Connect with us

Nacionales

Una conmovedora historia de guerra y de amor detrás de la nueva identificación de un soldado de Malvinas

Publicado

on

“¡Yo te cubro!”, le gritó a su compañero en medio del fuego británico y las explosiones.

El sargento primero Mateo Antonio Sbert pudo ver, esa helada mañana del 31 de mayo de 1982, que Medina había sido alcanzado por las esquirlas de una granada y que el impacto de un proyectil en una de sus piernas le había sacado parte del peroné. Sordo y aturdido por la granada, casi sin poder moverse, el soldado seguía disparando. Y, quizás sin saberlo, se convertía en blanco de los ingleses.

Fue entonces que gritó por sobre el sonido de los M72 LAW antitanque y de los fusiles lanzagranadas M-79, que lo cubría, que se arrastrara hasta la zanja donde estaban sus camaradas, que abandonara el puesto ovejero de Top Malo House donde se habían refugiado la noche anterior que en esa dramática hora se incendiaba y cubría de humo negro el campo de batalla.

No la vio venir. O quizás sí. Pero no tuvo tiempo de reaccionar. La granada explotó a metros de Sbert. La onda expansiva tiró su cuerpo hacia atrás con violencia. “Estaba intacto, la explosión lo había destrozado por dentro, murió defendiendo a sus camaradas y le salvó la vida a Medina”, recordó conmovido su superior y amigo de años, el entonces capitán José Verseci, hoy teniente coronel (R).

Mateo Sbert había nacido en San Pedro, provincia de Buenos Aires, tenía 33 años, tres hijos y una esposa, Yurhema Elisa Sibona, que lo había despedido con amor y la promesa de volver, solo ocho días antes de que cayera cubriendo a sus compañeros.

La noche del 28 de mayo los comandos habían recibido la orden adentrarse 40 kilómetros delante de la primera línea de batalla argentina para informar sobre el desembarco de los ingleses en San Carlos.

En dos helicópteros, que volaron al ras del piso para evitar radares, los soldados llegaron al pie del monte Simons. Allí, ascendieron con dificultad y desde la cima pudieron informar de un corredor de helicópteros enemigos que divisaban.

Esa noche nevó.  Durmieron sobre la turba. En la madrugada del 30 de mayo, Sbert junto a los 12 hombres de elite, emprendieron el difícil regreso. Tomaron rumbo hacia Fitz Roy, a 25 kilómetros al sur de Puerto Argentino, donde estaba la sección nacional más próxima. Ya oscurecía cuando cruzaron el arroyo Malo. Empapados hasta la cintura, helados, divisaron un puesto ovejero. El capitán Verseci tomó la decisión de hacer un alto y refugiarse en la casa de chapa y madera.

“Fue un error guarecernos allí, pero mis hombres tenían principio de congelamiento en los pies, podía perder a mi gente”, admitió años más tarde el ex jefe de los comandos.

Los restos de Top Malo House

Los restos de Top Malo House

A la mañana siguiente, cuando apenas aclaraba, alguien alertó: “¡Ingleses! ¡Ahí vienen!”. Los marines británicos se acercaban. El teniente Ernesto Espinosa se quedó en el primer piso de la casa haciendo fuego contra el enemigo para permitir que sus compañeros abandonaran el refugio. Una granada lo mató y el galpón comenzó a incendiarse. No pudieron rescatar su cuerpo.

En ese instante Sbert disparó entre las explosiones para que Medina pudiera alcanzar la zanja donde los soldados argentinos daban batalla. Minutos después, que parecieron eternos, su cuerpo quedó tendido en la turba cubierta de nieve.

“Turco, ¿que me hiciste?”, se arrodilló Verseci junto a su amigo muerto, cuando todo había terminado y los ingleses los habían hecho prisioneros. “Turco, Turco…”.

Los diecinueve marines del Cuadro de Guerra para el Comando de Montaña y el Ártico, comandados por el capitán Rod Boswell, mantuvieron posición firme y de respeto ante la desgarrante escena.

Los comandos argentinos fueron tomados prisioneros por los ingleses luego de una dura batalla

Los comandos argentinos fueron tomados prisioneros por los ingleses luego de una dura batalla

“Después de interrogarnos me vinieron a buscar para enterrar a Sbert”, recordó Verseci años más tarde. El cuerpo del sargento ya estaba en la bolsa mortuoria. Lo llevaron hasta el exterior de un edificio que alguna vez había sido un frigorífico, y donde ya había algunas cruces, y lo enterraron con honores militares.

Llevo esa cruz conmigo, es un dolor muy grande que nunca se me ha ido. Estuvimos juntos durante ocho años en el Ejército, éramos amigos más allá de las jerarquías. Mateo fue voluntario a las islas, quería ir a pelear, pero yo lo elegí dentro de mi grupo comando para que me acompañara. Quizás si no lo hubiera elegido él andaría caminando por las calles con nosotros. El dolor de perder a uno de tus hombre solo se supera con el de la muerte de un hijo”, confesó el teniente coronel en una entrevista radial.

Verseci enterró a su amigo, pero luego de la rendición argentina, el 14 de junio de 1982, los ingleses recogieron los cuerpos de los campos de batalla y construyeron el cementerio argentino en Darwin. El encargado de esa difícil tarea fue el hoy coronel Geoffrey Cardozo.

Claudio Avruj junto a Maximiliano Sbert, hijo de héroe de Malvinas que hoy fue identificado

Claudio Avruj junto a Maximiliano Sbert, hijo de héroe de Malvinas que hoy fue identificado

Sbert hasta hoy era uno de los 122 soldados que no habían podido ser identificados durante 36 años. Yacían bajo una placa que rezaba Soldado Argentino solo Conocido por Dios. Pero su hijo Maximiliano, que siguió la carrera militar en el cuerpo de Ingenieros, se sumó a las familias que dieron una muestra de sangre en el marco del Plan Proyecto Humanitario para devolverle el nombre a su padre. La causa impulsada por el veterano Julio Aro, con el trabajo y apoyo de esta periodista de Infobae y el músico inglés Roger Waters, permitió hasta hoy identificar 102 soldados caídos durante la guerrade Malvinas.

En el Espacio de la Memoria, miembros del Equipo Argentino de Antropología Forense, personal de la secretaría de Derechos Humanos y del Centro Ulloa, le informaron a la familia que el cuerpo del héroe descansa en Darwin en la tumba D.A.4.10.

“Estuve con el hijo de Sbert, Maximiliano. Fue un encuentro muy emotivo, una satisfacción haberlo conocido y entregarle desde el Estado una respuesta sobre su padre. Estamos poniendo el Estado al servicio de la gente. Esa es nuestra misión y la vocación que inspira a este plan humanitario”, dijo el secretario Claudio Avruj luego de la notificación.

Pero la del sargento mayor (post mortem) Mateo Sbert no es solo una gran historia de guerra y heroísmo, es también una gran historia de amor.

Veinte años después de Malvinas, un joven militar tocó el timbre de la casa del comandante Verseci. Cuando el teniente coronel abrió la puerta vio a un muchacho grandote, con profundos ojos oscuros, que le extendió la mano y le dijo: “Soy el hijo de Sbert”.

“Maximiliano era el hijo del Turco, era comando como yo y estaba haciendo un curso en Campo de Mayo”, rememoró Verseci.

El refugio de los comandos argentinos

El refugio de los comandos argentinos

Al regresar de la guerra había visitado a la viuda y los hijos de su comando, y con dolor les había relatado cómo murió combatiendo. Los más pequeños apenas pudieron comprender el heroísmo de su padre, pero Maximiliano se mantuvo atento y en silencio al lado de su madre.

Los años pasaron, y los traslados y el destino hizo que las familias, que se habían hecho amigas, ya no volvieran a verse. Hasta que el timbre sonó esa tarde en la casa de los Verseci.

Sbert había recibido  la condecoración “La Nación Argentina al Heroico Valor en Combate”, que su hijo guardaba como un tesoro, junto a una esquela que le había dejado el teniente coronel con una cita de Unamuno y una dedicatoria: “‘Vivir se debe la vida, de tal suerte que viva quede en la muerte’. Con el profundo cariño de un padre. José Vercesi, ex Jefe de la 1ra Sección de la Compañía de Comandos 602”.

Con el paso del tiempo Maximiliano necesitó conocer las islas. Viajó para pisar el lugar de la batalla. Mientras el viento de Top Malo House le golpeaba la cara, guardó en una pequeña bolsa de plástico un poco de la turba, allí donde su padre había derramado su sangre por la patria.

Al regresar, visitó nuevamente a Verseci: quería compartir con él la experiencia de ese viaje que lo había movilizado. El destino quiso que en medio de esas conmovedoras charlas, Maximiliano se encontrara con María Gracia -“Chachi” para todos-, una de las hijas del teniente coronel.

“Era la rebelde, la que cuestionaba mi profesión porque sentía que yo había sufrido mucho en la guerra -recordó el militar-, pero fue quien se ofreció a acompañar a Maxi para hacer paseos por la ciudad”.

La guerra los unía, como hijos de ex combatientes sentían que las esquirlas que habían alcanzado a sus padres -en el cuerpo o en el alma- también habían lastimado a sus familias.

Maximiliano Sbert y María Gracia Verseci se confesaron el sufrimiento que la guerra les había ocasionado. Y quizás fue el saber que el otro comprendía ese dolor lo que los hizo inseparables. Después, sin esperarlo, llegó el amor.  La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad; sólo la luz puede hacer eso, dijo Martin Luther King. Y así fue: el dolor no podía expulsar al dolor, solo el amor podía hacerlo. Ellos se enamoraron.

“¡Mi hija con el hijo de Mateo! Mi amigo era un hombre honrado, leal y valiente -se emocionó el hombre que comandó al heroico soldado Sbert-. Y nuestras familias volvieron a estar juntas para siempre“.

(Visited 113 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacionales

¿Qué hacían los espías de la SIDE antes de que hallaran muerto a Nisman?

Publicado

on

Por

El martes comienzan a declarar 14 de los 89 agentes de inteligencia que hablaban con sus jefes antes de que el fiscal que había denunciado a Cristina Kirchner apareciera muerto en un baño.

Un estudio científico publicado en el Journal of Experimental Psychology de Estados Unidos llegó a la siguiente conclusión: a lo largo de la vida, los seres humanos guardan un promedio de 13 secretos que se llevarán a la tumba. Ahora se comenzará a develar si alguno de los espías que estuvieron activos en las horas previas a que el fiscal Alberto Nisman fuera hallado muerto guardará lo sucedido de por vida, o si alguien romperá la consigna.

Si no aparece nada inesperado -por ejemplo, una feria judicial anticipada por Covid, como acaba de pedir el Consejo de la Magistratura- a partir de este martes 20 de abril comenzarán a declarar como testigos los primeros 14 de los 89 agentes de la ex SIDE que trabajaron entre el 14 de enero de 2015 -cuando Nisman denunció a la entonces presidenta Cristina Kirchner de encubrir a los autores del atentado a la AMIA- y el domingo 18, cuando el fiscal fue hallado muerto en su departamento.

La Justicia investiga el caso como un asesinato planeado.

Entre la primera ronda de citaciones hay hombres y mujeres. Nueve se fueron del organismo de inteligencia en los meses posteriores a la muerte de Nisman. Los otros cinco aún son agentes en actividad.

Si no se suspende la actividad judicial por el coronavirus, declararán de a uno, todos los días, durante tres semanas.

En las horas previas a que uno de los custodios hallara el cadáver del fiscal, todos ellos formaron células operativas en la calle y se comunicaron con una flota de aparatos adjudicada al entonces director de Reunión Interior de la SIDE, Fernando Pocino. Éste era el jefe operativo de mayor confianza de Cristina Kirchner, con quien había trabajado cuando ella era senadora nacional.

Como lo determinaron los cruces de llamadas hechos por la Policía Federal durante dos años, Pocino centralizó la mayor parte de esas comunicaciones mientras reportaba al Señor Ocho, el segundo jefe de la SIDE, que actualmente es el viceministro de Justicia Juan Martín Mena.

Este funcionario explicó este año -luego de que Clarín revelara esos llamados, en enero pasado- que los agentes trabajaban activamente esos días investigando el robo de un misil al Ejército y una hipótesis de enfrentamiento entre barrabravas de Boca y River que iban a jugar la Copa de Verano.

El misil había sido robado en La Plata y el superclásico sería en Mar del Plata, pero hubo agentes que el 18 de enero se movieron en Puerto Madero y Martínez.

En Puerto Madero ya estaba Nisman muerto, aunque aún no habían encontrado su cadáver.

En Martínez vive Diego Lagomarsino, el ex empleado de Nisman que llevó a la escena del crimen la pistola 22 que disparó la bala asesina. En el expediente hay testigos que sugirieron que Lagomarsino pudo ser un agente de inteligencia.

Los espías llegan a declarar seis años después de la muerte de Nisman. La primera fiscal del caso, Viviana Fein -quien dijo que “lamentablemente” no había podido probar un suicidio- admitió que le sacaron la causa “justo cuando empezaba a investigar a las fuerzas de inteligencia”.

Sobre ellas vuelve estos días la lupa de la investigación, ahora a cargo del fiscal Eduardo Taiano.

Mientras tanto, aún faltan analizar celulares y computadoras de Lagomarsino y los custodios de Nisman que, en vez de protegerlo, lo dejaron solo durante 15 horas. Para la Justicia, el fiscal fue asesinado dentro de ese lapso.

Los contenidos de esos aparatos ya fueron peritados, pero la defensa de Lagomarsino -el estudio de Maximiliano Rusconi, que también defiende a Julio De Vido y a Lázaro Báez- se opone a que la fiscalía los vea.

La última palabra sobre esto la tiene la Corte Suprema de Justicia que, insólitamente, mantiene el tema sin definición desde hace un año.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Confirman 27.001 nuevos casos y es nuevo récord de contagios

Publicado

on

Por

El Ministerio de Salud también confirmó otras 217 muertes en las últimas 24 horas.

 

Mientras continúan los cruces entre el Gobierno y la oposición por futuras restricciones ante la segunda ola de coronavirus, el Ministerio de Salud de la Nación confirmó este martes 27.001 nuevos casos de Covid 19 en la Argentina. Se trata del número más alto de contagios desde que la pandemia llegó al país.

La cartera de Salud también confirmó que en las últimas 24 horas se registraron otras 217 muertes. La información surge del parte diario publicado esta tarde.

La provincia de Buenos Aires, con 14.004 casos marcó también un nuevo récord de contagios. Le siguió la Ciudad de Buenos Aires con un número también muy alto: 2.934. Cerca se ubicaron Córdoba (2.268) y Santa Fe (1.762).

La lista se completó con Mendoza (953), Tucumán (763), Entre Ríos (635), San Luis (516), Corrientes (441), San Juan (332), Chaco (250), Río Negro (249), Santa Cruz (242), Neuquén (241), Salta (232), Chubut (220), Misiones (170), Catamarca (155), Santiago del Estero (137), Formosa (131), La Pampa (110), Tierra del Fuego (104), Jujuy (93) y La Rioja (59).

Con más de 2,5 millones de contagios confirmados desde el inicio de la pandemia y más de 58 mil muertes, Argentina se mantiene entre los 15 países más afectados en ambas variables desde el comienzo de la crisis sanitaria global.

En cuanto a los testeos se realizaron 87.661 en las últimas 24 horas. La tasa de positividad -que mide cuántas personas hisopadas tenían el virus- fue este martes del 30,8%, más del 10% recomendado por la OMS.

En el reporte diario del Ministerio de Salud confirmaron 3.836 internados en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), con una ocupación de camas de adulto en Nación del 62,4% y 70,8% en el AMBA.

El número de casos viene aumentando fuertemente en los últimos días. El año pasado, el pico había sido de 18.326 infectados en 24 horas.

Colas para realizar el hisopado de coronavirus en el teatro Colón, este martes. Foto: Reuters

Colas para realizar el hisopado de coronavirus en el teatro Colón, este martes. Foto: Reuters

En esta segunda ola, la tendencia marca que son cada vez más jóvenes los pacientes que desarrollan cuadros graves y deben ser internados en terapia intensiva. Según confirmaron a Clarín fuentes sanitarias, la edad media de internación por coronavirus bajó entre 8 y 10 años respecto del brote de 2020.

Coronavirus en la Argentina

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos



Fuente: Ministerio de Salud | Johns HopkinsInfografía: Clarín

La vacunación sigue siendo la principal herramienta para morigerar el impacto del Covid-19. Pero aún no se anunció la llegada de nuevos lotes y la escasez empieza a afectar el plan nacional. De hecho, Córdoba debió suspender la aplicación de la primera dosis en su Capital por falta de stock, hasta recibir nuevos envíos de Nación.

Muertes por coronavirus
en la Argentina

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos



Fuente: Ministerio de Salud | Johns HopkinsInfografía: Clarín

Hasta este martes, según datos oficiales, se distribuyeron a las provincias algo más de 7 millones de vacunas, de las cuales 5,6 millones ya fueron aplicadas. La mayoría de los inmunizados (4,9 millones) recibió una sola dosis.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Una por una, en qué ciudades de Argentina se detectaron las nuevas variantes del coronavirus

Publicado

on

Por

Un informe oficial detalló dónde hallaron las de Reino Unido, Manaos y Río de Janeiro; y las mutaciones S_L452R y S_L452Q.

El Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómica de SARS-COV-2 (PAIS) -dependiente del Ministerio de Ciencia- difundió este lunes un detalle de cuántos casos fueron detectados con las nuevas variantes de coronavirus y sus mutaciones.

El reporte indica que fueron detectadas 54 muestras de la variante de Reino Unido, 18 de la Manaos, 32 de la de Río de Janeiro y otras tantas de las mutaciones S_L452R y S_L452R.

En la publicación, también se detalla en qué provincias y ciudades fueron detectadas.

Variante Reino Unido

A través de la detección conjunta de las mutaciones N501Y, A570D, D614G, P681H y T716I, se identificó la variante de Reino Unido en un total de 54 muestras, señaló el reporte N° 19 del Proyecto País.

Un total de 22 casos fueron detectados en la Ciudad de Buenos Aires, de los cuales 20 no tienen antecedente de viaje ni nexo epidemiológico con viajeros.

Otros cuatro casos correspondieron al conurbano bonaerense: una de Ituzaingó, una de Tres de Febrero, una de Merlo y una de Haedo, todos sin antecedente de viaje ni nexo epidemiológico con viajeros.

El reporte destacó que se observó “un aumento en la frecuencia de detección de la variante Reino Unido en casos sin nexo epidemiológico con turismo en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) en las últimas semanas epidemiológicas”.

Además, se detectaron dos casos en la ciudad bonaerense de Lobos y seis en Mercedes sin antecedentes de viaje ni nexo epidemiológico con viajeros.

En el AMBA hubo casos de todas las nuevas variantes que se detectaron en el país. Foto: Xinhua

En el AMBA hubo casos de todas las nuevas variantes que se detectaron en el país. Foto: Xinhua

También tres casos en Bolívar a partir de un total de 19 muestras, cuya investigación mostró que una persona había viajado a la ciudad bonaerense de Olavarría y otro era contacto estrecho de un positivo proveniente de La Plata.

En Olavarría se detectaron 11 casos, sin antecedente de viaje ni nexo epidemiológico con viajeros.

En tanto, en la provincia de Córdoba se hallaron en individuos con antecedente de viaje a zonas afectadas, mientras que en la ciudad de Santa Fe en una persona sin antecedente de viaje o contacto estrecho con viajeros que había sido seleccionado a partir de un total de 9.

Variante de Manaos

Fue localizada en 16 casos de la Ciudad de los cuales 15 no tienen antecedente de viaje ni contacto con viajeros.

En la provincia de Córdoba se detectó un caso de la variante Manaos en una persona con antecedente de viaje a zonas afectadas.

En la provincia de Santa Fe un caso fue encontrado en la ciudad de Rafaela, sin antecedente de viaje o contacto estrecho con viajeros.

En el país ya se detectaron casos de las variantes de Manaos, Río de Janeiro y el Reino Unido. Foto: Reuters

En el país ya se detectaron casos de las variantes de Manaos, Río de Janeiro y el Reino Unido. Foto: Reuters

Variante Río de Janeiro

La mutación S_E484K fue detectada en 32 muestras, de las cuales 15 son provenientes de la Ciudad, dos de Hurlingham y una de Merlo, tres de Lanús, dos de Berazategui, una de Almirante Brown y una de Ezeiza, una de Tigre y una de Vicente López, y dos de Lobos, dos de Mercedes y una de Olavarría.

Mutación S_L452R

Se descubrió esta en siete muestras correspondientes a la Ciudad (un caso), Almirante Brown (un caso), La Matanza (un caso), Lanús Oeste (un caso), La Plata (un caso) y San Martín de los Andes (un caso) y otra muestra con diagnóstico en CABA, pero sin información de la localidad de residencia del individuo que, según la información disponible, ninguno tiene historia de viaje, ni contacto estrecho con viajeros.

Mutación S_L452Q

Esta última se detectó en 63 muestras correspondientes a 23 casos de la Ciudad, 26 al sur del Gran Buenos Aires, 4 al oeste del Gran Buenos Aires, una en Suipacha, una en Bolívar, una de La Plata, una de Neuquén y dos de Santa Fe.

Estos últimos casos no presentaron nexo epidemiológico entre sí y corresponderían a infecciones adquiridas en la comunidad.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas