Connect with us

Economia

Si la inflación es alta, para los pobres es peor

Publicado

on

Las canastas de pobreza e indigencia se encarecieron 7,5 por ciento en octubre, más que el IPC. El desborde de precios en alimentos y las suba de tarifas, como las del transporte y el gas, provocó otro fuerte salto en las canastas de productos básicos. En los últimos doce meses se dispararon 54,6 la de pobreza y 51,5 la de indigencia.

Los precios de los bienes y servicios que componen la canasta básica total subieron un 7,5 por ciento en octubre frente al mes anterior. La suba del piso de ingresos necesarios para no caer en la pobreza es muy superior a la inflación general, del 5,4 por ciento a nivel nacional para ese mes, y supera aún más a la evolución del salario, asignaciones familiares y de las jubilaciones. En cuanto a los alimentos mínimos que se requieren para no ser indigente, el avance mensual en octubre también fue del 7,5 por ciento. En los últimos doce meses, la canasta de pobreza subió un 54,6 por ciento y la de indigencia, 51,5. El fabuloso incremento de estos bienes y servicios conforma una máquina de erosión de las condiciones de vida de sectores medios y bajos, el opuesto exacto al slogan de “pobreza cero” de la administración Cambiemos.

El incremento del dinero necesario para afrontar gastos básicos e insustituibles, como la comida, el transporte y los servicios públicos, y el fuerte retraso de los ingresos, implican el descenso de escalones de consumo en todos los niveles de la clase trabajadora. Los sectores medios dejan de comprar electrodomésticos y ropa, de salir a comer e ir al cine para concentrarse en que no falte lo básico. Y los sectores de bajos ingresos empiezan a prescindir de lo indispensable. La baja inicial del consumo de bienes y servicios luego refuerza el deterioro social porque implica caída del empleo y de salarios en los sectores productivos.

El Indec informó que la canasta básica de alimentos, compuesta por pan, galletitas, arroz, harina, fideos, papa, azúcar, legumbres, frutas, carnes, huevos, leche, aceite, bebidas, sal y yerba, entre otros artículos de consumo básico, subió en octubre un 7,5 por ciento, con lo cual acumuló en diez meses un aumento del 46,5 y del 51,5 por ciento en relación a octubre de 2017. Según el propio Indec, el último índice de salarios, correspondiente de agosto, marcó un alza interanual del 21,9 por ciento, casi 30 puntos por debajo de la suba de los alimentos. Para las familias que viven con lo justo para comer, esta situación los arroja a la miseria, porque además se mezcla con caída del empleo.

La evaluación de un par de productos centrales de la canasta básica es todavía más impactante. Según los datos del Indec, en el último año el kilo de pan francés subió un 84 por ciento y los fideos guiseros lo hicieron en un 80 por ciento, ambos empujados por la harina, que avanzó un 173 por ciento. El arroz subió 66 por ciento y el aceite de girasol lo hizo en un 79 por ciento. Entre los lácteos, la leche en sachet aumentó 40 por ciento y el queso cremoso, 31 por ciento. La sal fina creció un 60 por ciento. El organismo oficial calculó que un grupo familiar compuesto por dos adultos y dos menores necesitó 9735 pesos por mes solamente para no ser indigente, es decir, para tener acceso a los alimentos que corresponden a una nutrición mínima.

Por su parte, la canasta básica, que además de alimentos incluye los servicios básicos (aunque no el alquiler de la vivienda) subió un 7,5 por ciento en octubre frente a septiembre, acumula en diez meses un avance del 45,4 por ciento y frente a octubre de 2017, un 54,6 por ciento. El mismo hogar de cuatro miembros necesitó de 24.241 pesos (suponiendo que no paga alquiler) para no ser pobre. Teniendo en cuenta un alquiler de unos 12 mil pesos, son casi 40 mil pesos de gastos básicos por mes para no ser pobre.

Este cuadro de situación no se explica sólo por el impacto de la devaluación en los alimentos y otros bienes básicos sino que el Gobierno contribuye directamente al deterioro de los ingresos a través de las constantes subas de los servicios públicos, que no cesan ni siquiera ante el actual derrumbe socio-económico. En el caso del transporte, el incremento de ese rubro del índice de precios al consumidor que mide el Indec fue de 7,6 por ciento en octubre a partir de una nueva suba en el boleto de colectivo. El viaje mínimo avanzó hasta los 13 pesos, con un aumento acumulado en el año del 113 por ciento. También subió el pasaje de tren. El subte, en tanto, aumentó el martes pasado un peso, hasta los 13,50, y seguirá trepando un peso por mes hasta llegar a los 16,50 pesos en febrero. En el año, el subte habrá acumulado una suba superior al 100 por ciento. En tanto, las naftas escalaron casi un 10 por ciento en octubre. Desde enero, los combustibles muestran un alza acumulada del 70 por ciento. Además, el servicio de gas escaló en promedio un 35 por ciento en octubre pero hasta un 50,4 por ciento para las categorías de usuarios más relevantes del Area Metropolitana de Buenos Aires. En el último año, los aumentos ascienden al 218 por ciento, que se montan sobre las subas de 2016 y 2017.

(Visited 16 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economia

Procrear II: cómo participar del próximo sorteo de 700 viviendas

Publicado

on

Por

Están ubicadas en 5 provincias. Los interesados ya se pueden inscribir.

El Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, que conduce Jorge Ferraresi, abrió una nueva inscripción para que las familias de cinco provincias (Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, San Luis, y Chubut) puedan acceder a un crédito hipotecario a través de la línea Desarrollos Urbanísticos de Procrear II. Las cuotas mensuales seguirán el Coeficiente de Variación Salarial publicado por INDEC.

El próximo sorteo, que aun no tiene cierre de inscripción ni fecha de realización (se conocerán las próximas semanas), será de más de 700 unidades funcionales en los predios de Merlo (Buenos Aires); Barrio Liceo y San Francisco (Córdoba); Ciudad de Mendoza y San Rafael (Mendoza); Ciudad de San Luis (San Luis); y Puerto Madryn (Chubut).

Al respecto, el ministro Ferraresi destacó: “Este es un Gobierno que tiene la decisión de avanzar pensando en la inclusión de todos los sectores y para ello es fundamental seguir profundizando en políticas habitacionales que posibilitan que las familias argentinas a lo largo y ancho del país puedan acceder a su casa propia”.

Si bien los ingresos requeridos varían según cada predio y cada vivienda, en líneas generales se deben acreditar ingresos mensuales netos provenientes de trabajos formales, jubilaciones y/o pensiones. Además, se debe ser argentino/a, natural o por opción, o extranjero/a con residencia permanente, contar con Documento Nacional de Identidad vigente, y no presentar antecedentes financieros desfavorables en los últimos meses.

Además, tener entre 18 y 64 años al momento de completar la inscripción. Acreditar el estado civil declarado en el FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN, excepto el estado civil soltero. Presentar Certificado de Discapacidad en caso de corresponder.

Otros requisitos generales

  • Demostrar, como mínimo, doce (12) meses de continuidad laboral registrada.
  • No registrar antecedentes negativos en el Sistema Financiero durante los últimos doce (12) meses por falta de pago de obligaciones de todo tipo
  • No encontrarse inhabilitados por el BCRA o por Orden Judicial;
  • No registrar juicios según informe de antecedentes comerciales en los últimos cinco (5) años
  • No registrar embargos;
  • No registrar peticiones o declaraciones de concurso o quiebra.
  • Los y las participantes, al momento de completar el FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN, podrán incluir solo un/a cotitular.
  • Para el caso de los y las participantes de estado civil casado/a, el/la cónyuge, será considerado cotitular automáticamente.
  • El/la titular y el/la cotitular deberán encontrarse unidos por alguno de los vínculos que se detallan a continuación, los cuales deberán encontrarse registrados. matrimonio, unión convivencial, o unión de hecho, siempre que coincidan los domicilios declarados por el/la titular y cotitular.
  • Todas las notificaciones en el marco de las presentes bases y condiciones serán realizadas a la dirección de correo electrónico declarada por el/la participante en el Formulario de inscripción.

Sobre el sistema de crédito, el secretario de Desarrollo Territorial, Luciano Scatolini explicó que “se hará bajo la nueva fórmula Hog.Ar, de actualización de capital en relación a la evolución de los salarios, brindando mayor estabilidad, transparencia y previsibilidad a las y los adjudicatarios”.

Provincia por provincia

Quiénes pueden inscribirse: quienes al momento de realizar la inscripción tengan domicilioen el lugar del desarrollo urbanísitico. Al momento de completar el código postal se indicará el predio Procrear correspondiente. Y solo así se podrá ir avanzando.

Chubut

Procrear en Puerto Madryn: en Av. Julio Roca y Hansen

Procrear en Puerto Madryn: en Av. Julio Roca y Hansen

Este desarrollo urbanístico se encuentra ubicado en la ciudad de Puerto Madryn, al sur de la ciudad, sobre la Avenida Julio Argentino Roca y a 1200 metros de la Ruta Provincial 1.

Puerto Madryn

Puerto Madryn

Córdoba

Barrrio Liceo, Córdoba

Barrrio Liceo, Córdoba

​Este desarrollo urbanístico se encuentra ubicado al noreste de la ciudad de Córdoba, en el Barrio Liceo. Posee viviendas unifamiliares, monoambientes y departamentos de 1 a 3 dormitorios, con terminaciones de obra de gran calidad.

Córdoba

Córdoba

Mendoza

Procrear II, Mendoza

Procrear II, Mendoza

Desarrollo Urbanístico ubicado en un lugar estratégico de la ciudad de Mendoza a pocos metros del Parque Central y la Nave Universitaria. Este proyecto de vivienda cuenta con departamentos de 1, 2 y 3 dormitorios con y sin cocheras.

Predio en  la Ciudad de Mendoza

Predio en la Ciudad de Mendoza

San Luis

Procrear II, San Luis

Procrear II, San Luis

El desarrollo urbanístico se encuentra cercano a la plaza Principal Pringles y Plaza Independencia, y próximo a establecimientos educativos y centros de salud. Posee una completa infraestructura de servicios, espacios verdes, locales comerciales y equipamiento comunitario.

Proyecto urbanístico San Luis

Proyecto urbanístico San Luis

(Visited 4 times, 4 visits today)
Seguir leyendo

Economia

El Gobierno quiere congelar precios y cerrar acuerdos, pero muchas empresas aún no fueron convocadas

Publicado

on

Por

El Ministerio de Producción anunció congelamiento de precios para distintos sectores industriales. El llamado es empresa por empresa. Este lunes arrancaron con las alimenticias.

Aunque el Gobierno anunció con bombos y platillos la semana pasada un inminente acuerdo de precios con los sectores industriales para evitar mayores subas en lo que queda del año y así intentar contener la inflación, tras el salto de 4,8% de marzo; las negociaciones aún no han comenzado.

El jueves pasado, entre las baterías de medidas que su cartera anunció minutos antes que se conociera el peor dato de inflación del año, se dio por sentada la firma con los principales proveedores de insumos industriales: textil, cueros, madera, celulosa y papel, plásticos, químicos, hierro y acero, caucho y aluminio, cartón, vidrio y cemento. Al mismo tiempo, otro acuerdo con fabricantes y comercializadores de electrónica y electrodomésticos.

El domingo, el MInistro de Producción Matías Kulfas dijo en declaraciones periodísticas que buscaría cerrar con los distintos sectores antes del fin de semana. La cartera que dirige tiene abiertos muchos frentes. Este lunes, se reunió con representantes de la industria alimenticia y consumos masivos para consensuar nuevos aumentos. En tanto, el resto de los sectores  hasta este lunes no habían sido convocadas a ninguna reunión.

“No hemos recibido, a diferencia de algunas empresas, ninguna circular”, dijo Javier Madanes Quintanilla, titular de la metalúrgica Aluar. “Estamos esperando desde la convocatoria de Guzmán el llamado a las mesas sectoriales, que sería la mejor forma de resolver los problemas de fondo. Sería importante que esto sirva más allá de un tema de acuerdo de precios, para hacer que el nivel de actividad repunte”, afirmó el empresario, que remarcó: “Pero por ahora, no hay ni mesas sectoriales ni se reciben invitaciones a reuniones. Pareciera que no hay una línea de trabajo definida“, afirmó.

Un empresario de otro sector confirmó a este diario que, a pesar de lo que dicen en la Secretaría de Comercio acerca de que el acuerdo de precios, por el que mantendrían sin cambios las cifras de marzo hasta fin de año, “ya estaría cerrado”, las negociaciones ni siquiera han empezado. “A diferencia de otras veces, ahora sabemos que van a convocar a empresa por empresa para rever la política de precios, pero aún no hemos recibido ninguna circular”, dijo.

La tesis de muchos empresarios consultados por Clarín es que el Gobierno apuró una reacción para quitar presión sobre la mala noticia del salto inflacionario de marzo. “Los anuncios se hicieron pour la galerie para decir que estaban haciendo algo frente a una suba de la inflación que es inevitable”, sugirió el vocero de una de las compañías.

En el sector textil se quejaron de que, si bien no han sido convocados aún, aparecen en la lista de los que deberían congelar sus precios, aunque la injerencia de estos insumos sea mínima en el producto final. “Para entender los precios de la ropa, hay que revisar los impuestos, los costos de los alquileres, los costos laborales. El margen que pueden hacer los insumos sobre el precio final es mínimo”, explicó un empresario.

Algo similar respondieron en el sector de plásticos. “No somos formadores de precios. Estamos sufriendo un feroz aumento en los insumos y a su vez, una falta de abastecimiento de los mismos. Pero no los podemos trasladas a los precios, por lo que somos el eslabón más débil de la cadena”, afirmaron.

En otros países los aumentos de precios se manejan con política monetaria. Acá, está todo atado con alambre. Ya está demostrado que los controles de precios son ineficaces para bajar la inflación”, protestó un empresario.

(Visited 3 times, 3 visits today)
Seguir leyendo

Economia

Economistas al cruce de Guzmán: advierten que el control estatal es insuficiente para bajar la inflación

Publicado

on

Por

El ministro de Economía dijo en una entrevista con Clarín que la intervención del Estado es necesaria “cuando el mercado falla”. Los expertos desconfían de los resultados.

En medio de su gira europea, Martín Guzmán justificó el paquete de medidas que presentó su equipo económico la semana pasada. Para el ministro de Economía, una mayor intervención estatal ayudará a cumplir con la meta de inflación propuesta para este año. “El Estado debe jugar un rol en alinear comportamientos con aquello que macro económicamente es factible en una economía que aún no ha resuelto sus problemas de coordinación. Nosotros estamos llevando a cabo esas acciones para corregir los desvíos que se dieron entre lo que se proyectaba y lo que se realizó; y poder cumplir con los objetivos macroeconómicos del Presupuesto”, dijo Guzmán a este diario.

Sin embargo, los economistas consultados por Clarín coinciden en que la meta del 29% de inflación anual que se trazó Guzmán a fines del año pasado ya quedó distorsionada y que las estrategias que se plantearon la semana pasada de controles de precios e intervención sector por sector difícilmente consigan el efecto deseado. Reclamaron un plan consistente desde el punto de vista monetario y fiscal “para desarmar los efectos de la feroz emisión” del año pasado.

“Es cierto que hay una falta de coordinación entre las expectativas de los formadores de precios y lo que está ocurriendo… Pero no sabemos quién está equivocado. La gente no está siguiendo las pautas de inflación puestas en el Presupuesto porque hay un contexto que el Gobierno no previó en su diagnóstico: la caída de la demanda de dinero“, afirmó el economista Daniel Marx, de Quantum, quien añadió: “Esto ocurre en parte debido a la desconfianza hacia adelante. pero también porque las tasas de interés están muy por debajo del aumento de los precios. Al mismo tiempo, es cierto que hay un tema de oferta, pero el Gobierno tiene dificultades para entender cuáles son los incentivos necesarios para aumentarla”.

En este punto, Gabriel Zelpo advirtió: “En esta situación, una mayor intervención estatal solo disminuirá la oferta y agravará aún más el problema de los precios. Las anclas planteadas no están surtiendo efecto: el Gobierno disminuyó su tasa de depreciación del tipo de cambio y aún así los precios no se mutaron”.

El economista Pablo Goldin remarcó: “La historia argentina está llena de este tipo de iniciativas: con medidas puntuales, sectoriales, micro para bajar la inflación precio por precio, mercado por mercado. Pueden servir transitoriamente, dentro de un programa macro más integrado”, dijo y enfatizó: “La inflación es un problema macroeconómico. El control de precios puede ser un capitulito más dentro de un esquema general con foco en los problemas macro”.

Para Hernán Hirsch, el diagnóstico oficial falla justamente debido a la poca coordinación de las variables macro: “Salvando las distancias, la situación económica resulta similar a lo que ocurría en el gobierno de Macri. No estaban dadas las condiciones macro para cumplir con una meta demasiado exigente. El Gobierno ahora tiene que recurrir a otros instrumentos, como el control de precios, porque tanto su política monetaria como su política fiscal no son consecuentes con los objetivos propuestos”.

Amilcar Collante coincidió: “Parece que Guzmán no va a ir a la raíz del problema, sino que que insistirán con más controles. Eso está probado que fracasó. Debería anunciar alguna señal fiscal ( achicar meta de déficit fiscal de 4,5%) y consecuentemente la emisión monetaria futura del BCRA. De fondo, no hay un ancla de expectativas .Porque que no hay un plan macroeconómico ( fiscal y monetario) de mediano plazo a la vista”, explicó.

A pesar de las dudas que genera el programa propuesto por el Gobierno, los analistas coinciden con Guzmán en que a partir del mes que viene podrían comenzar a bajar los precios, aunque muy lejos del ritmo esperado.”Si el dólar aumenta en torno al 1,3% mensual, los salarios cerca de 2,5% y las tarifas menos del 1% por mes, debería garantizarse que la inflación baje sin necesidad de un control de precios“, dijo Gabriel Rubinstein, que prevé que para fin de año la tasa de inflación sea de 40% anual.

(Visited 3 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas