina Escudero, Florencia Tesouro y Rocío Marengo mostraron su pesar por la muerte de Carlos Sánchez (Twitter)Moria Casán, Silvina Escudero, Florencia Tesouro y Rocío Marengo mostraron su pesar por la muerte de Carlos Sánchez (Twitter)

Todo comenzó en 2010 cuando una serie de estudios clínicos arrojaron que Carlos tenía cáncer en el riñón. El tratamiento indicado con los médicos pareció tener éxito. Creyó que su salud había superado el mayor de los desafíos. Pero poco después se comprobó que el tumor se había propagado, haciendo metástasis en el hígado, el páncreas en las dos glándulas suprarrenales, en una costilla y en la cadera. El humorista nacido en Bahía Blanca el 19 de julio de 1952, no se rindió. Y continuó venciendo obstáculos.

“Estuve con medicación vía oral y todo lo jodido que tenía, se curó -le había contado a Teleshow en septiembre de 2019-. Pero el único que es resistente a la quimioterapia es un tumor que tengo en la cadera. No se puede operar porque si tocan el nervio ciático, me queda la pata estúpida. Entonces, me cambiaron a quimioterapia por vena”.

Pese a todo, como podía, Sánchez -quien en sus inicios trabajó con Juan Alberto Badía, Susana GiménezJuan Alberto Mateyko Marcelo Tinelli, aunque adquirió gran popularidad en el recordado ciclo Café Fashion– seguía trabajando. En teatro, con el espectáculo El Gordo y el Mago, junto a Pablo Madini. Y en televisión, interpretando al comisario Benítez en Argentina, tierra de amor y venganza, la exitosa novela que emitió El Trece.

Artista al fin -o más bien, por sobre todo-, era la primera vez en tres décadas de carrera vinculada al humor que conseguía demostrar que también era un actor de carácter. “Esta quimio te cansa físicamente pero no es tan fuerte ni hace que se te caiga el pelo. No tiene otras consecuencias”, destacaba, feliz con la oportunidad brindada, aunque se la había ganado de la manera que creía indicada: luego de hacer un casting. Entró por dos capítulos, se quedó por muchos más. Y fiel a su estilo, bromeaba: “Benítez es una mezcla de corrupto e inepto al que lo único que le interesa es la guita. No me costó mucho componerlo…”.

Por aquel entonces, el cómico era puro entusiasmo. “Comparado a lo que tenía antes, ahora lo que tengo es un forúnculo. La verdad es que estoy muy bien. ¡Estoy bárbaro!”, celebraba, feliz además porque de las dos sesiones por mes, ya hacía solo una. Y le restaban seis meses de tratamiento.

Para sus amigos, Carlos era Cacerola: así lo habían apodado en Bahía Blanca cuando tenía 17 años y jugaba al rugby. Y en un partido, recibió una patada brutal en la cabeza. “Estuve inconsciente durante casi 10 horas, pero cuando me desperté me hicieron estudios y no tenía nada. Fue como si hubiera estado dormido durante mucho tiempo. Y mis amigos empezaron a decirme que con esa Cacerola debían necesitar un borcego de acero”, reía, al recordar lo ocurrido.

Se trata de esa misma risa -tan característica, tan suya- que sonará por mucho tiempo como un eco propio del dolor que provoca la pérdida irreparable. Y será también un lamento porque Carlos Sánchez ya no podrá contagiar su carcajada, ni provocar otras, nuevas. Este martes 2 de marzo se apagó la risa.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas