Connect with us

Politica

Elecciones 2019: el calendario electoral en un año de definiciones en todo el país

Publicado

on

El 2019 será un “año político” con elecciones repartidas a lo largo de casi todo el año. El cronograma electoral, que se anticipa nutrido en comicios desdoblados de las presidenciales, comenzará el próximo el 27 de enero en La Rioja.

La provincia de La Rioja dará el puntapié inicial al cargado cronograma electoral el próximo 27 de enero cuando se realice una consulta popular para definir si el gobernador Sergio Casas es habilitado o no a disputar un tercer mandato consecutivo.

El calendario electoral espera aún su confirmación oficial, ya que varias son las provincias en las que aún no se definió cómo y cuándo se votará. Pero hasta el momento sí hay varias certezas.

Las sucesivas convocatorias a las urnas marcarán el ritmo del año político que acaba de comenzar y que tendrá en las elecciones generales del próximo 27 de octubre su punto más alto.

Hasta el momento, 9 provincias ya anunciaron su decisión de desdoblar los comicios del calendario electoral nacional y otras 8 analizan por estas horas si se suman o no a esa tendencia.

Aquí un breve repaso, distrito por distrito, de cómo se votaría:

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nacionales

El Gobierno acordó con la CGT el pago de $32 mil millones a cambio de paz electoral

Publicado

on

Por

El arreglo estuvo a cargo del ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y busca cerrar parte de una deuda del Estado con los sindicatos.

Horas antes de que la CGT anunciara un paro para el 4 de abril, el Gobierno acordó pagar casi 14 mil millones de pesos destinados a obras sociales sindicales, mientras prometieron otros 18 mil millones en la próxima década. A cambio, solicitaron a los sindicatos bajar la conflictividad en medio de un año electoral.

El acuerdo quedará plasmado en un decreto que se publicará en el Boletín Oficial y buscará destrabar así recursos retenidos desde el 2016, según informó Mariano Martin, periodista deÁmbito Financiero.

Las claves del acuerdo

¿Cómo será el pago?

En principio, se pagarán $4.500 millones que estaban destinados a programas de asistencia y emergencia para las obras sociales, dinero que permanecía trabado desde la firma del DNU en 2016.

Además, habrá $4.235 millones por un acuerdo extrajudicial del Gobierno con OSDE, y otros 3.100 millones por intereses de un bono.

Los tres pagos más los intereses suman al menos 17.712 millones de pesos a los que se le suman 120 cuotas mensuales de 150 millones por parte de OSDE.

En 2016 se creó un Fondo de Emergencia y Asistencia a las entidades por $4.500 millones, monto que nunca fue modificado. Con el nuevo acuerdo, el fondo ascenderá a 10.112 millones con la incorporación de $4.235 millones del pago que OSDE le hizo a la SSS (por un total de $8.500 millones) y de 1.377 millones de pesos de intereses acumulados. El total irá a una Fondo Solidario de Redistribución.

También el decreto fijará el destino de unos 480 millones de pesos mensuales (obtenidos de los intereses de los $10.112 millones): la mitad, $240 millones, se aplicará a un aumento de la cápita que perciben las obras sociales por la atención de salud de los monotributistas, y otro tanto a engrosar el Sistema Único de Reintegros (SUR).

Aumentos para PAMI

En el acuerdo también se prevé un aumento de los pagos que el PAMI destina por la atención de los afiliados jubilados que optan por quedarse en sus obras sociales de origen. La mayor prestadora pasará de pagar un global de 67 millones de pesos mensuales con ese fin a un monto cercano a los $120 millones, en tanto que la propia SSS incrementará los recursos que utiliza para complementar la cápita de unos 350 mil jubilados que forman parte de este esquema.

¿Qué opinan desde la CGT?

Para la central sindical “es un acuerdo importante en función de lo que se venía negociando, tanto desde el punto de vista político como para las obras sociales. Con esto se cerraría una parte de la deuda que mantiene el Estado con nosotros”, según indicó José Luis Lingeri, secretario de Acción Social de la central obrera y gestor principal en el sistema de salud gremial.

Los arreglos estuvieron a cargo del ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, junto a su jefe de Gabinete, Ignacio Pérez Riba. Además de Lingeri participó por la CGT uno de los cosecretarios generales, Héctor Daer, y exsuperintendente de Servicios de Salud Luis Scervino,técnico principal de las obras sociales antes y después de ese cargo. También fueron involucrados técnicos de la Jefatura de Gabinete nacional y tuvo un papel secundario el actual superintendente de Salud, Sebastián Neuspiller, médico y exfutbolista, quien como deportista se hizo amigo de Mauricio Macri.

Seguir leyendo

Politica

Roberto Lavagna se reunió con gremialistas de la CGT y les aseguró que no habrá unidad con CFK

Publicado

on

Por

El jueves por la noche, la sede de la Unión Ferroviaria en Buenos Aires, ubicada en avenida Independencia 2880, fue el punto de encuentro de un grupo de sindicalistas que forman parte de la Confederación General del Trabajo (CGT) y el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, quien estuvo acompañado por su principal socio en este tiempo, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz.

En el camino hacia la concreción de su candidatura, Lavagna sumó un encuentro con el sector sindical. En las últimas 48 horas estuvo en Córdoba, junto al gobernador Juan Schiaretti, y se reunió con los radicales Ricardo Alfonsín, el presidente de la Convención de la UCR, Jorge Sappia y Juan Manuel Casella.

El encuentro del jueves a la noche, asado de por medio, fue articulado por el secretario general de Luz y Fuerza, Guillermo Moser, y contó con la presencia de dirigentes sindicales que forman parte de una rama distinta de  los denominados “Gordos” –los gremios con mayor cantidad de afiliados–, donde se alinea uno de los impulsores de Lavagna, Luis Barrionuevo.

En la comida estuvieron presentes los secretarios generales Antonio Caló (UOM), Sergio Sasia (Unión Ferroviaria), Juan Carlos Schmid(Dragado y Balizamiento), Marcos Castro(Capitanes de Ultramar), Osvaldo Iadarola (FOETRA – Telecomunicaciones), Luis Pandolfi(Tintoreros), Raúl Quiñones (Tabacaleros), Juan Palacios (AATRAC – Comunicaciones), Juan Speroni (SAON – Obreros Navales) y José Laucheri (PECIFA -Personal civil de las Fuerzas Armadas).

Los sindicalistas escucharon el diagnóstico de Lavagna e intercambiaron opiniones sobre la situación del país. En un momento de la noche, Caló le planteó al ex ministro la importancia de lograr la unidad del peronismo y se refirió a la hipótesis de que Cristina Kirchner no se presente a las elecciones para facilitar la unidad de gran parte del peronismo. A esa idea se sumaron otros dirigentes presentes en la comida.

La respuesta del economista fue concreta: “El país está viviendo una crisis total. Si no entendemos que el gobierno que viene tiene que ser algo diferente al actual y también al pasado, no vamos a poder salir adelante. Se trata de un acuerdo de más importancia que la unidad del peronismo“.

El economista hizo hincapié en la trascendencia que tiene para él la conformación de una coalición donde tengan una participación importante el radicalismo, el socialismo y el GEN. Es decir, la pata progresista del armado que tiene en su cabeza y al que le intenta dar forma día tras día.

Uno de los integrantes del pequeño equipo de trabajo de Lavagna tomó la palabra sobre el final de la cena y expresó el punto de vista que tienen con respecto a la unidad peronista. En ese sentido, remarcó que en las elecciones de 2015 la unidad de la mayoría no sirvió para ganar la Presidencia y que, en el comienzo de 2019, en los comicios neuquinos hubo una nueva muestra de que la unidad dirigencial no asegura resultados positivos. “Hay sumas que restan”, resaltó.

Ante las constantes consultas de un acuerdo con el kirchnerismo, Lavagna dejó en claro cuál es su idea y qué identidad tiene el proyecto que pretende encabezar. “Una propuesta para superar la grieta no puede tener en su interior a sectores de la grieta”, sostuvo.

Además, remarcó que el sector progresista no formará parte del armado si en el mismo lugar confluyen Cristina Kirchner y La Cámpora. Así marcó los límites de la construcción política a la que le está dando volumen con reuniones múltiples en las últimas semanas.

Lavagna les dijo a los sindicalistas que la palabra de la próxima gestión tiene que ser “trabajo”. Según su visión, el gobierno que viene tiene que dedicarse a generar las condiciones necesarias para crear puestos de trabajo. El debate se tiene que dar en las decisiones económicas que son determinantes para la generación de empleo genuino.

Durante las horas que duró el encuentro, el ex ministro repitió: “Hay que buscar una salida a la crisis económica y a la situación que atraviesa el país”. “Los gobiernos que conocimos hasta hoy no solucionaron el problema”, insistió. Nuevamente marcó las diferencias que existen con Cambiemos y el kirchnerismo, y reafirmó la necesidad de crear una alternativa a los dos polos.

Los dirigentes sindicales querían conocer la visión sobre la realidad política y económica actual que tiene Lavagna. Lo consultaron, le expusieron dudas y le expresaron opiniones sobre el camino que para ellos se debe tomar en este tiempo electoral. Además, querían saber si realmente el ex ministro está dispuesto a ser candidato a presidente. Se fueron convencidos de que  tiene claras intenciones de jugar y que actúa en ese rol aunque no ponga en palabras concretas su decisión.

Por otra parte, el ex secretario general de la CGT Juan Carlos Schmid se mostró en sintonía con la idea expresada por Lavagna respecto a la necesidad de construir un gobierno de unidad nacional. También compartió el diagnóstico sobre la grave situación económica que atraviesa el país y la necesidad de lograr consensos para poder dejar atrás la crisis.

Desde que dejó la cúpula de la CGT, Schmid optó por bajar el perfil y alejarse de los actos políticos. No estuvo en ninguno de los encuentros peronistas donde se reclamó unidad y el candidato del kirchnerismo tuvo presencia de peso. Ayer el sindicalista reapareció y mostró afinidad con el discurso de Lavagna.

Seguir leyendo

Politica

La CGT confirmó la marcha del 4 de abril que podría ser la antesala a un paro general

Publicado

on

Por

Los dirigentes rechazaron “la política económica y los nuevos índices oficiales de desempleo y de caída industrial. Comenzará a las 14 en la Plaza de Miserere.

La conducción de la CGT ratificó este jueves la convocatoria a “una gran marcha en defensa del trabajo, la producción, la soberanía y la justicia” el 4 de abril próximo, analizó los proyectos de blanqueo laboral y de la Agencia de Tecnología Médica, y reclamó soluciones a “la grave problemática de las obras sociales por el estancamiento del Fondo de Redistribución”.

Los secretarios generales Héctor Daer y Carlos Acuña ofrecieron una conferencia de prensa en la sede de Azopardo luego del debate del consejo directivo y ratificaron “la movilización del 4 de abril” próximo, en la que participarán los gremios confederados, entidades de la producción y de pequeñas y medianas empresas.

Los dirigentes rechazaron “la política económica y los nuevos índices oficiales de desempleo y de caída industrial” y apostaron a las elecciones presidenciales de octubre próximo, al señalar que “otro gobierno es necesario para modificar el actual modelo”.

La movilización, organizada por los sindicatos industriales y en la que también participarán las organizaciones sociales, comenzará a las 14 en la Plaza de Miserere (Once), recorrerá la Avenida Rivadavia hasta llegar al Congreso y concluirá en las Avenidas de Mayo y 9 de Julio, indicaron Daer, Acuña y el jefe textil Hugo Benítez.

“Se procurará el consenso con todos los sectores para que la marcha del 4 sea multitudinaria”, puntualizó Daer al explicar los motivos de la convocatoria.

Daer sostuvo que el país debe ser “productivo, generar empleo y valor agregado”, y se pronunció por la necesidad de que el pueblo elija el 27 de octubre próximo a “un nuevo gobierno para modificar de cuajo el actual rumbo político-económico” de la Argentina.

“El país requiere otra mirada para emerger de la actual situación y, por lo mismo, la central obrera reclama unidad al peronismo”, puntualizó.

Los integrantes del consejo directivo también analizaron el proyecto oficial de blanqueo laboral que el Ejecutivo envió a la CGT, en “términos específicamente fiscales”, y explicó que la iniciativa reconoce hasta “cinco años para atrás a los trabajadores que tenían alguna relación de dependencia, pero eran mantenidos en la informalidad”.

El proyecto, según se dijo, reconocerá esos años de aportes a partir de salarios según la escala de cada convenio colectivo, beneficiará también a los empresarios y determinará “una fecha cierta de ingreso al empleo”.

En relación con la Agencia Tecnológica Médica, el dirigente gremial afirmó que es “un reclamo no solo de las obras sociales sino de las carteras de Salud provinciales“, y explicó que existe “un lobby permanente de empresas monopólicas, en especial extranjeras, que genera un costo excesivo y sin respaldo tecnológico alguno”.

Daer ratificó la necesidad de que el gobierno destrabe el dinero del Fondo de Redistribución y señaló que “se analizan expedientes por 1.560 millones de pesos, aunque en realidad ya ingresaron 10 mil millones pagados por las obras sociales”.

Seguir leyendo

Más Visitadas