Connect with us

Coronavirus

La vacunación en Europa falló: estas son las razones

Publicado

on

Mientras Estados Unidos hizo negocios con las compañías farmacéuticas, el bloque europeo fue más conservador y confió en el libre mercado

Las llamadas comenzaron en diciembre, cuando Estados Unidos se preparaba para administrar sus primeros lotes de la vacuna para la COVID-19. Ya entonces estaba claro que la Unión Europea llevaba unas semanas de retraso, y sus dirigentes querían saber qué podían aprender de sus homólogos estadounidenses.

Las preguntas del presidente Emmanuel Macron de Francia, de la presidenta Ursula von der Leyen de la Comisión Europea, y de Alexander De Croo, el primer ministro de Bélgica, eran las mismas.

¿Cómo lo hicieron?”, recordó Moncef Slaoui, el zar de las vacunas de Estados Unidos, que le preguntaron en las llamadas. “¿Y qué crees que pasamos por alto?”.

Desde entonces, la brecha en la vacunación entre Europa y Estados Unidos no ha hecho más que aumentar, y algunos de los países más afectados al principio de la pandemia se enfrentan a una tercera ola mortal de infecciones. Francia, amplias zonas de Italia y otras regiones vuelven a estar confinadas. Unos 20.000 europeos mueren de COVID-19 cada semana.

El continente sufrió un nuevo revés cuando el temor a los coágulos sanguíneos y las hemorragias cerebrales llevó a varios países a suspender temporalmente la distribución de la vacuna de AstraZeneca. La mayoría de ellos reanudaron su uso el viernes, después de que el principal regulador europeo de medicamentos avalara su seguridad, pero la confianza del público en la inyección se ha visto muy afectada.

La salvación de la vacuna sigue siendo, por ahora, una tentadora pero aún lejana posibilidad. Solo un diez por ciento de los europeos ha recibido la primera dosis, frente al 23 por ciento en Estados Unidos y el 39 por ciento en Gran Bretaña.

Fila para la vacunación en Milán, Italia (Reuters)Fila para la vacunación en Milán, Italia (Reuters)

No hay un único culpable. Más bien, una sucesión de pequeñas decisiones ha provocado retrasos cada vez más prolongados. El bloque fue comparativamente lento en la negociación de contratos con los fabricantes de medicamentos. Sus organismos reguladores fueron cautelosos y deliberativos a la hora de aprobar algunas vacunas. Europa también apostó por vacunas que no dieron resultado o tuvieron interrupciones en el suministro de manera significativa. Y los gobiernos nacionales obstaculizaron los esfuerzos locales con papeleo burocrático.

Pero la mayor explicación, la que ha perseguido al bloque durante meses, es tanto filosófica como operativa. Los gobiernos europeos suelen ser vistos en Estados Unidos como bastiones liberales y de gasto libre, pero esta vez ha sido Washington el que ha destinado miles de millones a los fabricantes de medicamentos y ha engreído a sus empresas.

Bruselas, en cambio, adoptó un enfoque conservador y cuidadoso del presupuesto que dejó el mercado abierto prácticamente intacto. Y ha pagado por ello.

En resumen, la respuesta actual es la misma que en diciembre, dijo Slaoui. El bloque adquirió las vacunas como un cliente. Estados Unidos, básicamente, se puso a trabajar con los fabricantes de medicamentos, gastando mucho más para acelerar el desarrollo, las pruebas y la producción de vacunas.

“Dieron por sentado que bastaría con contratar la adquisición de dosis”, recordó Slaoui, a quien el presidente Donald Trump contrató para acelerar el desarrollo de la vacuna. “En realidad, lo que era muy importante era ser un socio pleno y activo en el desarrollo y la fabricación de la vacuna. Y hacerlo muy pronto”.

El resultado en Europa es un esfuerzo de inoculación que va dando tumbos y ha provocado repercusiones políticas. Algunos de los países más ricos del mundo, que albergan fábricas que producen vastas cantidades de dosis al día, no pueden seguir el ritmo de otras naciones ricas para inyectar a su población y los líderes buscan a quién culpar de ello.

Centro de vacunación en la catedral de Salisbury (Reuters)Centro de vacunación en la catedral de Salisbury (Reuters)

En comparación con casi todo el resto del mundo, la Unión Europea se encuentra en una posición admirable. Sus dirigentes dicen que están en condiciones de vacunar al 70 por ciento del continente para este verano. El bloque ha ordenado suficientes dosis para vacunar completamente a su población al menos tres veces, para consternación de los países que esperarán años para conseguir cobertura total.

Pero a los europeos les duele, sobre todo, ver que la vacunación británica vaya tan bien después de que el país salió del bloque. Todos quieren saber por qué la UE no ha triunfado.

‘No estaba preparada para un tiroteo’

La Unión Europea fue por detrás de Estados Unidos y Gran Bretaña desde el principio.

Washington ya había gastado miles de millones de dólares en ensayos clínicos y fabricación cuando Europa decidió poner en común sus recursos y negociar en bloque. A mediados de junio, la Comisión Europea, la rama ejecutiva del bloque, anunció una compra conjunta de vacunas con un fondo de 3200 millones de dólares.

En Washington, la Operación Máxima Velocidad, el programa de vacunas del gobierno de Trump, tenía un presupuesto de 10.000 millones de dólares. Los funcionarios europeos dicen que es injusto comparar ambas cifras porque ninguna de las dos cantidades da una idea completa de todo el dinero que se ha gastado en vacunas. Pero no hay duda de que en Washington los funcionarios habían decidido que el dinero no era un problema si las vacunas podían evitar el costo económico de la suspensión de actividades. Europa, en cambio, tenía un presupuesto ajustado, por lo que sus negociadores fueron tras dosis más baratas.

“El precio ha sido importante desde el principio”, dijo Sandra Gallina, la principal negociadora de vacunas de la UE , a los legisladores en febrero. “Estamos hablando del dinero de los contribuyentes”.

El primer acuerdo de Europa, con AstraZeneca, llegó en agosto, meses después que el de Estados Unidos. Y aunque Europa negoció como un poderoso comprador, carecía de los poderes de adquisición en tiempos de guerra que el gobierno de Trump empleó para obtener las materias primas para las empresas.

Eso significó que el bloque no fue el primero en la fila para recibir las dosis.

(Reuters)(Reuters)

Estados Unidos facilitó las negociaciones —sus críticos dicen que demasiado— al renunciar a cualquier derecho de propiedad intelectual y absolver a las compañías farmacéuticas de cualquier responsabilidad si las vacunas decepcionaban. Washington pagó el desarrollo y los ensayos; las empresas no tenían prácticamente nada que perder.

Los fabricantes de medicamentos esperaban las mismas concesiones en Europa, pero las idas y venidas sobre la responsabilidad fueron el principal obstáculo, dijo Gallina. Los negociadores europeos tuvieron que conciliar leyes de responsabilidad a terceros, dispares en varios países, y encontrar puntos en común entre los 27 líderes.

En una crisis, siempre queda claro que la UE no es un país”, dijo Jacob Kirkegaard, del German Marshall Fund. Dijo que el bloque abordó la adquisición de vacunas como la negociación de un contrato, cuando en realidad “era un juego de suma cero con un suministro limitado”.

“No estaba preparada para un tiroteo”, dijo Kirkegaard.

Slaoui dijo que Washington y Londres abordaron la crisis al unísono. Recordó las reuniones quincenales con su homóloga británica, Kate Bingham, pero dijo que Europa siguió su propio camino.

“Si estás en la mesa desde el primer día, y pagas para ser el primero en escoger del menú, vas a comer primero”, dijo.

Apuestas equivocadas

Las instituciones europeas son, por diseño, reacias al riesgo. Uno de los principios fundacionales de la Unión Europea es el llamado principio de precaución: el bloque peca de precavido cuando los riesgos no están claros.

Esto, según algunos analistas, ha perjudicado al bloque. Los líderes alemanes defendieron una apuesta más fuerte por las vacunas de ARNm de Pfizer-BioNTech y CureVac, pero estas se basaban en una tecnología de ARN mensajero no probada y eran más caras. El bloque acababa de resolver un espinoso paquete de rescate económico, y los miembros estaban poco dispuestos a asumir más riesgos o gastos.

No ayudó que Europa apostara por el caballo equivocado en algunos casos. Gastó miles de millones en una vacuna candidata de la farmacéutica francesa Sanofi y la británica GSK que se retrasó más de un año tras obtener resultados decepcionantes.

Así que el bloque dependía en gran medida en AstraZeneca para sus primeros planes de vacunación, una apuesta que tuvo repercusiones desde el principio. Italia, por ejemplo, aceptó la apuesta de Europa por las dosis de AstraZeneca porque eran más baratas y no requerían temperaturas de almacenamiento extremas. Pero entonces los reguladores italianos recomendaron no administrar la vacuna a los ancianos hasta que se dispusiera de más datos, lo que dejó más vulnerable a la pandemia a un país con la población más envejecida de Europa.

Gran Bretaña también apostó fuertemente por AstraZeneca, pero su estrecha relación de trabajo con el fabricante de medicamentos y sus acuerdos tempranos le dieron una ventaja cuando la empresa tuvo problemas de suministro en enero. AstraZeneca ha recortado sus planes de suministro, comunicando a los líderes europeos que entregaría 100 millones de dosis menos a mediados de año, según la presidenta de la Comisión, Von der Leyen.

Esto ha enfrentado al bloque con AstraZeneca y la disputa ha saltado a la opinión pública. Los dirigentes de Bruselas han estado muy contentos de culpar a la empresa de las deficiencias y la disputa podría acabar en un tribunal belga.

Europa perdió aún más tiempo porque sus autoridades médicas tardaron en aprobar la vacuna de AstraZeneca, en un intento de tranquilizar al público de que era segura. Eso “nos costó dos o tres semanas de retraso”, dijo Von der Leyen esta semana.

El bloque se retrasó aún más cuando las autoridades nacionales de Alemania, Francia, Italia y otros países expresaron su preocupación por peligrosos coágulos y hemorragias, y suspendieron temporalmente el uso de la vacuna.

Aunque la Organización Mundial de la Salud y los reguladores europeos reafirmaron su seguridad, el daño estaba hechoSolo uno de cada cinco franceses confía ahora en la vacuna de AstraZeneca, según una encuesta del Instituto Elabe publicada el martes.

Ahora Europa está adoptando un tono más agresivo para proteger sus intereses. Italia bloqueó un pequeño envío de vacunas de AstraZeneca a Australia a principios de este mes. Von der Leyen subió la apuesta esta semana, al amenazar con utilizar un mecanismo de emergencia, usado por última vez durante la crisis del petróleo de los años 70, que permitiría al bloque confiscar la producción de vacunas.

“Es difícil explicar a nuestros ciudadanos por qué las vacunas producidas en la UE van a parar a otros países”, dijo von der Leyen.

‘Un pequeño problema de comunicación’

A principios de este mes, Toon Vanagt, un empresario tecnológico belga, acompañó a su padre de 77 años a un centro de vacunación al norte de Bruselas. Vanagt, de 47 años, no cumplía los requisitos para recibir la vacuna, pero un trabajador del centro le ofreció una vacuna sobrante, que aceptó con gusto.

Millones de estadounidenses se han vacunado de esta manera, y las empresas de software se han apresurado a vincular a los pacientes con dosis que de otro modo caducarían. Pero en Bélgica, cuando Vanagt tuiteó que había sido vacunado, se convirtió en un mini escándalo. Las autoridades sanitarias reprendieron al centro de vacunación, que rápidamente se disculpó: “Un pequeño problema de comunicación, que se ha rectificado rápidamente”.

El despliegue de Bélgica es un ejemplo del rígido enfoque del continente a la hora de seguir las directrices de vacunación. En un país en el que las infecciones en las residencias de ancianos provocaron una de las mayores tasas de mortalidad per cápita, la política pretende dar estricta prioridad a los residentes más necesitados.

Muchos países europeos también están almacenando dosis para garantizar que todos los que reciben una primera inyección reciban la segunda a tiempo. Estados Unidos y Gran Bretaña han sido más flexibles y han optado por administrar más primeras inyecciones.

“En Estados Unidos hay un sistema mucho más flexible y liberal, y simplemente se vacuna a la gente que llega. Lo mismo ocurre en Reino Unido y puede ser más rápido. Aquí está bastante regulado”, dijo Steven Van Gucht, el principal virólogo del gobierno belga, que afirmó que era demasiado pronto para saber qué sistema es mejor.

Los contratiempos administrativos han agravado los problemas. En Fráncfort, Elke Morgenstern fue escoltada fuera de un centro de vacunación porque se inscribió utilizando la aplicación online equivocada. “Fue vergonzoso”, dijo Morgenstern, quien señaló que tenía derecho vacunarse debido a una enfermedad preexistente.

Debido a la escasez de vacunas de AstraZeneca, Morgenstern no puede reservar otra cita antes de mayo.

Es una catástrofe cómo están manejando las cosas aquí”, dijo.

En la región italiana de Lombardía, que en su día fue el epicentro de la pandemia, la campaña de vacunación tuvo un comienzo lento, en parte porque el máximo responsable de la salud se negó a reunir a los trabajadores médicos durante las vacaciones de Navidad. Las dificultades técnicas agravaron los problemas en los centros de vacunación de la región.

“Algunas jornadas estuvieron vacías”, dijo Paola Pedrini, secretaria general regional de la federación italiana de médicos de familia. “En otros, convocaron a 900 personas cuando solo podían vacunar a 600”.

A pesar de todos los problemas, Slaoui dijo que los europeos están en una posición admirable. Según las cifras, el continente va unas cinco semanas por detrás de Estados Unidos, y se espera que el suministro de vacunas aumente constantemente. “Es demasiado tarde para haber dado el primer mordisco”, dijo. “Pero están en un buen lugar”.

Van Gucht, de Bélgica, está de acuerdo. Pero dijo que los líderes europeos probablemente tomarán lecciones nacionalistas de los últimos meses.

Creo que confiamos demasiado en el libre mercado”, dijo. “Lo que hay que hacer desde el principio es asegurarse de producir las vacunas en tu territorio y de que se destinen a tu propia población”.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Coronavirus

Récord de casos de coronavirus en Argentina por tercer día consecutivo: confirman 23.683 nuevos contagios

Publicado

on

Por

La Provincia de Buenos Aires registró un nuevo pico de infectados: 12.026. Hubo otros 290 muertos, la cifra más alta desde noviembre de 2020.

En la cuenta regresiva para el comienzo de las restricciones a la circulación y la nocturnidad, este jueves el Gobierno confirmó 23.683 casos de coronavirus en la Argentina, un nuevo récord diario a nivel nacional. Es el tercer día consecutivo en el que se bate la marca máxima de contagios desde el inicio de la pandemia. Hubo otros 290 muertos, la cifra más alta desde noviembre de 2020.

El parte publicado por el Ministerio de Salud contó con una cifra récord de testeos cargados por las provincias al SISA: 94.991. La tasa de positividad -que mide cuántos de los hisopados tienen el virus- fue del 24,9%, número que está muy por encima del 10% recomendado por la OMS.

Desde el martes, cuando se superó por primera vez la barrera de los 20 mil positivos en 24 horas, las cifras están en alza. Esa jornada se informaron 20.870. El miércoles habían sido 22.039. Esos días se habían cargado al sistema cerca de 75 mil testeos. En las jornadas previas, durante el fin de semana largo de Semana Santa, habían fluctuado entre 33 mil y 52 mil.

La Provincia de Buenos Aires registró un nuevo pico de infectados: 12.026. La Ciudad, en tanto, informó 2.364. Otra vez, 6 de cada 10 contagiados son residentes de estos dos distritos, principalmente del AMBA, la zona más caliente en el arranque de la segunda ola.

Córdoba (2.189), Santa Fe (1.365), Mendoza (1.046), Tucumán (829), San Luis (523), Corrientes (509), Entre Ríos (437) y San Juan (331) son las otras provincias que más hisopados positivos cargaron en las últimas 24 horas.

Un dato preocupante es el aumento de la ocupación de camas de terapia intensiva, que -según cifras oficiales- se ubica en 58.8% a nivel nacional y 66.1% en el AMBA. Actualmente hay 3.742 pacientes en estas salas de internación, de un total de 227.646 personas que están diagnosticadas y cursando la enfermedad.

La cifra de fallecidos es la más alta desde fines de noviembre, cuando el martes 24 se informaron 311. La Provincia de Buenos Aires reportó 189 de las 290 muertes conocidas este jueves: el 65%. La Ciudad de Buenos Aires (23), Tucumán (17), Santa Fe (14), Chaco, Córdoba y Formosa (7 cada una) y Entre Ríos (6) son las que más víctimas fatales tuvieron por Covid-19 en las últimas horas.

Los datos surgen del parte diario publicado esta tarde por el Ministerio de Salud.

Con 2.473.751 infectados y 57.122 muertes, Argentina se mantiene entre los 15 países con mayor cantidad de casos y fallecidos acumulados desde el inicio de la crisis sanitaria global. Según el sitio Worldometers, es la 13° nación más afectada en ambas variables.

Horas antes de que se conociera este nuevo parte, se publicó el DNU firmado por Alberto Fernández que efectivizó la prohibición de las reuniones sociales, la limitación en la circulación entre las 0 y las 6 de la mañana en los 87 distritos más comprometidos con los contagios, y el endurecimiento de los requisitos para acceder al transporte público, entre otras medidas.

Coronavirus en la Argentina

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos



Fuente: Ministerio de Salud | Johns HopkinsInfografía: Clarín

Las restricciones, como adelantó el jefe de Estado en su mensaje grabado desde Olivos, regirán desde las 0 de este viernes “hasta el 30 de abril inclusive”, aunque desde el Gobierno no descartaron -en línea con los dichos del mandatario- que se adopten nuevas medidas si la curva de contagios continúa en ascenso.

En tanto, el gobernador bonaerense Axel Kicillof encabezó una conferencia de prensa en la que anunció que los comercios deberán cerrar a las 20 en los municipios en fase 3.

“No es una ola lo que está pasando, es un tsunami“, fijo y planteó “severas multas” para aquellos que incumplan las restricciones.

En contrapartida, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, planteó su desacuerdo con la restricción de la circulación, pero anticipó que la Ciudad la va a acatar.

Muertes por coronavirus
en la Argentina

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos



Fuente: Ministerio de Salud | Johns HopkinsInfografía: Clarín

Hasta este jueves, 4.064.154 personas recibieron la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, mientras que poco más de 700 mil completaron el esquema de inmunización, según datos del Monitor Público de Vacunación. La mayoría de las dosis fueron para mayores de 60 años (2,4 millones) y para personal de la salud (1,5 millones).

(Visited 2 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Estados Unidos donó tres hospitales móviles y Argentina pidió ayuda por más vacunas

Publicado

on

Por

El jefe del Comando Sur se reunió con Carla Vizzotti y Agustín Rossi. La intimidad de la charla y los pedidos del Gobierno.

La visita a Buenos Aires del jefe del Comando Sur, Craig S. Faller marcó un clima de notable acercamiento entre el Gobierno y los Estados Unidos, que donó tres hospitales móviles, generadores de oxígeno, equipos de búsqueda y rescate y otros suministros y una capacitación sobre cómo maximizar el uso de esos establecimientos en situaciones de desastre o pandémicas.

Así se comunicó desde la embajada estadounidense luego de la bilateral que mantuvieron con el militar estadounidense los ministros Agustín Rossi (Defensa) y Carla Vizzotti (Salud), cuyas carteras serán las receptoras de la donación, que tiene un valor de U$S 3.5 millones.

En el Apostadero Naval de Buenos Aires, adonde se había desplegado uno de los hospitales donados, Rossi dijo a la prensa que valoraba esa entrega y destacó “la colaboración de Estados Unidos para obtener más vacunas”. Dijo que “más del 50 por ciento del gasto argentino en equipamiento militar proviene de Norteamérica y allí nuestro país tiene la mayor cantidad de representantes en el mundo con tres agregados militares por cada Fuerza y dos oficinas de compra: una de la Armada y otra de la Fuerza Aérea”.

El ministro de Defensa Agustín Rossi con el jefe del Comando Sur, Craig Faller. El almirante estadounidense también se encontró con la ministra de Salud, Carla Vizzotti - Foto. Ministerio de Defensa

El ministro de Defensa Agustín Rossi con el jefe del Comando Sur, Craig Faller. El almirante estadounidense también se encontró con la ministra de Salud, Carla Vizzotti – Foto. Ministerio de Defensa

Así, ante una pregunta de Clarín, Rossi contó que le pidieron a Faller que contemple la situación argentina ante el Fondo Covax, el llamando Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19, en el que Estados Unidos aportó U$S 4.500 millones. “Aprovechamos para decirle que tenemos hecha una reserva de 9 millones de dosis pagadas y que cuanto antes las recibiéramos más beneficioso iba a ser para nuestro país, habida cuenta de que Estados Unidos es uno de lo principales aportantes y si se pueden acelerar esas gestiones”

Por su parte, Vizzotti, dijo que no se habían modificado las condiciones que diferenciaron al gobierno de laboratorios estadounidense y sueco Pfizer, por el cual la argentina se quedó sin esas eficaces vacunas contra el Covid. Por el contrario, la ministra dijo que hay contratos con Covax, con Astrazeneca, Gamaleya (por la SputnikV), con CanSino, y Sinopharm y que estaban negociando otros laboratorios, como el indio Barat. “Con Sinovac y Moderna, estuvimos conversando pero nos dijeron que no tienen oportunidad de darnos en este momento”. Argentina depende en los próximos días de 2 millones de Sinopharm que aún no llegan y de 900.000 de AstraZeneca que deberían llegar para fines de abril.

Craig llegó a Buenos Aires en una gira que también lo llevó a Montevideo, y esta jueves a la tarde viajaba a la base naval de Ushuaia, punto estratégico en la navegación antártica. Estuvo en todo momento acompañado por el jefe del Estado Mayor Conjunto, Martín Paleo.

Su visita es marca un gesto importante del gobierno de Alberto Fernández al de Joe Biden, y este al argentino. Las relaciones del gobierno de Cristina y Néstor Kirchner fueron conflictivas con los republicanos como con los demócratas. Tampoco hubo un buen vínculo entre Alberto F. y Donald Trump.

El martes próximo llegará Juan González, el asesor principal del presidente estadounidense en el Consejo Nacional de Seguridad. Y el viernes pasado hablaron por primera vez por teléfono, el canciller Felipe Solá y el secretario de Estado, Antony Blinken. Es un acercamiento central también en el marco de las negociaciones del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para renegociar el pago de una deuda de unos 44.000 millones de dólares contraída en 2018

“Estados Unidos “ha trabajado en estrecha colaboración con sus socios argentinos’, dijo por su parte Faller, sin tener contacto con los periodistas. Juntos, hemos realizado 15 donaciones de asistencia humanitaria relacionadas con COVID para apoyar la respuesta de Argentina a la pandemia, entregando equipo de protección, suministros médicos y herramientas de monitoreo y detección, señaló, el almirante, quien si el Senado lo aprueba será reemplazado pronto por la teniente general Laura Richardson. Es la candidata nominada por el presidente Joe Biden para dirigir bajo su administración el Comando Sur, uno de los diez que tiene el Pentágono bajo su jurisdicción. La primera mujer en acceder al cargo si confirma.

(Visited 3 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Ciencia

Covid-19: cómo es “EeK”, la nueva cepa japonesa del coronavirus que parece resistir a las vacunas

Publicado

on

Por

La variante presenta una mutación compartida por la cepa sudafricana y brasileña del coronavirus. Su principal amenaza, nivel de contagio y letalidad.

El coronavirus no deja de mutar y las nuevas variantes proliferan en el mundo. A las ya conocidas cepas británica, sudafricana, californiana, ugandesa y de Manaos se suma otra bautizada “Eek”, la cepa japonesa que parece resistir la eficacia de las vacunas.

Un hospital de Tokio en Japón detectó una nueva versión del SARS-CoV-2 que se suma a todas las anteriores y preocupa por los posibles efectos en la población y alerta a los científicos.

La variante presenta la mutación E484K, también conocida como ERIK y compartida por la versión sudafricana y brasileña del coronavirus.

Cómo es EeK, la nueva cepa japonesa que ofrece más resistencia a las vacunas.

Cómo es EeK, la nueva cepa japonesa que ofrece más resistencia a las vacunas.

Su característica más alarmante es que reduce la efectividad de las vacunas porque disminuye la capacidad neutralizante de algunos de los anticuerpos producidos al estimular la respuesta inmune que bloquean la entrada del virus en las células.

Mal momento para detectar esta mutación, señalan muchos, apenas unos meses antes del comienzo de los Juegos Olímpicos en Tokio, postergados en 2020 como consecuencia de la pandemia.

Cómo fue detectada

La cepa Eek fue detectada por el Hospital de la Universidad Médica y Dental de Tokio, que constató que 7 de cada 10 de los pacientes testados en marzo por Covid-19 se habían infectado con ella. La secuenciación de las 14 personas positivas comprobó que se trataba del la mutación.

Mujeres jóvenes con mascarillas protectoras frente a la estación de Shibuya en Tokio. Foto: EFE

Mujeres jóvenes con mascarillas protectoras frente a la estación de Shibuya en Tokio. Foto: EFE

Además, en enero y febrero, habían detectado portadores que no habían viajado recientemente al extranjero ni había estado en contacto con personas que lo hubieran hecho, refleja el informe del hospital.

Hoy existen dos ramas principales con esta mutación E484K: la sudafricana y la brasileña. “Lo más probable es que sea una de estas variantes, que se ha estado dispersando en Japón, y evolucionó”, señala Víctor Jiménez Cid, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Microbiología.

La principal amenaza

La mutación de esta variante japonesa afecta a la capacidad para neutralizar la entrada del virus en las células, explica Estanislao Nistal, profesor de Microbiología de la Universidad CEU San Pablo, y difunde 20minutos.

Un científico de la Universidad de Tokio, en Japón, investiga el Civid-19 Foto: NHK

Un científico de la Universidad de Tokio, en Japón, investiga el Civid-19 Foto: NHK

“Esta mutación afecta bastante a la capacidad neutralizante de algunos de los anticuerpos. Cuando nos hemos infectado antes con otras variantes diferentes, algunos anticuerpos no funcionan. Es capaz de reducir la eficacia, pero no la elimina“, profundiza.

En ese sentido, tanto este profesional como otros plantean la posibilidad de reformular en un futuro las vacunas para incluir estas variantes para que puedan ser incluso polivalentes.

Nivel de contagio y letalidad

De acuerdo a lo que reflejan los dos profesionales el medio periodísticos, no está claro que la E484K vaya a a inducir una mayor capacidad de contagio.

De todas maneras, Jiménez Cid considera que se puede inferir del éxito en la prevalencia, porque desplazó a otras variantes.

Los Juegos Olímpicos de Tokio fueron postergados en 2020 por la pandemia del coronavirus. Foto: EFE

Los Juegos Olímpicos de Tokio fueron postergados en 2020 por la pandemia del coronavirus. Foto: EFE

Para ahuyentar temores, los virólogos remarcan que tampoco quedó demostrado que estas nuevas variantes sean más virulentas. Claro que si la transmisibilidad es mayor, aumenta el número de enfermos y, por ende, la saturación de los hospitales, con las consecuencias obvias.

(Visited 2 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas