Connect with us

Rusia 2018

Messi habló para un medio español sobre la derrota de la Selección

Publicado

on

El rosarino destacó que “la exigencia es muy grande. Queremos luchar para ser campeones, pero la única manera de poder llegar es yendo poco a poco”. Y remarcó que “Brasil, Alemania y España son las mejores selecciones”.

 Tras la dura derrota de la Argentina ante España la semana pasada, el diario español As dio a conocer ayer una entrevista a Lionel Messi, que saldrá en la próxima edición de la revista de la Federación de Fútbol de España. No hay precisiones sobre si sus dichos fueron antes o después de la goleada 6-1 que sufrió en Madrid el equipo que dirige Jorge Sampaoli, con el astro de testigo en la platea. Por otra parte, Nicaragua apareció como rival en el partido de despedida del público argentino antes de viajar a Europa para prepararse de cara al Mundial de Rusia.
“Me considero un jugador más. Al final, cada jugador es diferente y tiene sus propias características. A mí también me motiva enfrentar a otros grandes jugadores. Se trata de competir de una manera deportiva y de aprender siempre de cada partido y de cada rival”, expresó de arranque la estrella del Barcelona, que mañana en el Camp Nou recibirá a la Roma de Italia en el cruce por los cuartos de final de la Champions League.
Enseguida, Messi habló de la Selección: “Venimos de jugar tres finales: la Copa del Mundo de Brasil y dos Copas América. La exigencia es muy grande. Claro que queremos luchar por ser campeones, pero la única manera de poder llegar a pelear hasta el final es yendo poco a poco y progresando en el torneo. Espero que podamos vivir momentos lindos, como pasó en Brasil, pero también que podamos tener un final mucho más feliz esta vez”.

Cuando se le preguntó acerca de los favoritos a quedarse con el título de la Copa del Mundo, Messi no dudó: “Brasil, Alemania o España. Seguro que esas tres selecciones son de las mejores del Mundial, pero hay muchas otras que también pueden ganarlo. No habrá partidos fáciles”. Ante una hipotética final entre Argentina y España, el crack rosarino se ilusionó: “Bueno, eso querría decir que Argentina está en la final y, por lo tanto, lo firmaría ya mismo. Sería un partido especial, llevo mucho tiempo viviendo aquí y conozco bien a los jugadores, tengo amigos en la Selección Española, así que veremos. Ojalá se dé, pero siempre y cuando gane Argentina”.

Finalmente, Messi habló sobre su retiro: “No lo sé ni yo, ojalá que sean unos cuantos años más. Las ganas y la ilusión siguen creciendo cada día. Aún tengo muchos retos que me gustaría lograr colectivamente, más trofeos, más goles. Ahora mismo me encuentro muy bien, pero no sé cuándo voy a dejar el fútbol; no lo pienso todavía”.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Rusia 2018

“Decime adelante de todos si alguna vez te nombré a alguien”, el supuesto reproche de Messi a Sampaoli

Publicado

on

Por

Me preguntaste diez veces a qué jugadores querías que pusiera y a cuáles no, y nunca te di un nombre“, le habría dicho el capitán al ex entrenador. Fue en el momento más tenso de Rusia 2018.

Tras la dura derrota ante Croacia, la Selección argentina que disputó el Mundial de Rusia 2018 pasó las peores horas de su historia reciente. Hubieron audios de WhatsApp viralizados, rumores de renuncias y hasta el miedo de tener los teléfonos pinchados.

El periodista Ariel Senosiain escribió un libro donde revela lo que se habría hablado entre Jorge Sampaoli y los jugadores de la Selección Argentina. Una reunión habría sido impulsada por los jugadores y el diálogo fue más que fuerte.

EL TEXTO DEL LIBRO EL MUNDIAL ES HISTORIAS”

“Los futbolistas citaron a una reunión al técnico y dos de sus ayudantes. Los hijos querían retar al padre. Allí fueron Jorge Sampaoli, Sebastián Beccacece y Lionel Scaloni.

En no más de quince minutos, escucharían una larga lista de reclamos: las pruebas, la inseguridad, las formaciones, los cambios, las acusaciones, sus peleas, sus nervios.

“Si estás nervioso, el jugador lo percibe. Si el jugador no te cree es imposible que después puedas lograr algo tan importante como una organización colectiva”. Sampaoli lo había dejado escrito.

El discurso del plantel, encabezado naturalmente por Mascherano y Messi, apuntó justamente a la pérdida de credibilidad: “No nos llega lo que decís. Ya no confiamos en vos. Queremos tener opinión”. Lo primero que surgió en Sampaoli fue la sorpresa: “¿Opinión en qué?”

-En todo.

-¿Y ustedes van a armar el equipo, dirigir los entrenamientos, todo?

Messi apuntó especialmente: “Me preguntaste diez veces a qué jugadores querías que pusiera y a cuáles no, y nunca te di un nombre. Decime adelante de todos si alguna vez te nombré a alguien”.

En la sala, además de los veintitrés jugadores y los tres integrantes del cuerpo técnico, estaba presente Claudio Tapia. El presidente de la AFA sabía de antemano lo que le dirían al entrenador, a quien sólo le dijo “tenés que ceder”.El inicio de la reunión tuvo una contundencia claramente mayor a la del final. La conclusión fue el consenso. Que el técnico se enfocara y no alterara. Y que los escuchara, prácticamente lo que había querido hacer en otros momentos.

Sebastián Beccacece pensó en renunciar. Sólo lo frenó el pedido de Tapia a su representante Cristian Bragarnik: “Decile que por favor no se vaya, es al que los jugadores escuchan”. Beccacece, incluso, le advirtió a Sampaoli que un entrenador no podía bancarse todo.

Seguir leyendo

Rusia 2018

Los mejores del Mundial: Hazard, Modric y Mbappé en el podio

Publicado

on

Por

En lo más alto Eden Hazard, que no fue elegido el jugador del Mundial pero en la consideración de nueve de cada diez argentinos es el que más emocionó. Es que Hazard realmente parece salido de un potrero de los suburbios. Algunos lo comparan con Riquelme, otros con Rojitas, con Bochini o con Márcico. No es una nezcla de todos ellos, pero si es cierto que tiene un poquito de cada uno, en una versión de estos tiempos. Es el tipo de jugador que más nos gusta ver a los argentinos al margen de que se admire a otros que son muy efectivos. En una época se cantaba en las canchas “Eh chupe, chupe, chupe, no deje de chupar (el nombre variaba según los clubes) es lo mas grande del fútbol nacional”. Lo mismo se puede decir de Hazard.

Junto al diez de la selección de Bélgica están Luka Modric, que fue elegido el mejor jugador del Mundial (es habitual que se elija a un jugador que participa de la final) y Kylian Mbappé. Modric hace todo bien, pausa, aceleración, defiende como volante de marca, ataca como volante creativo, siempre entrega la pelota redonda con pases punzantes. Se come la cancha.

Otro tipo de jugador es Mbappé. Aparece poco, pero cuando le llega la pelota, o se supone que le va a llegar, todo el mundo se apresta a ver algo importante. Es veloz con y sin la pelota en los pies y además tiene habilidad para cortar. Le falta sí, claro. No es Garrincha, no es George Best, pero tiene sólo 19 años y un camino larguísimo por delante. Hazard, Modric y Mbappé. Fueron los tres mejores jugadores del mundial. Estaba casi escrito desde los octavos de final. Sólo lo corroboraron.

Seguir leyendo

Internacional

Debate nacional en Rusia: en qué se convertirán los 12 estadios del Mundial

Publicado

on

Por

¿Un estadio mundialista convertido en un mercado de pulgas? Vladimir Putin lo dijo claramente: “No categórico”. Y para los gobernadores de las regiones anfitrionas del torneo, el problema comienza. Una semana antes del arranque de la Copa del Mundo 2018, el presidente ruso pidió a las autoridades locales que usaran “con inteligencia” los nuevos estadios construidos a un gran costo para el evento.

“Quiero advertir a mis colegas de inmediato: no debemos permitir que estos lugares se conviertan en mercados al aire libre, como vimos en el estadio deportivo de Moscú a mediados de la década de 1990″, dijo en su sesión anual televisada de preguntas y respuestas.

Al otro lado de la pantalla, los gobernadores de las once ciudades del Mundial 2018 se tensaron, incluido el de Saransk, Vladimir Volkov, quien propuso convertir el estadio de su ciudad en un mercado. Para los fanáticos que compraron su boleto para la final entre Francia y Croacia en el estadio Moscovita en Luzhniki, es difícil imaginar que el local deportivo de 80.000 asientos se convierta en un mercado de pulgas.

Construido en 1956, este estadio, el más famoso del país, fue renovado en 2017 con un costo estimado de 24 mil millones de rublos (USD 388 millones a la tasa actual). Fue sede de siete partidos de la Copa del Mundo 2018, incluyendo la apertura y la final del domingo. Pero el coloso tuvo días más oscuros, especialmente en la década de 1990, cuando el país se sumió en una profunda crisis económica. Para el estadio al borde de la bancarrota, la única solución para rescatar las cajas era alquilar parcelas a los vendedores ambulantes, que montaban sus puestos en la cancha.

Hasta 2011, cuando las autoridades clausuraron el mercado, el estadio Luzhniki fue, para muchos rusos, un amargo símbolo de la depresión económica del país tras la caída de la URSS.

Gianni Infantino y Vladimir Putin en el Fisht Stadium antes del inicio del Mundial de Rusia (Reuters)

Gianni Infantino y Vladimir Putin en el Fisht Stadium antes del inicio del Mundial de Rusia (Reuters)

Si el moscovita Luzhniki puede tener la esperanza de no volver a vivir ese momento, otros once estadios se encuentran lejos de los centros neurálgicos del país; como el Mordovia Saransk Arena, ubicado en una zona conocida por sus centros penitenciarios.

Solo seis de los estadios construidos tienen equipos de fútbol jugando en la Premier League rusa. Esta categoría atrae solo a 13.000 espectadores por juego; los estadios más pequeños construidos para la Copa del Mundo tienen una capacidad de 44.000 asientos. Los otros tienen equipos que juegan en divisiones inferiores, donde el número promedio de espectadores por juego es de 2.029.

En un intento de suscitar más interés por parte de los seguidores, el FC Mordovia Saransk pasó de la tercera a la segunda división. Y al estadio de Sochi (sur), que no tenía ningún equipo asignado, se le asignó uno en junio.

El Zenit Arena es uno de los estadios más grandes y será utilizado por el club más importante de la ciudad

El Zenit Arena es uno de los estadios más grandes y será utilizado por el club más importante de la ciudad

Costos y cifras

Los costos de mantenimiento de los estadios se estiman en 86 millones de euros por año (USD 100 millones), según dijeron las autoridades regionales al diario ruso KommersantEl Gobierno ruso contribuirá con al menos 172 millones de euros (USD 200 millones), pero esta suma debe compartirse y se pagará en cuotas durante cinco años.

“Cuando diseñamos el estadio, planeamos incluir muchas opciones para hacerlo económicamente viable“, dijo el ministro de Deportes de Samara, Dmitry Chliakhtin. “Pero ahora no entendemos realmente cómo se puede lograr esto”.

Para enfrentar estos desafíos, los estadios están considerando soluciones integrales: el de Nizhny Novgorod pasaría a formar parte de una clínica médica.

El gobernador de Kaliningrado quiere crear un área de libre comercio alrededor del estadio, mientras que en Ekaterimburgo, las gradas temporales serán desmanteladas, reduciendo la capacidad del estadio a 12.000 asientos, para que sea más barato mantenerlo.

Rusia espera que estas iniciativas eviten seguir el ejemplo de estadios abandonados en Brasil después de la Copa Mundial 2014.

Un repaso por todos los estadios y sus posibles destinos

Luzhniki Stadium

78.000 asistentes (AFP)

78.000 asistentes (AFP)

Será utilizado para conciertos y otros eventos, además de que será el escenario del seleccionado que suele jugar como local alrededor de cinco veces al año.

Otkrytie Arena

45.000 espectadores (AFP)

45.000 espectadores (AFP)

Seguirá siendo la casa del Spartak de Moscú , uno de los equipos más importantes del país y que milita en la Premier League rusa.

Kazán Arena

45.000 asistentes

45.000 asistentes

Está diseñado para albergar diferentes eventos. Además, será el estadio en el que se presente como local el Rubin Kazán.

Fisht Stadium

43.000 espectadores

43.000 espectadores

Pasará a ser el escenario del Sochi, de la segunda división, que era antes el Dynamo de San Petersburgo.

Saint Petersburg Stadium

67.000 espectadores (Reuters)

67.000 espectadores (Reuters)

Fue el más caro de todos los estadios, con costos de construcción que ascendieron a más de mil millones de dólares. Aquí jugará el Zenit de San Petersburgo.

Ekaterinburg Arena

35.000 mil espectadores (AFP)

35.000 mil espectadores (AFP)

La capacidad se reducirá hasta 25.000 y seguirá siendo el estadio del Ural, de la Premier League rusa.

Kaliningrad Stadium

45.000 espectadores (AFP)

45.000 espectadores (AFP)

La administración de la ciudad planea construir escuelas de fútbol y oficinas de organizaciones deportivas alrededor del estadio, ya que no existe un equipo en la primera división en la ciudad.

Nizhny Novgorod Stadium

45.000 espectadores (AFP)

45.000 espectadores (AFP)

El equipo local está en la segunda división, pero en la ciudad buscan inversores extranjeros para reutilizar el estadio para otros eventos.

Rostov Arena

45.000 espectadores (Reuters)

45.000 espectadores (Reuters)

El Rostov, el club local, jugó la Liga de Campeones hace dos años ante equipos como el Bayern Munich, pero tendrá dificultad para llenar un estadio con capacidad para 45.000 personas.

Samara Arena

45.000 espectadores (Reuters)

45.000 espectadores (Reuters)

La ciudad aún no decidió en qué reconvertir el estadio, y el tema está en discusión. Lo que es claro es que la localía del pequeño Krylya Sovetov no será suficiente para su financiación.

Mordovia Arena

45.100 espectadores (Reuters)

45.100 espectadores (Reuters)

El inicialmente llamado Estadio Yubileyniy, de la ciudad de Saransk, podría convertirse en un centro comercial, ya que en la ciudad no hay un club en primera división.

Volgograd Arena

45.500 espectadores (Reuters)

45.500 espectadores (Reuters)

La ciudad no tiene un equipo en primera división y debate en qué reconvertir la megaobra que costó 260 millones de dólares.

Seguir leyendo

Más Visitadas