Connect with us

Coronavirus

COVID-19: gráficos muestran la probabilidad de hospitalización y muerte según edad, sexo y factores de riesgo

Publicado

on

Según los hallazgos de un estudio que publicó la prestigiosa revista británica The Economist, las tasas de mortalidad dependen principalmente de la edad, mientras que las comorbilidades aumentan drásticamente las posibilidades de hospitalización en los jóvenes

 

Desde que comenzó la pandemia del COVID-19, calibrar el riesgo relacionado con la enfermedad se ha convertido en un elemento de la vida cotidiana. Pocos lugares son completamente seguros. ¿Es prudente ir al supermercado? ¿Qué tal tomar un taxi con las ventanillas bajadas y con barbijo?

Las respuestas dependen no solo de la probabilidad de que una actividad cause transmisión, sino también de qué tan grave la lucha contra el COVID-19 para la persona involucrada. En los países ricos, la tasa de letalidad (CFR por sus siglas en inglés) para las personas que dan positivo en la prueba es poco menos del 2% (la tasa de muerte real, incluidos los casos no diagnosticados, es más baja). Sin embargo, la letalidad de COVID-19 varía tanto que la mayoría de las personas no enfrentan un CFR de un solo dígito bajo. Pocos niños muestran síntomas, mientras que los ancianos, especialmente aquellos con otras enfermedades (“comorbilidades”), mueren a un ritmo alarmante. Los funcionarios han enfatizado recomendaciones universales como el uso de barbijo y el distanciamiento social, dejando que las personas elijan tolerancias al riesgo dentro de esas pautas.

Estas evaluaciones pueden ser complejas. Aunque las personas mayores representan la mayoría de las muertes por COVID-19, el mecanismo detrás de este patrón no está claro. ¿Están los ancianos en riesgo simplemente por su edad? ¿O es más bien porque a menudo tienen comorbilidades que debilitan las defensas contra el COVID-19 y, de ser así, cuáles? No hay consenso sobre la importancia relativa de estos factores. En los Estados Unidos, la lista de comorbilidades que permiten que las personas más jóvenes se vacunen varía mucho entre los estados.

Hacer estimaciones granulares de los riesgos de COVID-19 requiere una gran cantidad de datos. La muestra debe tener muchos ejemplos raros, como adolescentes gravemente enfermos y alegres personas de 90 años. También necesita proporciones precisas de pares específicos de demografía-comorbilidad, como los hombres de 30 años con COVID-19, pancreatitis y asma.

Ahora existe un conjunto de datos de este tipo, aunque tiene defectos notables. Un grupo de hospitales, médicos, aseguradoras, farmacias y proveedores de datos estadounidenses han reunido datos sobre sus pacientes para crear la base de datos de investigación COVID-19, un archivo de más de 5 mil millones de registros médicos. En asociación con A3.AI, un grupo de investigación que ha empalmado los registros de cada paciente, los administradores del proyecto le otorgaron acceso a The Economist.

El archivo registra la edad, el sexo y la presencia de 29 comorbilidades entre 104 millones de personas en Estados Unidos, de las cuales 466.000 fueron diagnosticadas con COVID-19 en mayo-diciembre de 2020. También enumera cuáles murieron en 2020 y, para las personas que dieron positivo, su fecha de diagnóstico y si fueron hospitalizados durante su enfermedad. Aunque la población del conjunto de datos está más enferma que el promedio, este sesgo puede compensarse ajustando la muestra utilizando datos oficiales sobre casos y muertes por edad, sexo y período de tiempo.

Los datos iluminan patrones que los médicos ya han visto en las salas de coronavirus, pero que aún no son sabiduría convencional. El COVID-19 se propaga principalmente a través del aire y, a menudo, se considera una enfermedad respiratoria. Sin embargo, las complicaciones en casos graves suelen ser cardiovasculares, incluida la inflamación del corazón y la coagulación sanguínea irregular. El archivo refuerza la creciente evidencia de que el COVID-19 ataca al cuerpo en general y se ve más exacerbado por comorbilidades que causan inflamación o que afectan el sistema circulatorio, como problemas renales, hepáticos o cardíacos. Por el contrario, las afecciones respiratorias como el asma importan menos, aunque las graves, como el cáncer de pulmón o la fibrosis pulmonar, también son factores de riesgo importantes.

El peligro que representan estas afecciones para los pacientes con COVID-19 depende del resultado que mida. La mayoría de los análisis de riesgo se concentran en las muertes. En esta métrica, la edad bruta es un predictor más fuerte que las comorbilidades enumeradas; el sexo también es importante. Después de corregir los sesgos en los datos, murieron el 8,5% de los hombres y el 4,9% de las mujeres de 70 años sin afecciones conocidas además del COVID-19. Las cifras para las personas de 25 a 34 años con COVID-19, enfermedad cardíaca e hiperlipidemia (por ejemplo, colesterol alto) fueron del 0,8% para los hombres y del 0,7% para las mujeres. Esto significa que es posible que deseemos esperar hasta que nuestros abuelos, que juegan al tenis y que viajan por aventuras, estén vacunados antes de visitarlos. También significa que los gobiernos han hecho bien al vacunar primero a las personas mayores, incluso a las que se encuentran en un estado inusual, y que los hombres podrían necesitar límites de edad más bajos que las mujeres.

Sin embargo, el COVID-19 puede causar un gran daño a las personas incluso si no las mata. cuando se trata de predecir estancias hospitalarias, las comorbilidades juegan un papel más importante. De las personas de 25 a 34 años con problemas cardíacos, hiperlipidemia y COVID-19, una cuarta parte de los hombres y una quinta parte de las mujeres fueron hospitalizadas, aproximadamente las mismas proporciones que las de las personas de 70 años sin otras afecciones enumeradas. Las personas de 25 a 34 años sin enfermedades conocidas además del COVID-19, por el contrario, tenían solo un 1,6% (para hombres) y un 1,0% (para mujeres) de posibilidades de hospitalización. Aunque la mayoría de los pacientes más jóvenes vencen eventualmente al COVID-19, aquellos con comorbilidades relevantes a menudo no pueden hacerlo en casa.

“Las interacciones del COVID-19 con la demografía y las comorbilidades son demasiado complejas para reglas básicas simples. Para calcular los riesgos de todas las combinaciones posibles de estos factores, hemos construido un modelo estadístico utilizando un algoritmo de aprendizaje automático llamado ‘árboles potenciados por gradientes’. Para cualquier grupo de personas no vacunadas de una determinada edad, sexo y combinación de comorbilidades, el modelo estima las proporciones que, dentro de los 30 días posteriores a una prueba positiva para el COVID-19 en Estados Unidos a fines de 2020, habrían muerto o serían hospitalizados”, aseguran desde la revista.

Y sostienen: “Nuestro modelo no puede estimar el riesgo de manera confiable para las personas. El archivo utilizado para construirlo tiene varias limitaciones. Solo incluye a personas con seguro médico y no incluye la ubicación, el origen étnico o la fecha de muerte de los pacientes. La mayoría de las edades de los octogenarios aparecen como ’80+’. Cualquiera que haya presentado una reclamación médica desde 2014 citando una comorbilidad figura con esa condición, independientemente de su antigüedad o gravedad, lo que evita las distinciones entre cánceres en remisión y tumores malignos. No todas las personas sin enfermedades conocidas son saludables: algunas tienen dolencias que no están en el menú de 29 condiciones. Y nuestra corrección de la sobrerrepresentación de los datos de personas enfermas podría producir una subestimación del impacto de las comorbilidades”.

Además, advierten que es posible que las suposiciones del modelo no se mantengan más allá de sus datos de entrenamiento. “Se asume que las personas están infectadas con una de las cepas de SARS-CoV-2 común en Estados Unidos a fines de 2020; que la calidad de su tratamiento y las probabilidades de hacerse la prueba son similares a los promedios estadounidenses en ese momento; y que se parecen demográfica e inmunológicamente a las personas en los datos que comparten sus atributos enumerados. Sin embargo, las nuevas variantes virales se están extendiendo rápidamente; la mayor parte de la atención médica es mejor o peor que el promedio estadounidense; los tratamientos siguen mejorando; y las diferencias en la genética y la exposición viral pasada pueden afectar los CFR”.

Aun así, a pesar de estas limitaciones, el modelo probablemente sea más preciso que la mayoría de las alternativas disponibles públicamente. Tiene en cuenta las interacciones entre las comorbilidades en lugar de considerar cada una de forma aislada, y estima las posibilidades tanto de hospitalización como de muerte. Su salida representa un promedio de grupo, del que se diferenciará cualquier individuo. Pero al reducir ese grupo a personas de la misma edad, sexo y combinación de comorbilidades, proporciona un punto de partida más relevante que un promedio de talla única.

(Visited 6 times, 1 visits today)

Coronavirus

Récord de casos de coronavirus en Argentina por tercer día consecutivo: confirman 23.683 nuevos contagios

Publicado

on

Por

La Provincia de Buenos Aires registró un nuevo pico de infectados: 12.026. Hubo otros 290 muertos, la cifra más alta desde noviembre de 2020.

En la cuenta regresiva para el comienzo de las restricciones a la circulación y la nocturnidad, este jueves el Gobierno confirmó 23.683 casos de coronavirus en la Argentina, un nuevo récord diario a nivel nacional. Es el tercer día consecutivo en el que se bate la marca máxima de contagios desde el inicio de la pandemia. Hubo otros 290 muertos, la cifra más alta desde noviembre de 2020.

El parte publicado por el Ministerio de Salud contó con una cifra récord de testeos cargados por las provincias al SISA: 94.991. La tasa de positividad -que mide cuántos de los hisopados tienen el virus- fue del 24,9%, número que está muy por encima del 10% recomendado por la OMS.

Desde el martes, cuando se superó por primera vez la barrera de los 20 mil positivos en 24 horas, las cifras están en alza. Esa jornada se informaron 20.870. El miércoles habían sido 22.039. Esos días se habían cargado al sistema cerca de 75 mil testeos. En las jornadas previas, durante el fin de semana largo de Semana Santa, habían fluctuado entre 33 mil y 52 mil.

La Provincia de Buenos Aires registró un nuevo pico de infectados: 12.026. La Ciudad, en tanto, informó 2.364. Otra vez, 6 de cada 10 contagiados son residentes de estos dos distritos, principalmente del AMBA, la zona más caliente en el arranque de la segunda ola.

Córdoba (2.189), Santa Fe (1.365), Mendoza (1.046), Tucumán (829), San Luis (523), Corrientes (509), Entre Ríos (437) y San Juan (331) son las otras provincias que más hisopados positivos cargaron en las últimas 24 horas.

Un dato preocupante es el aumento de la ocupación de camas de terapia intensiva, que -según cifras oficiales- se ubica en 58.8% a nivel nacional y 66.1% en el AMBA. Actualmente hay 3.742 pacientes en estas salas de internación, de un total de 227.646 personas que están diagnosticadas y cursando la enfermedad.

La cifra de fallecidos es la más alta desde fines de noviembre, cuando el martes 24 se informaron 311. La Provincia de Buenos Aires reportó 189 de las 290 muertes conocidas este jueves: el 65%. La Ciudad de Buenos Aires (23), Tucumán (17), Santa Fe (14), Chaco, Córdoba y Formosa (7 cada una) y Entre Ríos (6) son las que más víctimas fatales tuvieron por Covid-19 en las últimas horas.

Los datos surgen del parte diario publicado esta tarde por el Ministerio de Salud.

Con 2.473.751 infectados y 57.122 muertes, Argentina se mantiene entre los 15 países con mayor cantidad de casos y fallecidos acumulados desde el inicio de la crisis sanitaria global. Según el sitio Worldometers, es la 13° nación más afectada en ambas variables.

Horas antes de que se conociera este nuevo parte, se publicó el DNU firmado por Alberto Fernández que efectivizó la prohibición de las reuniones sociales, la limitación en la circulación entre las 0 y las 6 de la mañana en los 87 distritos más comprometidos con los contagios, y el endurecimiento de los requisitos para acceder al transporte público, entre otras medidas.

Coronavirus en la Argentina

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos



Fuente: Ministerio de Salud | Johns HopkinsInfografía: Clarín

Las restricciones, como adelantó el jefe de Estado en su mensaje grabado desde Olivos, regirán desde las 0 de este viernes “hasta el 30 de abril inclusive”, aunque desde el Gobierno no descartaron -en línea con los dichos del mandatario- que se adopten nuevas medidas si la curva de contagios continúa en ascenso.

En tanto, el gobernador bonaerense Axel Kicillof encabezó una conferencia de prensa en la que anunció que los comercios deberán cerrar a las 20 en los municipios en fase 3.

“No es una ola lo que está pasando, es un tsunami“, fijo y planteó “severas multas” para aquellos que incumplan las restricciones.

En contrapartida, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, planteó su desacuerdo con la restricción de la circulación, pero anticipó que la Ciudad la va a acatar.

Muertes por coronavirus
en la Argentina

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos



Fuente: Ministerio de Salud | Johns HopkinsInfografía: Clarín

Hasta este jueves, 4.064.154 personas recibieron la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, mientras que poco más de 700 mil completaron el esquema de inmunización, según datos del Monitor Público de Vacunación. La mayoría de las dosis fueron para mayores de 60 años (2,4 millones) y para personal de la salud (1,5 millones).

(Visited 2 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Estados Unidos donó tres hospitales móviles y Argentina pidió ayuda por más vacunas

Publicado

on

Por

El jefe del Comando Sur se reunió con Carla Vizzotti y Agustín Rossi. La intimidad de la charla y los pedidos del Gobierno.

La visita a Buenos Aires del jefe del Comando Sur, Craig S. Faller marcó un clima de notable acercamiento entre el Gobierno y los Estados Unidos, que donó tres hospitales móviles, generadores de oxígeno, equipos de búsqueda y rescate y otros suministros y una capacitación sobre cómo maximizar el uso de esos establecimientos en situaciones de desastre o pandémicas.

Así se comunicó desde la embajada estadounidense luego de la bilateral que mantuvieron con el militar estadounidense los ministros Agustín Rossi (Defensa) y Carla Vizzotti (Salud), cuyas carteras serán las receptoras de la donación, que tiene un valor de U$S 3.5 millones.

En el Apostadero Naval de Buenos Aires, adonde se había desplegado uno de los hospitales donados, Rossi dijo a la prensa que valoraba esa entrega y destacó “la colaboración de Estados Unidos para obtener más vacunas”. Dijo que “más del 50 por ciento del gasto argentino en equipamiento militar proviene de Norteamérica y allí nuestro país tiene la mayor cantidad de representantes en el mundo con tres agregados militares por cada Fuerza y dos oficinas de compra: una de la Armada y otra de la Fuerza Aérea”.

El ministro de Defensa Agustín Rossi con el jefe del Comando Sur, Craig Faller. El almirante estadounidense también se encontró con la ministra de Salud, Carla Vizzotti - Foto. Ministerio de Defensa

El ministro de Defensa Agustín Rossi con el jefe del Comando Sur, Craig Faller. El almirante estadounidense también se encontró con la ministra de Salud, Carla Vizzotti – Foto. Ministerio de Defensa

Así, ante una pregunta de Clarín, Rossi contó que le pidieron a Faller que contemple la situación argentina ante el Fondo Covax, el llamando Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19, en el que Estados Unidos aportó U$S 4.500 millones. “Aprovechamos para decirle que tenemos hecha una reserva de 9 millones de dosis pagadas y que cuanto antes las recibiéramos más beneficioso iba a ser para nuestro país, habida cuenta de que Estados Unidos es uno de lo principales aportantes y si se pueden acelerar esas gestiones”

Por su parte, Vizzotti, dijo que no se habían modificado las condiciones que diferenciaron al gobierno de laboratorios estadounidense y sueco Pfizer, por el cual la argentina se quedó sin esas eficaces vacunas contra el Covid. Por el contrario, la ministra dijo que hay contratos con Covax, con Astrazeneca, Gamaleya (por la SputnikV), con CanSino, y Sinopharm y que estaban negociando otros laboratorios, como el indio Barat. “Con Sinovac y Moderna, estuvimos conversando pero nos dijeron que no tienen oportunidad de darnos en este momento”. Argentina depende en los próximos días de 2 millones de Sinopharm que aún no llegan y de 900.000 de AstraZeneca que deberían llegar para fines de abril.

Craig llegó a Buenos Aires en una gira que también lo llevó a Montevideo, y esta jueves a la tarde viajaba a la base naval de Ushuaia, punto estratégico en la navegación antártica. Estuvo en todo momento acompañado por el jefe del Estado Mayor Conjunto, Martín Paleo.

Su visita es marca un gesto importante del gobierno de Alberto Fernández al de Joe Biden, y este al argentino. Las relaciones del gobierno de Cristina y Néstor Kirchner fueron conflictivas con los republicanos como con los demócratas. Tampoco hubo un buen vínculo entre Alberto F. y Donald Trump.

El martes próximo llegará Juan González, el asesor principal del presidente estadounidense en el Consejo Nacional de Seguridad. Y el viernes pasado hablaron por primera vez por teléfono, el canciller Felipe Solá y el secretario de Estado, Antony Blinken. Es un acercamiento central también en el marco de las negociaciones del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para renegociar el pago de una deuda de unos 44.000 millones de dólares contraída en 2018

“Estados Unidos “ha trabajado en estrecha colaboración con sus socios argentinos’, dijo por su parte Faller, sin tener contacto con los periodistas. Juntos, hemos realizado 15 donaciones de asistencia humanitaria relacionadas con COVID para apoyar la respuesta de Argentina a la pandemia, entregando equipo de protección, suministros médicos y herramientas de monitoreo y detección, señaló, el almirante, quien si el Senado lo aprueba será reemplazado pronto por la teniente general Laura Richardson. Es la candidata nominada por el presidente Joe Biden para dirigir bajo su administración el Comando Sur, uno de los diez que tiene el Pentágono bajo su jurisdicción. La primera mujer en acceder al cargo si confirma.

(Visited 3 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Ciencia

Covid-19: cómo es “EeK”, la nueva cepa japonesa del coronavirus que parece resistir a las vacunas

Publicado

on

Por

La variante presenta una mutación compartida por la cepa sudafricana y brasileña del coronavirus. Su principal amenaza, nivel de contagio y letalidad.

El coronavirus no deja de mutar y las nuevas variantes proliferan en el mundo. A las ya conocidas cepas británica, sudafricana, californiana, ugandesa y de Manaos se suma otra bautizada “Eek”, la cepa japonesa que parece resistir la eficacia de las vacunas.

Un hospital de Tokio en Japón detectó una nueva versión del SARS-CoV-2 que se suma a todas las anteriores y preocupa por los posibles efectos en la población y alerta a los científicos.

La variante presenta la mutación E484K, también conocida como ERIK y compartida por la versión sudafricana y brasileña del coronavirus.

Cómo es EeK, la nueva cepa japonesa que ofrece más resistencia a las vacunas.

Cómo es EeK, la nueva cepa japonesa que ofrece más resistencia a las vacunas.

Su característica más alarmante es que reduce la efectividad de las vacunas porque disminuye la capacidad neutralizante de algunos de los anticuerpos producidos al estimular la respuesta inmune que bloquean la entrada del virus en las células.

Mal momento para detectar esta mutación, señalan muchos, apenas unos meses antes del comienzo de los Juegos Olímpicos en Tokio, postergados en 2020 como consecuencia de la pandemia.

Cómo fue detectada

La cepa Eek fue detectada por el Hospital de la Universidad Médica y Dental de Tokio, que constató que 7 de cada 10 de los pacientes testados en marzo por Covid-19 se habían infectado con ella. La secuenciación de las 14 personas positivas comprobó que se trataba del la mutación.

Mujeres jóvenes con mascarillas protectoras frente a la estación de Shibuya en Tokio. Foto: EFE

Mujeres jóvenes con mascarillas protectoras frente a la estación de Shibuya en Tokio. Foto: EFE

Además, en enero y febrero, habían detectado portadores que no habían viajado recientemente al extranjero ni había estado en contacto con personas que lo hubieran hecho, refleja el informe del hospital.

Hoy existen dos ramas principales con esta mutación E484K: la sudafricana y la brasileña. “Lo más probable es que sea una de estas variantes, que se ha estado dispersando en Japón, y evolucionó”, señala Víctor Jiménez Cid, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Microbiología.

La principal amenaza

La mutación de esta variante japonesa afecta a la capacidad para neutralizar la entrada del virus en las células, explica Estanislao Nistal, profesor de Microbiología de la Universidad CEU San Pablo, y difunde 20minutos.

Un científico de la Universidad de Tokio, en Japón, investiga el Civid-19 Foto: NHK

Un científico de la Universidad de Tokio, en Japón, investiga el Civid-19 Foto: NHK

“Esta mutación afecta bastante a la capacidad neutralizante de algunos de los anticuerpos. Cuando nos hemos infectado antes con otras variantes diferentes, algunos anticuerpos no funcionan. Es capaz de reducir la eficacia, pero no la elimina“, profundiza.

En ese sentido, tanto este profesional como otros plantean la posibilidad de reformular en un futuro las vacunas para incluir estas variantes para que puedan ser incluso polivalentes.

Nivel de contagio y letalidad

De acuerdo a lo que reflejan los dos profesionales el medio periodísticos, no está claro que la E484K vaya a a inducir una mayor capacidad de contagio.

De todas maneras, Jiménez Cid considera que se puede inferir del éxito en la prevalencia, porque desplazó a otras variantes.

Los Juegos Olímpicos de Tokio fueron postergados en 2020 por la pandemia del coronavirus. Foto: EFE

Los Juegos Olímpicos de Tokio fueron postergados en 2020 por la pandemia del coronavirus. Foto: EFE

Para ahuyentar temores, los virólogos remarcan que tampoco quedó demostrado que estas nuevas variantes sean más virulentas. Claro que si la transmisibilidad es mayor, aumenta el número de enfermos y, por ende, la saturación de los hospitales, con las consecuencias obvias.

(Visited 2 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas