Connect with us

Policiales

Otro femicidio en Palpalá: encontraron el cuerpo de Gabriela Cruz que llevaba una semana desaparecida

Publicado

on

Jujuy

La mujer de 24 años era intensamente buscada. Su expareja habría confesado el crimen. El lunes, en la misma localidad, fue encontrada asesinada Iara Rueda, de 16 años.

Gabriela Cruz, una joven de 24 años, desaparecida desde el pasado 24 de septiembre, fue encontrada asesinada en inmediaciones a las Serranías de Zapla, en la ciudad jujeña de Palpalá, y detuvieron a su expareja. Se trata del segundo femicidio en la misma localidad en menos de una semana, tras el crimen de Iara Rueda, de 16 años.

Cruz, quien fue vista por última vez una semana atrás, cuando fue por la noche a comprar al negocio de la esquina de su casa del barrio Santa Bárbara, era intensamente buscada por más de 200 policías, vecinos y una desesperada madre. Esa noche dejó en su casa a sus hijos de 4 y 7 años.

El hallazgo del cuerpo se produjo en la madrugada de este jueves en una zona de espesa vegetación donde la policía, por orden judicial, realizaba rastrillajes en busca de la joven, luego de obtener información sobre la existencia de un cadáver en esa zona.

“Se realizó un trabajo bastante meticuloso, se tenía identificado aproximadamente en dónde podría haber un cuerpo”, dijo el fiscal de Investigación Darío Osinaga Gallacher. Las tareas en el lugar fueron realizadas por personal de Criminalista y del Ministerio Público de la Acusación, junto con bomberos.

Gabriela Abigail Cruz, de 24 años, desapareció el 24 de septiembre cuando fue hasta el negocio de la esquina de su casa de Palpalá. Foto: Facebook

Gabriela Abigail Cruz, de 24 años, desapareció el 24 de septiembre cuando fue hasta el negocio de la esquina de su casa de Palpalá. Foto: Facebook

En el marco de la causa por la desaparición de la joven de 24 años había sido detenida su expareja, quien, según el fiscal, “habría incurrido en reiteradas contradicciones”, ya que primero dijo no saber nada y luego admitió haber tenido una discusión con ella.

El periódico El Tribuno informó este jueves que el hombre, de 23 años, que luego de ser demorado fue liberado e Incluso participó de los rastrillajes y de las marchas que se hicieron para que aparezca su expareja, finalmente habría confesado el crimen.

También habría sido él, identificado como Matías F., quien dio la precisión de dónde se encontraba el cuerpo de Gabriela.

Silvia, la mamá de la víctima, había contado que su hija y este joven estaban separados desde hace tres meses y que se trataba de una relación tóxica.

Gabriela Abigail Cruz, de 24 años, desapareció el 24 de septiembre cuando fue hasta el negocio de la esquina de su casa de Palpalá. Foto: Facebook

Gabriela Abigail Cruz, de 24 años, desapareció el 24 de septiembre cuando fue hasta el negocio de la esquina de su casa de Palpalá. Foto: Facebook

Los rastrillajes en busca de Gabriela habían comenzado el lunes pasado en el barrio 2 de Abril, de Palpalá, pero el hallazgo del cuerpo de Iara Rueda, semienterrado en un descampado, interrumpió las tareas. Finalmente el martes se retomaron los operativos de búsqueda hasta que en la madrugada del jueves se dio con el cadáver.

El cuerpo encontrado en Palpalá fue trasladado a la morgue del Poder Judicial de Jujuy, donde se le realizará la autopsia para determinar las causas de la muerte.

El crimen de Cruz se suma al de Iara Sabrina Rueda, la adolescente de 16 años que estaba desaparecida desde el miércoles 23 de septiembre y que finalmente fue hallada estrangulada el pasado lunes.

Es también el cuarto femicidio que se produce en la provincia de Jujuy en apenas 22 días. Los de Cruz y Rueda se sumaron al de Ceisa Reinaga (20), quien fue encontrada el 9 de septiembre en Abra Pampa y el principal sospechoso es un chico de 14 años, hijo de una concejal.

El otro fue el de Roxana Mazala (31), del barrio Éxodo Jujeño de la ciudad de Perico, quien el martes 29 de septiembre fue envenenada por su esposo de 36 años, que luego se suicidó.

En los últimos diez años en Argentina hay un promedio de un femicidio cada 30 horas. Según estadísticas de la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema, sólo en 2018 fueron 278. La mayoría de los asesinatos ocurren en las casas de las víctimas y son cometidos por parejas o ex.

DÓNDE LLAMAR

Línea 144Atención para mujeres en situación de violencia.

Línea 137Atención a Víctimas de Violencia Familiar.

911 Emergencias

JPE

(Visited 37 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policiales

Atraparon a un abusador que tenía cautivas a una mujer y sus tres hijas en Lomas de Zamora: ya había caído preso dos veces en un año

Publicado

on

Por

En el primer intento de apresarlo, 25 días atrás, se había fugado de la casa de Llavallol donde vivía. Lo encontraron en Flores.

Después de una búsqueda que llevó más de tres semanas, la Policía bonaerense consiguió dar con el paradero de Enzo Matías Pereyra y detenerlo.

El 26 de octubre pasado, el hombre de 27 años había logrado escaparse cuando efectivos policiales fueron a buscarlo a la casa de Llavallol, en el partido de Lomas de Zamora, donde estaba viviendo y tenía encerradas a una mujer y sus tres hijas, de quienes, según denunciaron ellas, abusaba sexualmente.

Este jueves, en un operativo de la Dirección Departamental de Investigaciones de Lomas de Zamora, Pereyra fue hallado y detenido en la Ciudad de Buenos Aires, a metros de la plaza Flores.

El caso llegó a la Policía a fines del mes pasado cuando la mayor de las tres chicas, de 15 años de edad, logró escapar de la casa de Doyhenard al 400, en Llavallol, donde ella, sus dos hermanas -de 13 y 12 años- y su madre, de 53, estaban cautivas desde hacía dos años.

Según fuentes de la investigación, la adolescente se presentó en la Comisaría de la Mujer de Temperley y contó que el hombre no sólo las tenía encerradas sino que además denunció violaciones, golpes y reducción a la servidumbre.

Inmediatamente, efectivos policiales se dirigieron a la casa pero no pudieron ingresar ya que Pereyra los retuvo afuera con maniobras dilatorias, haciendo como que no entendía lo que sucedía y, luego, exigiéndoles una orden judicial para abrirles la puerta. Cuando los agentes consiguieron la orden judicial para entrar al lugar por la fuerza, el sospechoso se había fugado.

Al ingresar al domicilio encontraron en una habitación, todas juntas sobre una misma cama, a las dos nenas de 12 y 13 años, su madre, y a una beba de aproximadamente un año de edad que sería hija de la chica que hizo la denuncia.

Todas presentaban lesiones y señales visibles de haber sido golpeadas. Fueron internadas en el Hospital Gandulfo, de Lomas de Zamora, y confirmaron la denuncia realizada en la Comisaría de la Mujer, en cuanto a que el hombre abusaba sexualmente de ellas.

Doyhenard al 400, en Llavallol (Google Street View)

Doyhenard al 400, en Llavallol (Google Street View)

Ese mismo día comenzaron las investigaciones que terminaron dando con Pereyra en un refugio para personas en situación de calle ubicado en la esquina de Rivadavia y Pedernera, en el barrio porteño de Flores. Allí, en plena calle, a metros de la plaza y la iglesia de San José de Flores, agentes de la DDI de Lomas aprehendieron al sospechoso.

“Seguimos una pista a partir de una larga investigación y por suerte pudimos dar con su paradero”, le confirmaron desde la DDI al diario La Unión.

Fuentes judiciales aseguraron también que Pereyra está catalogado como “extremadamente violento”, con antecedentes delictivos incluyendo violencia de género. Había llegado a Buenos Aires procedente de Jujuy y estaba viviendo en la calle cuando conoció a la chica que finalmente logró escapar del cautiverio y denunciarlo.

Entre los antecedentes que pesan sobre él solo en Lomas de Zamora, cuenta una detención, en diciembre pasado, acusado de integrar una banda que se dedicaba a robar a mano armada. En esa ocasión, lo apresaron en la misma casa de Doyhenard al 400.

En mayo de este año volvió a caer preso, en este caso bajo la acusación de formar parte de un grupo de cuatro motochorros que robaban en la zona de Parque Barón y el Parque Municipal de Lomas. Esta vez le secuestraron una moto Corven 110 sin patente ni numeración en el cuadro y el motor.

Ahora, los cargos por los que quedó imputado son los de “abuso sexual y lesiones graves”. La causa está radicada en la Unidad Funcional de Instrucción Nº 16 de Lomas de Zamora, especializada en delitos de Violencia Familiar, de Género y Averiguación de Paradero.

(Visited 53 times, 7 visits today)
Seguir leyendo

Policiales

Exclusivo: la víctima de uno de los casos más aberrantes de pedofilia de la historia argentina rompe el silencio 17 años después

Publicado

on

Por

Lucas Benvenuto tenía 11 años cuando fue corrompido por la banda de los “boy lovers” que giraba alrededor del psicólogo Jorge Corsi. Hoy, todos ellos están libres: solo uno fue condenado. A los 28 años, al filo de su vida, Lucas habla para sanar y sobrevivir: “Si no cuento mi historia, me voy a terminar matando”

Lucas Benvenuto busca la paz en el aire, en cierta forma. Hiperventila, fuma un cigarrillo tras otro. Hace tres días que no come, según él mismo: se le nota en la cara, en la piel al filo de los huesos, en sus movimientos propios de un chico al que derrumbaron por dentro y que libró una guerra desesperada para ponerse de pie. Quiere hablar. Esperó 17 años para hacerlo. Algo lo empujó finalmente a hacerlo. La semana pasada, uno de los hombres que destruyó su vida salió de la cárcel.

Tras un proceso abreviado en el Tribunal Oral Criminal N°3, donde Lucas fue representado por su histórico abogado querellante, Javier Moral, el profesor de música Marcelo Rocca Clement aceptó su culpa a través del teléfono público del penal para abusadores de Senillosa en Neuquén: acordó una pena de seis años de prisión. Su nueva pena se unió a sus otras condenas, un cómputo de catorce años y cuatro meses de prisión, todas por abusar de chicos y corromperlos. Lucas fue uno de ellos. Tenía apenas 11 años cuando fue atacado por el profesor. Por el testimonio de Lucas, por su valentía, Rocca Clement fue condenado, tras una denuncia iniciada en 2012.

Tras el acuerdo, su pena fue considerada cumplida por la Justicia. El martes 3 de noviembre, el director del penal de Senillosa recibió el oficio del Tribunal N°3 que indicaba que Rocca Clement debía ser soltado. El condenado salió en el día. Antes debía entregar su sangre para el registro de ADN de abusadores sexuales del Ministerio de Justicia. Se negó; tuvieron que obligarlo a un hisopado.

Así, Rocca Clement volvió a ser un hombre libre como cualquier otro, que no debía reportarse ante nadie por los delitos aberrantes que cometió, en una de las contradicciones del sistema penal argentino que no exige que sus condenados por delitos contra chicos se reporten ante un patronato al ser liberados o formen parte de un registro público, algo que Lucas como víctima no concibe, o no entiende, o no soporta.

Marcelo Rocca Clement, condenado por corromper a Lucas cuando tenía apenas 11 años. Marcelo Rocca Clement, condenado por corromper a Lucas cuando tenía apenas 11 años.

Su salida de la cárcel parecía el final, el último capítulo aparente de uno de los casos más aberrantes de la historia criminal argentina. El profesor de música siempre gozó de cierto anonimato, su nombre escondido detrás de un nombre más grande. En 2008, Rocca Clement fue señalado como parte de la banda de los “boy lovers”, un grupo de hombres que giraba alrededor del reconocido psicólogo Jorge Corsi, acusados de captar a chicos en cibers y fiestas para luego abusar de ellos y corromperlos, entre encuentros privados en departamentos, viajes a Mar del Plata, con tácticas de lavado de cerebro, discursos de atención y falso amor.

Corsi fue finalmente condenado, también salió de la cárcel de Ezeiza en agosto de 2014 para volver a vivir su vida en su viejo departamento, en su viejo barrio. Su fama acaparaba la atención, lo que le permitió a Rocca Clement permanecer en un cómodo segundo plano. No fue el único. En su denuncia de 2012, Lucas señaló a otros dos hombres más: Augusto Correa, Pablo López Vidal. Fue precisamente en un departamento que sería propiedad de la familia de Correa sobre la calle Escalada en Villa Luro donde Lucas fue atacado y abusado.

Correa fue sobreseído, según documentos judiciales: se declaró extinguida la acción penal en su contra por prescripción de los delitos. Pablo López Vidal recibió el mismo beneficio el 1° de junio de 2017, en una decisión tomada por la jueza María Fontbona de Pombo, titular del Juzgado N°45, la misma que tuvo en sus manos la causa de Corsi.

Irónicamente, Rocca Clement, acusado junto a ellos, sería el único condenado en el expediente ocho años después.

2008: Rocca Clement y Augusto Correa en una fiesta del circuito gay frecuentada por adolescentes. 2008: Rocca Clement y Augusto Correa en una fiesta del circuito gay frecuentada por adolescentes.

A Lucas, saber esto le envenena la vida. De todos esos chicos que los “boy lovers” que supuestamente captaron, Lucas era quizás el más vulnerable de todos, el hijo de una madre adicta de Mataderos, sin contención, solo en un ciber, con un chat de Messenger encendido que nadie supervisaba. De acuerdo a la condena del Tribunal N°3, sus abusadores adultos se abalanzaron sobre él para masturbarse sobre su panza mientras intentaban convencerlo de que acceda a ser penetrado, a que permita que lo violen.

Lucas, otra vez, tenía 11 años en ese entonces, fines de 2003, comienzos de 2004. Tiene una foto de aquel entonces. Quiere que el mundo la vea.

“Esta entrevista que me estás dando me va a dar un respiro”, dice. Tiene la fuerza suficiente como para hacerla, contenido por un equipo de psicólogas que lo apoyó en su decisión de dar esta entrevista. Busca, también, que las caras de los hombres que acusó de ser sus abusadores se conozcan nuevamente, que no se pierdan.

Lucas, también, habla para sanar y sobrevivir. “Si no cuento mi historia me voy a terminar matando”, dice.

Lucas a los once años de edad, cuando fue abusado por la banda de los "boy lovers". Lucas a los once años de edad, cuando fue abusado por la banda de los “boy lovers”.

-¿Cómo es tu vida hoy?

-Todas estas cosas me causaron muchas cosas en mi vida de ahora, actual. Sufro de trastornos alimenticios. Tengo problemas para salir a la calle, para relacionarme con las personas, le tengo miedo a la gente, entré dos veces a terapia intensiva para quitarme la vida. La última vez que lo intenté fue cuando Pablo intentó comunicarse conmigo nuevamente. Para hostigarme, no entiendo por qué. Una semana después me quise quitar la vida. Tengo los brazos destrozados. Me cuesta hablar de esto un poco. Creo que mostrar las consecuencias que me dejó esto habla más que mi propia voz. Hace años que trato de guardar mi privacidad, mi intimidad gracias a Javier Moral. Es un asco mi vida hoy. Una de las cosas que me molestan un montón es que mi vida cambió, tengo cosas hermosas pero no puedo apreciar nada porque siguen en mi cabeza las caras de todos ellos. En el momento en que quedaron libres, yo estoy preso.

-¿Por qué decidiste contar tu historia hoy? ¿Por qué decidiste hacerla visible?

-Siento que si no hablo, me voy a terminar matando. Como te dije recién, estuve dos veces en terapia intensiva. Están todos mis registros médicos. Me intenté quitar la vida. Te lo digo simplemente. Es tan horrible que lo tenga naturalizado… Pasó tanto tiempo que me ahogo, no puedo. Mi vida quedó en pausa en el momento en que los conocí a ellos. A partir de ahí, ya cuando vuelvo a mi casa, al ciber, a todas esas cosas me contacta Marcelo. Me dice que quiere pasarme a buscar por la puerta del ciber con un amigo. Ese amigo era Augusto. Me llevaron al departamento de la hermana de Augusto, que es psicóloga, donde pasaron todas las cosas, todos los abusos. Está demás decir esto, pero yo era virgen, casto.

-Tenías 11 años.

-Exacto. ¿Por que aclaro esto? Porque insistían en querer penetrarme. Como dijiste recién, once años. Anatómicamente no estaba preparado para estas cosas.

-En ningún sentido estabas preparado para estas cosas.

-Quiero recalcar esto porque fue la parte más cruel. Además del gusto por la edad que tenía, estaba el gusto de que era virgen.

-Rocca Clement fue obligado a dar su ADN. No debe reportarse ante nadie. Lo mismo Corsi, o los otros hombres que acusaste y que fueron sobreseídos.

-Creo que esto es terrible, es muy difícil una denuncia de abuso sexual infantil, o cualquier denuncia de abuso sexual. La Justicia debería replantearse eso. No puede ser que hayan tenido que obligarlo. A Augusto Correa y Pablo López Vidal, mucho menos. Tiene que haber un registro como en Estados Unidos, se tienen que reportar. No puede ser que las personas que sufrieron abuso sexual sean las condenadas. No pueden caminar por la calle como si nada. Yo lo tengo naturalizado, pero estas cosas me  empujan a la depresión. Siento que fue en vano a veces, hablé sin el apoyo de mi familia. La Justicia, perdón que diga esto, es una porquería.

Lucas en su casa, en su entrevista con Infobae. (Gastón Taylor)Lucas en su casa, en su entrevista con Infobae. (Gastón Taylor)

Hay escaleras hacia la nada en los brazos de Lucas. Son las marcas de las lesiones que se hizo a lo largo de los años, heridas que se inflingió a sí mismo, con los acusados sueltos que no salían de su cabeza. No las esconde, las relata. Se pone a sí mismo en la línea. Durante ocho años, su abogado Javier Moral hizo un trabajo crucial para mantener su identidad en reserva, para preservarlo. Los periodistas que trabajamos el caso jamás supimos su nombre.

Ahora, la historia cambia.

-¿Qué pensás para tu futuro? ¿Cómo sigue tu vida después de esto?

-Dependo de una pastilla para poder comer, dormir, sonreír, poder tener ganas de vivir, de salir. Mi vida, si hay una de las cosas que me ayudó es hacer deporte, ser atleta. El deporte me ayudó muchísimo. Siento que si esto no se visible, si sus caras no se dan a conocer, si no hay un registro de violadores, el tiempo está congelado. Esta entrevista que vos me estás dando, a mi me da la posibilidad de un respiro.

La entrevista fue realizada el jueves 19, ayer, declarado internacionalmente el Día de la Prevención del Abuso Sexual en Infancias, sin que lo supiéramos. Lucas llama por WhatsApp tras el el reportaje. Dice que recuperó el apetito, que comió, que pudo salir a ver a sus amigos y que se siente mejor. Que de a poco, asegura, recupera la sensación.

(Visited 1.754 times, 430 visits today)
Seguir leyendo

Policiales

Allanaron la casa de la madre del youtuber Martín Cirio, “La Faraona”, en la causa por pedofilia

Publicado

on

Por

En el procedimiento se secuestraron dos computadoras, tres teléfonos celulares y 89 unidades de almacenamiento

Hace un mes, el youtuber Martín Cirio, más conocido como “La Faraona”, fue fuertemente repudiado en Twitter por viejas publicaciones suyas en las que hacía chistes sobre la violación de menores. El hecho generó una fuerte polémica y dio origen a una causa judicial: el influencer fue denunciado penalmente por “apología del delito (pedofilia) e instigación a cometer delitos”.

En el marco de la investigación del caso, que se mantuvo bajo secreto de sumario, la Justicia allanó la casa de la madre de Cirio, en el barrio porteño de Parque Patricios. El operativo lo llevó a cabo la Sección Ciberdelitos contra la Infancia, Niñez y Adolescencia, del Departamento Cibercrimen de la Policía de la Ciudad. Según confirmaron fuentes judiciales a Infobae, en el procedimiento se secuestraron dos computadoras, tres teléfonos celulares y 89 unidades de almacenamiento (dos tarjetas de memorias SD y 87 CD’s regrabables).

Todo ese material será peritado. “Estamos esperando a ver si se lo tiene que detener”, dijo una fuente cercana al caso. Mientras tanto, Cirio permanece alejado de Twitter.

El fiscal interviniente, Lucio Herrera, de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 29, había solicitado el allanamiento el 30 de octubre pasado. Ese pedido fue rechazado por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 60, a cargo del doctor Luis Schegel. El fiscal apeló esa resolución y la Cámara Criminal y Correccional ordenó su realización, a la vez que pidió que intervenga la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI), el ala de la procuración dedicada a delitos informáticos liderada por el fiscal Horacio Azzolin.

La causa se inició tras la presentación del abogado Alejandro Sarubbi Benítez, representante legal de la presunta víctima de pedofilia que decidió denunciar penalmente al youtuber. El letrado precisó hace unas semanas en el programa Los Ángeles de la Mañana que “se le imputa apología del delito, instigación a cometer delitos, en función a la gravedad de las cosas que dijo”. “Patrocino a una persona que fue víctima de abuso infantil, bastante afectada por estas cosas que salieron a la luz, sobre todo porque muchas veces estos delitos quedan impunes”, señaló.

La acción penal llegó luego de la viralización de unos tuits publicados por Cirio en un espacio que va desde 2010 a 2019 donde hace referencias sexuales hacia menores de edad. Luego de las fuertes críticas en su contra por ello, el humorista subió una serie de historias a su cuenta de Instagram en la que reconoce que fue él quien escribió esos mensajes, aunque aclaró que se “arrepiente” de haberlo hecho.

“Más allá de que son tuits y cosas que pertenecen a otra época mía, de la sociedad y de Twitter también, hoy cuando me levanté y vi todas las capturas ni siquiera me reconocí escribiendo eso. Por supuesto lo escribí yo, no estoy sacándome la culpa de eso, pero dije ‘esto es horrible’. Ni siquiera puedo creer cómo pude escribir esas cosas pensando que era gracioso, que era un chiste o que alguien se iba a reír”, comenzó diciendo Cirio.

No obstante, remarcó que una broma no lo “convierte en pedófilo”, sino en “un pelotudo, en un insensible, en un montón de cosas”, aunque señaló que esas publicaciones las hizo en una red social a la que calificó como “la cloaca de internet”, donde “siempre se premia al más picante, al más ácido, al más políticamente incorrecto”.

“Eso fue siempre así, pero peor era antes. También hay otra cosa: yo tenía otra mentalidad. Y así como hice chistes de negros, hice un montón de chistes de cosas que no haría chistes hoy. La realidad es que es algo que a mí nunca me tocó de cerca, nunca lo sufrí yo. Entonces es algo que me sensibilizó recién cuando empecé a descubrir que le pasó a gente muy cercana mía, que me lo contó y ahí me di cuenta como que no hay forma de que esto sea gracioso”, continuó.

En otro pasaje, La Faraona aseguró que tiene “un listado enorme” de cosas de las que se arrepiente. “Eso que leyeron en Twitter no deja de ser un chiste… horrible, de mal gusto, todo lo que está mal, algo que me arrepiento muchísimo y que digo ‘¿yo era eso?’ Sí, yo era eso, yo hacía esos chistes. Pero no deja de ser un chiste, no transforma todo lo que están haciendo en Twitter en realidad”, agregó.

Por último, Cirio destacó que las personas que lo conocen saben cómo es él en realidad y recalcó que nadie “que vaya a cometer un delito lo va a publicar”, por lo que sus comentarios “realmente fueron humor de mierda”.

“A la gente que está aprovechando esto y que me está diciendo que soy un pedófilo o un violador, hagan la denuncia, abran una investigación. No van a encontrar nada porque nunca pasó nada. Esto fue humor del más rancio, del más ‘cancelable’, pero no fue nada más que eso”, insistió.

(Visited 114 times, 25 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas