Connect with us

Coronavirus

El Gobierno admite que habrá más restricciones, pero descarta por ahora volver a fase 1

Publicado

on

En la Rosada piden que se “hagan los controles”, en un mensaje dirigido a la Ciudad. La estrategia de no usar la “bala de plata” antes de tiempo podría postergar una cuarentena total.

Cuándo usar “la bala de plata” que implica una nueva de fase 1. Ese es el interrogante que debe definir Alberto Fernández en el peor momento sanitario que afronta la Argentina desde que comenzó la pandemia del coronavirus. Con el sistema público sin demasiado margen en el Área Metropolitana de Buenos Aires y el sector privado al borde del colapso, el Presidente arranca la semana en la que debe renovar las medidas de aislamiento social con la certeza de que deberá imponer más restricciones para bajar el nivel de circulación pero la duda respecto a la conveniencia de apretar el “botón rojo” y replicar una cuarentena como la que impuso en marzo del año pasado.

En Casa Rosada, donde celebran que funcionarios porteños hayan empezado a hablar de endurecer las medidas en la Ciudad, admiten que a partir del 30 de abril -cuando vence el decreto de necesidad y urgencia en el que el Presidente fijó límites a la nocturnidad, prohibió las reuniones sociales y cambió el funcionamiento de la gastronomía, entre otras actividades-, habrá más restricciones, aunque todavía -aclaran- no está definido su alcance.

Cerca del Presidente insisten en la importancia que en los próximos días se refuercen los controles para hacer cumplir las medidas vigentes desde el 16 de abril y focalizan las críticas en la gestión porteña.

En ese sentido, señalan que la nota que días atrás le envió la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, a su par porteño, Marcelo D’Alessandro, advirtiendo por numerosos incumplimientos detectados en la Ciudad, llegó cuando “la situación no daba para más”.

Luego, conceden, se empezó a ver un cambio de actitud por parte de las autoridades porteñas, aunque -afirman- no son suficientes: “Todavía hay gimnasios que abren, bares que atienden en el salón, y tampoco hay mucha presencia en la calle para desalentar la prohibición de circular por la noche”.

Las declaraciones que este lunes hizo el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, que anunció que “si los casos suben tendremos que tomar más restricciones” fueron recibidas con tranquilidad en la Quinta de Olivos, donde el Presidente arrancó su jornada en contacto con sus ministros. Y también con cautela: recuerdan que el viernes, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, había hablado de una curva “estabilizada”, lo que desató la ira de funcionarios nacionales y una dura respuesta del viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, que habló de una situación “crítica” y rechazó que haya “una meseta” de casos.

Leyeron, en ese movimiento de Quirós, una presunta intención de la Ciudad de “marcarle la cancha” al Presidente en la previa a una semana de definiciones.

Por eso, desde Nación, si bien celebran (“Más vale tarde que nunca”, reconocen) el cambio de discurso, reflejado también en palabras similares del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en un zoom con dirigentes de Juntos por el Cambio; dicen que la posibilidad de que haya acuerdo con el alcalde dependerá “de él”. “Nosotros no cambiamos, estamos en el mismo lugar. Que (Larreta) venga cuando quiera y lo atenderemos como a todos los gobernadores”, proponen en Balcarce 50.

Pese a los rumores, que daban cuenta de un posible encuentro entre ambos mandatarios el miércoles, tanto en Casa Rosada como en la Jefatura de Gobierno porteña aseguran que por ahora “no hay en agenda una reunión”. De ninguno de los dos lados se descarta que pueda ocurrir, pero nadie quiera dar el primer paso.

Tras delegar la tarea en el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el Presidente también planea escuchar de primera mano al consejo de expertos que asesora al Gobierno desde que comenzó la pandemia.

Durante el fin de semana, tras analizar datos el viernes con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, el jefe de Estado intercambió mensajes con especialistas que ven con mucha preocupación un inminente colapso sanitario. “No nos podemos dar el lujo de decirle a un argentino que no lo podemos atender porque no hay camas“, dijo el mandatario durante el acto en Merlo.

Pareció ser un anticipo de las decisiones que tomará. Por ahora, cerca suyo no ven inminente el regreso de la fase 1, como pidió por 15 días el ministro de Salud bonaerense Daniel Gollan. “Es una medida extrema que afecta mucho a la economía y por lo tanto hay que evaluar bien en qué momento tomar”, consideran. Y se inclinan más por un “cierre intermedio”, con más restricciones para bajar la circulación.

En esa línea, Nación vuelve a ubicarse en el medio entre el cierre extremo de Provincia y las medidas que, según trascendió, estaría analizando la Ciudad. “Parece muy poco”, calificaron desde el Gobierno nacional, en relación a la versión de que Larreta estaría dispuesto a limitar la construcción, la atención en el interior de los locales y prohibir los patios de juegos en plazas y los deportes al aire libre. “Algo más hay que tocar, porque el sistema no aguanta. Pero si no querés una cuarentena dura, tenés que bajar más la circulación y controlar”, replican.

Y completan: “Si se hacen los controles no es necesario” volver a fase 1. Eso sí, se atajan: “Igual todo depende de lo que pase estos días con los contagios”. ¿Habrá definiciones antes del viernes si la curva sigue creciendo? “No se descarta”, replican, dando cuenta de que el escenario está abierto.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Coronavirus

Confirman 16.350 nuevos casos y el país es el cuarto con más contagios diarios

Publicado

on

Por

En la última semana tuvo el promedio más alto de nuevos positivos, detrás de India, Brasil y Estados Unidos. Este domingo se superaron los 3,3 millones de infectados. Hubo otras 270 muertes.

El Gobierno confirmó este domingo 16.350 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, con lo que superó los 3,3 millones desde el inicio de la pandemia. Además se informaron otras 270 muertes.

Los datos surgen del parte diario publicado esta tarde por el Ministerio de Salud. Los fallecidos por covid-19 ya son 70.522.

La cantidad de pacientes graves de covid-19 volvió a subir y ya son 5.538 los que están internados en terapia intensiva. La ocupación de camas críticas -por todas las patologías- es del 75.4% en el AMBA, mientras que a nivel nacional se ubica en 69.3%.

CASOS
3.307.285


72.885,0
por millón de hab.

Argentina
MUERTES
70.522


1.554,1
por millón de hab.


Fuente: Johns HopkinsChart: Flourish | Infografía: Clarín

Argentina es el cuarto país con mayor cantidad de nuevos contagios a nivel global. Tomando el promedio de los 7 días previos -del 9 al 15 de mayo-, la cantidad diaria de infectados reportada oficialmente es de 22.111.

Según un relevamiento del sitio Our World in Data, esta cifra sólo es superada por India (que promedia 341.142 contagios por día y sufre un avance devastador de la crisis sanitaria), Brasil (62.950) y los Estados Unidos (33.859).

Si se toma la incidencia de casos positivos en relación a la población, la situación es similar. Argentina tiene una tasa de 489 infectados nuevos por millón de habitantes. Es la quinta más alta del mundo.

La ocupación de terapia intensiva es una de las variables que preocupa y siguen de cerca las autoridades sanitarias. Foto: Luciano Thieberger.

La ocupación de terapia intensiva es una de las variables que preocupa y siguen de cerca las autoridades sanitarias. Foto: Luciano Thieberger.

Con una salvedad: ninguno de los cuatro países que la superan tiene más de 4 millones de habitantes, por lo que la tasa en medio de un brote tiene a dispararse. Se trata de Seychelles (que tiene 4.083 nuevos infectados por millón), Maldivas (2.393), Baréin (939) y Uruguay (792).

Más de 3,3 millones

Los 16.350 contagios reportados hoy -sobre un total de 67.507 testeos- marca un fuerte salto para la media que se venía registrando los últimos domingos, ya que es el día en que habitualmente se dan a conocer menos casos. Las dos últimas semanas la cifra había rondado los 11 mil.

De esta forma, Argentina llegó a los 3.307.285 infectados de covid-19 desde el inicio de la crisis sanitaria global.

La tasa de positividad -que mide cuántas de las personas hisopadas tenían el virus- se ubicó este domingo en 24,2%, una cifra inferior a la que se venía dando los últimos días, pero que es más del doble del 10% recomendado por la OMS.

Como es habitual, la Provincia de Buenos Aires reportó la mayor cantidad de contagios de las últimas 24 horas (5.415), seguida por Córdoba (1.865), la Ciudad de Buenos Aires (1.851) y Santa Fe (1.364).

Formosa, en tanto, comunicó 1.221 contagios, aunque desde el Ministerio de Salud se aclararon que la provincia realizó una “actualización de sus notificaciones de casos de meses previos pendientes de carga en el Sistema Nacional de Vigilancia de la salud”.

Medidas y vacunas

Este viernes vence el DNU que impuso las últimas restricciones con el objetivo de contener el avance de la pandemia. Fuentes oficiales anticiparon que las clases seguirían suspendidas en las zonas en alerta epidemiológica y se está evaluando si la nueva prórroga será por 14 o 21 días.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, habló este domingo de la situación que vive el país por la segunda ola. “No hay que conformarse con que alcancen los respiradores, porque el problema es que el que entra a terapia intensiva tiene una probabilidad no tan alta de sobrevivir, lamentablemente. El tema es detener los contagios”.

La Ciudad, en tanto, tiene previsto abrir en los próximos días el empadronamiento para la vacunación contra el coronavirus de personas de entre 55 y 59 años con factores de riesgo. La fecha exacta depende de la cantidad de vacunas que vayan llegando al país y que sean destinadas a Capital.

La ministra de Salud Carla Vizzotti anunció la llegada de casi 5 millones de dosis de AstraZeneca antes de fin de mes. Foto: Ministerio de Salud

La ministra de Salud Carla Vizzotti anunció la llegada de casi 5 millones de dosis de AstraZeneca antes de fin de mes. Foto: Ministerio de Salud

La semana pasada, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, anunció que antes de fin de mes deberían llegar al país 4,8 millones de vacunas de AstraZeneca. De ese total, 3.960.000 corresponden al contrato directo que tiene el país con ese laboratorio, y otras 861 mil deben ser entregadas por el mecanismo Covax.

Según datos del Monitor Público de Vacunación, se distribuyeron a las provincias 11.487.272 dosis, de las cuales 9.927.783 fueron aplicadas. Hasta aquí, 1.904.220 personas cuentan con las dos inyecciones que completan el esquema de vacunación.

(Visited 3 times, 3 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Víctimas cercanas: en la segunda ola de Covid se pasó de la estadística al dolor personal

Publicado

on

Por

Con más de 70 mil fallecidos en el país, las muertes empiezan a impactar porque más gente tiene conocidos o familiares afectados o que fallecieron. Expertos analizan el impacto por el duelo y las pérdidas.

Era enero de 2020 cuando todos pusimos los ojos en China. Hablaban de un virus, de contagios masivos y muertos. Nos quedaba muy lejos. No nos iba a tocar. Unos meses después, llegó el primer contagiado a la Argentina y nuestro primer fallecido. Contamos 100 y leímos sus historias, nos conmovimos, tuvimos miedo, nos encerramos. El tiempo pasó y no quedó otra que empezar a naturalizar la nueva realidad: el barbijo, el mate doble, el puño en lugar del beso. También los reportes diarios con el número de fallecidos de Covid-19.

Pero esa terrible cifra siguió en aumento (10.000, 50.000, hoy superamos los 70.000) y la escalada hizo que volvamos a resignificar la pandemia. A esta altura, casi todos conocemos a alguien que estuvo grave y, en muchos casos, también tenemos un allegado, amigo o familiar que falleció. Nuestras redes sociales se llenaron de despedidas, esas víctimas fatales hoy forman parte de nuestro círculo.

En diálogo con Clarín, especialistas se refieren a este nuevo momento que debemos enfrentar, marcado por la pérdida, el duelo, la identificación y, en algunos casos, la negación.

“Cuando las cosas suceden cerca, cuando se trata de gente próxima tendemos a sentirnos identificados”, explica Harry Campos Cervera, psicoanalista y psiquiatra de la Asociación de Psiquiatras de Argentina (APSA). En este sentido, la angustia es mayor porque “la pérdida de ese otro es también una pérdida propia por el vínculo que nos unía a esa persona que ya no está” y porque cuando algún conocido fallece surge otra idea que nos aterra: pensamos que lo mismo podría pasarnos a nosotros.

En este contexto, detalla el especialista, el impacto de una muerte cercana puede derivar en mayor concientización y cuidado o en negación y rechazo, como mecanismo de defensa ante un hecho que no logramos asimilar.

En la segunda ola de coronavirus en la Argentina más gente tiene víctimas de su círculo íntimo. Cómo se procesan las pérdidas y los miedos, según especialistas.

En la segunda ola de coronavirus en la Argentina más gente tiene víctimas de su círculo íntimo. Cómo se procesan las pérdidas y los miedos, según especialistas.

A eso se suma la situación de duelo individual y, en este caso, también colectivo por la cantidad de fallecidos. “Podría decirse que pasamos por tres momentos como sociedad: al principio estábamos frente a una amenaza invisible. Luego, con el aumento de las víctimas fatales, comenzamos a naturalizar lo que ocurría como una forma adaptativa para no vivir todos los días con desesperación. Hoy esa desesperación regresó por la cercanía de las muertes”, reflexiona Campos Cervera.

Dejar de ver los noticieros o leer los diarios, como modo de olvidarse por un rato del coronavirus y sus consecuencias, ya no es suficiente. En las redes sociales nos encontramos con amigos o conocidos pidiendo por la recuperación de un ser querido contagiado o despidiéndolo.

“Hay gente que responde a esas manifestaciones abandonando por un tiempo las redes, es su forma de escape para evitar la identificación. En el otro extremo están los que practican la hipervigilancia como estrategia de control”, sostiene el experto de APSA. Y agrega: “Son personas que buscan ciertos detalles que las distancien de la víctima para tranquilizarse. Se repiten que ese otro se contagió porque no se cuidaba o se murió porque tenía comorbilidades”.

La segunda ola

La segunda ola, suma Campos Cervera, viene con una preocupación extra. No solo muere gente conocida, sino que en muchos casos se trata de personas jóvenes. “Al principio de la pandemia los hijos tenían miedo por sus padres. Hoy sucede lo contrario: los padres están asustados por sus hijos”, advierte.

Para Guillermo Bruschtein, también psiquiatra y psicoanalista de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA), una de las cuestiones más difíciles para el ser humano tiene que ver con “representarse la propia muerte”. “La pandemia nos pone frente a lo inmanejable y lo catastrófico”, destaca.

“Necesitamos sentir que tenemos controlada la situación (aunque no sea real). Eso nos alivia. Pero en este contexto se torna casi imposible conseguir certidumbre”, opina.

Coincide con Campos Cervera en que “cuando fallece alguien cercano volvemos a conectar con el miedo a morir”. “Aparecen sentimientos de angustia, rechazo, negación y también fobias”, precisa Bruschtein.

“La pérdida de un otro al que queremos implica, a veces, perder una parte de uno y de la forma en organización de la propia vida. Deriva, a su vez, en la falta de referentes”, aporta el experto.

La muerte de un personaje público también puede golpearnos. “El fallecimiento de un famoso, que no conocemos en persona pero que forma parte de nuestra rutina porque, por ejemplo, ‘nos acompaña’ todos los días desde la televisión o la radio, también puede afectarnos”, confirma. La clave, acá también, está en la identificación.

En este contexto, remarca el especialista de APA, se incrementan patologías preexistentes como los trastornos de ansiedad, el insomnio, las enfermedades autoinmunes. “Compartir con otros lo que nos pasa siempre ayuda. También la asistencia de un profesional”, aconseja Bruschtein.

Por último, señala que lo que está ocurriendo genera dolor e incluso pánico y que, en muchas ocasiones, la prolongación de situaciones de carencia puede derivar en conductas más hostiles. “Está cambiando la forma de comportarse porque nos faltan recursos para encarar lo que nos toca vivir”, cierra.

(Visited 2 times, 2 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Experimento en Brasil: en un día vacunaron a todos los adultos de una ciudad contra el coronavirus

Publicado

on

Por

Fue realizado en Botucatu, por la fundación de Bill Gates y la OMS. Buscan datos sobre la eficacia de la inmunización masiva.

Brasil, uno de los países más castigados por la pandemia de coronavirus en el mundo, vacunó este domingo contra la covid-19 a todos los adultos de una ciudad de 150.000 habitantes como parte de un estudio inédito que puede dar referencias mundiales sobre la eficacia de la inmunización masiva.

El proyecto, apoyado por la Fundación Bill y Melinda Gates y que tuvo el aval de la Organización Mundial de la Salud (OMS), convirtió a Botucatu, una ciudad mediana en el interior del estado brasileño de San Pablo, en un laboratorio mundial para un “estudio de vida real” de la inmunización contra la covid-19.

Los responsables por el proyecto se impusieron la meta de vacunar este domingo a unas 80.000 personas de entre 18 y 60 años, que corresponden a poco más del 80% de los 106.000 adultos de Botucatu, una ciudad ubicada a 237 kilómetros de San Pablo, la mayor ciudad brasileña, y que cuenta con sede de importantes universidades.

Como los mayores de 60 años ya habían sido vacunados durante la campaña nacional de inmunización iniciada el 18 de enero, la expectativa es que al menos el 90% de todos los adultos de la ciudad estén inmunizados al final de este domingo.

La campaña forma parte de un estudio promovido por el Ministerio de Salud y la Universidad Estatal Paulista (Unesp) para estudiar la eficacia de la inmunización masiva con la vacuna desarrollada conjuntamente por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford, que también se sumó al experimento.

Igualmente promueve el experimento la Fundación Oswaldo Cruz, vinculada al Ministerio de Salud, mayor centro de investigación médica de América Latina y que tiene la licencia para fabricar en Brasil 210 millones de dosis de la vacuna de Oxford.

En este estudio de fase cuatro, además de verificar la capacidad de la vacuna de Oxford para reducir los casos, las hospitalizaciones y las muertes por covid-19, se pretende analizar la eficacia de la vacunación masiva y la del inmunizante contra las nuevas variantes del coronavirus en circulación en Brasil.

El experimento tiene una duración de ocho meses e incluye la aplicación de las dos dosis de la vacuna -con intervalo de tres meses- y el seguimiento del estado de salud de todos los que fueron inmunizados, así como el de los habitantes de las ciudades vecinas, que serán usados como base para una comparación.

Los responsables por el estudio realizarán secuencias genéticas de las muestras de todos los residentes de Botucatu que contraigan el virus después de ser inmunizados para identificar las variantes que siguen provocando casos de la covid-19 e intentar identificar características genéticas o de comportamiento que puedan incidir en la prevalencia de las infecciones.

El estudio puede ayudar a definir estrategias a seguir después de la vacunación contra la covid-19 en Brasil, el segundo país en el mundo en número de muertes por la enfermedad, con cerca de 435.000 víctimas, y el tercero en número de contagios, con unos 15,6 millones de casos.

Brasil, con 84 millones de vacunas ya distribuidas en todo el país de los laboratorios AstraZeneca, Sinovac y Pfizer, ya aplicó la primera dosis de los inmunizantes a cerca del 19 % de su población y las dos dosis a casi el 10%.

Según el epidemiólogo Cargos Magno Fortaleza, investigador de la Unesp y uno de los coordinadores del estudio, es la primera vez que una ciudad de más de 100.000 habitantes es sometida a un tipo de experimento de este tipo en el mundo.

El investigador afirmó que Botucatu fue escogida precisamente por su tamaño para que los resultados del estudio puedan dar una “real dimensión” de cómo una vacuna puede impactar en la reducción del número de casos, hospitalizaciones y muertes por la covid-19, y debe servir de referencia para otros países.

“Todos los nuevos casos que sean notificados y confirmados por laboratorio serán acompañados y a todos los virus responsables por esas infecciones se les realizará la secuencia para poder identificar las variantes que siguen circulando y las más resistentes”, agregó Fortaleza.

El experimento es similar a uno puesto en marcha hace algunas semanas en Serrana, otra ciudad del interior del estado de Sao Paulo aunque menor, pero con la diferencia de que en ese municipio se usó la vacuna desarrollada por el laboratorio chino Sinovac y la población adulta fue inmunizada en una campaña de casi un mes de duración.

(Visited 2 times, 2 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas