Connect with us

Actualidad

Un héroe argentino recuperó el casco que le salvó la vida en Malvinas: “Gracias a él estoy acá”

Publicado

on

Jorge “Beto” Altieri entra al estudio de Infobae nervioso, sin saberlo a ciencia cierta, pero sospechando que hoy puede ser el día en el que vuelva a sostener el casco que en 1982 se despedazó en el frente al contener las esquirlas del mortero que lo hubiera matado en Malvinas.

Fue a la guerra con 20 años y hoy, con 57 cumplidos esta semana, charla con Joaquín Cavanna, el periodista de Infobae que viajó a Londres a buscar el casco, comprado hace pocos días por un empresario anónimo que tras conocer la historia por este medio, quiso que Altieri lo recupere.

Jorge Altieri junto a Joaquín Cavanna, el periodista que viajó a Londres a buscar el casco del soldado argentino

Jorge Altieri junto a Joaquín Cavanna, el periodista que viajó a Londres a buscar el casco del soldado argentino

Altieri llega junto a Jorge, su hijo de 25 años. Sonríe, hace algún chiste al pasar, quiere mostrarse tranquilo, pero la adrenalina se delata en la forma en que aprieta fuerte con su mano izquierda los dedos de la derecha, inmovilizada al igual que una de sus piernas desde la guerra. También perdió un ojo y parte de la audición. Son apenas las heridas que se ven de Malvinas.

Pablo Deluca, Director de Asuntos Institucionales de Infobae ingresa a la sala y le habla al soldado. Le cuenta de todos los argentinos que siguieron su historia, que quisieron saber, ayudar, del privilegio de poder ser parte de este momento. Cuando la directora periodística,Valeria Cavallo, acerca el casco, le emoción de Altieri es incontenible.

El director de Asuntos Institucionales de Infobae, Pablo Deluca y la directora periodística del medio, Valeria Cavallo, le entregan a Altieri su casco (Maximiliano Luna)

El director de Asuntos Institucionales de Infobae, Pablo Deluca y la directora periodística del medio, Valeria Cavallo, le entregan a Altieri su casco (Maximiliano Luna)

Entre lágrimas se abraza con su hijo y es al primero que le habla. “Este casco me dio todo, me dio la vida, me los dio a ustedes”, le dice. Más tarde, Jorge hijo, admitirá: “Jamás vi llorar a mi papáni por la muerte de su mamá. Lamento no haber compartido muchos momentos con él, pero este no me lo olvido más“.

Entre los primeros recuerdos que aparecen como si volvieran todos juntos, están los nombres de Jorge Bruno y de Daniel Alfredo “El Gordo” Scali, los dos compañeros que lo bajaron herido del monte tras la batalla de Monte Longdon.

Altieri se funde en un abrazo con su hijo, Jorge, al reencontrarse con el casco (Maximiliano Luna)

Altieri se funde en un abrazo con su hijo, Jorge, al reencontrarse con el casco (Maximiliano Luna)

Acto seguido pide permiso para ponerse el casco después de 37 años. “Fijate cómo está roto, los pibes no me lo habrán sacado por temor a romperme más la cabeza, el casco fue conmigo hasta el hospital de Malvinas en Puerto Argentino y recién ahí me lo quitaron. Fue como si me hubieran sacado parte de mi cuerpo, pero ahora lo tengo nuevamente conmigo”.

“Beto” cuenta que entre las primeras cosas que piensa hacer ahora con el casco, está el deseo de llevarlo frente a las bóvedas de sus papás y de sus abuelos. Quedarse un rato con ellos. El plan viene acompañado de una nueva escena que recupera a la distancia, ocurrida en el hospital regional de Comodoro Rivadavia en 1982.

Jorge Altieri muestra el lugar donde impactaron las esquirlas y destrozaron el frente del casco (Maximiliano Luna)

Jorge Altieri muestra el lugar donde impactaron las esquirlas y destrozaron el frente del casco (Maximiliano Luna)

“Cuando fue mi papá a visitarme la primera vez, yo me desperté del coma y lo primero que le pregunto es por mi abuela. Él me dijo que estaba todo bien, pero que por qué le preguntaba. Yo había soñado con ella y ella me había dicho que volviera. En ese momento mi abuela hacía un año que había muerto”, compartió con Infobae, sin sacar  la vista del casco.

Jorge “Beto” Altieri junto a su papá en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia

Jorge “Beto” Altieri junto a su papá en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia

Otra de las personas en la que piensa y a la que le agradece es a Amalita Fortabat. La empresaria se convirtió en su madrina de guerra y fue quien le financió una costosa operación en el oído para que el hijo de Jorge pudiera escuchar. El ex combatiente fue uno de los que sostuvo el cajón de Fortabat tras su muerte en 2012.

El casco no llegó solo. En su interior, en uno de los pliegues del equipo de protección, había un parche del Regimiento de Paracaidistas III británico, cuerpo  que peleó en Monte Longdon el 11 y 12 de junio de 1982 su batalla más importante.

El casco junto al parche de los paracaidistas británicos y las dos cartas con las que lo recibió Altieri

El casco junto al parche de los paracaidistas británicos y las dos cartas con las que lo recibió Altieri

 Además contenía dos cartas, ambas en inglés, la primera parecía estar dirigida de un coleccionista a otro que lamentaba “no haber podido obtener más información sobre el casco”. La segunda era de Wilson a Altieri. En esta segunda carta, el británico manifiesta:

Querido señor Altieri,

Estoy muy contento de que vuelva a tener su casco; su historia es asombrosa. Por favor, ahora sosténgalo fuerte y nunca deje que se lo quiten nuevamente.

Lamento que haya tardado tanto en entregártelo, pero ésta era una de las piezas más preciadas de mi colección y para mí era difícil deshacerme de ella, más aún después de conocer la asombrosa historia que la rodeaba. Soy un veterano submarinista y un coleccionista, así que para mí también fue conflictivo.

Desafortunadamente, a lo largo de estos años he recibido muchos mensajes abusivos que probablemente me hicieron ser más determinante en querer mantener el casco conmigo.

Sin embargo, el empresario anónimo que me contactó fue muy razonable, una persona educada y confié en él para hacer lo correcto.

En cuanto a los precios, esto no es inusual en el Reino Unido y en los Estados Unidos, cuando se trata de una pieza militar de este calibre. No estaba inventando los precios, sin embargo no deja de ser una pieza militar.

De todos modos, disfrute la atención de los medios de comunicación y mantenga el casco en exhibición.

Los mejores deseos. Bruce Wilson

La carta que Wilson le envió a Altieri junto al casco

La carta que Wilson le envió a Altieri junto al casco

“Quiero exponerlo en la provincia, porque Argentina no es solo Buenos Aires, y narrar lo que fue la guerra junto a mis compañeros”, sueña ahora Altieri sobre el destino del casco de vuelta en sus manos. “No pensé que iba a llorar, nunca lloré, lo hice cuando sentí cómo volvían los recuerdos de 1982”, compartió.

La historia del casco: de la Guerra de Malvinas a una subasta en Reino Unido

Hasta hace cuatro años “Beto” pensaba que el casco había desaparecido, que se había quedado para siempre en las Islas. Admitiría más tarde que ni siquiera recordaba haber escrito con birome azul su nombre en su interior. Pero entonces alguien lo llamó para contarle que iba a ser subastado. Intentó comprarlo pero perdió la puja frente a un británico que ofreció mucho más dinero. Nuevamente lo creyó perdido, hasta hace pocas semanas.

“Casco argentino, guerra de las Malvinas. Batalla de Monte Longdon”, decía el anuncio de la tienda virtual ebay, junto a la foto del casco perforado por las esquirlas de un mortero. Debajo estaba el precio: 10.500 libras esterlinas, un poco más de 13.000 dólares o medio millón de pesos argentinos.

“Una rara oportunidad de poseer una pieza impresionante de la historia militar”, había escrito el vendedor oculto tras el user blackrottie. Además contaba sobre la historia del casco. Decía que había sido usado en la Batalla de Monte Longdon, el 11 y 12 de Junio de 1982, que pertenecía al veterano Jorge “Beto” Altieri, quien había recibido “severas lesiones en la cabeza causadas por la metralla de los morteros británicos”.

Además el coleccionista británico aclaraba un dato fundamental, que hacía que el casco adquiriera valor no sólo histórico sino también emocional, y era que el soldado argentino que lo había usado estaba vivo. Sin embargo el 27 de febrero, el día en que cerraba la subasta en la web de compras online más famosa del mundo, el inglés lo quitó 36 minutos antes de la hora final.

“Recibí infinidad de mensajes intimidatorios, amenazas e insultos que me hicieron tomar esa decisión”, explicó Bruce Wilson, el coleccionista y vendedor británico detrás del user blackrottie a Infobae, que había publicado la historia el día anterior provocando gran repercusión en todos los medios nacionales y agencias internacionales, razón por la que no eran pocos los ojos los que estaban tras el minuto a minuto de la subasta.

Uno de los que estaba esa mañana frente a su computadora siguiendo el destino del casco era “Beto”, que admitiría que al ver desaparecer la publicación sintió una mezcla de desilusión y alivio: “Por las heridas que recibí en la cabeza en esa batalla perdí el ojo izquierdo y parte de la audición, no puedo mover el brazo y la pierna derechos, cada día que me miro al espejo recuerdo a Malvinas. Ese casco me salvó la vida, me permitió formar una familia, me dejó caminar por el país homenajeando a mis compañeros de Malvinas. Para mí era y es muy importante tenerlo“.

Más tarde se conocería la aparición del empresario anónimo que tras conocer la historia, había comprado la reliquia. Poco después una carta de Wilson sumaría más detalles: “Ahora el casco puede volver una vez más con el Señor Altieri y esta increíble historia hoy ha dado un giro completo. Espero que ahora el veterano argentino encuentre algo de paz y le deseo todo lo mejor”, escribió el británico.

Jorge “Beto” Altieri en Malvinas

Muy temprano el viernes 9 de abril de 1982 llegó a casa de los Altieri  en Lanús la citación del Regimiento 7 de La Plata. “Prefiero morir en la guerra y no quedarme acá como un cobarde”, le habría dicho a su madre, que había roto en llanto intentando que no se lo lleven.

Estuvo sólo seis días en el cuartel de La Platas y el 13 de abril partió. Dos días después pisó por primera vez las Islas Malvinas y con sólo 20 años se encontró cara a cara con la guerra. “Beto” estuvo en primera línea de combate en la Batalla de Monte Longdon. “Malvinas está presente todos los días en mi vida, porque cuando me levanto me tengo que vestir con una mano, atarme la zapatilla con una mano, limpiarme el ojo, con una mano. Me miro al espejo y veo Malvinas”, confesaba hace apenas unos años.

(Visited 93 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

IMPORTANTE DONACIÓN DE INSUMOS RECIBIÓ EL HOSPITAL DE USPALLATA

Publicado

on

El Hospital de Uspallata recibió una importante donación de insumos por parte de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días, a este acto concurrieron integrantes de la Iglesia, autoridades del Hospital de Uspallata y Delegación Municipal Uspallata.
La entrega se realizó en la Iglesia ubicada en Calle Las Heras, las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Adrián Sidan, quien destacó la labor solidaria que cumplen en el mundo entero, llegando en esta oportunidad al valle de Uspallata, por su parte el Director del Nosocomio agradeció el gesto de la donación las que manifestó desde mañana mismo será parte de los insumos que servirán a los profesionales para afrontar esta pandemia.
• Camisolines SMS 45 grs – Cajón x 100u.
• Barbijos quirúrgicos tricapa – Cajón de 2000 u.
• Antiparras Fravida M.1702 – Caja x 30 u.
• Protectores faciales Apolo 11 – Caja x 1 unidad
• Guantes descartables (Cajón x 1000u) grande
• Guantes descartables (Cajón x 1000u) mediano
• Guantes descartables (Cajón x 1000u) chico
• Termómetro infrarrojo
• Alcohol en gel, 5L (Caja x 4 Bidones)

Finalizado el acto de entrega dialogamos con el representante de la Iglesia y Director del Nosocomio

(Visited 634 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Actualidad

EL INTENDENTE DE LAS HERAS VISITO EL VALLE DE USPALLATA  CON ANUNCIOS, FUE ACOMPAÑADO POR LA MINISTRA DE SALUD  DE LA PROVINCIA

Publicado

on

En  el marco de las actividades previstas para este nuevo aniversario del  Distrito de Uspallata, el Intendente de la Municipalidad de Las Heras  Dr MARIO OROZCO, y la Ministra de Salud de la Provincia de Mendoza  ANA MARÍA NADAL, En este  simbólico acto también contó con la presencia  de la reina uspallatina CANDELA AVILA, autoridades de Gendarmería, del Ejercito, policial y municipal, además de vecinos.

.También se premiaron  a los ocho ganadores del Concurso de Fotografía y Audiovisual

El Intendente en su saludo reconoció la importancia de este nuevo aniversario, a la vez que al ser consultado por la situación de Altos Verdes, barrio este que espera hace tiempo una solución a los problemas que vienen padeciendo, reconociendo que se está trabajando en el particular, que luego de la firma que realizara el municipio con autoridades de Aysam,  lleva tranquilidad a los vecinos , al manifestar que ya está  la licitación la que pueden ver los interesados, pensando que muy pronto se solucionaran los problemas no solo a altos verdes sino otro distrito del Departamento.

Consultado sobre el turismo interno de alta montaña, reconoció que era una  necesidad  para los prestadores de alta montaña, aprovechó también para recordar que el compromiso de las Plazas en el distrito se vieron desestabilizadas por  el fallecimiento de dos de sus funcionarios a causa del COVID 19,  aprovecho para decir que espera  llegar a pavimentar las calles adyacentes  al Gimnasio Municipal, sumando el ingreso al hospital de Uspallata.

Por su parte la Ministra de Salud, destaco el trabajo que se viene realizando en el Distrito desde el Hospital de Uspallata, destacando el trabajo no solo del Director del nosocomio sino de todos los integrantes de ese nosocomio.

(Visited 456 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Actualidad

LLEGA A USPALLATA EL MOVIL GINECOLOGICO

Publicado

on

Será este jueves 29 y viernes 30 en el Informador Turístico (Ruta 7 y Ruta 52). En el marco del mes de la prevención de cáncer de mama, se realizarán las prestaciones por orden de llegada, de 11 a 14 horas.

El Móvil Ginecológico que durante este mes de prevención del cáncer de mama recorre diferentes puntos de Las Heras, esta semana llega a Uspallata. Estas unidades móviles sanitarias están destinadas a recorrer la totalidad del territorio mendocino, asegurando que cada mujer que lo requiera pueda acceder a controles mamarios, Papanicolau (PAP), colposcopia, colocación de DIU y entrega de métodos anticonceptivos.

Este jueves 29 y viernes 30, el móvil  realizará prestaciones,  de 11 a 14 horas, en el Informador Turístico Uspallata (Ruta 7 y Ruta 52). Las interesadas deberán presentar DNI, no poseer obra social para acceder a turnos por orden de llegada con la atención de hasta ocho pacientes para ginecología y ocho para mamografía.

Desde comienzos de octubre, la Municipalidad de Las Heras puso a disposición el móvil ginecológico del Plan de Cuidado Integral de la Salud de la Mujer del área de Salud Sexual y Reproductiva de la Provincia, para realizar prestaciones a la comunidad lasherina.

El móvil ginecológico cuenta con un licenciado en Obstetricia y un técnico en Mamografía, para realizar PAP, colposcopia, colocación de DIU e implantes hormonales, además de entregar métodos anticonceptivos.

Paula Robello, directora de Salud de Las Heras, explicó que “vamos a trasladar a Uspallata los mismos servicios que hemos prestado aquí, además de conseguir turnos para estudios de mayor complejidad en hospitales provinciales”.

El PAP es un examen destinado a detectar en forma temprana anomalías en el cuello uterino para el diagnóstico precoz del cáncer cervicouterino; el examen es practicado en mujeres desde los 25 años, cuando no están menstruando, y no han tenido relaciones sexuales hasta dos días antes.

La mamografía es uno de los estudios más eficaces en la detención del cáncer de mama, no requiere recomendaciones clínicas, y se recomienda para mujeres mayores de 50 años excepto prescripción médica.

La colposcopia controla cambios en la salud del cuello uterino, vagina y vulva controlando el correcto funcionamiento o detectando en forma temprana células anormales.

En la actualidad existe hasta un 65 por ciento menos de mamografías realizadas; entonces es muy importante hacer la temprana detención, porque para el cáncer de mama es fundamental la detección precoz.

La detección precoz del cáncer de mama reduce el riesgo de morir por la enfermedad en más de un 30 por ciento, por lo que es necesario que las mujeres comiencen a hacerse mamografías a partir de los 50 años de edad, o antes, si consideran que están en alto riesgo y tienen recomendación ginecológica.

(Visited 138 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas