Connect with us

Politica

Ernesto Clarens: “Hasta el 2010 le entregué a Muñoz no menos de 30 millones de dólares”

Publicado

on

A lo largo de cinco declaraciones en busca de ser arrepentido, Ernesto Clarens detalló cómo era la operatoria de recaudación implementada por los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Parte de esas declaraciones ya habían sido publicadas por este medio pero ahora Infobae accedió al legajo reservado completo  de 167 páginas con todos sus dichos. Para poder convertirse en imputado colaborador, brindó detalles del esquema de cobro de coimas pagadas por las empresas de obra pública durante los gobiernos kirchneristas.

En su primera declaración ante el fiscal Carlos Stornelli, el 17 de agosto, Clarens señaló que le llevó “alrededor de 20 o 25 millones de dólares de la recaudación” de las coimas al ex secretario privado del matrimonio, el hoy fallecido Daniel Muñoz. Esa cifra fue su cálculo hasta el 2010, cuando murió Néstor Kirchner. Sin embargo, fue rectificada por Clarens en sus sucesivas declaraciones, en las que aseguró que no habían sido “menos de 30 millones de dólares” que le había entregado al entonces secretario de los ex presidentes.

Este monto mencionado por Clarens no incluye la recaudación de las coimas en el área de energía y de transporte.

Las entregas fueron en el departamento de la calle Juncal, en el barrio porteño de Recoleta. “La dejaban ahí y, según escuché, los viernes con la recaudación de la semana, subían el dinero en un avión y lo llevaban a Río Gallegos, y luego a la casa en El Calafate donde vivían los Kirchner. Me refirió asimismo (por Muñoz) que en la casa de El Calafate había un escondite en el sótano donde guardaban las cosas. Asimismo me manifestó que en ese lugar no se podía estar por el fuerte olor a tinta“, afirmó ante Stornelli el financista. Pero esa primera declaración fue considerada insuficiente por el juez Claudio Bonadio y el acuerdo no fue homologado en esa oportunidad.

También precisó que “Muñoz iba en avión, no sé si en el Tango o dónde, pero vía aérea seguro. Normalmente se iban los viernes, el destino final era El Calafate, debajo de la casa guardaban el grueso del dinero. Muñoz se quejaba a veces por los montos que llegaba a recaudar por lo escaso de los montos, eran menores porque Vialidad había dejado de pagar en tiempo y forma”.

Daniel Muñoz, ex secretario de Néstor Kirchner, uno de los responsables de llevar el dinero al sur.

Daniel Muñoz, ex secretario de Néstor Kirchner, uno de los responsables de llevar el dinero al sur.

Rico Mc Pato y la araña

A lo largo de sus declaraciones, el financista insistió en que “el dinero era enviado al sur“. También destacó que  Baez lo consultó sobre qué hacer con el dinero. “Yo le dije que comprara activos. De repente supe que compró, a modo de ejemplo, restaurantes, estaciones de servicio, agencia de turismo, campos, estas compras no las registraba en la contabilidad, y creo que estas operaciones no las hacía con dinero propio sino con dinero del matrimonio Kirchner.

En otra de las oportunidades frente al juez y el fiscal, abundó que, según entendía, “el dinero de la obra pública no era suficiente para esas adquisiciones y que podría haber tenido otro origen“, y “Báez haber actuado como prestanombres presidencial”. En ese sentido, aseguró: “Las compras en el sur eran siempre en efectivo. El dinero físicamente se encontraba en Santa Cruz“.

También se explayó sobre los apodos de los ex presidentes. “Se decía que los billetes de Báez con los que pagaba Báez estaban húmedos. Báez decía que Néstor Kirchner era como Rico Mc Pato, por lo mucho que le gustaba el dinero en efectivo“.

También se explayó sobre el trato del ex presidente con quien fuera su “sombra” durante su paso por la Casa Rosada: “A modo de anécdota quiero agregar que un día Muñoz me pidió ir a la cancha de Boca, comenzamos a charlar y ahí me contó que Néstor Kirchner era mala persona y que la esposa era peor, que era una araña. Eso fue al comienzo de la presidencia de Néstor Kirchner. Me contó también que le pegaba, me relató que en una oportunidad estando en el despacho presidencial,  Muñoz cerró la puerta y lo llamó para ordenarle que la vuelva a cerrar pero con suavidad, lo volvió a hacer y aparentemente no fue lo suficientemente suave, para lo cual lo llamó a su presencia y  le dio una trompada“.

Su relación con los empresarios

Sobre su rol, Clarens insistió en que no era él quien definía a quién cobrarle. La recaudación dependía de las obras que le habían sido asignadas a las distintas constructoras de obras viales, mediante el sistema de cartelización coordinado por el empresario por Carlos Wagner, a pedido del ex ministro Julio de Vido.

Asimismo, negó haber “extorsionado” a empresarios para que le paguen. “Jamás me puse yo del lado del gobierno en apretar empresas, con ninguna, todo lo contrario. Venían y me decían ‘no puedo pagar porque no me pagan bien”, yo les respondía ‘pagá lo que puedas’, mientras  había flujo de caja, para estos no iba a pasar nada”.

Se refirió puntualmente a “las manifestaciones de (Juan) Chediak y (Luis) Losi en los medios”.  sobre ellas, dijo: “Me atribuyen haberlos presionado para el pago de sobornos acordados en la camarilla (la Cámara de Empresas Viales), vuelvo a negar que eso haya ocurrido. Por el contrario estaban muy conformesNo fue extorsiva, sino beneficiosa para ellos. Al punto que Chediak me invitó con mi esposa a cenar a su casa en una reunión social, en la que cantó y tocó la guitarra”.

Clarens se refirió, a su vez, a los aportes electorales en negro hechos por los hombres de negocios en 2013. “Fuera de la operatoria referida a la obra pública vial, ese año López me dijo que algunas empresas llevarían dinero para la campaña electroal del kirchnerismo. Por ejemplo, recuerdo en particular: Esuco, Cartellone, Losi, Chediack, Roggio, entre otras. En esa operatoria, le levaban directamente el dinero a (José) López a un departamento cerca del Hotel Faena, en Puerto Madero”. Esas contribuciones por fuera de la ley, según relató, se repitieron en la campaña del 2015.

Cambio de dólares

El financista sostuvo que el dinero que recibía de los empresarios lo cambiaba por dólares  y “se lo entregaba a Muñoz, en el Hotel Panamericano si el monto era chico.  Pero si era un millón de dólares, por ejemplo, me decía ‘llevalo a Juncal, al departamento'”, precisó.

Sobre la operatoria de cambio de divisas, detalló: “(Los empresarios) me pagaban en pesos a partir del cobro de certificiados (de obra). Después salía al mercado a comprar dólares. Mi negocio era el cambio, al principio era cuidadoso pero después conseguía obtener más margen”.

También nombró el corredor con el que operaba. “Generalmente hablaba con un corredor, (Jorge Marcelo) Vallarino, normalmente era en cuevas, y en algunas ocasiones con la mesa de dinero del banco Finansur que hacía de nexo con alguna casa de cambio. En determinado momento, Muñoz me pide que trate de traer euros en billetes de 500 porque ocupaban menos lugar“.

Tras caerse el acuerdo que había firmado con Stornelli el 7 de agosto, Clarens declaró nuevamente el 23 y el 31 de ese mes. También presentó escritos ampliatorios donde fue aportando detalles que dijo ir “recordando”. Recién su declaración del 8 de septiembre logró ser homologada por Bonadio y así se convirtió en arrepentido, lo que le garantizó su libertad durante el proceso. Eso no le valió, sin embargo, evitar ser procesado como miembro de una asociación ilícita comandada por los ex presidentes.

La Rosadita y los euros

El financista negó cualquier vinculación con SGI, la financiera de Federico Elaskar, que pasó a estar controlada en 2011 por gente de Lázaro Báez. “Cuando me dicen que  tengo algo que ver con La Rosadita es mentira, no tenga nada que ver con la Rosadita. De hecho quedó demostrado en todos lados que Báez eligió otra persona. Ni a Fariña ni a ninguno de esos muchachos los conozco”, señaló en relación al sindicado como “valijero” del empresario, al contador Daniel Pérez Gadin, el abogado Jorge Chueco y el ex marido de Iliana Calabró, Fabián Rossi.

“En esa época Báez conmigo estaba enojado. Nunca tuve manejo de las cuentas de Lázaro Báez, de todas las operatorias que hizo. El euro afuera estaba a 1.20 y acá estaba a 1.10, ellos vendían euros y pedían transferencias en dólares para girar afuera. No hay mercado grande en la Argentina para vender tantos euros, para vender en cantidad tenés que esperar un par de días. Acá se cambiaron 60 millones de euros que se dice que hizo la Rosadita, y el mercado argentino no podía soportarlo. A lo sumo puede soportar el cambio de un millón de euros diarios. Esos euros que se cambiaron, no sé de quién eran, no me consta”.

El financista se ocupó de destacar que su relación con el empresario patagónico detenido no era buena. “Tenía diferencias con Lazaro Báez, era desprolijo. No me gustaba el trato que tenía con (el empresario de la construcción santacruceño ya fallecido) Gotti. Yo no quería ser su socio, pensaba que podía obtener cualquier cosa para obtener poder“.

En las posteriores declaraciones, Clarens amplió los detalles sobre el dinero trasladado hacia la provincia de Santa Cruz. Dijo que, incluso, había un custodio que resguardaba lo que los Kirchner ocultaban en el subsuelo de su casa en Calafate. “La plata estaba guardada en archivos de oficina. Me parecía una locura pero a Kirchner le gustaba el efectivo, por eso cuando hablan de cuentas en el exterior, me resulta extraño”, agregó.

Cuentas en el exterior

El financista negó haberle abierto cuentas en el exterior a Néstor y Cristina Kirchner, o a Muñoz. “Si fuera así,  yo se lo diría porque a mí no me suma ni me resta nada. Una sola vez, Muñoz me consultó sobre cómo eran las cuentas afuera, yo le conté pero no me dijo nada más. Yo estaba en Buenos Aires, tenía que recibir la plata de las empresas y convertirlas en dólares, esa era mi función, me tenían ahí, haciendo lo que tenía que hacer y punto. Sí hay una persona que manejaba esas cuestiones. Cuando llegué a Santa Cruz en el año 1995, el que manejaba eso era Eduardo Caffaro, con Aldo Ducler. Nunca supe si Caffaro era empleado de la Gobernación o de Ducler, pero la persona que a Kirchner le manejaba los fondos de afuera era Caffaro. Para hacer algo en el exterior, la persona que Kirchner consultaba era Caffaro. A tal punto, yo voy un día con Merry Lynch a ver a De Vido en Santa Cruz, a ofrecerle los servicios para poder asesorarlo en el manejo de fondos de la provincia, que eran 600 millones de dólares, que para mí era una comisión espectacular. Entonces yo pregunté qué pasaba y Lázaro Báez me dijo: ‘esto lo maneja Caffaro'”.

En su defensa, descartó las versiones periodísticas que lo señalaban llevando dinero en su “novelesca lancha rápida” y sin controles a Uruguay, donde tenía una casa de fin de semana en Carmelo. Para Clarens, esta idea era descabellada ya que siempre iba los fines de semana con su familia desde hace diez años, y que Buenos Aires era una mejor plaza para operar con efectivo que Montevideo.

(Visited 17 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Politica

Alberto Fernández se llevó un gesto público de Macron y espera confirmar el encuentro con Kristalina Georgieva en Italia

Publicado

on

Por

“Francia está a su lado”, aseguró el presidente francés en el Palacio Eliseo. Guzmán mantuvo un encuentro con el FMI.

(París-Enviado Especial) En el cuarto día de la gira por Europea, Alberto Fernández recogió este miércoles el apoyo público de Emmanuel Macron para la postergación del vencimiento de los U$S2.400 millones que el país debe abonar antes de fin de mes con el Club de París, y ahora el Presidente apuesta a encontrarse el viernes cara a cara con Kristalina Georgieva en su objetivo de postergación de pagos.

“Deseamos que Argentina llegue a un acuerdo con el FMI para un programa que restablezca la estabilidad macroeconómica de su país. Sé cuáles son los esfuerzos de su país. Francia está a su lado. Queremos que Argentina hable de forma constructiva con los acreedores del Club de París y vamos a seguir este trabajo juntos, seguiremos conversando”, resaltó el presidente francés en la declaración conjunta que ambos mandatarios ofrecieron a la prensa en el patio central del Palacio Eliseo, después del recibimiento de honor al argentino.

Fernández llegó al mano a mano con Macron -compartieron un almuerzo en compañía de Brigitte Macron y Fabiola Yáñez, que extendería su estadía europea por unos días más- con una cuota de optimismo que, por ahora, se tradujo solo en gestos de su par de Francia, a tres semanas del vencimiento que podría declarar en default al país.

Emmanuel Macron y su esposa Brigitte junto al presidente Alberto Fernandez y su pareja Fabiola Yanez. Foto Presidencia.

Emmanuel Macron y su esposa Brigitte junto al presidente Alberto Fernandez y su pareja Fabiola Yanez. Foto Presidencia.

“Tanto en la negociación con los acreedores privados como con el Club de París y el FMI siempre Francia nos ha acompañado. Vamos a conversar como buenos amigos que somos”, subrayó por su parte el jefe de Estado después de una cálida bienvenida y antes de la despedida, que incluyó carcajadas. Fernández partió directo a la zona reservada del aeropuerto Charles de Gaulle para volar a Roma, la última escala de su gira por Europa.

Para el Gobierno, el gesto público de Macron -que enfrenta una compleja situación política de gobierno, azuzada por el mal humor social en torno a las medidas sanitarias- alcanzó para satisfacer las expectativas, a pesar de que en la antesala del encuentro había un optimismo mayor en la delegación.

Hay un principio de acuerdo“, fue el latiguillo de las horas previas en la comitiva oficial.

Fue la pregunta que gambeteó Martín Guzmán a la salida del hotel Sofitel de Roma mientras empezaba a caer la noche en la capital italiana y la delegación terminaba de aterrizar en el lugar.

“¿Hay principio de acuerdo?”, preguntó Clarín y otros medios en la puerta del lugar. “¿Cómo voy a decir eso?”, contestó el ministro vestido de sport, con los brazos abiertos. “¿Pero les fue bien?”, se insistió. “Sí”, respondió Guzmán mientras apuraba el paso.

“La reunión fue muy buena”, remarcaron en la delegación. Algunas semanas atrás, la secretaria de relaciones internacionales de Economía, una de las tres colaboradores que acompaña al funcionario, había mantenido una reunión técnica con el Club de París.

Atravesado por las internas palaciegas de Buenos Aires -a la misma hora, el PJ bonaerense ventilaba un comunicado con críticas a “la Argentina de los tarifazos”, un mensaje con una crítica encubierta al ministro-, con un cuidado perfil bajo, Guzmán se ubicó junto al Presidente con un rol central en la gira.

El libro que le regaló Emmanuel Macron a Alberto Fernández, durante el almuerzo íntimo que tuvieron con sus parejas.

El libro que le regaló Emmanuel Macron a Alberto Fernández, durante el almuerzo íntimo que tuvieron con sus parejas.

La dedicatoria de Macron a Alberto Fernández, donde destaca la votación sobre el aborto.

La dedicatoria de Macron a Alberto Fernández, donde destaca la votación sobre el aborto.

En línea con el anterior viaje de hace algunas semanas atrás, que incluyó además un paso por Alemania, la estrategia de Guzmán, avalada por Fernández, consiste en conseguir una postergación del pago con el Club de París que vence a fin de mayo a través de un acuerdo “puente” que le permita ganar tiempo mientras continúa las negociaciones con el Fondo Monetario, un tema que despierta tensiones internas en la Argentina.

La Casa Rosada espera, en ese sentido, dos movimientos claves para los próximos días. El encuentro cara a cara de Fernández con Georgieva, que tendría lugar el viernes en el último día del Presidente en Roma, a pesar de que por ahora no hay confirmación oficial, ni desde el organismo ni desde el vocero presidencial. Y la reunión virtual prevista para la próxima semana con la canciller Ángela Merkel.

Alemania tiene una posición de peso no solo en el FMI, si no una decisiva participación en el Club de París. Japón es el otro país con el que Guzmán busca acercar posiciones por su influencia en este último organismo multilateral de crédito.

Alberto Fernandez y Emmanuel Macron durante la conferencia mde prensa cinjunta en París.

Alberto Fernández y Emmanuel Macron durante la conferencia de prensa conjunta en París.

Entre el domingo y el martes, el mandatario ya había conseguir el apoyo verbal del premier portugués, Antonio Costa, y del presidente español, Pedro Sánchez. Con Francia, Italia y Alemania, la Casa Rosada anhela una declaración conjunta de los cinco países.

Fernández había manifestado, tanto en Lisboa como en Madrid, la intención del gobierno de llegar a un acuerdo sostenible con el FMI por la reprogramación de la deuda de los U$S44.000 millones tomados por la administración de Cambiemos. Conseguir, por ejemplo, estirar los plazos de pago, o la eliminación del abono de los sobrecargos que aumentan en 2 puntos la tasa de interés: el monto para este año es de unos U$S952 millones.

Este jueves, Guzmán tendría un nuevo encuentro con directora adjunta del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Julie Kosack, como parte de las reuniones técnicas que vienen manteniendo.

El Gobierno apunta en esa línea al seminario vaticano que el viernes tendrá lugar en la Pontificia Academia de las Ciencias y que le dará a Guzmán otro lugar de privilegio, junto a la directora del FMI y la secretario del Tesoro norteamericano, Janet Yellen. Una funcionaria clave de la administración de Joe Biden. También estará Joseph Stiglitz.

Después de eso, se busca un lugar en la agenda para coincidir con Georgieva. De no concretarse, el Presidente dedicará su estadía del viernes a pasear por Roma.

(Visited 3 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Politica

El Presidente respaldó a Martín Guzmán y da por “terminada” la interna con Federico Basualdo

Publicado

on

Por

Alberto Fernández sostiene al ministro atacado por los K tras la crisis con el subsecretario de Energía. Un viaje a solas en auto y el foco en el FMI.

Vení conmigo Martín“, le dijo Alberto Fernández. El Presidente se apuraba a subir al Mercedes Benz último modelo que lo esperaba en la puerta del hotel que aloja a la comitiva oficial, y que lo trasladaría al Palacio de Belem, la histórica residencia del presidente portugués declarada monumento nacional en el 2007.

Martín Guzmán, que dejó antes de embarcar el sábado por la noche en el aeropuerto de Ezeiza a su peor semana como ministro, se subió al Mercedes junto a Fernández, al filo de las 5 de la tarde hora local, y llegaron juntos a la primera actividad oficial de la gira de cinco días que tiene a Lisboa como primera escala y que incluye, hasta el viernes, Madrid, París y Roma.

El gesto presidencial de subir a Guzmán a su primer traslado oficial -los esperaba Marcelo Rebelo de Sousa en la residencia de Belem- por las calles de una Lisboa amigable y primaveral, que atraviesa desde hace un par de meses un desconfinamiento total por el COVID, coloca al ministro de Economía en un primerísimo plano de una gira enfocada especialmente en la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario primero, y luego con el Club de París.

El papel protagónico de este Guzmán europeo busca contrarrestar el desgaste sufrido por el ministro en la última semana por el rumbo de la política económica, cuyo broche de oro fue la decisión, hasta ahora fallida, de renunciar al subsecretario de Energía, un funcionario de tercera línea que responde directo a La Cámpora, célebre por estos días.

En la comitiva presidencial, el affaire Guzmán-Basualdo fastidia. Se trata, tal vez, de uno de los temas menos agradable de la política doméstica. No solo por los funcionarios en sí: si no por la eterna discusión de liderazgo en el seno de la coalición.

Es un tema terminado. Fue mucho más ruidoso en los medios de comunicación que lo que pasó en verdad. Con Martín hay una intensa agenda de trabajo”, se excusaron en esta ciudad desde el entorno presidencial. A Guzmán, confían en la delegación, cada vez que le mencionan a Basualdo, se le transforma la cara.

Alberto Fernández firmó el libro de visitas antes de la reunión con el presidente de Portugal Marcelo Rebelo de Sousa.

Alberto Fernández firmó el libro de visitas antes de la reunión con el presidente de Portugal Marcelo Rebelo de Sousa.

El debate en Buenos Aires por el aumento en las tarifas de energía eléctrica en la ciudad y el Gran Buenos Aires -el corazón del voto K-, que el ministro pretende saldar con otro aumento más allá del 9% oficializado hace dos viernes a través de la segmentación, todavía sigue latente.

Pero no será Europa el lugar para ponerlo a consideración.

El ministro, que hacia el verano terminó de perder la simpatía que le ofreció Cristina Kirchner en un primer momento con el apoyo a la renegociación de la deuda con los bonistas privados emitida bajo legislación extranjera, llegó a Lisboa enfocado exclusivamente en las tratativas con el Fondo Monetario. A pesar de que la política de subsidios del Gobierno, y sus consecuencias en las cuentas del Estado, está atada a las conversaciones con el organismo multilateral de crédito.

Para el funcionario, la discusión es estrictamente económica. Y no política. Por eso fue acusado hasta por sus propios aliados por la “mala praxis” con la que intentó correr al subsecretario vinculado al riñón del kirchnerismo.

El presidente Alberto Fernández junto a su pare de Portugal Marcelo Rebelo de Sousa. Foto Presidencia.

El presidente Alberto Fernández junto a su pare de Portugal Marcelo Rebelo de Sousa. Foto Presidencia.

Este lunes, Guzmán, que aterrizó en Lisboa con un puñado de colaboradores que lo siguen a sol y sombra, tendrá a media mañana hora local su única reunión en la capital portuguesa por fuera de la agenda presidencial. Se trata del encuentro que mantendrá con João Leão, el ministro de Finanzas del gobierno, un funcionario de peso del que el ministro argentino pretender conseguir respaldo en la renegociación con el Fondo.

Es el rol principal de Guzmán durante esta semana. Leão era el único ministro de las Finanzas con el que no se había entrevistado durante su última gira, antes de que estallara su puja interna con Basualdo, y que lo llevó por Alemania, España, Francia e Italia. “Ahora queremos terminar de cosechar ese trabajo, y obtener el respaldo de los presidentes“, aseguran desde la delegación.

Al cierre de esta edición, el ministro, que Fernández ratificó sin matices por el papel que le dio en este viaje, terminaba de definir el resto de su agenda en Madrid, París y Roma, los tres destinos del charter de Aerolíneas Argentinas alquilado por la Presidencia. A la requisitoria de empresarios en Francia podrían sumarse otras actividades.

El cierre, en Roma, tendrá al ministro que la última semana estuvo en la mira del Instituto Patria frente a frente con Kristalina Georgieva, la directora del Fondo Monetario. En una actividad vaticana bajo el paraguas del Papa Francisco.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Mauricio Macri contó que se vacunó contra el coronavirus en Miami

Publicado

on

Por

El ex presidente se dio la vacuna monodosis de Johnson & Johnson en una farmacia. Había viajado para disertar en un seminario sobre “defensa de la democracia”.

El ex presidente Mauricio Macri contó este domingo en un posteo en su redes sociales que durante su último viaje a Miami, la semana pasada, se vacunó contra el coronavirus. Macri había viajado a los Estados Unidos para disertar en un seminario sobre “Defensa de la Democracia en las Américas” organizado por el Interamerican Institute for Democracy.

Según contó el ex presidente, se inmunizó con la vacuna monodosis que produce Johnson & Johnson. “Estando en EE.UU. pude comprobar que las vacunas se aplican en cualquier lado, desde las playas hasta los centros comerciales, e incluso en las farmacias. Yo mismo me he podido aplicar en una farmacia la vacuna monodosis de Johnson”, escribió en su Facebook.

Según fuentes cercanas al ex presidente, el mandatario se inmunizó el miércoles pasado, un día antes de volver a la Argentina. Lo hizo tras una visita a una farmacia donde tenía que comprar una serie de medicamentos. En esa local inmunizaban contra el coronavirus y decidió averiguar el procedimiento para que le aplicaran la vacuna. “Hizo la cola y cuando le tocó el turno se vacunó. Fue un trámite muy sencillo”, dijeron en su entorno.

Macri hoy tiene 62 años y domicilios en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Por su edad, en ambos distritos ya entraría en el esquema de vacunación. 

Tras la inmunización, según averiguó Clarín, el ex mandatario no tuvo molestias ni los síntomas que a veces aparecen tras la aplicación de las vacunas contra el coronavirus. Como viajó sin su familia, su esposa Juliana Awada no se inmunizó.

En el posteo que escribió en sus redes sociales, Macri aprovechó para cuestionar la estrategia oficial sobre la vacunación y las restricciones que aplicó el Gobierno de Alberto Fernández. “Recordemos que la Argentina podría haber tenido a su disposición millones de vacunas que no supo negociar. Son tiempos complicados para la Argentina y la región. La pandemia expuso la voluntad de muchos gobiernos de manipular el sistema para buscar la impunidad y perpetuarse en el poder (generalmente ambas cosas vienen juntas). Tenemos que estar atentos, defender a la Justicia y no darnos por vencidos, ante nada”.

En el seminario organizado por el Interamerican Institute for Democracy en Miami, de donde regresó el jueves pasado, Macri había apuntado contra el “populismo” en la región. “Azota a nuestro país y al continente. Cercena la libertad de expresión, ataca la independencia del poder judicial y se proclama como defensor del pueblo para justificar todo tipo de atropellos”, dijo.

En su posteo, donde contó que se inmunizó, retomó esas ideas. “Soy muy optimista de que estos gobiernos (populistas), incluso el nuestro, son estertores que no prosperarán, pronto quedarán en el recuerdo por haber expandido la pobreza y la injusticia”.

(Visited 3 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas