Connect with us

Politica

El kirchnerismo ahora amenaza con el juicio político a todos los integrantes de la Corte

Publicado

on

El diputado nacional Leopoldo Moreau no sólo respaldó la ofensiva contra Carlos Rosenkrantz, sino que apuntó contra el resto de los miembros del máximo tribunal

Luego de presentar un pedido de juicio político contra el presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, el kirchnerismo redobló la apuesta y apuntó este lunes contra el resto de los integrantes del tribunal al asegurar que la conformación actual del cuerpo “está agotada”. La ofensiva surge en medio de la polémica por los jueces que investigaron a Cristina Kirchner y fueron desplazados por el gobierno nacional, cuya situación es analizada por el principal órgano del Poder Judicial a través de un per saltum que fue admitido la semana pasada.

“Yo creo que el juicio político lo que plantea es un escenario de discusión. Esta es una Corte agotada que juega al truco más que apoyarse en decisiones jurisprudenciales. Es una Corte que está institucionalmente muy degradada y jurídicamente no tiene el nivel de otros tiempos”, planteó el diputado nacional Leopoldo Moreau en diálogo con Ernesto Tenembaum en radio Con Vos.

Llamativamente, para cuestionar a los integrantes actuales del tribunal el legislador -integrante del núcleo duro K en la Cámara baja- resaltó la figura del fallecido Carlos Fayt, un juez al que el oficialismo enfrentó y presionó para que renunciara durante los gobiernos de Cristina Kirchner.

“Yo tenía diferencias enormes con Fayt, pero la verdad que jurídicamente era un tipo impecable. Ni hablar de Argibay y de Zaffaroni. Yo veo que esta Corte está muy por detrás de esos niveles”, introdujo Moreau.

Y enumeró: “Veo una Corte con dos señores que aceptaron ingresar por decreto (en alusión a Rozenkrantz y Rosatti). Elena Highton de Nolasco tiene vencido su mandato y a diferencia de Zaffaroni que renunció y se fue, tiene un fallo a su favor… Lorenzetti ha tenido actitudes disruptivas permanentemente y se sacaba fotos con Moro (juez brasileño que investigó la corrupción en el gobierno). Y Maqueda, sobre quien tengo un gran respeto personal, está en una especie de zona de confort”.

Leopoldo Moreau quiere iniciarle juicio político a todos los magistrados de la Corte Suprema. En la foto, aplaude junto a Cristina KirchnerLeopoldo Moreau quiere iniciarle juicio político a todos los magistrados de la Corte Suprema. En la foto, aplaude junto a Cristina Kirchner

Para entender los alcances de la polémica, hay que retrotraerse a una decisión adoptada por el Senado -que conduce Cristina Kirchner- y avalada por el presidente Alberto Fernández: el desplazamiento de tres magistrados que en mayor o menor medida habían participado en casos de corrupción contra ex funcionarios K. Ante esa jugada, los tres jueces afectados (Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli) presentaron diversos recursos judiciales. Uno de ellos, el per saltum, un instrumento que permite saltar instancias e ir directamente a litigar a la Corte Suprema.

La ofensiva del kirchnerismo contra el máximo tribunal se inició el 25 de septiembre, cuando se esperaba una resolución de los ministros sobre el per saltum que finalmente fue habilitado el martes 29. La diputada del Frente de Todos Vanesa Siley presentó un proyecto de resolución para promover el juicio político contra Rosenkrantz.

En el texto del proyecto de resolución 5039-D-2020, el oficialismo pide investigar a Rosenkrantz “por mal desempeño y eventuales delitos en el ejercicio de sus funciones, de conformidad con lo que dispone el artículo 53 y concordantes de la Constitución Nacional”.

“Rosenkrantz obstruye el pleno ejercicio de los derechos y garantías constitucionales. Sus compromisos políticos y económicos con corporaciones y personas vinculadas a la responsabilidad civil en la última dictadura militar están frenando el tratamiento de causas”, publicó la diputada en sus redes sociales.

Rápidamente, la Casa Rosada trató de despegarse de la jugada. Habló de una iniciativa de carácter individual de Siley. Sin embargo, la irrupción mediática de este lunes de Moreau ratifica que no se trató de un plan airado, sino de un movimiento en bloque de diputados que responden a Cristina Kirchner contra los cinco integrantes del tribunal.

La Casa Rosada intentó despegarse de la ofensiva contra la Corte durante el fin de semana. Este lunes Moreau ratificó que no fue una jugada aislada de una diputadaLa Casa Rosada intentó despegarse de la ofensiva contra la Corte durante el fin de semana. Este lunes Moreau ratificó que no fue una jugada aislada de una diputada

Según explicó Moreau, el juicio político a Rosenkrantz surge porque no se expide sobre un caso vinculado a la familia Blaquier. “Sus familiares más íntimos forman parte de la Fundación y se debería haber excusado, no solo no lo hizo, sino que lo tiene congelado”, argumentó.

A la par, cree que existe una suerte de judicialización permanente de todos los actos de gobierno con el objetivo de no permitir que el Poder Ejecutivo ejecute la agenda prometida en las elecciones del año pasado a los ciudadanos. Esa estrategia -de acuerdo a la visión de Moreau- pone sobre discusión el rol de la Corte que muchas veces “neutraliza las facultades y la legitimidad que le ha dado el resultado” de los comicios al Frente de Todos.

“Todas las discusiones sobre el funcionamiento de las instituciones hay que darlas, haya o no un escenario de dificultad económica. Muchas veces esas dificultades económicas están vinculadas al desempeño de las instituciones. Si vos ganás las elecciones y la Corte te va a frenar tus políticas a pesar de que están legitimadas con el voto popular… No es la primera vez que le quieren dar un lugar institucional de esta naturaleza a la Corte”, analizó.

(Visited 22 times, 1 visits today)

Politica

Alberto Fernández y Jair Bolsonaro dialogarán para acercar posiciones tras 12 meses de frío diplomático

Publicado

on

Por

El presidente argentino se comunicará telefónicamente con su par brasilero para hablar sobre las relaciones bilaterales y el rol de la Organización de Estados Americanos (OEA), entre otros puntos

Este primer contacto oficial se producirá tras casi un año de un frío trato diplomático sobre todo porque ambos gobiernos mantienen visiones opuestas sobre temas como el manejo de la pandemia de coronavirus, la crisis que afecta a Venezuela, el rol de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la importancia global del Acuerdo de París sobre cambio climático.

El encuentro remoto entre ambos mandatarios apunta a rendir tributo a la reunión histórica que mantuvieron Raúl Alfonsín y José Sarney hace 35 años en Foz de Iguazú, como paso previo a la creación del Mercosur. En esa época Alfonsín y Sarney decidieron encontrarse en la frontera de ambos países para avanzar con la creación de un foro regional que debería incluir también a Paraguay y Uruguay.

El canciller argentino Felipe Solá trabajó en silencio para diseñar este cónclave diplomático que era resistido a la vez por Alberto Fernández y Bolsonaro. Solá estuvo en contacto reservado con su colega brasileño Ernesto Araújo y durante semanas diagramaron una agenda protocolar para cumplir las pretensiones de la Casa Rosada y del Palacio de Planalto. También Daniel Scioli, embajador argentino en Brasil desde agosto, fue tejiendo redes para acercar a los dos mandatarios.

Será el primer diálogo oficial entre ambos mandatariosSerá el primer diálogo oficial entre ambos mandatarios

Fernández tiene profundas diferencias ideológicas con Bolsonaro. No comparte su mirada sobre la crisis en Venezuela, el papel institucional de la OEA, la elección de un presidente estadounidense en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la importancia del tratado de París sobre el Cambio Climático. El jefe de Estado argentino, además, jamás perdonará a Bolsonaro que su hijo, Eduardo haya agredido en Twitter a Estanislao Fernández.

Bolsonaro también tiene asimetrías ideológicas con Alberto Fernández. Considera que lidera un gobierno populista, que intenta mantener en el poder a Nicolás Maduro pese a la crisis social y política de Venezuela y que detenta una posición alejada de la realidad cuando defiende al multilateralismo y el tratado de París. Tuvieron también duros cruces sobre el manejo de la pandemia de COVID-19, ya que Brasil nunca apostó por el aislamiento preventivo o las cuarentenas y es una de las naciones con mayor cantidad de víctimas fatales. Además, durante la campaña presidencial en Argentina de 2019, Bolsonaro apoyó a Mauricio Macri y criticó duramente a la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner. Y una vez que el Frente de Todos llegó a la Casa Rosada, el líder brasileño continuó con su postura crítica.

La derrota de Donald Trump frente a Joseph Biden en las elecciones en Estados Unidos facilitó este acercamiento. Porque para el presidente argentino un nuevo período geopolítico asoma en la región y el Mercosur, como bloque, puede jugar un papel preponderante. Alberto Fernández ya avanzó en esta etapa de relaciones exteriores con el sorpresivo almuerzo con su par de Uruguay, Luis Lacalle Pou, en la Estancia Anchorena, de la ciudad uruguaya de Colonia, el 19 de noviembre.

Ahora Fernández buscará un modo de convivencia diplomática con Bolsonaro. Su intención es relanzar el Mercosur,acelerar el acuerdo histórico con la Unión Europea y plantear a la futura administración de Biden que el plegamiento regional a la agenda de Trump ya es una instancia superada. Según su evaluación, si Biden apuesta al multilateralismo el Mercosur no debería quedar al margen.

Alberto Fernández comenzó a profundizar las relaciones exteriores con los países vecinosAlberto Fernández comenzó a profundizar las relaciones exteriores con los países vecinos

En 1985 cuando Alfonsín y Sarney sentaron las bases para el nacimiento del Mercosur estaban inmersos en un escenario de infinita desconfianza geopolítica. Pasaron 35 años y la relación bilateral sufrió vaivenes de importancia. Desde el Gobierno argentino ya hubo varios gestos para reactivar la actividad del bloque. Las exportaciones argentinas a Brasil cayeron 31,2% en la comparación interanual entre enero y agosto y por primera vez en tres décadas Brasil dejó de ser el principal socio comercial de Argentina y ese lugar lo ocupó China. Esas cifras activaron las alertas.

Viendo este sombrío panorama el 30 de septiembre pasado, mediante una conferencia virtual, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería argentina, Jorge Neme, y el actual embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, presentaron ante casi 300 empresarios y autoridades de Comercio Exterior de diferentes provincias de nuestro país el “Plan de Promoción Comercial Brasil 2020-2022”.

Neme hizo referencia allí a la necesidad imperiosa de “ganar un espacio en las góndolas brasileñas, en las industrias de bienes intermedios, en la venta de servicios calificados” y allí expuso que no solo se habló de exportar agroalimentos o automóviles sino también “partes de la industria, de bienes culturales, de la economía basada en el conocimiento, el software y el diseño”. En su exposición Neme destacó que se necesita superar “el déficit histórico con Brasil, incrementado en los últimos años, y que en los últimos 15 años lleva acumulados 52 mil millones de dólares”.

Scioli hizo en esa ocasión un resumen de sus gestiones ante autoridades y cámaras empresariales desde que asumió en su cargo como embajador, desde el que comanda también a los 10 consulados que existen en territorio brasileño. “No queremos comprarle menos a Brasil, queremos venderle más. Debemos poner esfuerzos en una complementación productiva en Argentina, sobre todo en el sector automotriz”.

El canciller argentino, Felipe Solá, llevó adelante gestiones para hacer posible el diálogo entre Alberto Fernández y Jair BolsonaroEl canciller argentino, Felipe Solá, llevó adelante gestiones para hacer posible el diálogo entre Alberto Fernández y Jair Bolsonaro

En ese encuentro, además, uno de los empresarios que participó, Diego Cifarelli, de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), mencionó que “si la política nos allana el camino podemos lograr una mejor performance y fortalecer nuestra presencia” en Brasil, al referirse al potencial de la PyMES con deseos de exportar.

Consultado por InfobaeCarlos Magariños, ex embajador argentino en Brasil entre 2016 y 2019 y actual CEO de CADE (la Cámara de Energía de nuestro país), marcó que desde que comenzó el proceso de integración hubo dos períodos bien diferenciados en la relación entre ambos países. “Los separaría en uno que se vivió entre 1985 y 2003 y otra desde esa fecha a la actualidad. En esa primera etapa se persiguieron políticas macroeconómicas comunes, se estuvo integrado al mundo y el balance comercial para Argentina fue favorable, con un superávit de 6 mil millones de dólares. La crisis devaluatoria de 1998 en Brasil y luego la de 2001 en Argentina cambiaron el escenario”, sostuvo.

“En el segundo ciclo el déficit comercial para Argentina es superior a los 50 mil millones de dólares porque desde lo económico se está siendo más cerrado, crecieron muy poco nuestras exportaciones, la oferta de bienes a Brasil está congelada, limitada a cinco o seis ítems como el automotriz, el agropecuario o la actividad de algunas PyMES. China le vendió muchísimo a los brasileños, el triple de lo que venía haciéndolo. Y eso impacta negativamente para nosotros”, según su análisis.

La diversificación en la oferta exportadora cumple un rol clave para Magariños. “Durante mi gestión se trabajó mucho con los empresarios de Brasil para hacer conocer a los productos argentinos. Porque allá se le vende a los empresarios, no al Estado. Recorrimos estado por estado y notamos que hay zonas poco exploradas para lo que se hace aquí, como Matto Grosso, Goiás o algunas zonas del Nordeste. Solamente se apunta a los que están pegados a la costa y ese es un error”, amplía.

Pablo Lavigne, economista de la consultora ABECEB, le dijo a Infobae que sería importante que se ratifique el acuerdo alcanzado con la Unión Europea durante la presidencia de Mauricio Macri porque “al ser Brasil la sexta o séptima economía más fuerte del mundo nos acercaría a otros mercados”. También remarcó que sería beneficioso quitar retenciones u otras trabas para exportar, reducir el déficit fiscal y la inflación para recuperar competitividad. Y que es urgente encontrar “un marco regulatorio, normas técnicas comunes” que permitan eliminar barreras para aumentar las exportaciones hacia el mayor socio del Mercosur.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Politica

El Senado debatirá esta tarde el proyecto kirchnerista para ocupar la Procuración General

Publicado

on

Por

La iniciativa flexibiliza el mecanismo para designar al jefe de los fiscales. Propone que el puesto deje de ser vitalicio, dure cinco años con posibilidad de reelección por única vez y que sea electo por una mayoría simple. La sesión espacial comenzará a las 14

El Senado Nacional debatirá esta tarde, en sesión especial desde las 14 horas, la propuesta del kirchnerismo para ocupar la Procuración a través de una reformar a la ley orgánica del Ministerio Público, que flexibiliza la forma de elección y el tiempo de mandato del procurador general de la Nación.

El dictamen de mayoría fue firmado en la Comisión de Justicia y Asuntos Penales el viernes pasado, luego de que la bancada del Frente de Todos lograra unificar tres propuestas en un dictamen de mayoría, mientras que el opositor interbloque de Juntos por el Cambio adelantó su rechazo a ese texto y manifestó que irá a la sesión con un dictamen en minoría.

En caso de obtener la media sanción, será el prime paso para cumplir con el deseo de la vicepresidenta Cristina Kirchner, de despojar de su cargo al Procurador interino, Eduardo Casal, al que acusa de ser parte de la guerra judicial en su contra.

Entre los cambios aprobados por la Comisión de Justicia figuran que al Procurador se lo designa con una mayoría simple de votos del Senado y no con una agravada de dos tercios, que su mandato no es más vitalicio, sino que dura cinco años renovable por otro período consecutivo y que no podrá ser designado en un año de elecciones presidenciales.

Todo se da cuando se discute por la designación como titular de la Procuración General del juez federal Daniel Rafecas, propuesto por el presidente Alberto Fernández y cuyo tratamiento en el Senado no fue impulsado en el medio de la puja por los cambios a la ley.

El presidente Alberto Ferández junto al candidato a Procurador General, Daniel RafecasEl presidente Alberto Ferández junto al candidato a Procurador General, Daniel Rafecas

Esas modificaciones sobre el Procurador están plasmados en el artículo 4 del proyecto que reemplaza al artículo 11 de la ley, donde se establece la designación del jefe de los fiscales. El proyecto agrega dos párrafos al final del artículo que regulan que ocurre en caso que el procurador no esté en su cargo. “En caso de licencia, recusación, excusación o impedimento del/la Procurador/a General de la Nación, las funciones y atribuciones previstas en esta ley serán ejercidas interinamente por un/a procurador/a fiscal, seleccionado/a por sorteo público de conformidad con la reglamentación que se dicte al respecto”, sostiene la iniciativa a la que accedió Infobae.

Y el último párrafo de ese artículo establece: “En caso de vacancia o licencia prolongada superior a los treinta (30) días las funciones y atribuciones previstas en esta ley serán ejercidas interinamente por un/a procurador/a fiscal o un/a fiscal coordinador/a de distrito, elegido por la Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento y Control del Ministerio Público de la Nación, de conformidad con la reglamentación que se dicte al respecto. A falta de designación interina, intervendrá el/la procurador/a fiscal que tenga más antigüedad en tal cargo.”

El debate se dará mientras se aguarda que el oficialismo avance con la designación del nuevo procurador, ya que el actual, Eduardo Casal, es interino y fue nombrado durante el Gobierno del macrismo, tras la renuncia de Alejandra Gils Carbó, quien dejó su cargo el 31 de diciembre de 2017.

Este domingo, el presidente Alberto Fernández afirmó que la “Argentina necesita, de una vez por todas, tener un Procurador”, y destacó que “los que se oponen a la designación de (Daniel) Rafecas son los mismos que echaron a (Alejandra) Gils Carbó”.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Politica

Rafecas “no va a asumir para ser el Procurador que debilite al Ministerio Público Fiscal”, dicen en su entorno

Publicado

on

Por

El candidato de Alberto Fernández para ese cargo se negaría a aceptarlo si prospera el proyecto K de reducir la mayoría agravada del Senado para designarlo.

El cargo de Procurador General de la Nación es uno de los máximo a los cuales se aspirar en la carrera judicial. Ese pensamiento lo comparte Daniel Rafecas, juez federal porteño desde hace 16 años. Pero llegar a cubrir el puesto para el que lo eligió el presidente Alberto Fernández en febrero se convirtió para él en un desafío que por el momento tiene más interrogantes que certezas. El kirchnerismo quiere modificar las condiciones bajo las cuales se elige al jefe de todos los fiscales, y dejar de lado la mayoría especial de dos tercios del Senado, que obliga a un acuerdo político. Los que conocen a Rafecas dicen en estos días que aceptar la procuración bajo esas circunstancias sería “asumir debilitando al Ministerio Público Fiscal. Y él no va a ser ese Procurador”. El mismo juez había declarado eso en agosto.

El juzgado federal 3 es el que tiene como titular a Daniel Rafecas hace 16 años. Se había ilusionado en el verano,  cuando Alberto Fernández hizo circular la foto de ambos en el despacho presidencial para mostrarlo como el candidato para asumir el cargo de Procurador. El puesto se encuentra vacante hace tres años, por falta de un acuerdo en la política. Eduardo Casal está frente al Ministerio Público Fiscal en carácter de interino.

Poco querido por los radicales por haber impulsado la causa de las coimas en el Senado que avanzó sobre Fernando De la Rúa y gran parte de su gabinete, Rafecas sabe que tampoco es uno de los favoritos del kirchnerismo, pese a que fue quien en pocos días rechazó investigar la denuncia del malogrado fiscal Alberto  Nisman contra Cristina. Le bastaba, sin embargo, el respaldo de Alberto Fernández que por estos días parece no ser suficiente. El mayor temor cerca de Rafecas es que la Casa Rosada ceda ante el proyecto K que avanza en el Congreso, para que se modifique la ley que rige cómo debe elegirse al Procurador.

El debate se centra en la cantidad de votos que deben respaldar a quien asuma como jefe de los fiscales. Hasta ahora se requiere de una mayoría agravada de dos tercios del Senado, lo mismo que se necesita para asumir como ministro de la Corte Suprema de Justicia. La iniciativa cobra celeridad después del informe del comité de juristas que el Presidente designó, integrado entre otros por Carlos Beraldi, el abogado de Cristina Kirchner.

Por seis votos contra cinco, la Comisión Beraldi recomendó esta semana al presidente bajar la exigencia de los dos tercios del Senado por una mayoría absoluta para nombrar al nuevo Procurador General de la Nación. La sugerencia se conoció mientras se impulsa en el Congreso el proyecto del senador rionegrino Alberto Weretilneck para modificar la Ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal y elegir al futuro procurador bajando de dos tercios (48 votos sobre 72) a la mayoría absoluta (37 votos). Oscar Parrilli convocó a la comisión de Justicia para este viernes a las 10, con el fin de dictaminar sobre las modificaciones a la ley que fija la duración del mandato del jefe de los fiscales, como las mayorías necesarias tanto para su designación como remoción.

El juez Rafecas ya había anunciado en agosto que de concretarse esa modificación retiraría su candidatura. El mensaje es reiterado ahora. Quienes lo conocen aseguraron que el planteo es aún más explícito, no quiere ser “el Procurador que debilite al Ministerio Público Fiscal”. Entiende que de asumir con una mayoría simple del Senado recibiría un poder depreciado. Y no está dispuesto a que uno de los requisitos primordiales, que habla de la envergadura del cargo, sea manoseado.

La Procuración es un cargo de significancia, sobre todo en un país que se encamina hacia el sistema acusatorio, en el que los fiscales serán quienes conduzcan las investigaciones e impulsen los procesos. En Comodoro Py no desligan esta modificación con la pelea que está librando el kirchnerismo respecto al cargo. “El futuro procurador deberá decidir sobre causas que involucran a la vicepresidenta, como también en situaciones delicadas del futuro. Es un cargo más que relevante”, indicó un juez federal. El fiscal Carlos Rívolo fue más allá: “En este escenario, el sistema acusatorio antes de alumbrar ya nacería debilitado, máxime si tiene acogida el Proyecto donde el Procurador estará sujeto a que la Comisión Bicameral lo pueda remover”.

Rafecas aguarda que la discusión que libró la dirigencia política se dirima de tal manera que no se afecten los requisitos actuales para la elección del Procurador. Es lo único que lo mantendría en carrera, bajo la absoluta convicción de que tampoco será un camino allanado en el Congreso el debate sobre su pliego.

Como representante de la Asociación de Fiscales, Rívolo coincide en plantear que lo que el kirchnerismo busca concretar terminará por “debilitar al Ministerio Público Fiscal”. Lograr esta reforma en el Congreso “debilita al Procurador y a todos los fiscales. Es inaudito que se piense en la reelección del Procurador, qué contenido de campaña habrá para que el Ejecutivo lo vuelva a elegir, es un disparate”, indicó Rívolo a Clarín.

(Visited 11 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas