Connect with us

Policiales

Mataron a una mujer a mazazos y detuvieron a su hijo

Publicado

on

Ocurrió en el marco de una discusión familiar. El apresado sufre de esquizofrenia

Una mujer de 66 años fue asesinada este jueves por la tarde a mazazos en la cabeza en su vivienda de la localidad bonaerense de Villa Adelina. Por el crimen detuvieron al hijo de la víctima, quien sufre de esquizofrenia y la habría matado en el marco de una discusión familiar.

El hecho ocurrió alrededor de las 17 en una casa ubicada en calle La Calandria 1927, en dicha localidad del norte del Gran Buenos Aires. Allí residía la víctima, identificada por la Policía como Liliana Torasini, junto a sus dos hijos.

Voceros policiales informaron que durante una presunta discusión familiar, uno de los hijos, identificado como Alejandro Ferro, de 29 años, la atacó a golpes con una maza en la cabeza y le provocó la muerte.

El ataque fue presenciado por otra de las hijas de la víctima y hermana del agresor, quien dio aviso de lo ocurrido al 911.

Patrullero de la Policía de la Provincia de Buenos Aires

Patrullero de la Policía de la Provincia de Buenos Aires

Al lugar acudieron de inmediato efectivos de la Policía bonaerense, quienes aprehendieron a Ferro y comenzaron a realizar las primeras actuaciones en la vivienda.

De acuerdo a los pesquisas, el joven sufre de esquizofrenia y se intenta determinar si atacó a su madre luego de sufrir malos tratos por parte de la víctima.

Interviene en la causa personal de la Unidad Funcional de Instrucción Descentralizada de Boulogne, dependiente del Departamento Judicial de San Isidro, que ordenó someter al imputado a pericias psiquiátricas.

(Visited 32 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policiales

“Dejaron a una criatura sin su mamá”: dolor por el femicidio de Agostina Gisfman en Cipolletti

Publicado

on

Por

Tenía 22 años. El viernes salió de su casa rumbo a Catriel, pero no llegó. Su cuerpo apareció quemado en un basural. Multitudinaria marcha por justicia.

Desde la ciudad rionegrina de Cipolletti hasta su vecina Catriel hay 134 kilómetros o una hora y media de viaje en coche por la RN151. Hacia allí iba Agostina Gisfman (22) el viernes. Nunca llegó. Su cuerpo apareció calcinado en un basural de Centenario, en Neuquén, a 30 minutos de su casa, de su pequeña hija y su marido.

El femicidio de Agostina tiene conmocionados a sus familiares, amigos y vecinos y atraviesa de dolor a Cipolletti y la ciudad de Neuquén.

“Dejaron a una criatura sin su mamá y a una familia destrozada. Todos estamos muy impactados. Ella era pura alegría”, dijo Ariana, una vecina de la víctima, a La Mañana de Cipolletti.

El colectivo #NiUnaMenos local marchó este lunes, desde la plaza San Martín para exigir justicia: fue multitudinaria la convocatoria y los vecinos llenaron las calles.

Movilización en Cipolletti. Foto: Captura Facebook Diario LMNeuquén.

Movilización en Cipolletti. Foto: Captura Facebook Diario LMNeuquén.

Había muchas mujeres y chicos; y los colores verde y violeta de las organizaciones sociales dominaron la escena. La movilización sólo se detuvo cuando algunos manifestantes prendieron fuego cartones frente a la puerta de la comisaría local. Además, hubo pedradas y pintadas.

También pegaron carteles con la foto de la víctima y la leyenda “Justicia por Agostina” en el portón de la seccional.

No sabía, no sabía, que a los femicidas los cuida la Policía… asesina“, cantaban al ritmo de los redoblantes. Y gritaban: “Agostina… presente, Agostina… presente; ahora, y siempre“.

Marcharon para pedir justicia por Agostina Gisfman. Foto: Captura Facebook Diario LMNeuquén.

Marcharon para pedir justicia por Agostina Gisfman. Foto: Captura Facebook Diario LMNeuquén.

La causa

La Justicia, en tanto, aguarda para corroborar la identidad del cuerpo con las huellas dactilares con el Renaper (Registro Nacional de las Personas), pese a que los familiares de Agostina reconocieron un anillo hallado el sábado en un basural de la localidad vecina de Centenario, por un hombre que buscaba entre los desechos cosas para reciclar.

Centenario es una comunidad neuquina pegada a la capital provincial, muy cerca del autódromo local, y queda enfrente a la rionegrina Cipolletti: sólo un cruce de puente las separa.

Tampoco se conoce aún la causa de la muerte de Agostina. Desde el Ministerio Público Fiscal de Neuquén indicaron que, tras la autopsia, se pidieron estudios complementarios para determinar cómo murió la joven mamá y si el lugar de hallazgo del cuerpo fue donde la mataron.

Agostina Gisfman estaba desaparecida desde este viernes. Foto Instagram

Agostina Gisfman estaba desaparecida desde este viernes. Foto Instagram

Mientras tanto, en las últimas horas se hicieron allanamientos en el barrio Anahí Mapu de Cipolletti, se secuestraron celulares y otros elementos de interés para la causa pero no hubo detenidos.

Iba a Catriel

El viernes, alrededor de las 19, vieron por última vez a Agostina. Iba rumbo a Catriel, a unos 134 kilómetros de Cipolletti. Se estima que, tras dejar su casa, caminó hasta la RN151 donde habría hecho dedo.

Como la chica nunca llegó a destino, la familia hizo la denuncia en la comisaría 24 de Cipolletti.

El cuerpo calcinado apareció en un basural de Neuquén. Foto Centenario Digital

El cuerpo calcinado apareció en un basural de Neuquén. Foto Centenario Digital

El viernes mismo el Ministerio Público Fiscal de Río Negro informó acerca de la búsqueda: de 1.68 metros, delgada, de tez blanca, con ojos color verde y cabellos ondulados y rubios; usaba zapatillas, campera animal print rosa, calzas de color negro y una mochila crema.

La Brigada de Investigación de Cipolletti recogió testimonios e imágenes de cámaras de vigilancia con el propósito de rastrear el vehículo al cual se habría subido en esa ruta para cruzar la frontera provincial. Todo es materia de investigación.

(Visited 2 times, 2 visits today)
Seguir leyendo

Policiales

Mató a su hijo de 13 años, huyó y se suicidó: creen que lo hizo por una venganza contra su esposa

Publicado

on

Por

Ocurrió en Gobernador Gregores, Santa Cruz. Investigan si se trató de un “femicidio vinculado”.

Un hombre asesinó a su hijo de 13 años. Después huyó y a 90 kilómetros del lugar se quitó la vida. Ocurrió en la pequeña localidad de Gobernador Gregores, en Santa Cruz, una población que no sale de su asombro y horror por el hecho.

La localidad está ubicada en el departamento de Río Chico y tiene algo más de 7.000 habitantes. Allí Alexis Sainz, de 39 años, asesinó el domingo por la tarde a su hijo Felipe en su domicilio de la calle Antonio Fernández 1135.

Después huyó y fue encontrado muerto camino a una mina donde trabajaba: se había suicidado, según las pericias realizadas por las autoridades.

La pequeña localidad de Gobernador Gregores, escenario del horror/Nuevo Día.

La pequeña localidad de Gobernador Gregores, escenario del horror/Nuevo Día.

El hecho se produjo cuando la madre del chico había viajado a la localidad de Piedra Buena para acompañar a su padre que estaba enfermo. La pareja tenía problemas últimamente y por eso la justicia no descarta que se haya tratado de un “femicidio vinculado”. Es decir, que el hombre haya cometido el crimen para hacerle daño a la mujer.

El domingo a primera hora la madre comenzó a llamar al chico, pero no le contestaba. Ubicó a una vecina (que además era madrina de Felipe), quien se acercó a la casa, ingresó y se encontró con el peor escenario: el chico tirado en el suelo en una habitación asesinado y con una herida de bala.

Allí comenzó el operativo policial. Poco después un peón de estancia reportó la aparición de un auto con una persona muerta en su interior.

Estaba a 90 kilómetros de su casa, camino a una planta minera donde trabajaba. Tenía un balazo en la cabeza por lo cual la policía comprobó rápidamente que se había quitado la vida tras asesinar a su hijo.

El artículo 80 inciso 12 de Código Penal tipifica al femicidio vinculado como la conducta de quien mata con el propósito de provocar a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación en términos del inciso primero (ascendiente, descendiente, cónyuge o excónyuge o persona con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja).

Si bien la norma no especifica el género de los sujetos activo y pasivo cuando el autor es un varón y la persona a quien se pretende causar un sufrimiento es una mujer se tratará de un femicidio vinculado. Las autoridades creen que se está en presencia de un delito de esa naturaleza.

(Visited 2 times, 2 visits today)
Seguir leyendo

Policiales

“Estoy toda chocolateada”, la escucha que delató a la sobrina de un jubilado asesinado en Boedo

Publicado

on

Por

La mujer estaba bañada en sangre tras el crimen de Antonio Landeira (87), al que mató para robarle en Metán al 4200.

Una mujer de 45 años, con problemas de adicción, fue detenida por el asesinato de su tío, un jubilado español que fue golpeado, torturado con una plancha y apuñalado en su casa de Boedo. La incriminaron escuchas telefónicas de otra causa donde ella misma y familiares comentan que cometió el hecho.

Se trata de María Laura Peralta (45), quien fue apresada este domingo por el homicidio triplemente calificado de Antonio Landeira (87), ocurrido el 15 de abril pasado en Metán 4282, luego de quedar incriminada en escuchas telefónicas de otra causa donde ella misma y familiares comentan que cometió el hecho.

Según las fuentes citadas por Télam, Peralta cayó alrededor de las 7 en la puerta de su domicilio en un edificio de avenida Independencia 466, de San Telmo, por detectives de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad, quienes la buscaban desde el sábado, cuando se realizaron una serie de allanamientos.

La investigación estuvo dirigida por el fiscal en lo Criminal y Correccional 1, Pablo Recchini, y el juez de instrucción 60, Luis Schelgel.

También participaron del operativo la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina (PFA), que trabajaban en otro expediente.

La clave para confirmar las sospechas en torno a la acusada surgieron de unas escuchas telefónicas en directo que la PFA realizaba en el marco de una causa por narcotráfico que está a cargo del juez federal Julián Ercolini.

La escena del crimen, en la calle Metán al 4200. Foto Guillermo Rodríguez Adami.

La escena del crimen, en la calle Metán al 4200. Foto Guillermo Rodríguez Adami.

En ese expediente, los agentes federales tenían intervenidos los teléfonos del hermano y la cuñada de la sospechosa y allí pudieron registrar varias comunicaciones realizadas el día del hecho desde las inmediaciones de la escena del crimen, en las que la propia imputada confesaba que le había robado y luego asesinado a su tío.

En una de las transcripciones de las escuchas, la cuñada le preguntó a la acusada: “¿Qué pasó? Te voy a buscar?“, a lo que Peralta respondió: “Tengo una pantalla 50 pulgadas, voy a ir a la Zavaleta para que me den plata“, una clara referencia a un televisor de ese tamaño que, según consta en la causa, fue uno de los elementos robados en la casa de la víctima.

¿Él cómo está? ¿Fue?“, preguntó la cuñada en alusión a si la víctima estaba muerta y Peralta respondió: “Sí, me tengo que ir a cambiar porque estoy toda chocolateada“, una expresión con la que describió que estaba manchada con sangre.

Justamente en el allanamiento al domicilio de la imputada realizado en las últimas horas se secuestraron dos toallones, una blusa y una camisa con aparentes manchas hemáticas que ahora serán analizadas en el laboratorio para determinar si se trata de sangre de la víctima.

En otras escuchas fue el propio hermano de Peralta -detenido el sábado pero por la causa de las drogas- quien se comunicó con su padre para avisarle: “Laura se mandó una cagada mal. Terrible. Lo peor que te puedas imaginar“, a lo que su papá le pregunta si le hizo algo al tío, y él responde: “Sí. Le hizo algo muy feo al tío Antonio“.

A partir del análisis de los registros de llamadas y tráfico de datos del celular empleado por Peralta, el fiscal Recchini y la Policía determinaron que, el día del hecho, la imputada llamó en dos oportunidades a la casa de su tío entre las 13.21 y las 13.34.

Luego tres antenas de Boedo la captaron acercándose y permaneciendo en la zona de escena del crimen durante el lapso aproximado de una hora, entre las 14.18 y las 15.15, momento en el que se cree ocurrió el asesinato.

Quién era la víctima

Según las fuentes, la viuda de la víctima, Andrea Mansueto (53), ya había declarado en la causa que su marido había sido dueño de cuatro restaurantes, que ahora vivía del alquiler de unos locales y que no tenía problemas con nadie.

Además, mencionó que Landeira se quejaba de dos de sus sobrinos, a quienes calificaba como “sinvergüenzas” porque siempre le pedían dinero, y que el varón había estado preso y María Laura tenía “problemas con las drogas”.

Fuentes judiciales revelaron que la autopsia realizada por el Cuerpo Médico Forense constató un total de 47 lesiones, de las cuales las mortales fueron cuatro puñaladas en el hemitórax izquierdo.

Pero el resto reflejan la tortura a la que fue sometida la víctima con múltiples lesiones por golpes y cortes que sufrió Landeira en la cara, el tórax y los brazos, con cuatro costillas fracturadas y, además, quemaduras del tipo AB en el 15 por ciento de la superficie corporal, localizadas en la espalda, el pecho y los antebrazos.

En la escena del crimen, los peritos secuestraron un cuchillo, un destornillador y una plancha eléctrica, como los elementos utilizados para la tortura y el posterior homicidio.

Por ello, al pedir su detención, el fiscal Recchini le imputó a Peralta la comisión de un “homicidio triplemente calificado por haberse cometido con ensañamiento, por el vínculo (sobrina) y por haber sido cometido con el fin de asegurar la consumación del robo y lograr su impunidad (criminis causae)“, delito que prevé una pena de prisión o reclusión perpetua.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas