Connect with us

Coronavirus

Las mascarillas faciales protegen contra la COVID-19, pero no todas por igual: ¿cuáles son las más seguras?

Publicado

on

Según el titular del Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EEUU, si todo el mundo las usara la pandemia, “estaría bajo control en cuatro, seis u ocho semanas”. Un estudio comparó cubrebocas caseros, pañuelos plegados y otras protecciones

Cada vez hay más pruebas de la utilidad de las mascarillas en la lucha contra la pandemia de la COVID-19: cualquier forma de barrera ayuda a prevenir la transmisión, aun si la persona infectada se halla cerca de otras. En principio, la gran protección que brindan es a los demás: impiden que las microgotas que contienen coronavirus se expandan demasiado lejos en el aire, y en demasiada cantidad. Pero también hay evidencia de que protegen a quienes la usan de la absorción de esas partículas de otros.

Debido a que en los Estados Unidos el contagio volvió a los niveles de los peores días del pico de la pandemia, en abril, el director del Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), Robert Redfield, dijo en una videoconferencia la Asociación Nacional Médica (AMA): “Si pudiéramos lograr que todo el mundo usara una máscara ahora, realmente creo que podríamos tener esta epidemia bajo control en cuatro, seis u ocho semanas”.

Infografía de Marcelo Regalado

Infografía de Marcelo Regalado

Redfield había publicado, poco antes de esa declaración, una columna de opinión en JAMA, la revista académica de la asociación, sobre la eficacia del sencillo método de cuidado comunitario y personal. Citó un estudio realizado entre 75.000 trabajadores de la salud de Massachusetts, que al comienzo de la pandemia tenían una tasa de infección del 21,3%, y que en poco tiempo, luego de la imposición del uso obligatorio de barbijos, bajó a 11,5 por ciento.

Sus comentarios se dieron pocos días antes de que el presidente Donald Trump aconsejara en Twitter, al retomar las conferencias de prensa sobre la COVID-19, el uso de mascarillas faciales. No obstante, “los expertos advierten que el empleo generalizado de cubrebocas no elimina la necesidad de seguir otras recomendaciones, como el lavado de manos frecuente y el mantenimiento de la distancia social”, subrayó Caitlin McCabe en The Wall Street Journal (WSJ), donde realizó un análisis de los distintos tipos de máscaras disponibles y sobre sus ventajas y desventajas.

Un estudio de la Florida Atlantic University midió cuánto se dispersan las microgotas que pueden contener SARS-CoV-2 a través de distintas mascarillas (FAU)

Un estudio de la Florida Atlantic University midió cuánto se dispersan las microgotas que pueden contener SARS-CoV-2 a través de distintas mascarillas (FAU)

El texto se basó en una investigación de la Florida Atlantic University (FAU), en la que se simuló la emisión de una tos detrás de distintas opciones de barbijo, excepto las mascarillas quirúrgicas y las N95, por considerar que se deben reservar para el personal de la salud. El trabajo, publicado en la revista académica Física de los Fluidos, comprobó que la transmisión del SARS-CoV-2 se reduce espectacularmente con distintas formas de cubrebocas: un pañuelo de algodón plegado (una cobertura improvisada), una bandana de material elastizado, una mascarilla de algodón hogareña y una mascarilla comercial estilo cono (que no son N95, sino las más comunes, que usan los odontólogos o los trabajadores de la construcción).

Si la tos puede impulsar las partículas, como los microorganismos, a viajar más de 2 metros, el simple acto de cubrir la boca y la nariz con una barrera acorta la distancia de manera drástica, hasta entre 2 y 18 centímetros. La menor efectividad se observó con la bandana de material elastizado (de 7,5 a 18 centímetros), seguida por el pañuelo de algodón plegado (de 2,5 a 7,5 centímetros), la mascarilla casera de dos capas de algodón cosidas (6 centímetros) y las mascarillas comerciales estilo cono (2 centímetros si se las ajusta correctamente a la cara).

Infografía de Marcelo RegaladoInfografía de Marcelo Regalado

El hallazgo principal es que elementos tan accesibles como un pañuelo de algodón plegado y una mascarilla de algodón cosida en casa son eficaces para reducir el viaje de las partículas potencialmente infecciosas de 200 a 6 o 7,5 centímetros. Eso, sumado a la distancia social, le recorta al coronavirus la posibilidad de seguir contagiando a nuevos huéspedes.

“Nos sorprendió, de manera positiva, ver que una máscara casera podía hacerlo tan bien, que no hace falta conseguir una máscara muy elegante”, dijo Siddharta Verma, uno de los autores de la investigación, al WSJ. “Una máscara de algodón se puede lavar y secar en la casa. La reutilización se vuelve más importante a medida que nos adentramos en esto por largo tiempo”.

Los investigadores emplearon la técnica de visualización del flujos por microscopía láser (una combinación del microscopio de fluorescencia con imágenes electrónicas y puntos de luz, para obtener imágenes en 3D) para captar la trayectoria de la tos de un maniquí, fingida con una mezcla de agua destilada y glicerina y expulsada por un compresor de aire y generador de humo. “Al colocar las diversas máscaras en el maniquí, lograron trazar el camino de las microgotas y demostrar las diferencias en su desempeño”, dijo el comunicado de FAU sobre el trabajo de Verma, Manhar Dhanak y John Frankenfield.

El estudio empleó microscopía láser para captar la trayectoria de la tos de un maniquí, fingida con una mezcla de agua destilada y glicerina y expulsada por un compresor de aire y un generador de humo. (FAU)

El estudio empleó microscopía láser para captar la trayectoria de la tos de un maniquí, fingida con una mezcla de agua destilada y glicerina y expulsada por un compresor de aire y un generador de humo. (FAU)

“Los resultados mostraron que las mascarillas dobladas sin mayor ajuste y las coberturas estilo bandana detenían en algún grado las microgotas respiratorias aerosolizadas”, siguió FAU. “Sin embargo, las máscaras caseras bien ajustadas hechas con varias capas de algodón y las máscaras de tipo cono de uso corriente demostraron ser las más eficaces para reducir la dispersión de las gotas. Estas máscaras lograron disminuir de manera significativa la velocidad y el alcance de la emisión respiratoria, aunque con algunas fugas a través del material de la máscara y de los pequeños huecos que existen a lo largo de sus bordes”.

Otro estudio, realizado en 2012 para comparar las mascarillas quirúrgicas y las N95, que se emplean en el ámbito de un hospital, también comprobó la importancia de una barrera de protección. El trabajo de David S. Hui, Benny K. Chow y Leo Chu, de la Universidad China de Hong Kong (CUHK), empleó un método similar para simular la tos de un maniquí, que se registró en imágenes obtenidas por microscopía láser también. Encontró que tanto la dispersión de partículas hacia el frente, como la lateral, por la presión del aire al chocar con el barbijo, variaba. Hacia el frente, con una mascarilla quirúrgica las microgotas de la tos viajaban 3,4 centímetros, y con una N95, 2,7 centímetros; hacia los costados y atrás, respectivamente 2,6 y 1,7 centímetros.

“Si pudiéramos lograr que todo el mundo usara una máscara ahora, realmente creo que podríamos tener esta epidemia bajo control en cuatro, seis u ocho semanas”, dijo el director del CDC de EEUU. (REUTERS/Simon Dawson)“Si pudiéramos lograr que todo el mundo usara una máscara ahora, realmente creo que podríamos tener esta epidemia bajo control en cuatro, seis u ocho semanas”, dijo el director del CDC de EEUU. (REUTERS/Simon Dawson)

En todo caso, interpretó Verma para FAU, además de comprobar una vez más el sentido del equipo de protección personal en las actividades que presentan riesgos biológicos, que debido al coronavirus han salido más allá del ámbito laboral, las imágenes que él y sus colegas captaron para el estudio “pueden ayudar a transmitir al público general la lógica que sostiene las pautas del distanciamiento social y la recomendación del uso de mascarillas”. En su opinión, hoy como en abril “es crucial promover la concientización amplia de las medidas preventivas eficaces, porque estamos observando aumentos significativos de las infecciones de COVID-19 en muchos estados”.

Actualmente Verma, Dhanak y Frankenfield trabajan en la medición de la protección que las distintas mascarillas ofrecen a la persona que las lleva puestas. Eso tiene importancia porque la cantidad de SARS-CoV-2 al que se expone una persona influye en el grado de la enfermedad, según un análisis epidemiológico de Monica Gandhi, profesora de medicina en la Universidad de California en San Francisco (UCSF), que todavía no se ha publicado pero que la autora facilitó a WSJ antes de que salga en la Revista de Medicina General Interna (JGIM).

Elementos tan sencillos como un pañuelo de algodón plegado y una mascarilla de algodón cosida en la casa son eficaces para reducir el viaje de las partículas potencialmente infecciosas de 200 a 6 o 7,5 centímetros. (REUTERS/Ajeng Dinar Ulfiana)Elementos tan sencillos como un pañuelo de algodón plegado y una mascarilla de algodón cosida en la casa son eficaces para reducir el viaje de las partículas potencialmente infecciosas de 200 a 6 o 7,5 centímetros. (REUTERS/Ajeng Dinar Ulfiana)

“En la investigación, ella y sus coautores postularon que las máscaras proporcionan una barrera importante y podrían conducir a una infección más leve o incluso prevenirla por completo”, citó McCabe. “Aunque hay una gran variación entre las máscaras de tela y las quirúrgicas, ella cree que algunas pueden probablemente filtrar la mayoría de las gotas virales más grandes”.

En su preocupación por el uso de mascarillas en público, el CDC midió que en lo peor de la pandemia en los Estados Unidos la gente había comprendido la importancia: en abril se usaban en un 61,9% y hacia mediados de mayo, en un 76,4 por ciento. Esperan que el pico de julio esté causando un efecto de claridad similar y en las próximas semanas se vea un aumento de las mascarillas en público, aun en lugares que no lo ordenan o que, como el estado de Georgia, han demandado en los tribunales a las jurisdicciones inferiores que lo hicieron, como la ciudad de Atlanta.

Sin tratamiento ni vacuna contra el COVID-19, medidas como el uso de máscaras, la distancia social y el lavado frecuente de manos son centrales para cortar la propagación. (REUTERS/Bruno Kelly)Sin tratamiento ni vacuna contra el COVID-19, medidas como el uso de máscaras, la distancia social y el lavado frecuente de manos son centrales para cortar la propagación. (REUTERS/Bruno Kelly)

Debido a la resistencia de muchas personas a los cubrebocas, el 16 de julio un comunicado conjunto del Colegio Nacional de Médicos del Tórax, la Asociación Nacional del Pulmón, la Sociedad Nacional del Tórax y la Fundación para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica explicó que no hay razones de salud para que una persona sana le tema a este sencillo recurso para reducir la propagación del COVID-19. “Los individuos con pulmones normales e incluso muchos con enfermedades pulmonares crónicas subyacentes deberían poder usar una cobertura facial que no sea N95 sin que se afecten sus niveles de oxígeno o dióxido de carbono”, escribieron. “Las excepciones deberían ser establecidas por un médico”.

Según una proyección del Instituto de Métricas Sanitarias de la Universidad de Washington, las muertes por el coronavirus en los Estados Unidos superarían las 224.000 el 1 de noviembre; pero si el 95% de la población usara cubrebocas, se salvarían más de 40.000 vidas: los muertos totales a esa fecha serían alrededor de 183.000. Al 22 de julio, casi 143.000 personas habían muerto en ese país, y los contagios estaban cerca de los 4 millones.

(Visited 102 times, 1 visits today)

Coronavirus

Horror en Dinamarca: los visones sacrificados para prevenir un brote de COVID-19 están emergiendo de la tierra

Publicado

on

Por

Los gases de los cuerpos en descomposición están haciendo que los animales salgan a la superficie, algo que según las autoridades no representa un riesgo de contagio.

Millones de visones que las autoridades de Dinamarca sacrificaron en las últimas semanas para prevenir que una cepa mutante del coronavirus se expandiera por la población humana están emergiendo nuevamente a la superficie.

Así lo han reportado medios locales, que afirman que ello es consecuencia de los gases que se producen durante la descomposición de los restos. Por ende, en West Jutland, región donde se sacrificaron millones de especímenes, han tenido que volver a enterrar los cadáveres.

Las autoridades afirman que no hay riesgo de contagio, pero las impactantes imágenes ya circulan por las redes danesas donde internautas no han dudado de calificar este suceso como el despertar de los ‘visones zombies’ y bromear con que pronto habrá películas sobre el hecho.

Según los funcionarios daneses el problema ocurrió porque algunos de los pozos donde enterraron los visones solo tenían un metro de profundidad, lo que facilitó que los cuerpos se llenaran de gases y salieran a la superficie. Dijeron que se está agregando más tierra a los pozos para evitar que ello vuelva a suceder.

Cientos de visones son enterrados en una fosa en un área militar cerca de Holstebro, en Dinamarca. EFE/Morten Stricker/Dagbladet Holstebro Struer/Jysk Fynske/Archivo Cientos de visones son enterrados en una fosa en un área militar cerca de Holstebro, en Dinamarca. EFE/Morten Stricker/Dagbladet Holstebro Struer/Jysk Fynske/Archivo

De acuerdo con Thomas Kristensen, portavoz de la Policía Nacional, el suelo arenoso en el oeste de Jutlandia es en parte responsable de lo sucedido, porque no es lo suficientemente pesado para detener los cuerpos de los visones.

En relación con la descomposición se forman gases, lo que hace que el visón se expanda un poco (…) De esa manera, en el peor de los casos, son empujados fuera del suelo”, dijo Kristenser en declaraciones entregadas a la emisora DR y citadas por The Daily Mail.

En Dinamarca se tomó la determinación de sacrificar a toda la población de visones del país, unos 17 millones, los cuales en su mayoría son reproducidos en granjas especializadas en el comercio de sus pieles, que son muy preciadas para la industria de la moda.

Los pequeños animales quedaron en la mira de las autoridades luego de que se confirmara que habían contraído el COVID-19. El virus mutó en su organismo y luego infectó de vuelta a los humanos, con una nueva cepa que según afirmaron los científicos podría bajar la efectividad de todas las vacunas que se están desarrollando para combatir la pandemia hasta hacerlas inútiles.

Este riesgo era tal que Dinamarca ordenó matar a todos sus visones y para garantizar la efectividad de la medida. Incluso llegó a pagar a los agricultores por cada animal que mataran, junto con una bonificación si los animales eran sacrificados durante los 10 primeros días de emitida la orden.

No ha sido un proceso fácil, y además ha despertado toda suerte de críticas a nivel nacional y mundial por organizaciones animalistas.

También han habido problemas logísticos. Por ejemplo, el derramamiento de miles de visones muertos de la parte trasera de un camión que los llevaba a su lugar de entierro, quedando esparcidos a lo largo de 12 millas de la carretera. Esa situación se ha repetido en distintas ocasiones, lo que ha llevado a los conductores a enfrentar acusaciones por no asegurar bien su carga.

Visones sacrificados en Farre, Dinamarca. La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, ha ordenado el sacrificio de todos los visones en todas las granjas del país al encontrar que en algunas granjas, los visones habían contraído una mutación del coronavirus. EFE/ Mette Moerk Visones sacrificados en Farre, Dinamarca. La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, ha ordenado el sacrificio de todos los visones en todas las granjas del país al encontrar que en algunas granjas, los visones habían contraído una mutación del coronavirus. EFE/ Mette Moerk

Además, los daneses que viven cerca de los lugares de entierro de los animales se han quejado por los olores de los cuerpos en descomposición. Según las autoridades, no representan ningún peligro, pero ahora que los cuerpos están resurgiendo a la superficie, el actuar rápido para rellenar los pozos y reiterar que no hay riesgos de infecciones ocupa a las autoridades danesas.

Según la policía, las personas deben evitar a toda costa entrar en contacto con estos cuerpos, ya que existe una baja posibilidad de contraer COVID de un animal muerto.

Visones en la granja de Hans Henrik Jeppesen cerca de Sorø, Dinamarca, 5 noviembre 2020. REUTERS/Jacob Gronholt-PedersenVisones en la granja de Hans Henrik Jeppesen cerca de Sorø, Dinamarca, 5 noviembre 2020. REUTERS/Jacob Gronholt-Pedersen

Pese a las críticas y los problemas, las autoridades y políticos que apoyaron la decisión la reclaman como una victoria, pues desde el pasado 15 de septiembre no hay reportes de contagios con la nueva mutación del virus.

(Visited 11 times, 11 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Rusia anunció que la vacuna Sputnik V costará menos de 20 dólares

Publicado

on

Por

Será el valor por las dos dosis. Es “la mitad” que otras vacunas que también tienen más del 90% de eficacia, según el Fondo Ruso de Inversión Directa.

“Nuestra vacuna no solo es efectiva contra el coronavirus sino también muy accesible. Costará la mitad que otras: menos de 20 dólares las dos dosis“, confirmó en conferencia de prensa Kirill Dmitriev, CEO del Russian Direct Investment Fund (Fondo Ruso de Inversión Directa, o RDIF), organismo estatal ruso que con el Instituto Gamaleya elabora la famosa vacuna rusa, más conocida como Sputnik V, actualmente en fase III de desarrollo, con 40.000 voluntarios, de los cuales 19.000 ya recibieron las dos dosis que componen este fármaco.

En el encuentro con periodistas de todo el mundo, Dmitriev enfatizó el alcance internacional de su desarrollo y la apuesta que, según él, están haciendo en pos de la “accesibilidad” de los mercados internacionales para adquirir la Sputnik V, de la cual esperan producir la ambiciosa cifra de 1.000 millones de inyecciones para 2021, es decir, vacunas para 500 millones de personas.

“Nuestra vacuna puede llamarse ruso-india, porque se produce ahí, o puede llamarse ruso-coreana, o también ruso-china, y también podrá llamarse ruso-brasileña y ruso-húngara, países donde pronto empezaremos a trabajar como socios. Son todas naciones que participan en la salvación del mundo“, expresó.

Personal de la salud ruso se aplica la vacuna Sputnik V, por ahora en fase 3 de desarrollo. /EFE

Personal de la salud ruso se aplica la vacuna Sputnik V, por ahora en fase 3 de desarrollo. /EFE

“El fondo de inversión busca hacer no solo una de las vacunas más efectivas sino una de las accesibles y una de las más sencillas de transportar, gracias al proceso de liofilización (un proceso de deshidratación), sin necesidad de refrigerarse a temperaturas muy bajas, a entre 2 y 8 grados bajo cero. Hoy por primera vez anunciamos el precio para el mercado internacional. Una dosis costará menos de 10 dólares, es decir, menos de 20 dólares por la vacuna completa”, explicó.

Como contexto, cabe recordar los precios estimados de las otras vacunas en danza: si bien la vacuna de Moderna rondaría los 35 dólares por dosis y la de Pfizer-BioNTech algo menos de 20, la de Oxford-AstraZeneca es sin dudas la más económica: costará entre 3 y 4 dólares por dosis.

Kiril Dmitriev, presidente del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), desarrolladores de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus. /EFE

Kiril Dmitriev, presidente del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), desarrolladores de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus. /EFE

Como en conferencias de prensa previas, avanzada la charla tomó la palabra Denis Logunov, vicedirector del Centro Nacional de Investigación en Epidemiología y Microbiología Gamaleya, quien se refirió a los niveles de eficacia y seguridad comprobados hasta ahora.

“La inmunogenicidad es de más del 95%, en general. En cuanto a los efectos adversos, son iguales a los obtenidos en la fase I y II: no hay casos serios. Solo relacionados a Covid y lo que vemos es algo de temperatura, dolor en el lugar de inyección… se vieron en el 30% o 40% de los voluntarios”, detalló.

Logunov dijo varias veces que “en el futuro, seguramente a comienzos de diciembre y a través de una publicación científica en inglés” se informarán más precisiones sobre cifras y efectos adversos, con “la palestra de todo lo que se vio en la fase III de los ensayos”.

Pero aseguró que 28 días después de la segunda dosis la eficacia fue del 91,4%, y remarcó que llega al 95%, pasados 42 días. No obstante, fue cauteloso: “Sobre lo que ocurre tres o seis meses después, sería prematuro afirmar nada”.

Dmitriev entonces explicó cómo se hizo el cálculo del 95%: “Los datos de la fase 3 (un estudio en modalidad “doble ciego”) fueron abiertos una vez que se confirmaron 39 pacientes infectados de coronavirus. El 95% no son proyecciones sino datos precisos”. Según explicaron desde Rusia, el próximo “corte” observacional se hará cuando otras 78 personas se infecten con Covid-19.

En carrera

“Estamos limitados con la producción en diciembre, pero suministraremos en enero a los países donde hicimos acuerdos y a los que nos solicitaron vacunas hace poco, en marzo. Estamos trabajando con los organismos reguladores de más de 50 países para que tengan todos los datos del ensayo. Igualmente, la Organización Mundial de la Salud ya tiene toda la información”, aclaró Dmitriev.

Denis Logunov, vicedirector del Centro Nacional de Investigación en Epidemiología y Microbiología Gamaleya, a cargo del equipo de desarrollo de la vacuna.

Denis Logunov, vicedirector del Centro Nacional de Investigación en Epidemiología y Microbiología Gamaleya, a cargo del equipo de desarrollo de la vacuna.

Consultados por los anuncios recientes del laboratorio AstraZeneca, si bien Dmitriev enfatizó con modestia la importancia de que haya “muchas vacunas disponibles” para enfrentar la pandemia, y que “la vacuna rusa es ‘una más’ del portfolio internacional”, sus palabras quedaron “matizadas” por lo que es una clara carrera internacional entre gigantes de la farmacéutica.

Esto se vio cuando Logunov, seguro del proyecto que promueve, comparó el desarrollo ruso con el de AstraZeneca: “Ellos anunciaron alrededor de un 70% de efectividad. Puedo suponer que ellos dan una pequeña dosis y luego una dosis mayor. Eso puede nivelar los efectos, pero las investigaciones dieron resultados diferentes. Estamos abiertos para compartir nuestro enfoque, de modo que el resto del mundo pueda apreciarlo”.

Alentado por las palabras de su colega, Dmitriev afirmó que “los resultados de AstraZeneca confirman que si damos una inyección con el mismo vector, es menos efectivo que con dos efectores. Ellos tienen 70% y nosotros 90%. Estamos abiertos al diálogo: podemos prestarle nuestro adenovirus humano a distintos países para que la segunda inyección sea distinta de la primera”.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

España planea limitar a seis personas las reuniones familiares en Navidad e imponer un toque de queda a la 1:00 AM

Publicado

on

Por

Un borrador del gobierno de Pedro Sánchez establece las restricciones a las que serán sometidos los ciudadanos para prevenir la propagación de los contagios de coronavirus en las celebraciones de fin de año

El Gobierno de España propone limitar a seis personas las reuniones familiares y sociales en Navidad, y decretar un toque de queda nocturno entre la 1 y las 6 am en Nochebuena y Nochevieja, según un borrador al que han tenido acceso Europa Press y El Mundo.

Se recomienda limitar la participación a los miembros que pertenezcan al mismo grupo de convivencia. En el caso de que haya algún miembro externo no conviviente habitual, las reuniones serán de hasta un máximo de seis personas”, se lee en el borrador del documento titulado Propuestas de medidas de salud pública frente a la Covid-19 para la celebración de las fiestas navideñas, realizado por el Ministerio de Sanidad y que se llevará al Consejo Interterritorial para ser analizado y debatido con las comunidades autónomas.

Asimismo, durante las celebraciones navideñas, “se mantendrá el confinamiento nocturno, no pudiendo salir a la calle en los horarios establecidos en cada comunidad autónoma tras la declaración del estado de alarma”. Mientras que los días 24 y 31 de diciembre “se ampliará el horario, limitándose la movilidad desde las 1:00 horas a las 6:00 horas”. Actualmente el toque de queda de las autonomías es a las 23.00.

“Se recomienda evitar o minimizar las reuniones en el ámbito social (celebraciones del trabajo, antiguos alumnos, clubs deportivos, etcétera). En el caso de celebrarse, serán de un máximo de seis personas y preferiblemente en el exterior (al aire libre o en terrazas con máximo dos paredes)”, afirma el documento.

20/11/2020 Encendido de lunes de Navidad
POLITICA COMUNIDAD VALENCIANA ESPAÑA EUROPA ALICANTE
AYUNTAMIENTO DE ALICANTE
20/11/2020 Encendido de lunes de Navidad POLITICA COMUNIDAD VALENCIANA ESPAÑA EUROPA ALICANTE AYUNTAMIENTO DE ALICANTE

También se insta a “evitar, como norma general, aquellos viajes que no sean estrictamente necesarios”. Los viajes entre comunidades estarán permitidos, pero con máxima precaución. En el caso de que “excepcionalmente” se deba realizar un viaje en el territorio nacional, tanto intercomunitario como intracomunitario, “éste debe hacerse de forma segura: cumpliendo las recomendaciones indicadas en cada medio de transporte, usando mascarilla, lavado frecuente de manos y manteniendo la distancia física”, advierte el Ministerio de Sanidad, según cita El Mundo.

En lo que respecta a viajes internacionales, aquellas personas provenientes de un país o zona de riesgo deberán presentar un test PCR con resultado negativo realizado 72 horas antes a la llegada a España. De no realizarse la prueba, los servicios de sanidad exterior se la harán a su arribo. Mientras que los españoles que viajen al exterior deberán cumplir con “las normas o restricciones que se apliquen en los países de destino”.

Por otro lado, el Gobierno recomienda a los estudiantes universitarios que regresan a sus casas por las vacaciones “que limiten las interacciones sociales los días anteriores de su regreso a casa y que extremen las medidas de prevención”. “Una vez en casa, deben tratar de limitar los contactos, interactuar sobre todo al aire libre en lugar de en el interior y usar mascarillas”, consigna el documento.

Pandemia de COVID-19 en Barcelona, España. REUTERS/Nacho DocePandemia de COVID-19 en Barcelona, España. REUTERS/Nacho Doce

La vacunación contra la enfermedad de COVID-19 en España comenzará en enero de 2021 y no será obligatoria, según adelantó el sábado pasado el ministro español de Sanidad, Salvador Illa, sobre el plan que el Ejecutivo del socialista Pedro Sánchez dará a conocer esta semana.

El objetivo de ese plan es que a mediados de 2021 haya vacunados unos 30 millones de ciudadanos, “un 70 % de la población en números redondos”, lo que permitiría tener a buena parte de la ciudadanía inmunizada, precisó Illa en una entrevista radiofónica.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas