Connect with us

Internacional

“En la Amazonía hay una ausencia total de la ley”: la selva tropical tras el primer año de Bolsonaro

Publicado

on

En un año, perdió 9.600 km2 de bosque; una cruda prueba de lo mal que le va a la región, bajo el mandato del nuevo gobierno brasileño.

Durante meses, nubes negras habían cubierto el cielo sobre la selva tropical mientras equipos de trabajo se abrían paso en ella quemándola y talándola. Ahora había llegado la temporada de lluvias, dando a la jungla un respiro y una visión más clara del daño sufrido por el mundo.

El cuadro que surgió fue cualquier cosa menos tranquilizador: la agencia espacial brasileña informó que en un año se habían arrasado más de 9.600 kilómetros cuadrados de la Amazonía: a la selva tropical más grande del mundo le habían arrancado una zona casi del tamaño del Líbano.

Quema de tierras para el pastoreo. (Victor Moriyama/The New York Times)

Quema de tierras para el pastoreo. (Victor Moriyama/The New York Times)

Fue la pérdida de selva tropical brasileña más grande de la última década y una cruda prueba de lo mal que le va a la Amazonía, una importante defensa contra el calentamiento global, en el primer año de Brasil bajo el gobierno del presidente Jair Bolsonaro.

Este ha prometido abrir la selva tropical a la industria y dar marcha atrás con las medidas de protección, y su gobierno ha llevado esto a la práctica recortando fondos y personal para debilitar el cumplimiento de las leyes ambientales. Ante la ausencia de agentes federales, han avanzado olas de leñadores, rancheros y mineros, envalentonados por el presidente y ansiosos de satisfacer la demanda mundial.

La deforestación se ha disparado, aumentando casi 30% respecto del año anterior.

“Esto confirma que en la Amazonía hay una ausencia total de ley”, dijo respecto de estos datos Carlos Nobre, climatólogo de la Universidad de San Pablo. “Los delincuentes ambientales se sienten más y más empoderados”.

Advirtió que la Amazonía pronto podría cruzar un punto de inflexión y comenzar a autodestruirse. “Las fuerzas de seguridad han llegado al mínimo de eficacia en una década”, añadió. “Es una advertencia preocupante para el futuro”.

El gobierno de Bolsonaro ha dado cierto asentimiento al combate contra la tala ilegal, pero el presidente ha reafirmado su posición de siempre de desdén por el trabajo de conservación. Una vez dijo que la política ambiental de Brasil “sofocaba al país”; durante la campaña prometió que “ni un centímetro cuadrado” de tierra estaría reservada para los pueblos indígenas; y el mes pasado restó importancia a los datos oficiales sobre deforestación.

De su postura han tomado nota en la frontera de la Amazonia, donde la selva tropical se transforma en tierra para el ganado, la soja y otros cultivos en un proceso que puede ser turbio, a veces ilegal y con frecuencia violento.

El humo trepa hacia el cielo detrás de un rebaño de ganado, en União Bandeirante. (Victor Moriyama/The New York Times)

El humo trepa hacia el cielo detrás de un rebaño de ganado, en União Bandeirante. (Victor Moriyama/The New York Times)

“La deforestación y los incendios siempre han sido un problema, pero esta es la primera vez que ocurren gracias al discurso y las actividades del gobierno federal”, dijo Marina Silva, quien como ministra de Medio Ambiente a mediados de los 2000 aplicó severas medidas contra la actividad ilegal en la Amazonia, contribuyendo a una reducción del 83% de la deforestación de 2004 a 2012.

Alrededor de 2014, Brasil comenzó a caer en una profunda recesión, y la deforestación empezó a aumentar en tanto los productores rurales y las empresas forestales buscaban nuevas tierras para explotar. La Amazonia, a la que durante siglos se recurrió en busca de árboles de caucho, minerales y tierra fértil, era el lugar obvio a donde ir.

Las agroempresas, siempre una fuerza importante en Brasil, obtuvieron aún más poder económico y político: ahora representan casi un cuarto del PBI del país, y la región amazónica contiene establecimientos de soja, minas de oro y hierro y haciendas con más de 50 millones de cabezas de ganado.

Estas industrias encontraron un aliado en Bolsonaro, legislador de extrema derecha y pro-mercado antes de llegar a la presidencia el año pasado. Su gobierno, dijo Silva, “no lucha para preservar una política empresarial ambiental”.

La deforestación empezó a crecer antes de que Bolsonaro asumiera su cargo en enero. Para el apogeo de la estación seca de julio y agosto, algunos expertos temían que las empresas forestales y los rancheros, que usan el fuego para preparar la tierra para los cultivos y las pasturas, estuvieran despejando la Amazonía con total impunidad.

Sus incendios atrajeron la atención internacional, en especial cuando se difundieron online las imágenes de la selva en llamas, árboles chamuscados y un cielo oscurecido por el humo sobre la ciudad más grande de Brasil, San Pablo, situada 2.900 kilómetros al sudeste de la selva tropical. Se detectaron más de 80.000 incendios desde comienzos de año, de acuerdo con los datos del gobierno.

Los incendios dieron lugar a una gran crisis diplomática para Bolsonaro, enfrentándolo con una reacción mundial de los políticos, varias celebridades y la opinión popular. Francia amenazó con bloquear un importante acuerdo comercial, y Noruega y Alemania detuvieron las donaciones para proteger la selva tropical.

Una granja ganadera en una zona deforerstada por incendios cerca de Porto Velho. (Victor Moriyama/The New York Times)

Una granja ganadera en una zona deforerstada por incendios cerca de Porto Velho. (Victor Moriyama/The New York Times)

Al principio Bolsonaro se mostró desafiante, pero luego movilizó a las fuerzas armadas para hacer frente a las llamas y dictó un decreto que prohibía los incendios en el Amazonas durante 60 días. El furor llegó a tal punto que las empresas brasileñas se preocuparon por el posible impacto. “¿Nuestra imagen se vio perjudicada? Sí. ¿Podemos recuperarla? Sí. El gobierno tiene que alinear su discurso con lo que el mundo quiere”, dijo Blairo Maggi, productor multimillonario de soja y ex ministro de Agricultura conocido como el Rey de la Soja.

“Los productores rurales, las asociaciones y la industria tendrán que rehacer lo que se perdió”, señaló. “Retrocedimos diez pasos; tendremos que trabajar para volver a donde estábamos”.

Las personas que trabajan la tierra han expresado sentimientos contradictorios respecto de la deforestación. Para algunos, los incendios son una doble amenaza porque escupen un humo peligroso y destruyen una selva que siempre les ha dado sustento. Para otros, los incendios crean puestos de trabajo muy necesarios, tanto más valiosos en el contexto de una economía brasileña aletargada.

La avanzada hacia la Amazonía también se ha visto impulsada por la demanda externa. Cada año, Brasil exporta casi 15 millones de toneladas de soja, gran parte de la cual va a China​, y más de 6.000 millones de dólares de carne vacuna, más que cualquier otro país de la historia. Los establecimientos ganaderos dan cuenta de hasta el 80% de la tierra deforestada en la Amazonía, según la Escuela de Silvicultura y Estudios Ambientales de Yale.

Grandes empresas de carne vacuna y soja han tenido que pagar multas de millones de dólares por comprar materias primas provenientes de tierras deforestadas ilegalmente, pero es difícil hacer cumplir tales normas.

Una plantación de soja, cuyos dueños usaron incendios para expandir sus tierras de cultivo.  (Victor Moriyama/The New York Times)

Una plantación de soja, cuyos dueños usaron incendios para expandir sus tierras de cultivo. (Victor Moriyama/The New York Times)

La semana pasada, el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, dijo que las autoridades necesitaban una nueva estrategia para detener la tala y la minería ilegales, pero no ha delineado un plan.

Y pese al tono más conciliador adoptado por Salles y hombres de negocios como Maggi, Bolsonaro nuevamente expresó una visión agresiva y nacionalista de la Amazonia, diciendo que la selva tropical es un recurso para ser explotado.

La semana pasada, acusó falsamente al actor Leonardo DiCaprio de financiar los incendios en la región, y durante meses también ha desechado la preocupación de los pueblos indígenas respecto de las invasiones crecientes de las madereras y las mineras a las tierras protegidas, aun cuando los grupos indígenas le han reclamado al gobierno protección de la creciente violencia.

Muchos ambientalistas culpan directamente a Bolsonaro por el aumento de la deforestación, haciendo referencia a que despidió a funcionarios clave del principal ente regulador ambiental, IBAMA, y su negativa a apoyar las operaciones contra la tala.

“Si el gobierno federal no cambia en profundidad su postura en esta cuestión”, dijo Mauricio Voivodic, director ejecutivo de WWF Brasil, la deforestación “crecerá aún más el próximo año, haciendo que el país retroceda treinta años en lo que hace a protección de la Amazonía”.

El futuro de esta selva podría depender de que eso ocurra, con graves implicancias para el calentamiento global.

La selva tropical almacena un volumen enorme de dióxido de carbono, que es liberado a través de los incendios. De enero a julio, la deforestación y los incendios en la Amazonía brasileña liberaron entre 115 millones y 155 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono –aproximadamente el total del estado de Carolina del Norte- según un análisis del Centro de Investigación Woods Hole e IPAM-Amazônia.

“Los datos de deforestación de los últimos tres meses también muestran un aumento muy marcado”, dijo Nobre, el climatólogo.

Tala de madera en Bosque de Caxiuanã, en Pará, Brasil. (Victor Moriyama/The New York Times)

Tala de madera en Bosque de Caxiuanã, en Pará, Brasil. (Victor Moriyama/The New York Times)

Los científicos también advierten que décadas de destrucción han llevado a la selva cerca de un punto de inflexión en el cual una menor cantidad de precipitaciones y estaciones secas más largas convertirían la mayor parte de ella en una sabana.

Según las investigaciones de Nobre, el punto de inflexión probablemente se alcance en el 20% al 25% de deforestación en toda la cuenca del Amazonas o incluso antes, dependiendo de la velocidad del cambio climático​. No hay una medida exacta de deforestación en los nueve países por los que se extiende el Amazonas, pero muchos investigadores creen que ya se ha perdido aproximadamente el 17% de la selva.

Si las cifras de este año representan una aceleración de ese proceso o una excepción respecto de esa tendencia sólo se hará evidente el próximo verano, cuando vuelva la estación seca.

Hablando con los periodistas el mes pasado, Bolsonaro predijo que el humo volvería con ella. “La deforestación y los incendios nunca se terminarán”, dijo. “Es algo cultural”.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Twitter y Facebook bloquean videos de campaña de Donald Trump por afirmaciones falsas sobre el coronavirus

Publicado

on

Por

El presidente de los Estados Unidos afirmó en una entrevista televisiva que los niños eran inmunes al Covid.

Twitter bloqueó de forma temporal este miércoles la cuenta oficial de la campaña del presidente estadounidense, Donald Trump​, porque contenía una entrada con afirmaciones falsas sobre la COVID-19.

La publicación en cuestión incluye el video de una entrevista el miércoles por la mañana de Trump con Fox News, en que el presidente asegura que los niños son “prácticamente inmunes” al coronavirus.

“El tuit original de @TeamTrump viola las normas de Twitter sobre desinformación de la COVID-19, y hemos requerido que se elimine”, tuiteó el portavoz de la red social, Nick Pacilio.

El tuit del vocero de Twitter sobre el video de Donald Trump.

El tuit del vocero de Twitter sobre el video de Donald Trump.

La cuenta de la campaña borró después la entrada y, desde entonces, ha vuelto a publicar en la red social.

Horas antes, Facebook había borrado por razones similares una entrada de la página de Trump con el mismo video. “Este vídeo incluye afirmaciones falsas de que un grupo de gente es inmune a la COVID-19, lo que es una violación de nuestras normas sobre desinformación maliciosa de la COVID-19″, dijo al The Washington Post un portavoz de Facebook.

“Desaparecerá. Desaparecerá. Las cosas desaparecen. No me cabe ninguna duda que desaparecerá”, dijo Trump durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, cuando EE.UU. se acerca a los 5 millones de casos y supera los 158.000 muertos, siendo así el país más castigado en el mundo por la pandemia.

Desde la llegada del virus a Estados Unidos, Trump ha insistido en varias ocasiones en que desaparecerá, al tiempo que la crisis social, económica y sanitaria en el país que preside se agrava por momentos.

El mandatario también aprovechó su comparecencia casi diaria ante los medios para defender la apertura de escuelas de aquí unas semanas para el inicio del curso, lo que se ha convertido en la última discordia entre la Casa Blanca y algunos de los gobernadores que quieren mantener medidas más estrictas.

Para ello, el presidente insistió en su teoría de que los niños son casi inmunes al virus, por lo que no hay peligro con la reapertura de escuelas.

“Por el motivo que sea, los niños manejan muy bien el virus chino, y puede que se contagien pero si se contagian no tiene demasiado impacto en ellos”, dijo Trump.

“Son capaces de deshacerse de él (del virus) con mucha facilidad y es algo increíble porque con algunas gripes se enferman mucho y tienen problemas con gripes y tienen problemas con otras cosas”, añadió.

Con información de agencias.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus en Brasil: más de 51.000 nuevos casos y 1.400 nuevas muertes

Publicado

on

Por

Brasil es el segundo país del mundo más afectado por la enfermedad, solo detrás de Estados Unidos.

El último informe del Ministerio de Salud de Brasil detalló que en la última jornada se reportaron 51.152 nuevos casos y 1.400 víctimas fatales. Desde que comenzó la pandemia se registraron 2.859.073 infectados, y un total de 97.256 fallecidos.

Pese a que varias regiones del país avanzan en el proceso de reactivación de sus economías, las muertes y los casos por Covid-19 continúan con una media diaria que supera el millar de víctimas y los 46.000 contagios.

Según la cartera de Salud, hay otros 3.500 habitantes que son monitoreados y cerca de 750.000 bajo acompañamiento.

La cifra de recuperados, en tanto, supera los 2,02 millones, entre ellos, el mismo presidente Jair Bolsonaro, quien hace una semana superó la enfermedad, pero que tiene en cuarentena a 8 de sus ministros y a su esposa, que dieron positivo en la última semana.

Brasil es el segundo país del mundo más afectado por la enfermedad, solo detrás de Estados Unidos.

Ante el fuerte avance de la pandemia y la multiplicación de casos, el país empezó a buscar variantes para su combate y, como parte de esa tarea, el ministro de Salud, general Eduardo Pazuello, recibió este miércoles a defensores de la ozonoterapia, consistente en aplicar ozono por vía rectal, como parte de un posible tratamiento.

Pazuello recibió a una delegación encabezada por la titular de la Sociedad Brasileña de Ozonioterapia Médica, María Emilia Serra, el diputado Giovani Chierini, del Partido Liberal, hizo pública la foto del encuentro.

En la reunión con directivos de hospitales y responsables del ministerio se discutió el inicio de una investigación para aplicar la ozonoterapia a enfermos de Covid-19.

Pazuello asumió el cargo en junio luego de que sus dos antecesores renunciaran por negarse a dar luz verde al presidente Bolsonaro a permitir la aplicación de cloroquina e hidroxicloroquina a enfermos de coronavirus, pese a que no tiene efectividad avalada por la ciencia.

Bolsonaro es blanco de un pedido de investigación en el Congreso sobre las partidas presupuestarias utilizada para que el Ejército fabrique en sus laboratorios dosis de cloroquina.

La reunión en Salud ocurrió un día después de que el intendente de la ciudad portuaria de Itajaí, en el estado sureño de Santa Catarina, fronterizo con Misiones, propusiera oficialmente adoptar la aplicación de ozono en el ano como medida de tratamiento a los pacientes enfermos del nuevo coronavirus.

El alcalde Volnei Morastoni, del Movimiento de la Democracia Brasileña (MDB), es médico pediatra y homeópata, y propuso la aplicación de ozono pese a que esta medida no es avalada por la ciencia.

El Consejo Federal de Medicina informó que no hay evidencias científicas de que la ozonoterapia, una técnica supuestamente útil para aumentar el flujo sanguíneo, tenga resultado para la Covid-19.

(Visited 3 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Internacional

Las explosiones en Beirut dejaron más de 100 muertos y siguen buscando entre los escombros

Publicado

on

Por

Las autoridades de Líbano apuntan que la magnitud de lo sucedido puede deberse a la explosión de una gran cantidad de fertilizante depositado durante seis años en un almacén en el puerto.

El conteo es interminable. En el momento de la publicación de esta nota, más de 100 personas perdieron la vida y unas 4 mil sufrieron todo tipo de heridas. Las imágenes son dantescas y conmocionantes. Muchas, no resisten su publicación. La explosión que sacudió los cimientos de una de las ciudades más importantes de Medio Oriente en la tarde del martes 4 de agosto despertó todo tipo de especulaciones sobre su origen. Mientras tanto, Beirut -la golpeada Beirut– continúa temblando. Todo el Líbano, también.

La mega explosión se originó en un depósito donde desde hacía seis años se guardaba material altamente explosivo confiscado a un barco que tenía como procedencia África. Las autoridades libanesas revelaron poco después del estallido que allí había 2.750 toneladas de nitrato de amonio, un compuesto químico altamente inflamable que se utiliza para fabricar fertilizantes y explosivos (como por ejemplo el poderosísimo Amatol, creado mediante la mezcla de TNT y nitrato de amonio). De hecho, este es el ingrediente preferido de los grupos terroristas al momento de construir bombas caseras. La sombra de Hezbollah sobrevuela la capital libanesa.

La capital libanesa, declarada ciudad “siniestrada”, se despertó conmocionada tras estas explosiones, de tal potencia que fueron registradas por los sensores del Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS) como un terremoto de magnitud 3,3. Pero incluso, fue comparada con la bomba atómica arrojada sobre Hiroshima hace 75 años, el 6 de agosto de 1945. La explosión habría tenido una magnitud de 3 kilotones, una quinta parte de lo que fue aquella bombardeada en Japón hacia el final de la Segunda Guerra Mundial.

Cinco imágenes seleccionadas por el equipo de imágenes de Infobae, muestran cómo una gran porción de Beirut quedó en ruinas. Devastada. Arrasada. Las fotografías fueron tomadas por reporteros gráficos de las agencias de noticias internacionales Associated PressEFE AFP.

En el epicentro de la explosión, cuya onda de choque se sintió hasta en la isla de Chipre, a más de 200 kilómetros de distancia, el panorama seguía siendo apocalíptico: los contenedores parecen latas de conserva retorcidas, los coches están calcinados, el suelo, alfombrado de maletas y papeles que salieron disparados de las oficinas cercanas.

La escena de la mega explosión que golpeó el puerto de Beirut, Líbano. Allí puede verse cómo quedaron los silos que estaban junto al depósito incendiado donde comenzó la tragedia (Foto AP / Hussein Malla)

La escena de la mega explosión que golpeó el puerto de Beirut, Líbano. Allí puede verse cómo quedaron los silos que estaban junto al depósito incendiado donde comenzó la tragedia (Foto AP / Hussein Malla)

Un helicóptero del ejército libanés sobrevuela las ruinas del puerto de Beirut donde ocurrió una gran explosión. El primer ministro Hassan Diab, en un breve discurso televisado, hizo un llamamiento a todos los países y amigos del Líbano para que brinden ayuda. a la pequeña nación, diciendo:

Un helicóptero del ejército libanés sobrevuela las ruinas del puerto de Beirut donde ocurrió una gran explosión. El primer ministro Hassan Diab, en un breve discurso televisado, hizo un llamamiento a todos los países y amigos del Líbano para que brinden ayuda. a la pequeña nación, diciendo: “Estamos presenciando una verdadera catástrofe”. (Foto AP / Hussein Malla)

Una vista aérea muestra el inmenso daño hecho a los silos de granos del puerto de Beirut y el área a su alrededor. La explosión mató al menos a 100 personas e hirió a más de 4,000 (Foto por - / AFP)

Una vista aérea muestra el inmenso daño hecho a los silos de granos del puerto de Beirut y el área a su alrededor. La explosión mató al menos a 100 personas e hirió a más de 4,000 (Foto por – / AFP)

Las secuelas de la explosión de ayer en el puerto de Beirut, capital de Líbano. Los rescatistas trabajaron durante la noche después de que dos explosiones enormes arrasaron el puerto de la capital libanesa (Foto por Anwar AMRO / AFP)

Las secuelas de la explosión de ayer en el puerto de Beirut, capital de Líbano. Los rescatistas trabajaron durante la noche después de que dos explosiones enormes arrasaron el puerto de la capital libanesa (Foto por Anwar AMRO / AFP)

Equipos de rescate buscaron sobrevivientes en Beirut por la mañana después de que una explosión catastrófica en el puerto sembró la devastación en vecindarios enteros, matando a más de 100 personas, hiriendo a miles y sumiendo al Líbano en una crisis más profunda (Foto por Anwar AMRO / AFP)

Equipos de rescate buscaron sobrevivientes en Beirut por la mañana después de que una explosión catastrófica en el puerto sembró la devastación en vecindarios enteros, matando a más de 100 personas, hiriendo a miles y sumiendo al Líbano en una crisis más profunda (Foto por Anwar AMRO / AFP)

El epicentro de la explosión. El miércoles el panorama seguía siendo apocalíptico: los contenedores parecen latas de conserva retorcidas, los coches están calcinados, el suelo, alfombrado de maletas y papeles que salieron disparados de las oficinas cercanas (Foto AP / Hussein Malla)

El epicentro de la explosión. El miércoles el panorama seguía siendo apocalíptico: los contenedores parecen latas de conserva retorcidas, los coches están calcinados, el suelo, alfombrado de maletas y papeles que salieron disparados de las oficinas cercanas (Foto AP / Hussein Malla)

Las secuelas de la explosión de ayer en el puerto de Beirut el 5 de agosto de 2020 (Foto por Anwar AMRO / AFP)

Las secuelas de la explosión de ayer en el puerto de Beirut el 5 de agosto de 2020 (Foto por Anwar AMRO / AFP)

El silo en escombros después de la mega explosión de tres kilotones en el puerto de Beirut, Líbano (Foto AP / Hussein Malla)

El silo en escombros después de la mega explosión de tres kilotones en el puerto de Beirut, Líbano (Foto AP / Hussein Malla)

Una vista aérea muestra el daño masivo hecho a los silos de granos del puerto de Beirut y el área de influencia. Los equipos de rescate continúan buscando entre los escombros (Foto por Anwar AMRO / AFP)

Una vista aérea muestra el daño masivo hecho a los silos de granos del puerto de Beirut y el área de influencia. Los equipos de rescate continúan buscando entre los escombros (Foto por Anwar AMRO / AFP)

Una imagen realizada con un teléfono móvil muestra una vista general del área del puerto con humo que se eleva desde un área de una gran explosió (EFE / EPA / WADEL HAMZEH)

Una imagen realizada con un teléfono móvil muestra una vista general del área del puerto con humo que se eleva desde un área de una gran explosió (EFE / EPA / WADEL HAMZEH)

Los rescatistas trabajaron durante toda la noche después de que dos explosiones enormes arrasaron el puerto de Beirut, matando a más de 100 personas e hiriendo a miles (Foto por Anwar AMRO / AFP)

Los rescatistas trabajaron durante toda la noche después de que dos explosiones enormes arrasaron el puerto de Beirut, matando a más de 100 personas e hiriendo a miles (Foto por Anwar AMRO / AFP)

En las horas siguientes a la explosión, los videos que pudieron ver en redes sociales mostraban chispas y luces dentro del humo que se elevaba, justo antes de la explosión masiva. Eso probablemente indica que hubo fuegos artificiales involucrados, dijo Boaz Hayoun, propietario del Grupo Tamar, una firma israelí que trabaja estrechamente con el gobierno israelí en temas de seguridad y certificación relacionados con explosivos. “Antes de la gran explosión, puedes ver en el centro del fuego, puedes ver chispas, puedes escuchar sonidos de palomitas de maíz y puedes escuchar silbidos”, dijo Hayoun The Associated Press. “Este es un comportamiento muy específico de los fuegos artificiales, las imágenes, los sonidos y la transformación de una combustión lenta a una explosión masiva”.

La nube blanca que acompañó a la gran explosión parecía ser una nube de condensación, a menudo común en explosiones masivas en condiciones húmedas que pueden seguir las ondas de choque de una explosión. Las nubes anaranjadas también siguieron al poderoso estallido, probablemente por el gas tóxico de dióxido de nitrógeno que se libera después de una explosión que involucra nitratos.

Los expertos generalmente determinan el poder de la explosión midiendo el cráter dejado atrás, que parecía masivo en imágenes aéreas tomadas el miércoles por la mañana por la AP. La explosión de Beirut, basada en la explosión, del cráter y las ventanas de vidrio a una distancia considerable, explotó con la fuerza equivalente a detonar al menos 2.2 kilotones de TNT, calculó Sim Tack, analista y experto en armas de la firma de inteligencia privada con sede en Texas Stratfor. Expertos consultados por el diario inglés DailyMail lo situaron en 3 kilotones.

Día de duelo nacional

El primer ministro, Hasan Diab, decretó para este miércoles un día de duelo nacional y prometió que los responsables “rendirán cuentas”. El gobierno apunta a un cargamento de nitrato de amonio almacenado “sin medidas de precaución” en el puerto.

“Es inadmisible que un cargamento de nitrato de amonio, estimado en 2.750 toneladas, se halle desde hace seis años en un almacén, sin medidas preventivas. Esto es inaceptable y no podemos permanecer en silencio sobre este tema”, declaró el primer ministro ante el Consejo Superior de Defensa, según declaraciones citadas por un portavoz en rueda de prensa.

El nitrato de amonio es una sal blanca e inodora que se utiliza como base para muchos fertilizantes nitrogenados en forma de gránulos, aminonitratos, altamente solubles en agua. Pero también se usa para fabricar explosivos y ha causado varios accidentes industriales.

Muchos países propusieron ayuda al Líbano, sobre todo Francia, que envía el miércoles varias toneladas de material sanitario. El presidente Emmanuel Macron anunció en Twitter el envío de un destacamento de seguridad civil y “varias toneladas de material sanitario” a Beirut. Estados Unidos también ofreció ayuda, al igual que Alemania, que cuenta con miembros del personal de su embajada en Beirut entre los heridos. Incluso Israel ofreció “ayuda humanitaria y médica” a su vecino libanés, con el que se halla todavía técnicamente en guerra.

(Visited 34 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas