Connect with us

Educación

El profesor rebelde que convirtió a Salta en el semillero del Instituto Balseiro

Publicado

on

Daniel Córdoba nació en Jujuy pero es conocido como “Daniel Salta”. Tiene 55 años, riega su pasión por la física en tierras norteñas, donde asegura que se cocinan las empanadas más ricas del mundo. Sus amigos lo suelen catalogar con una frase típica: “Es muy duro para las blandas y muy blando para las duras” y él, por su parte, responde como siempre, en silencio y con una sonrisa a media asta. “A diferencia de los físicos que son de pocas palabras, yo charlo hasta por los codos”, suelta relajado. Está acostumbrado a pasearse por los límites, a galopar las fronteras; disfruta de las oscuridades, educa desde los bordes. Desde siempre corrió en forma paralela al sistema educativo hasta que un buen día consiguió “hackearlo” como usualmente hacen los jóvenes para acceder a los films, videojuegos y otros contenidos en las profundidades de la web. Rebelde y sin pedir permiso, se burló del tiempo y de las formalidades. Solo se divierte con los pibes, pero mientras tanto todos aprenden y… vaya que aprenden.

“Alumnos salteños ganaron las primeras olimpiadas en Física”; “Primer joven salteño al mundial de Física 2010”; “Los salteños arrasaron con el medallero de Física”; “No somos unos genios, somos pibes comunes que logramos apasionarnos”; “Los salteños copan el Balseiro”; rezaban los titulares de los diarios locales hace poco menos de una década. “Física al alcance de todos” es el título que lleva el taller, devenido en orgullo provincial. Fue bautizado de ese modo gracias a la ocurrencia de un amigo de Daniel tras advertir que, al poco tiempo de iniciado, no solo asistían aquellos estudiantes que buscaban participar de las olimpiadas sino también los que tenían dificultades con la materia. “El nombre viene de los soviets, donde circulaban libros del estilo: ‘Cocina al alcance de todos’; ‘Química al alcance de todos’. Había uno que me llamó la atención particularmente ‘Colisiones al alcance de todos’… parecía un chiste. ¿Quién entiende así, de un modo tan sencillo, qué es una colisión atómica?”, señala con un dejo de ironía. Y apunta encendido: “Ese es el problema de la divulgación actual. Nuestros referentes hacen parecer que la ciencia es muy fácil, pero en ningún momento le cuentan a los pibes lo difícil que es estudiar y aprender, el esfuerzo que hay que poner, las veces que hay que convivir con la frustración. Las vocaciones científicas no se capturan con espejitos de colores”.

Aunque hoy es un taller exitoso, de concurrencia masiva y muy popular, los inicios no fueron tan auspiciosos. A principios de los ’90 nació del riñón del colegio que depende de la Universidad Nacional de Salta (UNSa). “Como no había surgido por iniciativa de la propia institución lo practicábamos de manera clandestina. Venían chicos a los cuales les costaba la física, entonces, trataba de enseñarla de un modo distinto al que se hacía habitualmente”, dice. Y continúa: “Siempre me interesó comenzar mis clases a partir de una historia. A los chicos les gusta porque festejemos las metidas de patas y los errores; solo las equivocaciones nos recuerdan nuestra humanidad”, reflexiona.

Así, de contrabando, cuando los pibes descuidan la retaguardia, Daniel incrusta de lleno una fórmula, como si de una estocada al centro del cerebro se tratara. “Antes que nada los pibes tienen que entender los fenómenos, por qué ocurren las cosas, la historia de los problemas, las ideas, los fracasos, las controversias. Recién después vienen los cálculos y las ecuaciones”. ¿La clave? A diferencia de lo que sucede con las instituciones de enseñanza formales, en el taller los ritmos no están prestablecidos. “El tiempo escolar no coincide con el tiempo de aprendizaje. Nunca tuve que rendir cuentas a nadie, esa fue la principal ventaja. Los docentes, en general, somos presas de un famoso triángulo: debemos cumplir con el libro de temas, revisar la carpeta de los alumnos y la planificación y todo ello junto aplaca la curiosidad de los alumnos”, asegura. Del primer grupo, que no eran los típicos “bochos” o “nerd”, salieron los primeros pibes que participaron de las Olimpiadas de Física. En la actualidad, uno es investigador del Conicet, otro es neurocientífico y trabaja en Canadá y el restante es médico. En 1995, la Universidad comenzó a utilizar internet y, un tiempo después, a través del famoso buscador AltaVista Daniel extrajo múltiples ejemplos de ejercicios. “Se logró tal ingeniería, tal ida y vuelta, que a mediados de 1990 ingresó nuestro primer estudiante al Instituto Balseiro. El objetivo nunca había sido formar físicos de primer nivel, las competencias por los ingresos a lugares de elite era una excusa para que todos los que asistieran pudieran conocer la ciencia”, describe. Sin embargo, con el primer resultado positivo y las mieles de la recompensa por el esfuerzo refrendado vino la mala noticia.

“Como el taller no estaba institucionalizado nos debimos trasladar, me desplazaron del colegio y empecé a trabajar directamente en la Universidad con solo dos o tres alumnos. Me decían que era elitista, cuando en realidad participaban todos”, admite. La voz se fue corriendo y, pronto, muchas personas empezaron a asistir cada sábado al curso. Primero empezaron en un aula chiquita, luego necesitaron una más grande y, por último, fue tal la cantidad que solo cupieron en el anfiteatro. “Había dos guardias que me conocían, jugaba a la pelota con ellos. Sabían que era docente y cuando iba los sábados me daban la llave. No sabían, por supuesto, que no tenía permiso en la UNSa, de hecho, me habían impedido dar este taller paralelo. No tenía sueldo; con mis ayudantes, los pibes más grandes, teníamos un acuerdo tácito: ellos me ayudaban con los chicos más pequeños y yo los preparaba aparte para ingresar al Balseiro”, comenta.

Con el tiempo, el 23% de los postulantes que ingresaban al prestigioso Instituto eran salteños, “¡1 de cada 4!, ¡Una locura”, exclama de alegría. “Observábamos los gráficos de ingresos y veíamos que Salta estaba al tope con pibes de la UBA, la UNLP, la UNC, es decir, de instituciones donde relativamente hay dinero. Parecíamos la mosca en la leche. Nosotros tenemos barrios carenciados por todos lados, nuestros pibes pasan hambre y nadie puede entender cómo califican en los mejores lugares. Acá vienen de todos los sectores sociales y ello genera un aprendizaje muy lindo para todos”, plantea. Un día, uno de los jóvenes había ingresado al Balseiro y le agradeció muy conmovido. Daniel pensó que era por su apoyo y la preparación para el examen, pero el adolescente le dejó una enseñanza: “Te agradezco mucho porque gracias a vos le perdí el miedo a la gente”. Vivía en un country y, desde “la burbuja”, no tenía la más pálida idea acerca de cómo eran las otras realidades de sus compañeros. No obstante, la anécdota bisagra vino más adelante. En otra ocasión, el profesor se encontró en la calle a uno de sus alumnos, era vendedor ambulante. “No puedo ir más a clase porque no me alcanza el dinero para viajar desde mi casa a la Universidad, pero me encanta la física”, le dijo. Entonces, Daniel le ofreció hacerse cargo del transporte ($5 en ese momento) con tal de que no abandonase el curso. Después de unos años, aquel estudiante representó a Argentina en dos mundiales de Física.

Desde hace unos años, Física al alcance de todos dejó la clandestinidad. Las autoridades universitarias descubrieron el curso porque los diarios salteños reflejaban que un montón de pibes ingresaban al Balseiro y a otros institutos de primer nivel y nadie sabía cómo. “Algo se olfateaba porque los viernes me llevaba un montón de tizas e instrumentos de geometría y nadie entendía muy bien porqué”, confiesa. Ahora que es oficial, cada cuatrimestre, las inscripciones se completan en tan solo dos horas. “Si bien antes no tenía un mango, porque al no ser oficial nadie me pagaba, solo me preocupaba por enseñar física. Ahora que es legítimo hay dinero que nos ayuda para seguir adelante, pero también hay trabas. A veces paso más tiempo en reuniones que en las aulas y a mí me apasiona lo segundo. Es donde más cómodo me siento”, comenta Daniel.

El taller fue distinguido por el Ministerio de Educación de la Nación, la Cámara de Diputados de la Provincia, el Senado de la Nación y el Concejo Deliberante de Salta. Recibió reconocimientos de centros educativos y fundaciones de todos los colores aunque recién este año obtuvo el más importante, el Doctor Honoris Causa de la UNSa. De hecho, está en marcha una tesis doctoral que analiza el fenómeno de la divulgación científica a partir del ejemplo de su trabajo. Así, Daniel se convirtió en objeto de estudio y la libretita en la que acostumbraba a anotar todas las emociones que veía en los pibes y le permitía reconocerlos en la clase siguiente con facilidad, devino en bibliografía obligatoria. Recientemente, a un alumno que hoy se destaca por una gran carrera científica en el exterior le preguntaron: ‘¿Entendiste física a la primera clase?’ ‘No’. ‘¿Y a la segunda?’ ‘¡Menos!’ ‘¿Y a la décima?’ ‘¡Tampoco!’ ‘Entonces, ¿por qué te quedaste?’ ‘Porque necesitaba saber por qué no entendía. Si el profesor explicaba con tanta pasión, me estaba perdiendo algo que evidentemente valía la pena”. Y su testimonio llenó de emoción al profe: “Si no los engancho, el sábado siguiente no vuelven al taller. Tengo que ser capaz de venderle hielo a los esquimales”.

El enigma final: ¿habrá más Danieles en Argentina? Córdoba está convencido de que las autoridades se reúnen para cambiar los planes de estudio pero que nadie se pregunta por lo más importante, el cómo se enseña. Afirma, en este sentido, que lo fundamental para los docentes es saber transmitir emociones: “Los chicos están necesitando una proyección, volver a pensar en futuros posibles, sentir que pueden”, concluye.

(Visited 72 times, 1 visits today)

Educación

Soledad Acuña insistió en denunciar militancia en las aulas y no se disculpó por sus dichos contra los docentes

Publicado

on

Por

La Ministra de Educación de la Ciudad aseguró que la polémica es en realidad un intento por sacarla de su foco.

Lejos de disculparse por sus declaraciones, la ministra de Educación de la ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, volvió a la carga contra los docentes a los que acusó de utilizar las aulas para hacer militancia política. Esta vez, y con la intención de matizar sus más que polémicas declaraciones, Acuña aseguró que no se trata de la mayoría de los docentes pero que sí “hay un grupo de personas que lo usan como un espacio de militancia”.

Nada dijo sin embargo sobre el mote de “fracasados” que le indilgó a los docentes ni del supuesto poco “capital cultural” que le aportarían a las aulas al provenir de estratos sociales bajos.

“Como lo dije en la carta que se hizo pública, estoy convencida de que la mayoría de los docentes entendemos la escuela como un lugar para enseñarles a los chicos a pensar y no para que piensen lo que quieren los maestros, pero también hay un grupo de personas que lo usan como un espacio de militancia”, aseguró Acuña al referirse este martes en conferencia de prensa a sus polémicas declaraciones.

Consultada por el resto de la conversación que mantuvo con el también macrista diputado nacional Fernando Iglesias que se viralizó rápidamente en las redes por el inusitado ataque de la ministra de Educación a los docentes, Acuña evitó cualquier atisbo de pedido de disculpas y atribuyó el escándalo a “un intento por sacarla de su foco”.

Acuña había asegurado días atrás que quienes eligen ser docentes son “cada vez más grandes de edad, que eligen la carrera docente como tercera o cuarta opción luego de haber fracasado en otras carreras” y, peor aún, dijo también que pertenecen a niveles socioeconómicos bajos que “en términos de capital cultural” tienen menos para ofrecer en el aula. También invitó a los padres a denunciar a los docentes ante posibles casos de “bajada de línea”.

Tras sus polémicas declaraciones desde distintos sectores políticos, gremiales y organizaciones sociales y de Derechos Humanos exigieron al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta un pedido de disculpas que todavía no llegó. Incluso algunos reclamaron el apartamiento de Acuña de su cargo.

(Visited 12 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Educación

Habilitan la vuelta a clases presenciales en las universidades

Publicado

on

Por

Las actividades podrán retomarse bajo ciertos protocolos que deberán establecer las autoridades sanitarias de cada provincia y de la Ciudad de Buenos Aires.

El Gobierno nacional habilitó este viernes el retorno de las actividades presenciales en universidades e institutos, cumpliendo un protocolo y lineamientos generales que garanticen las medidas de cuidado de los trabajadores y estudiantes ante la pandemia por coronavirus.

Así se estableció a través de la Decisión Administrativa 1995/2020 que lleva la firma del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y del ministro de Salud, Gines González García, que fue publicada hoy en el Boletín Oficial.

“Establécese que en el marco del protocolo marco y lineamientos generales para el retorno alas actividades académicas presenciales en las universidades e institutos universitarios, aprobado por la Resolución del Ministerio de Educación 1084 del 8 de agosto de 2020, este revisará y prestará conformidad a los planes jurisdiccionales para el retorno de las actividades”, indica el artículo 1 de la norma.

Asimismo establece que “con la conformidad del ministerio de Educación, la efectiva reanudación de las actividades académicas presenciales en Universidades e Institutos Universitarios será decidida por las autoridades provinciales y de la ciudad de Buenos Aires, quienes podrán suspender las actividades y reiniciarlas conforme la evolución de la situación epidemiológica”.

Las actividades presenciales podrán reanudarse “conforme los protocolos que en cada caso establezcan las autoridades sanitarias locales” y, entre esas medidas de cuidado, se encuentran “la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio de COVID-19”.

En tanto, los desplazamientos de las personas “deberán limitarse al estricto cumplimiento de las actividades exceptuadas por la presente“, indica la disposición.

Por su parte, los institutos y universidades “deberán garantizar las condiciones de higiene y seguridad establecidas por la jurisdicción para preservar la salud de sus trabajadoras, trabajadores y estudiantes”.

La medida indica además que los gobernadores y el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires “decidirán la efectiva reanudación, pudiendo suspender las actividades y reiniciarlas en el marco de sus competencias territoriales, en virtud de las recomendaciones de la autoridad sanitaria local, y conforme a la situación epidemiológica y sanitaria”.

En tanto, el personal directivo, docente y no docente y los estudiantes que asistan a las actividades académicas presenciales “quedan exceptuados de la prohibición del uso del servicio público de transporte de pasajeros urbano, interurbano e interjurisdiccional, según corresponda y a este solo efecto”.

No obstante, en los considerandos, se recomienda que el transporte público “solo sea empleado cuando no se cuente con medios alternativos”.

La medida se conoce el mismo día en que el Gobierno nacional se prepara para anunciar la continuidad de la cuarentena que tendrá como máxima novedad la posibilidad de nuevas aperturas y del paso del Aislamiento al distanciamiento social en algunos distritos, entre los que podrían estar la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

(Visited 17 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Educación

Cómo es el calendario escolar 2021 que quiere imponer el gobierno nacional frente a la postura de CABA

Publicado

on

Por

Los plazos se acordarán el miércoles en una sesión del Consejo Federal de Educación. El gobierno porteño ya anticipó que comenzará antes las clases

La proyección del ciclo lectivo 2021 desató un nuevo contrapunto entre el gobierno nacional y la administración porteña. La intención del ministro de Educación Nicolás Trotta es sostener el inicio de las clases en marzo, mientras que su par de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, busca adelantarlo a febrero.

La propuesta de calendario escolar a nivel nacional establece el comienzo de las clases el lunes 1° de marzo y fija el cierre para el viernes 17 de diciembre. En el medio, las vacaciones de invierno serían desde el lunes 12 de julio hasta el viernes 23.

El próximo miércoles, en el marco de una nueva sesión del Consejo Federal de Educación (CFE), los ministros de todas las provincias acordarán el calendario. No obstante, más allá de los límites, siempre son las jurisdicciones las que fijan sus fechas de acuerdo a sus realidades. Por eso, es posible que surjan diferencias de pocos días entre los distritos, en especial en sus recesos invernales.

“En general se toman las pautas propuestas por el CFE. Vamos a acompañar, pero eso no significa hacerlo exactamente igual. Nosotros establecemos nuestro propio calendario escolar como corresponde a cualquier provincia de acuerdo a su contexto y necesidades. Lo que se aprueba es un marco general de recomendaciones que por supuesto acompañaremos”, explicaron los ministros provinciales consultados.

La única jurisdicción que se desmarcará de ese esquema es la Ciudad de Buenos Aires. Su ministra Acuña ya anticipó que pretenden empezar dos semanas antes, el miércoles 17 de febrero, con el objetivo de volver a generar una rutina escolar después de un año completo sin clases presenciales a raíz de la pandemia.

El ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, y su par porteña, Soledad AcuñaEl ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, y su par porteña, Soledad Acuña

“Me extraña que el Gobierno de la Ciudad haya salido por los medios a poner una fecha antes de discutirlo en el marco del Consejo Federal. Son los que hablan siempre de institucionalidad. Sería bueno que en vez de pensar en los titulares de los medios, lo hagan en coordinación con el sistema para sumar certidumbre a las familias. No se puede proyectar un regreso sin conversar con la provincia de Buenos Aires. Están en contacto permanente y afecta directamente a ambos lados de la General Paz”, le dijo a Infobae el ministro Trotta, que tuvo reuniones con casi todos los titulares de las carteras provinciales en las últimas semanas.

En la modalidad de cursada también hay distintas miradas entre Nación y Ciudad. El gobierno porteño trabaja sobre la hipótesis de que será posible volver en forma absolutamente presencial desde febrero.

“Las decisiones no están tomadas en el aire, tenemos evidencia de otras experiencias en otros países, que están siendo positivas; no es una aventura, no es ‘ver qué pasa’. Sabemos que es mejor, que se puede hacer y que están más seguros los chicos en la escuela, y que también sirve para recuperar lo que se perdió este año”, aseguró Acuña en diálogo con radio La Red. Si el nivel de contagios no lo permite, agregó, sí apostarán por un modelo híbrido que combine algunos días de cursada presencial y otros días virtual.

Al respecto, Trotta se mostró más cauto. “Tenemos que ser responsables con lo que decimos para no generar confusión. Hoy es imposible proyectar un regreso 100% presencial porque no se sabe en qué situación epidemiológica estaremos. Lo que sí podemos confirmar es que el inicio a clases es presencial. Después habrá que definir qué intensidad tiene la presencialidad según el momento de la pandemia que atraviese cada jurisdicción”, planteó.

Tal como estaba previsto, el ciclo lectivo vigente terminará en diciembre. Solo los estudiantes que terminan la secundaria tendrán un ciclo de complementación que se extenderá entre febrero y abril de 2021, con la idea de reforzar los contenidos y dar un cierre presencial a la escolaridad obligatoria.

De cara al año que viene, el Gobierno pretende atender uno de los pedidos de Ctera. El gremio solicitó que se priorice a los docentes dentro de los grupos que serán los primeros en recibir la vacuna contra el coronavirus una vez que esté disponible.

(Visited 35 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas