Connect with us

Economia

Un informe privado señaló que el desarrollo de Vaca Muerta está estancado, pero destacó que el Gobierno puede darle un nuevo impulso

Publicado

on

Un estudio del Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero analizó que la formación no se desarrolló y que tiene problemas desde 2017

Se presentó como la salvación para la economía argentina. La nueva soja, lo que iba a suplantar, y con creces, las divisas que aporta el sector agroexportador. Hoy, con unos años de desarrollo esa imagen sigue sin aparecer y Vaca Muerta navega muy cerca de la costa, lo que la llevaría a encallar.

Así lo entienden el Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero (IEEFA, por sus siglas en inglés), que en su último informe señala que Vaca Muerta, que era señalada como la solución para los problemas locales, ha detenido su desarrollo.

“La producción no convencional (fracturación hidráulica o fracking) impulsaría la economía del país y acabaría creando un lucrativo mercado de exportación. Pero la explotación de Vaca Muerta ha sido lenta en comparación con la de otras cuentas de esquisto, incluso antes de la destrucción de la demanda y de la abrupta caída de los precios del petróleo este año en todo el mundo. Ahora esta paralizada. Dependía de la inversión extranjera que se se ha materializado lentamente en los últimos años” explica el trabajo.

Según el IEEFA el desarrollo estuvo sustentando en las subvenciones estatales

La explotación de Vaca Muerta ha dependido de empresas en participación creadas por el estado y sociedades internacionales que “hasta ahora eran impulsadas son sustanciales subvenciones del Gobierno argentino”.

“La desaparición de esas subvenciones debido al deterioro de la situación fiscal de Argentina ha ido erosionando los compromisos de las empresas extranjeras con Argentina”. A partir de esto es que el informe señala que, sin una inversión “sustancial” por parte de las empresas, “no se pondrán en práctica los ambiciosos planes” para explotar el potencial de Vaca Muerta

Kathy Hipple, analista de IEEFA y autora del informe, ha dicho que Vaca Muerta estaba lejos de cumplir sus promesas incluso antes de que esos dos cataclismos sacudieran la industria energética. En ese sentido, señala que “el fracaso de la explotación de Vaca Muerta ofrece al presidente Alberto Fernández, una oportunidad única para cambiar de rumbo. Su Administración puede aprender del fracaso de la fractura hidráulica en la Cuenca Permian de EE. UU. y evitar el ciclo de auge y caída que parece cada vez más de caída que de auge”.

El informe señala que hay tres problemas principales para Vaca Muerta. El primero es que para aprovecharla “harán falta entre USD 15.000 y USD 20.000 millones por año. El año pasado las empresas tenían previsto invertir solamente USD 4.900 millones en Vaca Muerta, pero probablemente invirtieron menos debido a la inestabilidad política y económica.

Estiman que se necesitan inversiones por entre USD 15.000 y USD 20.000 millones por año para incentivar el crecimiento de Vaca Muerta

El segundo tiene que ver con las pérdidas. El trabajo cita que según IHS Markit, una empresa de investigación del mercado energético mundial con sede en Londres, los activos en Vaca Muerta perderán USD 13.000 millones como consecuencia de la baja del precio del petróleo de USD 60 a 30 dólares por barril. La misma empresa de investigación también predice que la producción no convencional de petróleo en Argentina “caerá más del 30% con respecto al año pasado, quedándose en 90 000 barriles diarios” y recuerda que la administración de Mauricio Macri “había pedido que la producción llegara a más de 150 000 barriles por día”.

“Estas constataciones y las cifras de producción recientes indican que el Plan Energético Argentino de 2018, formulado durante el mandato del Macri, no está saliendo como se esperaba y que el nuevo presidente tiene que volver a escribir el futuro energético de Argentina”, dijo Tom Sanzillo, coautor del informe. “La nueva Administración de Argentina tiene la oportunidad de considerar enfoques alternativos para satisfacer las necesidades energéticas del país y favorecer la recuperación económica”, sentencia.

(Visited 8 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economia

El ajuste llegó a YPF: la petrolera lanzó un plan de retiros voluntarios

Publicado

on

Por

Contempla doble indemnización. Sindicatos dicen que lo quieren pagar en 36 cuotas. La empresa tiene 20.000 empleados y el gremio dice que la reducción apunta bajarlos a 16.000.

Hace casi dos meses, el presidente de YPF -Guillermo Nielsen- dijo que la petrolera “no podía seguir adelante con tantos empleados”. Aunque aclaró que no habría despedidos, estaba anunciando su preocupación. El lunes, la petrolera comenzó a ofrecerle un paquete de retiros voluntarios a los trabajadores que no se encuentran en edad de jubilarse. La medida generó rechazo por parte de Supeh, uno de los sindicatos del sector.

La empresa no informó formalmente qué cantidad de empleados desea que se adhieran al plan de retiros, pero en el gremio hablan de 4.000 trabajadores.

El retiro que ofrece la empresa es el equivalente a una doble indemnización y algún extra como aguinaldo y elegir el mejor salario como base de cálculo. También contempla un plan médico por tres años, con adhesión voluntaria. “YPF ha iniciado un plan de despidos encubiertos para el personal fuera de Convenio. Dicho plan se traduce en una “invitación” para un programa de retiros voluntarios abonando una tentadora indemnización pero pagadera en 36 cuotas”, se queja un comunicado de Supeh.

Los gremios fueron invitados por la conducción de YPF a participar del diálogo para optimizar los recursos y hubo conversaciones. Sin embargo, la comunicación del plan de retiros llegó sin que algunos sindicalistas estuvieran al tanto que eso sucedería, según contaron fuentes gremiales a Clarín.

“En una actualidad como la que nos toca vivir, resulta inaudito enfrentar a la gente a un futuro de desprotección justamente por parte de una empresa del Estado. Todos sabemos cuánto cuesta capacitar a un trabajador petrolero y que en un futuro no demasiado lejano volverán a ser necesarios cuando la actividad se reactive”, marca Supeh.

Invitado por un instituto energético estadounidense a participar de una videoconferencia, Nielsen exhibió números de cantidad de trabajadores por pozo que tenía YPF y los comparó con ese mismo número de otras petroleras. El número mostraba que YPF superaba a otras compañías del sector, tanto regionales como internacionales. Desde el 30 de abril, el CEO de YPF es Sergio Affronti.

“No se sientan obligados ni presionados, piensen que lo que hoy parece tentador puede ser un gran daño en el mediano plazo”, advierte Supeh -cuyo secretario es Antonio Cassia- a sus afiliados. “A las autoridades de la empresa y del Gobierno Nacional les pedimos reflexión”, expresó el gremio en un comunicado.

A fines de mayo, Clarín informó que YPF estudiaba una reducción de sus costos laborales, como consecuencia de la pandemia. La petrolera lo desmintió. Desde el lunes está en marcha su plan de retiros voluntarios.

YPF tiene 20.000 empleados y es la empresa más grande del país, con una facturación de $ 675.000 millones en 2019. El Gobierno nacional buscó que la petrolera se meta en Vicentín, la aceitera en problemas. “En lugar de expandirse hacia nuevos segmentos, deberían cuidar los ingresos petroleros”, aguijonea un sindicalista, que dice tener buen diálogo y aprecio por Affronti.

YPF viene reestructurando sus operaciones de producción y refinación, con el nombramiento de nuevos gerentes responsables de esos segmentos y sus equipos.

(Visited 8 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Economia

Fallo contra Argentina: deberá pagar US$ 224 millones a dos fondos de inversión por el default de 2001

Publicado

on

Por

Lo decidió la Justicia de Nueva York. Se trata de bonos que no fueron presentados a los canjes de 2005 y 2010.

La Justicia de Nueva York falló en contra de la República Argentina y le ordenó al Gobierno a pagar 224,2 millones de dólares a dos fondos de inversión que permanecían en default desde 2001 y no se regularizaron durante los dos canjes de deudas que ofrecieron los gobiernos kirchneristas en 2005 y 2010.

La jueza Loretta Preska, de Nueva York, convalidó el reclamo de los fondos Attestor Master Value (por US$ 67,9 millones) y Trinity Investments (US$ 156,3 millones).

(Visited 7 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Economia

Alberto Fernández y Kristalina Georgieva analizaron la oferta a los bonistas y un posible Stand-By para la Argentina

Publicado

on

Por

El Presidente dialogó con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional para diseñar una hoja de ruta común que incluirá la reestructuración de la deuda externa y el futuro programa económico post COVID-19

Alberto Fernández y Kristalina Georgieva dialogaron para analizar las negociaciones del Gobierno con los bonistas y la futura relación institucional con el Fondo Monetario Internacional (FMI), confirmaron a Infobae tres funcionarios argentinos y uno norteamericano que conocen los detalles de la conversación mantenida entre el Presidente y la directora gerente.

Alberto Fernández estaba en Olivos y Georgieva en Washington, y la conversación desarrollada un día feriado sirvió para acelerar el diseño financiero de la propuesta oficial a los acreedores privados que hoy se registrará en la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC).

El Presidente había solicitado a la directora gerente un informe del staff del FMI estableciendo las condiciones para determinar la sostenibilidad de la deuda externa frente a las exigencias económicas y financieras de los acreedores privados. Una manera técnica-política de explicitar el apoyo del FMI a las negociaciones que estaba emprendiendo Martín Guzmán.

En un hecho inédito para el Fondo, Georgieva aceptó la propuesta de Alberto Fernández y avaló un informe que establecía que Argentina no podía destinar más del 3 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) al año para la deuda externa contraída en moneda extranjera.

Ese límite al gasto público avalado por la directora gerente del FMI implicó que la primera oferta oficial naufragara. Los bonistas se plantaron, y al Presidente y su ministro de Economía no les quedó otra alternativa que enterrar las recomendaciones que Georgieva había mandado a escribir a su staff a pedido de la quinta de Olivos.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, durante una conferencia en Ciudad del Vaticano

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, durante una conferencia en Ciudad del Vaticano

Alberto Fernández explicó a la directora gerente que debía quebrar los límites de sostenibilidad de la deuda recomendados por el FMI, frente a la promesa de evitar un default y cerrar un deal con los bonistas de New York. Georgieva, la principal aliada del Gobierno en Washington, avaló la decisión del jefe de Estado.

La directora gerente del FMI había recomendado -a través de su informe técnico- que el Valor Presente Neto (VPN) de los bonos a canjear no podía pasar el límite de los 49.90 dólares por cada lámina de cien dólares. Y detrás de ese número supuestamente infranqueable, Guzmán se había parapetado ante la ofensiva sistemática de los acreedores privados que pedían -sí o sí- un VPN con “un 5 adelante” (más de 50 dólares).

El aval de Georgieva y la decisión política del Presidente implosionaron la arquitectura financiera de las sucesivas ofertas oficiales que se presentaron a los medios de comunicación. La propuesta que se registrará hoy en la SEC establece que el VPN de la mayoría de los bonos será de 53.4 dólares por cada lámina de 100 dólares. Y en el caso de los Exchange 2005-2010, su Valor Presente Neto pasa los 57 dólares.

El diálogo protagonizado por Alberto Fernández y Georgieva ratificó la alianza estratégica que Olivos tiene con el Fondo Monetario Internacional. Si la directora gerente hubiera dicho que no, Argentina caminaba inexorablemente al default.

Ello no implica que habrá acuerdo entre el Gobierno y los acreedores privados para lograr una reestructuración exitosa de la deuda externa, pero el gesto político de la directora gerente ayuda muchísimo a una negociación trabada que tiene final abierto.

Alberto Fernández y Martín Guzmán en la quinta presidencial de Olivos

Alberto Fernández y Martín Guzmán en la quinta presidencial de Olivos

Además de la negociación con los bonistas, Alberto Fernández y Georgieva analizaron las relaciones institucionales entre la Argentina y el FMI. Se deben 44.000 millones de dólares, y el board del organismo multilateral espera un programa de economía y un plan de pago de esa deuda externa pública.

El Presidente recordó a la directora gerente que su intención es honrar la deuda contraída, pero que su decisión política es evitar los planes de ajuste a cambio de cumplir con el Fondo Monetario Internacional.

La intención de Alberto Fernández es obtener un nuevo Stand-By, ante la opción de acordar un Crédito de Facilidades Extendidas. En el Stand-By hay margen de maniobra para evitar ajustes y reformas vinculadas al sistema previsional -por ejemplo-; en el caso del Crédito de Facilidades Extendidas, se aplica un programa de medidas excepcionales que siempre dejó más perdedores que ganadores.

Si la negociación con los acreedores privados concluye en septiembre, la intención del Presidente y Guzmán es iniciar durante octubre un diálogo de aproximación con el staff técnico del FMI. En este sentido, Alberto Fernández y su ministro de Economía consideran que las negociaciones con Georgieva se estirarán hasta principios de 2021.

El Presidente concluyó satisfecho la conversación con la directora gerente del FMI. Ratificó que Georgieva es su aliada y que podrá contar con su apoyo institucional al momento de negociar los 44.000 millones de dólares que Argentina adeuda al Fondo Monetario Internacional.

Es lo que prometió su mejor amiga en DC.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas