Connect with us

Sociedad

Grandsharenting, ¿conflicto familiar? “A mi hijo se le veía todo y mi suegra subió la foto a redes”: abuelos y padres en disputa por las fotos de los nietos

Publicado

on

Anécdotas y sensaciones de aquellos que quieren sacar a sus hijos del foco (público) de atención.

“Si bien no tenemos problema que los abuelos suban alguna foto de nuestro hijo, tuvimos que poner un freno cuando mi suegra subía a su cuenta de Facebook (¡que es pública!) cinco o seis fotos todos los días. Un día le hizo una sesión de fotos mientras lo bañábamos y le poníamos el pañal… Nunca me imaginé que iba a subir esas fotos, en las que se le veía todo a mi hijo. Hubo un gran lío familiar y se produjo un quiebre en mi relación con ella. Fue espantoso; me sentí ultrajada, humillada, como si yo no contara como madre. A ella le parece ‘re tierno’ y, con el verso de ‘es mi nieto’, aún cree que no tiene que pedir permiso para mostrarlo”. Con mayores o menores consecuencias, lo que le pasó a Claudia (35) expone el dilema de aquellos padres que se preguntan por la (sobre)exposición de sus hijos en redes sociales por familiares, amigos u otras personas cercanas a los niños. ¿Cómo manejarlo? Sensaciones de aquellas que quieren sacar a sus hijos del foco (público) de atención.

La huella digital de los niños

Mientras la palabra sharenting hace referencia al uso excesivo de las redes sociales por parte de los padres para mostrar fotos y videos de sus hijos, el grandshareting se refiere al conflicto que se genera cuando son los abuelos los que no miden las consecuencias de compartir imágenes de sus nietos y, en general, lo hacen sin consentimiento de los padres.

Noelia dice a Entremujeres Clarín: “Pensé que estaba loca porque no me gusta que anden compartiendo fotos de mi hija… No me gusta que le saquen porque sé que al instante las están subiendo a estados de Facebook​, o Instagram, y no entienden que no quiero que la imagen de mi hija esté expuesta a gente que ni conozco”. Esto es así porque todo lo que posteamos en la web y en redes sociales arma lo que se llama nuestra huella digital; incluye desde comentarios o textos hasta videos, fotos o cualquier archivo. Y, claro, también incluye lo que otras personas postean sobre nosotros.

Consultada por Entremujeres ClarínLaura Vaillard, Marketing and Communications Manager de VU Security, empresa especialista en ciberseguridad, explica a Entremujeres Clarín que esto “nos afecta porque todo ese material, que constituye nuestra identidad digital, queda online para siempre. Es muy difícil eliminar por completo algo que llegó a Internet, y puede influir en nuestra reputación en el mundo físico, además del virtual”.

¿Qué pasa con los menores de edad? “Recomendamos pensar muy bien antes de postear, tanto información personal como información de menores, ya que todo lo que subimos a las redes va construyendo la identidad digital de los niños. Si bien la intención suele ser buena y uno simplemente desea compartir sus mejores momentos, es realmente importante pensar en el impacto que puede tener esta información en el futuro de la vida de los niños; si lo avergonzará, si otros niños le harán bullying, o si los expondrá a situaciones peligrosas donde personas malintencionadas pueden tener acceso a sus hábitos y rutinas”, detalla Laura.

Todo lo que posteamos en la web y en redes sociales arma lo que se llama nuestra huella digital. Es muy difícil eliminar por completo algo que llegó a Internet, y puede influir en nuestra reputación en el mundo físico, además del virtual. Foto: Shutterstock.

Todo lo que posteamos en la web y en redes sociales arma lo que se llama nuestra huella digital. Es muy difícil eliminar por completo algo que llegó a Internet, y puede influir en nuestra reputación en el mundo físico, además del virtual. Foto: Shutterstock.

Prever y cortar de cuajo

Luciana (30) es bibliotecaria y, junto a su marido, informático especialista en ciberseguridad, tenían definido ya antes del nacimiento que no iban a querer publicar imágenes de su hija; así que, unos días antes del parto, mandaron un mensaje general a familia y amigos: “Dijimos que no íbamos a compartir fotos en redes sociales y que no queríamos que nadie lo hiciera. Por el momento no hemos tenido problemas”.

Pero Julia, tras ser consultada sobre su experiencia, lo primero que preguntó fue: “¿Solo redes sociales? ¿Y por WhatsApp no vale?” Porque no solo se trata de posteos, sino que hace rato hablamos de “estados” y, claro, de la viralización, intra o extra familiar, de las fotos por mensajes “privados”. “Le maquiné la cabeza a toda la familia para que no suban nada del bebé. Y, apenas nació mi primera hija, mi marido fue a mostrarla a la familia a través del vidrio; mi vieja sacó una foto, se la mandó a mi hermano, mi cuñada la compartió con un amigo… Y así se hizo una cadena que llegó hasta a mis amigas… ¡que aun no sabían que ya había nacido! Para el segundo hijo tuve que aclararle lo mismo a todos: ni redes… ¡Ni hacer reenvíos por WhatsApp!

Respetar la intimidad de los chicos

No todas las fotos son ideales para poner en portarretratos: hay algunas que están movidas, cortadas o fuera de foco pero, con la inmensa memoria de los celulares y cuentas en la nube, las guardamos igual como “recuerdos” de momentos vividos, aunque no hayan salido bien. De la misma manera, hay fotos que -si se eligen tomar- son exclusivas para mantener en privado. Elena, por ejemplo, no puso prohibiciones ni hizo ninguna aclaración de lo que sus allegados podían, o no, compartir, pero se molestó cuando le sacaron una foto a una de sus hijas sin remera y la subieron al estado de WhatsApp​: “No imaginé que hacía falta aclarar que no está bien publicar una foto de la nena desnuda”, dijo.

Se suele decir que los hijos no son nuestros, sino “de la vida”. Sin embargo, los padres pueden querer elegir cuándo y cómo contar la noticia del nacimiento de sus hijos. “Nació nuestra hija, queríamos pocas visitas e intimidad. No pusimos nada en redes sociales y solo circuló una foto entre familia. Al amanecer veo las redes por primera vez y mi cuñada ya había subido la foto. Su perfil es público, me chocó bastante porque me sentí expuesta. Le pedimos que la borre y acató, hasta que apareció la opción de estado en WhatsApp y vive poniendo imágenes ahí”, narra Raquel. Y agrega: “Honestamente me choca bastante que fotos de mis hijos circulen en grupos de egresados del 70, o en el estado de alguien con relaciones tóxicas si es sin nuestro consentimiento. Es exponerlos. Yo tengo un perfil de Instagram como puericultora y por común acuerdo no expongo fotos de nuestros hijos. El día de mañana van a ser adultos, me parece que se debe respetar su intimidad”.

Grandsharenting, ¿conflicto familiar? Foto: Shutterstock.

Grandsharenting, ¿conflicto familiar? Foto: Shutterstock.

Afirmar la autoridad parental

Varias familias contaron que, a pesar de haber expresado a sus allegados que no querían que publicaran fotos de sus hijos, algunos abuelos o abuelas pasaron por arriba de sus decisiones y lo suelen hacer igual. ¿Es esto correcto? “Ni los padres ni los abuelos tienen derecho a subir fotos de los hijos”, lanza Eva Rotenberg, miembro titular de la Asociación Psicoanalítica Argentina y de la internacional y autora de libros, a Entremujeres Clarín. “Cuando los padres están en contra de que los abuelos suban las fotos y éstos no lo respetan no solo no respetan la intimidad de la familia de sus hijos y nietos, sino que los ponen en riesgo. Porque hoy en día es un riesgo subir fotos familiares a Internet”, dice la especialista.

“Igualmente, lo que se juega acá no es un tema de discusión, sino un tema de autoridad. Muchos padres están sometidos a los abuelos, porque hay una dependencia emocional, económica o ambas; el tema es: ¿qué pasó que los padres no pudieron independizarse? Los abuelos se siguen sintiendo la autoridad, no pueden ceder el lugar y reconocer a los hijos como adultos y que han formado su propia familia. Hay un tema de crecimiento, maduración y de lugares de autoridad. Los abuelos tienen que ceder el lugar de padre y reconocer a sus hijos como los padres de sus nietos”, asegura Rotenberg, fundadora de la Escuela para Padres Multifamiliar.

¿Cómo manejarlo sin dañar el vínculo? “Deben pensar en la posibilidad de dialogar, y no enojarse. Cualquiera que inicie un diálogo (padres o abuelos) mostrará madurez y amor, porque está intentando evitar peleas. Si no da resultados, se sugiere consultar a tiempo a un profesional, para evitar romper el vínculo”.

¿Cómo manejar la (sobre)exposición de sus hijos en redes sociales por familiares, amigos u otras personas cercanas a los niños? Foto: Shutterstock.

¿Cómo manejar la (sobre)exposición de sus hijos en redes sociales por familiares, amigos u otras personas cercanas a los niños? Foto: Shutterstock.

Pautas de acción

Contar con información es clave para evitar el sharenting desmedido: ¿cuáles son las políticas de privacidad de cada red social? ¿A quién puede llegar esa foto? ¿Quiénes pueden verla? ¿Exponemos a los chicos a algún tipo de riesgo al subir esa imagen? Vaillard recomienda algunas claves para tener en cuenta antes de hacer clic en “publicar”:

1. Pensar antes de compartir. Antes que nada, es importante detenerse a pensar si realmente es necesario compartir fotografías de nuestros hijos, nietos, sobrinos o familiares menores de edad.

2. Pedir el consentimiento de los menores o de sus padres. Lo siguiente es preguntar a los niños fotografiados si está bien que hagamos pública su imagen, dependiendo de la edad. Muchas veces, una foto que nosotros consideramos apta para publicar online puede causar vergüenza o sentimientos encontrados en los niños protagonistas de la imagen.

3. Limitar quiénes tienen acceso a esta información. Cuando publicamos fotos de menores, se recomienda utilizar estrictos filtros de privacidad y estar atentos a las configuraciones y políticas de privacidad de las distintas plataformas para asegurarnos que la imagen no llegue a personas desconocidas.

4. Evitar mostrar menores en la foto de perfil. Como los queremos, es importante protegerlos, y para esto recomendamos no tener sus fotos en el perfil de las distintas redes sociales, incluyendo WhatsApp, adonde todas las personas que tienen nuestro número de teléfono pueden acceder. Sin darnos cuenta, cualquier persona que sepa nuestro teléfono podrá ver las caras de nuestros hijos, incluso aquellos contactos que no tenemos agendados ni conocemos. Para evitar esto, se puede configurar para que sólo nuestros contactos agendados vean la imagen o bien, elegir otra foto de perfil.

5. Publicar de forma atemporal. A la hora de mostrar el lugar en el que nos encontramos, es preferible publicar la información una vez que ya dejamos ese lugar, para evitar que personas desconocidas puedan seguir nuestros movimientos minuto a minuto.

6. Evitar publicar información que pueda revelar datos íntimos. Aunque uno no se dé cuenta, publicar una foto de los niños con el uniforme escolar habla de dónde vivimos, con quiénes nos relacionamos y por qué zonas nos movemos, lo que hace que una persona mal intencionada pueda ubicarnos tanto a nosotros como nuestros hijos geográficamente con facilidad.

Por último, si alguien comparte una foto propia o de los chicos sin permiso, la especialista explica que lo primero que se puede hacer es denunciar el posteo y, si esto se vuelve recurrente, se puede realizar una denuncia a las entidades correspondientes: el 102 por Derechos de niños y niñas, Secretaría de Niñez y Adolescencia de Buenos Aires, el 0800-222-1717 para denunciar la explotación sexual al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, o el 134 para denunciar el grooming a nivel nacional.

(Visited 140 times, 39 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacionales

Se entregó el DNI número 9.000 a una mujer trans: “Este documento me permite llevar una sonrisa en mi rostro”

Publicado

on

Por

Con la presencia del presidente Alberto Fernández y la ministra de Mujeres, Género y Diversidades se celebró una entrega histórica en la que se reivindicó el derecho a la igualdad y la ampliación de derechos.

“Tengo un documento ahora que representa mi identidad y es un documento que me permite llevar una sonrisa en mi rostro. Todos los seres humanos podemos y tenemos el derecho a sonreír y es nuestro trabajo asegurarnos de que cada persona de esta sociedad tenga una sonrisa en su cara”. Así fueron las primeras palabras de Isha Escribano tras recibir este jueves de manos del presidente de la Nación, Alberto Fernández, su nuevo DNI con su nombre elegido e identidad autopercibida.

No se trataba de un documento más. Era el número 9.000 entregado en el marco de la la Ley de Identidad de Género, sancionada por el Congreso de la Nación en 2012. En la Casa Rosada se había dispuesto a celebrarlo como parte de la políticas de integración que retoma la nueva gestión.

En el escenario junto a Isha se encontraba además del presidente Alberto Fernández, el ministro del Interior, Wado de Pedro y la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta. Ésta última fue quien abrió la ceremonia y previamente se había acercado a Isha para abrazarla. “Este es un acto de reparación, porque venimos de años en que las mujeres, travestis y trans fuimos las más golpeadas”, dijo y agregó que “no hay reconocimiento sin igualdad y no hay igualdad sin inclusión”.

En el público, escuchaban con atención algunas funcionarias como la titular del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) Victoria Donda; la titular de AySA Malena Galmarini y la futbolista Macarena Sánchez, a cargo del Instituto de la Juventud. También la primera subsecretaria de Políticas de Diversidad Alba Rueda y la secretaria de Legal y Técnica Vilma Ibarra.

En las filas de más atrás estaban sentadas militantes travestis, trans, lesbianas y mujeres con banderas de colores del arcoiris del movimiento LGTBQ+ y de asociaciones civiles por la diversidad.

Uno de los más involucrados en acompañar a Isha en el proceso de el otorgamiento de su DNI con su género autopercibido fue el ministro De Pedro. En el acto ambos relataron que son amigos desde hace más de 10 años. El titular de la cartera política la acompañó el pasado 7 de enero cuando Isha fue a iniciar el trámite al Centro de Documentación Rápida del Registro Nacional de las Personas (Renaper) y se emocionó al hablar sobre la lucha de las Madres y la Abuelas de Plaza de Mayo, pilares en la lucha por los Derechos Humanos.

Además de ser compositora musical y escritora, Isha es médica, recibida en la Universidad de Buenos Aires, psicoterapetua y especialista en budismo e hinduísmo de la Universidad de Cambridge, Inglaterra. Es también instructora de yoga, técnicas de respiración y meditación, conferencista y fundadora de El Arte de Vivir en la Argentina.

Pese a su vida polifacética, Isha enfretó varias dificultades por su identidad: “Me pasé toda la vida vistiéndome de mujer en la oscuridad, en soledad, con vergüenza, con miedo, con la sensación de estar transgrediendo lo intransgredible”.

Como parte de la violencia y discriminación, contó que durante mucho tiempo su primer pensamiento cuando me despertaba era “¿desayuno o me suicido?” porque sentía que no tenía lugar en el mundo.

La compositora contó a minutouno.com que el camino fue duro pero hoy siente felicidad y agradecimiento por “las mujeres trans que nos allanaron el camino para las que venimos detrás, desde lo legal desde lo político desde lo social hoy estoy acá”.

“Hoy estamos siendo mejores”

En su discurso Alberto Fernández se reconoció un “varón del siglo XIX que ha entendido cómo son las cosas” y recordó que hace 10 años recibió por Facebook un mensaje de Julia, una mujer trans que la pasaba mal porque su DNI no decía lo que realmente era. “Me contó que tenía un novio en Uruguay y cuando pasaba por migraciones todos se reían de ella y me pidió ayuda. Yo en realidad estaba desorientado pero recurrí a Vilma. Con su ayuda finalmente consiguió que se llama María Julia”.

Luego recordó que en campaña dijo “‘vamos a volver mejores” y resaltó que con la ampliación de derechos “hoy estamos siendo mejores”.

La ley de Identidad de Género, sancionada en 2012 por en el Congreso y promulgada por la entonces presidenta Cristina Kirchner. Se trató de un importante avance en materia de derechos al permitir que las personas trans sean tratadas de acuerdo a su identidad autopercibida y puedan inscribirse en sus documentos como tales.

Hubo muchos que lucharon por los derechos de la identidad de género. Hoy estamos muy felices porque a alguien se le reconocieron los derechos que siempre tuvo pero que siempre se le negaron. Muchos piden quitarles derechos a la gente. Hoy somos un poco más iguales y por eso somos un poco mejores”, remarcó.

Isha subrayó que hoy “le estamos dejando a las generaciones que vienen un mundo mejor y le pido al cielo que nadie tenga que atravesar lo que pasamos nosotras. Nunca. Nadie merece tener que estar destinada a mendigar amor en la clandestinidad”

Madeleine Valverde, activista travesti de la Asociación La Rosa Naranja, quien fue invitada presenció el acto dijo que estaba muy emocionada porque era la primera vez y por un hecho que “reivindica nuestras luchas del colectivo trans, travesti, transgénero” y aseguró que “con el gobierno anterior no tuvimos estas oportunidades de políticas públicas”.

En tanto, Vicente Gaños, hombre trans militante de la diversidad contó que recordó cuando en 2018 le dieron su DNI y gracias a eso pudo terminar la secundaria y hoy estudia Comunicación Social. “Tengo esperanza con el nuevo gobierno en que la inclusión será aún mayor y podamos dejar de ser marginados”, sentenció.

(Visited 9 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Internacional

¿Por qué se celebra hoy San Valentín?

Publicado

on

Por

La historia del santo decapitado y cómo surgió la festividad del Día de los Enamorados, del amor y la amistad que tiene diversos significados alrededor del mundo

(Visited 11 times, 2 visits today)
Seguir leyendo

Nacionales

“No quisimos matarlo”, dijo ante el juez uno de los rugbiers acusados por el crimen de Fernando

Publicado

on

Por

Matías Benicelli, acusado de ser partícipe necesario en el crimen de Fernándo Báez Sosa, fue el único en hablar en la audiencia frente al magistrado David Mancinelli, que deberá resolver su prisión preventiva. La defensa atacó a la fiscal y pidió la nulidad del proceso en base a supuestas fallas en la rueda de reconocimiento

(Visited 13 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas