Connect with us

Coronavirus

“Siento que tengo demencia”: la ‘niebla mental’ es una epidemia entre los sobrevivientes de COVID-19

Publicado

on

Los científicos no están seguros de la causa de la obnubilación, que varía mucho y afecta incluso a personas que solo presentaron síntomas leves a causa del COVID-19 y que no tenían enfermedades preexistentes

Después de contraer coronavirus en marzo, Michael Reagan olvidó todos los recuerdos de sus doce días de vacaciones en París, a pesar de que el viaje había sido unas semanas antes.

Varias semanas después de que Erica Taylor se recuperó de sus síntomas de náuseas y tos por COVID-19, se volvió despistada y olvidadiza, y ni siquiera podía reconocer su propio auto, el único Toyota Prius en el estacionamiento de su complejo de apartamentos.

Lisa Mizelle, una enfermera especializada veterana de una clínica de urgencias, que enfermó a causa del virus en julio, ahora olvida los tratamientos de rutina y los análisis de laboratorio, y debe consultar con sus colegas la terminología que solía saber automáticamente.

Salgo de la habitación y no puedo recordar lo que el paciente acaba de decir”, aseguró, y añadió que si no hubiera agotado su permiso por incapacidad se tomaría más tiempo libre.

“Me asusta pensar que estoy trabajando”, dijo Mizelle, de 53 años. “Siento que tengo demencia”.

Este síntoma se está dando a conocer como “niebla mental” por COVID-19: se trata de síntomas cognitivos preocupantes entre los que pueden estar la pérdida de la memoria, confusión, dificultad para concentrarse, mareos y dificultad para comprender palabras cotidianas. Cada vez hay más sobrevivientes de COVID-19 que afirman que la obnubilación está perjudicando su capacidad para trabajar y vivir con normalidad.

“Hay miles de personas que la padecen”, señaló Igor Koralnik, director de enfermedades neuroinfecciosas en el centro médico de Northwestern Medicine en Chicago, quien ya ha atendido a cientos de sobrevivientes en una clínica que atiende a personas que sufrieron de COVID-19. El efecto en la fuerza laboral que se ve afectada va a ser significativo, añadió.

Pacientes se recuperan de la Covid-19 en el área de rehabilitación del hospital Cayetano Heredia, en Lima (Perú). EFE/ Paolo Aguilar/Archivo
Pacientes se recuperan de la Covid-19 en el área de rehabilitación del hospital Cayetano Heredia, en Lima (Perú). EFE/ Paolo Aguilar/Archivo

Los científicos no están seguros de la causa de la obnubilación, que varía mucho y afecta incluso a personas que solo presentaron síntomas leves a causa del COVID-19 y que no tenían enfermedades preexistentes. Las teorías más destacadas son que surge cuando la respuesta inmunitaria del cuerpo ante el virus no se detiene o que se debe a la inflamación de los vasos sanguíneos que van al cerebro.

La confusión, el delirio y otros tipos de trastornos a las funciones mentales, llamados encefalopatía, se han producido durante la hospitalización por problemas respiratorios derivados del COVID-19, y un estudio reveló que esos pacientes necesitaban periodos de hospitalización más prolongados, tenían índices de mortalidad más elevados y a menudo no podían realizar sus actividades diarias inmediatamente después de la hospitalización.

No obstante, las investigaciones acerca de la “niebla mental” de larga duración apenas están comenzando. Un informe francés de agosto sobre 120 pacientes que habían sido hospitalizados reveló que el 34 por ciento tenía pérdida de memoria y el 27 por ciento tenía problemas de concentración meses después.

En una encuesta que se publicará próximamente y que se realizó entre 3930 miembros de Survivor Corps, un grupo de personas que se han puesto en contacto para hablar sobre la vida después del COVID-19, más de la mitad reportó que tuvo dificultades para concentrarse o enfocarse, comentó Natalie Lambert, profesora de investigación adjunta de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana, quien ayudó a dirigir el estudio. Fue el cuarto síntoma más común de las 101 afecciones físicas, neurológicas y psicológicas a largo y corto plazo que informaron los sobrevivientes. Una tercera parte o más de los encuestados reportó problemas de memoria, mareos o confusión.

“Es debilitante”, afirmó Rick Sullivan, de 60 años, de Brentwood, California, quien ha tenido episodios de confusión mental desde julio, después de superar una batalla de varias semanas con problemas respiratorios y dolores corporales a causa del COVID-19. “Me vuelvo casi catatónico. Siento como si estuviera anestesiado”.

EFE

Los estragos del trabajo

Cuando Taylor, de 31 años, se contagió a mediados de junio, pensó que solo necesitaría un breve descanso de su trabajo como abogada en una organización sin fines de lucro de Atlanta que ayuda a inquilinos de bajos ingresos.

No obstante, se desorientó tanto que lavó el control remoto del televisor con su ropa sucia y tuvo que devolver un perro que había adoptado recientemente porque no podía confiar en sí misma para cuidar de una mascota.

Una mañana, “todo en mi cerebro era estática”, narró. “Estaba sentada al borde de la cama, llorando y pensando: ‘Algo anda mal; debería estar pidiendo ayuda’, pero no podía recordar qué debía pedir o a quién debía pedírselo. Olvidé quién era y dónde estaba”.

En julio, creyó que había mejorado y le dijo a su jefe que podía volver, pero después de otro episodio de “estática”, le envió un mensaje que decía: “Tengo miedo. De verdad quiero volver al trabajo, pero me sigo cansando y confundiendo mucho”. Él le sugirió que descansara y se curara.

Volvió a trabajar a principios de agosto, pero su mente divagaba y leer correos electrónicos le parecía “como leer en griego”, explicó. En septiembre, su jefe la instó a que tomara un permiso de trece semanas.

Al final llegaron a la conclusión de que debía dejar mi puesto”, dijo Taylor, quien solicitó ser voluntaria de la organización sin fines de lucro mientras estaba de licencia, pero le dijeron que no. “Para ser sincera, estoy destrozada”.

Reagan, de 50 años, quien pasó cinco días entrando y saliendo de hospitales, al principio retomó su trabajo como especialista vascular para una empresa que fabrica endoprótesis y catéteres.

Militares y trabajadores de la salud aplauden al paciente Arturo Cardoso, quien se recuperó de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), al ser dado de alta de un hospital militar en Ciudad Juárez, México. Octubre 7, 2020. REUTERS/José Luis GonzálezMilitares y trabajadores de la salud aplauden al paciente Arturo Cardoso, quien se recuperó de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), al ser dado de alta de un hospital militar en Ciudad Juárez, México. Octubre 7, 2020. REUTERS/José Luis González

Sin embargo, los temblores en los dedos y las convulsiones, síntomas neurológicos que a veces acompañan a la obnubilación, significaban que “de ninguna manera iba a entrar a una cirugía a enseñarle a un médico cómo suturar una arteria”, señaló.

En las reuniones, “no logro encontrar las palabras”, dijo Reagan, quien ahora se ha tomado una licencia. “Siento que sueno como un idiota”.

Antes de que Mizelle se contagiara del virus en julio y fuera hospitalizada con neumonía durante cinco días en agosto, atendía sola a seis pacientes por hora en su clínica de Huntsville, Alabama, pero recientemente, afirmó: “Le dije a nuestra programadora que no puedo trabajar sola porque soy lenta para pensar, estoy mareada y solo necesito que alguien más esté allí para trabajar conmigo”.

Dijo que, a veces, en las salas de auscultación “trato de ser hábil con el paciente para que no se dé cuenta, porque uno no quiere que su médico no tenga claridad de pensamiento, lo cual es bastante aterrador”.

En busca de respuestas a una causa misteriosa

La causa de la “niebla mental” es un misterio en parte porque los síntomas son muy variados.

La respuesta más sencilla es que la gente sigue teniendo una activación inmunitaria persistente después de que la infección inicial remitió”, aseveró Avindra Nath, director del departamento de infecciones del sistema nervioso del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de Estados Unidos.

Un hombre camina junto a sus cabras frente al Hospital San Juan de Dios, donde se atiende a pacientes de coronavirus. EFE/Esteban Biba/Archivo
Un hombre camina junto a sus cabras frente al Hospital San Juan de Dios, donde se atiende a pacientes de coronavirus. EFE/Esteban Biba/Archivo

La inflamación de los vasos sanguíneos, o de las células que recubren los vasos, podría estar relacionada, señaló Serena Spudich, directora del departamento de infecciones neurológicas y neurología global de la Escuela de Medicina de Yale. Las moléculas inflamatorias que se liberan en respuestas inmunitarias efectivas, “también pueden ser una especie de toxinas, que afectan en especial al cerebro”, dijo.

Los accidentes cerebrovasculares minúsculos pueden ocasionar algunos síntomas, comentó Dona Kim Murphey, neuróloga y neurocientífica, quien ha experimentado en carne propia problemas neurológicos luego del coronavirus, incluyendo el “síndrome de la mano ajena”, en el que sintió una “sensación muy extraña en mi mano izquierda, como si no entendiera por qué estaba en la posición en la que se encontraba, lo cual me cautivó de verdad”.

Otras posibles causas son las reacciones autoinmunes “cuando los anticuerpos atacan por error a las células nerviosas”, explicó Spudich.

Cuando los nervios dañados envían señales erróneas, pueden presentarse síntomas como hormigueo o entumecimiento, dijo Allison Navis, especialista en enfermedades neuroinfecciosas del Sistema de Salud Monte Sinaí. Algunas personas que padecen obnubilación siguen presentando problemas pulmonares o cardíacos que pueden exacerbar los síntomas neurológicos.

Los neurólogos aseguran que, hasta ahora, las resonancias magnéticas no han mostrado áreas cerebrales dañadas.

(Visited 55 times, 1 visits today)

Coronavirus

Carla Vizzotti afirma que llegarán 860 mil dosis de AstraZeneca para segundas dosis

Publicado

on

Por

Será a partir del 21 de mayo a través del mecanismo Covax. Dijo que quienes recibieron una aplicación completarán el esquema, aunque no hay fecha para la llegada de dosis de Sputnik V.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, aseguró este jueves que todas las personas que recibieron una dosis de la vacuna contra el coronavirus completarán el esquema y anunció que a partir del 21 de mayo llegarán 861.600 dosis de AstraZeneca a través del mecanismo Covax.

De todas formas, durante una conferencia de prensa brindada en la Casa Rosada, la ministra no pudo confirmar cuándo llegarán dosis con el segundo componente de la Sputnik V, una de las más aplicadas en el país.

Todas las personas van a completar su esquema de vacunación. Ya se recibieron las dos millones de Sinopharm y desde Covax nos informaron que el 19 de mayo van a estar liberadas, para que se pueda empezar a trabajar con los operativos logísticos internacionales, 861600 de AstraZeneca para que puedan ingresar al país a partir del 21 de mayo. Esto va a asegurar completar el esquema para quienes ya lo iniciaron“, indicó la ministra.

Por ese mismo mecanismo Covax llegaron la país 864 mil dosis de la vacuna de AstraZeneca en abril pasado. En esa oportunidad arribaron desde Amsterdam, Holanda, en un vuelo de KLM.

El mes pasado llegaron al país 864 mil dosis de la vacuna de AstraZeneca a través del mecanismo Covax. Foto: AFP

El mes pasado llegaron al país 864 mil dosis de la vacuna de AstraZeneca a través del mecanismo Covax. Foto: AFP

Consultada Vizzotti sobre la llegada de más vacunas Sputnik V para completar los esquemas de los que ya recibieron las primeras dosis, precisó que en función de la fecha de ingreso de los primeros componentes se le informa a la Federación Rusa las dosis que se necesitan, pero evitó ponerle plazos a un nuevo envío desde Moscú.

La referencia de Vizzotti sobre las dosis que llegarán al país se da casi al mismo tiempo de que en Rusia aprobaran el uso de la mitad de la vacuna Sputnik V para combatir el coronavirus, bajo el rótulo de “Sputnik Light”.

Antes de confirmar la llegada de nuevas dosis, la funcionaria había señalado que, con los datos actualizados de las últimas horas, el 62% de las personas de entre 60 y 69 años “han iniciado el esquema de vacunación”, mientras que también lo hizo del 81% de las personas que tienen entre 70 y 79 años y el 84% de los que superan los 80 años.

También le preguntaron a Vizzotti por la demora en la llegada de las vacunas de AstraZeneca, cuyo principio activo se realiza en el país y que luego en envasan en México. La ministra dijo que espera que “los contratos se cumplan lo más rápido posible” y que “no haga falta ninguna demanda judicial porque no se trata de mala fe”.

Hubo referencias, además, a la posible producción local de las vacunas. La funcionaria sostuvo que ya se le manifestó al Reino Unido “el interés de trabajar de Estado a Estado” y el objetivo de “ser parte de la cadena de envasado”.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, la asesora presidencial, Cecilia Nicolini y el presidente de Laboratorios Richmond, Marcelo Figueiras.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, la asesora presidencial, Cecilia Nicolini y el presidente de Laboratorios Richmond, Marcelo Figueiras.

En la misma línea hizo mención a la posible producción de la vacuna Sputnik V al señalar que esperan los resultados de los análisis que realiza Rusia sobre las dosis que ya envió a ese país el laboratorio Richmond.

“Nuestro objetivo no es iniciar demandas penales sino recibir las vacunas”, insistió.

Vizzotti fue citada a declarar como testigo por el fiscal Guillermo Marijuán, en el marco de la causa en la que se investigan irregularidades en el contrato que el Gobierno firmó con AstraZeneca.

La titular de la cartera sanitaria contó en la conferencia de prensa que Marijuán le envió la preguntas y que ella las responderá y enviará un escrito: “He recibido la preguntas del fiscal y estamos empezando a trabajar para responderlas en tiempo y forma y estar a disposición de la Justicia”, señaló.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Confirman 24.086 nuevos casos y otras 399 muertes en las últimas 24 horas

Publicado

on

Por

Surge del parte diario publicado por el Ministerio de Salud este jueves. Hay 5.299 pacientes en terapia intensiva.

En medio del desarrollo de la segunda ola de la pandemia, el Gobierno confirmó este jueves 24.086 nuevos casos y otras 399 muertes por coronavirus en la Argentina.

Según el parte diario publicado por el Ministerio de Salud, en base a los datos informados por las provincias en las últimas 24 horas, actualmente hay 272.089 personas cursando la enfermedad con diagnóstico.

Hubo un leve descenso en la cantidad de pacientes con covid-19 internados en terapia intensiva, que actualmente son 5.299. La ocupación de camas críticas se ubica en 76.5% en el AMBA y en 68.8% a nivel nacional, tomando en cuenta todas las patologías.

CASOS
3.071.496


67.688,7
por millón de hab.

Argentina
MUERTES
65.865


1.451,5
por millón de hab.


Fuente: Johns HopkinsChart: Flourish | Infografía: Clarín

Este jueves se informaron 107.412 nuevos testeos de coronavirus, lo que eleva el total a 11.610.358 desde el comienzo de la pandemia.

El índice de positividad fue del 22,4%, mucho más alto que el 10% recomendado por la OMS pero más bajo que el 35,5% mostrado el miércoles.

Desde el inicio de la crisis sanitaria global, Argentina acumula 3.095.582 contagios, por lo que es el 11° país más afectado del mundo en números absolutos. Estados Unidos (33 millones), India (21 millones) y Brasil (casi 15 millones) muestran las cifras más altas.

A su vez, ya son 66.263 las muertes a causa del covid-19, lo que lo ubica en el lugar 14°en este indicador, según el sitio Worldometers.

El aumento en la ocupación de las camas de terapia intensiva que se registró en las últimas semanas es una de las variables que preocupa a las autoridades sanitarias. Foto: EFR

El aumento en la ocupación de las camas de terapia intensiva que se registró en las últimas semanas es una de las variables que preocupa a las autoridades sanitarias. Foto: EFR

Los casos, provincia por provincia

De acuerdo al informe del Ministerio de Salud, las provincias con más casos registrados este jueves –y su acumulado desde el inicio de la pandemia– son las siguientes: Provincia de Buenos Aires (10.739 – 1.353.376), Ciudad de Buenos Aires (2.800 – 356.170), Santa Fe (1.996 – 284.503), Córdoba (1.866 – 236.247), Mendoza (767 – 100.693), Entre Ríos (726 – 65.999) y Tucumán (577 – 109.322).

También reportaron más de cien casos de Covid: Neuquén (484 – 73.441), San Juan (431 – 25.482), La Pampa (392 – 29.036), San Luis (379 – 39.986), Río Negro (364 – 63.117), Formosa (353 – 5.439), Santiago del Estero (345 – 31.906), Santa Cruz (335 – 45.983), Chaco (293 – 46.287), Salta (262 – 35.889), Corrientes (225 – 38.582), Chubut (192 – 55.844), Misiones (157 – 16.355) y Catamarca (146 – 15.697).

Tres provincias informaron menos de un centenar de contagios: Jujuy (91 – 25.381), Tierra del Fuego (88 – 26.848) y La Rioja (78 – 13.999).

Los detalles de las muertes

Este jueves, las provincias con más fallecidos por coronavirus fueron Provincia de Buenos Aires (148), Ciudad de Buenos Aires (55), Catamarca (31), Mendoza (28), San Juan (23), Neuquén (22), Santa Fe (21), Córdoba (13) y La Rioja (10).

Las siguieron Santa Cruz (7), Tucumán (7), Corrientes (6), Jujuy (5), Río Negro (5), San Luis (4), Salta (3), Chaco (3), Entre Ríos (3), Tierra del Fuego (3), Formosa (1) y Misiones (1).

En las últimos 15 días se registraron las cifras diarias más altas de fallecidos en toda la pandemia. Este miércoles se habían informado 663 casos fatales, aunque la cifra se vio engrosada por la carga de 131 casos previos que San Juan y Catamarca aún no habían reportado al sistema nacional.

El pico anterior se había registrado el jueves 29 de abril, con 561 muertes en 24 horas.

Coronavirus en la Argentina

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos



Fuente: Ministerio de Salud | Johns HopkinsInfografía: Clarín

Nuevas vacunas y convocatoria en Provincia

Este jueves, la ministra de Salud Carla Vizzotti afirmó que todas las personas que recibieron una dosis de la vacuna contra la covid-19 completarán el esquema; y anunció que a partir del 21 de mayo llegarán 861.600 dosis de AstraZeneca a través del mecanismo Covax.

Sin embargo, hay no hay precisiones sobre cuándo comenzarán a llegar los componentes 2 de la Sputnik V, la vacuna que más se aplicó hasta aquí en el país. Hasta ahora el país recibió 4.975.590 dosis del 1 y sólo 1.060.155 del segundo.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, afirmó que llegarán en mayo más de 800 mil dosis de la vacuna de AstraZeneca.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, afirmó que llegarán en mayo más de 800 mil dosis de la vacuna de AstraZeneca.

En las últimas horas Rusia aprobó la “Sputnik Light”, de un solo componente y una sola dosis, que es idéntica a la primera mitad de la vacuna “tradicional”. El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) asegura que protege en un 79,4% después de 28 días. Desde el Gobierno aseguran que no habrá cambios en la estrategia de vacunación, al menos con las dosis adquiridas hasta ahora.

En tanto, el Gobierno bonaerense convocó vacunarse contra la covid-19 a embarazadas o mujeres que estén amamantando y que tengan enfermedades preexistentes, personas con cirrosis, VIH y trasplantados.

Muertes por coronavirus
en la Argentina

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos



Fuente: Ministerio de Salud | Johns HopkinsInfografía: Clarín

Según precisó el Ministerio de Salud bonaerense, las embarazadas con patologías tendrá prioridad ya que se observaron complicaciones cuando contraen coronavirus.

De acuerdo a los últimos datos oficiales, se aplicaron 8.639.737 vacunas en la Argentina, la mayoría a personas mayores de 60 años (5.194.896) y el personal de la Salud (2.059.063).

(Visited 3 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Rusia autorizó la vacuna Sputnik Light: cuánto dura la inmunidad con una sola dosis

Publicado

on

Por

Aunque por ahora en Argentina se aplicará la segunda dosis para quienes recibieron la primera, surgen las dudas ante la falta de estudios concluyentes.

Si bien su administración aún no está prevista en Argentina, la versión “light” de la vacuna Sputnik V, autorizada por Rusia, fue recibida como una noticia positiva por gran parte de la comunidad científica; dado el contexto de emergencia epidemiológica, sumido en un escenario de escasez global de vacunas.

Sin embargo, persisten dudas e interrogantes ante la falta de publicaciones y estudios científicos que refieran cuánto tiempo dura la respuesta inmunológica con el correr de lo meses y por qué lapso se mantienen los anticuerpos neutralizantes. ¿Es necesario aplicar un refuerzo? En el campo de investigación, los datos se desconocen.

La nueva estrategia desarrollada por el Instituto Gamaleya de un solo componente (Adenovirus 26, el mismo adenovirus humano no replicativo que contiene la primera aplicación de la Sputnik V) y una sola dosis, es idéntica a la primera mitad de la vacuna “tradicional” cuya efectividad frente al COVID-19 es del 91,6% (cada 100 personas vacunadas solo entre 9 y 3 se pueden contagiar). Además, resulta eficaz contra todas las nuevas cepas de coronavirus, según los resultados de los estudios de laboratorio del Centro NITsEM N. F. Gamaleya”.

En fase 1 y 2 se vio que la vacuna es inmunogénica y segura. Actualmente, atraviesa la fase 3 de investigación. El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) determina que la versión light protege en un 79,4% (20 de cada 100 se pueden infectar), después de 28 días desde su administración. ¿Cómo calcularon este nivel de eficacia? Aplicaron la siguiente fórmula: la incidencia del Covid entre la población no vacunada (1,349%) menos la incidencia entre la población vacunada con una dosis (0,277%), todo dividido, luego, por la incidencia entre la población no vacunada (otra vez, 1,349%).

Rusia aprobó la vacuna Sputnik Light, pero aún no hay información concluyente sobre la duranción de la inmunidad con una sola dosis.

Rusia aprobó la vacuna Sputnik Light, pero aún no hay información concluyente sobre la duranción de la inmunidad con una sola dosis.

“La vacuna está testeada en dos dosis de componentes distintos con 21 días de diferencia. Se sabe que al día 21, la protección brindada por el primer componente contra la enfermedad clínica fue del 72%. Habría que explorar el efecto de la vacunación en este grupo de personas que recibieron una sola dosis, más allá del día 21 luego de la vacunación.

“Fuera de ese lapso, solo ha sido reportado por el Instituto Gamaleya que la efectividad ronda el 80%, pero hay aún publicaciones científicas que lo avalen. Los pacientes que tuvieron COVID y luego se vacunan con una dosis de Sputnik desarrollan una alta respuesta de anticuerpos. Tal vez, en este grupo el esquema light tenga más fundamentos hasta contar con mayor información”, analiza Martín Stryjewski, jefe de Internación del CEMIC y Master de Ciencias de la Salud de la Universidad de Duke (NC, USA).

En principio, los datos de eficacia resultan superiores a muchas otras vacunas que requieren dos dosis. Pero habrá que estudiar si pierde efectividad o no con el paso del tiempo. Para un amplio sector de la biblioteca podría ser una excelente alternativa para alcanzar a un mayor número de población en corto tiempo.

Aunque en Rusia se aprobó la vacuna Sputnik LIght, que consiste en la aplicación de una sola dosis, en Argentina quienes ya recibieron el primer componente del inmunizante, también recibirían el segundo.

Aunque en Rusia se aprobó la vacuna Sputnik LIght, que consiste en la aplicación de una sola dosis, en Argentina quienes ya recibieron el primer componente del inmunizante, también recibirían el segundo.

“Es cierto que la eficacia es ligeramente inferior, igualmente muy superior al 50% requerido por la OMS. Hay experiencias en el mundo, fundamentalmente en el Reino Unido, de cómo la incidencia de casos, de hospitalizaciones y de fallecimientos por covid se vio drásticamente reducida con la vacunación masiva de personas con una única dosis. Creo que el número de personas que se pueda vacunar en menor tiempo es más importante que el porcentaje de eficacia clínica”, sostiene Leda Guzzi, médica infectóloga y miembro de SADI.

Dudas sobre la inmunidad

Según el Instituto de Gamaleya, la inmunización con la versión light permite desarrollar anticuerpos IgG específicos de antígeno en el 96,9% de las personas vacunadas, tras 28 días desde la aplicación. También aseguraron que, desde ese momento, se producen anticuerpos neutralizantes en el 91,67% de las personas que recibieron esa unidosis.

“La duración de la inmunidad se va a conocer con el tiempo. Es probable que requiera boosters o refuerzos, pero lo más importante ahora es controlar rápidamente la propagación viral”, enfatiza Guzzi. Es que, a priori, el esquema de monodosis planteado por la versión light no requiere de una segunda aplicación para completar la inmunidad. Pero, si con el tiempo se observa que los anticuerpos neutralizantes empiezan a caer, se podría establecer un refuerzo.

Guillermo Docena, bioquímico, inmunólogo e investigador principal del Conicet, señala la probabilidad de que los anticuerpos duren poco tiempo. “En general, a los dos meses bajan los niveles. Lo que queda y te da la inmunidad duradera son las células que los generan (linfocitos b de memoria). La capacidad de producción de anticuerpos neutralizantes es duradera y es lo que te da la memoria en el tiempo para que cuando haya una reinfección vuelvan a producirse anticuerpos”, explica.

Otra información sobre la que no hay certezas es si la inmunidad conferida por la vacuna dura menos ante la falta del segundo componente que refuerza la respuesta inmune evocada por el primero. “Por ejemplo, casi un tercio de los pacientes que tienen anticuerpos anti COVID luego de la infección natural, los pierden dentro de los 6 meses. Las preguntas de si pasaría lo mismo con los inoculados con Sputnik, y/o si la eventual pérdida de anticuerpos se asociaría con pérdida de la inmunidad, aún no están respondidas”, argumenta Stryjewski.

“Probablemente, con la estrategia de transformar la vacuna en una sola dosis, la duración de los anticuerpos sea menor porque, en términos generales, todas las vacunas están previstas con primeras dosis y refuerzos. En un contexto de escasez e inequidad de vacunas puede ser vista como alternativa, pero no podemos asumir que la protección vaya a ser igual que con la vacunación completa”, sintetiza Waldo Belloso, médico infectólogo.

(Visited 3 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas