Connect with us

Tecnología

Google tendrá su propia tarjeta de crédito y debito para competir con Apple

Publicado

on

Las emitirán los bancos Citi y el Stanford Federal Credit Union. El objetivo final es convertirse en una entidad de servicios financieros.

Google llegó a un acuerdo con los bancos Citi y el Stanford Federal Credit Union para tener una tarjeta de crédito y una de débito propia en Estados Unidos. La idea es competir de lleno con Apple Pay y Apple Car, lanzadas hace un año por la compañía de la manzana.

(Visited 8 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tecnología

Internet interplanetaria, un proyecto que está cada vez más cerca de ser realidad

Publicado

on

Por

Desde la NASA hasta Delay Tolerant Networking y Starlink de Elon Musk, todos los avances registrados.

La conquista del espacio es la meta tecnológica que se impuso la humanidad para este nuevo siglo. Sin embargo, la llegada del hombre a otras latitudes abre la puerta a desafíos de un nivel superior. Uno de los más apremiantes es diseñar un método de comunicación – similar al modelo de internet que opera en la Tierra- para impulsar el desarrollo de nuevos descubrimientos.

En esta carrera por establecer la primera red de Internet interplanetaria hay diferentes propuestas sobre el tablero. Y algunas ya muestran los primeros resultados.

Van desde Starlink de Elon Musk, hasta el protocolo que utiliza la NASA para comunicarse con la Estación Espacial Internacional (EEI) y el Delay Tolerant Networking (DTN) en el desde hace unos años trabaja Vinton Cerf, considerado el “padre de Internet”.

“Para transmitir información a alguno de los planetas próximos, la distancia que deberá recorrer la información es inmensa. Para evitar que la señal se degrade, se está pensando en implementar ondas de radiofrecuencia o láser de alta potencia”, advierte el ingeniero Claudio Muñoz, docente del departamento de Ingeniería Electrónica del ITBA.

Vint Cerf, uno de los creadores de Internet, en las oficinas de Google en Buenos Aires.

Vint Cerf, uno de los creadores de Internet, en las oficinas de Google en Buenos Aires.

El DTN, en donde la NASA trabaja con Cerf, es un conjunto de protocolos diseñados para resistir potentes interrupciones en la conectividad, incluidas las causadas por un asteroide o el tránsito de un planeta que interrumpe la continuidad de la red.

Los detalles técnicos del proyecto están disponibles en el sitio IETF.

El DTN es el equivalente al TCP/IP, el protocolo de Internet terrestre. Así, una vez definido cuáles son los saltos o nodos, que en este caso serán cuerpos celestes, la información viaja de un punto a otro, esperando la alineación de los astros que intervengan en el próximo salto y en ese instante se produce el reenvío”, aclara Muñoz.

Una imagen que muestra el descenso del rover Perseverance

Una imagen que muestra el descenso del rover Perseverance

Este mismo protocolo se viene ejecutando en modo beta desde el año 2004 y es el que permitió que este jueves el rover Perseverance enviara una imagen en baja resolución, casi en simultáneo, de su exitoso aterrizaje en Marte, desde una distancia de 62 millones de kilómetros.

“La gran diferencia es que en el protocolo TCP/IP la variable más crítica es la demora o latencia al generar el enrutamiento, mientras que en el DTN el retraso es intencional ya que asegura que la distancia a recorrer, en la inmensidad del espacio, sea la más corta posible entre el emisor y receptor del mensaje”, resume Muñoz.

La visión de Elon Musk

Elon Musk mira desde su móvil el exitoso lanzamiento de sus últimos satélites. Reuters

Elon Musk mira desde su móvil el exitoso lanzamiento de sus últimos satélites. Reuters

El proyecto de Musk es el mejor posicionado en la carrera de la Internet espacial. Los servicios de banda ancha desde el espacio se convirtieron es un nuevo campo de pruebas para la industria de las telecomunicaciones.

A corto plaza, la firma Starlink quiere alinear una constelación de 12.000 satélites que cubren todos los puntos del planeta. El objetivo de esta red es proveer internet de alta velocidad a lugares remotos de la Tierra y extender el servicio a barcos y aviones.

“La mayor ambición de Elon Musk es poner al hombre en Marte y para lograrlo, debe superar múltiples obstáculos. Entretanto, van surgiendo ideas y oportunidades de negocios. Debemos de comprender que todo nuevo aprendizaje, abre las puertas a un mundo desconocido, el cual, por la naturaleza del hombre, se buscará comenzar a conocer”, declara Muñoz.

El sitio Satellitemap.space dónde muestras los satélites de Starlink en tiempo real e indica cuál es el rango de su cobertura, ya que se actualiza en directo con los datos de space-track.org.

El sitio Satellitemap.space dónde muestras los satélites de Starlink en tiempo real e indica cuál es el rango de su cobertura, ya que se actualiza en directo con los datos de space-track.org.

El interesado en conectarse desde cualquier región del planeta deberá pagar un abono. Pero teniendo en cuenta los intereses de SpaceX en material espacial, no sería desacertado suponer que podría modificar el alcance de su flota de satélites.

El primer objetivo sería lograr que esta red, en lugar de apuntar hacia la Tierra, mire hacia el espacio. Las próximas misiones a la Luna, podrían ser una excelente oportunidad para comprobar su alcance.

“Las antenas del satélite deberían estar orientadas hacia la Luna en lugar de la Tierra. Además, las ondas electromagnéticas, el medio sobre el cual viaja la información, sufren grandes atenuaciones en el espacio. Considerando la distancia que deberían recorrer, el nivel de potencia de la señal debería ser varias órdenes de veces superior a la actual”, remarca Muñoz.

De momento, Starlink en su fase de pruebas obtiene niveles de velocidad que van de 50 Mb a 150 Mb. Para los expertos son resultados más que satisfactorios, ya que el equivalente por fibra está en los 300 Mb. Se estima que una vez completada su flota, logre el 1Gb (1.000.000.000 bitsxseg) y una latencia menor a 20 milisegundos.

La la Estación Espacial Internacional con su Internet de banda ancha

La la Estación Espacial Internacional con su Internet de banda ancha

“La distancia entre los satélites de órbita baja (LEO) y la tierra está entre los 500 km y 2.000 km. Considerando que la distancia entre la Tierra y la Luna es en promedio 380.000 km, habría que colocar los satélites orbitando entre la tierra y la Luna a una distancia considerablemente mayor”, describe Muñoz.

En la estación espacial

Desde hace 21 años, la tripulación de la EEI tiene acceso a Internet. Los astronautas utilizan un enlace satelital para conectarse a un servidor remoto que tiene la NASA en Houston. Este laboratorio espacial está a 460 metros de altura y se mueve a unos 27.700 kilómetros por hora.

Hace unos años La NASA subió a 600 mega bits (Mbps) la velocidad a la que los datos de la EEI regresan a nuestro planeta. Algo que permite que los experimentos y las comunicaciones se realicen en tiempo real.

Para lograr una conexión de datos estable se usan satélites bajo la banda Ku (Kurz-unten band) los cuales se encargan de la retransmisión de información desde la estación en el espacio hasta la base de operaciones en la Tierra.

La distancia total recorrida por los datos a bordo de la EEI y la señal de respuesta que devuelven es un poco menos de 150.000 km. Según un empleado de la NASA, el intercambio de datos con la EEI tiene una latencia de emisión de medio segundo, unas 20 veces más que la media de conexión por cable.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Tecnología

Starlink: nueva oportunidad para ver el “tren de satélites” de Elon Musk en Argentina

Publicado

on

Por

El espectáculo de SpaceX se repetirá este viernes 12 de febrero por la madrugada. Tendrá una duración estimada de 7 minutos.

El domingo pasado, muchos argentinos vieron una hilera de luces parpadeantes que recorría el firmamento a gran velocidad. El espectáculo, que muchos describieron en las redes como un “tren de satélites” surcando el cielo, se volverá cada vez más habitual: se trata de Starlink, el proyecto de SpaceX, la empresa aeroespacial de Elon Musk.

El efecto en el cielo se mantuvo durante varios minutos y volverá a repetirse esta misma semanade acuerdo a información del sitio Findstarlink, se podrán volver a ver en la madrugada del viernes 12 de febrero desde la ciudad de Buenos Aires y la región central del país.

El avistaje podría darse, si las condiciones meteorológicas acompañan, a las 5:34, durante 7 minutos y se deberá mirar desde el oeste (285°) al sudeste (148°). Aunque, según el sitio, es posible que no sea visible por las nubes, según informes de usuarios.

“El Falcon 9 lanzó 60 satélites Starlink a órbita: misión desde la plataforma 39A en cubierta. Esta misión marcó el quinto lanzamiento y aterrizaje de este propulsor, que voló por última vez hace menos de un mes. La reutilización rápida es clave para reducir el costo de viajar al espacio”, informó días atrás SpaceX.

Así se vio el espectáculo el domingo pasado.

Así se vio el espectáculo el domingo pasado.

La compañía de Musk luego confirmó así el despliegue en el cielo de estos aparatos, que tienen como objetivo principal permitirle a la firma norteamericana proporcionar internet de alta velocidad a usuarios ubicados en cualquier lugar del mundo.

Esta red satelital ya dispone más de mil navecitas. Cuando esté completa, se espera que la red cuente con 1.440.

Starlink podría llegar a la Argentina

A fines de enero se confirmó que el proyecto de internet satelital de alta velocidad llegará en los próximos meses a Chile y que prepara su desembarco en la Argentina, luego de conseguir una licencia del Enacom para operar como proveedor en el país.

La resolución 1291/2020, publicada a fines de diciembre en el Boletín Oficial, autoriza a la compañía de Elon Musk “para la prestación de Servicios de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, sean fijos o móviles, alámbricos o inalámbricos, nacionales o internacionales, con o sin infraestructura propia”.

Según el documento, el Estado le exige a la compañía -registrada bajo el nombre Tibro Netherlands– el cumplimiento de una serie de condiciones antes de iniciar las operaciones, entre las que se destacan la “debida atribución de las bandas de frecuencias de operación del sistema Starlink”, la finalización del “proceso de coordinación y notificación internacional del sistema de satélites” y la “coordinación de dicho sistema de satélites con las redes de satélites” de la Argentina.

El objetivo de esta red es proveer internet veloz a lugares remotos y poco conectados de la Tierra, y también a barcos y aviones. El servicio ya comenzó a operar en su beta pública en Estados Unidos y Canada, pero a un precio muy elevado: el precio mensual es de 99 dólares más los 499 dólares del kit de instalación.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Tecnología

Tras la salida de Jeff Bezos como CEO de Amazon, Mark Zuckerberg queda como “el último hombre en pie” entre los fundadores de los gigantes tecnológicos

Publicado

on

Por

El creador de la red social más grande del mundo sigue al frente de su compañía y se enfrenta al escrutinio de los entes reguladores y el estancamiento de su visión, a diferencia de los emprendedores que construyeron Microsoft, Amazon y Google

La carta de renuncia de Jeff Bezos llegó el martes a la velocidad de un paquete enviado por Amazon Prime.

Pero la salida de Bezos como CEO, 27 años después de fundar la compañía, no solo significa el fin de una era para Amazon, una empresa que pasó de ser de una librería online a una de las firmas más innovadoras, poderosas y omnipresentes del mundo.

Su retiro es también el símbolo más visible de un profundo cambio de guardia en el liderazgo de Silicon Valley, por el cual una generación de fundadores carismáticos ha dejado sus empresas en manos de personas de confianza, que son operadores tácticos expertos pero no necesariamente visionarios. Ellos sucesores también se enfrentan a una serie de desafíos en la forma de un escrutinio extenso de parte de los gobiernos y que surgió del estilo de sus jefes visionarios.

La transición en Silicon Valley ha estado en marcha durante algún tiempo ya. Comenzó en el año 2000, cuando Bill Gates dejó el cargo de director ejecutivo de Microsoft y su función cotidiana en la empresa ocho años después. El fundador de Apple, Steve Jobs, falleció en el año 2011, dejando la empresa a cargo del entonces director de operaciones Tim Cook. Los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, se retiraron de sus funciones como director ejecutivo y presidente de Alphabet (la empresa matriz) en 2019, y entregaron las riendas a Sundar Pichai, quien había sido su hombre de confianza durante 15 años. Tanto Pichai como Cook han sostenido las ganancias de sus empresas, pero se los considera menos creativos que sus antiguos jefes.

El CEO de Amazon, Jeff Bezos, participa en una conferencia de prensa en Seattle, Washington, EEUU. 18 de junio de 2014 (REUTERS/Jason Redmond)El CEO de Amazon, Jeff Bezos, participa en una conferencia de prensa en Seattle, Washington, EEUU. 18 de junio de 2014 (REUTERS/Jason Redmond)

Ahora, con Bezos en la búsqueda de otras “pasiones”, Facebook será la única empresa en el círculo de élite de gigantes tecnológicos de la actualidad dirigida por el hombre que la fundó.

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, es, en cierto sentido, el último hombre en pie. También es el fundador más joven y el que tiene la empresa más escrutada por los entes reguladores.

“En el caso de Larry y Sergey, ellos pensaron en los próximos 10 años y supieron lo que iba a suceder. Se sentía que ellos estaban aburridos. En cuanto a Bezos, ha estado operando esa maquinaria durante 27 años, y sabe que otros continuarán haciéndolo durante otros 10“, dijo el analista de tecnología Benedict Evans en una entrevista. “Pero para Zuckerberg, hay tantos problemas y tantas preguntas que se plantean que no se sabe qué va a pasar a continuación. Probablemente él quiera seguir cerca“.

La generación de fundadores que construyó las empresas más valiosas de Silicon Valley en la actualidad estaba formada por hombres que tenían su propia visión y personalidad. Pero estos ejecutivos también tenían similitudes: todos compartían una creatividad implacable y una habilidad para traspasar los límites de lo que era posible en la informática y en los servicios. También eran conocidos por su competitividad despiadada. Eran amigos-enemigos, construían tiendas de aplicaciones, dispositivos, servicios y proyectos para competir entre sí. Combinados, esos esfuerzos hicieron que a lo largo de los años sus negocios se parecieran cada vez más entre sí.

Steve Jobs, fundador de Apple (Photo by Justin Sullivan/Getty Images)Steve Jobs, fundador de Apple (Photo by Justin Sullivan/Getty Images)

Bezos, que también es propietario del The Washington Post, utilizó la posición de Amazon en el comercio electrónico para construir dos negocios adyacentes -el proveedor de servicios en la nube Amazon Web Services y el mercado de vendedores externos de Amazon- que se han vuelto tremendamente exitosos pero que no eran apuestas seguras en el comienzo.

Los fundadores de Google expandieron su idea del acceso gratuito a la información en todo el mundo, que comenzaron a impulsar en 1998, hasta crear Google Maps, Gmail y YouTube, y realizaron luego la transición hacia dispositivos y la computación en la nube.

Zuckerberg convirtió su ya masiva red social en una mega red social después de comprar Instagram en 2012 y WhatsApp Messenger en 2014. En ese momento, estos movimientos fueron leídos como intentos de asegurar la viabilidad de Facebook a medida que los consumidores se pasaban a las aplicaciones de mensajería y fotos.

Bill Gates, en un panel de discusión durante una reunión del FMI en  Washington, EEUU, 21 de abril de 2018 (REUTERS/Yuri Gripas)Bill Gates, en un panel de discusión durante una reunión del FMI en Washington, EEUU, 21 de abril de 2018 (REUTERS/Yuri Gripas)

Jobs revolucionó la informática cuando presentó el iPhone, un producto que transformó por primera vez un teléfono celular en una computadora con un sistema operativo independiente y una nueva interfaz sin teclado.

Microsoft creó el sistema operativo Windows y un conjunto de herramientas en la Suite Office que todavía son el rostro de la informática de escritorio en la actualidad.

“Jobs, Brin y Bezos crearon sus empresas y tenían la autoridad moral para asumir riesgos que una persona razonable rechazaría”, dijo Yukari Kane, autor de Haunted Empire: Apple after Steve Jobs. “Sería difícil para un simple delegado obtener la aprobación del directorio, los accionistas e incluso los consumidores para tomar el mismo tipo de decisiones”, señaló.

Pero las estrategias de los fundadores, que convirtieron sus empresas en negocios gigantrscos y los llevaron a convertirse en algunos de los hombres más ricos de la historia, también han llamado la atención de los gobiernos de todo el mundo.

Los reguladores y políticos han cuestionado su crecimiento y la recopilación de datos que han hecho, y su poder sobre los aspectos más pequeños de la vida de las personas. Google y Facebook enfrentan juicios antimonopolio que son históricos en los Estados Unidos, y Amazon también debe lidiar con acusaciones de monopolio en la Unión Europea. La Corte Suprema de Estados Unidos ha habilitado que los clientes demanden a Apple por prácticas anticompetitivas en su tienda de aplicaciones.

Larry Page y Sergey Brin, creadores de GoogleLarry Page y Sergey Brin, creadores de Google

Una diferencia clave entre Zuckerberg y los otros fundadores es que es una generación más joven que sus pares. Bezos, de 57 años, dirigió Amazon durante 27 años antes de dimitir. Brin y Page, ambos de 47 años, dejaron sus puestos en Google después de más de dos décadas.

Zuckerberg tiene 36 años y Facebook sólo 16. Su empresa fue fundada una década después de Amazon y seis años después de Google.

Eso significa que Zuckerberg quizás sienta que tiene más trabajo por hacer, dijo Evans.

Cuando Bezos y los fundadores de Google, Page y Brin, eligieron otro camino, anunciaron su retiro en un punto alto, cuando las perspectivas comerciales de sus empresas parecían firmes y sólidas en los años venideros. Al dejar el cargo en 2019, los fundadores de Google habían pasado cuatro años consolidando su imperio en una empresa matriz llamada Alphabet, que separó sus divisiones de búsqueda y publicidad para generar dinero de sus “otras apuestas”: proyectos moonshot (una nueva mentalidad orientada a lograr soluciones radicales) en atención médica, cámaras Nest conectadas a la red y automóviles autónomos. YouTube se estaba convirtiendo en un importante generador de ingresos publicitarios por derecho propio.

Cuando Bezos dijo que renunciaría como CEO, Amazon acababa de reportar su primer trimestre con ingresos por encima USD 100 mil millones. En su carta de renuncia, Bezos dijo que creía que “estamos en nuestro momento más creativo actualmente”, lo que sugiere que la compañía había alcanzado un pico de éxito.

En la carta de renuncia co-escrita por Brin y Page, ellos también señalaron que Alphabet se encontraba en un lugar cómodo y estable. “Si la empresa fuera una persona, sería un joven adulto de 21 años y sería el momento de dejar el nido”, escribieron.

El edificio de Google en Manhattan (REUTERS/Carlo Allegri)El edificio de Google en Manhattan (REUTERS/Carlo Allegri)

Cuando Gates finalmente renunció a las operaciones diarias en el 2008, la compañía estaba en una crisis de mediana edad: todavía ganaba enormes cantidades de dinero con Windows, pero era superada en áreas emergentes de informática por rivales más jóvenes como Apple, Google y Facebook. Gates ya era el hombre más rico del mundo y estaba cansado de los juicios antimonopolio.

Los fundadores también dejaron a sus sucesores a cargo de los futuros y continuos dolores de cabeza provocados por los juicios antimonopolio, como lo demuestra el hecho de que Pichai fue llamado a testificar ante el Congreso en numerosas ocasiones desde la partida de sus predecesores. Microsoft finalmente se deshizo en 2011 del último de los acuerdos que debió cerrar con la justicia en el marco de las causas abiertas en su contra. Andy Jassy de Amazon también tendrá que lidiar con un mayor escrutinio sobre las prácticas comerciales de Amazon y su trato a los trabajadores, lo que ha llevado a la primera gran campaña de sindicalización de trabajadores en la historia de la empresa.

La red social de Zuckerberg sigue siendo una de las empresas más rentables del mundo, pero también es la más asediada entre los gigantes tecnológicos.

Facebook posee poca aprobación pública, un enorme juicio antimonopolio en los Estados Unidos, un escrutinio regulatorio en todo el mundo y acusaciones de que su plataforma está socavando la democracia y está plagada de desinformación.

Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook (George Frey/Bloomberg)Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook (George Frey/Bloomberg)

Y a diferencia de Apple y Alphabet, Facebook no ha preparado a un segundo al mando para hacerse cargo de la empresa. La directora de operaciones Sheryl Sandberg, de 51 años, ha dirigido el lado comercial de la red social, pero no se la ve como una técnica ni una innovadora. El director de productos Chris Cox, un colaborador cercano desde hace mucho tiempo que tiene 38 años, es considerado como el reemplazo más probable si Zuckerberg se fuera, aunque se acaba de reincorporar recientemente a la compañía después de renunciar en 2019.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas