Connect with us

Policiales

Facundo Castro: el informe final sostiene que murió en forma violenta pero no puede determinar si fue asesinado

Publicado

on

La perito de la familia, Virgina Creimer, firmó en disidencia porque sostiene que lo asesinaron.

El documento que se llevó ayer la jueza federal de Bahía Blanca María Gabriela Marrón luego de haber participado de la junta de catorce expertos que intervinieron en la autopsia de Facundo Astudillo Castro, en la sede del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en la ex Esma, consta de 72 páginas que ese prestigioso organismo internacional elaboró como informe integrado de los resultados que presentó cada perito. Según la síntesis que difundió luego el juzgado, los resultados “permiten aseverar, con el rigor científico necesario, que la muerte de Facundo José Astudillo Castro se produjo por asfixia por sumersión (ahogamiento)”. Además, “el avanzado estado de esqueletización del cadáver impide determinar si fue accidente, homicidio o suicidio“, dice el informe final. “Del estudio forense no surgen elementos que permitan suponer que los restos humanos hayan estado en otro ambiente distinto al del hallazgo durante el intervalo postmortem consignado”, precisaron al establecer que Facundo habría muerto en el mismo cangrejal donde fueron encontrados sus restos óseos, junto con una zapatilla en buen estado similar a la que calzaba el día que desapareció. Para la familia del joven, el informe no cambia su hipótesis: “Esto recién empieza. Facundo no se suicidó, no tuvo un accidente, lo mató la Policía Bonaerense”, dijo Cristina Castro en una conferencia de prensa posterior, donde cuestionó a una de las peritos que “se dio vuelta” (ver aparte).

“Facundo tuvo una muerte violenta, por asfixia por sumersión, tragó líquido. Facundo no tenía antecedentes suicidas, tenía un proyecto de vida, lazos con su comunidad y peleaba por los derechos humanos, descartamos también el accidente porque el cuerpo no tenía ningún otro tipo de lesión. Solo queda como hipótesis el homicidio para el fin de su vida, teoría que manejamos desde el día uno”, dijo a Página 12 Virginia Creimer, la médica forense designada como perito por la familia Castro, luego de conocerse el informe. “A Facundo lo mataron, por eso firmé en disidencia parcial, fue una muerte violenta por asfixia por sumersión”, insistió.

Además de los expertos y expertas que se reunieron a puertas cerradas –cinco forenses del EAAF (perito oficial), cinco del Cuerpo Médico Forense (CMF) de la Corte Suprema de Justicia, una perito del Conicet y tres de la Universidad Nacional del Sur, y Virginia Creimer, perito de las querellas y referente de la Consultora Pericial de Ciencias Forenses– acudió a la ex Esma la jueza Marrón, la abogada por la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) Margarita Jarque, y el fiscal especial Horacio Azzolín.

Poco antes del mediodía, su juzgado emitió una síntesis de tres carillas sobre las conclusiones del análisis del cuerpo del joven, que desapareció el 30 de abril cuando dejó su casa de Pedro Luro, fue detenido por la policía por circular sin permiso en medio del ASPO, y cuyo esqueleto fue encontrado el 15 de agosto en un cangrejal de Villarino Viejo. El resumen no aclaró que la perito de parte firmó en disidencia parcial.

El punto central del informe pericial indicó que Facundo se ahogó: “Se trató de una muerte violenta, por no ser natural”, señaló y sumó las siguientes consideraciones:

* No se pudo establecer el modo de esa “muerte violenta”: si fue suicidio, homicidio o accidente.

* Se consideró que se ahogó en ese mismo lugar: “El hecho de que la identificación de los géneros y especies de diatomeas halladas en la médula sean coincidentes con las recuperadas en muestras de agua y de sedimentos recogidos en el lugar del hallazgo de los restos es altamente indicativo de que se trata del medio en el cual se produjo la muerte”, señala el documento.

* Los restos no presentaban lesiones vitales, de origen traumático, ni otras previas a la muerte.

* No se encontraron señales de daños por proyectiles de arma de fuego o segmentos de arma blanca.

* No se observaron signos de participación de terceras personas sobre los restos.

* La desarticulación de partes del cuerpo fue producida posmortem por animales de la zona y las mareas.

* No hay elementos para suponer que los restos hayan estado en otro ambiente distinto al del hallazgo.

* El intervalo postmortem estimado, es decir el tiempo mínimo transcurrido entre la muerte y el hallazgo, sería no menor a 30 días determinados.

* Todas las lesiones y pérdida de algunas piezas dentales que presentaban los restos estudiados son posteriores a la muerte, producto de depredadores y exposición medioambiental.

* El fenómeno “Pink Teeth” (diente rosado o coloración rosada por transparencia del esmalte) observado en piezas dentales del joven “debe ser considerado orientador pero inespecífico para establecer causa de muerte”.

(Visited 28 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policiales

Cita mortal en Núñez: quién era el hombre asesinado

Publicado

on

Por

Creen que Adrián Muñoz contactó a dos mujeres que lo apuñalaron en su departamento.

Adrián Enrique Muñoz tenía 74 años y tres hijos. Desde la muerte de su esposa, hace unos ocho años, vivía solo en el edificio de Ciudad de la Paz y Juana Azurduy, en el barrio de Núñez. Allí lo asesinaron de 22 puñaladas tras un encuentro con dos mujeres, a las que habría contactado mediante una app de citas.

El hombre se había mudado ahí para estar más cerca de River Plate, donde se dedicó de lleno a competir en la categoría de veteranos del club. En 2016, incluso, viajó a jugar la Copa Davis que se jugó en Croacia para representar al país en el equipo senior.

Si bien durante toda su vida jugó al tenis y dio clases en paralelo a su trabajo, alcanzó los mayores logros profesionales en la última década. Actualmente ocupaba el séptimo lugar en la categoría +70 del ranking de la Asociación Argentina de Tenis (AAT).

Su hijo, que también es entrenador de este deporte en clubes de la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires, fue el primero en notar su ausencia.

“No le llegaban los mensajes, no respondía. Así nos dimos cuenta de que algo pasaba”, le contó a Clarín Fernanda Muñoz (50), hija de la víctima, a Clarín.

La mujer, que es abogada, fue la encargada de ir a ver qué estaba pasando: era quien tenía llaves del departamento. Cuando llegó se encontró con una escena de pesadilla: “El cuadro que encontramos fue terrible y totalmente dantesco”, dijo.

Su papá estaba tendido en el suelo del dormitorio, con múltiples heridas y con dos cuchillos clavados todavía en la espalda. Ambos pertenecían al hombre.

Desde que enviudó, Muñoz no había querido volver a formar pareja ni establecer vínculos formales. Se dedicó exclusivamente al tenis y empezó a usar aplicaciones de citas para conocer mujeres.

Adrián Enrique Muñoz tenía 74 años y era jugador de tenis.

Adrián Enrique Muñoz tenía 74 años y era jugador de tenis.

Su familia lo sabía y, como él era totalmente independiente, mantenía los encuentros en la órbita privada.

Según pudieron reconstruir los investigadores, no era la primera vez que se encontraba con estas dos presuntas viudas negras, con las que entró al edificio el lunes a las 19.45. Un vecino y la persona encargada del edificio las vieron llegar en el auto de la víctima.

El vehículo quedó estacionado en el mismo lugar y las mujeres fueron filmadas por la misma cámara saliendo del lugar el martes alrededor de las 14.

La versión familiar

“No fue un robo ni nada de todo eso. Todavía no encontramos explicación, pero mi papá era un trabajador, toda la vida lo fue. Jugaba al tenis, cobraba su jubilación y en pandemia empezó a vender quesos para sumar un ingreso extra. No tenía nada de valor significativo como para que pudieran hacer esto. Son asesinas, perversas, no lo podemos entender“, intenta reconstruir Fernanda, que sigue minuto a minuto la investigación del caso.

Las fuentes confirmaron a Clarín que un vecino del segundo piso escuchó algunos ruidos alrededor de las 22 del lunes. Una ducha, música fuerte y movimientos, fueron algunos de los indicios que pudieron aportar. Ninguno parecía inusual o los alertó.

El edificio donde ocurrió el crimen, en Ciudad de La Paz al 3300. Foto: Luciano Thieberger.

El edificio donde ocurrió el crimen, en Ciudad de La Paz al 3300. Foto: Luciano Thieberger.

A partir de estos testimonios, los investigadores presumen que el crimen ocurrió “entre la noche del lunes y la madrugada del martes”.

A través del análisis de las cámaras de seguridad confirmaron que dos mujeres con características similares ya habían ingresado al mismo edificio el lunes de la semana pasada. Aunque, confiaron, llevaban barbijo y no han podido identificarlas.

Si bien no registraron faltantes significativos, no se halló el celular de la victima, a través del cual habrían organizado el encuentro.

Otro testigo declaró haber visto a dos “mujeres desconocidas” salir del edificio con una valija cada una. Sospechan que allí podrían haber escondido el botín, algo que en su familia decidieron no confirmar para preservar la investigación.

“Si pasó por esto fue porque pensó que tenía una calle que no tenía. Mi papá tenía calle, pero de trabajar, de laburante, no de cualquier otra cosa”, especuló Fernanda.

Adrián Enrique Muñoz (74) fue asesinado en su departamento de Núñez.

Adrián Enrique Muñoz (74) fue asesinado en su departamento de Núñez.

La causa quedó en manos de José María Campagnoli, de la Fiscalía del Distrito Saavedra-Núñez, que esperaba el informe preliminar de los peritos de la Unidad Criminalística Móvil (UCM) que trabajaron en la escena del crimen.

Alí recolectaron distintas huellas y esperan que alguna pueda aportar la identidad de las presuntas asesinas.

La investigación fue ordenada a la División Homicidios de la Policía de la Ciudad, que tomó declaración a todos los vecinos del edificio.

La autopsia

Según pudieron confirmar las fuentes a Clarín, el cuerpo de la víctima tenía “22 lesiones punzocortantes”. Además, Muñoz murió como consecuencia de la hemorragia que le provocaron las heridas.

Adrián, que descanses en paz…“, publicó uno de sus amigos en redes sociales. “No puedo creer, querido Adrián que en paz descanses.. condolencias a la familia…“, apuntó otro.

(Visited 3 times, 3 visits today)
Seguir leyendo

Policiales

Discutieron por una gorra y lo asesinaron de un balazo

Publicado

on

Por

La víctima tenía 21 años. El autor del crimen está prófugo.

Un joven de 21 años fue asesinado de un balazo en el pecho al ser atacado en la puerta de su casa de La Matanza. Por el crimen buscan a un conocido de la víctima que le disparó en el marco de una pelea por una gorra.

Fuentes del caso informaron que el crimen ocurrió este martes a la tarde en Demoria Bernabé al 2700, en la localidad de González Catán.

En ese lugar vivía Agustín Ifrán (21). El joven estaba en la puerta de su casa cuando fue increpado por un vecino, con el que comenzó a discutir.

Los investigadores creen que el origen de la pelea fue la posesión de una gorra que uno de los dos llevaba puesta.

En medio de la discusión, Agustín recibió un disparo en el pecho. Fue auxiliado por familiares y vecinos que lo trasladaron hasta un hospital de la zona, donde murió poco después a raíz de la herida de bala.

“Sigo sin creerlo. Toda una vida tenías Agustín. Que Dios te tenga en la gloria lokito, me quedo con los mejores recuerdos tuyos, y mi más sentido pésame a la familia. Dale fuerzas a tu viejita, que no lo va a poder soportar. Sé que no hay consuelo a este gran dolor”, lo despidió en redes sociales Jésica Charra, amiga de la hermana del joven asesinado.

El autor del crimen huyó tras balear a la víctima. Este miércoles era buscado por agentes de la comisaría de González Catán, quienes aún no pudieron localizarlo.

El crimen investigado por el fiscal Marcos Borghi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios del Departamento Judicial La Matanza.

(Visited 3 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Policiales

Otro auto de lujo fuera de control: se subió a la vereda en una zona céntrica y tiró abajo un poste

Publicado

on

Por

Como en la tragedia de Tigre, lo conducía un joven que hizo “una mala maniobra”. Fue en Merlo y de milagro no hubo víctimas.

Fueron momentos de sorpresa y sobresalto los que se vivieron en el centro de Merlo el último domingo por la tarde, cuando un Ford Mustang fuera de control terminó impactando de frente contra un poste de luz y subiéndose a la vereda. Por milagro, no hubo víctimas y el único deaño fue el que sufrió el costoso vehículo.

El accidente ocurrió en la intersección de la calle Victoriano Loza con la avenida Calle Real, a poco más de un kilómetro de la estación de trenes de Merlo, del ferrocarril línea Sarmiento, y a apenas uno del Hospital Municipal Eva Perón.

Según informaron fuentes del caso, el conductor del Mustang, un joven de 22 años que fue identificado como Jonathan Díazhabría perdido el control del vehículo de alta gama “tras realizar una mala maniobra” para terminar impactando frontalmente contra uno de los postes de luz de la cuadra, en primera instancia.

Así quedó el Mustang que se llevó por delante un poste en el centro de Merlo.

Así quedó el Mustang que se llevó por delante un poste en el centro de Merlo.

Luego, el auto también golpeó el frente de un comercio que se encontraba cerrado y con las persianas bajas. La postal de ese momento, con el poste encima del capó y parabrisas, se viralizó en las redes sociales en las últimas horas.

Pese a la fuerte colisión, que culminó con buena parte de la trompa del coche destrozada, no hubo víctimas.

El joven que manejaba sufrió algunos golpes y fue asistido en el lugar por personal de Defensa Civil de la Comuna y por los Bomberos Voluntarios.

Las lesiones que sufrió no era de consideración, por lo que no requirió de un traslado a ningún centro de salud. El auto terminó en la Comisaría 1era de Merlo.

El auto de lujo, que 0 km cuesta uno 95 mil dólares, qyuedó estacionado en la Comisaría 1era, de Merlo. Foto: El Círculo.

El auto de lujo, que 0 km cuesta uno 95 mil dólares, quedó estacionado en la Comisaría 1era, de Merlo. Foto: El Círculo.

El Ford Mustang, según precisaron desde la misma empresa, se convirtió en el auto deportivo más vendido durante el último año aún pese a la pandemia por coronavirus. Fueron 80.577 las ventas globales realizadas en 2020 , según el registro más reciente de data de vehículos de IHS Markit.

En la Argentina, el precio del auto es de unos 95.000 dólares aproximadamente.

El modelo GT dispone de una transmisión de diez velocidades y un motor V8 de cinco litros con cuatro válvulas por cilindro y distribución variable.

Esas características le permiten ofrecer una potencia máxima de 466 caballos de fuerza a 7.000 vueltas con un torque máximo de 569 Newton metro (NM) a 4600 revoluciones por minuto.

Tragedia en Tigre

El mismo domingo del episodio en merlo, pero durante la madrugada y en Tigre, otro auto de lujo también conducido por un joven protagonizó un accideente que sí terminó en tragedia.

Joaquín Duhalde Bisi (19), quien estaba al volante de un Audi A4, también perdió el control del rodado -que es propiedad de su padre- en el Camino de los Remeros y mató a dos de sus tres amigos que viajaban junto a él en el vehículo.

El conductor, que sobrevivió al impactante choque contra una columna metálica de señalización y terminó arrancando el guardarrail, manejaba sin registro (se lo habían incautado por no tener al día la Verificación Técnica Vehicular) y con 1,39 gramos de alcohol en sangre, casi el triple de lo permitido por Ley. Permanece detenido tras comprobarse que sólo sufrió heridas leves.

(Visited 2 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas