Connect with us

Deportes

Maradona con Infobae: “Con esta manga de traidores yo no vuelvo a la Selección”

Publicado

on

No hay dudas que Diego Armando Maradona es más que palabra autorizada para hablar de fútbol, sus años de trayectoria, los títulos conseguidos. Máxime si los dos temas son Boca, club del cual es un símbolo, y la Selección a la que llevó de la mano a la gloria. Su talento irrepetible dentro del campo de juego lo avalan.

A pesar de la distancia y hoy encontrarse en la ciudad de Culiacán, al norte de México, el Diez admite que no se pierde un partido de su Boca Juniors querido. Tras la derrota en el último Superclásico y la temprana eliminación de la Copa Argentina, agradece que Rocío Oliva no estuvo presente para gritarle los goles.

El técnico de 57 años se pone del lado de Guillermo y Gustavo Barros Schelotto para opinar sobre este presente incierto que atraviesa el club de la Ribera.

(Héctor Parra)

(Héctor Parra)

– Pudiste ver el Superclásico, la derrota de Boca, y se sabe que no querés opinar mucho al respecto porque están al frente del equipo tus amigos, los Barros Schelotto. ¿Qué consejo le darías a Guillermo? 

– Estoy tan desconcertado como ellos. Pide a Van Basten y se lo traen, pide a Gullit, a Maradona, a Cardona, a Zárate y se los trae a todos. Sé que es muy difícil comandar un grupo, pero con los jugadores que tiene Boca en algo le están errando. Yo creo mucho en Gustavo y Guillermo, no creo en los que están alrededor de ellos que no saben de fútbol, pero hacen que saben, llamensé los profesores, las amistades. Eso a mí me da asco de verdad.

 Me da asco la gente que está alrededor de Guillermo y Gustavo en Boca.

– ¿Para vos el problema de Boca hoy son los que están alrededor de los Mellizos?

– Si, yo creo que si. Porque Angelici estuvo dos veces en casa y hablamos mucho de fútbol. Me parece que esto es lo que le pasa a los Mellizos. Por ahí no toman las mejores decisiones cuando ellos son los directores técnicos, no son dos paracaidistas para hacerle caso a alguien que en su puta vida jugó al fútbol. Ese es el tema.

– Recién hablabas de que Boca se reforzó de la manera que quiso. ¿Cómo se hace para manejar un vestuario lleno de caciques, de grandes egos?

– El otro día me alerté mucho porque Maurito Zárate lo mando a la concha de su madre a Cardona. Y dije ‘estará mal el vestuario’. Es simple el vestuario, hay una llavecita y si quieren sacarse la bronca les cerrás la puerta desde afuera y que se caguen a trompadas. El que sale, juega. Nada de ‘la concha de tu madre, por qué no me la diste’. Ese es el puterío y lo resuelvo en una habitación cerrada con llave y yo en la puerta como comisario. Así se resuelven los problemas, sino uno lo pudre al otro. Cuando se cagan a trompadas vas a ver que no pasa más nada.

“El problema de vestuario se resuelve cagándose a tormpadas. El que sale juega”

“El problema de vestuario se resuelve cagándose a tormpadas. El que sale juega”

– Uno de los que más críticas recibió fue Carlitos Tevez. Ya desde que volvió de China, lo tildan de “mercenario” o “millonario”. Vos lo conoces, lo dirigiste también. ¿Pensás que sigue siendo el jugador del pueblo?

– No porque está al lado de Macri y el que está al lado de Macri no puede estar con el pueblo, de ninguna manera. Absolutamente. Para mí desde que Carlitos está al lado de este ladrón pasó a ser un jugador fantástico y un amigo al que le puedo decir las cosas en la cara. Porque yo no me escondo, al contrario. Y si lo tildan de millonario, es millonario como lo es el padre de Macri desde que nació. ¿Por qué un villero no puede ganar 20 palos en China? A ver cuantos argentinos le hubiesen dicho no a la plata que le daban los chinos. Y no hablo solamente de jugadores de fútbol, estoy hablando de cantantes, actores, diputados, toda la rama. A ver si le decían que no. No jodan con Carlitos, la plata la ganó él. Y encima no le metió la mano en el bolsillo a los argentinos, que es lo más importante.

 Tevez no es más el jugador del pueblo porque está al lado de Macri y el que está con él no puede estar con el pueblo, de ninguna manera.

– ¿Serías técnico de Boca?

– Si, sería técnico de Boca para vibrar desde adentro con todo. Pero sin pasar por arriba de nadie, que esto quede claro, porque mañana van a decir ‘mirá lo quiere serruchar a Guillermo’ y todo lo contrario, yo soy amigo de los dos. Por eso no entiendo la postura de Boca en cancha, me parece totalmente pasiva. No creamos situaciones de gol, no tenemos un orden táctico que apriete al rival y eso es lo que pasó en el clásico. Cuando vos estás lejos le das bola a esos partidos, pero no me preocupo porque sé que Boca es Boca y los demás son los demás.

Si bien su pasión es azul y oro, el corazón de Maradona es celeste y blanco. Es por eso que le duele lo que pasa con la Selección y opinó acerca del elenco argentino, la AFA, el Mundial de Rusia, Jorge Sampaoli, Lionel Scaloni y Lionel Messi.

– ¿Volverías a ser técnico de la Selección?

– No. Ya soy grande. Estoy con muchas ganas de hacer un montón de cosas acá, pero en la Selección está toda esta manga de traidores y yo no vuelvo. Queríamos una AFA nueva y metimos a Tapia. Yo también soy culpable eh, atención. Él me vino a pedir apoyo a La Candela y le dije que sí. Me dijo un montón de cosas y no hizo nada, no me llamó más. Eso es lo que más me jode y eso es traición. Y yo a los traidores los escupo en la cara.

 En la Selección está toda esta manga de traidores y yo no vuelvo.

– Fuiste uno de los primeros en mostrarse en contra de Sampaoli. Estuviste en el Mundial y viste la eliminación de Argentina. ¿Te la veías venir, pensabas que se iba a dar este final?

– Pero yo pensaba este final cuando Sampaoli todavía dirigía en Sevilla. Ya sabía cómo se iban a dar las cartas y quién las iba a tener. No se puede adorar a un tipo sin saber. ¿Cuántos goles hizo Sampaoli en el fútbol argentino? ¿Cuántos partidos jugó? ¿Cuántos tickets tiene en la casa por ir a ver fútbol? Se la pasó yendo a visitar jugadores y no le respondió ninguno.

– ¿Pensás que Scaloni, que era uno de sus ayudantes, hizo bien en quedarse?

– No, eso es traición. Scaloni es un gran pibe, yo lo conozco. Vamos a tomar un café, a comer un asado, pero Scaloni no puede dirigir ni el tráfico y menos la Selección Argentina.

– Hablaste de Messi y que no tenía que volver porque le echaban la culpa de todo. Vos también tuviste idas y vueltas con la Selección, tu retorno en el ’94 para jugar el Repechaje fue algo histórico. ¿No es mejor que Messi cambie las cosas desde adentro a que las mire desde su casa?

– Por eso digo, que mire él, que tenga él el mazo de cartas en la mano. Que no le vengan a echar todas las culpas. Por eso le digo que no vuelva más. Lo lloraremos porque seguramente no haya otro jugador como él, pero así como cae Messi, cae una desprolijidad en la AFA; increíble. Nadie de todos los que robaban con Grondona está preso. Nadie dice nada. A Marchi le encuentran dos millones de dólares en la caja fuerte y dice que es para comprar caramelos o para hacerle el cumpleaños a la hija. Que no me jodan viejo, vamos a ser justos con la gente. La Justicia hoy no está con la gente.

– Hay mucho que alzan la bandera del Mundial ’86 como la última gran alegría que les dio la Selección. Vos mismo, cuatro años después, obtuviste un subcampeonato. También te tocó dirigir a esta camada de jugadores que salieron segundos en 2014. ¿Pensás que no se los valora tanto a Messi como al resto de estos jugadores?

– Seguramente. El argentino es el deportivo ganar cuando sabemos que hay tres resultados. Es muy fácil decir que tiene la culpa Messi, total yo estoy en la cueva, yo estoy en el arco y al que van a matar es al pibe. Y esto me jode a mí, porque si hay compañeros que realmente lo quieren a Messi lo tendrían que haber salido a defender, no hacer un silencio de presa. Se equivocaron. Ahora es cuando más tenés que sacar los huevos y decir ‘¿quiéren jugar ustedes? Tomen la camiseta y a ver cómo lo hacen’ pero ya basta de echarle la culpa a Messi. Yo me equivoque con Mascherano, pensé que era caudillo. Y hoy tengo que decir que Mascherano no fue lo que yo creía, pero la equivocación es totalmente mía, no de Mascherano. Por eso lo dejo de lado. Pero tampoco lo quieran caudillo a Messi, paren muchachos. Los caudillos ya se terminaron. Acá el último que apague la luz y piquemos.

 Yo me equivoque con Mascherano, pensé que era caudillo. Y hoy tengo que decir que Mascherano no fue lo que yo creía, pero la equivocación es totalmente mía.

– ¿Crees que hay renovación en la Selección después de Messi?

– No. En mi último libro con Daniel Arcucci (NdR: en 2016 publicó Mi mundial, mi verdad: así ganamos la Copa), en el final digo ‘¿y después de Messi, qué?’. Lo anticipé mucho antes.

(Visited 18 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

Murió Juan José Pizzuti, un emblema fundamental en la historia grande de Racing

Publicado

on

Por

Tenía 92 años. Como entrenador de la Academia armó un equipo memorable que se convirtió en el primer argentino en conquistar la Copa Intercontinental.

Venía de Barracas, barrio bien porteño, bien tanguero, bien futbolero. Había nacido el 9 de mayo de 1927. Allí pasó su infancia y adolescencia, allí también volvió luego de terminar su ciclo en el fútbol o en los tiempos en los que se complementaba como vendedor de seguros. Pero si Barracas fue “su” barrio, la vecina Avellaneda -o una de sus porciones más importantes, aquellas que tiene el emblema de Racing- lo convirtió en su ídolo. De todos los tiempos. Primero jugador y luego, especialmente, como el DT que armó el gran Racing del 66, el del invicto de 39 partidos, el campeón ejemplar del torneo local con un estilo revolucionario. El que le dio la Copa Libertadores, al año siguiente, y el que también se convirtió, el 4 de noviembre de 1967, en el primer equipo argentino en conquistar la Copa Intercontinental después de tres batallas contra los escoceses del Celtic: el “equipo de José”. Juan José Pizzuti, nada menos, un emblema de la Academia que falleció este viernes a los 92 años.

Como jugador pasó por Banfield y los más populares (River y Boca​), pero brilló especialmente en el Racing que dominó la escena local a fines de los 50. Tuvo la oportunidad de jugar contra los herederos de “La máquina” de River y, luego, formar la famosa delantera de la Academia: Corbatta, Pizzutti, Mansilla, el Marqués Sosa y Belén. Su carrera desembocaría en el Boca de los 60, pero a esa altura, ya no tenía tantas oportunidades. También fue convocado para la Selección Nacional y con algún sabor amargo, sobre todo por lo que significó la eliminación en el Mundial de Suecia, que tantas huellas y por tantos años dejó marcadas en el fútbol argentino.

Pizzuti había hecho sus inferiores en Banfield y fue justamente en ese club donde nació su “sociedad” con Eliseo Mouriño. “Eramos inseparables. Eliseo fue un tipo noble, d e una personalidad seria. No se le escapaba nada en los partidos. Después, lo analizábamos juntos”, contó.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Deportes

El costado más tierno de Rafa Nadal en el Abierto de Australia: le dio un pelotazo a una alcanzapelotas y se disculpó con un cálido gesto

Publicado

on

Por

Rafael Nadal sigue su camino en el Abierto de Australia. Con el objetivo de volver a llegar a la definición del primer Grand Slam de la temporada, pero con la intención que no se repita el final del 2019 -cayó en tres sets frente a Novak Djokovic- y lograr el que sería su título número 20 en los torneos grandes del circuito ATP, el español ya está en la tercera ronda del torneo.

En el duelo contra Federico Delbonis, por la ronda 2 del torneo que en Melbourne, el mallorquín fue contundente contra el argentino, ubicado en el puesto número 76 del ranking ATP: se quedó con el partido en tres sets con parciales de 6-3, 7-6 (4) y 6-1 para demostrar que su objetivo en el 2020 es mantenerse en la cima del tenis mundial.

Más allá del dominio que mostró el ganador de 19 torneos de Grand Slam, hubo una acción de juego de la que fue protagonista y que generó el mayor aplauso del público que se acercó hasta la Rod Laver Arena para presenciar el duelo entre dos viejos conocidos.

En el transcurso del tercer y último set, particularmente en el sexto game, y con Delbonis en el saque, una devolución del español se fue ancha e impactó de lleno en la cara de una de las alcanzapelotas que estaba ubicada al lado de la silla del umpire del juegoAl instante que Nadal vio que la pelota le pegó a la joven, se acercó para preguntarle si estaba bien y le dio un beso para disculparse por lo sucedido.

El partido siguió y, a los pocos minutos, Rafa sentenció el partido a su favor. Y una vez que pasaron los saludos de rigor con el tenista argentino y la árbitro del encuentro, el español se sacó su clásica vincha y se la regaló a la alcanzapelotas, que con una sonrisa le agradeció el gesto.

Rafa jugó a lo Nadal. Como ya había ocurrido en sus anteriores tres enfrentamientos, el número 1 del mundo no le dio opción a Delbonis. Lo dominó en todos los aspectos del juego -terminó con 33 tiros ganadores contra 22 del argentino y cometió 14 errores no forzados menos (29 contra 43)-, a pesar de sólo aprovechar tres de los 20 puntos de quiebres que tuvo a lo largo de las 2 horas y 30 minutos que duró el partido.

Además de control el juego, Nadal dejó un punto fascinante en su victoria. En los primeros games del segundo set y después de un peloteo de fondo, Delbonis jugó una pelota con slice que el español alcanzó a rescatar. Pero cuando parecía que el punto iba a quedar en manos del tenista nacido en Azul, provincia de Buenos Aires, el mallorquín se estiró y, con un salto que mostró su capacidad atlética, definió con un revés en el aire.

En la próxima ronda, a Rafa lo espera un compatriota en lo que será la tercera ronda del Abierto australiano. Pablo Carreño Busta, preclasificado número 27, superó en cuatro sets al alemán Peter Gojowczyk y ahora se verá con la mejor raqueta de la actualidad.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Deportes

“Nos creemos moral y físicamente superiores al resto”: la carta de un rugbier que se viralizó en las redes sociales

Publicado

on

Por

Tomás Hodgers tiene 23 años, juega al rugby en Rosario y publicó el texto en su cuenta de Twitter

(Visited 8 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas