Connect with us

Sociedad

La ANMAT prohibió la comercialización de dos marcas de alcohol etílico

Publicado

on

Las disposiciones fueron publicadas este martes en el Boletín Oficial

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica prohibió este martes a través de dos disposiciones publicadas en el Boletín Oficial, la comercialización de dos marcas de alcohol etílico.

En la Disposición 8297/2020 se estableció la prohibición del uso, la comercialización y la distribución en todo el territorio nacional del producto: “Alcohol etílico 96° Maximum Purity, USO HOSPITALARIO, cont. Neto 500 c.c. fraccionado y distribuido por Maximum Purity, INDUSTRIA ARGENTINA, R.N.E. N° 02.066.326, R.N.P.A. N° 02-592458” por estar falsamente rotulado y en consecuencia ser ilegal.

En el Considerando se determina que en la Dirección de Evaluación y Gestión de Monitoreo de Productos para la Salud se recibió una consulta por correo electrónico en referencia al producto según la cual las unidades habrían sido adquiridas en un establecimiento ubicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en un comercio ubicado en la localidad de Ituzaingó, provincia de Buenos Aires.

Y que “en virtud de los datos de Registro Nacional de Empresa (RNE) y Registro Nacional de Producto Alimentario (RNPA) declarados en el rótulo del producto es que se realizó la consulta al área de Vigilancia Alimentaria del Instituto Nacional de Alimentos” y que días después informó que “el RNPA 02-592458 pertenece al producto Ricotta semi magra marca La Blanqueada, elaborada por el establecimiento identificado mediante RNE 02-033494, por lo que los datos consignados en el rótulo del producto en estudio resultan ser falsos”.

Asimismo “se consultó en la página web de esta Administración Nacional y pudo constatarse que la firma Maximum Purity no se encuentra entre los establecimientos habilitados para fraccionar alcohol medicinal”.

La autoridad de control determinó que se trata de un producto del cual se desconoce el efectivo origen, condiciones de elaboración y contenido. en este sentido destacó que resulta peligroso para la salud de los pacientes a los que se administre, no pudiendo garantizarse su calidad, seguridad y eficacia.

Por su parte, la Disposición 8298/2020 establece la prohibición del uso, la comercialización y la distribución en todo el territorio nacional del producto: “Alcohol etílico 96° – ALCOHOL – USO MEDICINAL CALIDAD FARMACOPEA ARGENTINA, CONT. NETO 500 ml INDUSTRIA ARGENTINA, lote: 362/4, vto: 04/22, Elaborado y fraccionado por Alcohol Argentina, Empresa B Certificada” por carecer de registro y ser en consecuencia ilegal.

En el Considerando se explica que “se recibió una consulta por parte de un representante del Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires respecto del producto”. Señala que “en dicha comunicación indicaron que el rótulo del envase del producto no contiene datos de inscripción al Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), datos de habilitación ante ANMAT, ni responsable de la elaboración y fraccionamiento”.

La Dirección de Evaluación y Gestión de Monitoreo de Productos para la Salud consultó al (INV) si la empresa ALCOHOL ARGENTINA es una empresa autorizada por dicho instituto y la respuesta fue negativa. “Ese alcohol está incumpliendo las normas de etiquetado del INV: no indican número de inscripto, domicilio del fraccionador, ni análisis de libre circulación”, indicaron.

Además “se consultó en la página web de esta Administración Nacional y pudo constatarse que la firma ALCOHOL ARGENTINA no se encuentra dentro del listado de empresas habilitadas y por lo tanto el producto tampoco se encuentra autorizado”.

(Visited 27 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sociedad

Alquileres: qué dice la nueva ley sobre reparaciones y cómo actuar ante una falla o rotura en la casa

Publicado

on

Por

La norma estableció quién debe pagar los arreglos y en qué plazos si hay un desperfecto. Pero quedan dudas.

El placard se llenó de humedad, el calefón no prende, se averió el inodoro, apareció una gotera… Cuando en una vivienda alquilada algo falla, inquilino y propietario entran en tensión por la reparación. ¿Cómo se debe resolver el desperfecto, en qué plazos, quién lo paga? Con la nueva ley de alquileres, desde 2020, las reglas aplicables para estas situaciones cambiaron.

La ley 27.551, en general criticada por sus efectos sobre los precios, se ocupó también de especificar cómo y en cuánto tiempo deberán realizarse los arreglos en la vivienda cada vez que haya una falla rotura.

Respecto este tema, varios puntos quedaron regulados con mayor precisión que antes. Pero distintas voces del sector advierten que una serie de cuestiones clave quedaron sin aclarar.

Hay situaciones cotidianas que entran en “zonas grises” de la norma y que ahora causan dudas y discusiones entre los inquilinos, los propietarios y las inmobiliarias, que muchas veces intentan mediar.

La ley de alquileres trajo cambios de fondo, algunos controvertidos. Fotos Emmanuel Fernández

La ley de alquileres trajo cambios de fondo, algunos controvertidos. Fotos Emmanuel Fernández

¿Quién debe pagar por las reparaciones, según la nueva ley?

La norma, modificatoria del Código Civil y Comercial, dice que el dueño (“locador”) “debe conservar” la propiedad “en estado de servir al uso y goce convenido y efectuar a su cargo la reparación que exija el deterioro en su calidad o defecto, originado por cualquier causa no imputable al locatario” (es decir, al inquilino).

“Se entiende de esto que el inquilino sólo debe hacerse cargo de los problemas que él mismo haya causado o de los que resulten del uso normal del inmueble, como cambiar un cuerito y otros mantenimientos corrientes”, explicó Claudio Vodanovich, secretario general de la Cámara Inmobiliaria Argentina.

“En cambio -opuso-, si se rompió el calefón o se averió un caño, está claro en general que eso debe correr por cuenta del propietario”.

Igualmente, no todos los casos son tan claros y aún puede haber desacuerdos al definir si cierta falla fue o no por una “causa no imputable al locatario“, y si corresponde o no al deber de “conservación” del dueño.

“Si se rompe el termotanque o no enciende la estufa, no hay dudas de que tiene que pagar el propietario porque hace a la conservación de la vivienda. Ahora, si se cae la cortina o se rompe el flotante del inodoro, puede haber discusiones”, ejemplificó Fernando Muñoz, director de Inquilinos de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

En esos casos, los dueños podrán alegar que el desperfecto es atribuible al uso corriente o a un mal uso por parte del inquilino; y quienes alquilan podrán decir que en realidad se debió a una falta de conservación.

Del mismo modo, una explosión en un enchufe podrá atribuirse, según la conveniencia de cada parte, al mal estado del cableado o a que se conectaron demasiados aparatos al mismo tiempo.

Cuando fallan las cañerías suele haber acuerdo en que paga el propietario, pero se discuten los plazos. Foto Shutterstock

Cuando fallan las cañerías suele haber acuerdo en que paga el propietario, pero se discuten los plazos. Foto Shutterstock

¿Quién debe ocuparse de la reparación y en qué plazos, según la ley?

Es en este punto donde surgen hoy las mayores dudas. Porque la nueva norma dispone lo siguiente para cuando hace falta una reparación:

1) El inquilino debe “notificar” al propietario sobre el desperfecto.

2) En caso de una reparación “urgente“, el dueño tiene hasta 24 horas para responder y buscar a alguien que realice el trabajo. Pasado ese plazo, el inquilino podrá ocuparse él mismo de solucionar el tema y pasarle la factura al propietario.

Así lo plantea la norma: “En caso de negativa o silencio del locador ante un reclamo del locatario debidamente notificado, para que efectúe alguna reparación urgente, el locatario puede realizarla por sí, con cargo al locador, una vez transcurridas al menos 24 horas corridas, contadas a partir de la recepción de la notificación“.

3) En el caso de una reparación no urgente, el dueño tiene hasta 10 días para resolver el problema. Si no lo hace, el inquilino puede luego avanzar con el trabajo y cobrárselo al propietario.

Así lo dice la norma: “Si las reparaciones no fueran urgentes, el locatario debe intimar al locador para que realice las mismas dentro de un plazo que no podrá ser inferior a 10 días corridos, contados a partir de la recepción de la intimación, cumplido el cual podrá proceder en la forma indicada” para los casos urgentes.

Esta fue la gran novedad que trajo la ley en materia de reparaciones, ya que antes no existían plazos concretos establecidos. Y eso podía dar lugar a dilaciones excesivas.

En edificios viejos surgen desperfectos de todo tipo, ¿pero cuáles son "urgentes" y cuáles no? Foto Archivo

En edificios viejos surgen desperfectos de todo tipo, ¿pero cuáles son “urgentes” y cuáles no? Foto Archivo

¿Qué dudas y controversias generan las nuevas reglas?

Al leer esa parte de la norma todo parecería claro, pero a la hora de aplicarla se presenta todo tipo de dudas. Principalmente en los siguientes puntos clave:

1) ¿QUÉ REPARACIONES SON “URGENTES” Y CUÁLES “NO URGENTES”?

La ley utilizó esas categorías para dar plazos de arreglo muy distintos -1 o 10 días-, pero no especificó qué tipo de problemas deberían ser tomados como “urgentes” y cuáles no.

“Eso no se ha detallado”, aseguró Muñoz. Todo queda, entonces, librado a interpretaciones que muchas veces también podrían ser discordantes entre las partes.

El caso típico: quien está en la vivienda, conviviendo 24 horas con el desperfecto, entiende que es “urgente” arreglarlo; pero el dueño, desde afuera, considera que en realidad no hay motivos para correr.

“Por ejemplo, en un caso apareció humedad en un placard. Y el propietario se ocupó del tema sin considerarlo urgente, pero el inquilino entendía que sí lo era porque sentía mal olor y planteaba que eso le arruina la ropa“, contó Vodanovich.

Otras veces la cuestión deriva en que el inquilino se quede sin agua caliente o sin gas​ por un tiempo prolongado.

Cuando no hay acuerdo sobre la urgencia, en la Defensoría aconsejan al inquilino que, antes de encarar la reparación por su cuenta, le envíe al dueño una intimación que incluya todos los motivos por los que cree que el arreglo sí es urgente.

Por ejemplo, describir de qué modo el desperfecto le afecta la salud, le genera problemas, lo obliga a realizar gastos extra

En este marco, Vodanovich sugiere que en los nuevos contratos ahora se defina qué es y qué no es urgente de reparar: “Siempre es bueno aclarar todo lo que pueda evitar discusiones posteriores”.

A veces la urgencia de una reparación es obvia, otras veces no tanto. Foto Shutterstock

A veces la urgencia de una reparación es obvia, otras veces no tanto. Foto Shutterstock

2) ¿POR QUÉ VÍA HAY QUE AVISAR AL PROPIETARIO PARA QUE EMPIECE A CORRER EL PLAZO?

La ley dice que la intimación a reparar debe hacerse por medio de una “notificación” enviada al “domicilio” que el dueño haya informado en el contrato. Los plazos empiezan a correr desde que ese aviso llega, aunque el propietario se niegue a recibirlo.

La norma también admitió la opción de que las partes especifiquen en el contrato un “domicilio electrónico“. Con lo cual, si esto se hizo, con enviar un e-mail bastaría para obligar al dueño a actuar en 24 horas; y, si no reacciona, a pagar el arreglo urgente que el inquilino consiga.

Ahora, ¿qué pasa si se usó un mensaje de WhatsApp para avisar? Vodanovich, de la Cámara Inmobiliaria, entiende que si esta app figura en el contrato como una vía de notificación, sería un aviso válido. Pero Muñoz considera que no, y que sólo valdría un e-mail.

“De todos modos, en la mayoría de los contratos aún no figuran domicilios electrónicos. Entonces, la única forma de notificar es con una carta documento, que hoy cuesta unos $ 500​ y que se suele mandar como intimación cuando el aviso informal no funcionó”, subrayó Muñoz.

Muchos inquilinos deben ir al Correo a mandar una carta documento para hacer la intimación. Foto Lucia Merle

Muchos inquilinos deben ir al Correo a mandar una carta documento para hacer la intimación. Foto Lucia Merle

3) ¿EL INQUILINO PUEDE SOLUCIONAR EL PROBLEMA A CUALQUIER COSTO?

De acuerdo con la nueva ley, si en menos de 24 horas a partir del aviso el propietario no cumple en “efectuar” una “reparación urgente“, queda obligado a pagar la solución que el inquilino consiga. Lo mismo a los 10 días si no hay urgencia.

¿Pero debe pagar cualquier solución, sin importar su precio? Quizás. Porque la norma no aclara que los costos del arreglo deban estar dentro de parámetros razonables​ ni de mercado. Tampoco requiere pedir varios presupuestos.

Por eso, desde el sector inmobiliario se critica esa cláusula, por entender que en un plazo tan corto (de 24 horas) algo así da lugar a abusos o a que el inquilino no se preocupe en lo más mínimo por evitar que le cobren una fortuna.

4) ¿SE PUEDEN ACORDAR POR CONTRATO CONDICIONES DIFERENTES?

Para admitir a un inquilino, un propietario podría pretender que el contrato fije plazos más largos que los previstos por ley para la concreción de reparaciones urgentes y no urgentes. ¿Eso sería válido?

En este terreno tampoco hay visiones unánimes. En la Defensoría del Pueblo de la Ciudad entienden que algo así sería una “cláusula ilegal“, porque va en contra de lo dispuesto en el Código Civil y Comercial. Pero hay otras interpretaciones.

Por ejemplo, Enrique Abatti (h), abogado del Estudio Abatti & Rocca, escribió en Reporte Inmobiliario que “la obligación del locador de atender a su costo y en el plazo indicado las reparaciones urgentes no se trata de una norma de orden público” y que entonces “las partes pueden pactar plazos distintos a los establecidos por ley”.

“Por el contrario, en caso de que el contrato nada diga al respecto, se considera que esta norma es de plena aplicación, siendo mandatorios los plazos fijados en el artículo”, agregó en su análisis.

Está en discusión si en los contratos es válido o no acordar otros plazos para las reparaciones. Foto Archivo

Está en discusión si en los contratos es válido o no acordar otros plazos para las reparaciones. Foto Archivo

5) ¿PUEDE AHORA EL INQUILINO EXIGIR LA REPARACIÓN DE PROBLEMAS QUE YA ESTABAN EN LA CASA AL INGRESAR?

Finalmente, en el sector hay quienes entienden que el marco legal actual abrió la puerta a reclamos desmedidos, al haber fijado una obligación para el dueño de reparar “defectos” en la vivienda y “pagar las mejoras necesarias“, sin excluir claramente a los problemas que ya existían al inicio del contrato.

“La nueva ley sentó las bases como para que existan mayores reclamos en cuanto al mantenimiento de la vivienda”, analizó José Rozados, arquitecto y director de la consultora especializada Reporte Inmobiliario.

“En una propiedad puede haber muebles de cocina donde no cierre bien la cajonera, faltantes de azulejos, faltar una cerradura en alguna puerta interior, etc. Esto no hace a la habitabilidad y ya estaba así la vivienda cuando se la recibió, en general era algo ya contemplado en un menor precio del alquiler. Pero luego el inquilino podría repararlas y exigir la devolución del gasto”, aseguró.

“Por eso es imprescindible en los nuevos contratos dejar muy bien especificadas y documentadas las condiciones en las que se entrega/recibe la vivienda, para evitar reclamos”, planteó Rozados.

¿Quién paga por una falla eléctrica? Si fue por el mal estado de la red, el dueño; pero si hubo un uso inadecuado, el inquilino. Foto Shutterstock

¿Quién paga por una falla eléctrica? Si fue por el mal estado de la red, el dueño; pero si hubo un uso inadecuado, el inquilino. Foto Shutterstock

Buena fe y conciliación, dos claves para buscar una solución

En la Cámara Inmobiliaria Argentina remarcan que todo lo que las leyes no aclaran, y que genera fricciones, se termina resolviendo en negociaciones entre dueño e inquilino, que se facilitan si hay “buena fe” de ambos lados.

“Cuando el corredor inmobiliario está a cargo de administrar el alquiler, aporta soluciones e intenta mediar para que lleguen a un acuerdo. Es parte de su tarea”, dijeron en la entidad.

En el Programa de Atención a Inquilinos de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad también intentan a diario acercar posiciones antes de que empiecen a circular cartas documento y todo escale.

El organismo brinda asesoramiento a los inquilinos a través de la línea (011) 4338-4900, el WhatsApp 11-2392-1644 y el correo atencioninquilinos@defensoria.org.ar.

(Visited 2 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Sociedad

Murió junto a su beba de 2 meses y fue su hijo de 3 años el que alertó al papá: “Mamá está durmiendo”

Publicado

on

Por

En la casa no había signos de violencia. La mujer tenía 30 años y sufría de hipertensión. Esperan el resultado de las autopsias.

Su hija mayor estaba con la abuela, su marido se fue a trabajar y Mariana Ojeda (30) se quedó junto a su beba de 2 meses y su hijo de 3 años. La frase que le dio el nene a su papá cuando atendió el celular de su madre, tras varios llamados fallidos, lo alertó: “Mamá está durmiendo”.

Mariana y su beba fueron encontradas muertas en su casa de la ciudad de Corrientes este lunes al mediodía por Gabriel, el marido y papá de las víctimas, quien fue avisado por un familiar porque la mujer no atendía los llamados.

La situación le llamó la atención, por lo que Gabriel insistió al teléfono fijo y al celular hasta que su nene le atendió. Tras advertir que algo estaba mal, salió corriendo para su casa del Pasaje Tontal al 3000.

Mariana OJeda tenía 30 años y era mamá de 3 chiquitos. Foto: Facebook

Mariana OJeda tenía 30 años y era mamá de 3 chiquitos. Foto: Facebook

“Es muy fuerte venir y encontrar el panorama que encontré, es horrible”, dijo este martes Gabriel en diálogo con radio Sudamericana.

El hombre contó que esa mañana del lunes, mientras desayunaban, Mariana le dijo que tenía como un zumbido en el oído y que se iba a controlar la presión.

Los vecinos del barrio Concepción no salen de la conmoción por la tragedia. “Mi señora estaba muerta en la cama, con el bebé, al que sin querer lo había asfixiado”, intentó explicar Gabriel sobre las razones del fallecimiento de su hija Delfina, que iba a ser bautizada este 10 de mayo.

La investigación

Aunque las causas de la muerte de esta mamá y su beba recién se conocerán con el resultado de la autopsia, del análisis de la escena donde se hallaron los cuerpos, a simple vista no había signos de violencia, informaron fuentes policiales.

El subjefe de la policía provincial, Eduardo Acevedo, dijo a la agencia Télam: “Aún no están listos los resultados de la autopsia, pero lo que se sabe es que la mujer sufría de hipertensión severa, que se agravó con el embarazo”.

Y Acevedo agregó que, por cómo fueron halladas, la beba murió cuando “estaba siendo amamantada”.

En la causa interviene el fiscal de Instrucción N°6, Gustavo Robineau, quien aguardaba los resultados de la autopsia para avanzar en la causa.

Mariana OJeda sufría de hipertensión. Foto: Facebook

Mariana OJeda sufría de hipertensión. Foto: Facebook

Sin respuestas

El día de su muerte, Mariana debía ir a buscar a su hija mayor, que estaba con la abuela.

Justamente, la madre de Mariana fue la que la llamó insistentemente para que fuera por su hija y, como no le atendía, le avisó a Gabriel.

“Me llamaron para avisarme que no atendía ni el celular ni el teléfono fijo. La llamé hasta que me atendió el nene de 3 años y me dijo que la mamá estaba durmiendo. Entonces, me di cuenta de que algo raro estaba pasando”, recordó Gabriel.

Es la segunda tragedia que impacta de lleno en la familia en poco tiempo, ya que hace un mes había muerto Fabián, hermano de Mariana.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Sociedad

Lanzan mundialmente un nuevo fungicida para soja y maní

Publicado

on

Por

FMC presentó Onsuva, un fungicida que está compuesto por la primera carboxamida que integra el portfolio de la compañía multinacional.

La compañía multinacional de productos para la protección de cultivos FMC anunció el prelanzamiento comercial de su nuevo fungicida Onsuva, destinado a la prevención y control de enfermedades en cultivos de soja y de maní.​

“Es una novedad tecnológica, no solo para Argentina sino también a nivel mundial, ya que es el primer fungicida de nuestro portfolio que suma una carboxamida y se presenta para cultivos extensivos”, señaló Matías Retamal, gerente de fungicidas de FMC.

Onsuva está compuesto por dos ingredientes activos: el más importante es Fluindapyr, una novedosa carboxamida (PROPIEDAD DE FMC) la cual se combina con Difenoconazole, logrando de esta manera un innovador fungicida de amplio espectro de control para enfermedades foliares. Fluindapyr posee marcada sistemia, acción preventiva, curativa y erradicativa, logrando su poder fungicida interfiriendo en la respiración mitocondrial de las células de los hongos; por su parte, el modo de acción del triazol que acompaña la mezcla consiste en la inhibición de la biosíntesis del ergosterol, teniendo efecto de contacto y sistémico, con mismo poder preventivo, curativo y erradicativo, lo cual hace de Onsuva una herramienta con destacada performance para el control integrado de patógenos.

Además, “Onsuva posee una gran capacidad de absorción vía foliar, marcada traslaminaridad y redistribución en el interior de la planta, gracias a estos atributos logra mayor tasa de control de patógenos: tal es así que en cuestión de minutos la sinergia de activos determina elevados porcentajes de control generando de esta manera una detención rápida de la infección de los patógenos presentes a la hora de aplicar y permite prevenir lo que puede llegar a venir, que sin dudas sería un nuevo problema para el cultivo”, afirmó el Ing. Retamal. Como todos sabemos, a la hora de monitorear se observan determinados patógenos, que son los que se buscan controlar, pero también sabemos que hay patógenos ocultos, los cuales siempre se deben tener en cuenta para evitar consecuencias futuras.

Ing. Agr. Matías Retamal, Gerente de Fungicidas de FMC.

Ing. Agr. Matías Retamal, Gerente de Fungicidas de FMC.

“Prevenir es mejor que curar” por eso Onsuva es un producto que debe utilizarse siempre de manera preventiva: lo ideal es aplicarlo ante la detección de los primeros síntomas de enfermedades, y ante la aparición de condiciones predisponentes para su proliferación, ya que esta recomendación se basa en los conceptos técnicos para el uso de este tipo de fungicidas, los cuales siempre poseen mejores performances de control aplicando de manera anticipada sobre los agentes causales de enfermedades.

“En este primer año de trabajo con Onsuva, estaremos realizando una campaña a campo muy vinculada a nuestra red Lithium, apoyada por nuestro equipo de Servicio Técnico, con trabajo en conjunto con los principales referentes técnicos a nivel país tanto en los cultivos de soja y maní. Para el primer cultivo tenemos una dosis de ONSUVA de 250 centímetros por hectárea, logrando con este nuevo fungicida excelente control de mancha ojo de rana, mancha marrón, tizón de la hoja y Roya Asiática. En maní, la dosis de ONSUVA recomendada es de 330 centímetros cúbicos, mostrando resultados a campo que arrojan muy buena performance para detener la incidencia de viruela tanto temprana como tardía”, destacó el ejecutivo.

En ambos cultivos, la recomendación es aplicar de la mano de Biofusión, un novedoso cofactor 100% natural y amigable con el medio ambiente, totalmente compatible con defensivos. Este Cofactor permite tener una mezcla de tanque homogénea y equilibrada gracias a su poder tensioactivo, secuestrando cationes, disminuyendo pérdidas por evaporación, minimizando la generación de espuma y contribuyendo a mejorar la penetración de los ingredientes activos en la hoja, asegurando que cada gota se encuentre protegida y logre de esta manera llegar la mayor cantidad de fungicida por unidad de superficie. “Es sin dudas una novedad de nuestro portafolio, que contribuye a lograr mejoras en la calidad de aplicación. Recomendamos incluir Biofusión en las aplicaciones para mejorar los parámetros de calidad de caldo y optimizar la aplicación, ya que tener el mayor número de impactos por unidad de superficie, nos arroja mayores probabilidades de lograr una aplicación más homogénea en todo el cultivo; la dosis de Biofusión que recomendamos utilizar es de 200 centímetros cúbicos por hectárea para aplicaciones terrestres y 75 centímetros cúbicos por hectárea en aplicaciones aéreas; de esta manera logramos una mayor eficiencia en el ingreso del fungicida a la planta, disminuyendo perdidas por evaporación y logrando de esta manera aumentar la performance de control de los hongos”, especificó el Ing. Retamal.

En esta campaña, al ser un prelanzamiento, FMC estará trabajando de la mano de su equipo de servicio técnico para mostrar a campo los beneficios del uso de Onsuva.

En esta campaña, al ser un prelanzamiento, FMC estará trabajando de la mano de su equipo de servicio técnico para mostrar a campo los beneficios del uso de Onsuva.

Resultados

El uso de fungicidas es una inversión y un seguro para los cultivos, ya que hay que pensarlo como una herramienta tecnológica y financiera, que se paga y reditúa de manera inmediata.

Onsuva, la nueva herramienta de FMC para el portfolio de fungicidas, viene a revolucionar a la agricultura Argentina, a mostrarle al productor que el uso de carboxamidas es una solución anticipada que permite visualizar antes los posibles daños causados por agentes fúngicos, los cuales sabiendo aplicar temprano, podemos solucionar inconvenientes que nos impactarán de manera negativa en nuestro cultivo.

Onsuva es una novedad tecnológica, no solo para Argentina sino también a nivel mundial.

Onsuva es una novedad tecnológica, no solo para Argentina sino también a nivel mundial.

En esta campaña, al ser un prelanzamiento, FMC seguirá trabajando de la mano de su equipo de servicio técnico y la red de distribuidores Lithium para mostrar a campo los beneficios del uso de Onsuva. El lanzamiento comercial está previsto para fines de 2021. “Desde FMC como siempre queremos estar a la vanguardia ya que una compañía ligada a la innovación tecnológica y trabajamos para ofrecerle al productor un portfolio de soluciones, en esta oportunidad, sabemos que tenemos una novedosa herramienta como Onsuva para dejar nuestra huella en el campo del productor argentino”, remarcó el líder del área de fungicidas.

FMC es una compañía de ciencia e investigación, que de manera constante invierte para obtener soluciones innovadoras a las problemáticas cotidianas del campo, brindando tecnologías que revolucionan el mercado, en este caso, de la mano de ONSUVA para soja y maní.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas