Connect with us

Economia

La carne subió hasta 24% en dos meses y disparó la inflación: las explicaciones del sector

Publicado

on

Desde el 20 de diciembre, los cortes vacunos vienen sufriendo ajustes. Carniceros advierten que las ventas cayeron en lo que va del año 20%.

En 2018, la carne aumentó por encima de la inflación: 50%, en promedio. Y en apenas los dos primeros meses del año, los cortes más populares ya llevan un alza promedio de 23% en el área metropolitana, según los datos del IPC que releva el INDEC. En algunos casos la suba es del 24%, y si se tiene en cuenta las remarcaciones de precios desde el 20 de diciembre, el aumento trepa al 28%.

Los cortes vacunos son los alimentos que más subieron en lo que va de 2019 y las razones son varias. Según la industria cárnica: cuestiones climáticas que redujeron la hacienda, aumento de costos por encima de lo traslado a las góndolas, y un mayor consumo en el verano por los turistas que vacacionaron en el país.

Como contrapunto, los carniceros alertan que las ventas entre enero y febrero se desplomaron un 20%.

“Este precio para el consumidor es imposible y es un certificado de defunción para los comercios, que ya vivimos una hecatombe”, aseguró en diálogo con minutouno.com Alberto Williams, vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal.

De acuerdo al carnicero, el 20 de diciembre arrancaron los incrementos por las fiestas y los comerciantes no trasladaron al mostrador la suba total para evitar que las ventas se desplomaran más de lo que ocurrió: “Nosotros pagábamos $106 el kilo de media res en diciembre y ahora está entre $150 y $155 el kilo de media res, es decir, un alza del 50% pero que al público se trasladó entorno a un 28%”, describió.

“Se llevó a las góndolas menos del aumento que pagamos en un esfuerzo por hacer lo imposible para mantener el consumo”, dijo Williams a la vez que precisó que en los primeros dos meses del año “las ventas ya cayeron un 20%”.

A la hora de analizar las razones de las fuertes subas, Ulises Forte, presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) explicó a este portal que “por distintas cuestiones climáticas, en los últimos dos años hubo menos producción de ganado y eso se siente ahora”.

A ello hay que sumarle, agregó, “las inundaciones de enero que hicieron también mermar la hacienda, así como los altos costos en 2018 de la producción (a causa de los tarifazos y la inflación de los insumos, el combustible) que no se trasladó el total a precios”. “El año pasado, la carne subió un 50% en promedio. Apenas unos puntos por encima de la inflación general, y fue menor a lo que debería haber aumentado”, se excusó.

En tanto, según el INDEC, los cinco cortes de carne que releva (asado, carne picada, nalga, paleta, cuadril) aumentaron menos: entre un 32% y un 39%. Pero en conjunto, sumado los cortes más selectos, la suba de precios llegó en 2018 al 50%, promedio, de acuerdo al IPCVA.

Pero no fueron las únicas causas de los fuertes ajustes en el arranque del 2019, según Forte. Para el empresario, que los argentinos se hayan volcado a recorrer el país (ante las dificultades para viajar al exterior por la crisis y la megadevaluación) hizo que hubiera mayor demanda en los restaurantes de los centros turísticos y eso también afectó los precios.

“La gente vacacionó en la Argentina, entonces hubo mayor demanda, más consumo, con una oferta que no estuvo a la altura de las circunstancias (menos hacienda)”, explicó Forte.

Williams alertó que de seguir aumentando la carne, las carnicerías no van a poder subsistir. “La gente no tiene plata, los sueldos están chatos, y es imposible comprar un kilo de carne”, graficó.

Por su parte, Forte trató de llevar tranquilidad al sector: “Los precios están ahora en una meseta. Supongo que hasta la primavera (septiembre) deberían mantenerse, no haber aumentos bruscos”, estimó. ¿Se cumplirá?

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Economia

La UOM acordó una suba del 28% en las paritarias 2019

Publicado

on

Por

Los metalúrgicos lograron además otros beneficios y en total la mejora salarial del 36%.

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM), que lidera el dirigente Antonio Caló, acordó con las cámaras empresarias de la industria un 28% de incremento salarial para este año que se abonará en tres cuotas y una revisión en noviembre para volver a discutir el acuerdo en caso de una mayor inflación.

El gremio informó que el primer incremento será del 17% retroactivo a abril; el segundo del 8% desde julio y el tercero de 5% en octubre.

Además del aumento salarial para 2019, se acordó también una recomposición del 8% para compensar la caída del poder adquisitivo de los trabajadores metalúrgicos durante 2018. Los metalúrgicos recibirán un plus de 2% y y un extra no remunerativo de $12 mil que se pagará en seis sumas fijas de $2 mil. Todos los incrementos juntos totalizan alrededor de un 36%.

El acuerdo salarial beneficia a casi 200 mil trabajadores metalúrgicos y llega en un momento en que la actividad industrial ha menguado. Se espera la oficialización del acuerdo por parte del ministro de Desarrollo y Trabajo, Dante Sica.

Seguir leyendo

Economia

Luego de dos fracasos, Cambiemos buscará quórum para la ley de Góndolas

Publicado

on

Por

Es en el plenario de comisiones en Diputados, donde hay cuatro proyectos en pugna.

Luego de dos intentos fallidos, Cambiemos intentará este martes conseguir quórum en el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados para intentar avanzar con un dictamen unificado para el proyecto de ley de Góndolas.

Se trata de una reunión conjunta que desde las 15 tendrá a las comisiones de Defensa del Consumidor, Comercio y Legislación General en el Anexo C de la Cámara baja.

Hace dos semanas, el proyecto había naufragado en el plenario de las comisiones de Defensa del Consumidor, Comercio y Legislación General en el que se esperaba darle dictamen. Situación que se repitió el martes pasado, de modo que no se lo trató en la sesión del miércoles.

Por el fracaso de la semana pasada, la alianza oficialista culpó al Frente para la Victoria (FpV)por prácticamente no haber aportado representantes al quorum. En esa oportunidad faltaba definir algunos detalles, pero se había avanzado en un acuerdo sobre el contenido de la propuesta que busca fomentar la competencia.

Los principales proyectos sobre los cuales se buscará unificar una propuesta son los de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, el de la massista Marcela Passo, el del kirchnerista Juan Cabandié, y el texto que impulsan de manera conjunta el Frente Patria Grande de Juan Grabois con el dueño de Maxiconsumo, Víctor Fera.

La iniciativa de Carrió propone incentivar la competencia por intermedio de la fijación un tope del 20% en la participación de un producto sobre el espacio disponible total de la góndola que comparte con otros artículos similares.

La propuesta de Cabandié es similar, pero propone un máximo de espacio de exhibición para una marca de 15%.

En el caso del proyecto de Fera y Grabois, que fue presentado en la Cámara baja por el mendocino José Luis Ramón, la propuesta es que los supermercados estén obligados a ofrecer como mínimo cinco proveedores por rubro, y que el mayor de ellos no pueda acaparar más del 30% del espacio de venta que poseen en las góndolas.

Seguir leyendo

Economia

La morosidad se duplicó en la era Macri y es la tercera más alta de la región

Publicado

on

Por

Las familias con complicaciones por el nivel de deuda son el doble que en 2015. El número es bajo en comparación con la crisis de 2001 pero ubica a la Argentina en el podio de la región.

Las familias están cada vez con más problemas para cumplir con sus compromisos: la mora en el pago de las deudas se disparó en los últimos años en la Argentina, según los datos que brinda el propio Banco Central.

La suba de la tasa de interés, la caída del poder adquisitivo y la proliferación de tomadores de crédito provocó que lo que no era un problema en el país pasara a preocupar a varios para el futuro cercano.

La morosidad pasó del 1,9% al 3,8% durante la gestión de Macri, según los datos oficiales relevados por el centro CEFMA, que indicó en su último informe del Laboratorio de Economía Nacional que también en comparación con 2017 las cifras, si bien son bajas, empiezan a ser preocupantes. Si se comparan los datos de diciembre 2017 contra febrero de 2019, la morosidad se incrementó un 100% en los Bancos Privados Nacionales (BPN), un 111% en los Bancos Privados Extranjeros (BPE) y un 111% en los Bancos Públicos (BP).

“Esta aceleración de la morosidad ocurrió durante 2018 producto de la recesión económica, que de no cambiar se estarían generando las condiciones para un escenario de depresión económica, dependerá de las herramientas que utilice el gobierno para reactivar la economía real y que se frene la morosidad y los cheques rebotados”, advirtió a minutouno.com el investigador Ernesto Mattos, que asimismo resaltó que la cadena de pagos no está rota y que los niveles de 2002 eran de un 40% del sistema.

Sin embargo, estos nuevos datos ubican a las familias argentinas con dificultades para pagar sus deudas en el podio de la región: “la morosidad del sistema financiero en el caso argentino alcanza en el sector privado un 3.8% y en el público un 3.6% ambos datos si los comparamos con los restantes países de la región, la Argentina, es la tercera economía con mayor morosidad del sistema financiero, el primero es Colombia, el segundo Uruguay”, detalla el informe de CEFMA.

Seguir leyendo

Más Visitadas