Connect with us

Deportes

Maradona con Infobae: “Con esta manga de traidores yo no vuelvo a la Selección”

Publicado

on

No hay dudas que Diego Armando Maradona es más que palabra autorizada para hablar de fútbol, sus años de trayectoria, los títulos conseguidos. Máxime si los dos temas son Boca, club del cual es un símbolo, y la Selección a la que llevó de la mano a la gloria. Su talento irrepetible dentro del campo de juego lo avalan.

A pesar de la distancia y hoy encontrarse en la ciudad de Culiacán, al norte de México, el Diez admite que no se pierde un partido de su Boca Juniors querido. Tras la derrota en el último Superclásico y la temprana eliminación de la Copa Argentina, agradece que Rocío Oliva no estuvo presente para gritarle los goles.

El técnico de 57 años se pone del lado de Guillermo y Gustavo Barros Schelotto para opinar sobre este presente incierto que atraviesa el club de la Ribera.

(Héctor Parra)

(Héctor Parra)

– Pudiste ver el Superclásico, la derrota de Boca, y se sabe que no querés opinar mucho al respecto porque están al frente del equipo tus amigos, los Barros Schelotto. ¿Qué consejo le darías a Guillermo? 

– Estoy tan desconcertado como ellos. Pide a Van Basten y se lo traen, pide a Gullit, a Maradona, a Cardona, a Zárate y se los trae a todos. Sé que es muy difícil comandar un grupo, pero con los jugadores que tiene Boca en algo le están errando. Yo creo mucho en Gustavo y Guillermo, no creo en los que están alrededor de ellos que no saben de fútbol, pero hacen que saben, llamensé los profesores, las amistades. Eso a mí me da asco de verdad.

 Me da asco la gente que está alrededor de Guillermo y Gustavo en Boca.

– ¿Para vos el problema de Boca hoy son los que están alrededor de los Mellizos?

– Si, yo creo que si. Porque Angelici estuvo dos veces en casa y hablamos mucho de fútbol. Me parece que esto es lo que le pasa a los Mellizos. Por ahí no toman las mejores decisiones cuando ellos son los directores técnicos, no son dos paracaidistas para hacerle caso a alguien que en su puta vida jugó al fútbol. Ese es el tema.

– Recién hablabas de que Boca se reforzó de la manera que quiso. ¿Cómo se hace para manejar un vestuario lleno de caciques, de grandes egos?

– El otro día me alerté mucho porque Maurito Zárate lo mando a la concha de su madre a Cardona. Y dije ‘estará mal el vestuario’. Es simple el vestuario, hay una llavecita y si quieren sacarse la bronca les cerrás la puerta desde afuera y que se caguen a trompadas. El que sale, juega. Nada de ‘la concha de tu madre, por qué no me la diste’. Ese es el puterío y lo resuelvo en una habitación cerrada con llave y yo en la puerta como comisario. Así se resuelven los problemas, sino uno lo pudre al otro. Cuando se cagan a trompadas vas a ver que no pasa más nada.

“El problema de vestuario se resuelve cagándose a tormpadas. El que sale juega”

“El problema de vestuario se resuelve cagándose a tormpadas. El que sale juega”

– Uno de los que más críticas recibió fue Carlitos Tevez. Ya desde que volvió de China, lo tildan de “mercenario” o “millonario”. Vos lo conoces, lo dirigiste también. ¿Pensás que sigue siendo el jugador del pueblo?

– No porque está al lado de Macri y el que está al lado de Macri no puede estar con el pueblo, de ninguna manera. Absolutamente. Para mí desde que Carlitos está al lado de este ladrón pasó a ser un jugador fantástico y un amigo al que le puedo decir las cosas en la cara. Porque yo no me escondo, al contrario. Y si lo tildan de millonario, es millonario como lo es el padre de Macri desde que nació. ¿Por qué un villero no puede ganar 20 palos en China? A ver cuantos argentinos le hubiesen dicho no a la plata que le daban los chinos. Y no hablo solamente de jugadores de fútbol, estoy hablando de cantantes, actores, diputados, toda la rama. A ver si le decían que no. No jodan con Carlitos, la plata la ganó él. Y encima no le metió la mano en el bolsillo a los argentinos, que es lo más importante.

 Tevez no es más el jugador del pueblo porque está al lado de Macri y el que está con él no puede estar con el pueblo, de ninguna manera.

– ¿Serías técnico de Boca?

– Si, sería técnico de Boca para vibrar desde adentro con todo. Pero sin pasar por arriba de nadie, que esto quede claro, porque mañana van a decir ‘mirá lo quiere serruchar a Guillermo’ y todo lo contrario, yo soy amigo de los dos. Por eso no entiendo la postura de Boca en cancha, me parece totalmente pasiva. No creamos situaciones de gol, no tenemos un orden táctico que apriete al rival y eso es lo que pasó en el clásico. Cuando vos estás lejos le das bola a esos partidos, pero no me preocupo porque sé que Boca es Boca y los demás son los demás.

Si bien su pasión es azul y oro, el corazón de Maradona es celeste y blanco. Es por eso que le duele lo que pasa con la Selección y opinó acerca del elenco argentino, la AFA, el Mundial de Rusia, Jorge Sampaoli, Lionel Scaloni y Lionel Messi.

– ¿Volverías a ser técnico de la Selección?

– No. Ya soy grande. Estoy con muchas ganas de hacer un montón de cosas acá, pero en la Selección está toda esta manga de traidores y yo no vuelvo. Queríamos una AFA nueva y metimos a Tapia. Yo también soy culpable eh, atención. Él me vino a pedir apoyo a La Candela y le dije que sí. Me dijo un montón de cosas y no hizo nada, no me llamó más. Eso es lo que más me jode y eso es traición. Y yo a los traidores los escupo en la cara.

 En la Selección está toda esta manga de traidores y yo no vuelvo.

– Fuiste uno de los primeros en mostrarse en contra de Sampaoli. Estuviste en el Mundial y viste la eliminación de Argentina. ¿Te la veías venir, pensabas que se iba a dar este final?

– Pero yo pensaba este final cuando Sampaoli todavía dirigía en Sevilla. Ya sabía cómo se iban a dar las cartas y quién las iba a tener. No se puede adorar a un tipo sin saber. ¿Cuántos goles hizo Sampaoli en el fútbol argentino? ¿Cuántos partidos jugó? ¿Cuántos tickets tiene en la casa por ir a ver fútbol? Se la pasó yendo a visitar jugadores y no le respondió ninguno.

– ¿Pensás que Scaloni, que era uno de sus ayudantes, hizo bien en quedarse?

– No, eso es traición. Scaloni es un gran pibe, yo lo conozco. Vamos a tomar un café, a comer un asado, pero Scaloni no puede dirigir ni el tráfico y menos la Selección Argentina.

– Hablaste de Messi y que no tenía que volver porque le echaban la culpa de todo. Vos también tuviste idas y vueltas con la Selección, tu retorno en el ’94 para jugar el Repechaje fue algo histórico. ¿No es mejor que Messi cambie las cosas desde adentro a que las mire desde su casa?

– Por eso digo, que mire él, que tenga él el mazo de cartas en la mano. Que no le vengan a echar todas las culpas. Por eso le digo que no vuelva más. Lo lloraremos porque seguramente no haya otro jugador como él, pero así como cae Messi, cae una desprolijidad en la AFA; increíble. Nadie de todos los que robaban con Grondona está preso. Nadie dice nada. A Marchi le encuentran dos millones de dólares en la caja fuerte y dice que es para comprar caramelos o para hacerle el cumpleaños a la hija. Que no me jodan viejo, vamos a ser justos con la gente. La Justicia hoy no está con la gente.

– Hay mucho que alzan la bandera del Mundial ’86 como la última gran alegría que les dio la Selección. Vos mismo, cuatro años después, obtuviste un subcampeonato. También te tocó dirigir a esta camada de jugadores que salieron segundos en 2014. ¿Pensás que no se los valora tanto a Messi como al resto de estos jugadores?

– Seguramente. El argentino es el deportivo ganar cuando sabemos que hay tres resultados. Es muy fácil decir que tiene la culpa Messi, total yo estoy en la cueva, yo estoy en el arco y al que van a matar es al pibe. Y esto me jode a mí, porque si hay compañeros que realmente lo quieren a Messi lo tendrían que haber salido a defender, no hacer un silencio de presa. Se equivocaron. Ahora es cuando más tenés que sacar los huevos y decir ‘¿quiéren jugar ustedes? Tomen la camiseta y a ver cómo lo hacen’ pero ya basta de echarle la culpa a Messi. Yo me equivoque con Mascherano, pensé que era caudillo. Y hoy tengo que decir que Mascherano no fue lo que yo creía, pero la equivocación es totalmente mía, no de Mascherano. Por eso lo dejo de lado. Pero tampoco lo quieran caudillo a Messi, paren muchachos. Los caudillos ya se terminaron. Acá el último que apague la luz y piquemos.

 Yo me equivoque con Mascherano, pensé que era caudillo. Y hoy tengo que decir que Mascherano no fue lo que yo creía, pero la equivocación es totalmente mía.

– ¿Crees que hay renovación en la Selección después de Messi?

– No. En mi último libro con Daniel Arcucci (NdR: en 2016 publicó Mi mundial, mi verdad: así ganamos la Copa), en el final digo ‘¿y después de Messi, qué?’. Lo anticipé mucho antes.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Deportes

Escándalo en la Selección femenina de fútbol: las referentes apuntaron contra el DT Carlos Borrello

Publicado

on

Por

Luego del histórico Mundial de Francia, el DT decidió marginar del plantel para los Panamericanos de Lima a varias referentes, que explotaron y lo criticaron con dureza.

El histórico Mundial de Francia, en el que la Selección argentina de fútbol femenino consiguió sus primeros puntos y estuvo al borde de clasificar a octavos de final, parece haber quedado rápidamente en el olvido.

Belén Potassa, Estefanía Banini, Ruth Bravo y Florencia Bonsegundo, las jugadoras del Seleccionado femenino de fútbol que quedaron afuera de la lista para los Juegos Panamericanos, expusieron las diferencias que existen con el cuerpo técnico encabezado por Carlos Borrello.

Seguir leyendo

Deportes

Gustavo Fernández festejó su título con Infobae: “Es un sueño hecho realidad”

Publicado

on

Por

Gustavo Fernández es el primer argentino en conseguir el título de singles sobre la hierba de Wimbledon, pero recién se dio cuenta cuando ese reconocimiento llega a sus oídos. “Me lo traés a la cabeza, no lo había pensado”, dice sonriendo. “Es una locura y no entiendo qué pasa. Todavía tengo la adrenalina alta, tal vez cuando baje pueda disfrutarlo”.

El trofeo quedó en manos de su familia, dos sobrinos y el hijo del entrenador, que se apropiaron de ella y no consigue recuperarla. Su sonrisa es muy amplia, está en Disney, “es un sueño hecho realidad”, dice al ser premiado y lo repite cuando se abraza con su familia, con su equipo y, también, cuando va camino a la Sala de Conferencias.

Gustavo Fernández llega custodiado,  el que lo sigue de cerca cual granadero es el encargado del control antidoping que lo persigue a sol y sombra, hasta el preciso lugar en donde nos juntamos a hablar de su gran triunfo en Wimbledon.

“Todavía no lo puedo creer”, repite Gustavo Fernández, cuando ingresa a la pequeña sala blanca, con una única pared decorada, la del fondo, con los colores y motivos del torneo.

Son muchos años de esfuerzo que se le transforman en realidad. “Es una locura, una verdadera locura –repite y debe serlo-. Todavía no pude ni caer de lo que está pasando, pero estoy muy contento de haber logrado lo que logré y por todo el trabajo mío y de mi equipo durante tanto tiempo. La verdad es que es un sueño hecho realidad, así que a disfrutarlo ahora, porque costó mucho”, reconoce el cordobés de Río Tercero.

Toda tu familia se acomodó en el box. Padre (Gustavo), madre, hermano (Juan Manuel, juega básquet en Trieste), novia (Florencia) y los sobrinitos, los fans lo hicieron en las redes sociales.

— ¿Te genera mayor presión o cómo la llevás?

— De hecho, elimino las redes sociales durante los torneos importantes, porque genera presión, por más que uno lo maneje mejor o peor, afectan la concentración, así que trato de no estar conectado con todo eso, porque he comprobado que no chequear esas cosas me hace bien, no me genera presión extra y manejo mucho mejor las emociones. Entonces, muy enfocado en eso. Ahora, cuando llegue al hotel y pueda bajar las redes, lo voy a disfrutar, porque también es parte, es un extra (y suelta una carcajada).

“Gusti”, lo prefiere a “Lobito”, es muy profesional en lo suyo, tiene su rutina y se enfoca en lo que debe hacer. Su disciplina le permite mantener la concentración y manejar los nervios de esa manera. “Están, pero los estuve manejando muy bien esta semana”, dice. “En Australia fue una locura, estuve totalmente desbordado de emociones y me costó. El hecho de haber ganado me sirvió para relajarme un poco más y tomarlo con más naturalidad. Por eso, tanto en Roland Garros como en esta semana, estuve muy prendido en lo que sí tenía que hacer y tratar de ir paso a paso, porque es muy fácil ilusionarse”, cuenta con total honestidad. Pero la pregunta apunta más a si se puede dormir la noche previa a un match tan importante. “Pensé mil cosas antes de irme a dormir de todo lo que podía pasar, pero había que enfocarse en el paso a paso y que todo se dé como se tiene que dar. La verdad es que dormí bastante bien anoche”.

(AFP)

(AFP)

Una sonrisa pícara delata que esconde algo, y en su novia Florencia está la respuesta. “Bueno, también le estuve metiendo tecito relajante, porque eso es bueno. Mi novia me aconseja qué tomar. Eso sí, nada de bebidas cola ni cafeína, para poder dormir mejor, porque cuando le metés un poquito de algo, ¿sabés adónde se va todo?” Se sincera el campeón de Wimbledon entre más risas. Está más que feliz, sabe que ha dado un paso muy importante en su carrera, que sirve como ejemplo para los demás, algo que él tomó de Shingo Kunieda, su adversario en la final.

— Kunieda fue tu inspiración, tu ídolo, tu compañero de dobles, tu rival en esta final. El póster en la pared de tu cuarto…

— Era -interrumpe abruptamente-. Era, porque si yo quería ganar este tipo de cosas, debía perderle el respeto en la competencia. Lo tomamos de medida, él fue el que subió la vara en tenis en silla y mostró que se podía jugar a otra cosa y es el máximo campeón de la historia, un excelente competidor y una persona que te impulsa, dentro de la cancha, a ser cada vez mejor.

Como dijo Djokovic, él como Federer y Nadal juegan para llegar a las instancias decisivas, medirse allí y ver quién es mejor. Del mismo modo, y sin saberlo, Gustavo repitió el pensamiento. “El desafío entre nosotros es saber quién es mejor y tratar de superarse, y si gana el otro felicitarlo porque se lo mereció. Nos gusta el desafío, la competencia de tratar de ver quién es mejor ese día. Después, si sale o no sale como queríamos, volvemos a trabajar de vuelta y a prepararse para el resto, que es lo que estamos buscando”, explica los objetivos con claridad.

Por ese respeto el abrazo final en la red, allí en donde el japonés hizo gala de su buena relación con el argentino y lo felicitó “con sinceridad”.

Cuando aparezca el próximo ranking, Gusti volverá a ser el N°1 del tenis adaptado y, en elUS Open (septiembre), buscará lograr el Grand Slam, poniendo una vara muy alta para quienes vienen por detrás. El lo sabe y reconoce que trabajó para esto. “Fui a buscar subir mi nivel para lograr este tipo de cosas. Y lo digo con orgullo que estoy tratando de elevar el nivel. Shingo me ha exigido cada vez más y disfruto intentar superarme, por más de que no lo pueda lograr. No sé si después jugaré mejor o peor, pero yo lo voy a intentar. Por eso, trato de aprender y de seguir siendo el mejor tenista que yo pueda ser”.

Del otro lado de la puerta hay un chiquito de 11 o 12 años — Gustavo se da vuelta y mira el cerramiento que separa la sala del pasillo— es cordobés y se llama Gustavo Fernández,¿qué tiene el campeón de Wimbledon para decirle?

Gusti vuelve su rostro, se le enciende la sonrisa y se le cristaliza la mirada. “Confiá en vos qué… –hace una pausa, mira a la mesa, se estrangula la voz-. Confiá en vos, como lo hiciste hasta ahora –su voz se fortalece-. Porque, tarde o temprano, todo llega”.

Gustavo Fernández vuelve a ser el N°1 del tenis adaptado, pero su lucha ha ido más allá de una posición en el ranking que se atrevió a derribar barreras. Gusti, el “Lobito”, es un ejemplo de esfuerzo y respeto al deporte.

Seguir leyendo

Deportes

Tras su polémica aplicación en la Copa América, las 5 razones por las que el VAR todavía no se implementará en la Superliga

Publicado

on

Por

Luego de su polémica aplicación en la Copa América, una nueva edición de la Superliga Argentina de Fútbol dará comienzo el próximo 26 de julio y el VAR continuará ausente. A pesar de que tanto la Asociación del Fútbol Argentino como Federico Beligoy, Director Nacional de Árbitros, habían sugerido la posibilidad de que la Asistencia Arbitral por Video ya estuviera en funciones en la temporada 2019/2020, son varios los factores que incidieron para que todavía se encuentre en fase de trabajo previo.

A pesar de la voluntad y la demanda de la sociedad futbolera, el VAR en Argentina todavía está lejos, y no por un inconveniente económico. La AFA y la Superliga no quieren repetir los errores de la Conmebol, que lo instauró de apuro una noche de octubre de 2017 en el recordado Lanús-River por Copa Libertadores, y que por impericia y sin la preparación adecuada ha continuado insistiendo hasta llegar a esta Copa América plagada de controversias.

1-Para homologar el VAR en el torneo de argentino se debe seguir un protocolo que aconseja la FIFA para su aprobación, con el fin de que sea algo profesional y probado. Lo único que se hizo hasta la fecha fue su presentación, denominada “kick off meeting” o reunión de lanzamiento, en la que se convocaron a los que intervendrían en la implementación. Allí se hicieron presentes el presidente de la AFA, la estructura arbitral, los representantes de Fox Sports y TNT, los encargados de la tecnología y la gente de desarrollo.

2-El segundo paso es hacer una licitación para elegir la empresa que tendrá la responsabilidad de implementarlo, trámite que todavía no se realizó.

3-El tercer paso es contratar los simuladores o cabinas donde se hará el trabajo de capacitación y selección de los árbitros VAR dentro del plantel actual.

4-El cuarto paso es saber si se colocará un centro único donde se monitorearán los encuentros o se prepararán cabinas en cada estadio.

5-Después sí llega la elección de los responsables de la Asistencia Arbitral por Video, y a la fecha los únicos que tienen experiencia son los que fueron capacitados en FIFA, es decir, Mauro Vigliano, Néstor Pitana, Patricio Loustau, Fernando Rapallini y los dos asistentes que concurrieron al Mundial: Hernán Maidana y Juan Pablo Belatti. El resto es improvisación: es importante entender que no todos los árbitros de campo se encuentran en condiciones de ser un buenos jueces al frente de una pantalla. Para ello se debe trabajar en esa búsqueda, que recién está por comenzar.

Para el Mundial de Rusia 2018, la FIFA trabajó más de un año para elegir solo 14 profesionales para el VAR. La tecnología que se utilizó en el último Mundial contaba con 33 cámaras, de las cuales ocho permitían la grabación superlenta y cuatro, la ultra lenta.

También se utilizó un sistema de información VAR, con el objeto de saber al instante qué estaba chequeando en cada encuentro, a cargo de un empleado de la FIFA que informaba a las cadenas de televisión sobre los procesos de revisión, incluido el motivo a través de una tablet conectada en red. En CONMEBOL se cometió el error de que todos los árbitros pudieron ser jueces de campo o de VAR, por eso vimos ejemplos como Pitana, Loustau, Rapallini al colombiano Wilmar Roldán, quienes cumplieron las dos funciones, un error de principiante de parte de los que conducen el programa en el continente.

En la Copa América, además, el VAR contó con una tecnología inferior de 24 cámaras y dos de repetición inmediata: no se contaba con una especial para los fuera de juego. En 64 partidos de la última Copa del Mundo, el VAR intervino en 20 oportunidades, con un promedio de 1 minuto 30 segundos en las resoluciones. En Brasil 2019, fueron 26 las ocasiones en las que recurrieron al monitor para chequear jugadas, seis veces más que en el Mundial y con menos de la mitad de los partidos. Y se llegó a tardar hasta casi 4 minutos para tomar una decisión, con los conflictos que todos conocemos, haciendo dudar de los resultados y de los beneficios.

Esta última experiencia incidió en la demora de la puesta en marcha del VAR en la Superliga. Una buena medida para implementar la Asistencia Arbitral por Video es estudiar previamentela forma en la que comenzará a utilizarlo la Premier League, con 5 características salientes:

-Procurarán ser menos severos con las manos/brazos en las áreas.

-Los asistentes seguirán levantando la bandera de forma inmediata si observan un fuera de juego; es decir, no cuando culmine el avance.

-El VAR no avisará los adelantamientos de los arqueros en los penales.

-Serán muy selectivos en las jugadas a revisar.

-Se emitirán las resoluciones en el estadio.

-Sin dejar de respetar los principios básicos, asistirá al equipo arbitral en: goles, penales, tarjetas e identificación de infractores.

Seguir leyendo

Más Visitadas