Connect with us

Sociedad

En primera persona: Sobreviví al último primer día (UPD) del secundario de mi hija: crónica de una madrugada interminable

Publicado

on

Una cronista de Clarín cuenta su experiencia como madre ante un ritual cada vez más arraigado entre los alumnos que comienzan quinto año.

Ocho de la mañana en punto. Lo que se suponía era el cosquilleo en la panza por el ingreso de mi hija a un nuevo ciclo escolar, esta vez y por el antojadizo UPD (Último Primer Día) del secundario, la ceremonia duró 12 horas y pareció interminable.

Mi hija Avril (con esa “v” que en el hemisferio norte significa comienzo de primavera) nos contó una semana atrás que iría con sus compañeros y casi toda la promoción a la fiesta previa al quinto año. “Nada pasará”, fueron sus cortas palabras.

Con Alejandro, su papá, nos empezamos a preguntar si estaba bien dejarla ir. ¿Te has enterado lo que ocurre en esas fiestas? ¿Sos consciente de que podemos ser multados si llega a haber alcohol? ¿Qué necesidad tienen de pasar toda la noche despiertos? Tuvieron casi tres meses de vacaciones, ¿por qué hacer la fiesta el día previo a empezar el colegio? ¿En qué condición llegarán al aula?

La mayoría de las respuestas apuntaban a “mejor que no vaya” o, al menos, “que vaya un rato y vuelva a dormir a casa”.

No estamos convencidos. Arranca el ida y vuelta de mensajes, los cruces en el WhatsApp de mamis, la consulta con otros padres que ya vivieron la misma experiencia y las averiguaciones sobre el sitio donde será el festejo.

El sondeo nos desanima más. “En la fiesta de Clarita, apenas comenzada, alguien avisó al 911 que había menores tomando alcohol. Llegó la policía y ¡todos a sus casas! Los chicos salieron llorando. Habían pagado más de mil pesos la entrada”, me cuenta mi amiga Mercedes. Jura que su hija no tomó.

En la comuna de San Martín, a media hora de casa, el UPD terminó en una fiesta de excesos: 22 chicos llegaron alcoholizados al colegio, llamaron a sus padres, intervino la Justicia de Faltas. Les hicieron un test de alcoholemia y fueron multadas los adultos a pagar hasta 70 mil pesos (de acuerdo al Código Contravencional de Mendoza, los padres son responsables de las acciones de sus hijos menores).

“La preocupación en la que nos tenemos que focalizar es por qué los chicos necesitan alcoholizarse para festejar y eso hay que visibilizarlo para prevenir”, escucho en la radio a un funcionario de la Dirección de Escuelas. Y entonces leo el chat de mamis, a ver si es cierto que “todos iban”. ¡Sí en quinto año aún existen los chats de mamis! Poco sirve, pero siempre nos enteramos de algo más por ese canal.

Las opiniones, de las pocas mamis que comentan, son todas negativas. “Realmente vergonzoso. Mi hija no irá”, dice tajante una de ellas. Otra consulta: “¿Se quedan a dormir en ese salón? El tema es el alcohol”. La siguiente responde: “Nada de salón ni de estar tomando”, como si le hablara al hijo y no a las madres. Y sigue una tercera: “Que llegan borrachos faltando el respeto a la institución y a los profesores…”

El festejo del último primer día (UPD) de clases se difundió mucho entre los alumnos del secundario en los últimos años. (Foto: Juano Tesone, imagen ilustrativa)

El festejo del último primer día (UPD) de clases se difundió mucho entre los alumnos del secundario en los últimos años. (Foto: Juano Tesone, imagen ilustrativa)

Qué hacer. Cómo permitirles vivir un comienzo de año distinto, el último primer día de la secundaria, el que inicia el año que se supone será el más feliz de su vida escolar. Cómo animarlos a disfrutar del fraterno encuentro con sus compañeros, pero a la vez protegerlos y evitar que salgan dañados. Y pienso en el consejo del psicólogo Mauricio Girolamo: “El buen padre fracasa en el intento”.

Mi hija por primera vez en todo el verano no nos pide plata para una salida. Usó sus ahorros sin chistar y cubrió los 250 pesos de la comida (pizzas y papas fritas) y 150 pesos del traslado que costó el UPD.

El festejo implicó varios meses de preparación: un grupo de padres tuvo que firmar el contrato del salón, conseguir el DJ y un catering para la comida. Otros padres se comprometieron a permanecer en la fiesta para que no estuvieran los 120 estudiantes solos. Organizaron postas como guardias de seguridad para acompañar a los chicos en la noche que pasarían en vela.

Con dudas, le dimos permiso. A las 20 del domingo, arranca el operativo en casa. Exactamente 12 horas antes del ingreso al colegio. Suena el timbre. “Vienen amigas y de acá nos vamos al UPD”, nos dice Avril, con los ojos brillosos y una sonrisa que se sale de su cara. Arranco con los consejos: “No vayas a tomar alcohol, no aceptes el vaso de nadie, no te quedes sola afuera del salón, no hables con extraños….”, la docena de recomendaciones que los padres damos aún cuando ya sabemos que están a punto de alcanzar la mayoría de edad.

Las chicas se visten, se maquillan, preparan sus mochilas (con útiles y una muda más de ropa con uniforme escolar) y salen al encuentro de sus compañeros. Mi última recomendación: “No apagues el teléfono y si podes envíame una foto para saber cómo va la fiesta”. Me mira algo odiosa y me sube el pulgar, como asintiendo.

Nos acostamos. El padre se duerme de inmediato, la mayoría de los hombres tienen esa facilidad. Empiezo a recorrer portales de noticias, ya estoy leyendo los de España. Arranco una serie, pero no puedo concentrarme. A la 1.30 AM, abro el WhatsApp y le escribo: ¿Qué onda la fiesta? Ella responde cortito de nuevo: “Re bien el salón”.

Redoblo la apuesta: “¿No tendrás sueño? Avisame cuando esté terminando, que voy a buscarte y volvés a desayunar a casa”

Mi hija: “Ya pagué el desayuno. Después nos llevan en micro al colegio”.

Me duermo unas horas, vuelvo a desvelarme, miro el teléfono. Nadie ha escrito. Pienso si llevarán cinco horas bailando, si hubo algún incidente, pelea, chicos descompuestos por beber alcohol (se supone que estaba prohibido, pero algunos llevaron) y todo lo posible que ocurre en un boliche.

Empieza a amanecer. Escribo por última vez en el WhatsApp de Avi: “Si en el colegio te da sueño o no te sentís bien, puedo ir a buscarte”.

Silencio de 30 minutos. Suena un mensaje. Es un video: “Más de 100 chicos caminan por las veredas de la avenida San Martín, la principal de la ciudad de Mendoza. Son los futuros egresados 2020. Van cantando y saltando, están eufóricos y aparentemente sobrios”. Respiro profundo y leo: “Todo bien mamá, estamos entrando al colegio”.

(Visited 154 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Portada

Identificaron al presunto ladrón que robó el anillo de Carlos Menem

Publicado

on

Por

El abogado de la familia del ex jefe de Estado aseguró que uno de los enfermeros que lo cuidaba en su domicilio fue el responsable del hurto perpetrado entre el 6 y el 14 de diciembre en su casa de la calle Echeverría en el barrio porteño de Belgrano

En el último tramo de su vida, mientras estaba internado por primera vez en el Sanatorio Los Arcos, el ex presidente Carlos Saúl Menem sufrió el robo de su icónico anillo revestido de oro y una piedra de onix. Lo usaba todo el tiempo, apenas se lo sacaba para dormir, y fue una marca personal durante su mandato presidencial. La Justicia investiga ese hurto ocurrido entre el 6 y el 14 de diciembre en la casa que tenía el ex jefe de Estado en la calle Echeverría, en el barrio porteño de Belgrano.

Tras varias semanas, uno de los tres enfermeros que lo cuidaban fue apuntado como el autor del robo, ocurrido dos meses antes de su muerte el 14 de febrero de 2021Según aseguró a Infobae el abogado de Zulema María Eva “Zulemita” Menem, Diego Storto, el hombre fue identificado y se encuentra “en rebeldía”.

Para sorpresa de todos los que estamos en la querella, cuando el juez instructor levantó el secreto de sumario nos enteramos de esto. Esta persona habría estado charlando y chateando, y aportó los mensajes de WhatsApp al expediente, en los que dice que él tuvo el anillo en su poder y después, no”, dijo Storto.

La causa que investiga el hurto se mantenía bajo secreto de sumario en el Juzgado de Instrucción N°17. Sin embargo, al levantarse este mediodía, el letrado de la familia Menem precisó que habían tomado conocimiento de que una persona se presentó como “el primo” de este enfermero -que está identificado, aunque su nombre permanece en reserva-, y aportó evidencia de que su familiar tendría el anillo.

El anillo robado El anillo robado

“A este muchacho, que está prófugo desde hace tres meses, todavía no han podido notificarlo, ni indagarlo, ni saber dónde reside. Su propio primo hermano, que es personal policial, declaró que tiene dos o tres domicilios, pero que no se encuentra en ninguno. Más tremendo es que cuando el juzgado instructor tomó conocimiento de esto, lo que dispuso es que lo citen recién al otro día a ampliar la declaración testimonial, en vez de pedir la detención inmediata”, advirtió Storto.

El abogado manifestó que la fiscalía N°42, a cargo de Carlos Arturo Velarde “está agotando todo lo necesario para imputar e identificar a los autores” del robo de la preciada pieza. Aunque consideró que existen “ciertas falencias” en el avance de la investigación y apuntó directamente contra el juzgado.

El robo del anillo fue denunciado el 14 de diciembre último, mientras el senador riojano se encontraba internado en el sanatorio Los Arcos, en el barrio porteño de Palermo, y fue alertado por su hija Zulemita y su enfermero personal. El día anterior, Zulemita había solicitado a la custodia personal de su padre que fueran a su domicilio, sobre la calle Echeverría, en Belgrano, para que buscaran algunos objetos personales, entre ellos un estuche de anteojos donde el ex mandatario guardaba el anillo que solía lucir en el anular de su mano izquierda.

Al día siguiente, el enfermero de Menem, que volvía a trabajar luego de tomarse vacaciones, quiso entregarle los anteojos, pero no los encontró, por lo que se dirigió al departamento, donde descubrió que también faltaba su propio teléfono celular. En su denuncia, el hombre precisó que trabajaba como cuidador en el domicilio junto a otros tres enfermeros que habían sido contratados de manera temporal por la obra social prepaga que atendía a Menem, indicaron las fuentes. El fiscal Velarde solicitó una serie de tareas investigativas a la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad para identificar a los sospechosos.

Con los datos recogidos, el fiscal pidió algunas órdenes de allanamiento con la intención de esclarecer el robo que fueron emitidas por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 17, a cargo de Gustavo Pierretti, quien además había decretado el secreto de sumario de la investigación, que este mediodía fue levantado.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Portada

Consejo para quienes se están por jubilar: conviene esperar a marzo para iniciar el trámite

Publicado

on

Por

Por el cambio en los meses que se toman en cuenta para calcular el haber, especialistas recomiendan esperar hasta el mes que viene.

Con la movilidad de los haberes jubilatorios por decreto, durante 2020 no daba lo mismo jubilarse el mes del aumento o el mes anterior. Ahora, con la nueva fórmula vigente, tampoco.

Con el cambio de fórmula se pagan en marzo las variaciones registradas hasta el mes de diciembre último. Con la Ley de movilidad de Macri se tomaba con 6 meses de atraso.

Para corregir este atraso en el cálculo de las remuneraciones se toma en marzo la diferencia de todo un semestre del RIPTE.

Entonces a los nuevos jubilados les toman seis meses para calcular la actualización del salario, pero a los que se jubilan en febrero solo tres. Todo esto no se explica en la Resolución 3/2021 de la Secretaría de Seguridad Socia. Pero los números hablan.

Para dar un ejemplo claro: quien inicia su trámite en febrero, en marzo cobra $80.000. Si inicia su trámite el 1ro de marzo cobrará $84.266.

No tiene lógica alguna: dos trabajadores con la misma cantidad de años de servicio y mismo sueldo deben cobrar lo mismo. Las Leyes deben superar más que un mínimo control de razonabilidad antes de verse publicadas en el Boletín Oficial.

Desde esta misma columna dimos el ejemplo de septiembre pasado, pero ahora no es un aumento por decreto, es la muestra cabal de que “se olvidaron” un trimestre de movilidad a los ya jubilados. https://www.clarin.com/economia/jubilarse-24-horas-diferencia-puede-cambiar-valor-cobrara-mes_0_BxW-egxVa.html

Y esto es sin tener en cuenta que los miembros informantes del Congreso expresaron que con la Ley anterior, hasta los aumentos por decreto, los jubilados tuvieron una pérdida del 19,55%. Seguimos sumando.

Por cierto, la reglamentación establece un tope que no está vigente en la Ley, esto es un exceso reglamentario para pagar menos.

El sistema es burdo. Si un trabajador tenía un salario “alto”, cuando lo actualizan puede dar salarios superiores al máximo de aportes actual y por eso se reduce hasta ese límite.

¿Por qué pasa esto? Se arrastra de años, principalmente en el período 2002 a 2006 dónde no se actualizaba nada, por ello el máximo que se aportaba pasó de $4.800 de la convertibilidad a apenas US$ 1200, hoy está debajo de los USS 900 libres.

Entonces si uno tenía un buen salario hace años, quizás una parte sea descartada a pesar de que la Ley del Congreso dice que la actualización da más de lo que la ANSES finalmente toma en cuenta.

“A confesión de parte, relevo de pruebas” solemos repetir los abogados, será hora que los Jueces enderece lo que el Congreso torció.

(Visited 8 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Portada

El dibujo de una nena de 7 años se convertirá en un mural en memoria del ARA San Juan

Publicado

on

Por

Lo harán en una plaza de La Matanza que lleva el nombre del submarino hundido. El diseño de Zoe Martínez fue elegido con 349 “me gusta” en un concurso organizados por los vecinos que crearon el paseo y lo mantienen.

Un grupo de vecinos de la localidad de Virrey del Pino, partido de La Matanza, decidió llevar a cabo un concurso para pintar un nuevo mural en la plaza “ARA San Juan”, ubicada en la intersección de las calles José María Cortina y Lord Byron, en las cercanías del kilómetro 47 de la Ruta Nacional N° 3.

El concurso consistió en que la gente del barrio enviara sus a través de un formulario que se podía encontrar en la página de Facebook de la agrupación vecinal, y en el caso de no tener una computadora convocaban a depositarlo el dibujo en una urna ubicada en la misma plaza. Los requisitos eran vivir en la zona y seguir la consigna asignada: el homenaje y la conmemoración de los tripulantes del submarino ARA San Juan.

Los diseños fueron divididos en tres categorías: menores de 12 años, entre 12 y 21, y mayores de esa edad. Los primeros puestos de cada categoría, elegido en base a los “Me Gusta” que consiguieron, recibieron un premio de $1.000, y el diseño más votado de los tres será pintado en la plaza por un muralista profesional.

Se recibieron propuestas hasta el 23 de enero, y el martes 9 de febrero fue el día límite para manifestar el apoyo a cada propuesta en las redes y se definieron los tres ganadores.

La pequeña Zoe en la entrega de premios, junto a Brian Jauretche y José Ramos, dos jóvenes que también tuvieron decenas de votos de la gente.

La pequeña Zoe en la entrega de premios, junto a Brian Jauretche y José Ramos, dos jóvenes que también tuvieron decenas de votos de la gente.

El primer puesto de la categoría mayores de 21 fue el dibujo de Brian Jauretche, con 36 “Me Gusta”. En la categoría 12 a 21 se impuso el de José Ramos, con 245 “Me Gusta”. Pero la sorpresa llegó en la categoría menor a 12 años, en la que la pequeña Zoe Martínez, de apenas 7 años y con una abrumadora mayoría de 349 “Me Gusta” ganó el concurso. Su creación ahora pasará a embellecer el lugar.

En el dibujo de Zoe se puede ver el submarino emergiendo del mar, con una bandera argentina flameante. Arriba, a la derecha, está el escudo que representaba a la nave y al frente se muestra una estrofa del poema “Juan del mar”, escrito en honor a los tripulantes:

“Cúbranme de plegarias
Entre cuentas de rosarios
Allí donde yace mi osario
En lo profundo del mar”.

El miércoles 10 de febrero los ganadores de estos tres primeros puestos fueron convocados a la plaza, donde recibieron su premio, y en las próximas semanas un muralista pintará el diseño de Zoe en la plaza.

Los vecinos se reúnen los miércoles para cuidar el espacio que crearon y al que le pusieron ARA San Juan: está a la espera de que el Concejo Deliberante lo oficialice.

Los vecinos se reúnen los miércoles para cuidar el espacio que crearon y al que le pusieron ARA San Juan: está a la espera de que el Concejo Deliberante lo oficialice.

El nombre de la plaza fue elegido en 2018, en conmemoración de los 44 tripulantes del submarino de la Armada Argentina que desapareció el 15 de noviembre de 2017 y fue hallado el 17 del mismo mes del año siguiente a 907 metros de profundidad. El homenaje fue votado por los vecinos y presentado en el Concejo Deliberante, donde todavía no fue aprobado oficialmente. Sin embargo, en el barrio ya se refieren al lugar con este nombre y hasta se encargaron de poner sus propios carteles indicándolo.

La plaza tiene arcos de fútbol y aros de básquet, además de algunas sillas, mesas, y árboles donados y plantados por los vecinos, que se organizan a través del grupo de Facebook “Vecinos Unidos por la plaza Ara San Juan (del km 47)” para cuidar y mantener el lugar.

El diseño de Jose Ramos, primer puesto de la categoría 12 a 21 años.

El diseño de Jose Ramos, primer puesto de la categoría 12 a 21 años.

Todos los miércoles se reúnen allí para llevar a cabo actividades recreativas, cuidar y poner en valor el espacio que todos los vecinos comparten. La organización vecinal también se hace cargo de organizar concursos, rifas y diversas actividades que promueven la cohesión de la comunidad, y se encargan de llevar reclamos al gobierno municipal para que este tenga un rol más activo en el lugar.

“Estamos solicitando mesas, bancos, zanjeo, juegos para los chicos y que venga una cooperativa a colaborar con nosotros para cortar el pasto, pero hay muchas otras cosas para hacer. Nosotros somos vecinos voluntarios que trabajamos gratuitamente para la plaza, hacemos jornadas de trabajo los días miércoles y ponemos carteles, pintamos y cuidamos el lugar”, cuenta Silvia, una de las vecinas y organizadoras del grupo.

El diseño de Brian Jaureche, primer puesto de la categoría mayor a 21 años

El diseño de Brian Jaureche, primer puesto de la categoría mayor a 21 años

A pesar de los esfuerzos, la plaza frecuentemente sufre actos de vandalismo que causan un enorme daño para la comunidad, pero desde la organización vecinal no dejan que las acciones de quienes definen como “un grupo minoritario que viene a romper lo que nos queda” los desmotive.

Vecinos haciendo el cartel que indica el nombre elegido por voto popular, aunque todavía no oficializado

Vecinos haciendo el cartel que indica el nombre elegido por voto popular, aunque todavía no oficializado

“Hemos pasado por varios hechos delictivos, rompieron las mesas, y recientemente prendieron fuego una parte del predio. En diciembre pusimos un arbolito de Navidad que había sido donado y también lo desarmaron, y así sucesivamente. Pero nosotros seguimos adelante, lo que se rompe se arregla, y siempre tratamos de concientizar a la gente para que no dañe la plaza, porque no es nuestra; un espacio para todos” explica Natalia, otra integrante de la organización vecinal.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas