Connect with us

Portada

El después del coronavirus: preocupan las secuelas cardíacas que puede dejar la enfermedad

Publicado

on

Lo advierten investigaciones internacionales, y también Carla Vizzotti habló de “efectos tardíos” incluso en pacientes leves. Qué puede provocar el virus en el corazón.

Hace un par de días, la secretaria de Acceso de la Salud, Carla Vizzotti, enumeró -en diálogo con TN– algunas razones lógicas para que la gente se siga cuidando y no subestime el contagio de coronavirus. Habló de efectos tardíos que están bajo investigación, incluso en enfermos leves y asintomáticos. Específicamente se refirió a artículos que reportan que “un porcentaje importante de personas tiene secuelas cardiológicas”. ¿Qué dicen esos papers y por qué preocupan a los médicos?

El más reciente fue publicado a fines de julio en la revista JAMA Cardiology. Ahí, investigadores del Hospital Universitario de Frankfurt, Alemania, se preguntaron si había efectos cardiovasculares en pacientes que habían tenido coronavirus recientemente. Tomaron aleatoriamente a 100 personas: 67 se habían recuperado en su casa y 33 habían tenido que ser hospitalizadas. “El intervalo de tiempo medio entre el diagnóstico de coronavirus y la resonancia magnética (parte del chequeo que les hicieron para esta investigación) fue de 71 días”, aclara el paper.

Es lógico observar lo pequeño de la muestra, pero el hallazgo no deja de ser abrumador: el 78% de los testeados tenía algún grado de compromiso cardíaco. El 60%, inflamación miocárdica en curso. El informe aclara que el resultado es “independiente de toda condición preexistente” y señala “la necesidad de una investigación continua de las consecuencias cardiovasculares a largo plazo del Covid-19”.

Investigadores de distintas ramas estiman que muchos pacientes curados de coronavirus deberán descartar la presencia de secuelas cardiológicas.

Investigadores de distintas ramas estiman que muchos pacientes curados de coronavirus deberán descartar la presencia de secuelas cardiológicas.

En la misma línea, otro paper, esta vez de científicos de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) publicado unos días antes en la revista Nature, advirtió que “algunos pacientes que no presentan los síntomas típicos de fiebre y tos tienen síntomas cardíacos como primera manifestación clínica”. Y detalló: “Más allá de que la manifestación clínica predominante del Covid-19 es la neumonía viral, también puede causar desórdenes cardiovasculares como injuria miocárdica, arritmias, síndrome coronario agudo y tromboembolismos”.

De estos textos parece desprenderse que, a quienes tuvieron coronavirus, aun si se recuperaron y sienten que volvieron a la “vida normal”, les espera una tediosa batería de chequeos, más allá de los regulares, en busca de posibles secuelas silenciosas. Clarín habló del tema con infectólogos, cardiólogos y virólogos, y parece ser un terreno tan complejo como poco explorado.

El virus en los órganos

Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), aseguró que “los casos de secuelas cardiológicas son importantes” y enseguida afirmó: “En muchos pacientes estamos empezando a aprender. No tenemos mucha información, pero sí hay varios estudios que muestran que el porcentaje es alto. Ya sabemos que entre el 20% y 50% de las personas en terapia intensiva tienen infarto durante la terapia. Y muchos jóvenes que fallecen, que son muy pocos, por suerte, mueren por infartos o ACV. De los que sobreviven, un porcentaje grande va a quedar con secuelas y hay que seguirlas a largo plazo”.

“El tema no es menor”, apuntó Jorge Quarleri, virólogo investigador del Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y Sida (INBIRS), dependiente de la UBA-Conicet, y aseguró: “Más allá del fenómeno agudo, claramente podrían quedar secuelas en los órganos donde este virus es capaz de producir daño”.

Control de temperatura. Algunos sintomáticos y asintomáticos de coronavirus están manifestando, tras la cura, algún grado de compromiso cardíaco. Foto Mauricio Nievas

Control de temperatura. Algunos sintomáticos y asintomáticos de coronavirus están manifestando, tras la cura, algún grado de compromiso cardíaco. Foto Mauricio Nievas

Un antecedente “guía” es la experiencia con el SARS 1. Quarleri recordó que entonces “el virus se encontró en tejido miocardíaco del 35% de los pacientes. Pero en lo que hace a las evidencias del SARS-CoV 2 asociado a daños en el tejido miocardíaco, todavía hay contradicciones, en parte porque el material que se usa para hacer las determinaciones finales viene de las necropsias. Y hay hallazgos en varias direcciones”.

Es simple: nadie duda de las consecuencias cardiológicas visibles en muchos pacientes. El debate está centrado en si, a) el coronavirus afecta el sistema cardiovascular en forma directa, generando un daño concreto en sus células o si, b) el daño es consecuencia de una inflamación sistémica más general, el famoso “shock” o “tormenta” de citoquinas, una reacción descontrolada del sistema inmune, que busca eliminar el patógeno.

Un gran corazón

Cualquier médico “en tema” sabe de la aparición de ciertos indicadores o “marcadores” en pacientes curados de coronavirus, que son justamente lo que les dan la pauta de que algo pasó en términos cardiovasculares. La más reportada es una enzima llamada troponina, ligada a la “injuria cardíaca”, es decir, la rotura de alguna o varias células del corazón. Según el nivel de troponina se podrá hablar de “injuria” o de “infarto”.

Otros marcadores a los que están atentos los médicos que chequean pacientes de coronavirus son elevaciones en la ferritina, lo que indicaría una posible inflamación general, y en la dímero D, proteína que sube cuando hay coágulos en los vasos sanguíneos, lo que podría derivar en cuadros de trombosis.

Médicos en pleno abordaje de casos de Covid-19, en el barrio de Barracas. Foto Maxi Failla

Médicos en pleno abordaje de casos de Covid-19, en el barrio de Barracas. Foto Maxi Failla

Volviendo al paper de los 100 pacientes, los expertos alemanes encontraron algunos de estos “marcadores” en casi el 80% de los casos; y en el 60%, cuadros de miocarditis, uno de los temas que más preocupa a los expertos.

Por ejemplo a Jorge Tartaglione, médico cardiólogo y presidente de la Fundación Cardiológica Argentina, quien aclaró que, en principio, “es común para los cardiólogos ver el impacto de un virus en las paredes del corazón, produciendo miocarditis, una condición que deriva en insuficiencia cardíaca“.

Según detalló, el cuadro se da porque “el corazón no puede sacar la cantidad de sangre que le entra, y entonces se va agrandando y dilatando. El músculo cardíaco no tiene la fuerza para sacar la sangre en cada latido y por la persona suele sentir falta de aire, ya que hay un impacto en los pulmones”.

Pero Tartaglione se mostró dubitativo frente a las secuelas del coronavirus en investigación: “No sabemos si las produce el virus o son una reacción del cuerpo. Mi idea es que son las dos: la tormenta de citoquinas debe influir, pero el virus entra la células, las infecta, las inflama y se genera dilatación cardíaca”.

Alejandro Hershson, presidente electo de la Sociedad Argentina de Cardiología y jefe de Cardiología Ambulatoria de la Fundación Favaloro, coincidió con su colega: el coronavirus no sería el primer virus en poner palos en la rueda en el sistema cardiovascular.

“Por eso recomendamos la vacunación contra la influenza: sabemos que algunos virus gatillan una serie de mecanismos que afectan las tasas de infarto de miocardio y de insuficiencia cardíaca, en especial en quienes tienen enfermedades preexistentes”, señaló.

Sin embargo, puso reparos respecto del artículo alemán: “Se basa en cien casos, que es muy poco para hacer afirmaciones. Es cierto que se vieron casos de inflamación miocárdica en gente que no tenía patologías previas, pero todavía no puede saberse cuánto impactará esto en el futuro”.

Daño silencioso

Volviendo al campo de la virología, Quarleri enfatizó que “haber tenido la infección por SARS-2 en forma asintomática o con síntomas ligeros no exime a nadie de eventuales daños a nivel cardíaco”.

El detalle es complejo, pero vale la pena seguirlo: “Ocurre que las células del endotelio vascular pueden quedar dañadas por la infección, y ese daño conllevar una serie de ‘respuestas’, incluyendo el aumento en la formación de ‘trombos’ o coágulos intravasculares. Esta consecuencia, conjuntamente con el descontrolado fenómeno inflamatorio, puede acarrear efectos en el nivel del miocardio”.

Las autoridades de Salud vienen pidiendo a la población evitar las reuniones y lugares con mucha gente, para evitar los contagios de coronavirus. Foto Juano Tesone

Las autoridades de Salud vienen pidiendo a la población evitar las reuniones y lugares con mucha gente, para evitar los contagios de coronavirus. Foto Juano Tesone

Lo dicho hasta ahora justifica, sin entrar en pánico, dejar de lado cualquier minimización del coronavirus en términos de “gripecita inofensiva”. Porque, aclaró Quarleri, “yendo a los asintomáticos, se piensa que la presencia silenciosa de trombos en la vasculatura cardíaca podría acarrear a futuro (cercano o lejano) complicaciones en la función normal”.

Esto sin contar que, “tras cualquier lesión se disparan mecanismos cicatrizales que, cuando se dan tras un extenso y continuo daño, se pueden desregular o descontrolar, lo que a su vez puede acarrear que el tejido normal sea reemplazado por un tejido fibroso y una matriz con mucho colágeno, que naturalmente ya no cumplirá con las funciones originales que tenía”.

En definitiva, “el coronavirus, sea por sí mismo como mediado por la respuesta inmune descontrolada del cuerpo, puede producir daños en múltiples órganos: pulmón, corazón, rinón, intestino, páncreas, hígado. Según la magnitud del daño, podrá sobrevenir la fibrosis en esos órganos, alterando su normal funcionamiento”, advirtió.

En otras palabras, conviene hacerse la idea de que “el antecedente de una infección por SARS-CoV 2 podría constituir un factor de riesgo que debe ser evaluado por un médico especialista”. Lo diga Vizzotti, lo diga Nature o un científico de renombre, las razones para evitar infectarse sobran.

(Visited 182 times, 1 visits today)

Economia

El gabinete económico analizó la suba de precios de alimentos y estudia medidas

Publicado

on

Por

El Gobierno observa los aumentos en productos frescos como verduras, frutas y carnes, que están fuera del alcance de Precios Cuidados. La canasta básica tuvo en 2020 un incremento más elevado que el IPC

El Gobierno tomó nota de la fuerte suba de precios de alimentos de las últimas semanas y trató ese tema en la reunión de gabinete económico que realizó este jueves por la tarde en la Casa Rosada, según pudo saber Infobae. El Indec dio a conocer que la canasta básica tuvo en 2020 un incremento superior a la inflación general.

El encuentro, encabezado por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, que se realizó el Salón de los Científicos de la Casa de Gobierno. El temario que trataron los funcionarios estuvo integrado por tres cuestiones: alimentos, programa ATP y el nuevo Repro II. En primer lugar, se habló la situación de los precios de alimentos, tras un repunte de la inflación en diciembre (marcó un 4%, la marca más alta de 2020) y que según consultoras privadas la tendencia era de un ritmo de precios mayor al 3% en este primer mes del año. El gabinete económico analizó un sector en particular que está fuera del alcance de los acuerdos con el sector privado como Precios Cuidados: los alimentos frescos, como verduras, frutas y carnes.

Según un estudio de la consultora LCG, “en la primera semana de enero la suba de precios de los alimentos promedió 1,2%, acelerándose 0,8 puntos porcentuales respecto a la semana anterior”. “El índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual promedio de 4,5% en las últimas 4 semanas y 5,5% medida punta a punta (primera semana de enero contra primera semana de diciembre). Estos niveles de precios dejan un arrastre para el resto de enero de 3 por ciento”, resaltó.

El gabinete económico analizó un sector en particular que está fuera del alcance de los acuerdos con el sector privado como Precios Cuidados: los alimentos frescos, como verduras, frutas y carnes.

De acuerdo a un relevamiento realizado por Infobae en base a datos oficiales, a lo largo de 2020 hubo productos con incrementos de hasta casi 180% entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020. Es el caso del kilo de naranja, que pasó de costar $26,41 hace un año a $73,49, lo que implicaría así un incremento de su valor de 178,3%. El relevamiento del Indec incluye precios promedio del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

En segundo lugar, el kilo de manzana tenía un valor de $72,99 en diciembre de 2019 y experimentó un aumento de 154% hasta los $185,56 actuales. Completó el podio de los bienes con mayor nivel de incrementos a lo largo del año el kilo de limón, que subió 135% desde los $56,49 hasta $133,12, midió el Indec.

El Gobierno dio el primer paso en su esquema de control de precios con un acuerdo con las empresas del sector alimenticio y de limpieza para llevar adelante una nueva etapa de Precios Cuidados hasta abril. El próximo escalón, y que ya empezó a desandar el Poder Ejecutivo en los últimos días es un pacto con los frigoríficos para establecer una canasta de referencia para las carnicerías, después de un 2020 en que los cortes llegaron a aumentar por encima del 90 por ciento.

La inflación en los alimentos fueron uno de los temas de debate en el gabinete económico de este jueves. (Foto: Jefatura de Gabinete)La inflación en los alimentos fueron uno de los temas de debate en el gabinete económico de este jueves. (Foto: Jefatura de Gabinete)

En ese sentido, al terminar la reunión de gabinete económico, el ministro de Agricultura Luis Basterra afirmó: “Lo mejor que nos puede ocurrir es que los argentinos nos comprometamos a garantizar el acceso a los alimentos para toda nuestra población”.

“Hay muy buena voluntad de los actores del sector agropecuario y el rol del consejo agroindustrial de congregar sectorialmente a todos los actores de la cadena, y eso nos da la oportunidad de garantizar los alimentos para todos” destacó el funcionario, y amplió: “estamos explorando todas las posibilidades para que sea por consenso, por acuerdos, que alcancemos esos instrumentos para que la población acceda a los alimentos”.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) registró en diciembre un aumento del 5,1%, lo que determina que un grupo familiar compuesto por dos adultos y dos menores necesite percibir ingresos por $ 22.680,97 para no caer en situación de indigencia, con lo que a lo largo de 2020 marcó una suba acumulada de 45,5%, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Estamos explorando todas las posibilidades para que sea por consenso, por acuerdos, que alcancemos esos instrumentos para que la población acceda a los alimentos.

Por su parte, el costo de la Canasta Básica Total (CBT), que además de alimentos reúne indumentaria y transporte, marcó un incrementó 4,7% en diciembre, por lo cual el mismo grupo familiar necesitó contar con ingresos por $54.207,53 para no caer debajo de la línea de la pobreza, mientras que el acumulado del año cerró con un aumento de 39,1 por ciento.

En segundo lugar, respecto al programa ATP, el gabinete estudió los casos de empresas que fueron aceptadas para recibir la asistencia salarial y no respetaron las restricciones de la normativa, como la prohibición de comprar dólar mediante contado con liquidación. Esta semana AFIP adelantó que investiga a unas 2000 empresas en falta.

Como balance del programa en 2020, el gabinete económico concluyó que el ATP alcanzó a más de 306.000 empresas (más del 99% de ellas pymes) que percibieron, al menos una vez, los beneficios de ese esquema de asistencia salarial. “El programa permitió complementar los salarios de más de 2,9 millones de trabajadoras y trabajadores del sector privado. La inversión estatal afectada al pago del Salario Complementario en el marco del ATP, durante sus nueve meses de vigencia, alcanzó los 236.000 millones de pesos, equivalente a 0,8% del PBI”.

El costo de la Canasta Básica Total (CBT), que además de alimentos reúne indumentaria y transporte, marcó un incrementó 4,7% en diciembre (EFE/JUAN IGNACIO RONCORONI/Archivo)
El costo de la Canasta Básica Total (CBT), que además de alimentos reúne indumentaria y transporte, marcó un incrementó 4,7% en diciembre (EFE/JUAN IGNACIO RONCORONI/Archivo)

Por otra parte, en la reunión se analizó la continuidad del programa Repro II que reemplazó al ATP y por el cual el Gobierno mantiene la ayuda salarial para unas 3500 empresas de sectores que aún sienten el impacto de la pandemia como el turístico, gastronómico, de entretenimiento y, desde el mes próximo, prestadoras de salud.

También participaron además la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco; los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Trabajo, Claudio Moroni; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont.

En ese marco, este jueves el Gobierno decidió prorrogar hasta fin de año la doble indemnización por despido y extenderá además la prohibición de despidos por otros 90 días. La primera de las dos medidas fue tomada por el Poder Ejecutivo tras el cambio de administración, mientras que la restricción para cesantías comenzó en marzo, como parte del paquete de medidas para afrontar la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Politica

Empresarios contra el “triple cepo”: aseguraron que la continuidad de la prohibición de despedir y la doble indemnización sólo suman más desconfianza

Publicado

on

Por

Los hombres de negocios cuestionaron la medida por considerar que atenta contra la generación de empleo en un momento de leve recuperación de la actividad económica

El Gobierno confirmó este jueves que prorrogará la prohibición de despidos por 90 días y mantendrá la doble indemnización por todo el 2021. De esta manera, las empresas no podrán despedir sin justa causa y por las causales de fuerza mayor o disminución de la demanda de trabajo.

En ese marco, empresarios y dirigentes empresariales consultados por Infobae cuestionaron la medida por considerar que atenta contra la generación de empleo en un momento de leve recuperación de la actividad económica tras el golpe que asestó la pandemia de coronavirus en 2020 y que amenaza con continuar.

Por estas horas se trata de un tema que preocupa al sector industrial pese a la leve recuperación de la actividad que se registró en los últimos meses.

En mi opinión mantener, el triple cepo de prohibición de suspensiones y despidos, así como la doble indemnización, constituye una medida que conspira contra la generación de empleo genuino y formal”, aseguró Daniel Funes de Rioja, titular de Copal e integrante de la conducción de la Unión Industrial Argentina (UIA).

El Gobierno debe pasar de una agenda defensiva a una agenda ofensiva, con estímulos para la generación de puestos de trabajo (UIA)

“Las pymes podrían ya empezar a contratar en la medida que algunas actividades están mejorando y las cifras negativas de suspensiones se han ido aminorando y se empezó lentamente a crear empleo, pero prorrogar este triple cepo sólo contribuye a generar incertidumbre y desconfianza en un sistema laboral que no ofrece respuestas adecuadas”, destacó.

"Mantener, el triple cepo de prohibición de suspensiones y despidos, así como la doble indemnización, constituye una medida que conspira contra la generación de empleo genuino y formal”, aseguró el vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja.“Mantener, el triple cepo de prohibición de suspensiones y despidos, así como la doble indemnización, constituye una medida que conspira contra la generación de empleo genuino y formal”, aseguró el vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja.

Los industriales están convencidos de que estas medidas no tienen justificación y que complica los planes de las empresas de contratar personal.

Desde la entidad fabril destacan que los propios datos oficiales señalan que si bien en octubre cayó levemente el número de asalariados registrados del sector privado (-0,1%; -4.244 puestos), para la industria, el décimo mes del año fue el quinto período consecutivo de aumento del empleo registrado industrial (+0,3%; +3.672 puestos). Por lo tanto, dicen, desde septiembre están por sobre el nivel pre pandemia y actualmente lo supera en 4,5 mil trabajadores (+0,4%), como destacó Infobae el martes pasado.

Prorrogar este triple cepo sólo contribuye a generar incertidumbre y desconfianza en un sistema laboral que no ofrece respuestas adecuadas (Funes de Rioja)

En un reciente informe, la UIA aseveró: “Si bien la recuperación mantiene todavía comportamientos heterogéneos entre sectores, partiendo de niveles muy bajos tras la crisis provocada por la pandemia y la recesión de los dos años previos, ya hay empresas con mayor demanda de empleo que comienzan a mostrar subas en las contrataciones. Esta tendencia se manifiesta en las expectativas netas de contratación para los próximos tres meses, que se ubicaron en terreno positivo por segundo mes consecutivo en noviembre”.

Y agregaron que el empleo industrial crece, pero aún hay mucho para recuperar. “El Gobierno debe pasar de una agenda defensiva a una agenda ofensiva, con estímulos para la generación de puestos de trabajo”, explicaron antes de la medida de extensión que se conoció ayer.

Esto es tapar el sol con las manos”, resumió Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC).

Mario Grinman, presidente de la CACMario Grinman, presidente de la CAC

“Una empresa con problemas va a cerrar igual. Este tipo de medidas no ayuda para generar nuevos puestos de trabajo. Si hoy hay un comercio que comenzó a repuntar las ventas, no va a contratar más empleados. Son medidas que se tomaron históricamente en distintos gobiernos, acá a nadie se le ocurre nada nuevo y son medidas que llevan al fracaso. La única manera de salir de las décadas de estancamiento es generando nuevas fuentes de trabajo y se tienen que generar a través del sector privado, no del Estado que provoca déficit”, aseguró el dirigente.

Una empresa con problemas va a cerrar igual. Este tipo de medidas no ayuda para generar nuevos puestos de trabajo (Grinman)

Y añadió que es menester incentivar a que el sector privado confíe en el país y en las autoridades de turno. “Los Gobiernos hacen todo lo contrario. Si no hay tranquilidad ni confianza no se genera clima de negocios y no se puede generar trabajo”, destacó.

Para Martín Cabrales, dueño de la empresa cafetera que tiene su nombre, esta medida “impacta y mucho”. En ese sentido, remarcó: “Supongo que aún más en las pymes. Antes de contratar lo van a pensar dos o tres veces y hay muchas empresas muy comprometidas. Si no pueden despedir y tienen que pagar doble es tremendo”.

Para Martín Cabrales, la prórroga del decreto que prohíbe despidos “impacta y mucho” (Prensa Martín Cabrales)Para Martín Cabrales, la prórroga del decreto que prohíbe despidos “impacta y mucho” (Prensa Martín Cabrales)

De acuerdo al empresario, la gran mayoría no tienen plata para indemnizar. “Nadie piensa en despedir porque no podrían pagarle a nadie, eso las que están en pie aún, porque muchas ya no existen. Si bien esto no es para nuevas contrataciones, tomar empleados en este contexto es algo casi impensado para estas compañías”, destacó.

En tanto, desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) aseguraron que la situación que la prórroga plantea es que muchas empresas que no pueden pagar los sueldos van a terminar informatizándose o cerrando, porque hay muchas empresas que están en una situación límite.

“Las empresas que no puedan afrontar esto van a terminar cerrando. Realmente, es una situación compleja. Cuando una cierra la puerta de salida también cierra la de entrada. Por más que esto no aplica a nuevos empleados desalienta la generación de nuevos empleos porque hay miedo de que esto siga prorrogándose”, aseguraron.

A su turno, el especialista en derecho laboral, Julián De Diego, dijo que para recuperar la confianza hay que salir del cepo laboral, aunque sea de forma gradual.

Para eso, consideró necesario “ir bajando primero el 100% de aumento de indemnización a 80 o 75 por ciento, después a 50 por ciento, y así. Y la prohibición podría levantarse y permitirlas bajo el esquema de doble indemnización”.

En estos meses en que estuvo vigente la doble indemnización y la prohibición de despidos, en los casos de empresas que inexorablemente no podían seguir, los despidos se realizaron igual (De Diego)

Según De Diego, para sostener un esquema de ese tipo el Gobierno tiene que mantener el Programa ATP. “Si a un empleado que está suspendido el Estado le paga 34.000 pesos, cubre gran parte del costo al empleador. El programa Repro son chirolas en comparación. En estos meses en que estuvo vigente la doble indemnización y la prohibición de despidos, en los casos de empresas que inexorablemente no podían seguir, los despidos se realizaron igual. Nadie pagó la doble o llegaron a un acuerdo con los empleados para pagar menos o cerraron la cortina y no pagaron nada”, detalló.

Nadie piensa en despedir porque no podrían pagarle a nadie, eso las que están en pie aún, porque muchas ya no existen (Martín Cabrales)

Por su parte, la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba) le pidió al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, poner en marcha herramientas para “incentivar el consumo” y reclamó también la finalización de la prohibición de despidos y la doble indemnización.

Dentro de las propuestas de reactivación inmediata solicitadas por la entidad se encuentran las de “activar un plan de fomento a la producción, la creación de un fondo de ayuda para las pymes, y la continuación del programa de Aporte al Trabajo y la Producción (ATP)”, indicó la federación que representa a 230 entidades.

En materia laboral, piden la finalización de la prohibición de los despidos y la doble indemnización algo que finalmente no sucederá.

Contexto laboral

Los puestos de trabajo sufrieron una caída interanual del 9,2% en el tercer trimestre del 2020, equivalente a 1,9 millones de empleos, por el impacto de la crisis sanitaria y la recesión, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

De 20.755.000 puestos que existían en el tercer trimestre de 2019, se bajó a 18.848.000 en el mismo período del 2020.

Los empleos registrados descendieron 3,3%, pero los más golpeados fueron los trabajadores informales o en negro, un sector que cayó 18,8%. En tanto, los monotributistas e independientes descendieron 12,2 por ciento.

Cabe recordad que para limitar el impacto de la pandemia de coronavirus sobre el mercado de trabajo, el Poder Ejecutivo impuso la prohibición de los despidos y la penalidad del pago de doble indemnización a las empresas que dispusieran cesantías sin causa de su personal.

La prohibición de despidos fue decretada inicialmente a fines de marzo, y prorrogada en dos oportunidades.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Educación

Soledad Acuña defendió el descuento para los docentes que no vayan a las aulas a trabajar: “Acá no hay castigo para nadie, sino condiciones diferentes”

Publicado

on

Por

La funcionaria diferenció “la vocación y la voluntad de todos los docentes para la vuelta a la presencialidad de las manifestaciones de algunos sindicalistas”

Luego de que se confirmó que en la Ciudad de Buenos Aires se implementará un regreso escalonado a las clases presenciales a partir del 17 de febrero próximo, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, defendió también la medida que tomará su administración de descontarles cada día no trabajado a los maestros que, por una decisión sindical, no quieran asistir a las escuelas. Aseguró que esto no se trata de un “castigo para nadie, sino condiciones diferentes dependiendo de cada situación”.

Sucede que, en el marco del ciclo lectivo que está por comenzar, algunos gremios del sector se mostraron en contra de la vuelta a los colegios. Este es el caso de Ute-Ctera, que es el que más cantidad de afiliados tiene en la Capital Federal y consideró que “el nivel de circulación” dentro de esos establecimientos “es tan alto que podría compararse con una fiesta clandestina”.

El secretario adjunto de Ademys, Jorge Adaro, incluso amenazó con un paro por este motivo y le reclamó al Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta que afronte los gastos de higiene como alcohol en gel y de traslado, y que garantice el transporte con micros escolares hacia cada edificio.

“Nosotros reconocemos el trabajo enorme de todos los docentes y por eso yo diferencio la vocación y la voluntad de todos ellos para la vuelta a la presencialidad de algunas manifestaciones de algunos sindicalistas”, sostuvo Acuña al respecto.

Durante una entrevista en el programa Intratables por América TV, la ministra de Educación porteña señaló que el descuento no será para todos los que no vayan a la escuela. “Las condiciones para la presencialidad de los docentes están determinadas”, aclaró.

“Así como conté que para los niños y niñas hay un listado del Ministerio de Salud que define cuándo se es población de riesgo, lo mismo sucede para los adultos. En el caso de que el docente sea de riesgo, hay una nueva licencia que está en las normativas del año pasado y que los exceptúa de la presencialidad, pero no del trabajo; tienen que seguir dando clase a distancia”, explicó.

Jorge Adaro, secretario adjunto de Ademys, uno de los gremios más combativos dela Ciudad de Buenos AiresJorge Adaro, secretario adjunto de Ademys, uno de los gremios más combativos dela Ciudad de Buenos Aires

En este sentido, resaltó que “otra cosa diferente es cuando hay una medida de fuerza en la que, por derecho laboral, deciden que no van a ir” a las aulas, y recordó que “en la Ciudad, siempre que hubo paro, hubo descuento por día”.

“Ellos pueden tomar la medida de fuerza que quieran, pero no están yendo a trabajar. Cuando no van a trabajar, se descuenta el día. Esto ha sido siempre así en la Ciudad, incluso fue a la Justicia y fue ratificado, por lo que tiene todo el marco de legalidad que corresponde. Ellos tienen el derecho a manifestar su posición y el Estado, a descontar el día no trabajado”, insistió.

Por otra parte, Acuña se refirió a la problemática del medio de movilización ante el inminente regreso a la presencialidad e indicó que “de los estudiantes de primaria solo 30% utiliza el transporte público, de los cuales el 94% usa el colectivo”; mientras que, “a nivel secundaria”, esas cifras son del 42 o 43% y más del 90%, respectivamente.

Sin embargo, adelantó que junto al Ministerio de Transporte de la Nación ya se están analizando “varias medidas”, como que “los colectivos aumenten su frecuencia, sobre todo en los horarios de ingreso y egreso de las escuelas”, además de “prioridad para los alumnos” e “incentivar el uso de la bicicleta”.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas