Connect with us

Politica

Rafecas “no va a asumir para ser el Procurador que debilite al Ministerio Público Fiscal”, dicen en su entorno

Publicado

on

El candidato de Alberto Fernández para ese cargo se negaría a aceptarlo si prospera el proyecto K de reducir la mayoría agravada del Senado para designarlo.

El cargo de Procurador General de la Nación es uno de los máximo a los cuales se aspirar en la carrera judicial. Ese pensamiento lo comparte Daniel Rafecas, juez federal porteño desde hace 16 años. Pero llegar a cubrir el puesto para el que lo eligió el presidente Alberto Fernández en febrero se convirtió para él en un desafío que por el momento tiene más interrogantes que certezas. El kirchnerismo quiere modificar las condiciones bajo las cuales se elige al jefe de todos los fiscales, y dejar de lado la mayoría especial de dos tercios del Senado, que obliga a un acuerdo político. Los que conocen a Rafecas dicen en estos días que aceptar la procuración bajo esas circunstancias sería “asumir debilitando al Ministerio Público Fiscal. Y él no va a ser ese Procurador”. El mismo juez había declarado eso en agosto.

El juzgado federal 3 es el que tiene como titular a Daniel Rafecas hace 16 años. Se había ilusionado en el verano,  cuando Alberto Fernández hizo circular la foto de ambos en el despacho presidencial para mostrarlo como el candidato para asumir el cargo de Procurador. El puesto se encuentra vacante hace tres años, por falta de un acuerdo en la política. Eduardo Casal está frente al Ministerio Público Fiscal en carácter de interino.

Poco querido por los radicales por haber impulsado la causa de las coimas en el Senado que avanzó sobre Fernando De la Rúa y gran parte de su gabinete, Rafecas sabe que tampoco es uno de los favoritos del kirchnerismo, pese a que fue quien en pocos días rechazó investigar la denuncia del malogrado fiscal Alberto  Nisman contra Cristina. Le bastaba, sin embargo, el respaldo de Alberto Fernández que por estos días parece no ser suficiente. El mayor temor cerca de Rafecas es que la Casa Rosada ceda ante el proyecto K que avanza en el Congreso, para que se modifique la ley que rige cómo debe elegirse al Procurador.

El debate se centra en la cantidad de votos que deben respaldar a quien asuma como jefe de los fiscales. Hasta ahora se requiere de una mayoría agravada de dos tercios del Senado, lo mismo que se necesita para asumir como ministro de la Corte Suprema de Justicia. La iniciativa cobra celeridad después del informe del comité de juristas que el Presidente designó, integrado entre otros por Carlos Beraldi, el abogado de Cristina Kirchner.

Por seis votos contra cinco, la Comisión Beraldi recomendó esta semana al presidente bajar la exigencia de los dos tercios del Senado por una mayoría absoluta para nombrar al nuevo Procurador General de la Nación. La sugerencia se conoció mientras se impulsa en el Congreso el proyecto del senador rionegrino Alberto Weretilneck para modificar la Ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal y elegir al futuro procurador bajando de dos tercios (48 votos sobre 72) a la mayoría absoluta (37 votos). Oscar Parrilli convocó a la comisión de Justicia para este viernes a las 10, con el fin de dictaminar sobre las modificaciones a la ley que fija la duración del mandato del jefe de los fiscales, como las mayorías necesarias tanto para su designación como remoción.

El juez Rafecas ya había anunciado en agosto que de concretarse esa modificación retiraría su candidatura. El mensaje es reiterado ahora. Quienes lo conocen aseguraron que el planteo es aún más explícito, no quiere ser “el Procurador que debilite al Ministerio Público Fiscal”. Entiende que de asumir con una mayoría simple del Senado recibiría un poder depreciado. Y no está dispuesto a que uno de los requisitos primordiales, que habla de la envergadura del cargo, sea manoseado.

La Procuración es un cargo de significancia, sobre todo en un país que se encamina hacia el sistema acusatorio, en el que los fiscales serán quienes conduzcan las investigaciones e impulsen los procesos. En Comodoro Py no desligan esta modificación con la pelea que está librando el kirchnerismo respecto al cargo. “El futuro procurador deberá decidir sobre causas que involucran a la vicepresidenta, como también en situaciones delicadas del futuro. Es un cargo más que relevante”, indicó un juez federal. El fiscal Carlos Rívolo fue más allá: “En este escenario, el sistema acusatorio antes de alumbrar ya nacería debilitado, máxime si tiene acogida el Proyecto donde el Procurador estará sujeto a que la Comisión Bicameral lo pueda remover”.

Rafecas aguarda que la discusión que libró la dirigencia política se dirima de tal manera que no se afecten los requisitos actuales para la elección del Procurador. Es lo único que lo mantendría en carrera, bajo la absoluta convicción de que tampoco será un camino allanado en el Congreso el debate sobre su pliego.

Como representante de la Asociación de Fiscales, Rívolo coincide en plantear que lo que el kirchnerismo busca concretar terminará por “debilitar al Ministerio Público Fiscal”. Lograr esta reforma en el Congreso “debilita al Procurador y a todos los fiscales. Es inaudito que se piense en la reelección del Procurador, qué contenido de campaña habrá para que el Ejecutivo lo vuelva a elegir, es un disparate”, indicó Rívolo a Clarín.

(Visited 11 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Politica

La movilidad jubilatoria comenzará a debatirse hoy en el Senado

Publicado

on

Por

La reunión se realizará desde las 14 y está previsto que el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; y la directora ejecutiva de ANSES, María Fernanda Raverta, expongan a través de videoconferencia ante los legisladores.

El proyecto de ley que modifica el índice de movilidad jubilatoria, enviado por el Poder Ejecutivo al Senado, comenzará a ser debatido hoy durante un plenario de las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Presupuesto y Hacienda de la Cámara alta, se informó oficialmente.

La reunión se realizará desde las 14 y está previsto que el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; y la directora ejecutiva de ANSES, María Fernanda Raverta, expongan a través de videoconferencia ante los legisladores.

El proyecto de ley, enviado la semana pasada al Congreso, “propicia una nueva fórmula de movilidad de las prestaciones, mediante la sustitución del artículo 32 de la ley 24.241 y sus modificaciones cuya aplicación se encuentra suspendida por el artículo 55 de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la emergencia”.

La iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo modifica el índice de movilidad jubilatoria, elaborado en base al trabajo de una comisión mixta, y comenzará a utilizarse desde 2021, cuando venza el actual período de emergencia en la materia.

El proyecto contempla un aumento semestral mediante una fórmula que combina los índices de evolución de los salarios (50%) y de la recaudación (50%), vigente durante los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

El texto fue elaborado en base a la propuesta de 131 páginas elevada por esa comisión, creada a partir de la Ley 27.541 de Solidaridad Social e integrada por 17 miembros -legisladores del oficialismo y de la oposición y funcionarios nacionales-, cuya labor constó de 17 reuniones en las que se recibieron a 24 expositores.

(Visited 5 times, 5 visits today)
Seguir leyendo

Politica

Alberto Fernández descongela la relación con la CGT: almorzará con seis sindicalistas en Olivos

Publicado

on

Por

La dirigencia cegetista le reclamará por el recorte de la ayuda económica, las jubilaciones y las obras sociales. El Presidente, que no recibe a la central obrera desde septiembre y estaba molesto con las críticas sindicales, quiere apurar el Consejo Económico y Social

Alberto Fernández decidió descongelar el diálogo con la Confederación General del Trabajo (CGT): almorzará este martes en Olivos con seis dirigentes de la cúpula cegetista, que irán con una amplia lista de temas para resolver, desde el reclamo por el recorte de la ayuda económica hasta la ayuda para las obras sociales, pasando por el Consejo Económico y Social.

La delegación sindical estará integrada por los cotitulares de la CGT Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio), Andrés Rodríguez (UCPN); Gerardo Martínez (UOCRA), Armando Cavalieri (Comercio) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias).

La relación Gobierno-CGT estaba atravesando por una crisis luego de que el consejo directivo de la central obrera mantuvo una agitada reunión, el 10 de noviembre pasado, en el que abundaron los cuestionamientos contra el oficialismo por el ajuste que se puso en marcha a través de la eliminación de planes de asistencia como el IFE y el ATP (para pagar una parte de los salarios de empresas en crisis), la nueva fórmula de actualización de las jubilaciones, la desactivación del programa Precios Cuidados y el aumento de las tarifas y las prepagas.

La dirigencia cegetista resolvió entonces pedir una audiencia con el Presidente para plantearle su posición o, a lo sumo, un encuentro con el gabinete económico, pero el Gobierno decidió no concederle ninguna reunión por el malestar que causaron las críticas sindicales. Sin embargo, siguió en contacto con los gremialistas el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

Héctor Daer, cotitular de la CGT, y Alberto Fernández, en el acto del 17 de octubre en la sede cegetistaHéctor Daer, cotitular de la CGT, y Alberto Fernández, en el acto del 17 de octubre en la sede cegetista

El último contacto entre el jefe del Estado y la CGT fue en el acto por el 17 de octubre que se hizo en la sede cegetista de Azopardo 802, aunque el anterior contacto a solas en el que pudieron abordar una agenda de temas se produjo en septiembre pasado, también en la Quinta de Olivos, donde durante tres horas y media repasaron la situación socioeconómica y la propuesta sindical para reformular el sistema de obras sociales y evitar su desfinanciación.

En ese momento, la CGT y el ministro de Salud, Ginés González García, negociaban una propuesta para aumentar el aporte de los trabajadores a las obras sociales destinado a compensar los severos problemas financieros del sistema sindical de salud, agravado por la cuarentena, pero finalmente se frenó debido al rechazo que generó esa alternativa.

Entre las quejas de la CGT también figura que el titular de Salud no avanzó con la idea conjunta de redactar un proyecto de ley complementaria para corregir asimetrías del sistema de obras sociales. Sin embargo, González García trató este tema la semana pasada con sus colegas del gabinete económico y el superintendente de Servicios de Salud, Eugenio Zanarini.

Si fuera así, quedará más en evidencia que el Gobierno no quiso recibir hasta ahora a la CGT luego de sus críticas, pero le respondió virtualmente con anuncios vinculados con los reclamos que había efectuado la central obrera para dejar sin efecto el malestar existente.

El ministro de Trabajo Claudio MoroniEl ministro de Trabajo Claudio Moroni

Por un lado, se informó que pondrán en marcha el programa Potenciar Trabajo para asistir a parte de los beneficiarios del IFE y se relanzó el programa Repro II, a través del cual se pagará a los trabajadores de las empresas adheridas una suma de hasta $9.000 mensuales.

Por otra parte, poco después de que lo exigió el consejo directivo de la CGT, el Gobierno prorrogó por otros 60 días la prohibición de los despidos y la doble indemnización.

Además, los sindicalistas habían advertido que las obras sociales no estaban en condiciones de pagar las vacunas contra el COVID-19 y la Superintendencia de Servicios de Salud demoró sólo dos días en garantizar que el Gobierno “se hará cargo de la provisión y de la aplicación”.

Dos semanas después de las críticas de la CGT, por otra parte, Alberto Fernández se anticipó a contestar un viejo reclamo sindical: prometió que pondrá en marcha rápidamente el Consejo Económico y Social, sin esperar a crearlo mediante una ley, tal como había anunciado en el discurso que brindó el 10 de diciembre, cuando anunció como presidente de la Nación.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Politica

Alberto Fernández habló por teléfono con Joe Biden y le pidió ayuda en la negociación con el FMI

Publicado

on

Por

Fue este lunes, luego de varios días de negociaciones. El contacto duró 35 minutos. Menciones al Papa Francisco y América Latina.

Finalmente se produjo el esperado llamado. Alberto Fernández y Joe Biden hablaron este lunes por primera vez desde el triunfo del estadounidense en las elecciones presidenciales frente a Donald Trump. Fue una primera conversación, en la que el argentino, que estaba en la Casa Rosada felicitó al demócrata por su triunfo en las agitadas elecciones del pasado 3 de noviembre.

“Quiero trabajar junto a usted para ordenar a América Latina y creo que con el Papa como socio, definitivamente, nos va a ir muy bien”, le dijo Alberto F. a Biden de acuerdo a la Casa Rosada y según corroboró Clarín. El punto más fuerte fue cuando le pidió ayuda en las negociaciones con el FMI, con lo que el estadounidense estaría de acuerdo -siempre según fuentes argentinas- ya que dijo que iba a “tratar de saldar los problemas financieros de América Latina”. Luego el canciller Felipe Solá lo ratificó en una entrevista radial.

Clarín supo que hablaron del Papa Francisco, del cual ambos son admiradores. De hecho Biden es católico y siendo vicepresidente de Barack Obama organizó la visita del pontífice a Estados Unidos, en 2015. Y además, el Papa estuvo con su familia durante la muerte ese año de su hijo Beau.

Un comunicado de la Casa de Gobierno señalaba esta lunes que Fernández felicitó al presidente electo por el resultado en las recientes elecciones y resaltó que su triunfo significa “una gran oportunidad de generar un mejor vínculo para que Estados Unidos se reencuentre con América Latina”. Según la Rosada, Biden le manifestó al Presidente que “el continente tiene un gran potencial, con una democracia sólida, y tenemos una amplia agenda para trabajar desde Canadá hasta la Argentina”. Y que quería tener “una relación sólida con el continente”, sostuvo Biden. El demócrata también habló este lunes con el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado.

Fernández ya le había enviado un mensaje similar por Twitter tras la victoria sobre Donald Trump. La llamada la venía trabajando desde hace unos días el embajador en Washington, Jorge Argüello, quien estuvo hace diez días en Buenos Aires, coordinando varias cuestiones: el G20 con Fernández y el canciller Felipe Solá; los problemas de la deuda, y la llamada de este lunes con Biden.

En Casa de Gobierno, durante la charla, estuvieron Martín Guzmán y el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz. Horas antes, Fernández habló con Jair Bolsonaro por videoconferencia

El comunicado de Presidencia cuenta que Fernández le dijo a Biden -que asume el 20 de enero- que estaban “culminando años difíciles para América Latina y que quería que “las cosas cambien” y que lo veían a él como “alternativa”. “Con una relación sólida y madura defendiendo la seguridad y las democracias en el continente, tengo la seguridad de que vamos a hacer muchas cosas juntos”, le ofreció.

“En otro trayecto de la llamada, el presidente argentino puso de relieve su vínculo con el Papa, con quien comparte su amistad. Así le transmitió el agradecimiento que tiene con el Papa Francisco, quien viene ayudándole desde que asumió Fernández a la presidencia y sobre todo en su apoyo en las negociaciones con el FMI”, afirmó el comunicado de presidencia.

Siempre según la línea argentina, Biden sostuvo que tiene “valores compartidos con el Papa, cómo el catolicismo, el cambio climático, la lucha contra la pobreza y los refugiados, y sostuvo que siente una gran admiración por él”.

“Ustedes tienen un país con una gran cantidad de recursos humanos y naturales, con una predominante descendencia europea. Eso va a ayudar a tener un futuro exitoso”, dijo Biden, que en los primeros días de su triunfo habló con el presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Durante la campaña electoral de los Estados Unidos, Fernández y su gobierno se llamaron a silencio para no pronunciarse por un candidato u otro (la reelección de Trump o la elección de Biden), aunque confirmada la tendencia el 3 de noviembre empezaron a circular expresiones en favor del demócrata.

La única conversación de Fernández con Trump tuvo lugar el 1 de noviembre del año pasado, a días del triunfo que lo llevó a la Casa Rosada. Fue un diálogo breve pero cordial. “Felicitaciones por la gran victoria. La vimos por televisión”, comentó el mandatario estadounidense, según se indicó en una gacetilla del equipo de Fernández. Además, Trump le transmitió: “Va a hacer un trabajo fantástico. Espero poder conocerlo inmediatamente. Su victoria ha sido comentada en todo el mundo”. Desde entonces no se comunicaron más, y el estadounidense armó alianza con el brasileño Jair Bolsonaro.

Argentina precisa el apoyo de Washington a sus renegociaciones de deuda con el FMI, algo que no se produjo de manera explícita durante la administración de Donald Trump.

Por otro lado, hay asuntos comerciales pendientes entre Argentina y EE.UU. Uno de ellos es el contundente freno a la entrada del biodiesel argentino en Washington debido a la suba de aranceles, lo que afectó exportaciones por US$ 1.300 millones al año. El Gobierno no descarta protestar ante la Organización Mundial de Comercio por ello. Y, a su vez, recientemente, Estados Unidos planteó “preocupaciones” contra las trabas a las importaciones que incrementó el Gobierno a lo largo de este año.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas