Connect with us

Judiciales

Los mensajes que Nieto intentó borrar de su celular complican a Macri

Publicado

on

La Justicia logró recuperar las anotaciones que hacía el secretario privado de Macri en su teléfono celular. En exclusiva, las pruebas que incriminan al “uno” en el expediente.

La Justicia logró recuperar las anotaciones que hacía el secretario privado de Macri en su teléfono celular y acreditó la preocupación del ex presidente por instalar rápidamente un “relato” que contribuyera a exonerar su responsabilidad en la causa espionaje. En exclusiva, las pruebas que incriminan al “uno” en el expediente.

En una extensa resolución de 195 páginas, a la que tuvo acceso Ámbito los fiscales Cecilia Incardona y Sebastián Eyherabide describieron un sistema de espionaje ilegal enquistado en el Estado y con soporte judicial, al que describieron como “comandado y controlado por las máximas autoridades de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani”, que contó con la participación de funcionarios de Presidencia tales como el secretario privado del propio Mauricio Macri, Darío Nieto, y su secretaria de Documentación Presidencial, Susana Martinengo, por lo que decidieron avanzar en el pedido de indagatoria de todos ellos.

En el escrito, la Fiscalía repasó uno por uno los elementos de prueba reunidos sobre cada una de las víctimas y se detuvo a repasar el irregular accionar del secretario privado de Macri, Darío Nieto.

“Se ha probado, a pesar de que la nombrada (Susana Martinengo) lo ha negado en su indagatoria, que los informes remitidos por Saez y Araque los envió a Darío Nieto”, detallaron Incardona y Eyherabide, para después agregar: “Del celular de Nieto, en particular de su block de notas, se desprende que el nombrado conocía especialmente el entramado ilícito que aquí se investiga, y por supuesto a Susana Martinengo”.

Respecto a este punto, la Justicia hizo hincapié en el block de notas de Nieto, que se encontraba borrado y que pudo ser recuperado por los peritos especializados. Allí se encontraron mensajes que son contundentes, y que complican en forma directa a Mauricio Macri. El 19 de junio de 2020 a las 18:55, cuando el escándalo por el espionaje ilegal ya se había destapado y comenzaba a escalar, Nieto escribió el siguiente mensaje: “Mauricio, me llamó Cristian -seguramente porque la Turca lo llamó-. Hizo hincapié en que falta un relato, que estos tipos habían estado en la Metropolitana, nosotros los llevamos a la AFI y nadie se hace cargo ni hay explicación para eso, que alguien tiene que tomar el tema Alan Ruiz (no sabe si es de la Turca, de Patricia o de quién) para que desmienta todo, la aparición de Martinengo (sobre esto le pasé algo de info). Pero que lo que falta es un relato y una historia coherente de todo, que no basta con que la Turca diga que es todo mentira y no se haga cargo“.

Un rato antes, a las 14.47, Nieto escribió en su block de notas la historia de Susana Martinengo, donde repasa toda su carrera política, cómo llegó a trabajar con Macri en el gobierno de la Ciudad y después en Presidencia, y donde comienza a trazar la defensa que posteriormente darían en los medios de comunicación para desconocer a Martinengo y así salvar al ex Presidente: “Su oficina quedaba en el segundo piso de Casa Rosada. No tenía acceso ni relación con MM (Mauricio Macri). Nunca hizo saber de las relaciones mencionadas en la nota de Página 12 ni de información similar a la mencionada a ninguno de sus superiores”.

Cabe destacar que estos mensajes que figuraban en el block de notas de uno de los hombres de máxima confianza de Macri fueron eliminados para evitar que la Justicia pudiera acceder, algo que Nieto tendrá que explicar en indagatoria. Es que en el acta de allanamiento del pasado 25 de junio, quedó asentado que Nieto se encerró en su auto negándose a descender: “Posiblemente aprovechó ese momento para borrar información que pudiera incriminarlo en la causa, de la cual ya conocía la existencia, conforme las notas mencionadas más arriba”, detallaron los fiscales en la resolución donde lo imputan y piden su declaración.

Sobre los whatsapp de Nieto, los fiscales explicaron que “es dable de hacer notar que en el celular secuestrado no se hallaron chats de relevancia”, destacándose que tanto el chat con Martinengo como el de Majdalani fueron eliminados el 14 de junio, cuando la causa por espionaje comenzó a cobrar volúmen a involucrarlo cada vez más.

Sin embargo, en el celular de Martinengo sí se hallaron conversaciones de ella con Nieto, lo que expone todavía más la voluntad

del secretario de Macri por entorpecer la causa y esconder las pruebas. Es que el 10 de diciembre de 2019, último día de gestión de Macri, Nieto le envió un afectuoso saludo de despedida a Martinengo: “Susana querida! No quería dejar de escribirte y agradecerte x estos años. Una grosa total!! Muchas gracias x todo”.

El 18 de febrero de 2020, es Martinengo quien contacta a Nieto para contarle que había dejado su puesto en Casa Rosada, y pedirle que interceda ante Mauricio Macri para que éste le consiguiera un empleo en la municipalidad de Vicente López: “Te pido que hables con Mauricio para poder ir a Vicente López con Jorge…aparte me queda cerca de casa…todo lo que puedas hacer te lo agradezco….fuerte abrazo”, le escribió. “Dale Susana, lo veo y te aviso”, apuntó Nieto.

Ese mismo día, Martinengo va un poco más allá y traza ante Nieto un análisis del escenario político de la oposición: “La gente tiene todavía mucha expectativa por el espacio…sería bueno poder continuar con el proyecto de cambiemos… Sino el peronismo va a crear otro espacio para competir entre ellos y quedarse alternados en el poder…bs”.

De esta forma, la Justicia acreditó que el exsecretario de Macri eliminó todo chat que pudiera involucrarlo en el espionaje, que intentó borrar las notas de su teléfono donde consta que, ya con pleno conocimiento de la causa, le pedía a un tal “Mauricio” que lo ayudara a instalar un relato para desacreditar las pruebas reunidas en su contra, y que mantuvo una relación fluida con Susana Martinengo hasta después de haber abandonado la gestión.

Además, los fiscales dan por probado que Martinengo se aseguró que ciertos informes del espionaje ilegal “le hayan llegado al Presidente de la Nación”, y que Darío Nieto recibía de Martinengo los informes “convirtiéndose así en un canal subsidiario; pero no por eso menos importante, de la transmisión de la información producida en violación a la ley de inteligencia por los imputados Saez y Araque, principalmente”.

De esta forma, la imputación para el ex Presidente de la Nación como uno de los cerebros que comandaba esta asociación ilícita que se dedicaba al espionaje ilegal parece ser simplemente cuestión de tiempo.

(Visited 61 times, 1 visits today)

Judiciales

Aceptan la demanda de Fabiola Yañez contra Google

Publicado

on

Por

La primera dama, Fabiola Yañez, demandó a la empresa por catalogarla con “una infamante leyenda” en su buscador. La resolución estableció: “Hacer lugar al pedido de formulado por la actora, admitiéndose la realización de la medida de prueba anticipada con el objeto de que se lleve a cabo la tarea pericial en informática solicitada”.

Este miércoles aceptaron la demanda que realizó la primera dama, Fabiola Yañez, quien hace una semana denunció a la empresa Google por difamación luego de que el buscador de esta firma la catalogara con “de una manera misógina, maliciosa y difamante en donde debía encontrarse su nombre completo”.

La resolución estableció:

  1. Hacer lugar al pedido de formulado por la actoraadmitiéndose la realización de la medida de prueba anticipada con el objeto de que se lleve a cabo la tarea pericial en informática solicitada“.
  2. “Una vez firme la presente resolución corresponde por Secretaría­ la desinsaculación del perito en informática correspondiente del sistema implementado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, mediante Acordada N°2/2014, quien deberá aceptar el cargo dentro del tercer día de notificado y proceder a cumplir con su cometido en el plazo de veinte días, bajo apercibimiento de remoción (art. 469 y 470 del C.P.C.C.N.). A tales efectos, corresponderá que dicho perito se expida sobre cada uno de los puntos de pericia propuestos por la parte actora en los puntos V), A), B) y C), debiendo informarse a todos los intervinientes de conformidad con lo dispuesto por el art. 471 del C.P.C.C.N., el día, hora y lugar que llevará a cabo dicha labor”.
  3. “En los términos del artículo 327 del CPCCN, cítese a la demandada a fin de que participe de la realización de la prueba y asimismo se le hace saber que –en forma inmediata­ deberá arbitrar los medios para conservar los datos asociados al nombre Fabiola Andrea Yáñez, a partir del 26 de octubre de este año, hasta el día en que se realice la respectiva pericia, que surjan del contenido del panel de conocimiento del buscador “Google” de una persona destacada“.
  4. “Tener por designado al Consultor Técnico de la parte actora Sr. Leandro Nicolas Monk (DNI 24.127.871)”.

Yañez realizó la presentación ante el Fuero Federal Civil y Comercial de la Ciudad de Buenos Aires debido a que el 12 de noviembre pasado la compañía “colocó en su panel de conocimiento una infamante leyenda, en el lugar dónde debería figurar la ocupación y el nombre de la primera dama”.

La frase a la que la denunciante hace mención es “florero”, la cual apareció en el rótulo de la profesión que desempeña y que actualmente fue corregido, por lo que figura como periodista.

Frente a esto, se solicitó que al Poder Judicial que se “arbitre todos los medios necesarios para descargar y almacenar la totalidad de los datos asociados al nombre Fabiola Yañez y primera dama, a partir del 12/11/2020 hasta el día en que se realice la presente pericia, que surjan del contenido del panel de conocimiento del buscador ‘Google’ de una persona destacada”.

Además, se pidió que se detalles “de forma clara y precisa cómo se genera esta publicación, durante cuánto tiempo estuvo activa, qué cantidad de visualizaciones, visitas e interacciones tuvo”.

También el pedido se extendió a analizar “que acciones tomó la empresa con relación a ésta y también cuantificar la totalidad de interacciones entre el 26 de octubre y el 15 de noviembre de 2020, entre otras requisitorias”.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Judiciales

La Justicia intervino Canal 9 y se complica la venta

Publicado

on

Por

El juez Eduardo Malde puso a una interventora, como lo había solicitado el dueño de la emisora Remigio González. El empresario y gremialista Víctor Santa María compró el canal al extestaferro de González, Carlos Lorefice Lynch.

La venta de Canal 9 al Grupo Octubre se complicó por una medida judicial que desplazó de la empresa al presidente Carlos Lorefice Lynch, quien había vendido la emisora a Víctor Santa María. El juez comercial Eduardo Malde también dispuso que las empresas controlantes de la emisora “no podrán ceder sus licencias sin previa autorización judicial”.

La interventora Laura Filippi se hizo cargo este martes de sus funciones. Una fuente judicial dijo que ella ahora tiene la representación legal de las sociedades y tiene que informarle al juez lo que encuentre referido a las sociedades titulares de las licencias de Canal 9 y FM Aspen, que fueron transferidas hace poco al Grupo Octubre, en pleno litigio.

El empresario mexicano González prefirió no hacer comentarios. Fuentes próximas a Lorefice Lynch aseguraron que “esto no afecta la transferencia del canal y la radio al Grupo Octubre”, ya que “es una medida cautelar, temporaria, por el conflicto societario con González. Además, sigue funcionando el Comité Ejecutivo, que maneja el Grupo Octubre y se ocupa de la gestión cotidiana”.

El viernes pasado el Grupo Octubre, de Víctor Santa María, compró el 90% de Canal 9 y FM Aspen a Lorefice Lynch y pasó a manejar la gestión de la emisora. Santa María es el jefe del PJ porteño, titular del gremio de los porteros SUTERH, secretario de Prensa de la CGT y cercano a Alberto Fernández. Con esa adquisición Octubre ampliaba su multimedio: es dueño del diario Página/12, dos revistas, la radio AM750 y otras tres FM (además de Aspen), junto con el canal de noticias Información Periodística (IP).

Lorefice Lynch y González mantienen juicios cruzados en la Argentina y los Estados Unidos.

El mexicano le ganó recientemente a Lorefice Lynch un juicio en Delaware, donde lo acusó de haberse apropiado de la emisora, luego de haber sido su testaferro durante años, para eludir las restricciones a la propiedad extranjera en la Argentina. Lorefice Lynch apeló ese fallo ante la Corte Suprema de Delaware y acusó en la justicia argentina a González de estafa.

A ese embrollo judicial se le suma la designación de la interventora por el juez Malde, basado en el fallo de la jueza Morgan Zurn, de los Estados Unidos.

El juez Malde dispuso la “intervención atenuada de la sociedad”, con “desplazamiento provisorio” de Lorefice Lynch, designando un interventor judicial con atribuciones de presidente del directorio, según el fallo al que accedió Clarín. Y dispuso que Lorefice Lynch “tampoco podrá ceder o transferir, ya sea total o parcialmente sus tenencias accionarias en Sebrumax, HFS Media, Prime Argentina, IMC San Agustín, Televisión ABC, IMC Radios y Telearte”.

Habrá que ver cómo sigue en la Justicia este proceso.

(Visited 9 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Judiciales

Violencia en el Hospital Tornú: “Gorda de mierda, a vos no te toco ni con un palo”

Publicado

on

Por

“Pacto de caballeros” en el sistema de salud

La escena parece irreal: un médico que atropella a una doctora y en lugar de disculparse, la insulta a los gritos adelante de un jefe de guardia que no sólo no interviene sino que pretende castigarla. Poco después, a la médica no le renuevan su contrato en el sistema de salud de la Ciudad. SOY entrevistó a la doctora María Laura Díaz, que no solo cuenta su historia sino que destapa una serie de discriminaciones intrahospitalarias.

El médico de guardia entró pechando con el hombro de manera muy violenta a la médica residente. Fue en el estar del servicio de terapia intensiva del hospital Tornú. El médico tenía suficiente espacio para pasar, pero eligió el cuerpo a cuerpo. “Podría pedirme permiso”, le señaló la jefa de residentes, María Laura Díaz. Cuando salió del cuarto, el médico volvió a hacerle lo mismo, pero desde atrás, muy deliberadamente. María Laura volvió a encontrarlo en la zona de guardia conversando con el jefe de terapia intensiva y se quejó por el maltrato recibido. La respuesta fue, a los gritos, “gorda de mierda, a vos no te toco ni con un palo”.

Ocurrió el 3 de agosto, en plena pandemia. El jefe de servicio no dijo nada. Desde afuera escuchaban todo, una jefa de infectología del hospital, junto con dos testigos más. La médica residente le respondió al violento “lo voy a denunciar por violencia de género”. La respuesta fue despreciativa: “Señora, señora, usted no me puede hacer nada porque soy abogado”, mientras levantaba la mano, en señal de amenaza. Finalmente, pocos días después de este hecho a María Laura se enteró de que la habían dejado fuera de sistema de Salud de la Ciudad.

Le pedimos disculpas a María Laura Díaz por reproducir en el título de esta nota una frase que al leer la revictimiza. Pero es indispensable que se conozca con exactitud la violencia que padecen muches trabajadores de la salud y se esconde tras los “pactos de caballleros” de ambo blanco. El 5 de abril de 2019 Soy entrevistó a Samanta Malaherre, instrumentadora quirúrgica del Hospital Udaondo, que logró que la Justicia obligue a 2  cirujanos, que la hostigaban al grito de “torta” y le impedían trabajar, a hacer un curso de la Subsecretaría de Derechos Humanos. A la denuncia de Samanta se suma ahora la de María Laura Díaz por violencia de género, en el hospital Tornú. María Laura tiene 34 años y es chaqueña.

GORDOS, TRAVAS Y BOLIVIANOS

¿Cómo dirías, por tu experiencia, es el trato en el sistema médico de CABA hacia los cuerpos no hegemónicos, los que no son como Barbie y Ken?

El ámbito municipal, entre los médicos, es bastante violento con el aspecto físico. Y esa violencia es jerárquica, de arriba hacia abajo. En tiempos de covid usamos el ambo quirúrgico y son muy comunes los comentarios “a vos te queda muy ajustado”. También hay mucha xenofobia, es muy común escuchar “son todos bolivianos”. Lo dicen por detrás, no se lo dicen en la cara a los médicos extranjeros. También ocurre cuando ingresa un paciente trans, el trato suele ser discriminatorio. Durante mi carrera no vi eso, no es algo que ocurra en la facultad o entre los residentes.

¿Cómo era tu relación con el médico de guardia que te maltrató?

Desde que lo conocí tuvimos poco trato, porque suele hacer comentarios malintencionados. Nunca vi a otro médico maltratar tanto a las enfermeras. Son muy odiosos sus comentarios sobre el aspecto físico de los demás.

¿El jefe de servicio te defendió de la agresión?

No, al contrario. Aquel día mi residente me trajo a casa media hora antes de mi horario, porque me sentí muy mal. Pensé que se iba a disculpar por no haber intervenido. Pero no, llamó para amenazarme con hacerme una nota y echarme por abandono de pacientes, por haberme ido media hora antes. Me dijo que la terapia intensiva me quedaba grande y que él no vio nada de lo que estoy denunciando. En Fiscalía están las capturas de pantalla con los horarios de sus llamadas amenazantes, por si es necesario que entren en el expediente. Al día siguiente yo tenía una guardia paga en terapia intermedia, conté lo que me pasó y me dijeron que no podía volver con mi jefe. Me llamaron a la subdirección y me indicaron que cumpliera horario en terapia intermedia hasta que se investigue lo ocurrido. Cosa que nunca se hizo. Mi jefe me fue a buscar violentamente. Volvió a intervenir la subdirectora. Después empezó a mandarme mensajes de manera indirecta a través de enfermeros.

¿Podés decir los nombres de estos médicos?

Sí, porque están hechas las denuncias no solo en la dirección del hospital sino también ante el Ministerio Público Fiscal, la Defensoría del Pueblo, el Ministerio de Trabajo y el Inadi. El médico de guardia que me agredió es Claudio Garabedian. Y el jefe del servicio es Marcelino Laureano Linares.

EL HOSPITAL POR DENTRO

¿Por qué elegiste el Tornú para hacer la residencia?

Porque cuando estudiaba tuvimos muchas rotaciones en ese hospital y me gustaba el trato entre médicos y hacia los pacientes en el servicio de clínica médica. No conocía la unidad de terapia intensiva. Estudié en la Fundación Barceló. En la facultad no hay rotación por terapia intensiva ni por emergentología. Son especialidades que se eligen poco porque exigen mucho sacrificio y están mal pagas.

¿En qué año ingresaste a terapia?

Fue en 2017. La residencia consta de 4 años. El primero se cursa en clínica médica. Allí se trabaja muy bien en el Tornú, todos los residentes están supervisados. En segundo pasé a terapia intensiva. No había otros residentes ni jefe de residentes. Elegí la especialidad porque el anterior jefe del servicio le daba importancia a la formación de nuevos terapistas y de allí salieron muy buenos residentes. Con el cambio del jefe de servicio, todo eso se desplomó.

¿O sea que te formaste con este nuevo jefe de servicio? El que estuvo presente cuando el médico de guardia te agredió verbalmente.

La terapia del Tornú funciona así: está el jefe de servicio y debería haber médicos de planta que lleven el seguimiento de los pacientes todos los días (esto no se cumple). Y médicos de guardia, a razón de 2 por día. Estos médicos cobran por 24 horas, pero nadie permanece tanto tiempo en el servicio. No se hacen cargo de los residentes. Yo no sabía ni intubar ni poner una vía básica. Por suerte me enseñaron una médica de guardia (es muy tímida, no le va a gustar que la nombre) y el ex médico de guardia de los lunes, que regresó a su país, Bolivia. Es otro problema que hay con esta especialidad. Los residentes de terapia extranjeros vuelven a su país de origen porque en Argentina está muy mal pago este trabajo.

¿Cuánto cobrás?

Alrededor de 48 mil pesos por trabajar de lunes a viernes de 8 a 17, más las guardias. Una trata de quedarse con guardias para sumar ingresos. Pero en este servicio es imposible. El jefe cobra la guardia, se va y se queda un residente. Por lo general, un jefe de servicio quiere retener a sus residentes, pero no es el caso en la terapia intensiva del Tornú.

Y el residente que queda solo, ¿sabe qué hacer con los pacientes?

Yo tuve la suerte de tener a esa médica y ese médico que me enseñaron lo básico, pero los chicos que vinieron después, no. En los otros servicios, cuando el paciente está muy crítico, tiene que contar con la terapia intensiva. Se supone que debe haber gente capacitada. Me autogestioné muchos cursos en estos años, pero como residente de primero y de segundo no estaba preparada para resolver muchas cosas.

¿Y cómo es la mortalidad del servicio en esas condiciones?

Intenté hacerme cargo de llevar un score con estadística. Pero el jefe de servicio me dijo: “Laura, vos estás calculando mal los scores. La mortalidad está dando demasiado alto. Dejá que la calculo yo”.

¿Cómo manejan estas situaciones en la terapia intensiva en tiempos de covid? ¿Quiénes te ayudan a cambiarte? ¿Qué hacen los demás médicos?

Nos ayudamos entre residentes y enfermeros. Los médicos no entran a ver pacientes. Excepto el del miércoles, que es el único que cumple sus 24 horas de turno. Y la médica de los jueves, que también ve pacientes, porque le interesa mucho la parte asistencial de la terapia. El jefe del servicio entraba a ver pacientes antes del covid. Desde que empezó la pandemia, los mira desde afuera. En un momento dije “esto es un desastre”. Los residentes nos vamos a las 17 y si un paciente precisa ser intubado a las 19, hay que esperar al otro día. Peleamos para que los médicos de guardia vayan y hagan su trabajo.

¿La dirección del hospital no hizo nada?

Desde el 12 de agosto, no hay respuesta. El director se llamó a silencio. Ese día quisieron que ingresara sola a una entrevista con el director, Luis Castañiza, y la abogada del hospital, cuando la Ley Micaela indica que la víctima de violencia debe estar acompañada. Ese día me iban a acompañar el presidente de la Gremial del hospital y también desde el Comité de Prevención de las Violencias del Tornú. Desde la Dirección General Docencia, Investigación y Desarrollo Profesional del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, dijeron que “en pandemia queda mal cerrar la residencia de terapia intensiva” del Tornú. Al comienzo estaban orientados a cerrarla, después dijeron que no tenían capacidad para hacerlo y le pasaron la pelota al director. Pero que siga en estas condiciones… Nuestros reclamos son acompañados por las asambleas de residentes y concurrentes del Tornú y de CABA, la Filial Tornú de Médicos Municipales y el Comité de Prevención de las Violencias del hospital.

¿Qué va a pasar con vos?

(Visited 154 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas