Connect with us

Economia

Señal a los mercados: no descartan ayuda extra del FMI a la Argentina

Publicado

on

En el marco de una renegociación del pago de la deuda contraída durante el macrismo, el Gobierno y el organismo analizan la viabilidad de realizar un nuevo desembolso al país de hasta u$s5.000 millones.

La Argentina podría solicitar una partida adicional de dinero del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco de las negociaciones que lleva adelante el país con el organismo para renegociar un acuerdo de 2018, según reveló este martes Sergio Chodos, representante del país ante el FMI.

Desde Washington, Chodos dijo que el Gobierno podría acordar recibir dinero fresco aunque descartó que sea por un monto “exorbitante”. “Es cierto que podría haber necesidades un poco por arriba, que podrían llegar a ocurrir. Pero no me imagino una cosa que sea muy exorbitante respecto del de antes. La intención es ir saliendo, no volver a entrar”, advirtió a radio La Red.

La Argentina y el FMI se encuentran renegociando un crédito que otorgó el organismo en 2018 por el que el país ya recibió unos u$s44.000 millones, durante la gestión de Mauricio Macri. El nuevo acuerdo “es absolutamente necesario” que esté antes de julio del año que viene, explicó Chodos.

Según reveló la agencia internacional Reuters en el mercado se especulaba con que el país podría recibir un monto de entre u$s3.000 y u$s5.000 millones por parte del organismo para regenerar la confianza de los ahorristas. Ámbito anticipó an marzo pasado que Alberto Fernández tenía previsto pedirá al FMI que habilite la línea de financiamiento denominada Derechos Especiales de Giro (DEG), destinada exclusivamente para cubrir necesidades ante catástrofes naturales o emergencias sanitarias como la que, obviamente, generó el estallido del coronavirus.

El Presidente tomará así una línea de crédito del FMI que se ubicaría entre los u$s3.000 y u$s3.500 millones, los que se destinarían casi exclusivamente a poder tomar futuras decisiones económicas de sostenimiento de la economía real; como el apoyo a la obra pública y la asistencia a las provincias. En consecuencia, no será dinero para pagar vencimientos de deuda; los que continuarán dependiendo de la decisión del Jefe de Estado y las órdenes que les dé al presidente del BCRA, Miguel Pesce, de utilizar o no las reservas.

Para Joaquín Candia, analista de Rava Bursátil, la llegada de nuevos fondos “podría generar algo de confianza en el mercado, dado que se encuentra esperando señales de un programa económico y preferentemente ortodoxo para poder hacerle frente a la fuerte crisis que se encuentra atravesando el país”.

Días atrás, Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del organismo multilateral, fue consultado por Ámbito sobre si es posible que el Fondo otorgue una línea de asistencia urgente en virtud de la crisis del Covid-19 y las tensiones por las que atraviesa el mercado de cambios. “No comentaría en este momento ya que será momento (de definir el tipo de préstamo) cuando se avance en el trabajo entre nuestros equipos y las autoridades argentinas”, respondió.

(Visited 3 times, 1 visits today)

Economia

El cierre del acuerdo con el FMI se posterga para febrero

Publicado

on

Por

La prórroga obedece a una cuestión política central: la asunción de Joe Biden y la designación de un nuevo jefe del Tesoro de los Estados Unidos.

El acuerdo con el FMI se posterga y ahora Washington y Buenos Aires trabajan con un nuevo cronograma: firmar un convenio recién en febrero.

El nuevo calendario lo definirá este viernes Martín Guzmán, con los enviados del FMI, Julie Kozak y Luis Cubeddu. Ambos emisarios terminan su misión y este mismo viernes a la noche vuelan para Washington. El plan original se postergó – por lo menos– un mes y medio y ahora se trabaja para cerrar el crucial convenio a fines de febrero.

Clarín confirmó la información al máximo nivel del Gobierno. La postergación estaba dentro de lo previsto y no es calificada como dramática por los voceros de la Quinta de Olivos. Habría información oficial. Pero está claro que obliga a la Casa Rosada a ampliar el “puente” de acciones transitorias, hasta buscar un aval internacional y, a la vez, reducir la incertidumbre que existe sobre Argentina.

La prórroga obedece a una cuestión política central: Kristalina Georgieva no quiere decidir nada sobre el controvertido “caso” argentino hasta que sea nombrado el nuevo jefe del Tesoro de los EE.UU.

Joe Biden asume el 20 de enero y los funcionarios del Fondo tienen pánico de que las futuras autoridades hagan una revisión y castigo de lo hecho en el FMI durante los cuatro años de Donald Trump.

El “caso argentino” generó una auditoría interna en el FMI. Ya fue eclipsado Alejandro Werner y desplazado Roberto Cardarelli: ambos le dieron luz verde al extraordinario auxilio que decidió Trump para Mauricio Macri. Pero los banqueros también dicen que todo se posterga por dos cuestiones propias de la negociación.

Primero, la conducción del FMI quiere ganar tiempo, para saber cómo va a evolucionar la encarnizada interna del Frente de Todos y el mercado cambiario.

El FMI posterga su decisión sobre Argentina: la tomará luego de que asuma Joe Biden como presidente de Estados Unidos. Foto AFP

El FMI posterga su decisión sobre Argentina: la tomará luego de que asuma Joe Biden como presidente de Estados Unidos. Foto AFP

También aún hay diferencias fuertes sobre la magnitud del ajuste fiscal que debe hacer Argentina. Guzmán defiende sus números y Washington quiere un recorte fuerte en el déficit fiscal. El tema no está zanjado y las diferencias equivalen a un recorte de unos 4.000 millones de dólares.

El cronograma original tentativo de la Casa Rosada era cerrar el acuerdo técnico con el FMI el 15 de diciembre. Y que el convenio sea aprobado por el “board” en la primera reunión, después de la fiesta de Reyes. Ahora todo se prorrogó: sería para cuando termine febrero.

A fin de enero, el Tesoro nombrará sus delegados en el FMI. Clarín confirmó que después volverá –en febrero– a Buenos Aires una nueva misión de Washington para intentar cerrar el convenio. Hasta ahora, Guzmán acordó con Cubeddu dos puntos clave: Argentina se compromete a lograr un déficit cero. Habrá una tablita descendente y el equilibrio se lograría en el 2025.

Ambos negociadores cerraron un convenio central: el acuerdo con el FMI deberá tener la aprobación del Congreso y el aval de la oposición. Guzmán informó del tema al Presidente. Fue en dos reuniones: el sábado pasado y este jueves, en Olivos. El ministro sorprendió, el fin de semana, al Presidente con una afirmación: le dijo que el FMI no quiere devaluar.

Se trató de una respuesta a la versión que existe entre hombres de negocios: esa información dice que el FMI prefiere que Argentina devalúe su moneda antes de cerrar un convenio. Pero Guzmán fue categórico: Washington no busca devaluar el peso y el FMI comprende el impacto social de la medida.

Los “lobos” de Wall Street tienen un mayor escepticismo. En sus “papers” secretos no creen en un acuerdo rápido con el FMI y sugieren atraso del dólar. El crítico contenido de los informes del JP Morgan, Credit Suisse y Morgan Stanley se reflejan en el riesgo país: sigue firme arriba en 1.368 puntos y refleja que Argentina está afuera –a pesar del acuerdo de la deuda- de los mercados.

Martín Guzmán, en el Senado cuando se debatió el Presupuesto 2021.

Martín Guzmán, en el Senado cuando se debatió el Presupuesto 2021.

Cristina Fernández habló estos temas en la secreta y sorpresiva reunión con Martín Redrado. El rencuentro lo propició un empresario de los Estados Unidos, que tiene amistad con ambos y confianza con Cristina.

La vicepresidenta está descontenta con la marcha de la economía y sabe que el desplome productivo afecta sus planes políticos: ganar las elecciones legislativas y salvarse de las múltiples denuncias de corrupción. Redrado le habría dicho que la situación no tiene corrección con los actuales parches. Ponderó los esfuerzos de Guzmán, pero dijo que el ministro no tenía apoyo en Wall Street.

Cristina no le ofreció ningún cargo y menos el BCRA. Redrado cree que para encarrilar la economía debe haber un plan global, un equipo coherente y cinco leyes de fondo que le den respaldo y credibilidad política al plan y a quien lo ejecuta. La vicepresidenta fue muy crítica con la gestión del BCRA. Para Cristina fue la causante inicial de la crisis cambiaria .

La fuerte tensión entre Guzmán y Miguel Pesce continúa. Siguen las diferencias.

Pero la Quinta de Olivos puso paños fríos: los obligó a sacarse una foto conjunta y frenar la escalada. Lisandro Cleri monitorea -todos los días- la mesa de dinero del BCRA. Sus informes tranquilizan a Guzmán: el goteo sigue, pero Economía afirma que cada día la cuestión cambiaria mejora.

La relación con los empresarios esta pésima. Los hombres de negocios sobre-reaccionaron por una cuestión: insisten en que el Presidente en persona se había comprometido a diferir y corregir las distorsiones del impuesto a la riqueza.

Ocurrió en las reuniones privadas –el último mes- que Alberto tuvo con los principales hombres de negocios del Argentina. Fue después de que los empresarios dijeran que el tributo era polémico y además el proyecto mal redactado.

Para los hombres de negocios, Alberto no cumplió. Ese desengaño provocó este jueves una gran decepción: la UIA y AEA se manifestaron durísimas. La AEA disparó contundente: “Hay un profundo desaliento en la comunidad empresaria”.

Alberto Fernández hizo este jueves un sorpresivo viaje a Uruguay y se reunió con Luis Lacalle Pou.

Alberto Fernández hizo este jueves un sorpresivo viaje a Uruguay y se reunió con Luis Lacalle Pou.

El Presidente inició la secreta ronda de contactos en una reunión con Miguel Acevedo, Luis Betnaza, Roberto Urquía y Javier Madanes Quintanilla.

Urquía fue directo: “Alberto: este proyecto afecta a los empresarios nacionales”.

El dueño de Aceitera Deheza agregó: “Nosotros competimos con 7 multinacionales y vamos a ser los únicos que tengamos que pagar”.

Para los hombres de negocios el tributo afecta la inversión nacional y –en términos relativos- beneficia a las “multis”. Sus detractores dicen que -por eso- Máximo Kirchner sería un “Robin Hood” al revés.

Esto se dijo en la última reunión de Copal, que lidera Daniel Funes de Rioja. También en la Unión Industrial –el miércoles– hubo una fuerte discusión: se criticó que el redactor del proyecto, Carlos Heller, dirija un banco cooperativo exento del pago de muchos tributos. Heller contragolpeó: califica a la UIA como “mezquina”.

El diputado tuvo un furioso encontronazo con el banquero Jorge Brito. Ambos compartieron a solas un almuerzo para tratar la cuestión y se dijeron de todo. Terminó muy mal. Hubo reproches mutuos y Brito lo responsabilizó por el daño a la economía. En el fragor del intercambio, Brito acusó a Heller de practicar un “progresismo trasnochado”.

Alfredo Coto, Marcos Bulgheroni y Paolo Rocca estuvieron a solas y escucharon a Alberto. A ninguno los afecta ya las posiciones duales de la Casa Rosada. Pero a todos -como al FMI– les genera una inquietante duda: ¿Quién manda en la Argentina?

(Visited 8 times, 2 visits today)
Seguir leyendo

Economia

Martínez: “Estamos analizando un plan específico para exportar gas a Chile”

Publicado

on

Por

El secretario de Energía anunció que analizan ampliar los mercados de exportación de gas, además de Chile y más allá del Plan GasAr. Confirmó gestiones para avanzar con un gasoducto de Vaca Muerta a Brasil.

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínezreveló que ya inició contactos con su par de Chile, Juan Carlos Jobet, para acordar un plan de exportación de gas a Chile y confirmó las gestiones en marcha para vender gas de Vaca Muerta a Brasil.

“Hoy tenemos un declino importante, por eso se lanzó el Plan GasAr a cuatro años, lo que da una horizonte y previsibilidad a la industria, con un precio que nos va a permitir frenar el declive y volver a un valor de producción, que nos dé la posibilidad de no importar tanta energía, lo que se traduce en ahorro fiscal y de divisas, a lo que también se suman la reactivación de los puestos de trabajo”, describió el funcionario durante una entrevista realizada en el ciclo “Energía, presente y futuro”, organizando por Ámbito Debate.

Martínez aclaró que el Plan Gas 4 incluye la producción convencional, no convencional y offshore y anticipó una alta adhesión de las empresas productoras. “Entendemos que toda la industria va a entrar. Quizá no es el mejor esquema que podían buscar para encontrar gran rentabilidad en el corto plazo, pero eso es un error que no debemos volver a cometer. El corto plazo es un error, incluso, para el que accede a ese beneficio, porque los grandes beneficios en el corto plazo no son sostenibles. Si le va bien a uno o dos jugadores, es porque algo mal hiciste, y tenés que dejar de hacerlo”, aseveró.

El Decreto 892/2020 de 11 páginas declara de interés público nacional y como objetivo prioritario la promoción de la producción del gas natural argentino, establece una subasta de 70 millones de m3 por día (modificables) y levanta el cepo cambiario para que empresas accedan a dólares frescos para realizar inversiones. Las licitaciones tendrán un precio máximo aproximado de u$s3,70 por millón de BTU. La diferencia entre lo que oferten y lo que finalmente se pague correrá por cuenta del Estado.

“Van a participar y va a haber competencia en la licitación. El que presente el precio más bajo va a recibir estímulos, como la prioridad en los contratos en firme para la exportación, que es una parte importante del negocio”, aseguró el secretario.

En ese marco, el exdiputado por Neuquén anunció que analizan ampliar los mercados de exportación de gas, además de Chile y más allá del Plan GasAr. “La producción de gas de Bolivia también está en declino, tanto para Argentina como para Brasil, y si en principios es un problema, es una oportunidad de vender gas a la industria del sur brasileño”, enfatizó sobre la posibilidad de unir con un gasoducto Vaca Muerta y Porto Alegre.

Mapa: Gasoducto Vaca Muerta Brasil, según la consultura Wood Mackenzie.

Mapa: Gasoducto Vaca Muerta Brasil, según la consultura Wood Mackenzie.

Según comentó Martínez, desde la Secretaría de Energía ya le solicitaron al canciller Felipe Solá y al embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, que dialoguen con los industriales brasileños para que analicen a qué precio se puede vender el gas a largo plazo, de acá a 15 años. “Eso justificaría una inversión para un gasoducto, que nos dé más gas en el país, y a su vez, llegar desde Argentina a la industria brasileña y resolver el problema que tiene con el declino boliviano”.

El secretario también confirmó la reanudación de exportaciones de gas a Chile y adelantó un nuevo plan estímulo para los interesados en este negocio. “Ahí no tenemos problemas de evacuación, como sí tenemos para llevar de Vaca Muerta a Brasil. Estamos analizando un esquema, un plan específico para exportar gas a Chile, utilizando la capacidad que tenemos de evacuación. Resuelto el declino de producción, no es un cuestión de largo plazo, sino de mediano plazo, que ya lo estamos trabajando”, afirmó.

Durante el primer semestre de 2019 se exportó un promedio de 5,9 millones de m3 diarios, sumando los envíos a Chile, Brasil y Uruguay. Para 2020 se preveía un volumen máximo de 10 millones de m3 diarios, pero la pandemia complicó los planes. Recién a fines de septiembre se retomaron las ventas con 6,7 millones diarios, pero la cifra promete crecer. En las últimas semanas se tramitaron al menos 14 pedidos para exportar gas al país vecino, que ahora la Secretaría de Energía debe aprobar. El sistema soporta hasta 20 millones por día, con gas de Vaca Muerta y Chubut.

Martínez ya se comunicó con el ministro de Energía de Chile, Juan Carlos Jobet, y el embajador argentino en Santiago, Rafael Bielsa, por este tema y prometió que en breve habrá nuevos anuncios. “Lo tenemos en carpeta y rápidamente haremos un encuentro. Tiene que ser una oportunidad para producir, que de rentabilidad, genere puestos de trabajo, divisas, regalías a las provincias, y para nosotros es muy bueno”, enfatizó.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Economia

Cuánto perdieron las jubilaciones con los aumentos por decreto que reemplazaron la ley de movilidad

Publicado

on

Por

El Gobierno anunció un aumento del 5% para los haberes jubilatorios en diciembre, por lo que la jubilación mínima quedará en los $19.035. En todos los casos, si se toma en cuenta la ley de movilidad suspendida en diciembre, todos los jubilados perdieron poder adquisitivo

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, anunciaron un aumento del 5% para los haberes jubilatorios y asignaciones en diciembre, por lo que la jubilación mínima quedará en los $19.035 y el año culminará con un incremento del 35,5 por ciento.

“Hemos tomado la medida del aumento del 5% para las jubilaciones. Esto le da un incremento a las jubilaciones mínimas del 35,3% en lo que va del año. De este modo el 75% de los beneficios previsionales le ganan a la inflación”, aseguró Cafiero durante una conferencia de prensa en la Casa Rosada.

“Estamos recomponiendo las pérdidas de los haberes jubilatorios que se arrastraban desde 2018 y 2019 que, en términos reales, fueron del 19% con la fórmula del gobierno anterior”, agregó el Jefe de Gabinete.

No obstante, si se tiene en cuenta el aumento que hubiesen percibido los haberes de los jubilados con la ley de movilidad suspendida en diciembre, en todos los casos los jubilados perdieron poder adquisitivo en comparación a los aumentos por decreto de este año.

En el caso de una persona que cobra la jubilación mínima, que en diciembre de 2019 fue de $14.068, el haber a fin de este año será de $19.035 con los aumentos por decreto (+35,31%), pero si se tiene en cuenta la fórmula suspendida le corresponderían $19.304, por lo que la pérdida sería de $269 (-1,4%), según detalló a Infobae el abogado previsionalista Adrián Tróccoli. Mientras que la pérdida a diciembre es de $5.772.

Aquellos jubilados y jubiladas que cobran dos mínimas recibieron en diciembre de 2019 $30.000, con los decretos de 2020 (+28,53%) pasarán a cobrar $38.558. De esta manera, la pérdida en relación a la ley de movilidad suspendida es de $2.607 ya que les hubiese correspondido cobrar $41.165. En tanto, la pérdida a diciembre es de $31.421.

Fuente: Adrían TróccoliFuente: Adrían Tróccoli

Los que percibieron $60.000 en diciembre de 2019, con las subas de 2020 pasarán a cobrar $75.320 (+25,53%). La diferencia con el haber que hubiesen cobrado con la ley suspendida es de $7.011 o 8,5% ya que les hubiese correspondido cobrar $82.331. En el acumulado a diciembre la pérdida es de $80.742.

Asimismo, quienes en diciembre de 2019 tenían una jubilación de 103.000, con los aumentos de 2020 pasarán a cobrar $128.011 (+24,28%), lo que significa que perdieron $13.324 o 9,4% si se considera que hubiesen percibido $141.334 con la ley de movilidad suspendida. En este caso, la pérdida a diciembre es de $151.435.

Cabe destacar que el de diciembre de este año será el último aumento por decreto que se dicta sobre los haberes jubilatorios antes del tratamiento del proyecto de ley de Movilidad Jubilatoria que el Gobierno enviará en los próximos días al Congreso y que establece una nueva fórmula de ajuste de jubilaciones.

Fuente: Adrián TróccoliFuente: Adrián Tróccoli

En ese sentido, Cafiero afirmó que el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, está terminando de definir el proyecto y que “posiblemente en los próximos días, tal vez la semana próxima” sea enviado para su tratamiento.

“El ministro de Trabajo tiene que terminar de perfeccionar el proyecto para que dé inicio al debate legislativo. Las modificaciones son producto de un gran consenso y debate en la comisión, donde hubo más de 16 reuniones de 18 expertos”, señaló Cafiero.

El anuncio realizado por Cafiero y Raverta se concretó apenas unas horas después de que el presidente Alberto Fernández anticipara que en diciembre el Gobierno dispondrá un aumento en las jubilaciones y pensiones.

En diciembre va a haber una corrección de las jubilaciones, eso es seguro porque somos conscientes de que lo tenemos que hacer y además porque no queremos que las jubilaciones queden por debajo de la inflación. Ese es un compromiso que asumí y lo voy a cumplir”, dijo el presidente Alberto Fernández en declaraciones al canal A24.

Respecto de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria que el Poder Ejecutivo enviará al Congreso en los próximos días para su discusión, el Presidente dijo que “en Argentina hubo una ley que funcionó durante años”, en referencia a la que implementó el gobierno de Cristina Kirchner, que fue dado de baja durante la administración de Mauricio Macri y que ahora se buscará reponer.

Ante una consulta de la prensa, la titular de la Anses Fernanda Raverta evitó precisar de cuánto será el aumento en marzo próximo para las jubilaciones, pero resaltó que “tendrá en cuenta las variables, es decir los aumentos salariales en base al RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables) y el de la recaudación” impositiva.

Raverta recordó, por último, que los aumentos “serán semestrales, en marzo y septiembre” de cada año.

(Visited 9 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas