Connect with us

Salud

Una mujer puede haberse curado del VIH sin tratamiento médico

Publicado

on

El virus parece haber sido acorralado en partes del genoma donde no puede reproducirse, informaron los científicos.

Una mujer que se infectó con el VIH en 1992 puede ser la primera persona curada del virus sin un arriesgado trasplante de médula ósea o incluso medicamentos, informaron los investigadores.

Los científicos también informaron que otras 63 personas de su estudio que controlaron la infección sin medicamentos, el VIH aparentemente fue capturado en el cuerpo de tal manera que no pudo reproducirse.

El hallazgo sugirió que estas personas podrían haber logrado una “cura funcional”.

La investigación, publicada en la revista Nature, esboza un nuevo mecanismo por el cual el cuerpo puede suprimir el VIH, visible sólo ahora debido a los avances en la genética.

El estudio también ofrece la esperanza de que un pequeño número de personas infectadas que han tomado terapia antirretroviral durante muchos años puedan igualmente ser capaces de suprimir el virus y dejar de tomar los medicamentos, lo que puede suponer una carga para el cuerpo.

“Sugiere que el tratamiento en sí mismo puede curar a las personas, lo que va en contra de todo el dogma“, dijo el Dr. Steve Deeks, experto en SIDA de la Universidad de California en San Francisco y autor del nuevo estudio.

Un transplante de médula ósea fue parte del tratamiento que ayudó a Adam Castillejo a superar el VIH y el cáncer.  Foto Andrew Testa para The New York Times.

Un transplante de médula ósea fue parte del tratamiento que ayudó a Adam Castillejo a superar el VIH y el cáncer. Foto Andrew Testa para The New York Times.

La mujer es Loreen Willenberg, de 66 años, de California, ya famosa entre los investigadores porque su cuerpo ha suprimido el virus durante décadas después de la infección comprobada.

Sólo otras dos personas – Timothy Brown de Palm Springs, California, y Adam Castillejo de Londres – han sido declarados curados del VIH. Ambos hombres se sometieron a agotadores trasplantes de médula ósea para el cáncer que los dejó con sistemas inmunológicos resistentes al virus.

Los trasplantes de médula ósea son demasiado arriesgados para ser una opción para la mayoría de las personas infectadas con el VIH, pero las recuperaciones despertaron la esperanza de que la cura fuera posible.

En mayo, los investigadores en Brasil informaron que una combinación de tratamientos para el VIH puede haber llevado a otra cura, pero otros expertos dijeron que se necesitaban más pruebas para confirmar ese hallazgo.

“Creo que es una novedad, un descubrimiento importante”, dijo la Dra. Sharon Lewin, directora del Instituto Peter Doherty para la Infección y la Inmunidad en Melbourne, Australia, sobre el nuevo estudio.

“El verdadero desafío, por supuesto, es cómo se puede intervenir para que esto sea relevante para los 37 millones de personas que viven con el VIH.”

Una mujer muestra las pastillas de su tratamiento antirretroviral en su casa en California. -Foto  Jason Henry para The New York Times

Una mujer muestra las pastillas de su tratamiento antirretroviral en su casa en California. -Foto Jason Henry para The New York Times

Incluso entre los virus, el VIH es particularmente astuto y difícil de erradicar. Se inserta en el genoma humano y engaña a la maquinaria de la célula para hacer copias. El VIH prefiere naturalmente acechar dentro de los genes, los objetivos más activos de las copias de la célula.

En algunas personas, el sistema inmunológico con el tiempo caza las células en las que el virus ha ocupado el genoma.

Pero un escrutinio intensivo de los participantes en este estudio mostró que los genes virales pueden estar abandonados en ciertas regiones “bloqueadas y cerradas” del genoma, donde no puede ocurrir la reproducción, dijo el Dr. Xu Yu, autor principal del estudio e investigador de la Universidad de Harvard.

Los participantes en la investigación fueron los llamados controladores de élite, el 1% de las personas con VIH que pueden mantener el virus bajo control sin medicamentos antirretrovirales.

Es posible que algunas personas que toman terapia antirretroviral durante años también puedan llegar al mismo resultado, especialmente si se les dan tratamientos que puedan reforzar el sistema inmunológico, especularon los investigadores.

“Este grupo único de individuos me proporcionó una especie de prueba de concepto de que es posible con la respuesta inmunológica del huésped lograr lo que es realmente, clínicamente, una cura”, dijo Deeks.

Los controladores de élite han sido estudiados exhaustivamente para obtener pistas de cómo controlar el VIH.

Willenberg ha estado inscrito en tales estudios durante más de 25 años. Con la excepción de una prueba de hace años que dio un resultado positivo, los investigadores nunca pudieron identificar ningún virus en sus tejidos.

En el nuevo estudio, Yu y sus colegas analizaron 1.500 millones de células sanguíneas de Willenberg y no encontraron ningún rastro del virus, incluso usando nuevas y sofisticadas técnicas que pueden señalar la ubicación del virus dentro del genoma.

Millones de células del intestino, el recto y el intestino tampoco mostraron signos del virus.

“Podría añadirse a la lista de lo que creo que es una cura, a través de un camino muy diferente“, dijo Lewin.

Otros investigadores fueron más circunspectos. “Es ciertamente alentador, pero especulativo”, dijo la Dra. Una O’Doherty, viróloga de la Universidad de Pensilvania. “Necesito ver más antes de decir, ‘Oh, está curada’. ”

Pero O’Doherty, una experta en el análisis de grandes volúmenes de células, dijo que estaba impresionada por los resultados en general.

Otras 11 personas del estudio, a quienes los investigadores llamaron controladores excepcionales, tienen el virus sólo en una parte del genoma tan densa y remota que la maquinaria de la célula no puede replicarlo.

Algunas personas que suprimen el virus sin medicamentos no tienen anticuerpos detectables o células inmunes que respondan rápidamente al VIH. Pero sus sistemas inmunológicos llevan una potente memoria del virus, según el equipo.

Las poderosas células T, un componente del sistema inmunológico, eliminaron las células en las que los genes virales se habían alojado en partes más accesibles del genoma. Las células infectadas que quedaron retenían el virus sólo en regiones remotas del genoma donde no podía ser copiado.

“Esa es realmente la única explicación para los hallazgos que tenemos”, dijo el Dr. Bruce Walker, un investigador del Instituto Ragon en Boston que ha estudiado los controladores de élite durante 30 años.

Alrededor del 10% de las personas que toman tratamientos antirretrovirales, especialmente aquellos que empiezan a hacerlo poco después de ser infectados, también suprimen con éxito el virus incluso después de dejar de tomar los medicamentos.

Tal vez algo similar también funcione en esas personas, según sugirieron los expertos.

Los estudios de la cura del VIH se han centrado en erradicar todo el virus que se esconde en el genoma. El nuevo estudio ofrece una solución más alcanzable: Si el virus permanece sólo en las partes del genoma donde no puede ser reproducido, el paciente todavía puede lograr una cura funcional.

 “Sugiere que mientras estamos haciendo estos estudios, necesitamos no sólo mirar la cantidad del reservorio, sino que realmente necesitamos mirar la calidad”.

Desde que los investigadores completaron el estudio, han analizado muestras de 40 controladores de élite y han encontrado un par más que podrían calificar como curas, dijo Yu. “Creemos que definitivamente hay muchos de ellos ahí fuera”.

Con la ayuda de Deeks, están en contacto con personas con VIH que han tomado medicamentos antirretrovirales durante 20 años o más y que pueden haber logrado desterrar el virus a los desiertos de sus genomas.

Los medicamentos antirretrovirales pueden tener efectos secundarios graves, incluyendo enfermedades cardíacas y daños en los órganos, especialmente cuando se toman durante muchos años.

Una cura funcional, si es confirmada por más investigaciones, transformaría la vida de los pacientes, dijo Yu. “Pueden detener su tratamiento y pueden ser curados, para estar sanos el resto de su vida”.

(Visited 19 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud

Mitos y verdades acerca de la urticaria crónica, una enfermedad que padecen 250 mil argentinos

Publicado

on

Por

Su diagnóstico suele ser difícil ya que se la confunde con la alergia. Una guía práctica de preguntas y respuestas formulada por la Sociedad Argentina de Dermatología y la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica

La urticaria crónica es una enfermedad que se caracteriza por la aparición de ronchas, angioedema o hinchazón de la piel y una fuerte picazón. Los pacientes que la sufren destacan la incomprensión de su entorno como uno de los principales problemas y el diagnóstico puede tardar años en llegar.

Ronchas, hinchazón y mucha picazón. Aquellos que cuentan con un diagnóstico de urticaria crónica conocen bien los síntomas de la enfermedad. Sin embargo, se estima que muchas personas alrededor del mundo sufren de la patología sin un diagnóstico y un tratamiento adecuado. Allí reside la importancia de concientizar sobre la afección, y es por esto que desde la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) y la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC) armaron una práctica guía de 10 puntos que todas las personas deberían saber, pensada por el doctor Pablo Moreno (MN 88030), especialista en alergia e inmunología y presidente de la AAAeIC y por el doctor Ariel Sehtman (MN 82978), dematólogo y presidente de la SAD.

Se considera que la afección es urticaria crónica si las ronchas se presentan por más de seis semanas y reaparecen con frecuencia durante meses o años

1- Los principales síntomas

¿Cómo saber si tengo urticaria crónica? Los principales síntomas de la urticaria son ronchas en la piel, picazón intensa, inflamación de labios o párpados, de lengua o genitales. Las ronchas se caracterizan por aparecer y desaparecer en la piel, lo que genera una sensación de que “se mueven” por el cuerpo.

Si estos síntomas aparecen durante seis semanas o más, hablamos de urticaria crónica, si el periodo de aparición de los síntomas es menor, hablamos de urticaria aguda.

2- ¿Por qué aparece?

La enfermedad puede ser provocada por un factor conocido, y en ese caso hablamos de urticaria crónica inducible. Es decir que los síntomas aparecen a partir de una causa, como puede ser la exposición al sol o a temperaturas. En otras ocasiones, las ronchas o el angioedema surgen sin motivo aparente y se trata de urticaria crónica espontánea. En este último caso, los pacientes que la sufren están pendientes de su aparición las 24 horas de los siete días de la semana, porque no saben cuándo volverán los síntomas ni tienen manera de evitarlos.

3- ¿La urticaria es una forma de alergia? ¿Se contagia?

La urticaria no es una alergia. Si bien puede ser la manifestación de reacciones alérgicas, en la mayoría de los casos estas no son su origen y, al tratarse de síntomas similares, muchas veces se las confunde. Otro dato importante es que la patología no es contagiosa.

La enfermedad puede ser muy incómoda e interferir con el sueño y las actividades diarias

4- La urticaria crónica afecta la calidad de vida

La vida cotidiana de los pacientes que padecen esta enfermedad se ve gravemente afectada. No solo por el malestar físico de los síntomas, que provocan picazón y molestia, sino también por la apariencia que tienen las ronchas y la hinchazón, lo que hace que quienes sufren de la enfermedad se cubran la piel, aunque tengan calor, o eviten ser vistos por otras personas.

Según estudios, la mitad de los afectados siente ganas de llorar una vez por semana, uno de cada cuatro falta al trabajo al menos una vez al mes y el 75% de los pacientes perciben problemas en su vida sexual, para realizar actividad física o para participar en reuniones sociales. Además, 9 de cada 10 tiene problemas para dormir.

5- Puede tener un diagnóstico muy tardío

Según estudios, el diagnóstico de esta patología puede tardar hasta dos años en llegar e implicar 16 visitas al médico. A veces, cuando las personas ven los síntomas, pueden recurrir a una guardia o al consultorio de un médico clínico, donde la urticaria puede confundirse con alergia. En algunos casos, los pacientes se automedican (por ejemplo, con corticoides). Esta falta de respuestas provoca que muchos dejen de buscar ayuda médica porque sienten que no les sirve.

El diagnóstico de la urticaria crónica es clínico. Es decir, se tienen en cuenta la historia clínica y los síntomas del paciente. Todas las pruebas que el especialista prescriba están orientadas a descartar otras patologías que pueden cursar con síntomas similares. Por eso es importante recurrir a un médico dermatólogo o alergista ante su aparición.

Es recomendable visitar al médico si se tiene urticaria intensa o urticaria que continúa apareciendo durante varios días

6- Se estima que más de 250.000 argentinos la sufren

Según estudios, el 0,7% de la población mundial en un momento dado sufre de urticaria crónica, y por eso se estima que más de 250.000 argentinos la sufren.

7- A las mujeres y a los niños los afecta más

Alrededor de dos de cada tres casos de urticaria crónica se evidencian en mujeres. Con respecto a la edad, todos los grupos pueden verse afectados pero los niños son más propensos a padecerla. En general, en los adultos es más frecuente entre los 20 y los 40 años.

8- El COVID-19 no afecta a los pacientes de urticaria crónica

La pandemia de COVID-19 generó alarma en la población en general y en los pacientes de enfermedades crónicas. Sin embargo, padecer de urticaria no es un factor de riesgo, no hay evidencia que indique que genera más posibilidades de contagiarse o que afecte el tratamiento.

Sin embargo, el contexto mundial que estamos viviendo provoca aislamiento, incertidumbre y miedo. Las patologías como la urticaria crónica tienen un fuerte componente emocional y, durante la pandemia, se están registrando casos en los que la enfermedad vuelve a aparecer o se interrumpe su mejoría. Por otro lado, se redujo considerablemente la consulta en todas las especialidades médicas, lo que puede provocar falta de diagnóstico y tratamiento.

Con respecto a la edad, todos los grupos pueden verse afectados pero los niños son más propensos a padecerlaCon respecto a la edad, todos los grupos pueden verse afectados pero los niños son más propensos a padecerla

9- ¿La enfermedad tiene cura?

La urticaria crónica no tiene cura, pero sí existen tratamientos que pueden aliviar y hasta eliminar los síntomas, mejorando considerablemente la calidad de vida de los pacientes. Cuando reciben el tratamiento, más del 90% de las personas que padecen la patología logra vivir la enfermedad sin síntomas.

¿Cuánto dura, entonces? En la mayoría de casos, la urticaria crónica dura entre tres y seis años. Sin embargo, es común que la enfermedad vuelva a aparecer después, algo que los pacientes siempre temen.

10- ¿Cómo aliviar los síntomas?

Cuidar la piel no solo es importante para los pacientes de enfermedades cómo la urticaria crónica, sino para todos. Entre los consejos para hacerlo está el de rascarse lo menos posible, seguir el tratamiento médico guiado por especialistas, usar prendas suaves, livianas u holgadas, evitar cosméticos de mala calidad y usar protección solar siempre que haya exposición.

Por otro lado, el estrés puede empeorar el conjunto sintomático, pero a la vez los síntomas de la urticaria crónica generan estrés. Por eso es importante incorporar recursos para manejar este tipo de situaciones.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

La ANMAT aprobó el primer test argentino para la detección rápida de COVID-19

Publicado

on

Por

Se trata de un desarrollo del consorcio CINDEFI-Bamboo, mejorado por el INTI. En 5 minutos permite saber si una persona está o estuvo infectada con el virus SARS-CoV-2 y servirá para realizar estudios poblacionales a gran escala, mapeo y segregación de áreas

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó el primer test rápido serológico creado por científicos argentinos del Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales (CINDEFI CONICET, La Plata) que permite saber en cinco minutos si una persona está o estuvo infectada con el nuevo coronavirus.

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) “aportó al nuevo producto la provisión de un insumo clave que se emplea en el proceso de obtención de una proteína del coronavirus”, informó en un comunicado el organismo.

En el marco de la actual pandemia de coronavirus y ante el aumento de casos, una de las acciones clave para controlar la propagación del coronavirus es la realización de testeos.

“Teniendo en cuenta esta demanda, científicos del consorcio CINDEFI-Bamboo desarrollaron el primer test serológico rápido nacional, que mediante una gota de sangre indica si la persona está o estuvo en contacto con el virus SARS-CoV-2”, agrega la información del INTI.

El grupo de científicos de CINDEFI (Télam)El grupo de científicos de CINDEFI (Télam)

La herramienta diagnóstico se creó con la finalidad de hallar individuos infectados y trazar redes de contactos. Cuenta con características similares a los conocidos test de embarazo, posibilita obtener resultados en apenas cinco minutos. El dispositivo se comercializaría con el nombre de FarmaCov test.

Desde el INTI explicaron que desde el consorcio se contactaron con ellos porque “necesitaban sustituir importaciones de un insumo conocido como IPTG (Isopropil-β-D-1-tiogalactopiranósido), para inducir la producción de la proteina N del coronavirus. Esta proteína se coloca en las tiras reactivas del test y es clave porque al ponerse en contacto con la sangre de la persona testeada permite detectar la presencia de anticuerpos -en caso de tenerlos indicaría que el virus ingresó a su organismo-”, detalló Laura Hermida, subgerenta de Industria y Servicios del INTI, quien integró el equipo de trabajo junto a especialistas de los sectores de Química y Biotecnología.

El nuevo test rápido hará posible realizar estudios poblacionales a gran escala, mapeo y segregación de áreas. Podrá utilizarse, por ejemplo, en plazas, colectivos y escuelas para separar rápidamente a los positivos, a quienes luego se les podrá realizar un hisopado para aislar a los que están cursando actualmente la enfermedad”, abundó el INTI .

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) aportó al nuevo producto la provisión de un insumo clave que se emplea en el proceso de obtención de una proteína del coronavirus (Télam)El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) aportó al nuevo producto la provisión de un insumo clave que se emplea en el proceso de obtención de una proteína del coronavirus (Télam)

“Estos test actualmente existen pero la mayoría son importados de Oriente. El nuevo producto tiene un costo accesible que se calcula entre 5 y 7 dólares y permite ir siguiendo la infección de una manera activa, en lugar de atacarlo de forma pasiva sólo centrado en pacientes con síntomas”, destaca por su parte Sebastián Cavalitto, del CINDEFI.

“El desarrollo del insumo desde INTI acompaña al proyecto en la sustitución de importaciones, clave para que el test pueda tener un precio accesible”, concluyó Hermida.

Como resultado de la experiencia, la científica anticipa que “a futuro, está previsto transferir la tecnología de producción (del IPTG) para que una empresa nacional pueda fabricarlo”.

(Visited 2 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Alberto Fernández dialogó con Moderna y se confirmó que sólo habrá vacunas rusas para aplicar hasta fin de marzo

Publicado

on

Por

La empresa farmacéutica de los Estados Unidos está dispuesta a vender sus dosis contra el COVID-19, pero sus compromisos comerciales colocan a la Argentina al final de una larguísima lista de espera

El jueves 14 a la tarde, Alberto Fernández ratificó que la primera etapa de vacunación contra el COVID-19 será únicamente a través de la Sputnik V, si Vladimir Putin cumple con su promesa y envía 30 millones de dosis de la vacuna rusa antes que concluya marzo.

Ese día en la Casa Rosada, antes de protagonizar la promulgación de la ley del Aborto, el presidente dialogó con Noubar Afeyan, titular de la empresa farmacéutica Moderna. Y la conclusión fue casi una obviedad: Moderna puede vender sus vacunas aprobadas en Estados Unidos, pero recién llegarían a la Argentina en el segundo semestre.

Afeyan es amigo del empresario Eduardo Eurnekian y juntos exigen a nivel global que Turquía reconozca su responsabilidad política en el genocidio armenio. Eurnekian habló con Alberto Fernández antes de fin de año, y lo puso en contacto con Afeyan, que lidera una compañía que ya cerró acuerdos comerciales con Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido, Israel y la Unión Europea

La Casa Blanca desembolsó en Moderna cerca de 1.000 millones de dólares para apoyar la producción a gran escala y la vacuna se muestra efectiva en los grupos de riesgo de mayores de 60 años. Este aspecto técnico es clave: la Sputnik V no alcanza este grupo etario, y aún no se sabe cuándo las autoridades sanitarias de Rusia aprobarán su aplicación.

El presidente Alberto Fernandez junto al ministro Gines Gonzalez Garcia y la secretaria Carla VizzottiEl presidente Alberto Fernandez junto al ministro Gines Gonzalez Garcia y la secretaria Carla Vizzotti

En su despacho de Balcarce 50, Alberto Fernández dialogó con Afeyan durante treinta minutos. Además estaban Ginés González García, ministro de Salud, Carla Vizzotti, secretaria de Salud, y Cecilia Nicolini, asesora del jefe de Estado. “La charla fue una aproximación, y si al final nos ponemos de acuerdo, las vacunas llegarían después del segundo trimestre”, comentó el presidente en la Casa Rosada.

El pronóstico de Alberto Fernández ratificó que la vacunación en la Argentina -primera etapa- dependerá de la buena voluntad del Kremlin. Putin ya remitió 300.000 Sputnik V -dosis una y dos- que se aplicarán a los trabajadores esenciales. Y a continuación debería llegar un volumen cercano a las 30 millones de dosis -una y dos- antes que concluya marzo.

Pero esta promesa tiene un problema logístico. En Moscú reconocen que esas 30 millones de dosis aún no están todas fabricadas -en las plantas de Corea del Sur y la India-, y no dan precisiones respecto a la autorización oficial para aplicar esas vacunas a los mayores de 60 años.

Frente a este contratiempo verosímil, el Gobierno no tiene Plan B. Todavía no se cerró el contrato con la empresa china Sinopharm, y si ello sucediera, el primer embarque de un millón de vacunas -dosis una y dos- recién aterrizaría en Ezeiza hacia mediados de febrero. Y como sucede con la Sputnik V, la vacuna china aún no fue autorizada para aplicar al grupo de riesgo de mayores de 60 años.

Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta en la quinta de OlivosAlberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta en la quinta de Olivos

La ausencia de un eventual Plan B puede derivar en un nuevo tironeo político entre la Casa Rosada y las 24 provincias. Alberto Fernández debió modificar su plan de prohibir la circulación nocturna para atenuar el rebrote del COVID-19, frente al rechazo de los gobernadores que optaron por una estrategia más laxa para atender el humor social de sus distritos y la compleja situación económica del interior.

Esa rebelión política, que se resolvió entre bambalinas y se explicitó en un tenue decreto reglamentario, puede tener una escalada si las vacunas rusas no llegan o si la población de determinadas provincias resisten la posibilidad de usar la Sputnik V.

Hasta ahora, el Estado Nacional concentra la decisión institucional de comprar las vacunas y después distribuirlas -en términos proporcionales- a las 24 provincias. Pero en los últimos días ciertos gobernadores empezaron a evaluar la posibilidad de solicitar al Presidente la autorización para comprar vacunas por afuera del Estado, si lo único que llega es la vacuna rusa, hay resistencia a su uso, o no es posible aplicarla a mayores de 60 años.

“Definitivamente, no”, dijo Alberto Fernández en Olivos cuando le preguntaron al respecto. Y concluyó: “Firmamos acuerdos por 51 millones de dosis, a nadie le faltará su vacuna”.

(Visited 3 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas