Connect with us

Sociedad

El parque solar más alto del mundo se llama Cauchari, está en la Puna y ya genera energía

Publicado

on

Es también el mayor parque fotovoltaico de América del Sur. Sus ingresos llegan a US$ 50 millones. Y pelea por su ampliación.

Desde la ruta 52, el corredor bioceánico que une a Chile con Paraguay por los caminos de la Puna, sorprenden manchones negros. A 4.020 metros de altura, en Cauchari, sucede lo impensable: unos 960.000 paneles solares conforman el parque fotovoltaico más alto del mundo y el mayor de América latina superado por poco por el de Aguas Calientes, México. Cauchari se despliega sobre 800 hectáreas rodeado de cerros colorados con vetas amarillas y verdes.

Acaba de cumplir su primer año de funcionamiento y abrió la puerta a la transformación de la radiación solar en 315 megawatts de potencia, que se vuelcan al sistema nacional y que equivalen a la energía de toda la ciudad de Jujuy. En plata significan US$ 50 millones anuales para la provincia que el gobernador Morales encontró rápidamente destino en la construcción de 239 escuelas.

Por cierto, Cauchari atravesó todo tipo de vicisitudes desde que el Eximbank chino aprobó el préstamo de US$ 331,5 millones. Pero allí está aprovechando la mejor radiación solar del planeta, de acuerdo al físico Martín Albornoz. No podía ser de otra manera, Cauchari significa vínculo con el sol. Cuentan con 260 días de sol en el año, no hay smog y las bajas temperaturas ayudan a preservar los paneles.

Felipe Albornoz, presidente de Jemse la empresa pública jujeña propietara de Cauchari
foto: Daniel Acosta

Felipe Albornoz, presidente de Jemse la empresa pública jujeña propietara de Cauchari foto: Daniel Acosta

El parque fue posible por esa financiación china atada a la compra de los paneles que salieron desde Shangai y llegaron al puerto de Buenos Aires en 2.500 contenedores. En la que fue una hazaña logística nunca vista en esta región del mundo, se trasladaron a la Puna en camiones de gran porte, hicieron falta otros 15 camiones manipuladores, dos grúas de 10 toneladas, además de lo que implicó la construcción de un campamento para 1.700 personas. Valió el esfuerzo: evita la emisión anual de 780 mil toneladas de dióxido de carbono.

Uno de los primeros en ser convocados fue Guillermo Guiralt. Este ingeniero de 48 años egresado de la UTN es uno de los mayores expertos mundiales en parques solares. Estuvo en el arranque de los de Italia, España, Portugal, Francia, Rumania, Bélgica, Dubai, entre otros países. Construyó unos 3.200 Megawats de energía solar, casi la mitad de lo que consume toda la Argentina. “Estaba en Milán y me vinieron a ver. No lo dudé un instante era un alto desafío”, dice ironizando con la altura de Cauchari. Y estuvo desde el instante cero, en 2019.

En la obra, que se hizo a todo vapor, trabajaron unas 1.200 personas entrenadas y provenientes de las localidades vecinas. Ahora hay 60 técnicos operando un parque en el que los paneles tienen seguidores solares y van girando hacia la luz del sol. Los paneles se limpian dos veces por año, cuentan con garantía de uso por 25 años y se calcula la vida útil del parque en 40 años.

La ubicación fue elegida en función de una línea eléctrica trazada en los 90 para venderle electricidad a Chile. Y esa línea es la que transporta la energía del parque.

Cauchari pertenece a Jemse (Jujuy Energía y Minería, Sociedad del Estado) una empresa estatal creada por el gobernador peronista Fellner en 2011 y a la que el radical Gerardo Morales le dio un nuevo impulso. Felipe Albornoz, 43 años, es el presidente de Jemse que cobija otras actividades como la minería, centros de desarrollo tecnológico y la creación de zonas francas. Albornoz señala que el parque Cauchari, tras pagar el préstamo a los chinos, dejará en 20 años unos US$ 600 millones a la provincia. Cammesa, la administradora del Mercado Mayorista Eléctrico, les compra la energía. Actualmente paga US$ 60 el mega-watt, “un precio razonable y a lo sumo se atrasa unos 60 días en el pago”, confía Albornoz.

En este momento la secretaría de Energía de la Nación debe tomar la decisión de ampliar el parque: los chinos aportarán otros US$ 200 millones y con esa nueva capacidad generarán con 400.000 paneles adicionales energía como para alimentar las necesidades de toda la provincia de Jujuy.

Guillermo Hoerth es el presidente del parque Cauchari y destaca la importancia de la política pública en hacer de Jujuy una provincia verde. Asegura que así se coloca a la Argentina en el camino de las energías renovables en el que ya no hay marcha atrás. Hoerth afirma que sobra plata para esos desarrollos. “Hay que cambiar la matriz energética, el mundo está reduciendo aceleradamente las emisiones que se generan con los combustibles fósiles. Tenemos una gran oportunidad”, sentencia. A su lado, Mario Pizarro, secretario de Energía provincial, habla de los pueblos solares, como Susques que junto a otras cuatro comunidades ya son autosuficientes con energía limpia. En breve se suman otros tres.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Visitadas

Estacion del Valle 96.3