Connect with us

Policiales

Facundo Castro: el informe final sostiene que murió en forma violenta pero no puede determinar si fue asesinado

Publicado

on

La perito de la familia, Virgina Creimer, firmó en disidencia porque sostiene que lo asesinaron.

El documento que se llevó ayer la jueza federal de Bahía Blanca María Gabriela Marrón luego de haber participado de la junta de catorce expertos que intervinieron en la autopsia de Facundo Astudillo Castro, en la sede del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en la ex Esma, consta de 72 páginas que ese prestigioso organismo internacional elaboró como informe integrado de los resultados que presentó cada perito. Según la síntesis que difundió luego el juzgado, los resultados “permiten aseverar, con el rigor científico necesario, que la muerte de Facundo José Astudillo Castro se produjo por asfixia por sumersión (ahogamiento)”. Además, “el avanzado estado de esqueletización del cadáver impide determinar si fue accidente, homicidio o suicidio“, dice el informe final. “Del estudio forense no surgen elementos que permitan suponer que los restos humanos hayan estado en otro ambiente distinto al del hallazgo durante el intervalo postmortem consignado”, precisaron al establecer que Facundo habría muerto en el mismo cangrejal donde fueron encontrados sus restos óseos, junto con una zapatilla en buen estado similar a la que calzaba el día que desapareció. Para la familia del joven, el informe no cambia su hipótesis: “Esto recién empieza. Facundo no se suicidó, no tuvo un accidente, lo mató la Policía Bonaerense”, dijo Cristina Castro en una conferencia de prensa posterior, donde cuestionó a una de las peritos que “se dio vuelta” (ver aparte).

“Facundo tuvo una muerte violenta, por asfixia por sumersión, tragó líquido. Facundo no tenía antecedentes suicidas, tenía un proyecto de vida, lazos con su comunidad y peleaba por los derechos humanos, descartamos también el accidente porque el cuerpo no tenía ningún otro tipo de lesión. Solo queda como hipótesis el homicidio para el fin de su vida, teoría que manejamos desde el día uno”, dijo a Página 12 Virginia Creimer, la médica forense designada como perito por la familia Castro, luego de conocerse el informe. “A Facundo lo mataron, por eso firmé en disidencia parcial, fue una muerte violenta por asfixia por sumersión”, insistió.

Además de los expertos y expertas que se reunieron a puertas cerradas –cinco forenses del EAAF (perito oficial), cinco del Cuerpo Médico Forense (CMF) de la Corte Suprema de Justicia, una perito del Conicet y tres de la Universidad Nacional del Sur, y Virginia Creimer, perito de las querellas y referente de la Consultora Pericial de Ciencias Forenses– acudió a la ex Esma la jueza Marrón, la abogada por la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) Margarita Jarque, y el fiscal especial Horacio Azzolín.

Poco antes del mediodía, su juzgado emitió una síntesis de tres carillas sobre las conclusiones del análisis del cuerpo del joven, que desapareció el 30 de abril cuando dejó su casa de Pedro Luro, fue detenido por la policía por circular sin permiso en medio del ASPO, y cuyo esqueleto fue encontrado el 15 de agosto en un cangrejal de Villarino Viejo. El resumen no aclaró que la perito de parte firmó en disidencia parcial.

El punto central del informe pericial indicó que Facundo se ahogó: “Se trató de una muerte violenta, por no ser natural”, señaló y sumó las siguientes consideraciones:

* No se pudo establecer el modo de esa “muerte violenta”: si fue suicidio, homicidio o accidente.

* Se consideró que se ahogó en ese mismo lugar: “El hecho de que la identificación de los géneros y especies de diatomeas halladas en la médula sean coincidentes con las recuperadas en muestras de agua y de sedimentos recogidos en el lugar del hallazgo de los restos es altamente indicativo de que se trata del medio en el cual se produjo la muerte”, señala el documento.

* Los restos no presentaban lesiones vitales, de origen traumático, ni otras previas a la muerte.

* No se encontraron señales de daños por proyectiles de arma de fuego o segmentos de arma blanca.

* No se observaron signos de participación de terceras personas sobre los restos.

* La desarticulación de partes del cuerpo fue producida posmortem por animales de la zona y las mareas.

* No hay elementos para suponer que los restos hayan estado en otro ambiente distinto al del hallazgo.

* El intervalo postmortem estimado, es decir el tiempo mínimo transcurrido entre la muerte y el hallazgo, sería no menor a 30 días determinados.

* Todas las lesiones y pérdida de algunas piezas dentales que presentaban los restos estudiados son posteriores a la muerte, producto de depredadores y exposición medioambiental.

* El fenómeno “Pink Teeth” (diente rosado o coloración rosada por transparencia del esmalte) observado en piezas dentales del joven “debe ser considerado orientador pero inespecífico para establecer causa de muerte”.

(Visited 24 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policiales

Asesinaron de un tiro en la cara a un efectivo de la Policía bonaerense

Publicado

on

Por

Los delincuentes intentaron robarle su camioneta en la puerta de su casa

Este jueves por la noche, un efectivo de la Policía bonaerense fue asesinado de al menos un balazo en el rostro cuando delincuentes intentaron robarle la camioneta frente a su casa en la localidad de Gregorio de Laferrere.

Todo ocurrió alrededor de las 22 en la vivienda de la calle Cazón al 4500 de dicha localidad del partido de La Matanza, en la zona sudoeste del Gran Buenos Aires, donde residía el efectivo de la Unidad de Policía de Prevención Local de San Justo, identificado como Carlos Alberto Nicolás Andino.

Desde la investigación informaron que el policía sacaba del garaje de su propiedad una camioneta Ford Eco Sport de color gris, cuando fue sorprendido por varios asaltantes armados con fines de robo.

En circunstancias que se intentan establecer, los asaltantes le efectuaron al menos un disparo que impactó en el rostro de Andino, quien cayó al suelo gravemente herido.

Enseguida un vecino se comunicó con el teléfono de emergencias 911 para alertar sobre lo ocurrido, por lo que al lugar acudieron efectivos de la comisaría sur 2ª con asiento en González Catán y, al constatar la gravedad del estado de Andino, los policías lo trasladaron de inmediato en un patrullero al hospital Simplemente Evita, donde finalmente falleció a los pocos minutos de haber ingresado.

En la causa interviene el fiscal Federico Medone, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios Dolosos del Departamento Judicial de La Matanza, quien esta noche supervisaba las primeras pericias en la escena del crimen.

Cabe recordar que a mediados del mes octubre, otro oficial de la Policía de la provincia de Buenos Aires fue asesinado.

Desde la investigación señalaron que el efectivo murió de un balazo en la cabeza durante una discusión con una pareja en la localidad bonaerense de Billinghurst, partido de San Martín.

Fernando Palavecino prestaba servicios en la Unidad de Policía de Prevención Local (UPPL) de Tres Febrero y fue baleado en la esquina de Primera Junta y Rivadavia: falleció poco después en el Hospital Interzonal General de Agudos Eva Perón, ex Castex.

Según indicaron los voceros, Palavecino se encontraba de franco y vestido de civil y se hallaba con un grupo de amigos a bordo de un Chevrolet Onix, cuando fue sorprendido por una pareja que circulaba en un auto color azul grisáceo.

En ese momento, por motivos que aún se investigan, se produjo una discusión y el hombre que había bajado del vehículo extrajo un arma de fuego, comenzó a disparar contra el grupo de amigos y, durante el ataque, hirió de un balazo en la cabeza a Palavecino para luego huir a toda velocidad junto a su pareja.

Los agentes que acudieron al lugar solicitaron el traslado urgente del oficial hasta dicho centro asistencial, donde murió poco después de ingresar.

Además, secuestraron el Chevrolet Onix y la pistola reglamentaria de Palavecino, que estaba tirada a unos dos metros del joven, y dos vainas calibre 11,25, precisaron las fuentes.

Intervino en el hecho la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de San Martín, que solicitó el relevamiento de las cámaras de seguridad de la zona y la toma de testimonios para intentar establecer las identidades de los agresores.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Policiales

Para los fiscales que investigan la muerte de Maradona, el control médico en el country era “deficiente” y un “descontrol total”

Publicado

on

Por

Los investigadores aguardan el resultado de la pericia toxicológica del astro para tomar decisiones. Mientras tanto, Leopoldo Luque, el médico personal del “Diez”, quedó en el foco de la Justicia

Los fiscales que investigan la muerte de Diego Armando Maradona creen que el control médico del ex futbolista en el country de Tigre era “totalmente deficiente” y consideraron la situación como “de un descontrol total y absoluto”, por lo que analizarán la prueba incorporada en el expediente para decidir si llaman a indagatoria al médico Leopoldo Luciano Luque.

Tras los primeros cinco días de investigación, por lo que vemos la conducta era absolutamente negligente. Era una internación domiciliaria totalmente deficiente. Era un descontrol total y absoluto”, dijo a la agencia noticias Télam uno de los investigadores judiciales, quien agregó que “se está intentando determinar si hubo una mala praxis, una negligencia o impericia médica que podría configurar un homicidio culposo”.

La jornada en la sede de la Fiscalía General de San Isidro comenzó cerca de las 9.10 de esta mañana con la llegada del neurocirujano Luque junto a uno de sus abogados, Julio Rivas, con intenciones de declarar de manera espontánea.

Sin embargo, dos de los fiscales que manejan la causa, Cosme Iribarren y Laura Capra, le informaron a la defensa que el expediente no estaba en condiciones hoy para tomarle declaración a su cliente y que en todo caso, hagan una presentación por escrito.

“Si se acredita a través de los resultados de los informes médicos, de los peritajes solicitados y de las declaraciones de testigos que existió algún tipo de mala praxis, a Luque se lo llamará a una indagatoria”, dijo el investigador consultado.

Leopoldo Luque junto a su abogado. (Franco Fafasuli)Leopoldo Luque junto a su abogado. (Franco Fafasuli)

Además, explicó que Luque no es el único profesional médico en la mira, ya que la actuación de la psiquiatra Agustina Cosachov también está siendo evaluada, pese a que el día de la muerte de Maradona se le tomó declaración como testigo por haber estado presente en la casa.

Una de las abogadas que representa al médico Luque explicó esta mañana que su defendido “no está imputado” y que aún no pudieron “ver el expediente entero”.

Más allá de que los abogados y fuentes judiciales aclararon que Luque aún no fue acusado de la comisión de un delito específico, lo cierto es que ayer le notificaron los derechos y garantías que tiene un imputado en un proceso penal (artículos 60 y 162 del Código Procesal Penal bonaerense) como poner un defensor, que no está obligado a declarar en contra de sí mismo y que puede presentarse a realizar una declaración espontánea.

Incluso, ayer, al dar los allanamientos, el juez de Garantías de San Isidro que controla el expediente, Orlando Díaz, la calificó en forma provisoria como homicidio culposo, más allá de otra calificación que pueda surgir con el devenir la causa.

Allanamiento en la casa de Adrogué del neurocirujano LuqueAllanamiento en la casa de Adrogué del neurocirujano Luque

Más temprano, en la puerta de la casa del médico, en la localidad bonaerense de Adrogué, donde ayer se hizo uno de los allanamientos, el abogado Rivas explicó que la idea era presentarse a la fiscalía para “ponerse a disposición”, hacer una “declaración espontánea” y “contestar todas las preguntas”.

Sobre el rol de Luque respecto a la salud del ex futbolista, el letrado aclaró: “Era amigo de Maradona, circunstancialmente era médico y Diego por una cuestión de su amistad, confiaba en él. Los que estaban alrededor de Maradona saben lo que pasó y cuál fue la actividad de Luque: lo operó de una neurocirugía y salió perfecto”.

Rivas aclaró que Luque no dirigía ningún equipo médico ni decidió la internación en la casa de Tigre y al respecto comentó: “Maradona era una persona que era consciente de lo que hacía y dejaba de hacer. Podía decidir lo que quería él”. “El corazón de Maradona desde hace 20 años está mal. Están buscando algo porque es Maradona, en otra causa no pasa”, concluyó. En tanto, la Justicia recibió dos presentaciones para tener acceso al expediente como particulares damnificados.

Matías Morla (Adrián Escandar)Matías Morla (Adrián Escandar)

Por un lado, las cuatro hermanas de Diego –Claudia Mora, Ana Estela, María Rosa y Rita Mabel Maradona- presentaron su petición para acceder a la causa con la representación de los abogados Matías Morla –quien era el actual letrado y representante del “10”- y su socio Yamil Castro Bianchi, pero fue rechazada esta tarde por el juez Díaz, quien consideró que hay otros familiares directos que tienen mayor importancia (como los hijos) para acceder como querellantes.

El otro abogado que se presentó como particular damnificado en nombre de Dieguito Fernando, el hijo menor de Maradona, fue Mario Braudy, actual pareja de Verónica Ojeda, una de las ex mujeres del ex capitán de la selección campeona del mundo en México 86, pero su pedido aún no fue resuelto.

Braudy afirmó que “la muerte de Diego era evitable”, anticipó que va a solicitar que “se investigue hasta las últimas consecuencias” si llegó a haber un “abandono de persona” y responsabilizó de la atención médica a Luque y a la psiquiatra Agustina Cosachov.

Tanto Braudy como otro abogado, Rodolfo Baqué, quien representa a la enfermera Dahiana Gisela Madrid, quien cuidaba y es testigo en la causa por la muerte del exfutbolista, comentaron que el miércoles previo a su fallecimiento, Maradona tuvo una caída y se golpeó el lado derecho de la cabeza y nadie le hizo ningún control.

Mario Braudy (Franco Fafasuli)Mario Braudy (Franco Fafasuli)

Ayer, los fiscales que investigan la causa de la muerte de Maradona realizaron dos allanamientos, uno en la casa que Luque tiene en Adrogué y otro en su consultorio del barrio porteño de Belgrano y le secuestraron celulares, computadores y todo tipo de documentación médica referida a Maradona.

Las tres hijas del exjugador y entrenador, Dalma, Gianinna y Jana, declararon el sábado como testigos en la fiscalía y fueron coincidentes en que el referente y responsable médico de la salud de su padre era Luque.

Hasta el momento, la investigación del equipo liderado por el fiscal general de San Isidro, John Broyad, e integrado por sus adjuntos Patricio Ferrari e Iribarren, y por la fiscal Capra, se centra en tres ejes principales: si hubo negligencia médica y por lo tanto un eventual “homicidio culposo”, quién tuvo responsabilidades sobre ese posible delito y si la muerte de Maradona se pudo haber evitado.

(Visited 8 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Policiales

Pidieron la detención de un sacerdote acusado de abusar de una alumna de un colegio

Publicado

on

Por

Raúl Anatoly Sidders era docente y sacerdote del Colegio San Vicente de Paúl de la ciudad de La Plata

La fiscalía penal de La Plata solicitó este jueves la detención de un sacerdote que se desempeñaba como docente y confesor en un colegio privado de la capital bonaerense acusado de abusar sexualmente de una alumna del establecimiento.

Raúl Anatoly Sidders fue docente y sacerdote del colegio platense San Vicente de Paúl y en mayo último fue trasladado a Misiones, donde aguarda ser nombrado capellán del Escuadrón XIII de Gendarmería Nacional en Puerto Iguazú.

El sacerdote es investigado por el fiscal Álvaro Garganta, quien este jueves pidió la detención del cura por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante por su duración en el tiempo y circunstancias de realización doblemente agravado contra una mujer que denunció haber sido abusada por el sacerdote entre el 2004 y el 2008, cuando la víctima tenía entre 11 y 14 años y asistía a dicho establecimiento.

De acuerdo a lo que consta en el pedido de detención del sacerdote, al que accedió Télam, el sacerdote abusó de la menor que en ese entonces tenía 11 años “a quien hacía colocar sus manos en los bolsillos de la sotana y sentir su pene erecto. Situaciones que acaecía en el patio de la institución y durante los recreos que provocaron un grave daño en la salud mental de la niña”.

“Asimismo y en las habituales ocasiones en las que le recibía el sacramento de confesión corrompió a la menor mediante explicaciones personalísimas sobre cómo masturbarse, realizar sexo oral y mantener relaciones sexuales con acceso carnal con su novio”, precisó el fiscal en su escrito.

Álvaro Garganta remarcó que la medida coercitiva se solicita por la elevada pena en abstracto y porque su zona de residencia es fronteriza, advirtiendo entonces que hay “elementos suficientes para sostener el riesgo de fuga del mismo en caso de ser hallado culpable” el sacerdote Sidders.

La mujer que hizo la denuncia contó que el cura empezó a acosarla a los 11 años. “En invierno, delante de todos, me hacía poner mis manos en los bolsillos de su sotana porque decía que yo tenía las manos frías, y me hacía sentir su erección”, relató la joven a Prensa Obrera.

Además relató que el sacerdote, durante la confesión, “me preguntaba si sabía masturbarme y como le decía que no, me explicó con sus dedos, sin tocarme, cómo tenía que hacer. Me sugirió que lo hiciera pensando en él y que en la próxima confesión le contara cómo me había sentido”.

Cabe destacar que veinte días atrás, el Tribunal de Casación Penal bonaerense declaró prescripta la causa en la que se investigaba a otros dos sacerdotes y a un profesor de informática por abusos sexuales y corrupción de menores hipoacúsicos en el Instituto Próvolo de La Plata.

Los investigados eran los curas Nicola Corradi, detenido en Mendoza por delitos similares cometidos en el Próvolo de esa provincia; Eliseo Primati, quien fue localizado en un asilo en Italia y cuya extradición se había pedido; y José Brítez, profesor de informática del Instituto Próvolo, ubicado en las calles 25 y 47 de la ciudad de La Plata.

Según la investigación fiscal penal, los tres hombres abusaron de al menos 5 niños hipoacúsicos internados en ese establecimiento a los que además golpeaban, imponían fuertes penitencias sometían a servidumbre.

La medida fue resuelta por la Sala Tercera del Tribunal de Casación Penal, al afirmar que “en el presente caso no opera la exclusión de prescripción”.

En el fallo, que lleva la firma de los jueces Víctor Violini y Ricardo Borinsky, el Tribunal aludió a la Corte Interamericana de Derechos Humanos cuando aseguró que en los delitos comunes, “como ocurre en el presente, la prescripción es una garantía que debe ser observada debidamente” y recordó que los hechos que se investigaron ocurrieron entre 1982 y 1991.

La Sala se expidió así ante un hábeas corpus presentado por la defensa de Brítez. Una fuente judicial precisó que “queda la vía recursiva por parte del fiscal de Casación para ir ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense” y apelar la prescripción de la causa, que en la práctica desvincula a los acusados de los hechos investigados.

(Visited 12 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas