Connect with us

Policiales

Se compró un auto deportivo y tres días después le pegaron un tiro en el pecho para robárselo

Publicado

on

Fin de semana fatal al oeste del Conurbano. En La Tablada asesinaron a Alan Bravo en la puerta de su casa el sábado antes de la medianoche. A Matías Banegas (30) lo atacaron en Merlo, unas horas antes y también para robarle el auto: cuando quiso escapar lo balearon en la cabeza.

Dos crímenes sacudieron la zona oeste del Gran Buenos Aires en menos de 24 horas. En ambos casos, intentos de robo de vehículos. Alrededor de las 23 del sábado asesinaron a Alan Lautaro Bravo (20) para robarle su Peugeot RCZ, un deportivo que había comprado hacía tres días. Antes, durante la madrugada del mismo día, a Matías Ezequiel Banegas (30) lo mataban de un tiro en la sien delante de Antonella, su novia.

Ambos intentaron defenderse del robo de sus autos, aunque fuentes judiciales confirmaron a Clarín que no hay vínculos entre los casos y no han identificado a los responsables.

Alan estaba en su casa de La Tablada, con un amigo y su novia. Justo en el límite con Lomas del Mirador, en Pedro Goyena y Las Heras. Tenía apenas 20 años y hacía tres días había comprado un Peugeot RCZ, valuado en dos millones y medio de pesos.

Los ladrones no se llevaron el Peugeot RCZ.

Los ladrones no se llevaron el Peugeot RCZ.

El joven trabajaba en una empresa de transportes junto a su hermano y desde los 18 años se había ido a vivir solo. Alquiló un departamento y, después, se compró su primer auto, un Citroën DS3, que también habían querido robarle.

“Nunca dejes de soñar y de creer en tus sueños. Bienvenido”, escribió en su Facebook dos días antes de morir. Se lo ve posando, apoyado en el capot de su auto nuevo, como si estuviera presentándoselo a sus seguidores.

Quienes lo conocieron no descartan que se haya resistido a entregarlo, “por cómo era y todo lo que le costó conseguirlo”, explican.

Alan llegó a subirse a su auto, que estaba estacionado en la vereda de su casa. Desde el interior de la propiedad, su amigo vio todo, fue testigo del ataque.

Alan amaba los autos. Ya había tenido un DS3.

Alan amaba los autos. Ya había tenido un DS3.

Según pudieron establecer los investigadores, fueron dos personas las que lo abordaron. Llegaron caminando y le apuntaron con un arma. El disparo le ingresó por el pecho, por el lado izquierdo, y salió por la espalda. Los vecinos escucharon los disparos e intentaron asistirlo en el lugar pero ya estaba muerto cuando lo trasladaron al Hospital Balestrini, de Ciudad Evita.

Desesperado, el amigo llamó a la madrina de Alan, una mujer policía con la que el joven había vivido durante algunos años. “Últimamente vivía trabajando. Se levantaba a las 5 de la mañana, todo para juntar la plata y comprarse ese auto. Era muy solidario, colaboraba con las ollas populares del barrio para ayudar a la gente que la pasó mal durante la pandemia”, contaron a Clarín.

Todos coinciden en que “le gustaba progresar” y que “tenía un montón de proyectos” por cumplir.

“Lo único que puedo decir es que ¡Por favor no haya más Alan!. La Matanza está cada vez peor por eso decidí mudarme lejos. Es muy triste lo que pasó. Queremos justicia”, dijo Aldana, una prima de la víctima.

Mónica, tía de la víctima, lo despidió en redes sociales: “Que en paz descanses sobrino. Y a los que te cortaron las alas, que dios y el peso de la justicia caiga sobre ellos . Porque fuiste un pibe trabajador y tenías lo que con sacrificio te costó. Justicia”.

La investigación por el crimen quedó en manos del fiscal Gastón Duplaá, de la UFI especializada en Homicidios de La Matanza. Al momento, según publicó Télam, ordenó recolectar las imágenes de las cámaras de seguridad en las casas del barrio y levantar las huellas digitales que había en el vehículo para intentar identificar a los responsables del crimen.

Un penitenciario asesinado

Algunas horas antes del crimen de Bravo, un agente del Servicio Penitenciario Federal (SPF) fue asesinado delante de su novia, en Merlo. Se trata de Matías Ezequiel Banegas, de 30 años, que fue atacado por dos personas. Murió tras recibir un disparo en la cabeza.

Asesinan a balazos a un agente del Servicio Penitenciario Federal en Merlo. La víctima fue identificada como Matías Ezequiel Banegas.

Asesinan a balazos a un agente del Servicio Penitenciario Federal en Merlo. La víctima fue identificada como Matías Ezequiel Banegas.

La principal hipótesis es que se trató de un intento de robo. El hecho ocurrió en el cruce de las calles Pearson y San Lorenzo, de esa localidad del oeste del conurbano bonaerense.

Según informaron las fuentes, los policías de la comisaría 1era. de Merlo llegaron al lugar tras una llamada al 911 de un vecino que escuchó disparos y se encontraron con Peugeot 208 arriba de la vereda, chocado contra un puesto de venta de diarios y con las puertas delanteras abiertas.

Al acercarse, los agentes vieron que en la butaca del conductor había un hombre muerto, que presentaba una herida de bala en la sien derecha. Banegas, que dentro de un mes hubiese cumplido 31 años, era un agente perteneciente al SPF que cumplía funciones en la cárcel de Devoto.

El 208 de Banegas, con la ventanilla del conductor explotada por el balazo que lo mató.

El 208 de Banegas, con la ventanilla del conductor explotada por el balazo que lo mató.

Junto al auto, los policías encontraron a la pareja de la víctima, Antonella (22), quien contó a los investigadores que fueron sorprendidos por un utilitario Renault Kangoo con dos hombres, que ambos delincuentes descendieron, y cuando Banegas puso marcha atrás para intentar huir, uno de ellos hizo dos disparos.

Uno de esos proyectiles dio en la cabeza de Banegas y los atacantes escaparon del lugar, sin concretar el robo. En la causa, caratulada como “homicidio”, interviene el fiscal Javier María Ghessi, de fiscalía N°1 de Morón, que dispuso el relevo de cámaras municipales y particulares con el fin de identificar a los autores del hecho.

“Que injusta es la vida que se carga a los más buenos , que injusto es que te arrebaten la vida cuando recién empezabas, que dolor y bronca saber que fue por algo material. Ojalá que se pudran en el infierno, acá y en la otra vida, esos mal paridos. Ya nos vamos a volver a encontrar, primo querido. Tan generoso y bueno que fuiste con todos. Parecía ayer que me prestaste tu auto para que me anime a manejar y nos tomamos esa Corona. Justicia por Matías Banegas. QEPD”, lo despidió Florencia, su prima, en redes sociales.

(Visited 15 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policiales

Un motociclista murió tras chocar contra un auto que era conducido por su papá

Publicado

on

Por

Ocurrió en la localidad de Monte Caseros. El suceso causó conmoción entre vecinos y familiares

Tan dramático como insólito. Este martes en la localidad correntina de Monte Caseros, un joven motociclista murió tras chocar contra un vehículo conducido por su padre.

El hecho se produjo a las 11.30 en la esquina de calles Vicente Mendieta y Salta, a dos cuadras del domicilio familiar en la ciudad, a 400 kilómetros de la capital correntina.

Juan José Kuhnle de 39 años de edad murió en el hospital Samuel Robinson de Monte Caseros, luego de impactar contra el automóvil en el que viajaba su padre, Hugo Gustavo Kuhnle de 69 años.

De acuerdo a lo informado por la Policía local a la agencia Télamel Toyota Corolla color gris impactó con la moto Gillera de 110 CC que era conducida por Juan Kuhnle, quien de inmediato fue asistido por su padre, que lo trasladó en su vehículo al centro de salud, donde finalmente murió.

Tras lo sucedido, el hospital emitió un parte médico donde explicó que la víctima “ingreso al Sanatorio tras sufrir accidente de tránsito inicialmente consciente con franca dificultad respiratoria e inestabilidad hemodinamica con fracturas costales múltiples, neumotorax izquerdo hipertensivo, con contusión pulmonar bilateral con tubo pleural izquierdo con requerimiento de inotropicos por shock progresivo”.

Luego señaló que el paciente “requirió desde el ingreso intubación orotraqueal con respirador mecánico y drogas inotrópicas y pese a todo el esfuerzo médico desplegado el joven falleció en las primeras horas de este martes por la tarde”.

“En el lugar se realizaron las diligencias del caso y la comisaría de Monte Caseros abrió de oficio una actuación sumarial”, explicaron las mismas fuentes.

El joven atropellado fue trasladado al hospital donde murió horas más tardeEl joven atropellado fue trasladado al hospital donde murió horas más tarde

Según Los Andes, la víctima era un profesor de matemáticas 39 años, que además ejercía como vicedirector de una escuela técnica. Trabajaba desde hacía 16 años en la agrotécnica “República de Venezuela”, el mismo lugar en el que culminó sus estudios y donde además habían sido docentes sus padres. Tras conocerse su fallecimiento, la institución informó que permanecerá cerrada hasta nuevo aviso.

No es el único accidente de este tipo que se recuerde. A mediados del mes de enero del año pasado, un adolescente de 15 años atropelló y mató a su abuela en un barrio privado de la localidad bonaerense de Tigre.

Según informaron fuentes policiales, el menor embistió a la mujer mientras practicaba manejo. La víctima fue identificada como Clementina Mascitti, una mujer de 87 años que fue atropellada por su nieto mientras observaba cómo el menor conducía un Chevrolet Agile de color gris por las calles internas del barrio hasta que de un momento a otro pierde el control. A pesar de ser asistida en el lugar, la jubilada falleció.

Todo ocurrió en el “Barrio Cerrado Santa Bárbara”, situado en Corredor Bancalari al 3900. Según se informó, en la escena intervinieron efectivos de Policía Científica.

Y en otro hecho similar, dos meses después, a principios del mes de marzo, una mujer atropelló a sus tres hijos menores mientras intentaba salir del garaje de su casa en el barrio San Francisco Solano, partido bonaerense de Quilmes. Como consecuencia del accidente, uno de ellos murió.

La víctima fatal es una niña de 4 años que falleció en un hospital de la zona. Se cree que la madre habría confundido los movimientos de la palanca de cambios mientras sacaba su vehículo del estacionamiento de la vivienda, ubicada en la calle 885 al 4735 y luego de chocar contra una pared de ladrillos.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Policiales

Un policía llamó al 911 para denunciar que su pareja se había suicidado: lo detuvieron e investigan si fue un femicidio

Publicado

on

Por

Ocurrió en Villa del Parque. La víctima, de 24 años, también era Policía de la Ciudad. Recibió un disparo en la cabeza.

Habían pasado unos minutos de las 5 de este lunes cuando llamó al 911 y dijo que su pareja, una agente de la Policía de la Ciudad, se había disparado en la cabeza después de una discusión en su casa de Villa del Parque. Cuando los investigadores llegaron a la casa, lo encontraron sentado en el patio. “Se mató”, les dijo. La causa se inició como un presunto suicidio, pero con el correr de las horas creció la hipótesis de un femicidio. El hombre, que también es policía, quedó detenido.

Todo ocurrió este lunes a la madrugada en Terrada al 2500. La víctima fue identificada como la oficial Sol Acuña Bilbao, de 24 años. Hacía un año y dos meses que trabajaba en la Fuerza porteña, en la Comisaría 12B.

Fueron los agentes de la Comisaría 11B los que respondieron al llamado, donde se denunciaba que una joven se había disparado en la cabeza.

La policía Sol Acuña Bilbao trabajaba en la comisaría 12B.  Fotos: Facebook

La policía Sol Acuña Bilbao trabajaba en la comisaría 12B. Fotos: Facebook

Al llegar al lugar, se encontraron con el cuerpo ya sin vida de Sol: tenía un orificio de bala en su cabeza. Ahí estaba su pareja.

Se trata del oficial Germán Baigorria, de 29 años y que trabaja en la división Servicios Especiales de Tránsito de la Policía de la Ciudad.

Baigorria les dijo a sus colegas que Sol se había disparado luego de una discusión entre ambos. Sin embargo, los investigadores sospechan todo ocurrió en el marco de una pelea.

Así, la versión del supuesto suicidio perdió claridad. Además, en la casa se encontraron elementos desparramados por el piso.

Germán Baigorria (29), acusado del homicidio de su pareja. Fotos: Facebook

Germán Baigorria (29), acusado del homicidio de su pareja. Fotos: Facebook

Allegados a la pareja contaron a Clarín que los jóvenes fueron compañeros en la escuela de policía. Baigorria se había separado y empezó a salir con Sol. Se fue a vivir a su casa, pero al poco tiempo decidieron separarse. “Él era muy celoso y la trataba mal”, contaron las fuentes consultas.

Volvieron a vivir juntos cuando él tuvo problemas económicos y ella quiso ayudarlo. El domingo a la noche, Sol había salido con una amiga. En la madrugada del lunes hubo una discusión. Cerca de las 5, Sol recibió el disparo que terminó con su vida.

Baigorria fue detenido y acusado por el delito de homicidio de su pareja por disposición de María Lucrecia Saenz Samaniego, del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°8.

Las pericias del caso quedaron a cargo de la Policía Federal.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Policiales

Cuatro peligrosos presos se fugaron rociando lavandina en los ojos de sus guardias

Publicado

on

Por

Ocurrió este domingo en una comisaría de San Martín. Todavía queda uno prófugo.

Lavandina, el hipoclorito de sodio sagrado y aliado desde hace un año para combatir al virus que provocó una pandemia mundial, fue el “arma” de cuatro presos que se fugaron ayer, domingo 28 de febrero, de la comisaría 4ta de San Martín. En un descuido, y aprovechando el momento en el que los efectivos les acercaron comida, les tiraron con el líquido amarillento directo a los ojos.

Tres de ellos fueron recapturados mientras que uno continúa prófugo y es intensamente buscado por efectivos de la Policía Bonaerense. Además, hay guardias con heridas punzantes y con quemaduras en la piel producto del contacto con la sustancia química.

La dependencia policial está ubicada en Avenida Márquez y Echague, en la localidad de José León Suárez, en el Partido de San Martín. Allí, cuatro hombres permanecían detenidos y alojados en el sector de los calabozos, imputados por resistencia a la autoridad, robo calificado, y dos de ellos por el delito de homicidio.

Minutos antes de las 18, horario en el que los efectivos debían ingresar alimentos para los alojados en esa dependencia, los detenidos comenzaron a rociar con lavandina a los policías, apuntándoles directamente a los ojos.

Uno de ellos, el oficial Walter Bustamante, comenzó un forcejeo con los detenidos para evitar que se escaparan y sufrió heridas (aparentemente de arma blanca) en su mano izquierda y laceraciones en su abdomen.

Los cuatro detenidos aprovecharon la situación para escapar. Fueron en dirección a un estacionamiento donde se encuentran las motos secuestradas pero fueron sorprendidos por dos mujeres: la oficial Claudia Hevia y la oficial Belén Cejas, quienes respondieron tirando con escopetas anti tumulto y lograron hacerlos retroceder nuevamente hacia los calabozos.

Pero nuevamente intentaron huir: esta vez, tres de los detenidos lograron saltar el paredón que da al fondo de la comisaría. Inmediatamente comenzó un rastrillaje que logró recapturar a dos de los prófugos en las inmediaciones de la Villa Cárcova, en el predio ferroviario ubicado en el acceso sobre la calle Fría y Guido. Actualmente personal policial se encuentra trabajando para dar con el delincuente prófugo.

Otros cuatro fugados, el mismo día, a 155 kilómetros

Otro escándalo con presos fugados sucedió este mismo domingo, pero a 155 kilómetros de San Martín: en la localidad de Magdalena. Cuatro pesos de la Unidad Penal N° 28 de Magdalena, cerca de La Plata, escaparon a las 3.30 de la madrugada de la cárcel ubicada en el kilómetro 111 de la ruta provincial 11.

Según fuentes policiales, los reclusos limaron los barrotes de una celda, saltaron un muro y le robaron a un guardia una escopeta 12/70, una pistola calibre 9 milímetros, dos cargadores con municiones y vestimenta.

La Unidad 28 de Magdalena, en 2005, fue noticia por la muerte de 33 presos. Se convirtió en la mayor tragedia dentro de cárceles argentina.

La Unidad 28 de Magdalena, en 2005, fue noticia por la muerte de 33 presos. Se convirtió en la mayor tragedia dentro de cárceles argentina.

Luego robaron un Volkswagen Suran gris y escaparon. Alertado personal policial de la fuga, intentaron detenerlos en un camino vecinal en dirección a Verónica, pero los prófugos evadieron el control y atravesaron las vallas de contención.

Luego de entrar al pueblo, siguieron escapando por la ruta 36 y descartaron el VW Suran en Magdalena, adonde robaron otro auto, un Chevrolet Aveo, y se llevaron de rehén a su conductor, de 69 años, hasta Villa Lynch, en San Martín, adonde lo abandonaron ileso.

Los cuatro evadidos se encontraban en la celda 17 del pabellón 9. Tres estaban imputados por robo y el restante por homicidio simple.

Asuntos Internos inició una investigación interna y como primera medida se ordenó el desplazamiento del jefe del penal y de siete agentes que se encontraban trabajando al momento del hecho. El caso está a cargo de la UFIJ N° 15 del Departamento Judicial La Plata.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas