Connect with us

Nacionales

Ni la Mesa de Enlace quedó conforme con Cambiemos

Publicado

on

Biolcati, Buzzi, Llambías, Garetto y Miguenz se reunieron en un programa de televisión y lanzaron duras críticas al Presidente y su plan económico. “Hemos hecho mucho porque llegara al gobierno”, recordaron los dirigentes de las patronales agrarias que rechazaron las retenciones móviles en 2008. Reprocharon que Macri favorece a “la joda financiera”.

La otrora Mesa de Enlace que intentó desestabilizar el gobierno de Cristina Kirchner por su política agropecuaria, ahora denostó el plan económico de Mauricio Macri al que, a la vez, reprochó haber “tomado para la joda” a un sector que lo catapultó a la Presidencia. “Nos hemos ido desencantando”, disparó Hugo Biolcati, ex presidente de la Sociedad Rural (SRA). “Si no cambian, esto va a reventar y va a ser un desastre”, advirtió Mariano Llambías, ex líder de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

 

Los cuatro jinetes del denominado “campo” volvieron a juntarse en un programa televisivo del Canal Rural en el que transmitieron el malestar del sector con el gobierno macrista. “Hay una clara tendencia a gobernar favoreciendo a la joda financiera por encima de un modelo de producción”, lanzó Eduardo Buzzi, ex titular de la Federación Agraria (FAA), quien además criticó al Gobierno por “subestimar” al sector.

“Hay un tufillo, un malestar”, advirtió el dirigente, al tiempo que sostuvo que de haberse tomado una medida tan “grosera como “la 125”, las corporaciones “hubiésemos actuado” como lo hicieron en 2008 y “la dirigencia presente tendría más problemas”. Por último le recomendó al gobierno de Cambiemos: “Muchachos, déjense ayudar porque vienen por la banquina”.

La entrevista colectiva reunió a los cinco integrantes del espacio en el que las corporaciones del agro se unieron en contra de la Resolución 125 de movilidad de las retenciones a los granos diseñada por el entonces ministro de Economía Martín Lousteau, durante el primer gobierno de CFK.

Uno de los voceros más furiosos de esa operación fue Biolcatti, quien ahora expresó su decepción: “Nosotros como sector hemos apoyado a Macri profundamente, hemos hecho mucho porque llegara al gobierno”. Sin embargo, prosiguió, “volvió a poner las retenciones, cuya eliminación fue la base de la campaña de nuestro sector a favor” de él.

“Parece que nos tomaran para la joda”, dijo y remató: “Nos hemos ido desencantando”. No obstante, lanzó un llamado al propio Presidente: “Despertá, date cuenta de que la gente está buscando otro horizonte. Lo que siente el productor agropecuario es que lo han engañado”.

Junto con Biolcati estuvo también su antecesor en la presidencia de la SRA, Luciano Miguenz. La mesa de la entrevista cerró con Mariano Llambías, de CRA, y Carlos Garetto, el ex presidente de Coninagro.

“La gente de clase media está con muchos problemas”, dijo Llambías, para quien no es menor “el tema de los jubilados” ni el de “aquel que no tiene otra fuente de ingreso la está pasando muy mal.

Para Garetto, en tanto, “no hay una orientación” clara en las políticas de Cambiemos. “Pasamos de que haya retenciones, a sacarlas y luego a ponerlas de nuevo”, dijo y puso en tela de juicio “las tasas de interés al 80 por ciento” que hacen que la rentabilidad de los productores “sea nula”.

(Visited 8 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

Conmoción mundial: murió Diego Armando Maradona. Tenía 60 años

Publicado

on

Por

Sufrió un paro cardiorrespiratorio en la casa de Tigre en la que se había instalado tras su operación en la cabeza.

Y un día ocurrió. Un día lo inevitable sucedió. Es un cachetazo emocional y nacional. Un golpe que retumba en todas las latitudes. Un impacto mundial. Una noticia que marca una bisagra en la historia. La sentencia que varias veces se escribió pero había sido gambeteada por el destino ahora es parte de la triste realidad: murió Diego Armando Maradona.

El campeón del mundo con la Selección Argentina​ se descompensó en la mañana de este miércoles en la casa del barrio San Andrés, en el partido bonaerense de Tigre, donde vivía desde hacía algunos días luego de haber sido operado de la cabeza. El 30 de octubre había cumplido 60 años. 

Villa Fiorito fue el punto de partida. Y desde allí, desde ese rincón postergado de la zona sur del Conurbano bonaerense se explican muchos de los condimentos que tuvo el combo con el que convivió Maradona. Una vida televisada desde aquel primer mensaje a cámara en un potrero en el que un nene decía soñar con jugar en la Selección. Un salto al vacío sin paracaídas. Una montaña rusa constante con subidas empinadas y caídas abruptas.

Nadie le dio a Diego las reglas del juego. Nadie le dio a su entorno (un concepto tan naturalizado como abstracto y cambiante a la lo largo de su vida) el manual de instrucciones. Nadie tuvo el joystick para poder manejar los destinos de un hombre que con los mismos pies que pisaba el barro alcanzó a tocar el cielo.

Quizá su mayor coherencia haya sido la de ser auténtico en sus contradicciones. La de no dejar de ser Maradona ni cuando ni siquiera él podía aguantarse. La de abrir su vida de par en par y en esa caja de sorpresas ir desnudando gran parte de la idiosincrasia argentina. Maradona es los dos espejos: aquel en el que resulta placentero mirarnos y el otro, el que nos avergüenza.

A diferencia del común de los mortales, Diego nunca pudo ocultar ninguno de los espejos.

Es el Cebollita que solo tenía un pantalón de corderoy y es el hombre de las camisas brillantes y la colección de relojes lujosos. Es el que le hace cuatro goles a un arquero que intenta desafiarlo y al mismo tiempo el entrenador que intenta chicanear a los alemanes y termina humillado. Es el que se va bañado de gloria del estadio Azteca y el que sale de la mano de una enfermera en Estados Unidos. Es el que arenga, el que agita, el que levanta, el que motiva. El que tomaba un avión desde cualquier punto del mundo para venir a jugar con la camiseta de la Selección. El del mechón rubio y el que estaciona el camión Scania en un country. Es el gordo que pasa el tiempo jugando al golf en Cuba y el flaco de La Noche del Diez. El que vuelve de la muerte en Punta del Este. Es el novio de Claudia y es también el hombre acusado de violencia de género. Es el adicto en constante lucha. El que canta un tango y baila cumbia. El que se planta ante la FIFA o le dice al Papa que venda el oro del Vaticano. El que fue reconociendo hijos como quien trata de emparchar agujeros de su vida.

Un icono del neoliberalismo noventoso y el que se subió a un tren para ponerse cara a cara contra Bush y ser bandera del progresismo latinoamericano. Es cada tatuaje que tiene en su piel, el Che, Dalma, Gianinna, Fidel, Benja… Es el hombre que abraza a la Copa del Mundo, el que putea cuando los italianos insultan nuestro himno y el que le saca una sonrisa a los héroes de Malvinas con un partido digno de una ficción, una pieza de literatura, una obra de arte.

Una imagen icónica de Maradona.

Una imagen icónica de Maradona.

Porque si hubiera que elegir un solo partido sería ese. Porque no existió ni existirá un tramo de la vida más maradoneano que esos cuatro minutos que transcurrieron entre los dos goles que hizo el 22 de junio de 1986 contra los ingleses. El mejor resumen de su vida, de su estilo, de lo que fue capaz de crear. Pintó su obra cumbre en el mejor marco posible. Le dijo al mundo quién es Diego Armando Maradona. El tramposo y el mágico, el que es capaz de engañar a todos y sacar una mano pícara y el que enseguida se supera con la partitura de todos los tiempos.

Barrilete cósmico. Y la pelota no se mancha. Y las piernas cortadas. Y que la sigan chupando. Y la tortuga que se escapa. Y el jarrón en el departamento de Caballito, el rifle de aire comprimido contra la prensa, la Ferrari negra que descartó porque no tenía estéreo, la mafia napolitana y toda una ciudad que elige vivir en pausa, rendida a su Dios. Es el de las canciones, el de los documentales a carne viva y las biografías siempre desactualizadas. El que levanta el teléfono y llama cuando menos lo esperás y más lo necesitás. El que jugó partidos a beneficio sin que nadie se enterara. El que pasa del amor al odio con Cyterszpiler, con Coppola o con Morla. El que siempre vuelve a sus orígenes y le presta más atención a los que menos tienen.

Es el abuelo baboso y el papá inabordable.

Es antes que todo y por sobre todas las cosas el hijo de Doña Tota y de Don Diego.

Maradona es en presente pese a que de los que mueren haya que escribir en pasado. Es el que en Dubai se codeaba con jeques y contratos millonarios y el que en Culiacán y con 40 grados a la sombra pedía un guiso a domicilio. El que internaron en un neuropsiquiátrico. El que pudo dejar la cocaína. El que hizo jueguitos en Harvard. Es el que como entrenador de Gimnasia vivió un postergado homenaje del fútbol argentino. Aquel que había dirigido a Racing y a Mandiyú no era este último Diego de las rodillas chuecas, las palabras estiradas y las emociones brotando sin filtro.

Es también Maradona el hombre que se fue apagando. Se resquebrajó su cuerpo y empezó a sacar a la luz tantos años de castigo físico, de desbordes, de excesos, de patadas, de infiltraciones, de viajes, de adicciones, de subibajas con su peso, de andar por los extremos sin red de contención.

Y el alma se fue apagando al compás del cuerpo. En el último tiempo ya no quería ser Maradona y ya no podía ser un hombre normal. Ya nada lo motivaba. Ya no servía el paliativo de los antidepresivos ni las pastillas para dormir. Y la combinación con alcohol aceleraba la cinta. Cada vez menos cosas encendían su motor: ni el dinero, ni la fama, ni el trabajo, ni los amigos, ni la familia, ni las mujeres, ni el fútbol. Perdió su propio joystick. Y perdió el juego.

Lo llora Fiorito, escenografía inicial de esta historia de película y pieza fundacional para comprender al personaje. Lo lloran los Cebollitas donde se animó a soñar en grande. Lo llora Argentinos Juniors donde no solo es nombre del estadio sino el mejor ejemplar de un molde que genera orgullo. Lo llora Boca y toda la pasión que unió a un vínculo que fue mutando pero conservó el amor genuino. Lo llora Nápoles, su altar maravilloso en el que con una pelota cambió la vida de una ciudad para siempre. Lo lloran también Sevilla, Barcelona y Newell’s, que infla el pecho por haberlo cobijado.

Diego Maradona se convirtió en una leyenda del fútbol mundial.

Diego Maradona se convirtió en una leyenda del fútbol mundial.

Y lo llora la Selección porque nadie defendió los colores celeste y blanco como él. En definitiva, lo llora el país entero y el mundo.

Entre tantas cosas que hizo en su vida, Maradona hizo una particularmente exótica: se entrevistó a sí mismo. El Diego de saco le preguntó al de remera de qué se arrepentía. “De no haber disfrutado del crecimiento de las nenas, de haber faltado a fiestas de las nenas… Me arrepiento de haber hecho sufrir a mi vieja, mi viejo, mis hermanos, a los que me quieren. No haber podido dar el 100 por ciento en el fútbol porque yo con la cocaína daba ventajas. Yo no saqué ventaja, yo di ventaja”, se contestó en una sesión de terapia con 40 puntos de rating.

En ese mismo montaje realizado en 2005 en su programa “La noche del Diez”, el Diego de traje le propuso al de remera que deje unas palabras para cuando a Diego le llegue el día de su muerte. “Uhh, ¿qué le diría?”, piensa. Y define: “Gracias por haber jugado al fútbol, gracias por haber jugado al fútbol, porque es el deporte que me dio más alegría, más libertad, es como tocar el cielo con las manos. Gracias a la pelota. Sí, pondría una lápida que diga: gracias a la pelota”.

(Visited 30 times, 30 visits today)
Seguir leyendo

Nacionales

El Gobierno lanzó un nuevo DNI: cuáles son los cambios, cómo se gestiona y qué pasará con las versiones anteriores

Publicado

on

Por

Fue presentado por el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. “Estamos saldando una deuda con nuestra propia historia y nuestra propia identidad”, consideró

El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería, Daniel Filmus, presentaron el nuevo Documento Nacional de Identidad que incluye una actualización que incorpora la plataforma bicontinental al mapa del territorio nacional.

El anuncio formó parte de la celebración del Día de la Soberanía Nacional y pone en valor la extensión territorial del país, a partir del trabajo de articulación entre la cartera de Interior, el Registro Nacional de las Personas (Renaper), el Archivo General de la Nación (AGN) y la Cancillería Argentina, para cumplir con la Ley 26.651, que establece la obligatoriedad de la exhibición pública en actos de Gobierno del mapa bicontinental de la República Argentina.

“Estamos saldando una deuda con nuestra propia historia y nuestra propia identidad” consideró de Pedro y resaltó que “el reconocimiento de la soberanía que se extiende sobre una porción de la Antártida y sobre las Islas Malvinas y del Atlántico Sur, también es parte de lo que nos define como argentinos y argentinas”.

El nuevo DNI tendrá un costó de $300, que es el valor de la tarjeta. La versión digital no tendrá un costo adicional.

El documento en formato digital cumple con las mismas funciones que el DNI tarjeta, excepto para votar y viajar al exterior. Para tener el DNI digital en el celular es necesario ser ciudadano argentino o extranjero, con residencia vigente, mayor de 14 años, y que tramite un nuevo ejemplar de DNI. Esta versión es opcional y no reemplaza a la tarjeta sino que la complementa.

¿Qué pasa con las versiones anteriores del DNI? La Disposición 1154/2020 de la Dirección Nacional del Registro Nacional de las Personas aclaró que los DNI de nacionales y extranjeros se “seguirán expidiendo con las hojas personalizadas de datos aprobadas oportunamente, hasta agotar la existencia de materiales, momento a partir del cual se utilizará el diseño que se aprueba en la presente medida, manteniéndose vigentes todos los que fueran oportunamente emitidos, hasta tanto se efectivice su canje”.

El reverso del nuevo DNIEl reverso del nuevo DNI

Además, explicó que “como dijo el presidente Alberto Fernández, desde San Pedro, evocando a Juan Domingo Perón, la soberanía es el derecho y la responsabilidad que tenemos como pueblo y como Nación de ser dueños y artífices de nuestro propio destino”.

Por otra parte, Filmus, que encabeza la secretaría a cargo de la cuestión Malvinas, sostuvo que “la decisión de que el mapa bicontinental esté en los documentos nacionales de identidad tiene que ver con la importancia que cada argentina y argentino tome conciencia acerca de la soberanía sobre la Antártida, Malvinas y el Atlántico Sur y valore la enorme dimensión de nuestro país, que se extiende desde La Quiaca hasta el Polo Sur”.

“Este mismo mapa, con la nueva demarcación del límite exterior de la plataforma continental argentina que fue convertida en ley por unanimidad en el Congreso Nacional, llegará a todas las escuelas del país para que los chicos puedan apropiarse también de esta mirada”, aseguró Filmus.

El ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro El ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro

En tanto, señaló que “hacer el anuncio en el Día de la Soberanía Nacional también tiene que ver con un eje central del gobierno, que es la defensa de los intereses soberanos como estrategia de desarrollo”.

El nuevo Documento Nacional de Identidad incluye una actualización el mapa de la República Argentina que se encuentra impreso en el frente y dorso de nuestro DNI, con la versión bicontinental actualizada para cumplir con lo establecido en la Ley 26.651 (Art. 1ro) de 2010.

Al momento de la presentación, ya se cuenta con insumos para imprimir los primeros DNI físicos con el nuevo diseño, que saldrán durante la última semana de noviembre de la fábrica del Renaper, donde se confeccionan.

(Visited 8 times, 8 visits today)
Seguir leyendo

Nacionales

Duras críticas del embajador en la OEA a los medios ante la CIDH: “Se corrió el horizonte de la libertad de expresión hasta límites insospechados”

Publicado

on

Por

Carlos Raimundi lo dijo en una reunión con el nuevo relator de Libertad de Expresión por la CIDH. Fue a título personal pero el Gobierno lo aprueba.

El embajador argentino ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Raimundi​, cuestionó duramente a los medios de comunicación en una reunión que mantuvo con el nuevo relator de Libertad de Expresión por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Pedro Vaca.

El funcionario contó de qué se trató la charla a través de una serie de mensajes que publicó en su cuenta de la red social Twitter. Allí dijo, entre otras cosas, que en el país “se corrió el horizonte de la libertad de expresión hasta límites insospechados”.

También apuntó a “la relación del sistema de medios de comunicación con el Lawfare, el cual, a través del escarnio público, genera un clima de condena social que luego condiciona el accionar del Poder Judicial”.

Carlos Raimundi publicó una serie de tuits contra los medios. Foto captura.

Carlos Raimundi publicó una serie de tuits contra los medios. Foto captura.

A diferencia de otras oportunidades en las cuales el embajador Raimundi respondió más a su alineamiento personal con el kirchnerismo duro y con la vicepresidenta Cristina Kirchner que con la Casa Rosada, en este caso cuenta con la aprobación del Gobierno.

Desde la Cancillería aseguraron a Clarín que si bien sus dichos fueron realizados “a título personal”, están de acuerdo con esa posición que adoptó el diplomático de cuestionamiento hacia los medios.

Además, según reveló el propio Raimundi, le planteó a Pedo Vaca la problemática de las noticias falsas (fake news) y planteó: “¿Qué hacer cuando lisa y llanamente se miente?”.

En el hilo de Twitter también indicó que “la concentración cuasi-monopólica de las grandes empresas de medios y su incidencia sobre la libertad de expresión, como derecho humano y social”.

El embajador ante la OEA publicó una serie de tuits contra los medios. Foto captura.

El embajador ante la OEA publicó una serie de tuits contra los medios. Foto captura.

“Nuestra intervención concluyó resaltando que el concepto de autonomía posible de los medios de comunicación no sólo debe plantearse respecto del universo de los gobiernos, sino también respecto de los poderes fácticos, que, a menudo, tienen mucho más capacidad de incidir sobre la sociedad que los propios gobiernos. Tienen menos visibilidad, pero no menos responsabilidad frente a la sociedad”, resaltó.

Polémica por Venezuela

A fines de septiembre, Raimundi pidió en una reunión del Consejo Permanente de la OEA “no estigmatizar” al gobierno de Nicolás Madura y habló de “posturas sesgadas” sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela.

Luego de esta polémica, reconoció que existen violaciones a los derechos humanos en Venezuela, tras el informe de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, que alertó sobre 2.000 ejecuciones extrajudiciales en lo que va del año en ese país.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas