Connect with us

Coronavirus

“Siento que tengo demencia”: la ‘niebla mental’ es una epidemia entre los sobrevivientes de COVID-19

Publicado

on

Los científicos no están seguros de la causa de la obnubilación, que varía mucho y afecta incluso a personas que solo presentaron síntomas leves a causa del COVID-19 y que no tenían enfermedades preexistentes

Después de contraer coronavirus en marzo, Michael Reagan olvidó todos los recuerdos de sus doce días de vacaciones en París, a pesar de que el viaje había sido unas semanas antes.

Varias semanas después de que Erica Taylor se recuperó de sus síntomas de náuseas y tos por COVID-19, se volvió despistada y olvidadiza, y ni siquiera podía reconocer su propio auto, el único Toyota Prius en el estacionamiento de su complejo de apartamentos.

Lisa Mizelle, una enfermera especializada veterana de una clínica de urgencias, que enfermó a causa del virus en julio, ahora olvida los tratamientos de rutina y los análisis de laboratorio, y debe consultar con sus colegas la terminología que solía saber automáticamente.

Salgo de la habitación y no puedo recordar lo que el paciente acaba de decir”, aseguró, y añadió que si no hubiera agotado su permiso por incapacidad se tomaría más tiempo libre.

“Me asusta pensar que estoy trabajando”, dijo Mizelle, de 53 años. “Siento que tengo demencia”.

Este síntoma se está dando a conocer como “niebla mental” por COVID-19: se trata de síntomas cognitivos preocupantes entre los que pueden estar la pérdida de la memoria, confusión, dificultad para concentrarse, mareos y dificultad para comprender palabras cotidianas. Cada vez hay más sobrevivientes de COVID-19 que afirman que la obnubilación está perjudicando su capacidad para trabajar y vivir con normalidad.

“Hay miles de personas que la padecen”, señaló Igor Koralnik, director de enfermedades neuroinfecciosas en el centro médico de Northwestern Medicine en Chicago, quien ya ha atendido a cientos de sobrevivientes en una clínica que atiende a personas que sufrieron de COVID-19. El efecto en la fuerza laboral que se ve afectada va a ser significativo, añadió.

Pacientes se recuperan de la Covid-19 en el área de rehabilitación del hospital Cayetano Heredia, en Lima (Perú). EFE/ Paolo Aguilar/Archivo
Pacientes se recuperan de la Covid-19 en el área de rehabilitación del hospital Cayetano Heredia, en Lima (Perú). EFE/ Paolo Aguilar/Archivo

Los científicos no están seguros de la causa de la obnubilación, que varía mucho y afecta incluso a personas que solo presentaron síntomas leves a causa del COVID-19 y que no tenían enfermedades preexistentes. Las teorías más destacadas son que surge cuando la respuesta inmunitaria del cuerpo ante el virus no se detiene o que se debe a la inflamación de los vasos sanguíneos que van al cerebro.

La confusión, el delirio y otros tipos de trastornos a las funciones mentales, llamados encefalopatía, se han producido durante la hospitalización por problemas respiratorios derivados del COVID-19, y un estudio reveló que esos pacientes necesitaban periodos de hospitalización más prolongados, tenían índices de mortalidad más elevados y a menudo no podían realizar sus actividades diarias inmediatamente después de la hospitalización.

No obstante, las investigaciones acerca de la “niebla mental” de larga duración apenas están comenzando. Un informe francés de agosto sobre 120 pacientes que habían sido hospitalizados reveló que el 34 por ciento tenía pérdida de memoria y el 27 por ciento tenía problemas de concentración meses después.

En una encuesta que se publicará próximamente y que se realizó entre 3930 miembros de Survivor Corps, un grupo de personas que se han puesto en contacto para hablar sobre la vida después del COVID-19, más de la mitad reportó que tuvo dificultades para concentrarse o enfocarse, comentó Natalie Lambert, profesora de investigación adjunta de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana, quien ayudó a dirigir el estudio. Fue el cuarto síntoma más común de las 101 afecciones físicas, neurológicas y psicológicas a largo y corto plazo que informaron los sobrevivientes. Una tercera parte o más de los encuestados reportó problemas de memoria, mareos o confusión.

“Es debilitante”, afirmó Rick Sullivan, de 60 años, de Brentwood, California, quien ha tenido episodios de confusión mental desde julio, después de superar una batalla de varias semanas con problemas respiratorios y dolores corporales a causa del COVID-19. “Me vuelvo casi catatónico. Siento como si estuviera anestesiado”.

EFE

Los estragos del trabajo

Cuando Taylor, de 31 años, se contagió a mediados de junio, pensó que solo necesitaría un breve descanso de su trabajo como abogada en una organización sin fines de lucro de Atlanta que ayuda a inquilinos de bajos ingresos.

No obstante, se desorientó tanto que lavó el control remoto del televisor con su ropa sucia y tuvo que devolver un perro que había adoptado recientemente porque no podía confiar en sí misma para cuidar de una mascota.

Una mañana, “todo en mi cerebro era estática”, narró. “Estaba sentada al borde de la cama, llorando y pensando: ‘Algo anda mal; debería estar pidiendo ayuda’, pero no podía recordar qué debía pedir o a quién debía pedírselo. Olvidé quién era y dónde estaba”.

En julio, creyó que había mejorado y le dijo a su jefe que podía volver, pero después de otro episodio de “estática”, le envió un mensaje que decía: “Tengo miedo. De verdad quiero volver al trabajo, pero me sigo cansando y confundiendo mucho”. Él le sugirió que descansara y se curara.

Volvió a trabajar a principios de agosto, pero su mente divagaba y leer correos electrónicos le parecía “como leer en griego”, explicó. En septiembre, su jefe la instó a que tomara un permiso de trece semanas.

Al final llegaron a la conclusión de que debía dejar mi puesto”, dijo Taylor, quien solicitó ser voluntaria de la organización sin fines de lucro mientras estaba de licencia, pero le dijeron que no. “Para ser sincera, estoy destrozada”.

Reagan, de 50 años, quien pasó cinco días entrando y saliendo de hospitales, al principio retomó su trabajo como especialista vascular para una empresa que fabrica endoprótesis y catéteres.

Militares y trabajadores de la salud aplauden al paciente Arturo Cardoso, quien se recuperó de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), al ser dado de alta de un hospital militar en Ciudad Juárez, México. Octubre 7, 2020. REUTERS/José Luis GonzálezMilitares y trabajadores de la salud aplauden al paciente Arturo Cardoso, quien se recuperó de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), al ser dado de alta de un hospital militar en Ciudad Juárez, México. Octubre 7, 2020. REUTERS/José Luis González

Sin embargo, los temblores en los dedos y las convulsiones, síntomas neurológicos que a veces acompañan a la obnubilación, significaban que “de ninguna manera iba a entrar a una cirugía a enseñarle a un médico cómo suturar una arteria”, señaló.

En las reuniones, “no logro encontrar las palabras”, dijo Reagan, quien ahora se ha tomado una licencia. “Siento que sueno como un idiota”.

Antes de que Mizelle se contagiara del virus en julio y fuera hospitalizada con neumonía durante cinco días en agosto, atendía sola a seis pacientes por hora en su clínica de Huntsville, Alabama, pero recientemente, afirmó: “Le dije a nuestra programadora que no puedo trabajar sola porque soy lenta para pensar, estoy mareada y solo necesito que alguien más esté allí para trabajar conmigo”.

Dijo que, a veces, en las salas de auscultación “trato de ser hábil con el paciente para que no se dé cuenta, porque uno no quiere que su médico no tenga claridad de pensamiento, lo cual es bastante aterrador”.

En busca de respuestas a una causa misteriosa

La causa de la “niebla mental” es un misterio en parte porque los síntomas son muy variados.

La respuesta más sencilla es que la gente sigue teniendo una activación inmunitaria persistente después de que la infección inicial remitió”, aseveró Avindra Nath, director del departamento de infecciones del sistema nervioso del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de Estados Unidos.

Un hombre camina junto a sus cabras frente al Hospital San Juan de Dios, donde se atiende a pacientes de coronavirus. EFE/Esteban Biba/Archivo
Un hombre camina junto a sus cabras frente al Hospital San Juan de Dios, donde se atiende a pacientes de coronavirus. EFE/Esteban Biba/Archivo

La inflamación de los vasos sanguíneos, o de las células que recubren los vasos, podría estar relacionada, señaló Serena Spudich, directora del departamento de infecciones neurológicas y neurología global de la Escuela de Medicina de Yale. Las moléculas inflamatorias que se liberan en respuestas inmunitarias efectivas, “también pueden ser una especie de toxinas, que afectan en especial al cerebro”, dijo.

Los accidentes cerebrovasculares minúsculos pueden ocasionar algunos síntomas, comentó Dona Kim Murphey, neuróloga y neurocientífica, quien ha experimentado en carne propia problemas neurológicos luego del coronavirus, incluyendo el “síndrome de la mano ajena”, en el que sintió una “sensación muy extraña en mi mano izquierda, como si no entendiera por qué estaba en la posición en la que se encontraba, lo cual me cautivó de verdad”.

Otras posibles causas son las reacciones autoinmunes “cuando los anticuerpos atacan por error a las células nerviosas”, explicó Spudich.

Cuando los nervios dañados envían señales erróneas, pueden presentarse síntomas como hormigueo o entumecimiento, dijo Allison Navis, especialista en enfermedades neuroinfecciosas del Sistema de Salud Monte Sinaí. Algunas personas que padecen obnubilación siguen presentando problemas pulmonares o cardíacos que pueden exacerbar los síntomas neurológicos.

Los neurólogos aseguran que, hasta ahora, las resonancias magnéticas no han mostrado áreas cerebrales dañadas.

(Visited 55 times, 1 visits today)

Coronavirus

Cuáles serán las cinco etapas del plan de vacunación a los docentes

Publicado

on

Por

Tras el escándalo del vacunatorio VIP, el Gobierno anunció que se inmunizará a los educadores con el millón de dosis de Sinopharm que llegará desde China

Luego de que Carla Vizzotti les comunicara a los ministros de Salud provinciales que comenzarán a inmunizar a los docentes con las dosis de Sinopharm que llegarán de China, el Gobierno definió cuáles serán los grupos prioritarios para ese plan de vacunación.

El anuncio lo hicieron la flamante Ministra de la cartera sanitaria nacional y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en la reunión del Consejo Federal de Salud que se llevó a cabo en la tarde de este martes. Posteriormente, confirmaron la decisión públicamente a través de un comunicado: “Se ha decido destinar las vacunas de Sinopharm al personal docente y no docente de las escuelas que abarca una población total de 1.458.000 en todo el país. Esta decisión ratifica los consensos construidos en el seno del Consejo Federal de Educación, conformado por los 24 ministros del país, para establecer el orden de vacunación docente”.

“El 2020 fue un año excepcional y esta vacuna nos permitirá ir recuperando la normalidad que nos arrebató la pandemia. Estamos en proceso de recuperación de la presencialidad en nuestras aulas, espacio donde se trabaja todos los días por igualar derechos y oportunidades. Son nuestras maestras y maestros quienes llevan adelante esta tarea en coordinación con los auxiliares, directivos y todo el personal que integra nuestra instituciones educativas”, completó el texto difundido.

De esta forma, a pocos días del comienzo de las clases en la mayor parte del país, el Gobierno de Alberto Fernández decidió empezar a vacunar al personal docente con el fin de inmunizar la mayor cantidad posible de maestros en el inicio del año electivo. Asimismo, la decisión es un paso más en el camino que quieren seguir en la Casa Rosada para poner el foco en la gestión, luego del escándalo por los vacunados VIP.

Vizzotti y Cafiero anunciaron la vacunación de los docentes en la reunión del Concejo Federal de la SaludVizzotti y Cafiero anunciaron la vacunación de los docentes en la reunión del Concejo Federal de la Salud

En esa dirección, las autoridades nacionales establecieron las 5 etapas del plan:

1) En el primer grupo estará el personal de dirección y gestión, el de supervisión e inspección, los docentes frente a alumnos y alumnas de nivel Inicial (incluye ciclo maternal), los de primer ciclo del nivel primario, (1°, 2° y 3° grado) y los de educación especial. Cantidad: 457.694.

2) En el segundo grupo se contempla al personal de apoyo a la enseñanza, todo otro personal sin designación docente pero que trabaja en establecimientos educativos de la educación obligatoria en distintas áreas y servicios. Cantidad: 247.413.

3) En el tercero estarán los docentes frente a alumnos y alumnas de nivel primario, del segundo ciclo de 4° a 6°/7° grados. Cantidad: 148.692.

4) El cuarto grupo estará conformado por los docentes frente a alumnos y alumnas de nivel secundario, de educación permanente para jóvenes y adultos en todos sus niveles e instructores de formación profesional. Cantidad: 331.099.

5) Finalmente, en el último grupo estarán los docentes y no docentes de institutos de educación superior y universidades. .Cantidad 273.185.

Un avión de Aerolíneas Argentinas partió rumbo a Beijing para traer al país un millón de vacunas de SinopharmUn avión de Aerolíneas Argentinas partió rumbo a Beijing para traer al país un millón de vacunas de Sinopharm

A su vez, se aclaró que el millón de dosis de la vacuna Sinopharm no será exclusivo para los docentes, pero que esas son las líneas prioritarias. Es decir que, a medida que se vayan destinando las vacunas, se avanzará en esa priorización por grupos.

Este martes, cerca de las 13, partió el vuelo AR1050 de Aerolíneas Argentinas con destino a Beijing para traer el container de dosis chinas. El vuelo llegará el jueves a las 21:50. En el envío vendrán 904.000 dosis, mientras que en los días siguientes arribará un vuelo de línea con 96.000 dosis más que completan el 1.000.000 de dosis adquiridas. Las vacunas serán repartidas durante el fin de semana.

 El 1° de marzo, fecha de inicio de clases en la mayor parte del país, comenzaría la vacunación al personal docente, una preocupación que tenían los gremios docentes y que la semana pasada se la plantearon al Presidente, quien les había prometido un anuncio en el corto plazo.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Brasil aprobó el uso de la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el coronavirus

Publicado

on

Por

El regulador sanitario brasileño le otorgó una autorización para su uso en general, no sólo de emergencia, como es el caso de los inoculantes de Sinovac y AstraZeneca. Sin embargo, el gobierno de Bolsonaro no ha adquirido ninguna dosis del preparado estadounidense

La Agencia Nacional de vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil concedió este martes el registro en carácter definitivo para la vacuna Cominarty, desarrollada por la farmacéutica estadounidense Pfizer y el laboratorio BioNtech, el primero en esa instancia otorgado por el país sudamericano.

“Después de un período de análisis de 17 días, la Gerencia General de Medicamentos, de la Segunda Directiva (del ente regulador), concedió el primer registro de una vacuna contra el COVID-19, para su uso amplio, en las Américas”, señaló la Anvisa en un comunicado.

Sin embargo, el inmunizante no está disponible en el país y las negociaciones para su adquisición se han visto trabadas por una negativa del Gobierno brasileño, al igual que lo han hecho Argentina y Venezuela, de aceptar una supuesta cláusula de eximir de responsabilidad al fabricante por eventuales efectos colaterales.

La Cominarty presentó una eficacia del 90 % en los análisis preliminares de la tercera fase de sus estudios.

Jeringas de la vacuna Pfizer-BioNTec en EEUU (REUTERS/Kamil Krzaczynski)Jeringas de la vacuna Pfizer-BioNTec en EEUU (REUTERS/Kamil Krzaczynski)

La vacuna germano-estadounidense “tuvo su seguridad, calidad y eficacia, comprobadas y atestadas por el equipo técnica de la Anvisa que prosigue en su trabajo de proteger la salud de los brasileños. Esperamos que otras vacunas estén en breve siendo evaluadas y aprobadas”, destacó el director de la Anvisa, Antonio Barra Torres.

Las vacunas Coronavac, de la farmacéutica china Sinovac, y Covishield, del laboratorio anglo-sueco AstraZeneca y la universidad británica de Oxford, tienen un registro en carácter de emergencia y son las únicas que están siendo aplicadas en el país, que también analiza la rusa Sputnik V y la india Covaxin, de Bharat Biotech.

AstraZeneca y Oxford ya pidieron el registro definitivo de su vacuna ante las autoridades sanitarias de Brasil, mientras que Sinovac deberá hacerlo en próximos días.

Frascos de la vacuna Pfizer-BioNTech (REUTERS/Denis Balibouse)Frascos de la vacuna Pfizer-BioNTech (REUTERS/Denis Balibouse)

En agosto del año pasado, el Gobierno descartó la compra del inmunizante de Pfizer y apostó en el de AstraZeneca y Oxford, del cual compró anticipadamente 110 millones de dosis para ser envasadas y luego fabricadas localmente en el laboratorio estatal Fiocruz.

No obstante, el estado de San Pablo se adelantó y adquirió 46 millones de dosis de Coronavac para ser luego envasadas y fabricadas por el Instituto Butantan, lo que hizo que el Gobierno federal comprase las dosis de la vacuna china para suplir la falta de la anglo-sueca.

Este martes, el Gobierno recibió en el aeropuerto de Guarulhos -que opera para San Pablo- un segundo lote de dos millones de dosis de la vacuna de Astrazeneca y Oxford para continuar la campaña de inmunización junto con las de Coronavac, que alcanzan los 17 millones de frascos entregados.

El Gobierno, además, firmó la semana pasada un contrato para la compra de una producción adicional de 54 millones de Coroavac, para un total de millones de dosis del inmunizante chino.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Uruguay comenzará su campaña de vacunación contra el COVID-19 el 1 de marzo

Publicado

on

Por

Así lo anunció el presidente Luis Lacalle Pou. Se espera que entre el 25 y 26 de febrero lleguen 192.000 dosis de la vacuna de Sinovac, mientras que el 8 de marzo arribarán 460.000 de aquella desarrollada por Pfizer

El presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, anunció este lunes que la campaña de vacunación contra el COVID-19 en el país sudamericano comenzará el próximo 1 de marzo.

Su administración espera que pocos días antes -entre la noche del 25 de febrero y la madrugada del 26- lleguen 192.000 dosis de la vacuna desarrollada por el laboratorio chino Sinovac, mientras que el 8 de marzo esperan el arribo de 460.000 dosis de los inoculantes de Pfizer.

En una conferencia de prensa desde la Torre Ejecutiva, Lacalle Pou detalló que esta última será destinada al personal de salud, mientras que la otra se utilizará, en la primera etapa de la campaña, en personal educativo, de seguridad y bomberos en actividad y trabajadores del Instituto Nacional del Niño y Adolescente (INAU). Todos los receptores serán menores de 60 años.

Una decisión de la misma naturaleza con respecto a fue tomada en Chile, cuyas autoridades citaron falta de evidencia sobre su efectividad en mayores de ese grupo etario. Previo a ellos se vacunará el personal que administrará los inoculantes. Ese proceso se llevará a cabo entre el 27 y 28 de febrero.

La vacuna de Pfizer, en tanto, será utilizada para inocular al personal sanitario. El mandatario indicó que ello responde a “razones técnicas”. Es decir, una mayor efectividad (la de Pfizer tiene un 95 por ciento contra el 50,3 de Sinovac). “Por la tarea del personal de la salud de estar en primera línea se decidió vacunar con las dosis de Pfizer a todos los profesionales”. Y dijo que para finales del tercer mes del año el país contará con dos millones de dosis. El resto de las esperadas también son alrededor de 1,5 millones de Sinovac, que están agendadas para el 15 de marzo.

En otro orden, Lacalle Pou indicó que “aquellos que hayan tenido la enfermedad y tengan un test de anticuerpos podrán entrar a Uruguay sin hacer cuarentena”. A nivel general, el 19 de febrero el país prorrogó el la limitación del derecho de reunión por 30 días.

La normativa aprobada en el Parlamento, que ya establecía la posible prórroga de un mes y por ello no precisa un nuevo trámite legislativo, limita el derecho de reunión, reflejado en el artículo 38 de la Constitución cuando haya “aglomeraciones de personas que generen un notorio riesgo sanitario”.

La nueva disposición del Ejecutivo estableció en sus consideraciones que “si bien no se han alcanzado las cifras proyectadas por los científicos expertos y que motivaron la adopción de las referidas medidas restrictivas, se verifica que aún no se ha logrado disminuir ni mantener el índice de positividad” en el país.

Poco antes del anuncio del presidente, la entidad sanitaria del país reportó 500 nuevos casos positivos de la enfermedad, más de la mitad de ellos en montevideo. Desde el comienzo de la pandemia, el país sudamericano ha registrado 53.310 contagios de COVID-19. 583 de ellos resultaron en fallecimientos, 9 de ellos durante las últimas 24 horas.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas