Connect with us

Internacional

Preparando su ciberataque a Rusia, EE.UU. descubre otro hackeo de China

Publicado

on

La proliferación de ciberataques por parte de los rivales está suponiendo un reto para la administración Biden en su intento de disuadir las intrusiones en los sistemas gubernamentales y corporativos.

WASHINGTON – Justo cuando planea comenzar a tomar represalias contra Rusia por el hackeo a gran escala de agencias gubernamentales y corporaciones estadounidenses descubierto a finales del año pasado, la administración Biden se enfrenta a un nuevo ciberataque que plantea la cuestión de si tendrá que devolver el golpe a otro gran adversario: China.

En conjunto, las respuestas empezarán a definir la forma en que el presidente Joe Biden configure la respuesta de su nueva administración a la escalada del ciberconflicto y si puede encontrar la forma de imponer una sanción más severa a los rivales que explotan regularmente las vulnerabilidades de las defensas del gobierno y de las empresas para espiar, robar información y dañar potencialmente los componentes críticos de la infraestructura de la nación.

Microsoft reconoció el 31 de diciembre de 2020 un ataque de hackers rusos. Ahora descubrieron otro de los chinos. Foto de GABRIEL BOUYS / AFP.

Microsoft reconoció el 31 de diciembre de 2020 un ataque de hackers rusos. Ahora descubrieron otro de los chinos. Foto de GABRIEL BOUYS / AFP.

El primer movimiento importante se espera en las próximas tres semanas, según los funcionarios, con una serie de contraataques encubiertos en las redes rusas que pretenden ser evidentes para el presidente Vladimir Putin y sus servicios de inteligencia y militares, pero no para el resto del mundo.

Los funcionarios dijeron que los ataques se combinarían con algún tipo de sanciones económicas -aunque quedan pocas sanciones realmente efectivas por imponer- y una orden ejecutiva de Biden para acelerar el endurecimiento de las redes del gobierno federal tras el hackeo ruso, que pasó desapercibido durante meses hasta que fue descubierto por una empresa privada de ciberseguridad.

En los últimos días, la cuestión ha adquirido una mayor urgencia en la Casa Blanca, el Pentágono y las agencias de inteligencia tras la revelación pública de una importante brecha en los sistemas de correo electrónico de Microsoft utilizados por pequeñas empresas, gobiernos locales y, según algunos informes, contratistas militares clave.

Microsoft identificó a los intrusos como un grupo chino patrocinado por el Estado y se apresuró a publicar un parche para permitir a los usuarios de su software cerrar la vulnerabilidad.

Pero eso desencadenó una carrera entre los responsables de parchear los sistemas y una serie de nuevos atacantes -incluidos otros múltiples grupos de piratas informáticos chinos, según Microsoft- que buscaban explotar los agujeros del sistema mientras pudieran.

El gobierno de Estados Unidos no ha hecho pública ninguna determinación formal sobre los responsables del hackeo, pero en la Casa Blanca y en el campus de Microsoft en Redmond (Washington) se teme que el espionaje y el robo sean el preludio de una actividad mucho más destructiva, como la modificación de los datos o su eliminación.

La Casa Blanca subrayó la gravedad de la situación en un comunicado el domingo del Consejo de Seguridad Nacional.

“La Casa Blanca está llevando a cabo una respuesta de todo el gobierno para evaluar y abordar el impacto” de la intrusión de Microsoft, decía el comunicado.

Calibrar la respuesta

La respuesta está dirigida por Anne Neuberger, una ex funcionaria de la Agencia de Seguridad Nacional que es la primera en ocupar un puesto de nueva creación: asesora adjunta de seguridad nacional para tecnologías cibernéticas y emergentes.

El comunicado decía que los funcionarios de seguridad nacional estaban trabajando durante todo el fin de semana para hacer frente al hackeo y que “se trata de una amenaza activa que sigue desarrollándose, e instamos a los operadores de redes a que se la tomen muy en serio.”

Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional de Biden, dijo en Twitter el jueves que la Casa Blanca estaba “siguiendo de cerca” los informes de que las vulnerabilidades de Microsoft Exchange estaban siendo utilizadas en “compromisos potenciales de los grupos de reflexión de Estados Unidos y las entidades de la base industrial de defensa.”

El descubrimiento se produjo en un momento en que el equipo de seguridad nacional de Biden, dirigido por Sullivan y Neuberger, ha dado prioridad en su agenda a un esfuerzo por disuadir los ataques, ya sea que su intención sea el robo, la alteración de datos o el cierre de redes.

Para el presidente, que prometió que el ataque ruso “no quedaría sin respuesta“, las reacciones de la administración en las próximas semanas serán una prueba de su capacidad para afirmar el poder de Estados Unidos en una batalla a menudo invisible pero cada vez más importante entre las grandes potencias en el ciberespacio.

Una mezcla de sanciones públicas y contraataques privados es la combinación más probable para forzar una “amplia discusión estratégica con los rusos”, dijo Sullivan en una entrevista el jueves, antes de que el alcance del ataque chino estuviera claro.

“En realidad, creo que un conjunto de medidas que son entendidas por los rusos, pero que pueden no ser visibles para el mundo en general, son en realidad las medidas más eficaces en términos de aclarar lo que Estados Unidos cree que está dentro y fuera de los límites, y lo que estamos dispuestos a hacer en respuesta”, añadió.

Desde el primer día de la nueva administración, Sullivan ha estado reorganizando la Casa Blanca para diseñar este tipo de respuestas.

La misma orden que emitió el 20 de enero, en la que se exigía a los militares que avisaran a la Casa Blanca antes de realizar ataques con drones fuera de las zonas de guerra, contenía un párrafo con instrucciones separadas para hacer frente a las grandes ciberoperaciones que corren el riesgo de intensificar el conflicto.

La orden dejaba en pie, sin embargo, un documento aún secreto firmado por el presidente Donald Trump en agosto de 2018 que otorgaba al Comando Cibernético de Estados Unidos autoridades más amplias que las que tenía durante el gobierno de Obama para llevar a cabo escaramuzas cotidianas y de corta duración en el ciberespacio, a menudo sin autorización presidencial explícita.

En virtud de la nueva orden, el Cibercomando tendrá que presentar a la Casa Blanca operaciones de tamaño y alcance significativos y permitir que el Consejo de Seguridad Nacional revise o ajuste esas operaciones, según funcionarios informados sobre el memorando.

Es probable que la próxima operación contra Rusia, y cualquier posible respuesta a China, entren en esta categoría.

Los funcionarios estadounidenses siguen tratando de comprender mejor el alcance y el daño causado por el ataque chino, pero cada día desde su revelación ha sugerido que es más grande, y potencialmente más dañino, de lo que se pensó en un principio.

“Es un hackeo enorme”, escribió el viernes en Twitter Christopher C. Krebs, ex director de la Agencia de Ciberseguridad y Seguridad de las Infraestructuras.

Las estimaciones iniciales apuntaban a que unos 30.000 sistemas se habían visto afectados, la mayoría de ellos operados por empresas o agencias gubernamentales que utilizan el software de Microsoft y ejecutan sus sistemas de correo electrónico de forma interna. (El correo electrónico y otros sistemas que se ejecutan en la nube de Microsoft no se vieron afectados).

Pero la amplitud de la intrusión y las identidades de las víctimas aún no están claras.

Y aunque los chinos desplegaron el ataque de forma generalizada, es posible que sólo buscaran hacerse con la información de un grupo reducido de objetivos en los que tienen mayor interés.

No cabe duda de que el alcance del ataque hace que los funcionarios estadounidenses se planteen si tendrán que tomar represalias también contra China.

Eso los pondría en la posición de participar en un conflicto potencialmente escalado con dos países que son también sus mayores adversarios con armas nucleares.

En los últimos días ha quedado cada vez más claro que el hackeo que Microsoft atribuido a Beijing plantea muchos de los mismos problemas que el ataque de SolarWinds realizado por los rusos, aunque los objetivos y la metodología son significativamente diferentes.

Al igual que los rusos, los atacantes chinos iniciaron su campaña contra Microsoft desde servidores informáticos -esencialmente servicios en la nube- que alquilaron bajo identidades supuestas en Estados Unidos.

Ambos países saben que la ley estadounidense prohíbe a las agencias de inteligencia buscar en sistemas basados en Estados Unidos, y están explotando esa restricción legal.

“El actor chino aparentemente dedicó tiempo a investigar a las autoridades legales y reconoció que si podían operar desde dentro de Estados Unidos, sacaba del campo a algunos de los mejores cazadores de amenazas del gobierno”, dijo el viernes Tom Burt, el ejecutivo de Microsoft que supervisa la investigación.

El resultado fue que, tanto en el caso de SolarWinds como en el más reciente de los hackeos chinos, las agencias de inteligencia de Estados Unidos parecían haber pasado por alto la evidencia de lo que estaba ocurriendo hasta que una empresa privada lo vio y alertó a las autoridades.

El debate que preocupa a la Casa Blanca es cómo responder.

Sullivan fue asesor de seguridad nacional de Biden cuando éste era vicepresidente, mientras la administración Obama se esforzaba por responder a una serie de ataques.

Entre ellos, el intento chino de robar 22,5 millones de registros de autorización de seguridad de la Oficina de Gestión de Personal en 2014 y el ataque ruso a las elecciones presidenciales de 2016.

En escritos y conversaciones durante los últimos cuatro años, Sullivan ha dejado claro que cree que las sanciones tradicionales por sí solas no aumentan lo suficiente el costo para obligar a potencias como Rusia o China a empezar a hablar de nuevas reglas de juego para el ciberespacio.

Pero los funcionarios gubernamentales temen a menudo que una respuesta demasiado fuerte suponga un riesgo de escalada.

Esta es una preocupación especial en los ataques rusos y chinos, en los que ambos países han colocado claramente “puertas traseras” en los sistemas estadounidenses que podrían utilizarse para fines más destructivos.

Los funcionarios estadounidenses dicen públicamente que las pruebas actuales sugieren que la intención rusa en el ataque a SolarWinds era simplemente el robo de datos.

Pero varios funcionarios de alto nivel, al hablar sin ser identificados, dijeron que creían que el tamaño, el alcance y el gasto de la operación sugerían que los rusos podrían haber tenido motivos mucho más amplios.

“Me llama la atención la cantidad de estos ataques que socavan la confianza en nuestros sistemas”, dijo Burt, “al igual que hay esfuerzos para que el país desconfíe de la infraestructura de votación, que es un componente central de nuestra democracia”.

Rusia irrumpió en el Comité Nacional Demócrata y en el registro estatal de votantes

(Visited 7 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Cazan un enorme caimán y resuelven un misterio que llevaba 24 años

Publicado

on

Por

El animal medía 4,5 metros y se asombraron por el contenido de su estómago.

Empleados de una carnicería del condado estadounidense de Charleston, en Estados Unidos, se asombraron por lo que encontraron en el interior de un enorme caimán capturado en una propiedad privada aledaña al río Edisto, según informa la CBS y reproduce RT.

La carnicería se llama Cordray’s y es dirigida por Claudia y Michael Cordray. Procesan más de 100 caimanes al año y pueden convertir su carne en salchichas. Además, tienen servicio de taxidermia y pueden transformar un caimán muerto en cualquier cosa, incluso en una lámpara de pie.

No abren ni analizan el contenido de los estómagos de los animales que les llevan.

El animal medía 4,5 metros y se asombraron por el contenido de su estómago (Facebook).

El animal medía 4,5 metros y se asombraron por el contenido de su estómago (Facebook).

“Normalmente no miramos al estómago. Una vez abrimos el estómago de un caimán grande hace años, y había un pez de 90 cm muy podrido dentro. Olía tan mal que todos tuvieron que irse”, dijeron en la empresa.

Pero nunca habían visto un caimán de 4,5 metros de largo y 200 kilos de peso, y esta vez hicieron una excepción.

UN MISTERIO RESUELTO

Entre los objetos hallados que llamaron la atención había cinco collares de perros con sus placas identificatorias, dos de ellas con el número de contacto aún legibles.

Entre los objetos hallados había cinco collares de perros con sus placas identificatorias (Facebook).

Entre los objetos hallados había cinco collares de perros con sus placas identificatorias (Facebook).

Uno de los números telefónicos ya no existía, pero el otro sí, y el dueño de casa confirmó que 24 años atrás había perdido a tres de sus perros de caza en el área cercana a donde fue capturado el reptil.

Y el dueño de los perros encontró respuesta a un misterio que para él llevaba 24 años. Creyó que sus perros habían sido robados.

En uno de los números teléfónicos el dueño de casa confirmó que 24 años atrás había perdido a tres de sus perros de caza (Facebook).

En uno de los números teléfónicos el dueño de casa confirmó que 24 años atrás había perdido a tres de sus perros de caza (Facebook).

El apetito del caimán parece que no tenía límites porque también le extrajeron una bujía de auto, un casquillo de bala, un chaleco antibalas, grandes cantidades de garras de gato montés y caparazones de tortugas.

Se desconoce la edad exacta del caimán pero basándose en el tamaño promedio de la especie y en el hecho de que hace 24 años era lo suficientemente grande para comerse a un perro de caza, se estima que tenía entre 50 y 70 años.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Internacional

Histórico: Joe Biden anunció que tras 20 años Estados Unidos retira sus tropas de Afganistán

Publicado

on

Por

Será para el 11 de septiembre, en el 20 aniversario del atentado terrorista contra las Torres Gemelas, el Pentágono y Pennsylvania que causó unos 3.000 muertos. La OTAN también lo hará el 1° de mayo.

“Llegó la hora de terminar la guerra más larga de Estados Unidos”. Con esta frase, el presidente Joe Biden anunció este miércoles en un discurso en la Casa Blanca que retirará todas las tropas estadounidenses de Afganistán para este 11 de septiembre y así pondrá punto final a la participación de EE.UU. en un conflicto que duró más de dos décadas, que ha causado más de 2.000 soldados muertos y un costo de billones de dólares.

Además, los países de la OTAN también acordaron iniciar la retirada de sus tropas el 1 de mayo, en un proceso que debería completarse en “unos pocos meses”, anunció la alianza militar transatlántica en un comunicado.

“Es tiempo que las tropas estadounidenses vuelvan a casa”, dijo Biden en el Salón de los Tratados, todo un símbolo porque fue el mismo lugar donde el ex presidente George W Bush anunció en octubre de 2001 que había comenzado la guerra en Afganistán con ataques a bases terroristas.

La fecha de retiro también es simbólica porque marcará el 20 aniversario del atentado terrorista más sangriento en la historia de EE.UU., contra las Torres Gemelas, el Pentágono y en un avión en Pennsylvania, que causó unos 3.000 muertos y que desató la ofensiva estadounidense en Afganistán.

El presidente JOe Biden en el cementerio de Arlington, Virginia, al rendir homenaje a los caídos en Afganistán. Foto AFP

El presidente JOe Biden en el cementerio de Arlington, Virginia, al rendir homenaje a los caídos en Afganistán. Foto AFP

Con un tono calmo y emotivo, Biden dijo que “fuimos a Afganistán por un horroroso ataque que sucedió hace 20 años. Esto no puede explicar por qué debemos permanecer allí en 2021. En vez de regresar a una guerra con los Talibanes, tenemos que enfocarnos en los desafíos que determinarán nuestra posición y alcance hoy y en el futuro”, dijo.

“No podemos continuar el ciclo de extender o expandir nuestra presencia militar en Afganistán esperando crear las condiciones ideales para nuestro país”, dijo. “Ahora soy el cuarto presidente de EE.UU. que gobierna con tropas en Afganistán: dos republicanos, dos demócratas. No le voy a pasar esta responsabilidad a un quinto”, dijo.

“Creo que nuestra presencia en Afganistán debería estar centrada en la razón por la cual fuimos en primer lugar: para asegurar que Afganistán no sea usado como una base para atacar nuestra patria. Nosotros cumplimos con ese objetivo”, indicó. Pero dijo que seguirán monitoreando que el terrorismo no se expanda.

El anuncio de Biden significa que extiende el plazo del 1 de mayo, la fecha que su antecesor Donald Trump había negociado con los talibanes el año pasado para retirar totalmente las tropas. Ahora comienza en mayo y terminará en septiembre. Estados Unidos tiene allí desplegados 2.500 militares, pero hay unas 1.000 personas adicionales de Fuerzas Especiales.

Biden contó que había hablado con George Bush sobre la decisión que anunciaría hoy y que ambos coincidían en la valentía de las tropas estadounidenses y el sacrificio por su país, algo que el demócrata dijo que había comprobado en persona en viajes en Afganistán.

En otro gesto simbólico minutos después de terminar su discurso, Biden se desplazó al cementerio de Arlington, a pocas cuadras de la Casa Blanca, y visitó las tumbas de los militares caídos en Afganistán, en un día gris y lluvioso.

Sin condiciones

Un funcionario del gobierno de Biden, que habló con la prensa con la condición de que no se revelara su nombre, dijo que el repliegue no está basado en “ninguna condición” en el terreno. Dijo que es porque el presidente concluyó que EE.UU. había ligado la presencia de las tropas con la situación en el lugar y que las mejoras habían fracasado.

Pero la decisión también ha desatado controversia porque sucede en tiempos muy volátiles y con expertos y altos mandos militares que advierten que una salida de todas las tropas puede llevar a un aumento del terrorismo.

Marvin Weinbaum conoce muy bien la situación en la zona. Fue analista para Pakistán y Afganistán en la Oficina de Inteligencia e Investigación del Departamento de Estado de 1999 a 2003. Consultado por Clarín, dijo que no cree que el retiro total de tropas sea apropiado.

“Los intereses de seguridad estadounidenses se beneficiarían mejor con la presencia de una pequeña fuerza antiterrorista. Sin una presencia estadounidense continua y con acceso al poder aéreo, las fuerzas de seguridad afganas pronto se disolverán y cualquier influencia que Estados Unidos haya tenido en la región se verá disminuida. El retiro, para ser responsable, debe basarse en las condiciones en el terreno”, dijo.

El experto, que hoy es director de estudios de Afganistán y Pakistán del Instituto de Oriente Medio, plantea un escenario peligroso: “Sin la presencia de tropas extranjeras, y las fuerzas aliadas de Estados Unidos que también se irán, la guerra se intensificará, lo que conducirá a la captura de las principales ciudades por los talibanes o a un acuerdo político que equivaldrá a una rendición. Pero incluso entonces no habrá paz, ya que los talibanes tendrán dificultades para consolidar el poder. Milicias étnicas bien armadas lucharán en una guerra civil abierta”.

Para él, el retiro de tropas también alterará el mapa regional. “Estados Unidos dejará un vacío donde las potencias regionales en la guerra civil afgana encontrarán sus representantes y ayudarán a alimentar el conflicto. Si los talibanes finalmente prevalecen, estos poderes, temiendo el contagio del islam radical militante, entonces atacarán a los talibanes en un esfuerzo por contener a las fuerzas islámicas. En general, la desconexión estadounidense desestabilizará la región y millones de refugiados crearán problemas humanitarios y políticos que impactarán a nivel mundial”.

Biden tuvo en cuenta esas preocupaciones y en su discurso dijo que Estados Unidos continuará con el apoyo al gobierno afgano a través de trabajo humanitario y diplomático.

La decisión de Biden recibió el apoyo de los sectores más progresistas del partido, incluyendo a los senadores Bernie Sanders y Elizabeth Warren, que elogiaron que el presidente decidiera poner punto final a este conflicto tan prolongado. Pero algunos republicanos atacaron al presidente y advirtieron que la decisión es temeraria y peligrosa.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Internacional

La asombrosa carta del director de un colegio a los padres de los alumnos: “Si no sacan buenas notas, no les quiten la confianza”

Publicado

on

Por

“No pasa nada, ¡es solo un examen! Sus hijos están hechos para proyectos más importantes en la vida”, dice la nota viral.

Los exámenes en los colegios son épocas de tensión y horas frente a los libros y a la computadora. Y después, el momento de realizar las pruebas se convierte en una verdadera tortura para muchos estudiantes. Sin embargo, hay momentos en los que se les da demasiada importancia a estos controles, al menos eso es lo que piensa el director de un colegio español.

Recientemente, se viralizó en las redes sociales la carta que envió Amalio Gutiérrez Álvarez, director de un centro de Educación Secundaria Obligatoria, a todos los padres de cara a la época de exámenes.

El objetivo de la misiva es motivar a padres y alumnos: “Si su hijo o hija saca buenas notas, ¡genial! Pero si no lo hace… por favor, no le quite ni la dignidad ni la confianza en sí mismo”, recomendó el director.

La nota que envió el director de un colegio español.

La nota que envió el director de un colegio español.

“Dígale que las notas que obtenga no son tan importantes, que lo ama y que no lo juzgará. Lo importante en la vida no es que una persona sea perfecta en todos los aspectos, sino que realmente se apasione en aquello que verdaderamente le llame”, dice la carta.

“Entre los estudiantes que se presentarán a los exámenes hay un artista que no necesita entender matemáticas, hay un emprendedor al que no le importa la historia o la literatura, hay un músico cuyas notas de física no le importan, hay un atleta cuya aptitud física es más importante que la química…”, continúa la carta.

La respuesta a la publicación fue masiva y mucho felicitan al director español por sus palabras: “El señor Amalio es el Director que todos hubiéramos querido tener para no habernos dado por perdidos en muchas materias”.

Pero otros usuarios de Twitter también están en desacuerdo porque creen que es fundamental que los alumnos se esfuercen en todas las asignaturas y ese tipo de mensajes fomenta la “mediocridad”. En ese sentido, una de las respuestas indicaba: “Yo soy el padre de algún chaval de ese instituto y lo cambio al siguiente año. Mi hijo podrá ser lo que quiera, pero tiene que aprobar todo. No sirve de nada ser buen músico y sacar un 0 en química”.

Otros indicaron también la importancia de las notas para el futuro: “Muy bonito, pero poco realista. Al final, la triste verdad es que si no se aprueba, no se pasa. Y si no hay buena nota, no se accede a la carrera deseada. Y si no tenés títulos, no te contratan para un buen puesto. Sad, but true”.

Educación y Covid-19 en España

Los datos actualizados sobre contagios por coronavirus en los colegios e institutos españoles están en su punto más bajo desde que comenzó el curso, lo que aumenta la esperanza de que el año académico se pueda completar con la fórmula de docencia principalmente presencial en la mayoría de los casi 30.000 centros educativos, según confirmó un portavoz el Ministerio de Sanidad.

Prueba de esta buena evolución, y del éxito del cumplimiento de las medidas de sanitarias y de seguridad por profesores, alumnos y personal de servicios, es que, al término del segundo trimestre del curso, solo existen dos colegios cerrados por culpa del coronavirus en todo el país, lo que equivale a un 0,01% de todos los centros.

Hace mes y medio, los colegios e institutos clausurados por la pandemia eran 32 –repartidos por 11 de las 17 comunidades autonomías– y a finales de enero, tras la espiral de contagios causada por las reuniones familiares y sociales de las navidades, se registró el máximo del curso, con 43 centros cerrados, el 0,15% de los existentes.

También es el mejor dato de todo el curso el de grupos de docentes en cuarentena por la detección de al menos un positivo. Ahora son menos de 2.000 en todo el país, el 0,4%, frente al 0,7% de comienzos de curso y al 1,7% (el máximo de los dos primeros trimestres), de finales de octubre, con casi 7.000 grupos docentes en cuarentena.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas