Connect with us

Economia

Sandleris eliminó el piso del 60 por ciento e informó la nueva banda cambiaria

Publicado

on

El Banco Central consideró que hay una caída de las expectativas de inflación, por lo que eliminó el piso de la tasa de interés del 60 por ciento. Hace menos de un mes y medio el directorio del organismo le había asegurado a este diario que no eliminaría ese piso. Además, estableció que para el primer trimestre de 2019 el dólar podrá oscilar entre los 37 y 48 pesos.

El Banco Central fue un incumplidor serial este año. A primera hora envió un comunicado a los inversores de la city indicando que no respetará su promesa de mantener el piso de 60 por ciento de la tasa de interés hasta finales del 2018. “Por la caída significativa en las expectativas de inflación durante dos meses consecutivos se elimina el piso de tasa de interés de 60 por ciento”, dijo la entidad. Hace menos de un mes y medio el directorio del organismo le había asegurado a este diario que no eliminaría el piso.

La falta de reglas claras es uno de los principales problemas del Central. Se desacomoda con los cambios de la coyuntura y no ofrece certidumbres de mediano plazo. El organismo cambió tres veces su estrategia monetaria en lo que va del año y tuvo un presidente distinto para cada uno de los esquemas. Federico Sturzenegger decía hasta junio que la política de tasas de interés tenía que ser exógena. Luis Caputo propuso entre julio y septiembre un mix que se acompañó con el seguimiento de agregados monetarios. Y Guido Sandleris sostiene desde octubre que la tasa debe ser endógena (y el dinero exógeno).

La decisión de eliminar el piso de la tasa se intentó justificar con datos sobre las expectativas de inflación. “El promedio de expectativas de inflación para los próximos 12 meses, medido por el Relevamiento de Expectativas de Mercado, resultó en noviembre 29 por ciento. Este registro había sido de 33,4 por ciento a fin de agosto, 32,9 por ciento a fin de septiembre y 32,1 por ciento a fin de octubre. Se trata de un descenso acumulado en dicho lapso de 4,4 puntos porcentuales en la expectativa de inflación a 12 meses”. Estos números dicen poco y nada. Las expectativas de inflación son ultra volátil. Los consultores habían pronosticado en diciembre de 2017 que la inflación del 2018 iba a ser de 17 por ciento. Los datos duros indican que terminará el año por encima del 45 por ciento.

La autoridad monetaria a cargo de Guido Sandleris aprovechó para precisar cómo se intervendrá en el mercado cambiario si el dólar sale de la zona de no intervención. “Si el tipo de cambio se ubicara por debajo de la zona de no intervención, la meta de base monetaria se incrementará con las compras de dólares realizadas con las licitaciones del Central. Estas licitaciones serán, en diciembre, de hasta 50 millones de dólares por día. El acumulado en el mes de estas licitaciones no podrá exceder el 2 por ciento de la meta”.

Esta aclaración no es menor. Deja en claro que el Central potenciará el efecto de la recesión. La forma que tenía el mercado interno de expandir la actividad en el esquema de Sandleris era similar al de la convertibilidad. Se necesitaba individuos con dólares vendiendo divisas para hacerse de pesos y el Central emitiendo para sumar reservas. Pero con las precisiones del Central queda en claro que ese mecanismo no va a ocurrir. Si la base monetaria sólo puede subir un dos por ciento por mes implica que seguirá cayendo en términos reales. La inflación para diciembre se ubicará en un rango de entre el 2 y 3 el por ciento.

La definición del Central deja otro problema. Se trata de la ruptura de otra promesa implícita. Esta vez con los exportadores. El organismo había fijado bandas cambiarias para evitar entre otras cosas una nueva apreciación en términos nominales y reales. El problema es que el Fondo Monetario dio la orden de no hacer intervenciones sobre el tipo de cambio y el Central se quedó sin margen para salir a comprar divisas y volver a poner el dólar en zona de no intervención. Las compras diarias de 50 millones de dólares no representan ni el 10 por ciento del volumen que se mueve al día en el mercado cambiario. Son simbólicas pero no tienen peso para evitar que una ola carry trade pueda volver a apreciar la divisa.

El análisis de la estrategia monetaria debe tomarse entre pinzas. Lo que se informa ahora puede cambiar el próximo mes sin que las mejillas de las autoridades del Central se pongan coloradas. La entidad cambio las reglas de juego al menos una vez por trimestre este año.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Economia

Se elevó a $1,5 millones el piso para la declaración informativa de Ganancias y Bienes Personales

Publicado

on

Por

A través de una Resolución General publicada este jueves, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) elevó de $1 millón a $1,5 millones el  importe a partir del cual los contribuyentes deben informar el detalle de los bienes al 31 de diciembre de cada año. De esta forma, se eleva un 50% el piso de ingresos (brutos) para la declaración informativa de Ganancias y Bienes Personales.

“Razones de administración tributaria aconsejan elevar a $ 1.500.000 el importe a partir del cual los sujetos comprendidos en las previsiones de la citada norma deberán informar el detalle de los bienes al 31 de diciembre de cada año, valuados conforme a las normas del impuesto sobre los bienes personales que resulten aplicables a esa fecha y el total de ingresos, gastos, deducciones admitidas, y pagos a cuenta”, se precisó en la nueva norma.

Esta resolución viene a reconocer el impacto de la inflación en los salarios. Lo que plantea es que los empleados en relación de dependencia que ganen menos de $1,5 millones no deberán informar o presentar la declaración jurada informativa. Esto es muy bueno, dado que la inflación fue superior al aumento de los salarios y, por lo tanto, muchos contribuyentes que quizás tuvieron aumentos por debajo de la inflación van a dejar de presentar la declaración jurada”, explicó el tributarista Iván Sasovsky, del estudio Sasovsky & Asociados.

 Esta resolución viene a reconocer el impacto de la inflación en los salarios

La declaración es informativa y muestra el patrimonio de ese empleado en relación de dependencia partiendo de la presunción que ante determinado nivel de renta corresponde la declaración jurada de los bienes, pero que puede ser falsa si esa persona tiene esa renta y la consume; ahí no hay nada que declarar. Es una medida de control y, dentro de la simplificación en la que se encuentra trabajando la AFIP, es un paso importante”, agregó el especialista.

Con esta nueva Resolución (4493/2019) se modifica la Resolución General N° 4003, que estableció un régimen de retención en el impuesto a las ganancias. En el texto, el organismo precisa que los beneficiarios de las rentas deben presentar anualmente el formulario F. 572 web a través del servicio Sistema de Registro y Actualización de Deducciones del Impuesto a las Ganancias (SiRADIG), aun cuando en dicho período fiscal no hubiera ingresos, deducciones o nuevas cargas de familia a informar.

Además, se determinó que la transferencia electrónica del formulario de declaración jurada F. 572 web correspondiente a cada período fiscal deberá efectuarse anualmente, hasta el 31 de marzo inclusive del año inmediato siguiente al que se declara, aun cuando en dicho período fiscal no hubiera ingresos, deducciones o nuevas cargas de familia a informar.

Seguir leyendo

Economia

Una familia tipo necesitó en abril casi $29.500 para no ser pobre, $11.235 más que hace un año

Publicado

on

Por

Según el Indec, la canasta básica total (CBT), que se utiliza para determinar el límite de pobreza, aumentó 2,6% en abril. La suba se mantiene por debajo de la inflación, que registró 3,4% también en base a los datos del mes pasado que difundió el instituto de estadísticas local.

De esa manera, un hogar promedio –matrimonio y dos hijos– necesitó $29.493,65 para no ser clasificado como pobre. La cifra es $11.235,58 más que hace un año.

Por su parte, la canasta básica alimentaria (CBA), que define el umbral de indigencia de la población, subió un 1,8 por ciento. En términos interanuales, la CBT creció un 61,5% y la CBA un 66,1%, por encima del 55,8% que arrojó el IPC de abril, en la medición interanual.

Según datos del Indec de fines del 2018, la pobreza alcanzó 32% en el año de la crisis cambiaria, la devaluación, el préstamos del FMI y los saltos del dólar una cifra similar a la de 2015, cuando Mauricio Macri llegó al poder.

Son 14,3 millones de personas en el país, casi 3 millones más que el año anterior, cuyos ingresos no alcanzan para cubrir los servicios básicos. Por su parte, la indigencia subió a 6,7% (4,8% había sido en 2017).

Seguir leyendo

Economia

La ONU advierte sobre el deterioro de la economía argentina

Publicado

on

Por

Como pretendía Mauricio Macri al inicio de su gestión, la Argentina vuelve a ocupar primeras planas en “el mundo”. Sin embargo, no lo hace por ser un terreno confiable para las inversiones productivas, como prometía Cambiemos, sino como uno de los peores jugadores en un contexto internacional complejo. El último informe de la situación de la economía global de Naciones Unidas tiene muchas referencias a la Argentina y todas son negativas. Advierte que “el horizonte es altamente incierto” y lo atribuye en parte a “la falta de capacidad del Gobierno para domesticar a la inflación”. También subraya la tasa de interés “récord” del Banco Central.

El nuevo documento confirma que ya nada queda de aquel escenario de entusiasmo en el mundo de las finanzas y entre grandes corporaciones por las medidas económicas liberales que dieron marcha al gobierno de Macri. El momento actual es de incredulidad por la sensación de que la economía nacional se vuelve a acercar “al abismo”, como definió hace un mes el periódico español El País. Macri, los inversores del exterior y los analistas financieros atribuyen la crisis a la “herencia”, al contexto global y en una de esas a alguna incapacidad de gestión, aunque sin cuestionar la dirección neoliberal del programa aplicado.

Las estimaciones de la ONU marcan que el PIB argentino tuvo el año pasado una caída del 2,8 por ciento y que este año la baja será del 1,8 por ciento. En ambos casos, se trata del único resultado negativo en los países de la región con la excepción de Venezuela. Entre los países limítrofes, Uruguay creció 1,9 y se prevé un 1,5 para este año; Paraguay, 4,5 y 4,7 por ciento; Brasil, 1,4 y 2,1; Bolivia, 4,3 y 4,4, y Chile, 3,9 y 3,3 por ciento.

Pero el mal desempeño relativo de la Argentina no se limita a la región sino que sobresalió a nivel global. El informe advierte que a lo largo del 2018 el deterioro del valor del peso fue el más pronunciado entre las economías con peso propio de todo el mundo. Mientras la moneda local perdió algo más de la mitad de su poder de compra en dólares, la lira turca lo hizo por arriba del 30 por ciento. Entre el 13 y el 10 por ciento de depreciación de la moneda se quedaron la India, Brasil, Rusia, Indonesia y Sudáfrica. Mejor les fue a Filipinas, Chile, China, Corea del Sur, Taiwan y México. Naciones Unidas señala que el grado de deterioro cambiario de Argentina y de Turquía “se debe a factores domésticos” y advierte sobre el efecto contagio del caso turco, por la exposición de bancos europeos y principalmente españoles a deudores de ese país. También hay una mención a las turbulencias financieras en Brasil, Indonesia y Sudáfrica.

Efectivamente, el Gobierno tiene razón cuando marca que el año pasado se verificó un contexto económico adverso. La ONU señala que además de Argentina, India, Indonesia y México tuvieron que elevar las tasas de interés y que junto al caso local, Barbados, Pakistán y Sri Lanka debieron acudir a la ayuda financiera del FMI. Sin embargo, la Argentina se destaca porque atravesó particularmente mal la tormenta, tanto es así que con su desempeño contribuyó a la profundización de los desequilibrios.

“El déficit fiscal y de cuenta corriente, combinados con la falta de capacidad del Gobierno para domesticar a la inflación, motivó un aumento del pesimismo acerca del futuro de la economía. Con la economía en recesión junto a severas medidas de austeridad fiscal, el horizonte es altamente incierto”, indica el informe. Resalta que en la región “el consumo de los hogares se desaceleró en 2018, en parte como reflejo del mercado laboral más débil y de un fuerte deterioro de la situación en Argentina”.

La ONU dice que “el giro económico recesivo en 2018 ha sido particularmente severo en Argentina” y agrega que “en su mayoría los países se mantuvieron en línea con los objetivos de inflación de sus bancos centrales, con las excepciones de Argentina y de Venezuela”. La inflación estimada por la ONU –de manera optimista– del 32 por ciento para este año en Argentina solamente es superada por Irán (34,9), ya que no hay datos para Venezuela.

Seguir leyendo

Más Visitadas