Connect with us

Economia

Autos: sobreprecios, listas de espera de cinco meses y modelos fuera de stock

Publicado

on

Hay usados 2019 e incluso 2018 más caros que la versión 0km, donde hay faltantes. En las concesionarias ya hablan de “150 días” de espera, aun para unidades de fabricación local.

A lo largo del año, a medida que se fue haciendo más visible el torniquete a las importaciones de autos, los plazos de entrega entre el momento en que el cliente hace la reserva y la unidad está disponible para ser patentada se fueron estirando: un mes o dos, cuando la brecha del dólar se disparó, a comienzos de mayo. Dos meses como mínimo, a partir de julio. En algunos modelos que no se fabrican en el Mercosur directamente dejó de haber unidades cero kilómetro disponibles.

Ahora, sobre el filo del año, hay modelos que se fabrican en la Argentina con una lista de espera oficial de cinco meses. Lo confirmó a Clarín uno de los principales concesionarios de Toyota, una de las marcas más vendedoras.

“Hay una demanda sostenida y a la vez están las dificultades logística que todos conocemos”, dijo el dueño de la concesionaria, en referencia a la exigencia del Gobierno de autorizar cada unidad importada a través del Sistema de Monitoreo de Importaciones (SIMIs). “Y dentro de la producción local tenemos la reticencia del personal de planta a trabajar horas extra, por el castigo que les implica las retenciones del Impuesto a las Ganancias, sumado a las próximas vacaciones de enero, durante las cuales la planta estará cerrada”.

¿Conclusión? Malas noticias para los compradores. “En este contexto es difícil acortar la lista de espera, que hoy es del orden de los 150 días“, dijo el dueño de la concesionaria Toyota.

En lo que va del año fueron patentadas más de 320.000 unidades y para fine de diciembre se podrían superar las 345.000, según estimaciones de la Asociación de Concesionarias Automotores (ACARA). Son casi 60.000 vehículos por arriba del mercado de 290.000 vehículos que habían estimado para todo 2020 el Gobierno y la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA), cuando acordaron un límite de importaciones de 96.000 unidades, entre agosto y diciembre.

Fuentes de la Secretaría de Industria aseguraron a Clarín que las importaciones “siguen dentro de los límites que acordamos con ADEFA”, en el orden de las 96.000 unidades. “Todo lo que se vendió por arriba de esa cifra, o bien fueron autos que estaban en stock antes de la pandemia, o bien fueron unidades de fabricación nacional que fueron despachadas en los últimos meses”, agregaron las fuentes oficiales.

La brecha del dólar fue un poderoso motor para las ventas durante todo el año, ya que el precio de lista de los cero kilómetro sigue la cotización del dólar oficial. En cambio, medidos a dólares “blue”, esos mismos modelos terminan siendo los más baratos de la región.

Durante los últimos días de octubre y principios de noviembre, cuando el precio del “blue” rozó los 190 pesos, generó todavía más actividad dentro de las concesionarias. Pero también hubo lugar para reclamos que rozaban lo insólito.

“Cuando el blue los 190 pesos, yo tuve gente que estaba por comprar y se echó atrás, porque pensaron que la cotización se iba a disparar aún más. Días después volvieron, pero con la exigencia de que yo bajara el precio en dólares de la unidad. Me decían que el blue había caído a 160 pesos y ahora no les alcanzaba”.

Como cada vez que hay más compradores que vehículos disponibles, comienzan a tallar los sobreprecios.

“Nosotros pudimos hacer alguna diferencia con modelos que teníamos en stock, y podíamos entregar en menos de una semana”, dijo el gerente general de una de las marcas “generalistas” más vendedoras. “Pero esas situaciones las podemos aplicar con cinco o diez unidades, como máximo. Para el resto de las operaciones no tenemos plazo: nos tenemos que sentar a esperar a la par del cliente, a ver cuándo la terminal nos asigna el auto”.

¿A cuánto ascienden los sobreprecios? Una visita a la página de Mercado Libre, sin ir más lejos, muestra una amplia gama de vehículos modelo 2019 o 2018 ofrecidos por arriba del precio de lista del cero kilómetro.

“Lo habitual es un 10% de sobreprecio sobre el precio de lista, a partir de  200.000 a 300.000 pesos, con muchas operaciones que se pactan medio millón de pesos arriba del precio de lista. La cuenta es sencilla: a un ritmo de incremento nominal del precio de entre 3% y 4% por mes, la concesionaria le ofrece al comprador que pague el precio al que ese auto estará dentro de tres meses, entre 10% y 15% arriba, pero pudiendo llevárselo ya”, dijo un vendedor de una de las tres marcas francesas que se comercializan en el país.

Ricardo Mastrángelo, vendedor de autos usados de alta gama, dijo que es casi imposible conseguir en el mercado los clásicos “4×4” importados de alta gama, en su versión 0km. “Hay usados importados, modelos 2018 o 2019, que hoy se venden más caros que los cero kilómetro, porque de todas maneras los cero kilómetro no se consiguen “, aseguró.

En una concesionaria Fiat, cuyo modelo Cronos hoy lidera el ranking de ventas, dijeron que el sistema interno que tienen para pedir autos a la automotriz dejó de ser una herramienta confiable.

“Antes de la pandemia, uno sabía que si el vehículo estaba en Aduana, te lo entregaban a los 15 días. Ahora, por más que internamente nos digan que el vehículo nos fue asignado, no tenemos ninguna certeza. Hubo unidades que aparecieron en el sistema, que figuraban como despachadas desde México, y luego directamente desaparecieron. ¿Qué pasó? Sencillo: como la Argentina venía complicada, las terminaron embarcando hacia otro destino“.

(Visited 47 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economia

Camioneros bloquea una pyme de químicos en Esteban Echeverría

Publicado

on

Por

Reclama que tres empleados de esa firma pasen a su sindicato. Desde la mañana bloquearon el ingreso y egreso de mercaderías.

El sindicato de Camioneros bloqueó este lunes los ingresos de Química Oeste, una empresa con 60 trabajadores ubicada en Esteban Echeverría, en el sur del conurbano. El gremio encabezado por Hugo Moyano reclama que tres trabajadores abandonen su filiación actual (al sindicato de empleados de Comercio) y pasen al de Camioneros. Química Oeste es una Pyme, que abastece de insumos a alimenticias y otras firmas de consumo masivo. Este lunes no pudo realizar sus actividades.

Desde la Pyme sostienen que los tres empleados que Camioneros reclama para sí no se dedican al transporte de cargas. Seis de los 60 trabajadores de la empresa si están en Camioneros. El sindicato quiere 3 afiliados más, para poder congregar 9 trabajadores de su gremio en la empresa y de esa forma lograr participación en el cuerpo interno de delegados.

La firma ya realizó una denuncia ante la fiscalía de Esteban Echeverría, aunque el bloqueo -que arrancó este lunes por la mañana, a las 7.30- continúa. La situación es inédita para la firma, ya que nunca en su historia -de más de 60 años- se vio imposibilitada de abastecer a sus clientes.

Ignacio dos Reis, titular de Química Oeste, señaló que “Camioneros dice que había empleados que tienen que estar en su gremio y que actualmente están en Comercio. Esto ya había pasado hace unos años con 8 empleados, habían amagado con bloquearnos. Lo que sucede en verdad es que los empleados no quieren pasarse y hace diez días desde Camioneros nos advirtieron que íbamos a tener novedades de ellos”, contó el empresario.

Química Oeste forma parte de la Cámara Argentina de Comercio. Allí manifestaron su preocupación”.

“La medida de fuerza cercena los derechos de trabajar y de ejercer toda industria lícita consagrados en la Constitución Nacional, e implica un nuevo golpe para la actividad productiva, ya muy golpeada por las consecuencias de la pandemia y las restricciones asociadas, una crisis macroeconómica de tres años y un estancamiento de casi una década”, manifestó a través de un comunicado.

“Hay extorsión, impedimento al trabajo, son varios delitos”, señaló Florencia Arietto, que se ofreció a acompañar a los propietarios de Química Oeste a realizar la denuncia. Arietto viene trabajando con empresas que sufren estos procedimientos de Camioneros, y ya tiene identificado el “modus operandi” del sindicato.

“La única forma de salir de esta situación es yendo a la Justicia a realizar las denuncias. Hay empresarios que se están animando y ya hay fallos en los que se demuestra que este patoterismo gremial es ilegal e inconducente, en un momento donde en el país hay problemas de empleo” explicó.

“Mi experiencia me indica que, cuando interviene la justicia, estas patotas se van, porque lo que están cometiendo es un delito, hay un código penal que se debe seguir”, agrega. “No son reclamos válidos, son extorsiones, hasta hay videos que así lo muestran en otros casos”, puntualiza.

Camioneros viene enfrentándose a empresas de distintos sectores.  “En ese sindicato tienen que estar los choferes de camiones de carga de corta y larga distancia. Para que sea carga debe tener determinada cantidad de peso. Ellos pretenden que una camioneta chica que lleva paquetes o insumos pequeños también sea caratulada como Camioneros, y eso no se ajusta a la definición”, agregó Arietto.

El gremio de Hugo y Pablo Moyano (su hijo) viene de sellar un acuerdo con Francisco de Narváez por Walmart, en el que reclamaba retroactivos por despidos e reincorporaciones. También le hizo planteos a Garbarino y Mercado Libre, con distinta suerte.

El intendente de Esteban Echeverria, Fernando Gray, también sigue de cerca la situación. Con la delicada situación del empleo, el alcalde quiere una solución y que su municipalidad sea vista con buenos ojos para futuros inversores.

En las anteriores etapa de Moyano peleando con empresas, las peleas se caracterizaban por ser contra grandes empresas. Pero ahora el gremio también arremete contra Pymes, firmas del interior o sin dotaciones importantes.

(Visited 2 times, 2 visits today)
Seguir leyendo

Economia

Las jubilaciones y prestaciones sociales aumentan 12,12% a partir de junio

Publicado

on

Por

Abarca a 18 millones de personas y es levemente inferior a la inflación del período. Rige hasta el 31 de agosto. La mínima será de $ 23.064,70 y la AUH, de $ 4.504.

El aumento de las jubilaciones y pensiones y demás prestaciones sociales será de 12,12%. Entre esas prestaciones figuran Asignaciones Familiares o AUH, pensiones no contributivas y (PUAM) pensión universal al adulto mayor. Esta suba comprende a 18 millones de personas y  debe aplicarse a partir del 1° de junio hasta el 31 de agosto.

Así le dijo a Clarín la titular de la ANSeS, Fernanda Raverta en base a los índices de la fórmula de movilidad.

“Esta fórmula comienza a dar sus frutos. El aumento de 12,12 por ciento permitirá que en el segundo trimestre del 2021 la totalidad de las prestaciones se vean incrementadas por encima de la inflación del período”, aseguró Raverta.

“Es importante destacar que mediante este incremento la jubilación mínima ascenderá a 23.064,70 pesos cuando en diciembre de 2019 era de 14.068 pesos. Por su parte, la Asignación por Hijo y la Asignación por Embarazo aumentarán a 4.504 pesos, para diciembre de 2019 eran de 2746 pesos ”, agregó Raverta.

El aumento del 12,12% surge de la fórmula de movilidad que combina la mitad de la variación trimestral de los salarios –en este caso, primer trimestre–, según el RIPTE (Remuneración Imponible de Trabajadores Estables que elabora Seguridad Social ) y el Índice de Salarios del INDEC, de ambos el mayor. Y la otra mitad de la fórmula se compone de la variación del primer trimestre de este año de la recaudación impositiva por beneficiario que va a la Seguridad Social.

Por la fórmula del Gobierno de Mauricio Macri, el aumento de junio-agosto hubiera sido más bajo, del 10,33%.

Para los que ganan la jubilación mínima ($ 20.571brutos)) que en abril y mayo cobraron un bono de $ 1.500,( $ 22.071 brutos en total) el aumento es menor: 4,5% porque en junio cobrarán $ 23.064.  Unos $ 1.000 más, salvo que el Gobierno disponga de nuevos bonos.

El 12,12 % es un aumento levemente inferior al 13% de inflación del primer trimestre. Representa en promedio una mejora nominal del 3,9% mensual. Y dependerá de la evolución de los precios durante abril-junio para saber si ganará, empatará a la inflación de abril-junio.

En marzo, la fórmula debutó con un aumento trimestral del 8,07% en base a los índices del IV Trimestre de 2020 cuando la inflación en esos meses fue del 11,34%. Y en junio con un 12,12% frente a una inflación en el I trimestre 2021 del 13%.

Es que la fórmula de movilidad no tiene una garantía o un “piso” que indique que el aumento previsional no puede ser menor a la suba de los precios del trimestre anterior.

Con el 12,12 %, el aumento acumulado en 6 meses (marzo-agosto) alcanzaría al 21,87%.

Con la fórmula de la gestión de Mauricio Macri, el aumento en esos 6 meses hubiera sido del menor, del 18,25% (7,18 en marzo + 10,33% en junio, acumulado)

Bonos compensatorios

Con el aumento de marzo del 8,07%, y para compensar en parte la pérdida frente a la inflación, el Gobierno otorgó dos bonos de hasta $1.500, en abril y mayo, para quienes cobran hasta $32.356.

Así, los que cobran la jubilación mínima ($ 20.571 brutos) percibieron en abril y ahora en mayo un total de $ 22.071 ($ 20.571 + 1.500).

No obstante, los bonos también resultaron inferiores a la inflación corriente porque se descuenta que enero-abril la suba de los precios superaría el 17% (el dato de abril se conocerá el próximo jueves 13) y a mayo podría superar el 20%.

Ahora para el cálculo del aumento de junio, los bonos no se toman en cuenta porque no se integraron a los haberes. Entonces ANSeS debería disponer de nuevos bonos para los siguientes meses.

Este aumento no incluye a los jubilados y pensionados de regímenes especiales, como docentes, docentes universitarios, Luz y Fuerza, Poder Judicial, que disponen de índices propios.

(Visited 2 times, 2 visits today)
Seguir leyendo

Economia

Aumento de la luz: cuáles son los artefactos que más consumen y cómo bajar su impacto en la factura

Publicado

on

Por

Desde desenchufar cargadores y electrodomésticos que no estén en uso hasta utilizar programas cortos para lavarropas y lavavajillas, consejos y claves para corregir malos hábitos y evitar gastos de más.

El Gobierno autorizó dos aumentos en el año para las tarifas de electricidad de Edenor y Edesur, para los clientes del área metropolitana de Buenos Aires (AMBA). El primer incremento fue del 9% y comenzó a regir en mayo. Aún resta definir cuándo será el siguiente. 

En verano, la luz aumenta por el uso de ventiladores y aires acondicionados. En invierno, por los calefactores y las estufas eléctricas. Todo el año se utiliza la electricidad, pero cada persona o familia la consume de forma diferente. En cualquier caso, existen malos hábitos que conviene desechar, y algunos tips a tener en cuenta para optimizar el consumo y no gastar de más.

¿Qué es el “consumo fantasma”?

También llamado “stand by”, es el modo de espera que tienen los distintos artefactos eléctricos para reactivar sus funciones de forma más rápida. Es decir, es el consumo de energía que realizan estos aparatos cuando están apagados y no los estamos utilizando, pero siguen enchufados a la corriente eléctrica.

El 10% del consumo de un hogar se produce por aparatos electrónicos conectados en modo ´stand by' . Foto: Archivo Clarín

El 10% del consumo de un hogar se produce por aparatos electrónicos conectados en modo ´stand by’ . Foto: Archivo Clarín

Se calcula aproximadamente que el 10% del consumo de un hogar se produce por aparatos electrónicos conectados en modo “stand by”.

“Si bien un cargador de un celular consume, es muy poco, si todos los productos eléctricos que están en el hogar estuvieran encendidos todo el tiempo consumirían mucho más, y entonces sí podría hacer una diferencia significativa”, explicó a Clarín la asesora de la Comisión Defensa del Consumidor de la Legislatura porteña, Carolina Suárez.

¿Cuáles son los artefactos que generan consumo fantasma?

  • Televisor
  • Decodificador de TV
  • Consola de videojuegos,
  • Teléfono inalámbrico,
  • Lámparas de mesa
  • Cargadores de celular
  • Computadora de escritorio o laptop
  • Impresora
  • Microondas
  • Lavadora
  • Secadora
  • Horno eléctrico

¿Cómo reducir el consumo fantasma?

  • Desenchufar cargadores de computadoras y teléfonos celulares cuando no estén en uso.
  • Desconectar las lámparas de las mesitas de noche cuando no sean utilizadas.
  • Apagar el monitor de la computadora de escritorio además del CPU .
  • Apagar el televisor y su decodificador.
  • Utilizar electrodomésticos con Eficiencia Energética A, A +, A ++, A +++, que son los que mejor aprovechan la energía. 
  • Apaga el ruter o módem de Internet si estás fuera del hogar.

Por otro lado, la especialista en consumo también hizo referencia a los electrodomésticos que más consumen en el hogar y que suponen prácticamente la mitad de la energía que se utiliza en este, aproximadamente 44% de la factura de la luz se va en su uso.

¿Cuánto consume cada electrodoméstico de tu hogar?

Tras los ajustes en la tarifa de luz, Edenor actualizó la herramienta de simulación https://simulador.edenor.com diseñado para calcular el valor estimado de las facturas en base al uso de los electrodomésticos del hogar.

“El diferencial de la herramienta es que los usuarios pueden seleccionar, por categoría, los electrodomésticos de sus hogares y las horas de uso de cada uno y aprender cuáles son los que más consumen”, indicaron desde la empresa de distribución eléctrica.

Uno de los electrodomésticos que más consume en el hogar, es el aire acondicionado. A partir de ahora, al seleccionar un equipo de aire se podrá determinar la clase de eficiencia energética, la temperatura de uso y la cantidad de horas por día que es utilizado.

Uno de los electrodomésticos que más consume en el hogar, es el aire acondicionado. Foto: Archivo Clarín

Uno de los electrodomésticos que más consume en el hogar, es el aire acondicionado. Foto: Archivo Clarín

“Poder interactuar al detalle con los equipos de aire servirá para obtener un estimado de consumo, similar al real. Así cada cliente podrá apreciar el beneficio económico que radica en contar con una temperatura de refrigeración igual o mayor a 24 ° con un etiquetado clase A”, detallaron de Edenor.

Además del aire acondicionado, estos son los electrodomésticos que consumen más electricidad en el hogar:​

. Heladera: Es uno de los electrodomésticos que gasta más energía, en especial si se guarda la comida aún caliente o se ubican objetos a altas temperaturas a su lado.

Televisor: En este caso dependerá del tiempo que esté encendido, pero durante el aislamiento, la gente suele tener la tele prendida mucho más tiempo, lo cual representa el 12% de consumo del hogar.

Computadora: Puede llegar a consumir en promedio 7,4% de electricidad de una casa. El modo “ahorro de energía” puede ser una alternativa para no pagar tanto por ella, así como los salvapantallas.

Lavarropas: Necesita bastante energía para trabajar y puede representar alrededor de un 11% del consumo. Si encima se usa agua caliente, el gasto de energía puede aumentar un 80%. En la medida de lo posible, será mejor lavar con agua fría y utilizar programas cortos.

Horno: Aunque no se use muy seguido, es uno de los electrodomésticos que más energía gasta por la combinación de generación de calorías y tiempo de preparación de una comida. Consumen entre 800 y 1.200 W por hora, según el modelo.

Lavavajillas: El promedio de gasto de este electrodoméstico es de 6% del consumo de una casa. Al igual que el lavarropas, los ciclos de lavado y la temperatura tendrán mucho que ver con un consumo de energía regular y alto.

Pequeños electrodomésticos: Otros aparatos como el microondas, la cafetera, la aspiradora o la plancha también producen un gran consumo. A pesar de tener una baja potencia, pueden llegar a representar hasta el 27% del gasto total del sector energía en de una vivienda.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas