Sign in / Join

Inflación: Dujovne admite “mal trago” de marzo, pero ratificó meta del 15%

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, consideró que la suba del 2,3% de la inflación en marzo “es un mal trago” que era “esperable”, aunque se manifestó “muy positivo respecto a la desinflación que vamos a tener en los próximos meses”.

Respecto al alza inflacionaria de marzo, que lleva a una suba en el primer trimestre del 6,7% del costo de vida, dijo que “es un número alto pero es un número también que esperábamos. Sabíamos que estos primeros meses del año, debido a la suba de precios regulados, íbamos a concentrar las tasas de inflación más altas del año”. 

En diálogo con radio Mitre, el funcionario advirtió que “esos números de inflación van a ser todavía altos en abril, dado que tenemos el impacto de la suba del gas”, no obstante remarcó: “A partir de allí vamos a ver tasas sustantivamente más bajas que las del primer cuatrimestre del año. Es un mal trago que estamos atravesando totalmente esperable por nosotros”.

“Cuando uno mira las expectativas nuestras, y las de los analistas del sector privado, nadie duda que este año la inflación va a ser más baja que la del año pasado y que la del 2019 va a ser más baja que la de este año”, confió el ministro de Hacienda.

Sostuvo que “a pesar de las suba de precios del primer cuatrimestre, el sector privado sigue con una meta de previsión para el 2019 inferior al 14% anual de precios. El proceso de desinflación no está en duda”, expresó.

“La meta es una meta, no es una proyección. Es una meta que se pone como mecanismo ordenador de la política macroeconómica. El Banco Central tiene todo nuestro respaldo para avanzar en el cumplimiento de la meta”, aseguró.

“Si analizamos los principales factores influyendo actualmente sobre la inflación, las paritarias, el tipo de cambio, las tarifas, la política monetaria del Banco Central, lo que podemos ver es que para adelante todos estos factores juegan un rol que apunta a una marcada desinflación respecto a lo que estuvimos viendo estos meses”, señaló.

“Casi todos los acuerdos salariales están cerrando en torno al 15%, en línea con la meta”, expresó.
Asimismo, dijo que “no se prevén movimientos del tipo de cambio relevantes, como ocurrieron entre diciembre y febrero. El tipo de cambio real hoy está en niveles razonables. En términos de tarifas, quedan algunos (aumentos) en octubre”.

Dujovne remarcó que “el resto de los ajustes tarifarios en gran medida ya se han efectuado y en términos de la política del Banco Central, la política sigue siendo bien contractiva”. 

“Además hoy el Banco Central está utilizando una herramienta adicional que es la herramienta cambiaria aprovechando los dólares que le compró al Tesoro en el mes de enero”, recordó.

“Soy muy positivo respecto a la desinflación que vamos a ver en los próximos meses. Vamos a ver tasas de inflación muchísimo más bajas que las de estos meses. Veremos luego si podemos llegarnos al 15%, o hasta dónde podemos llegar, pero esa meta no se cambia puesto que es la que ordena el accionar del Banco Central y el nuestro”, afirmó.

Consultado sobre los acuerdos salariales y las cláusulas de revisión, dijo que “en general las negociaciones con estatales han estado todas por debajo del 15%. Hay muy pocas provincias que han dado ajuste con cláusula gatillo”.

“Luego tenemos las paritarias del sector privado donde son paritarias absolutamente libres. Ahí lo que estamos viendo es que muchos acuerdos han estado en torno al 15%”, señaló.

Al volver sobre la inflación del tercer mes del año, en donde no hubo aumentos tarifarios, dijo que “en marzo sí tuvimos combustibles, que no es una tarifa, es un precio libre, pero que es un precio que se podría asimilar en los servicios públicos. Tuvimos una inflación en los alimentos elevada. Eso tiene un componente, una parte es la contaminación de la suba de tarifas del mes pasado”.

“Luego fue el impacto del movimiento tipo de cambio que ha tenido algún traslado a precios. Y un impacto adicional que es importante, que ha sido la sequía, que ha llevado que los precios de los productos alimenticios de la Argentina que se exportan, que suelen tener el precio en línea con los precios internacionales, estén más altos que los precios internacionales por impacto de la sequía”, continuó.

En ese marco, puntualizó que las alzas se dieron en “trigo y en maíz” y eso llevó que en marzo “los huevos subieran 18%, el pollo casi 5% y pan 4%”.

Deja una respuesta